« Camino de India por Alaska: North by Northwest. | Portada del Blog | EQUIPACIÓN PARA VIAJAR EN BICICLETA CON ALFORJAS. »

GUÍA PARA SOBREVIVIR ENTRE OSOS EN ALASKA.

    martes 18.abr.2017    por Fran Ventura    0 Comentarios

 

"Desde hace mucho tiempo, Alaska ejerce una atracción magnética sobre los soñadores e inadaptados que creen que los enormes espacios inmaculados de la última frontera llenarán el vacío de su existencia. Sin embargo, la naturaleza es lugar despiadado, al que le traen sin cuidado las esperanzas y anhelos de los viajeros"  Jon Krakauer, Hacía Rutas Salvajes.

 

Chris-McCandless-008 

 Los osos poseen una apariencia tranquila y apacible, sin embargo su carácter es variable, imprevisible y peligroso. Por suerte suelen evitar la interacción con el ser humano. Recuerdo que Werner Herzog en "Grizzly Man" sólo veía en su mirada la cruda indiferencia con la que la vida se abre paso en los espacios salvajes. Lo contrario, una visión ingenua e idílica sobre la naturaleza de Alaska, le costó la vida al entusiasta de los osos Timothy Treadwell y a mi eternamente admirado Chris McCandless.

También en Alaska murieron mis compañeros Felix Rodríguez de la Fuente, Teodoro Roa y Alberto Mariano Huescar. Fue en un accidente aéreo de camino a filmar una carrera de trineos.  Por supuesto Felix tampoco poseía esa visión "naif" de la vida salvaje. El "Jack London español", como le apodó la prensa local, conocía muy bien la crueldad de la naturaleza.

"La misma tierra era una desolación pura, sin vida ni movimiento, tan fría y desnuda que su espíritu no era siquiera el espíritu de la tristeza. Se insinuaba una especie de risa más terrible que cualquier tristeza, una risa amarga como la sonrisa de la Esfinge, una risa fría como la escarcha y que participaba de una siniestra infalibilidad. Era la magistral sabiduría de la eternidad que se reía de la futilidad y los inútiles esfuerzos de la vida. Era la naturaleza salvaje, el helado corazón de las tierras salvajes del Norte" Jack Londón, Colmillo Blanco.

 Hay una gran diferencia entre ir de "Picnic" a Cercedilla y recorrer el norte de Canadá y Alaska en bicicleta. Efectivamente habrá noches en las que pueda llegar a lugares "civilizados", pero muchas otras tendré que acampar en territorio salvaje. He leído medía docena de guías para saber cómo actuar en caso de tener un encuentro con un oso, y sobre todo, como evitarlo. Trataré de sintetizar estos consejos, en parte como repaso, en parte con la esperanza de que puedan serle de utilidad a otros viajeros.

1-Elegir el lugar de acampada: 

 -Debemos evitar acampar cerca de las fuentes potenciales de alimento de los osos. Nunca debemos levantar la tienda cerca de un río donde puedan nadar salmones. Si hay salmones seguramente haya osos... Algunos salmones llegan a recorrer 1.400 kilómetros rio arriba para desovar, por lo que estar lejos de la costa no es una garantía. 

 Si el suelo está lleno de bayas silvestres es muy posible que aparezcan osos por allí.  Por tanto, antes de colocar la tienda, debemos determinar que el lugar elegido no sea atractivo para estos mamíferos.

2-Acampar en triángulo: 

 -Los osos poseen un muy desarrollado olfato. Son capaces de detectar nuestra comida a kilómetros de distancia  aunque esté enlata o empaqueta. Por este motivo jamás, bajo ningún concepto, debemos guardar la comida en nuestra tienda.  

 Algunos "campgrounds" poseen cajas metálica donde la comida debe guardarse bajo candado. En caso de no tener esta facilidad, debemos colgar la comida de un árbol a una altura mínima de 4 metros. La distancia aconsejada a la tienda debe ser de al menos 60 metros.

 Existen contenedores de comida a prueba de osos, pero son demasiado voluminosos para ser llevados en una bicicleta. Además, su precio ronda los 80 dólares...

 -Cuando cocinemos debemos hacerlo lejos de la tienda y lejos también del lugar donde colgamos la comida.  Es lo que se llama "acampar en triángulo", es decir, dormir, comer y colgar la comida en lugares diferentes. Es importante que junto con la comida guardemos nuestros cosméticos y productos de higiene, puesto que su olor puede también atraer a los osos. Dado que la ropa que hayamos utilizado para cocinar habrá quedado impregnada de olor a comida, es importante que quede almacenada con la comida.

3- Marcar el territorio:

-Es importante dejar claro a los osos que nuestro campamento es nuestro territorio. En Canadá se aconseja hacer ruido al llegar, a ser posible metálico. Para esto llevo un maravilloso timbre de bici, además de un silbato... También llevo una radio, que dejaré puesta a todo volumen durante algún tiempo. En Finlandia suelen orinar alrededor del campamento, de forma que el oso detecte nuestra presencia por su olfato. 

4- Evitar encuentros no deseados:

 Las bicicletas suelen hacer poco ruido al avanzar, lo que puede provocar que los osos no detecten nuestra presencia, y por tanto, que tengamos un "encontronazo". Al sentirse sorprendido un oso suele huir, especialmente si es un oso negro, pero si nos percibe como una amenaza podría atacarnos. Es importante ir tocando el timbre cada pocos minutos para advertir de nuestra presencia. 

Oso-inspecciona-una-camara

5- Los osos curiosos:

 -Los osos son animales muy curiosos. Son capaces de destrozar una tienda de campaña o una bicicleta simplemente llevados por su curiosidad. Si un oso se acerca a curiosear, es decir, se pone sobre dos patas y olfatea, debemos mantener la calma y dejarle claro que no es bienvenido. Demos retroceder lentamente para no invadir su zona de seguridad, pero nunca debemos salir corriendo, pues podría desencadenarse una persecución.  

 Si el encuentro es con un oso negro, mucho más pequeño que un grizzly, podemos gritarle o hacer algún tipo de ruido metálico, es casi seguro que huirá... Si es un oso Grizzly, debemos evitar que decida que somos una presa fácil... Para ello debemos parecer más grandes, unirnos a algún objeto, como la bicicleta en pie sobre la rueda trasera. Hay que conseguir que el oso huya...

6-Ataque defensivo:

 -Si el oso baja la cabeza y retrae hacía atrás las orejas, estamos ante un oso en posición defensiva. En caso de ataque debemos utilizar nuestro spray de pimienta. Si el oso hace contacto debemos "hacernos el muerto", es decir, no reaccionar al ataque. La postura será boca abajo y las manos tapando nuestra nuca...  El oso cesará en el ataque cuando no nos perciba como una amenaza. Este tipo de ataque suelen realizarlo las osas para proteger a sus oseznos.  

 Hay que esperar unos minutos antes de volver a levantarnos. Es posible que el oso esté escondido o subido a algún árbol, por lo que hay que caminar despacio y cauteloso para pedir ayuda evitando un segundo ataque.

7-Ataque ofensivo:

 Cuando el oso se dirige hacia nosotros con la cabeza alta y las orejas hacia adelante, estamos ante un ataque ofensivo. Este tipo de ataque es muy extraño y solamente lo realizan los osos Grizzly o los Kodiak (una variedad de oso pardo más grandes aún que los Grizzly)

 Debemos utilizar nuestro spray de pimienta y si con esto no se detiene golpearlo violentamente en la nariz y los ojos. Hay que luchar con todas nuestras fuerzas para convencerle de que no somos una presa fácil.  

8-Spray de pimienta:

Es prácticamente obligatorio llevar a mano este tipo de arma defensiva. La distancia para utilizarlo suele variar de un fabricante a otro, pero suele ser en torno a los dos metros... Se debe pulverizar sobra la nariz del animal durante 3 o 4 segundos. Su eficiencia es muy alta, por lo que es casi seguro que el animal huirá...

 -Me dicen los ciclistas canadienses que el animal más peligros de esas zonas suele tener solamente dos patas y conducir un "Pick Up".  Esto es común en casi todo el planeta... Sé que todas mis precauciones están centradas en los osos y posiblemente los mosquitos, voraces en estos territorios, serán mi mayor inconveniente. Prometo escribir al blog algo sobre esto...

No puedo cerrar esta entrada  sin recordar que mi objetivo es alcanzar los 68 apadrinamientos para la Fundación Vicente Ferrer, tantos como radios tiene mi bicicleta. Creo que encontrarás en este compromiso la misma felicidad que yo he encontrado. Más información aquí.

Fran Ventura   18.abr.2017 23:12    

0 Comentarios

Esto es solo una previsualización.Su comentario aun no ha sido aprobado.

Ocupado...
Your comment could not be posted. Error type:
Su comentario ha sido publicado. Haga click aquí si desea publicar otro comentario

Las letras y números que has introducido no coinciden con los de la imagen. Por favor, inténtalo de nuevo.

Como paso final antes de publicar el comentario, introduce las letras y números que se ven en la imagen de abajo. Esto es necesario para impedir comentarios de programas automáticos.

¿No puedes leer bien esta imagen? Ver una alternativa.

Ocupado...

Mi comentario

El Camino de Anántapur

Bio El Camino de Anántapur

Fran Ventura, realizador y guionista de TVE, en 2014 pedaleó desde Madrid a Anántapur, en el sur de India, sede de la Fundación Vicente Ferrer. Con ello logró recaudar más de 300 bicicletas: un medio de transporte seguro para que las niñas de la zona pudieran continuar sus estudios. Fruto de aquel viaje nació el documental “14.000 Km, El Camino de Anántapur” y la serie homónima de seis episodios. Ahora Fran pretende volver a Anántapur viajando hacia el oeste en bicicleta para conocer en persona a la niña que ha apadrinado a través de Fundación Vicente Ferrer. La primera etapa será cruzar Estados Unidos desde Nueva York a Los Ángeles. Luego seguirá hacia el norte para llegar a Alaska y desde allí cruzar el Pacifíco hasta el norte de China. En la última etapa recorrerá la costa del Sudeste Asiático hasta llegar otra vez a la India y cerrar el círculo iniciado en 2014.
Ver perfil »

Síguenos en...

Últimos comentarios