Un día perfecto

    lunes 31.ago.2015    por Yolanda Flores    1 Comentarios

Un cadáver en el interior de un pozo impide que la gente pueda beber agua. Podría ser el titular de una noticia, pero es el inicio de la nueva película de Fernando León de Aranoa. Los protagonistas, unos  cooperantes encargados de sacar ese cuerpo del pozo. Para ello necesitan una cuerda. Una cuerda que une el fondo con la superficie pero que se rompe porque el peso de la muerte es más fuerte. La cuerda se convierte en objeto de una historia, la excusa por la que hay que seguir el objetivo. La causante de encuentros y desencuentros. La que se rompe por el peso del dolor y la que permanece unida para conseguir su objetivo. Una cuerda que sujeta la bandera por la que se lucha, una cuerda que amarra al perro que ladra con rabia sabedor de la desgracia que encierran los cimientos de una casa destruida por la envidia y la injusticia, una cuerda que no tiene precio pero si mucho valor. Un día perfecto es la ironía  de la otra guerra, la que permanece después de la paz, la que se pacta en los despachos pero tarda en llegar a los que la necesitan en su día a día. Porque, “la paz llega, aunque los problemas no desaparecen”...   

IMG_20150828_175257

Todavía hay minas, no hay agua, ni casas. Hay niños... pero no hay con que jugar. Un día perfecto es la pérdida del sentido común. Es una pequeña historia cotidiana, donde por los hilos de la cuerda se entrelaza el drama y el humor, porque no hay una cosa sin la otra. En Un día perfecto lo mejor es dejarse llover.

Categorías: Cine

Yolanda Flores   31.ago.2015 17:07    

Las emociones se dan una vuelta por De película

    viernes 17.jul.2015    por Yolanda Flores    0 Comentarios

Después de haber visto Wall.E, Toy Story y Up, parecía que nada podría superar estas historias, pero la factoría Pixar lo ha vuelto a conseguir. A puesto todo Del Revés. Ahora nos llega otra de sus emocionantes historias, Inside Out. Con esa facilidad que tienen estos magos de la animación para, asistimos a festín de sensaciones donde disfrutamos tanto los adultos como los más pequeños. Pete Docter, el director de esta película, ha utilizado su propia experiencia como padre para dar forma a una historia donde las emociones se recrean en la mente de una jovencita de 11 años, Riley, que tiene que marcharse de Minnesota con sus padres, para vivir en San Francisco. Algo que cambiará su carácter y su manera de comportarse.  Sus emociones juegan un papel esencial en esta vivencia y ahí están los nuevos personajes, cinco: Alegría, Tristeza, Ira, Miedo y Asco.

20150715_151648

Esta semana el director Pete Docter y el productor Jonas Rivera han estado en nuestro país para presentar la película aquí en España y nosotros hemos estado con ellos. 

Y también estaremos con dos detectives muy particulares, que forman el hilo conductor de esta historia disparatada, pero con un fondo de cordura, que pretende situarnos en un tiempo y en una sociedad que vemos a través de un caleidoscopio y nos invita a subirnos a un carrusel, donde las emociones se cruzan con las ganas de sacudir la resaca de esta misma sociedad que nos vuelve del revés, y nos convierte en la caricatura de un chiste que, si lo pensamos, no nos hace ninguna gracia.

IMG_6028

 

El director de cine Juanma Bajo Ulloa dirige Rey Gitano con una cohorte de plebeyos que, les garantizo, no tienen desperdicio. Junto al director, los actores Manuel Manquiña, Karra Elejalde y Arturo Valls  estarán con nosotros en el programa. 

Categorías: Cine

Yolanda Flores   17.jul.2015 18:09    

Parejas de Cine

    sábado 11.jul.2015    por Yolanda Flores    0 Comentarios

Esta semana llega a la cartelera una pareja de policías. De dos investigadores que nos muestran sus vidas, curiosidades, deseos, y maneras de enfrentarse a la rutina cotidiana, esa que se va entrelazando y llena nuestros vacios de alegrías y miserias en Investigación Policial. Porque de eso también se compone la vida de los que se dedican a seguir a otros. Sergio y Daniel son compañeros y después de tantos años trabajando juntos, amigos. Un caso que por casualidad les llega, les mete en la acción de una aventura, de la que no sabemos cómo serán capaces de salir. Con diálogos divertidos y a veces surrealistas vivimos la acción desde la barrera, ese espacio donde ellos nos invitan a estar. Un territorio que se hace ficción investigando, sin pretender ser héroes, aunque a veces sin pretenderlo, estén rozando esa parte gloria, que se convierte en satisfacción cuando las cosas están bien hechas. 

IMG_20150708_225002

Otro de los estrenos de la cartelera nos lleva hasta Paraiso, la segunda película de la  directora mexicana Mariana Chenillo, tras el éxito de su primer trabajo en el largometraje con Cinco días sin Nora. Paraiso está basada en un cuento de Julieta Arévalo, pero la adaptación del guión, escrito por la propia Mariana incorpora nuevos y variados elementos. Paraíso es ese lugar donde todos tenemos nuestros mejores momentos, donde depositamos las ilusiones y donde siempre, pasado el tiempo queremos volver. Pero la vida tiene otros rincones, que vamos conociendo con el paso de los años, y hay que salir y luchar por ellos.

 

7506036082810

Eso es lo que les ocurre a la pareja protagonista de esta historia, formada por Carmen y Alfredo, novios desde la infancia, protegidos y queridos por su familia y amigos. Viviendo en un entorno donde nada les es ajeno, todo les pertenece, su vida es feliz y enamorados se casan. Un día a Alfredo le ofrecen un mejor puesto de trabajo en la ciudad y tienen que dejar ese entorno pequeñito, su Paraíso, particular, para trasladarse a Mexico D.F. Y allí las cosas serán diferentes. El lugar, los vecinos, y los compañeros de trabajo. Carmen quiere encajar en su nueva vida,y su físico no parece acompañarles, ambos tienen mucho peso, y decide que tienen que ponerse a realizar una dieta que les permita entrar con mejor humor, no solo en las fiestas sino en los trajes de etiqueta. Mientras Alfredo consigue perder peso, Carmen siente que no puede. Y esa diferencia de kilos, será la que marque sus vidas, sus emociones, sentimientos y conocerse y enfrentarse a quienes son realmente. Con humor, pero con mucho amor, asistimos a un pedazo de vida cotidiana, donde a veces estamos tan expuestos a los demás, que pretendemos ser otros que ni siquiera queremos ser. Por eso es tan importante crear nuestro Paraíso personal, para saber convivir con nosotros y los que de verdad nos quieren tal como somos.

Categorías: Actualidad , Cine , Weblogs

Yolanda Flores   11.jul.2015 02:14    

'Una noche para sobrevivir', 'La fiesta de despedida' y 'Lost river'

    sábado 18.abr.2015    por Yolanda Flores    0 Comentarios

Una noche para sobrevivir

Una_noche_para_sobrevivir-cartel-6035

Por Alejandro Burón

Si Liam Neeson ya es un género en sí mismo, podemos decir que Jaume Collet-Serra es el primer maestro de este nuevo género. Desde Sin identidad, pasando por Non-stop y ahora esta Noche para sobrevivir, el cineasta de origen catalán es uno de los directores que mejor saben emplear al irlandés en este nuevo contexto de héroe de acción en el que lleva ya unos años.

En esta ocasión Neeson interpreta a Jimmy Conlon: un antiguo sicario de la mafia, alcoholizado y repudiado por su hijo, pero todavía apreciado por su antiguo jefe, interpretado por Ed Harris. La amistad entre estos dos viejos socios parece algo irrenunciable, hasta que Jimmy mata al hijo de su jefe para proteger al suyo. Empieza así una persecución en la que este padre no solo deberá mantener a su hijo con vida, sino que intentará ganarse de nuevo el derecho a formar parte de su vida.

El guion de Brad Ingelsby se aleja de la acción y la violencia excesivas que podemos asociar con otras cintas recientes de Neeson, y elige centrarse en las relaciones entre sus personajes. En concreto la relación entre los personajes de Liam Neeson y Ed Harris alcanza cotas casi mitológicas: dos amigos enfrentados por motivos que les superan, que se sienten obligados a ejercer la violencia y la venganza en virtud a un nebuloso código de honor.

Se trata probablemente del mejor thriller de Liam Neeson, una película entretenida y trepidante, que pese a las persecuciones y tiroteos no olvida la importancia de sus personajes.

La fiesta de despedida

La_fiesta_de_despedida-cartel-6068

Un viaje de vida, hacia ese otro lugar donde nada sabemos, pero podemos imaginar, intuir o desear. El miedo a la muerte deja de existir, dando paso al miedo a una vida que no es la que quieren, sino pueden vivirla como ellos desean. Una decisión arropada por el amor, el dolor y la falta de egoísmo. Un drama que nos habla de la muerte y una comedia que nos habla de la vida. Un viaje por el que transitan los protagonistas de esta historia que la convierten en La fiesta de despedida.
 
Lost River
 
Lost_river-cartel-6076
Por Alejandro Burón
 

En una ciudad arrasada por la crisis financiera, un grupo de personajes sobrevive como puede en lo que parece el albor de una sociedad posapocalíptica. Bones es un adolescente que roba cobre pese a las amenzas del matón local. Su madre, amenazada de desahucio, acepta un trabajo en un siniestro club donde la muerte y la violencia son el espectáculo diario.

El actor Ryan Gosling, famoso por películas como El diario de Noah o Drive, debuta aquí como director y guionista, y aunque lo que ha logrado no es una buena película, resulta difícil verla sin sentir un respeto renovado por un actor que no había dado señales hasta ahora de tener cosas así en la cabeza.

La película se sitúa claramente en un terreno de influencias remezcladas, desde el horror colorista de Argento hasta el férreo control de fotografía y sonido de Nicolas Winding Refn, todo ello pasado por el tono onírico del David Lynch de Terciopelo azul, esta película nos da una idea muy precisa del cine que admira Gosling, y aunque no hay duda de su buen gusto, aún tiene que afinar en el apartado narrativo.

Lost river es un esplédido debut en lo formal, una película realizada con un control y un dominio de la técnica que sorprende en un cineasta novel, que sin embargo cae presa de un guion pretencioso y demasiado enamorado de sí mismo. Una película extraña, fascinante a ratos, que nos presenta a un director con personalidad y sensibilidad propias. El señor Gosling se ha ganado nuestra atención.

Yolanda Flores   18.abr.2015 02:00    

Celebramos 'Felices 140' con Gracia Querejeta, Maribel Verdú y Marian Álvarez

    sábado 11.abr.2015    por Yolanda Flores    0 Comentarios

Felices 140

Felices 140

La familia es como el azar, te toca. Los amigos los elegimos nosotros, y aunque también es cuestión de suerte, la vida y las cosas que nos van pasando nos hacen ver las diferencias entre quien es amigo y quien no lo es. Por eso se dice que quien tiene un amigo tiene un tesoro. Lo material también en esto marca las diferencias. Se dice que todos somos iguales, hasta que el dinero hace su aparición, y aparece el individuo que no conocíamos o no sabíamos que habitaba en nuestro interior.

El dinero, siempre el dinero, que no da la felicidad pero contribuye en buena parte a ella. Pero qué es la felicidad si no podemos tener a nadie para compartirla, qué es la amistad si no podemos considerar amigos a los que realmente necesitamos cuando la vida nos da un revés. Felices 140 es la nueva pelicula de la directora de cine Gracia Querejeta, que ha centrado esta historia en torno a una mujer que quiere compartir el día de su cumpleaños. Con ella, la familia y algunos amigos, con ellos, las relaciones de pareja, la envidia, el amor, el engaño, las mentiras, los recuerdos, las emociones y las verdades que van saliendo como los números de un boleto, el de la suerte, al que nos aferramos; y apretado fuerte en nuestra mano soñamos, pedimos que salgo el nuestro, que siga la suerte de nuestro lado, que lo vamos a conseguir, que seremos afortunados, que seremos millonarios, que podremos comprar lo que queramos, que tendremos la vida resuelta.

Felices 140 es un drama con toques de humor. Es auténtico, es real, es un golpe delante de nuestra cara para hacernos pensar, y formularnos una pregunta: ¿qué haríamos nosotros en una situación asi, como se cuenta en la pelicula? Y no crean que es tan fácil dar una respuesta después de ver al película.

Yolanda Flores   11.abr.2015 02:00    

'Gett', 'La historia de Marie Heurtin' y 'Fast & Furious 7'

    sábado 4.abr.2015    por Yolanda Flores    0 Comentarios

Gett: el divorcio de Viviane Amsalem

Gett

Viviane Amsalem es una mujer judía, casada con un hombre al que ya no ama. Lo que en otra parte del mundo se solucionaría con un divorcio, en Israel es más complicado: el hombre debe ser quien lo conceda, y el marido de Viviane no está por la labor. La solución, someterse al interminable juicio de un Tribunal Rabínico, poco dispuesto a permitir que una mujer se salga con la suya. Esta semana charlamos con su co-director, Shlomi Elkabetz (derecha), y uno de sus protagonistas, Sasson Gabai (izquierda)

La historia de Marie Heurtin

Marie Heurtin

El director y guionista Jean-Pierre Améris nos presenta esta dura historia basada en hechos reales, sobre una joven francesa que nació sorda, muda y ciega en pleno siglo XIX. Incapaces de atenderla, sus padres deciden ingresarla en un monasterio, donde contará con una aliada inesperada en una monja. Destaca la protagnista Ariana Rivoire, también sorda en la vida real, que aquí debuta frente a la cámara.

Fast & Furious 7

Fast_&_furious_7

Por Alejandro Burón

Si allá por 2001 alguien me hubiese dicho que A todo gas se convertiría en una de las mejores sagas de acción de los últimos años, no sé si me habría reído siquiera. Lo que empezó como una saga de carreras ilegales que glorificaba el estilo de vida tunero, se convirtió en la cuarta entrega en algo más parecido a una serie de atracadores con el espíritu aventurero y trotamundos de una Misión Imposible, con el espectáculo como prioridad absoluta. Lo admito: me divierto tremendamente con estas películas, y si a ustedes les pasa lo mismo, no lo duden, porque esta podría ser la mejor.

Tras los acontecimientos de la sexta parte, nuestro grupo de protagonistas disfrutan de sus recién logrados indultos, pero la paz no va a durar, porque el malo de la anterior tiene un hermano mayor que quiere venganza, y se trata nada menos de Jason Statham. Añadir a Statham a este cóctel que ya incluye a Vin Diesel y Dwayne Johnson "La roca", es un toque de genio, que no solo logra el trío de calvos más musculosos del cine, sino que eleva la intensidad y el peligro dramáticamente. Solo la secuencia inicial es el mejor arranque de una película de acción en años, y las persecuciones y tiroteos no han hecho más que comenzar.
 
El director James Wan debuta en el terreno de las superproducciones con nota. El australiano, conocido por películas de terror como Expediente Warren, se acomoda perfectamente a los códigos del género, y logra imprimir a sus secuencias un ritmo frenético, con movimientos de cámara espectaculares y acrobacias que no es que ignoren la física, es que directamente la reescriben a su antojo. Redondeamos el paquete con un añoradísimo Kurt Russell en un papel secundario y expertos en artes marciales como Tony Jaa haciendo lo que mejor saben, y tenemos una película de casi dos horas y media que pasa como un suspiro.
 
Fast & Furious 7 no es Ciudadano Kane, pero por suerte tampoco tiene ningún interés. Es un chute de adrenalina concentrado, con un puñado de secuencias de acción que darían cada una para su propia película, y un corazón tan grandote y musculoso como el propio Vin Diesel. Una emocionante despedida para el fallecido Paul Walker, que deja a la saga en un punto en que, continúe o termine, nos deja con la sensación de que el viaje ha merecido la pena.

Yolanda Flores    4.abr.2015 02:00    

Kenneth Branagh presenta 'Cenicienta'; 'Focus' y 'CITIZENFOUR'

    sábado 28.mar.2015    por Yolanda Flores    0 Comentarios

BRANAGH

Esta semana recibimos una visita muy especial: el británico Kenneth Branagh, que presenta su nueva película como director: una nueva versión de la 'Cenicienta' de Disney. Aunque en esta ocasión los personajes son de carne y hueso: Lily James es Cenicienta, Cate Blanchett es su malvada madrastra, y Richard Madden es el príncipe azul. ¡No os perdáis nuestra charla con el director!

Focus

Focus

Por Alejandro Burón

Junto a los gangsters y ladrones de guante blanco, los estafadores son sin duda el tipo de delincuente favorito del cine. Atrevidos, carismáticos y con más cara que espalda, sus aventuras y desventuras prometen cine casi siempre entretenido y juguetón, lleno de giros, traiciones y estafas que se extienden al propio público, que a estas alturas ya sabe que debe olerse la sorpresa cuando se enfrenta a una película de este género.

Will Smith interpreta a Will Smith: un tipo a partes iguales estafador y carterista, listillo y bastante sobrado, que coordina a un grupo de mangantes que han hecho del latrocionio una auténtica cadena de montaje. Un día se topa con una hermosa joven que intenta estafarle de forma más bien torpe, y no tarda en convertirse en su mentor, una relación que se complica cada vez más cuando (por supuesto) terminan en la cama.

Decir que el guion es endeble es quedarse corto: en tan transparente en sus intenciones que cabe preguntarse a qué viene tanto giro y elaboración. Se trata de una película que funciona casi únicamente a base del carisma de sus protagonistas. Por suerte, uno de ellos es Will Smith. Smith, al que hemos visto cada vez más circunspecto en los últimos años, desempolva ese encanto y ese talento natural para la comedia que le convirtieron en estrella, y está claro que a estas alturas podría interpretar este papel mientras duerme. Lo que no hace que se relaje, sus escenas con Margot Robbie son ejemplares en cuanto a química e interacción entre actores.

Focus es una película que en realidad parece que son dos, no solo por los dos tramos separados por años de que consta la película, sino porque no parece decidirse sobre sus propias intenciones: es una película de estafadores, pero también una comedia romántica y a ratos un thriller, dando como resultado un tono esquizofrénico que no termina de cuajar. Entretenida, pero liviana, y lo que es peor: totalmente olvidable.

CITIZENFOUR

Citizenfour-cartel-6065

Por Alejandro Burón

A principios de 2013, la directora Laura Poitras comenzó a recibir mensajes cifrados de un informante anónimo que se identificaba como miembro de la Agencia de Seguridad Nacional estadounidense. Poitras, que ya había llamado negativamente la atención de los servicios de seguridad por sus documentales sobre Guantánamo y la guerra contra el terror, se encontró frente a una conspiración tan escalofriante como abyecta: un programa masivo de espionaje a nivel global, donde todos y cada uno de los datos que introducimos en internet sirven para etiquetarnos, rastrearnos y, si fuese necesario, hacernos desaparecer.

Pronto descubrimos que la misteriosa fuente no es otro que Edward Snowden, con quien Poitras se reúne en un hotel de Hong Kong. Recluido en una habitación durante más de una semana, sin salir ni para comer, y con la colaboración del periodista de The Guardian Glenn Greenwald, asistimos en primera persona a la filtración que reveló la cara más oscura de Estados Unidos al mundo. Los que seguimos las informaciones sabemos su contenido, pero eso no amortigua el horror que se respira en esa habitación con cada nueva revelación de Snowden, un tipo que ha dejado atrás a su familia sin previo aviso para protegerles, perfectamente consciente de lo que pasará si los hombres de negro le atrapan, pero convencido de que exponer este Gran Hermano al mundo merece el riesgo.

Citizenfour tiene más de thriller que de documental, y eso dice mucho sobre las tácticas cada día más viles que emplea Estados Unidos para mantener al resto del mundo bajo control, por mucho que este Obama parezca majo y salga bien en las fotos. Es la película más escalofriante que he visto en mucho tiempo, una crónica en primera persona de cómo el puño del estado se cierra en torno a la garganta de los que se atreven a denunciar, y un recordatorio de que pese al asilo político de Snowden en Rusia, este asunto está muy lejos de acabar. Porque, como siempre, no pagan los responsables. Paga el que da un paso adelante y alza la voz. Y mientras tanto, ellos siguen vigilando.

Yolanda Flores   28.mar.2015 02:00    

'El año más violento' y 'Pasolini'

    sábado 21.mar.2015    por Yolanda Flores    0 Comentarios

El año más violento

El año mas violento

Por Alejandro Burón.

Abel Morales (Oscar Isaac) es un inmigrante latino afincado en Nueva York. Trabajador incansable, lucha por expandir su negocio de calefacción, pero los constantes atracos que sufren sus camiones amenazan con llevarle a la ruina, algo más grave de lo habitual si tenemos en cuenta que está a punto de cerrar la millonaria compra de una planta con acceso al río. Y para colmo, el fiscal va a por él como parte de una causa contra todo el oligopolio de la calefacción.

Arranca así una historia que no por accidente nos recuerda al cine de gángsters y mafiosos como El padrino o Uno de los nuestros. Puede que no lleven metralleta, pero estos tipos de la calefacción no dudan en apalizar, amedrentar y robar a quien haga falta con tan de deshacerse de un competidor. Está claro que Abel y su esposa Anna, interpretada por una genial Jessica Chastain, son sus objetivos, y aunque Anna tiende a soluciones más gangsteriles, Abel tiene claro que no se va a rebajar a ese nivel.

El director y guionista JC Chandor dota a la película del look clásico del gran cine norteamericano de los 70, una fotografía de sombras profundas y movimientos de cámara deliberados. Una película de hombres de negocios que se comportan como mafiosos, y que como ellos adopta esas formas estilizadas pero brutales. Una tragedia de temas poderosos, exquisitamente interpretada y dirigida, que si bien resulta algo lenta y deslavazada, recupera el pulso en un tramo final de tremenda resonancia. Muy buena.

Pasolini

Pasolini-cartel-6050

Por Alejandro Burón.

Nacido en 1922, asesinado en 1975. Cuando hablamos de Pier Paolo Pasolini hablamos de uno de los creadores más particulares que ha dado el cine europeo. Un personaje capaz de destacar en el cine, la poesía y la literatura, con ideas políticas y filosóficas que bien pudieron causarle la muerte, pionero de la provocación que más tarde heredarían, con mayor o menor fortuna, Lars von Trier y compañía.

Para este biopic, el director neoyorquino Abel Ferrara nos sitúa en los últimos meses de vida del italiano. Desde la sala de montaje de Saló o los 120 días de Sodoma hasta esa playa desierta en Ostia, pasando por una recreación de los textos en que trabajaba en el momento de su muerte, Ferrara nos propone un juego de realidad y ficción: un biopic convencional envuelto en una interpretación onírica del mundo interior de su representado, un enfoque más interesante que el del biopic al uso, pero que no termina de crear un discurso coherente ni revelador sobre el personaje.

El parecido del protagonista Willem Dafoe con Pasolini es asombroso, y Dafoe ya ha demostrado con creces que es un actor magnífico. El problema viene de algo sobre lo que tiene poco o ningún control: la película no tiene ningún tipo de coherencia lingüística. Dafoe, que solo habla inglés, farfulla en italiano en escenas aleatorias, y los secundarios que le acompañan son claramente italianos. El resultado recuerda a esos spaghetti western que se rodaban con actores de varias nacionalidades, y donde los diálogos se doblaban después. Suena impensable, pero creo que esta película se beneficia de verla en versión doblada, que al menos elimina esa inconsistencia en los acentos y los idiomas.

Pasolini es un biopic que se sale del molde, y solo por eso merece un reconocimiento, pero en último término se trata de una película irregular, con una buena interpretación central que se hace extraña en medio del reparto italiano, y un guión curiosamente limitado, que aporta más bien poco a la historia de Pasolini y que lo reduce a un puñado de viñetas crepusculares. Curiosa, pero no es imprescindible.

Yolanda Flores   21.mar.2015 02:12    

'Negociador' y 'Mis hijos'

    sábado 14.mar.2015    por Yolanda Flores    0 Comentarios

Negociador

Negociador

Borja Cobeaga, junto Diego San José, es el guionista de la exitosa película dirigida por Emilio Martínez Lázaro, 8 apellidos vascos. Esta semana llega a la cartelera Negociador, la tercera película como director de Cobeaga.

Una historia inspirada en hechos reales, que imagina los contactos entre el gobierno y ETA en los meses anteriores al atentado del la T4 del Aeropuerto de Barajas en el 2006. Ramón Barea es Manu Aranguren, el representante del Gobierno, que asume la tarea de ir a sentarse frente a un enviado de ETA, a quien da vida el actor Josean Bengoetxea.

No podemos olvidarnos de la traductora, y del observador internacional. Una tema real, que rápidamente Cobeaga da la vuelta y se convierte en una historia de ficción con situaciones cómicas. Asistimos a lo ridículo que es el ser humano, pero lo incomodo que resulta reírse ante una película que habla de un tema que no nos hace ninguna gracia.

Son héroes de lo cotidiano. Lo fácil hubiera sido poner en evidencia a los políticos, pero Cobeaga es más sutil, y maneja los resortes del ser humano para mostrarnos lo estúpidos que podemos llegar a ser.

Mis hijos

Eran Riklis

Todos nacemos de una madre. Ella nos convierte en hijos, y así transitamos por la vida, pero la vida después no es igual para todos, nacer en un determinado lugar, nos condiciona ante los que nos hacen diferentes. Y es en ese momento cuando ser diferente, o distinto a los ojos de otros, hace que empecemos a cuestionar muchas de las cosas que hasta el momento no parecían importantes. Eyad es el protagonista de la historia que hoy llega a la cartelera con el título  Mis hijos, del director Eran Riklis, basada en la novela del escritor palestino Sayed Kashua, titulada “Árabes danzantes”.

Una historia  de convivencia, identidad cultural, amor, amistad y legado histórico. Mis hijos completa la filmografía del director Eran Riklis, que ya nos ha cautivado con películas  como Los limoneros, que consiguió el premio del público en el Festival de Berlín y San Sebastián y El viaje del director de Recursos Humanos, que aparte de ganar cinco premios de la Academia de cine Israelí, fue seleccionada para representar a su país en los Oscar.

Yolanda Flores   14.mar.2015 02:00    

'Perdiendo el norte', 'Calvary' y 'En tercera persona'

    sábado 7.mar.2015    por Yolanda Flores    0 Comentarios

Perdiendo el norte

Perdiendo el norte

Los jóvenes españoles, y el momento que están viviendo. Son uno de los argumentos de la película de Nacho García Velilla Perdiendo el norte. No encuentran futuro. Pensaban, como dice la película, que iban a vivir mejor que sus padres, y el resultado es que viven peor que sus abuelos. Y como en la mayoría de los casos, igual que ellos, tienen que marcharse fuera de su país, para encontrar ya no solo un futuro sino algo de dinero para poder seguir viviendo.

Es una generación mejor preparada, pero es la que menos futuro tiene, pero a pesar de todo esto, siempre hay un camino que te hace tener ilusiones, esperanza y sobre todo confiar en los que te rodean. Con sentido del humor y mucho enredo que pone a los personajes a prueba, conseguimos descubrir que a pesar de las dificultades si uno se propone hacer lo que quiere lo puede lograr, eso sí: con la fuerza que nos da el motor que mueve el mundo el amor. Bueno, eso o que estamos Perdiendo el norte. Una filosofía que mantienen los protagonistas de la película, unos trabajadores cualificados itinerantes. Vamos, lo que viene a ser unos emigrantes.

Calvary

Calvary-cartel-5852

Por Alejandro Burón

En un confesional oscuro, el padre James escucha en confesión a su pequeña parroquia. Se trata de un cura decente en tiempos indecentes, la proliferación de escándalos de abusos sexuales a niños en el seno de la iglesia católica irlandesa. Desde la oscuridad del confesionario, una voz le habla: uno de los vecinos del pueblo, víctima de abusos a manos de otro sacerdote hace años, le amenaza de muerte. En una semana volverá y asesinará al cura, precisamente porque es un buen hombre, y su muerte tendrá más repercusión que si la víctima realmente se lo mereciese.

Empieza así una cuenta atrás de siete días, en los que el cura intentará poner en orden no solo su fe, sino las vidas de sus vecinos. Aunque en un ambiente abiertamente hostil hacia todo lo que lleve sotana, esto no será tarea fácil. El padre James es un hombre de vocación auténtica, un buen hombre preocupado por sus feligreses, pero condenado a pagar los abusos y el silencio de décadas de infamia.

Brendan Gleeson está sencillamente estelar. El suyo no es el típico sacerdote santurrón. Se trata de un tipo de fe inquebrantable, pero en absoluto ajeno a las pasiones y necesidades de sus vecinos, con un humor seco y socarrón que no socava la carga dramática del papel. Se trata de un hombre que vive un tiempo prestado, que es consciente de ello, y aunque desde el primer momento conoce la identidad de su posible asesino, respeta demasiado el confesional para denunciarlo, o siquiera enfrentarse a él.

Esta identidad, la del asesino, se mantiene como un misterio para el espectador, y el director y guionista John Michael McDonagh puebla la comarca con un reparto de secundarios irlandeses de lujo, a cada cuál más sospechoso, todos con motivos posibles para hacer de la vida del cura un infierno.

Se trata de una comedia negrísima, tan negra que a menudo se sale de cualquier definición de comedia. Una parábola sobre la culpa y la redención, el pecado y el perdón. Muy buena.

En tercera persona

En_tercera_persona-cartel-5861

En los primeros años del nuevo milenio, un tipo de cine muy concreto se adueñó de las galas de premios de todo el mundo: el cine de historias cruzadas. Apodado por el crítico estadounidense Roger Ebert como el "cine del hipervínculo", se trata de películas construidas en torno a una narrativa fragmentada entre personajes, lugares y épocas, que transcurren separadas hasta una conclusión que las unifica, normalmente en una explosión emocional grandilocuente que le da sentido a todo lo que hemos visto. Películas como Amores perros, Babel y sobre todo Crash se beneficiaron de esta curiosa pero efímera moda. Ahora, el director y guionista de esta última, Paul Haggis, intenta repetir el truco, pero los juegos de manos nunca funcionan tan bien como la primera vez.

Así, nos encontramos con otro puñado de historias paralelas, contadas en clave de melodrama, articuladas en torno a un escritor que intenta terminar su próximo libro. Liam Neeson renuncia a su imagen de héroe de acción con un papel que recuerda a los dramas con que se hizo famoso, pero que resulta cómico para los que nos hemos acostumbrado a verle como máquina de matar en plan Chuck Norris. Junto a él, un reparto de lujo con nombres como Adrien Brody, Kim Basinger y Olivia Wilde, que pese a su oficio resultan incapaces de elevar un guión mediocre y repetitivo.

No nos equivoquemos: nos encontramos frente a una auténtica castaña, un somnífero administrado por vía ocular que ríanse de valiums y orfidales, una narración lánguida y sorprendentemente vacía, que sin embargo se cree lo bastante interesante y profunda como para ocultar sus intenciones tras media docena de giros que vemos venir a la legua, una película que tiene poco o nada que decir, y que se pasa casi dos horas y media persiguiendo su propia sombra.

En tercera persona es la constatación del agotamiento no solo de la fórmula de las historias cruzadas, sino de su propio director y guionista, un cineasta que no hace sino confirmar que su Crash fue poco más que un espejismo. Si padecen de insomnio, no se la pierdan. Es mano de santo.

Yolanda Flores    7.mar.2015 02:00    

De Película

Bio De Película

Yolanda Flores dirige y presenta De Película, un programa apto para todos los públicos. Una revista de actualidad cinematográfica que pretende entretener, divertir, y sobre todo informar y acercar el mundo del cine a todos los oyentes; sin olvidar algo fundamental: animar a ver películas en la gran pantalla.
Ver perfil »

Síguenos en...