« PALABRAS BONITAS 2 | Portada del Blog | Lo de la B y la M »

LA PATA Y SUS PATITOS

Con la que está cayendo, con las páginas de los periódicos, las palabras de radio, y las imágenes de televisión echando humo, es de agradecer que un periódico como el Washington Post (si, si el del Watergate) haga una portada como la que ha hecho. Su foto principal, es una pata y sus patitos cruzando una de las principales calles de la capital de EEUU. De vez en cuando tomarse la vida con humor, o pararse simplemente a contemplarla es de agradecer. Por cierto un guardia ayuda a la familia a cruzar, y los peatones colaboran. Ya veis unos patos logran poner de acuerdo a gente variopinta, las mujeres paran el tráfico y el guardia de un museo cercano coordina la operación. Plas,plas,plas. Aplauso a todos.


Besos y abrazos

Y yo me pregunto ¿Dónde iba la pata y su familia? ¿ A ver a Obama? ¿De paseo?

Por cierto el final de la película, y cómo terminan los patos lo podéis ver pinchando aquí.

23 Comentarios

Gracias Carlos jajajajajajajajaja ;)

Qué envidia
Cuando nuestros periódicos sacarán de noticia de primera plana que los almendros están en flor?

:-) ¡Me pato!

Imprescindible el humor en la vida… dan ganas de conseguir unos cuantos, que además parece que han pasado periodo de instrucción militar (porque van en formación :-), y soltarlos en el centro de distintas ciudades para grabar la reacción del personal. Más de un@ miraría alrededor buscando una “cámara oculta”.
Y ya te digo yo que no iban a ver a Obama, en todo caso a Bush… que metió “la pata” más veces que patitos desfilan ;-)
También podría ser publicidad encubierta de “Mandarina Duck”.
Quack, quack (onomatopeya in english, claro ;-)
Besos patosos

jajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajaja

Me llama la atención que todos los que aparecen en la foto estén tan pendientes de que a la pata y a sus patitos no les pase nada y, sin embargo, hace un par de días un pobre indigente que intentó ayudar a una señora durante un atraco se desangrara en plena calle, y nadie se dignara a ayudarlo.

Isabel ya tienes un buen guión de con...

Mara torres Y Spike Jonke


Qué imagen más poderosa, mamá pata frente al asfalto con su prole detrás; que dónde íban? pues a buscar al patito feo que es el que se ha descarriado...
Queremos más finales felices como el de esta familia, todos en remojo,...
Besos y abrazos a todos(llevaba un siglo sin escribir. Gracias Carlos, porfín llegó la primavera)

cuanta chorrada junta, para esto sirve un blog?

Hace tiempo, en Dublín, una pata puso unos huevos en un parque. Los guardias de seguridad la protegieron con vallas, los niños pequeños se paraban a verla y la gente le sacaba fotos. Durante semanas permaneció inmóvil incuvando sus huevos. Llovió, nevó, salió el sol y allí seguía ella... No sé el final de la historia porque me mudé y no volví por allí, pero quizá la pata del Washington Post sea la misma del parque de Dublín, an Irish hen in New York :)))

Buenas,
leyendo estas noticias se puede pesar: ¡Quizá no está todo perdido! o es que ¿los patitos disponían de una "flor horaria", como salvoconducto...?
.
«En la gran ciudad se veía lo que hacía tiempo que ya no se había visto: los niños jugaban en medio de la calle, y los automovilistas, que tenían que parar, los miraban sonriendo o se apeaban para jugar con ellos. Por todos lados había corrillos de personas que charlaban amigablemente y se informaban largamente sobre el estado de salud de los demás. Quien iba al trabajo tenía tiempo para admirar las flores de un balcón o dar de comer a los pájaros. Y los médicos tenían tiempo para dedicarse extensamente a sus enfermos. Los trabajadores tenían tiempo para trabajar con tranquilidad y amor por su trabajo, porque ya no importaba hacer el mayor número de cosas en el menor tiempo posible.» ("Momo", Michael Ende)

buenos dias!
en este tiempo de prisas y estres todavia la naturaleza nos puede enseñar a tomar las cosas con tranquilidad.
Esta primavera esta siendo estupenda para disfrutar del campo, los parques y pensar que mañana habrá tiempo de tener prisa y estres.

Carlisssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssss

Érase una vez una mamá pata algo cansada del trajín diario. A las tareas de su estanque, se le unían los problemas típicos de sus patitos adolescentes: "¡quiero plumas nuevas, cuac!" - le decían unos - "¡déjanos nadar sin manguitos, ya somos mayores, cuac!" - le decían otros. Eso era lo normal de la vida "patuna". Normal excepto por el patito más pequeño. No dejaba de repetir, una y otra, y otra vez: "Mamá, quiero conocer mundo". A lo que su madre respondía "Ya lo conoces, hijo, este es tu mundo, el estanque. Fuera no te espera nada bueno. ¿Recuerdas lo que te conté de los humanos?". Y a esto siempre le seguían historias aterradoras de cazadores sanguinarios, de escopetas siempre a punto, de cepos dolorosos. Pero al día siguiente, el pequeño patito volvía a repetir: "Mamá, quiero conocer mundo, cuac. Algo bueno habrá". Y así continuaban las disputas "patunas" un día y otro, y otro, y otro. Hasta que a mamá pata se le hinchó el pico y dijo: "Hoy os demostraré porqué no debéis salir, nunca, nunca del estanque". Aún a riesgo de morir en el intento, aún a riesgo de perder a alguno de los patitos por el camino, los guió hasta la gran ciudad. Sin "patañear", los dirigió hacia la carretera, llena de vehículos que asfixiaban. Y comenzó a cruzarla. Y los patitos detrás. "¡Cuac, cuac!" gritaban algo asustados.
Mamá pata cerró con fuerza los ojillos y pensó "de aquí no salimos". Pero de pronto, el ruido de los coches se detuvo, se hizo el silencio. Volvió a abrir los ojos y entonces los vió: 3 humanos con aspecto simpático habían conseguido detener el tráfico para que ellos cruzasen. En ese mismo instante, bajó la mirada, algo avergonzada, mientras el patito más pequeño le decía: "¿Lo ves mamá? ¡Había algo bueno! ¡Ya te lo dije!".

¡Eh! Que el cuentecito patuno es mío, es que a estas horas ya no sé ni como me llamo en el blog... bueno, esto, en el blog, y en la vida... ¿cómo me llamo?. Mejor me voy a dormir.
Y colorín, colorado, este cuento se ha acabado.
Felices sueños.

NMC tu “cuentecito patuno”, tiene un inmejorable mensaje… ;-)
Y yo que ando con el “síndrome de Peter Pan” (sin llegar a ser patología, claro) o mejor de Campanilla, que tiene alas…
Peter Pan
Besos ingenuos

¡¡¡¡ME ENCANTAN TUS REPORTAJES!!!! No sé, tienes una forma muy especial de contar las cosas... sigue así y enhorabuena!!!!!!!!!!

¡Bravo! Eché de menos unas crónicas tuyas desde el festival de Málaga.

A veces los patos tienen más suerte que los hispanos o los afroamericanos.....

Carlos, me imagino que escribiras bien. Estas precioso!

Que viene mama patoooooooo, pachín, que vienen los patitooooooooos, pachán...

Ay Carlos, qué tierno eres...
Pues yo creo que los patos iban a un congreso de patos mundiales que se celebraba en Washington para estudiar los modos de estropear el sabor del hígado de pato sin perjudicar su salud y evitar así que fabriquen más paté (no he visto el final)
Besos

Me meo con el cuento patuno de NMC, muy bueno!!!

Esto es solo una previsualización.Su comentario aun no ha sido aprobado.

Ocupado...
Your comment could not be posted. Error type:
Su comentario ha sido publicado. Haga click aquí si desea publicar otro comentario

Las letras y números que has introducido no coinciden con los de la imagen. Por favor, inténtalo de nuevo.

Como paso final antes de publicar el comentario, introduce las letras y números que se ven en la imagen de abajo. Esto es necesario para impedir comentarios de programas automáticos.

¿No puedes leer bien esta imagen? Ver una alternativa.

Ocupado...

Mi comentario

Carlos del Amor


Soy Carlos del Amor, tengo 36 años...Quiere decir esto, que si tenemos en cuenta la esperanza de vida en España, todavía me queda pero cabalgo hacia el ecuador de mi existencia.
Ver perfil »

Síguenos en...

Últimos comentarios