« Del día de los superlativos y el drama | Portada del Blog | Los atentados de Bruselas »

Charleston. Mis recuerdos del Sur.

    viernes 19.jun.2015    por Anna Bosch    1 Comentarios

He estado en Carolina del Sur. Dos veces. He estado en Charleston.  Dos veces. El casco histórico es bonito y turístico y te transporta a esas escenas del Sur elegante y amable que nos dejó incrustadas en la memoria cinematográfica la Atlanta previa a la guerra de Gone With the Wind ("Lo que el viento se llevó").  Si una pasea y los busca encuentra también testimonios de otras escenas menos "galantes" que no nos llevan a la Scarlett O'Hara de Margaret Mitchell,  sino al Tío Tom de Harriet Beecher Stowe.  En ese casco antiguo de Charleston queda aún algo del viejo mercado de esclavos convertido hoy en modesto museo. Es uno de los pocos mercados de esclavos que no han sido completamente destruidos y borrados de la memoria urbanística e histórica. El museo del viejo mercado está a pocas manzanas de la iglesia, histórica de la lucha contra la esclavitud, donde el joven blanco mató el miércoles a nueve feligreses negros. 

  Old Slave Market

En un parque del hermoso paseo marítimo se recuerda que Carolina del Sur fue el primer estado en independizarse de la Unión y que en Charleston se lanzó el primer disparo de la Guerra Civil, la Guerra de Secesión. El primer disparo de la Confederación contra la Unión de Abraham Lincoln. 

Y en las afueras de la ciudad pueden visitarse antiguas plantaciones. Yo visité la de Boone Hall. El guía blanco daba las explicaciones desde la perspectiva del Sur, contextualizando, dando las dos versiones del enfrentamiento entre el sur esclavista y el norte emancipador, explicando el porqué de las reivindicaciones de los estados esclavistas. No fue un discurso racista, no defendió la esclavitud ni la supremacía blanca, pero desde luego defendió una posición sudista.

En los amplios y hermosos jardines los barracones donde vivían los esclavos son museo y en las paredes de uno de ellos había una cronología de la historia de la esclavitud en lo que hoy son los Estados Unidos. Yo lo visité en el verano de 2009 y esa cronología terminaba medio año antes, en noviembre de 2008: Elección del primer presidente negro.  Una cronología con un crescendo dramático y un happy ending, final feliz, digno de Hollywood.     

Para millones de ciudadanos fue, si no un happy ending, sí un hito que les devolvió el orgullo nacional y les hizo sacar pecho democrático. Pocos se atrevieron en las semanas inmediatas a esa elección a criticarla abiertamente con argumentos racistas, pero algunas de las consignas contra Obama en sus dos presidencias disimulan poco ese trasfondo, como el "que nos devuelvan nuestro país" ("our country back"). Lo menciona David Remnick en su artículo en el New Yorker "Charleston en la era de Obama". En él escribe "para un número indeterminado de americanos la elección de Obama fue causa de resentimiento".

Carolina del Sur fue el primer "estado del Sur" (eufemismo, recurso que se utiliza en el lenguaje de los Estados Unidos si se quiere evitar decir un estado con mucha población negra) de aquellas legendarias ya, y, sí, también históricas, elecciones primarias en las que el Partido Demócrata elegía entre presentar como candidato a presidente a la primera mujer o al primer afroamericano. Allí fuimos el equipo de TVE en Washington para ver cómo votaban los electores negros del Partido Demócrata. Era un test doble:  ¿Aceptarían los negros a Barack Obama como uno de los suyos? Él, a diferencia de Michelle, no desciende de esclavos, la negritud le viene de un padre keniata que estuvo de paso en los EEUU y lo educó la familia materna, blanca. Y, segunda prueba, ¿se atreverían a votar por él? "Votaré por Hillary porque una mujer tiene más posibilidades. En este país a un hombre negro lo siguen viendo como un delincuente potencial, es a quien menos oportunidades se le dan", razonó una ciudadana negra a la que entrevistamos.  

La respuesta a las dos preguntas fue afirmativa. Los periodistas de televisión lo contamos con la cúpula del Capitolio (el parlamento) del estado detrás, como fondo. En la capital, Columbia. En ese encuendre resultaba imposible verlo, pero junto a la sede del legislativo estatal ondeaba la bandera de la Confederación. Igual que están en pie estatuas y calles en honor a generales sudistas.

Esa bandera derrotada en la guerra, pero no tanto en la paz, junto al Capitolio lleva años siendo polémica. Y sigue ahí en esa tensión que los Estados Unidos viven al extremo entre lo políticamente correcto y la libertad de expresión que ampara la Primera Enmienda de la Constitución.

Esa bandera sigue ondeando hoy después de que un joven blanco matara a nueve feligreses negros dentro de una iglesia histórica de la lucha contra la esclavitud en  Carolina del Sur, en Charleston.  Esa bandera sigue ondeando y no está a media asta.

Categorías: Actualidad

Anna Bosch   19.jun.2015 21:27    

1 Comentarios

Es una lástima que un trozo de tela llamado bandera... tengan un poder y significado para las personas que las ven tan poderoso. Que logren ensalzar los instintos más primitivos de algunas personas que las ven.

jueves 16 jul 2015, 18:34

Esto es solo una previsualización.Su comentario aun no ha sido aprobado.

Ocupado...
Your comment could not be posted. Error type:
Su comentario ha sido registrado. Los comentarios no aparecerán hasta que sean aprobados. Haga click aquí si desea publicar otro comentario

Las letras y números que has introducido no coinciden con los de la imagen. Por favor, inténtalo de nuevo.

Como paso final antes de publicar el comentario, introduce las letras y números que se ven en la imagen de abajo. Esto es necesario para impedir comentarios de programas automáticos.

¿No puedes leer bien esta imagen? Ver una alternativa.

Ocupado...

Los comentarios están moderados y no estarán visibles hasta que sean aprobados.

Mi comentario

Anna Bosch

Bio A propósito de...

Anna Bosch lleva más de 20 años cubriendo información internacional. Ha sido corresponsal de TVE en Moscú, Washington y Londres. En la actualidad es redactora en el área de internacional.
Ver perfil »

Síguenos en...

Últimos comentarios