« Somos el enemigo | Portada del Blog | Tejeretazo »

Cuando los elefantes sueñan con la música

 

Hace unos años, no recuerdo ni cuántos, empecé a soñar con elefantes. Me acostaba como siempre hago con la radio, me acostaba ya por entonces con esta radio, amante fiel, y por el altavoz sonaba pacificadora, cercana, casi íntima, la voz a media voz de un locutor que ponía ritmo pausado a la noche después del ajetreo del día y que suavizaba la aspereza de las horas previas con una gigantesca horeja de música tan grande como la oreja de los elefantes y tan inabarcable como el país del que provenían muchas de aquellas melodías: Brasil.

Como el pabellón de un paquidermo se me iba agrandando a mí cada noche la oreja descubriendo aquella música brasileña cuya larguísima trompa se enroscaba también en otros árboles, árboles tropicales y negros y latinos, que movían sus ramas con la cadencia serena y el balanceo gracioso de un paquidermo. Y así es como empecé a soñar con elefantes: con aquel programa que se llamaba, que se llama “Cuando los elefantes sueñan con la música” y que presenta desde hace ahora justo 25 años, Carlos Galilea… Por supuesto…

Hace muchos menos años, abrí mi carnicería en esta emisora y me encontré que puerta con puerta, estaban acostados en un remanso de paz, los elefantes soñadores y con ellos, hablándoles en voz baja, Carlos. Así que cada día cuando cierro el negocio, oigo como se desperezan los elefantes y empiezan a soplar. Y tengo la suerte de presenciar ese momento mágico en el que su sosegado domador de tímpanos que es Carlos se prepara para el espectáculo: baja las luces para ajustarlas al tono de penumbra de su voz, saca un precioso atril de metal envejecido, coloca unas hojas manuscritas y le quita el protector al micrófono para hablarte tan cerca de tu oreja que te parecerá tenerle metido dentro, como si hubiera alargado una trompa y echara aire en tu oído cosquilleándote con esa voz suya que suena como la bossa.

No hay locutor en la radio que te hable más cerca. Tampoco, tengo que confesároslo, hay muchos compañeros a los que sienta tan cercanos como él. Y eso que es un tímido. Pero igual que vence la timidez quitándole el protector al micro para tocarte hasta el lóbulo, a mí me ha ido venciendo con su tímida cercanía que nunca invade pero te va invadiendo. Desde que llegué aquí, Carlos ha sido mi compañero, el que con más atención ha escuchado este programa, el que me hacía sentir al acabar que había gente como él escuchando atenta al aparato, el que se acordaba de mí para traerme una frase para el siguiente programa, el que me ha dado ánimos cuando encendía los fogones a todo trapo y calma cuando estaba a punto de quemarme, el que me ha hecho reírme con una ironía punzante y una lucidez sobre la realidad que siento que no brote también en la radio, el que me ha hecho sentirme en casa, en la casa de la radio…

Por eso, me encanta verle llegar cada día unos minutos antes de su programa y escuchar cómo termino el mío. Escucha como habla: con respeto, callado, atento, con una seriedad serena que aunque él no lo sepa no consigue esconder una sonrisilla mordaz que se le cuela entre los labios como esos comentarios que hace sobre la vida que dicen mucho en muy pocas palabras. Como su programa.

Los elefantes sueñan con la música. Yo sueño con compañeros como Carlos Galilea. Me alegro de tenerte como compañero. Y sé que cuando los elefantes sueñan con la música, sueñan con Carlos Galilea. En Radio 3. Por supuesto.

1237388617185Hoy celebramos con CARLOS GALILEA el 25 cumpleaños de CUANDO LOS ELEFANTES SUEÑAN CON LA MÚSICA, un programa que es un tesoro de músicas preciosas traídas de Brasil, las Antillas, África, Francia… Un oasis de calma y belleza en medio del oleaje de la radio del que nosotros disfrutamos siguiendo la voz de Carlos como elefantes con las orejas abiertas de par en par. Y te preguntamos, a tí ¿QUÉ TE GUSTA DE LOS ELEFANTES? ¿QUÉ HAS DESCUBIERTO CON CARLOS GALILEA? También puedes DEJARLE AQUÍ TU FELICITACIÓN

No exagera si dice que CUANDO LOS ELEFANTES SUEÑAN CON LA MÚSICA sea probablemente el mejor título para un programa del mundo. Precisamente porque te invita a soñar, a dejarte llevar... Y te invitamos a dejarte llevar, jugar con el nombre y COMPLETAR LA FRASE: "Cuando los elefantes sueñan con la música..."

Dança ,dança hoy Carne cruda a ritmo de  música brasileira con nuestro "Chico de Ipanema" particular... CARLOS GALILEA viene con su tremendo repertorio de discos a la carnicería y nosotros hemos pensado en hacer un RECOPILATORIO DE MÚSICA BRASILEÑA. Déjanos aquí en el muro los nombres de tus artistas y canciones brasileñas favoritas para hacer un CD "TODO BRASIL" ¿¿CUÁL ES TU CANCIÓN BRASILEÑA??

59 Comentarios

http://www.secoea.com/#/we-the-collective-people1/4542555908

http://www.youtube.com/watch?feature=player_embedded&v=T9EI2PrDpmw

2 Links con información económica convergente sobre la concentración de recursos financieros y propuestas

Cuando los elefantes sueñan con la música, yo soy feliz.

Felicidades a dos de los muchos programas que des del inicio de Radio3, me acompañan cada día.

sobre alimentación
Documental sobre agricultura

http://vimeo.com/21233369

Rebosais calidad y profesionalidad. Es un gustazo escucharos. Enhorabuena!!!

Carlos Galilea es Dios

POR FAVOR, DECIDME UNA DIRECCION DE CORREO ORDINARIO A DONDE OS PUEDA ENVIAR UN CD DE LA MUSICA QUE HAGO.

UN ABRAZO

Hola Carlos,
el otro dia escuché en uno de tus programas en 'a la carta' una canción que denominaste como la canción mas bonita, un chico y una chica brasileños que cantaban una canción muy dulce, quisiera saber el nombre de la canción

gracias!

cómo se titula el tema que abre "cuando los elefantes..."?

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Javier Gallego


Este es el blog del programa Carne Cruda de Radio 3, una carnicería radiofónica en la que hacemos picadillo la realidad social, le sacamos los higadillos a la cultura y abrimos en canal a los personajes más ‘rarunos’ para servírtelos frescos, sangrantes y con las tripas fuera.
Ver perfil »

Síguenos en...