« El camión de la mudanza en Downing Street | Portada del Blog | Charleston. Mis recuerdos del Sur. »

Del día de los superlativos y el drama

    sábado 9.may.2015    por Anna Bosch    2 Comentarios

Para quienes nos gusta seguir la política británica y la conocemos un poco ha sido una noche- madrugada-mañana apasionante. Empezamos con un guión que nos habían dado las encuestas preelectorales y que decía que no habría claro ganador, que los resultados de los dos principales partidos (Conservadores y Laboristas) serían muy ajustados, neck and neck, y que nos esperaban días, semanas incluso, de negociaciones difíciles para formar coalición de gobierno.  No se podía descartar, decía el guión,  la posibilidad de nuevas elecciones antes de Navidades. Qué lejos queda todo apenas veinticuatro horas después. 

If the exit poll is right

El primer aviso de que el guión no valía llegó con el shock de la encuesta llamada "a pie de urna" (exit poll) que encargan las televisiones: las matemáticas permitirían repetir la coalición de gobierno de los últimos cinco años, la de Conservadores y Liberaldemócratas, con unos liberales, eso sí, muy reducidos en representación. Ellos y los Laboristas, los otros perdedores, ponían en duda el sondeo, el exlíder de los Libdem Paddy Ashdown llegó a prometer que si el sondeo acertaba él se comería su sombrero en directo, y Alastair Campbell, ex-spin doctor de Tony Blair, prometió comerse su kilt.

 

 

El drama del sondeo a pie de urna se quedó corto.

A medida que iban apareciendo los resultados  la tensión dramática de la realidad superaba con mucho al guión previo. Victorias y derrotas épicas.  Tanto que se repetían y agotaban los superlativos para calificar el significado y la trascendencia de los resultados electorales: victoria arrolladora e inesperada, castigo cruel, terrible, humillación, aniquilación, aplastamiento, debacle, frustración...  

La tensión dramática de ver cómo los dirigentes de los Libdem, el ministro Vince Cable, por ejemplo, perdían su escaño. O los casos de Ed Balls y Douglas Alexander, que se levantaron el jueves pensando que podrían ser los próximos ministros laboristas de Economía y de Exteriores y se acostaron sin escaño. Para ser miembro del gobierno británico hay que ser parlamentario. Y lo de perder el escaño en el Reino Unido es un trago que hay que pasar en público  y transmitido a todo el mundo. Así se leen y dan a conocer los resultados por cada circunscripción:

 

 

  

 Al mediodía del viernes las elecciones ya habían hecho un hat trick de dimisiones de líderes: Nick Clegg, hasta ese momento viceprimer ministro liberaldemócrata reelegido, Ed Miliband, el líder de los laboristas y hasta hacía pocas horas candidato a primer ministro, y Nigel Farage, vencedor porque su partido, el eurófobo UKIP, ha subido en votos y se ha convertido en la tercera fuerza en votos, pero como él no ha conseguido escaño ha dimitido.  

En pocas horas las elecciones "más disputadas que se recordaban" han pasado a ser unas elecciones "que pueden cambiar la misma conformación política y territorial del país".

Desapareció la incógnita para la que nos habíamos preparado, quién podría gobernar. No hay duda, los Conservadores han obtenido mayoría absoluta. Pero se han abierto otras:

¿Qué pasará con el Partido Laborista?

El fracaso ¿es solo atribuible a la falta de carisma de Ed Miliband, la dificultad de los británicos de verlo como primer ministro? ¿Ha sido por el miedo a que para gobernar llegaran a algún tipo de pacto con los independentistas escoceses? ¿O es por el intento de Miliband -que debe su liderazgo en el partido al voto de los sindicatos- de llevar el Partido Laborista a posiciones más de izquierda, convencido de que el Nuevo Laborismo lo había llevado demasiado a la derecha y era eso lo que le había hecho perder votos?  

¿Qué pasará con los Liberaldemócratas?

La derrota tal vez más cruel de estas elecciones. Décadas de tercer partido, acumulando la frustración de que el sistema británico está pensado solo para dos, que solo obtiene representación el partido que logra la primera posición de la demarcación y el resto de votos no tienen ningún reflejo en el parlamento, y cuando les llega la oportunidad de poder gobernar es en un momento de crisis y se ven prácticamente obligados a pactar contranatura con los conservadores cuando siempre habían estado más cerca de los laboristas. Los votantes no les han perdonado la traición. Los electores han castigado duramente a los Libdem (han pasado de 57 escaños en 2010 a 8 en 2015) mientras que han premiado a los Conservadores, les han dado la mayoría absoluta que no lograron hace cinco años (de 307 a 331).

¿Referéndum o referéndums? ¿El futuro de las Uniones?

David Cameron ha prometido que de aquí a finales de 2017 convocará un referéndum par decidir si siguen o salen de la Unión Europea (otra victoria del UKIP, esta promesa). Es decir, previsiblemente se avecinan dos años de más tensión dentro de la Unión Europea y la posibilidad de algo que no estaba previsto, que uno de los estados miembros la abandone.

Y en ese caso los escoceses probablemente reclamarían otro referéndum de independencia porque ellos mayoritariamente quieren seguir en la UE.

La paradoja del SNP

El Partido Nacional Escocés ha arrasado, ha pasado de tener 6 diputados en el parlamento de Londres a tener 56. 56 de un total de 59 que tiene Escocia. Apabullante. Pero el gran objetivo que pretendía, que era impedir un nuevo gobierno conservador no se ha conseguido y, un factor ha sido el miedo/rechazo de muchos ingleses a que para formar gobierno los laboristas tuvieran que llegar a algún tipo de pacto con los independentistas escoceses.

La pradoja del UKIP

Si se fijan en que solo ha conseguido un escaño (ha perdido uno de los dos que logró en otoño) pensarán que un perdedor. Olvídense. Piensen en estos otros: es el partido que más ha crecido en votos, un 9,5%, ha desbancado a los Liberaldemócratas y se ha convertido  en el tercer partido en votos. Y, el dato clave en el sistema británico: ha logrado convertirse en la segunda fuerza en muchas circunscripciones, lo cual quiere decir que en este sistema en que solo obtiene escaño el que queda primero, no hay que descartar que en las próximas elecciones en algunas o muchas de ellas pase del segundo al prmer puesto. En cuanto a Nigel Farage, ya dimitió una vez y el partido lo reclamó porque es su principal gancho.

División

El mapa parlamentario que sale de estas elecciones agudiza la división interna: En Inglaterra dominan los Conservadores, la representación escocesa es casi exclusivamente del SNP, en Gales se imponen los Laboristas y en Irlanda del Norte, la división entre protestantes y católicos con sus propios partidos.

Cameron, cuerpo a tierra que vienen los nuestros

El gran ganador. Él personalmente porque ve su liderazgo reforzado al conseguir una mayoría absoluta contra todo pronóstico y después de cinco años de gobierno. Un liderazgo que nunca cuajó en parte del partido hasta el punto de que había quinielas desde hace tiempo sobre quién le iba disputar el puesto a estas horas más o menos. Tendrán que esperar.  Pero, ojo, muchos analistas advierten de que a partir de ahora David Cameron ya no tendrá que preocuparse por la tensión con sus aliados de coalición, pero igual los añora cuando empiecen las tensiones con el ala más a la derecha y más antieuropea de su propio partido. Un clásico. 

PD ¿Ha cumplido Paddy Ashdown la promesa de comerse su sombrero?

El periodista de la BBC apenas dejó pasar unas horas para ofrecerle a Lord Ashdown un sombrero con tal fin. ¿La reacción de Ashdown? Compometerse a hacerlo en público, pero conjuntamente con Campbell comiéndose su kilt. Aquí la escena. 

 

 

 

Categorías: Actualidad

Anna Bosch    9.may.2015 01:37    

2 Comentarios

Con un posteo así, es fácil estar informado...
Muchas Gracias.

sábado 9 may 2015, 08:50

Hola Anna, ¿Podrías darnos tu mirada sobre las elecciones en Estados Unidos?, la verdad echo de menos tus posteos en la primera campaña de Obama, y esta se perfila por demás interesante, ¿Es necesario que diga que hecho de menos que escribas de cualquier cosa aquí?, un abrazo guapa, ;)

domingo 12 jun 2016, 17:31

Esto es solo una previsualización.Su comentario aun no ha sido aprobado.

Ocupado...
Your comment could not be posted. Error type:
Su comentario ha sido registrado. Los comentarios no aparecerán hasta que sean aprobados. Haga click aquí si desea publicar otro comentario

Las letras y números que has introducido no coinciden con los de la imagen. Por favor, inténtalo de nuevo.

Como paso final antes de publicar el comentario, introduce las letras y números que se ven en la imagen de abajo. Esto es necesario para impedir comentarios de programas automáticos.

¿No puedes leer bien esta imagen? Ver una alternativa.

Ocupado...

Los comentarios están moderados y no estarán visibles hasta que sean aprobados.

Mi comentario

Anna Bosch

Bio A propósito de...

Anna Bosch lleva más de 20 años cubriendo información internacional. Ha sido corresponsal de TVE en Moscú, Washington y Londres. En la actualidad es redactora en el área de internacional.
Ver perfil »

Síguenos en...

Últimos comentarios