5 posts con categoría "Web/Tecnología"

RTVE 2027

Noviembre de 2027. Transcripción del discurso de la copresidenta del Grupo Público Multimedia Global RTVE.

Hace ahora diez años nos reunimos en este mismo lugar y se oyeron estas palabras:

           “No podemos construir el futuro si no somos capaces de imaginarlo previamente”.

Diapositiva4

Y lo imaginamos y lo hicimos real.  Aquel día, os hice por primera vez una pregunta que os hecho posteriormente en muchas ocasiones, en estos años: ¿Qué puedo hacer por vosotros?

Hoy, además de esa pregunta, hay otras cuestiones esenciales: ¿Qué podemos hacer juntos por los ciudadanos que nos ven hoy en los cinco continentes? ¿Qué podemos hacer por las decenas de millones de usuarios fijos mensuales que nos ven desde todas nuestras plataformas en todas partes del mundo y para los que somos referencia? ¿De qué manera podemos mejorar sus vidas?

En noviembre de 2017 se inauguró el Primer Encuentro Responsable sobre Medios de Comunicación Públicos. Hoy inauguramos el décimo. Aquel encuentro, el de 2017, recogió durante una semana las ideas de expertas y de anónimas; de técnicos y de humanistas; de grandes oradoras y de tímidos creativos que se atrevieron por vez primera a compartir debates, charlas, coloquios para afrontar un cambio que se mostró verdaderamente ilusionante. Al final de esa semana se sintió, por vez primera, que navegábamos unidas por los mismos retos.  

Fruto de esas jornadas, meses más tarde, en marzo de 2018, por primera vez en RTVE, fuimos elegidas, por concurso público, como copresidentas de la Corporación, dos mujeres. Habíamos recogido en el proyecto presentado la mayor parte de las conclusiones que salieron de aquel Primer Encuentro. Habíamos incluido vuestras propuestas: el cambio de modelo organizativo,  la transformación digital, la transición de una corporación centrada en la emisión broadcast de contenidos hacia un gran Grupo Público Multimedia Global.    

Diapositiva1

En aquel tiempo, antes de aquel Primer Encuentro,  el número de escépticos y de descreídos era mucho mayor que el de soñadores. Hoy, sin embargo, ya nada es imposible. Ya nadie se extraña de que la creatividad sustituyera a la burocracia, de que no se despidiera a nadie, de que se ampliara la plantilla en tres mil personas porque los cambios tecnológicos lo precisaban, de que se formara a los trabajadores en nuevos cometidos y en nuevas visiones de su actividad laboral que les hacían crecer en lo personal.

 Ya nadie se extraña de que los tornos de control de presencia desaparecieran, de que las tareas se organizaran en equipos de trabajo, de que los trabajadores decidieran quienes serían sus jefes, al igual que sus salarios, y que lo hicieran de forma responsable.

Muchos de los que antes fueron mandos intermedios pasaron de ser impasibles solucionadores de trámites burocráticos a servidores que ahora escuchan atentamente a sus compañeros, les empoderan, motivan, les hacen crecer. Un proceso que llevó mucho tiempo y que cumplió etapas donde los directores de áreas se seleccionaron con rigor, de acuerdo a una mentalidad y comportamiento que implicaba estar preparados para compartir el poder y para liderar con humildad. De hecho, fueron elegidos de abajo a arriba lo que les indujo a actuar naturalmente como líderes servidores.

La inmensa capacidad productiva actual de nuestro Grupo no se hubiera conseguido sin la generación de confianza y transparencia que tuvo como primer paso una mejor organización del trabajo de la que participamos todos. Los trabajadores nos responsabilizamos de nuestras tareas e hicimos nuestro un lugar en el que ahora queremos estar. Ahora, nos sentimos muy orgullosos de lo que hacemos y del compromiso que hemos establecido con la sociedad. Ya nadie quiere jubilarse anticipadamente porque este lugar ha dejado de ser un lugar tóxico, como algunos definían hace diez años. Eso se acabó.  Ahora es un lugar donde los trabajadores gozan de autogestión, de plenitud y de un propósito evolutivo.

Diapositiva5

Nada de esto hubiera podido llevarse a cabo sin una profunda identificación de usuarios de todo el mundo con los valores de nuestro Grupo por medio de una difusión de contenidos multilingües, afianzados en una cultura de valores inspirados en la Declaración Universal de los Derechos Humanos. La veracidad, el rigor, y la profesionalidad con la que son tratados los contenidos de todo tipo de género y formato, construyen, día a día,  un referente que ahora tiene un lugar preferente en el mercado audiovisual global, que goza de una absoluta independencia de todo tipo de injerencia política.

Hace diez años, participamos de manera decisiva, junto a muchos miembros de la sociedad civil, en el acuerdo parlamentario que permitió el comienzo para desgubernamentalizar RTVE, la reforma de leyes, la independencia de los informativos, y de los programas de toda presión política gracias a la dotación a los Consejos de capacidad ejecutiva. Por entonces solo existía el de Informativos. La esencial labor desempeñada por el Consejo de Informativos entre 2012 y 2017 propició, en gran medida, el cambio que llegó un año más tarde. En los primeros meses de 2018 se creó el Consejo de Programas. Ahora son dos pilares que velan por la independencia y por la pluralidad de nuestro Grupo. Ya no somos un centro de poder controlado por el partido de gobierno. Todo lo contrario, somos un gran medio público de comunicación que fortalece y exhibe, día a día, las múltiples pieles de las que estamos hechos y la gran diversidad de miradas que somos capaces de ofrecer sobre el mundo en el que vivimos.  Somos ya una estructura tan sólida como permeable, orgánica: lo que decidimos juntos llegar a ser. Somos creativos y adaptativos a los cambios que se han ido produciendo en la tercera revolución industrial, la que nos ha tocado vivir.

 Hoy inauguramos el Décimo Encuentro Responsable sobre Medios de Comunicación Públicos. En el primero, cuando me dirigí a vosotras con esa pregunta ¿qué puedo hacer por vosotros? * Se oyeron comentarios socarrones, incluso de mal gusto, ¿qué se cree?, ¿quién se ha  creído que es? No hice nada, no dije nada más durante un buen rato. Me quedé muda, bloqueada, incapaz de moverme. Después el auditorio se hizo murmullo. Y más tarde se hizo el silencio. Un silencio intenso. Hasta que una mujer que no conocía se levantó de la butaca en la que estaba sentada y se acerco al estrado, a mí lado. Me miró. Me sonrió, miró a los presentes y dijo: ¿Qué puedo hacer por vosotros?

Se hizo el silencio y, entonces me di cuenta, nos dimos cuenta. Cuando hice la pregunta no sabía realmente lo que estaba ofreciendo. Fue en ese instante, al escuchar mi propia pregunta de otra persona, cuando lo comprendí. Era la única forma de comenzar: una pregunta que le daba el protagonismo a los otros. Al hacerlo,  surgió un profundo cambio de nuestra mirada.

Diez años más tarde, absolutamente orgullosa de estar a vuestro lado, no seremos capaces de construir el futuro si no somos capaces de imaginarlo previamente.**

Imaginemos juntos ese futuro: hagámoslo nuestro.

¿Quién se atreve a imaginar y tiene necesidad de compartirlo?  

¿Cómo podríamos llevar a cabo lo que propones?

Diapositiva3

 

 

 

*  Uno de los presidentes de la BBC, nada más ser elegido, reunió a los trabajadores, se presentó y dijo ¿Qué puedo hacer por ustedes? Su primera acción fue escuchar. Antonella Broglia me contó esta historia hace varios años. No he podido olvidarla desde entonces.*

** Escuché esta frase de Gerardo Tudurí en el TEDxMadrid Salón que se llevó a cabo en el Campo de la Cebada. Gerardo es el creador de Cine sin autor.

 

detrasdelatrama@gmail.com

@miguelcastrou

@detrasdlatrama

Facebook: Detrás de la trama y  Miguel Castro Uceda 

 

Miguel Castro   19.sep.2017 18:52    

Brindo por ti,

que estás leyendo estas letras impresas en una pantalla. Y si me lo permites, antes de que nuestras copas se toquen,  ¿qué te parece que dediquemos unos minutos a ponernos al día de todo por lo que queremos brindar del 2014 y de todas las personas con las que queremos brindar?  Se me ocurre que podríamos hacerlo por los versos que Boa Mistura escribió en las calles de Madrid, porque esta gente es de la que te come a versos, gente que te recuerda que te puedes sentir como un astronauta perdido entre unos lunares.

Sabes, hablando de astronautas,  se me ocurre que también podríamos brindar por Chris Hadfield, un tipo que se quedo ciego en mitad del espacio y supo contener el miedo y salir adelante.

Hay tanto miedo y sabemos tan poco de cómo superarlo. Chris dice que hay que entrenarse, simular situaciones que luego nos pueden pasar en la vida real, prepararnos para esos momentos...

  

Me recuerda a Juan Manzanera, al que la meditación le ha descubierto un lugar al que puede acceder y en el que no siente miedo. Si te parece, y aunque no los conozcas, podríamos brindar también con Luis y Andoni, dos amigos budistas con los que medité tras la pérdida de mi madre, el 2 de diciembre. Dos amigos que me están ayudando mucho a perder el miedo.  Y si no te importa que se junten muchas más copas, podríamos brindar también con toda mi familia y con Alfonso, Marta,  Nuria, Paula, José Manuel, Julio, Luisa, que también perdieron este año a seres queridos…, brindar por todos ellos y con todos ellos. Y ya puestos, también, con Alejandro, un amigo que escribió un precioso epílogo en una novela, Las puertas de la noche, sus palabras me llenaron de consuelo en mitad del duelo. Y sé que también han aliviado a otros muchos.  

6a014e6089cbd5970c019b0030c5fd970d

¡Brindemos pues! Estamos ya a punto de chocar nuestras copas…, por lo aprendido, por lo amado, por lo compartido… por los que no se rinden diariamente y habitan los conflictos y siempre son capaces de hacerlo con amor…, como Manuel, Pedro, Antonella, Javi, Belén, Carmen, Jonkar, David, Daniel, César y otros muchos más, que hicieron que fuera posible una mágica noche en un solar convertido en centro pionero experimental de actividades culturales,  El Campo de Cebada. Fue una noche mágica en la que la familia de TEDxMadrid y la de la gente de la Cebada, convirtieron una plaza pública en un Ágora.

 



 Son todos ellos gente que sienten que compartir les da fuerzas, energías para continuar. Creo que les caerían muy bien a un gurú de la economía colaborativa, Jeremy Rifkin, ¿te parece que le incluyamos en el brindis? ¿Piensas que somos muchos ya? Ya sé que faltan todos los tuyos todavía… no te preocupes, aquí no sobra nadie: hay copas para todos. Además, cada uno puede llenar su copa con lo que le plazca. Tenemos tiempo. 

Tiempo para brindar con Paco y María León por la madre que los parió… Y Amén.  Por La isla mínima que nos enseña a andar por la vida con nuestros demonios; y por Magical girl que nos mostró como algunos actos, “erróneamente bondadosos”, pueden generar una cadena incontrolada de violencia, de ira de rencor. Pero sobre todo hay que brindar por Gerardo Tudurí, por Sonia… Porque él muestra cómo romper esas cadenas de comportamiento que llevan a la violencia, a la ira; y ella enseña que se puede abrazar a un adversario en mitad del combate, un abrazo que desarma a los dos. Y también brindar porque Loreak significa en vasco flores.

1280x720-Fqq

Por todas estas cosas me gustaría brindar contigo, y proponerte que brindásemos también con tus grandes amigos, con mis grandes amigos: los que te han convertido en lo que eres; los que me han convertido en lo que soy;  permíteme que mencione a Mónica, por muchos motivos y por invitarme a descubrir Confesiones a Alá. Y que recuerde especialmente los abrazos de Lola y Carola, que me inundaron de vida en los últimos días del año. Concédeme también que dedique otra frase a recordar la sonrisa de mi madre cuando este verano descubrió y disfrutó de la playa de la Concha, de Donosti.

Ya es hora, brindemos pues. Si te parece podemos juntarnos con esos dulces desconocidos que se reúnen a bailar por la vida, rompiendo todo tipo de esquemas, y dejándose llevar en una danza, casi tribal, llamada contact improvisación.

NSS-Underscore-Raisa-Kyllik

Bailemos y recordemos todo lo que nos ofrecieron, todo los que nos mecieron, esas gentes que nos rodean y que día tras día se empeñan en fabricar amor. Brindemos por todo el amor fabricado en el 2014, y por todo el que tal vez aprendamos a fabricar en el 2015. Se encuentra en nuestro ADN, solo tenemos que dejar que le dé la luz.  Tomémoslo un poco más en serio, es posible que sea la mejor de las virtudes de nuestra especie: FABRICAMOS AMOR.

Facebook: Detrás de la trama y Miguel Castro Uceda

Twitter: @miguelcastrou y @detrasdlatrama

detrasdelatrama@gmail.com

 

Categorías: Actualidad , Cine , Libros , Web/Tecnología

Miguel Castro   31.dic.2014 13:00    

EL FIN DEL CAPITALISMO

“En el año 2050 la sociedad colaborativa habrá eclipsado al capitalismo, tal y como hoy lo conocemos”, son palabras de Jeremy Rifkin, economista, pensador y activista que lleva años inmerso en lo que para él es una misión,  difundir ese mensaje por todo el mundo. Los cambios en energía, comunicaciones y transporte, que ya se han producido, son el comienzo de la tercera revolución industrial. Un suceso decisivo en el siglo XXI, que ya está ocurriendo y que podría salvarnos del calentamiento global y retrasar, sine die, el cambio climático. 

Todo esto lo cuenta Rifkin en su último libro, La sociedad de coste marginal cero, que presentó en Madrid en la fundación Rafael del Pino. Nombre que hace referencia al creador del grupo Ferrovial, hoy una de las grandes multinacionales del sector de las infraestructuras. 

“Normalmente pensamos que en nuestra sociedad las personas se dividen en propietarios, trabajadores, compradores y vendedores. Pero ahora, cientos de miles de jóvenes, en Internet, pienso que son prosumidores,  producen su propia información, entretenimiento, cultura, casi gratis , son emprendedores, producen y comparten su propia música y hay un coste marginal cero. Y no necesitan de las empresas discográficas”. 

2090542246_3e20129b98_o Fotografía: A. Diez Herrero. Creative commons -Franz Patzig-

Nos comenta Rifkin en el hotel en el que se aloja  en Madrid, tras presentar el día anterior su último libro, La sociedad de coste marginal cero. 

“Cientos de miles de jóvenes producen sus propios vídeos en youtube, sin copyright y los distribuyen por un coste marginal cero, a millones de personas en la economía colaborativa sin necesitar a la televisión como medio de distribución. Cientos de miles de jóvenes producen blogs en medios de comunicación sociales, y los comparten a través de la economía colaborativa, sin necesitar a los grandes medios de comunicación.” 

Rifkin habla de los cambios que ya estamos viviendo y que han convulsionado las estructuras de empresas dedicadas a la música, a los medios audiovisuales y al mundo editorial. Cambios que tienen su origen en Internet, y que invaden numerosos campos. Pero esto es solo el principio, ya que está desarrollándose la llamada Internet de las Cosas, millones de objetos conectados ofreciéndonos miles de millones de datos que Rifkin considera esenciales para afrontar nuestro futuro. 

“La Internet de las Cosas está conectando centros de producción en todo tipo de actividades: hay sensores en campos de cultivo agrícolas, fábricas, almacenes, casas… todo tipo de aparato está conectado a Internet por sensores, y por lo tanto a los seres humanos.  ¿Y que nos permitiría  hacer esto?  Permitiría que, con un simple teléfono inteligente, y una aplicación, con todos esos datos, se podrían crear algoritmos para analizarlos… cada uno de nosotros podría hacerlo, para producir servicios que estarían dentro de la economía de coste marginal cero. Lo que permitiría compartir esos servicios en el procomún, en la economía colaborativa. Pero a esto hay que añadir la  revolución energética y las impresoras 3D.” 

5859855781_9d3414f0b5_b                                                            Fotografía (Creative Communs):  Media Lab

Cientos de miles de jóvenes están construyendo piezas con impresoras 3d con un software gratuito, reciclando plástico, papel y metales como materia prima.  De nuevo el coste marginal es cero.  Obama tiene un plan para que todos los niños en la escuela dispongan de una impresora en 3D. A todo lo mencionado hasta ahora hay que sumarle lo que está ocurriendo en el sector energético donde las transformaciones están vinculadas a un deseo de proteger nuestro planeta de grandes amenazas como el cambio climático, y esto pasa por una profunda apuesta por las energías renovables. 

“Hay millones de personas, en especial en Alemania, que producen energía a coste marginal cero por medio de energía eólica y solar. El coste marginal es cero, no hay que pagarle al sol ni al viento la factura. En Alemania el 20% de la electricidad está generada casi con coste marginal cero, solo pagas por la instalación.  En 2020 será el 35% de la energía. ¿Quién la está produciendo? ¿Las grandes compañías eléctricas? No. Lo que está ocurriendo en el sector eléctrico es lo mismo que ocurre en la música, en la televisión, en los medios de comunicación: millones de pequeños jugadores están colaborando en Alemania a que esto ocurra. La energía que estaba controlada por unos poderosos grupos, está viendo como todo cambia debido al esfuerzo de los prosumidores, que lo hacen a un coste cercano al cero.” 

Rifkin es optimista y los datos avalan sus tesis. El 9 de junio de este año, Alemania atendió con energía solar, el 50% de la demanda energética de todo el país.  Un dato más que nos acerca a las profecías de Rifkin. Mientras tanto, España ha abandonado la senda de las renovables, a pesar de que todos los expertos preguntados pronostican que serían cientos de miles los empleos que generaría la apuesta por las energías renovables. Pero no hay que olvidarse del poder que todavía tienen las grandes empresas eléctricas, y la capacidad de retrasar cualquier innovación tecnológica que ponga en peligro su estatus. Ni tampoco despreciar el poder de las grandes petroleras que pueden tener ahora en Europa a un paladín del sector, de la mano de Arias Cañete, si finalmente es nombrado comisario europeo de Cambio Climático y Energía. 

El fin del capitalismo, título de este post, puede tener dos significados: uno de ellos hace referencia al término o consumación de algo; el segundo nos habla del motivo por el que se ejecuta algo. La economía colaborativa nos convierte a todos en productores y consumidores, según Rifkin. Nos convierte en empresarios y trabajadores. ¿No sería este el mayor de los sueños de muchos neoliberales? 

Este blog, escrito sin percibir ningún salario por ello, es un buen ejemplo de la cantidad de gente que produce con un coste marginal cero, fruto de una época en que es imprescindible producir más. ¿No se podría interpretar este gesto como una forma de competencia desleal? Millones de personas lo hacen así, diariamente, en el mundo, en este sector, y en otros muchos.

Es un hecho que la tecnología avanza a una velocidad que impide que nuestros planteamientos morales tengan coherencia, simplemente nos subimos al tren. Basta revisitar una de las mejores series de televisión sobre el tema, Black Mirror, para darse cuenta de que estamos sólo en el comienzo de una era que va a transformarnos profundamente. El futuro no ha hecho más que empezar y llegará mucho antes de que estemos preparados para asumir los cambios a los que nos obligará a adaptarnos. 

La tercera revolución industrial ya está aquí, y se está produciendo, en parte, por los cambios tecnológicos que han transformado las comunicaciones, la energía y el transporte No sabemos si, tal como predice Rifkin, la economía colaborativa eclipsará al capitalismo en el 2050, pero parece que, cuando llegué ese año, nuestro día a día tendrá muy poco que ver con como es en la actualidad.

Enlaces de interés:   Mercado social de Madrid   Consumo colaborativo

Facebook: Miguel Castro Uceda

Twitter: @miguelcastrou  y   @detrasdlatrama

detrasdelatrama@gmail.com

  

 

Miguel Castro    8.oct.2014 11:10    

Túnel de luz

¿Cómo explicarle a una niña qué es la muerte? Este es el motivo por el que Alejandro Gándara se ha pasado tres años escribiendo "Las puertas de la noche".

Portada-las-puertas-de-la-noche

¿Quieres saber quién eres? Pues responde: ¿tu cuerpo ha salido de otro cuerpo? Y si ha salido de otro cuerpo, ¿ese otro cuerpo salió de algún otro? ¿Y el otro de otro y así siempre? Si es así, entonces tu cuerpo no es sólo tuyo, sino que es también de todos los anteriores, pues salió de ellos. Si te apetece, puedes pensar que ya estabas en ellos antes de nacer. O que ellos están en ti, aunque ya no vivan como vives tú.

Me gusta ese… si te apetece. No hay certezas, tan sólo una posibilidad de partir de algo que es un hecho científico, ya estabas en ellos antes de nacer, para dotarlo de una respuesta biológica bañada de fe: O que ellos están en ti, aunque ya no vivan como vives tú.

¿Recuerdas cuando eras bebé? ¿No lo recuerdas? Vaya. Pero sabes que fuiste bebé. ¿Y el día en el que te pusiste a caminar? ¿Tampoco? Sin embargo sabes que ese día existió. Eres joven y ya tienes muchas cosas que fueron y que ya no son. Algo de lo que fuiste no lo eres ya. Te harás mayor y luego aún más mayor. Y dejarás de recordar todos los que fuiste y será como si no hubieras existido. Y tú serás muchos que no existen. No tengas miedo a la muerte, pues has tenido muchas y  hasta ahora lo has hecho muy bien, Y sigues aquí.

La muerte no es lo desconocido, sino lo conocido, porque ya has pasado por ello. Cuando alguien te diga “vas a morir”, contesta que eso lo has hecho desde siempre, que eso no es algo que pasará, que te ha pasado.

Durante el rodaje del episodio Revolucionar la escuela de Buenas Ideas TED, Alejandro provocó en nosotros una ligera e indefinible sonrisa cuando dijo: "Lo que los padres quieren cuando mandan a sus hijos al colegio no es que su hijo sea capaz de enfrentarse a la muerte, al dolor, a la pérdida, sino que su hijo sea ingeniero".

Rotundo e incontestable. Vivimos en una sociedad que le da la espalda a la muerte, en lugar de convivir con ella. Me pregunto  por qué.

Images

Al no encontrar respuestas vacías de carga ideológica decido evadirme, llamar a mi sobrina Leticia y proponerla que vayamos a ver Gravity, de Cuarón, aunque tengo reparos. Lo bueno que tiene ir a festivales de cine es que tienes la posibilidad de conocer a directores. Lo malo es que también conoces a los actores y en muchos casos, cuando vuelves a verlos en la pantalla, resulta difícil separar la imagen que te han dado en una entrevista del papel que representan en una película. Lleno de prejuicios entro en la sala de cine: muy favorables hacia Cuarón; llenos de dudas hacia Sandra Bullock. Sin embargo, desde el primer fotograma, Cuarón y Bullock se hacen tan pequeños ante la visión de la Tierra que salgo de la butaca inmediatamente para unirme al reparto y  flotar orbitando el planeta durante cerca de dos horas, para matar los miedos, renacer y sentir que preciso de los otros para salir de mí mismo. Miro a mi alrededor, son extrañas estas gafas oscuras. Te permiten ver los tornillos y las lágrimas que salen de la pantalla y al mismo tiempo te distancian un poco más de los que tienes a tu alrededor. Me reconcilio con Sandra Bullock cuando la veo flotar en líquido amniótico.

MAMA 3
Me veo flotar en líquido amniótico pero no lo recuerdo. Carmen Uceda, mi madre, se mueve despacio. Su mano izquierda está apoyada en mi antebrazo; la derecha ayuda a su caminar tanteando un bastón. Le gusta el edificio de la Fundación Telefónica, pero no sabe si seguir mis pasos y adentrarse en el túnel de Ryoji Ikeda. Le explico que no le va a pasar nada, que no se va a marear ante los muros que escupen millones de palabras que se han hecho luz. Vacila, pero al final se adentra en ese mar de información.

MAMA 1
Sonríe. Se llena de luz, para minutos después salir del túnel e inundarse de  oscuridad. A tientas, caminamos hacia otra pantalla. Aparece un brillo, otro más, un tercero… Me separo de ella. Desde atrás, la figura de una anciana, apoyada en un bastón, mira ahora un millón de estrellas como si estuviese presenciando el primer segundo de un nuevo universo. 

MAMA 2

 

Facebook: Miguel Castro Uceda

Twitter: @miguelcastrou y @detrasdlatrama

Sugerencias: detrasdelatrama@gmail.com

 

 

Miguel Castro   22.oct.2013 12:53    

BUENAS IDEAS TED

El domingo termina el festival de Cannes y, por primera vez, en muchos años, acabo de darme cuenta de que no he leído una sola línea de lo que ha pasado estos días en la Croisette. Los hermanos Coen, Soderberg, Deplechin, Ozon, Polanski, Sorrentino, Kechiche, Payne, Jarmusch, Kore-Eda, Gray… todos esos nombres parece que han sido temporalmente arrinconados en mi mente, para que otros les sustituyeran… Ken Robinson, Mike Ebeling, David Gallo, Candy Chang, Boa Mistura, Marco Tempest, Ron Finley, Brene Brown… han aterrizado suavemente en mi día a día, convirtiéndose en protagonistas, desplazandolo todo, o casi todo, en varias semanas de trabajo intensísimo, dando forma a un proyecto que se gestó hace año y medio y que este domingo, 26 de mayo, verá la luz. 

Ken Unos años atrás, Martín Molina, amigo de la infancia, pasó una estancia larga en Nueva York y se quedó fascinado con unas charlas que descubrió en Internet. Unas conferencias de eminentes sabios, de perfectos desconocidos que hablaban con pasión de nuevas ideas. Así descubrí a un tipo muy gracioso llamado Ken Robinson que criticaba el sistema educativo soltando un chiste tras otro, y concluyendo que mataba la creatividad de los individuos. Pero no era el único, había otros muchos que tenían el mismo talento para comunicar sus ideas. 

No dejaré de recordar ese consejo que me dio Martín, entra en TED. Meses después, en un momento profesional en que me sentía laboralmente arrinconado, fuera de mi otra isla, Días de Cine,  absolutamente vulnerable, me refugié en TED.com. En ese momento, Santiago Tabernero me abrió la mente recordándome el poder de la palabra, y que esta debería volver a tener cabida en una televisión que se hacía eco de la disputa vana, del discurso vacío, de los sonidos huecos. Por entonces Santi estaba diseñando un nuevo programa, La nube: yo, simplemente, estaba en el limbo, rodeado de gente fantástica, de buena gente, de la que siempre recibí aliento, apoyo, pero en un limbo personal. A veces, desde el limbo, uno se da cuenta de que lo único que tiene que hacer es transmitir lo que otros te han enseñado. Me propuse hacerlo hace un año y medio. Al viaje se unió Lola Walder para que, poco después, Samuel Martín Mateos abriera la puerta de un despacho a esas nuevas ideas que, desde el domingo día 26 tendrán un escaparate más amplio, conseguido gracias a un durísimo trabajo, codo a codo, y no exento de desacuerdos, con Urbana Gil.

En estas semanas he tenido la obsesión y la posibilidad de llevar la idea original que fusionaba las charlas de TED al medio que mejor conozco, la televisión. Hasta que Javier Pérez Jaime, una de las personas más sabias que he conocido en esta profesión, brillantísimo montador, me dio la definición de lo que es un camello: “ Es lo que sale cuando alguien intenta hacer un caballo y su trabajo es supervisado por una o dos comisiones”. Me he dado cuenta de que a pesar de que no soporto cuando sacan la lengua y se relamen, ni lo lentísimo que se mueven, empiezo a tomarle cariño a los camellos. Sin duda el mejor animal para atravesar el desierto catódico diario, tienen resistencia y saben donde encontrar agua. Puede que no os gusten los camellos, pero estoy seguro de que os interesará Buenas Ideas TED. Solo tenéis que comprobarlo los domingos a las 15:00 en La 2, o  en la noche del martes al miércoles, poco después de la medianoche.  

Ahora, no penséis que con esto os vais a librar de mí los amantes del cine. Detrás de la trama continuará hablando de cine, de la realidad, y ahora de unos nuevos protagonistas, en definitiva, como siempre, intentando hablar de la vida.

@MiguelCastroU    @Detrasdlatrama

detrasdelatrama@gmail.com

Categorías: Actualidad , Ciencia , Cine , Web/Tecnología

Miguel Castro   25.may.2013 14:50    

Miguel Castro Uceda

Bio Detrás de la trama

“La cura contra el aburrimiento es la curiosidad. No busques un remedio para la curiosidad: no tiene cura.” Dorothy Parker. De esta cita nació este blog, con el propósito de poner remedio a esa curiosidad que nos hace buscar, escarbar, investigar… Una búsqueda a la que hay que intentar añadir un pequeño esfuerzo para que el trabajo no sea en balde, e intentar que surja…, de una imagen, de una palabra, de una música…, algo parecido a una idea. Y, si fuera posible, trabajar esa idea y conectarla a otras áreas del conocimiento. Un viaje que me gustaría que hiciésemos juntos. Atentos pero relajados: con el corazón y la razón dispuestos a abrir los sentidos; con la precaución necesaria para evitar que, como dice el refrán, la curiosidad mate al gato. Cuento contigo.
Ver perfil »

Síguenos en...

Últimos comentarios