5 posts de junio 2011

Gurken und Freundschaft = Pepinos y amistad

 

         Va a parecer mentira, pero la crisis de los pepinos -desde hoy ya definitivamente exculpados de cualquier efecto letal- ha servido para estrechar aún más las relaciones diplomáticas entre Madrid y Berlín. Y tengo pruebas fehacientes de ello en las últimas cuarenta y ocho horas: las declaraciones a RNE del número dos del ministerio de Asuntos Exteriores alemán, Werner Hoyer, horas antes de la visita a Berlín del Secretario de Estado para Asuntos Europeos, Diego López Garrido , para calmar los ánimos y mostrar su comprensión y apoyo a los productores españoles, marcando además distancias entre el gobierno de Merkel y las autoridades sanitarias de Hamburgo que acusaron injustamente hace dos semanas a los pepinos españoles. La cobertura ayer notabilísima en todos los medios alemanes de las palabras de Diego López Garrido, anunciando que el gobierno de Madrid no se plantea adoptar acciones legales contra nadie en Alemania por los daños causados a nuestro sector agrícola. Y hoy, Wolf Ruthard Born, Secretario de Estado alemán para Europa -y ex-embajador en Madrid- , reiterando en RNE que la República Federal va a ayudar en todo lo posible para que las frutas y verduras españoles recuperen el mercado germano y el prestigio perdido con la famosa bacteria e-coli 104.

Es evidente que Madrid y Berlín no han querido tener una 'guerra de los pepinos' y que ha habido por ambas partes una voluntad real de cerrar cualquier posible herida o rasguño ocasionado en los últimos días. Y puedo constatar que ha habido una voluntad real de parte alemana de tender puentes y de agradar a Madrid, así como de mandar mensajes conciliadores y de cooperación ,no sólo por la vía diplomática habitual sino a través de los medios de comunicación. En estos momentos se puede comprobar que el trabajo de los diplomáticos, a veces muy discreto, fuera de focos  y micrófonos, pero constante y tenaz, da sus frutos y que el cultivo de unas muy buenas relaciones personales -como ha sido el caso entre López Garrido, Hoyer y Born- ha dado sus frutos. También me consta que en la Embajada española en Berlín en estos días se ha trabajado duro para defender a la huerta hispana, que tiene en Alemania a sus principales clientes. Afortunadamente, todos esos esfuerzos han merecido la pena y ayer Diego López Garrido fué el personaje del día en la radio y la televisión de este país, mucho más de lo que haya podido serlo Zapatero en el último año...Ahora sólo falta que la Moncloa mande a la Cancillería Federal y al Ministerio de Exteriores Alemán un par de buenos jamones serranos -como hacía Felipe González en la época de Helmut Kohl-  acompañados, eso sí, de un par de toneladas de ....PEPINOS. ( What else? )

 

 

Wendehals = chaquetero

 

 

Hay que reconocer que a veces la política y los políticos son divertidos...Y algunas sesiones del Bundestag o Parlamento alemán lo son. Especialmente hoy, cuando Angela Merkel se ha pretendido presentar como la gran defensora de las energías alternativas, siete meses después de haber aprobado una ley que prolongaba la vida de las centrales nucleares veinte años más..La bancada de los Verdes -tradicionalmente jacarandosa-  no se cortaba esta mañana en gestos de asombro, llevándose las manos a la cabeza y riéndose descaradamente del cambio de chaqueta de la Canciller...EL líder de la oposición socialdemócrata,Steinmeier, le ha reprochado abiertamente su falta de sinceridad y su incongruencia política  diciendo que "es la monda" lo que ahora pretende vendernos diciendo que el desastre de Fukushima le ha abierto los ojos.

Merkel ha aguantado estoicamente las burlas y los reproches de la oposición porque sabe que tienen razón y porque tiene otros problemas..EN su propio partido hay muchos diputados que están en total desacuerdo con el volantazo nuclear y van a votar en contra.Y otro tanto los socios liberales.No está para nada claro que el gobierno consiga sacar adelante en el Parlamento este abandono progresivo de lo nuclear.EL gobierno de Merkel tiene sólo 19 votos de diferencia frente a los de la oposición...

La Canciller ha disfrutado,al menos,de unas horas de gloria en su escapada a Washington a principios de la semana.Allí  ha recibido la Medalla de la Libertad y ha sido agasajada por Obama.Pero allí también le han leído la cartilla.Más implicación en Afganistán y en Libia, más liderazgo europeo le ha pedido Barak a su "good friend Angela"..Por todas partes problemas...Aquí en Berlin, además del tema nuclear, le ha tocado convencer a los grupos parlamentarios de la CDU, la CSU y los liberales de que habrá que ayudar otra vez a Grecia.120.000 millones de euros es la última cifra..Esto probablemente es lo que le quita probablemente el sueño a la Primera Ministra alemana. A los insultos se acostumbra uno rápidamente. A los cambios radicales de opinión  se les llama pragmatismo o la fuerza de la necesidad .Uno se puede levantar liberal y acostarse keynesiano...o al revés. Alles ist relativ, todo es relativo, como decía Einstein...

Fingerspitzengefühl = Tacto

 

Ayer tarde estuve en un briefing "unter drei" en el Ministerio de Exteriores . "Unter drei" (entre tres)  en los medios periodísticos quiere decir que alguien habla para la prensa y responde  a sus preguntas, pero no se puede citar textualmente lo que se ha oído y no se puede mencionar el nombre de quien ha pronunciado esas palabras. "Unter eins" (entre uno) es justamente lo contrario:se da el nombre de la persona y sus comentarios textuales.

En ese encuentro con un personaje de alto nivel se hablaron de muchos temas de actualidad, pero yo iba por nuestra particular "crisis de los pepinos". El clima de confidencialidad permitía conversar de manera más relajada, y así pude comprobar algo interesante: el gobierno alemán es muy consciente de que le ha faltado ese Fingerspitzengefühl, esa capacidad de abordar las cosas de manera que los otros no lo entiendan como una patada en la boca del estómago. Se tardó demasiado tiempo en comprender que las denuncias -luego infundadas- de la consejera de Hamburgo contra los pepinos españoles podían arruinar a los agricultores de nuestro país, quienes tienen en la República Federal su principal mercado. No se reaccionó de una manera diplomática- piensan en el Ministerio de Exteriores- y se crearon tensiones innecesarias. Y, lo que es peor, Alemania se ha demostrado hasta ahora incapaz de descubrir por sí misma la causa de esta epidemia y ha tenido que recurrir a especialistas y expertos  de otros países.

Especialmente significativas han sido las críticas del comisario europeo de protección de los consumidores, John Dalli, acusando a Berlín de haber gestionado fatal esta crisis que ya no sabemos si es de los pepinos, de los brotes,del agua o del viento. Lo cierto es que la clase política alemana se siente impotente para ofrecer soluciones a este problema porque no las tiene. Depende, en ese caso, por completo de los laboratorios y de los científicos que se las están viendo y deseando para hallar las claves de la epidemia.Y, en el caso de los ataques a España,estamos en la fase de Schadensbegrenzung = limitar los daños. Esta tarde llega a Berlín el Secretario de Estado para temas europeos e intentará recuperar el prestigio perdido de nuestros productos agrícolas y la buena imagen del campo español. Personalmente creo que esa visita, o la de las ministras de Agricultura y/o Sanidad españolas a la capital alemana debería haberse producido mucho antes.

Empörte Jugendliche mit der Presse= Jóvenes Indignados con la prensa

 

        Entre los cientos de mails que me esperaban a mi regreso a Berlín había al menos treinta mensajes de jóvenes indignados acusando a los medios de comunicación de no estar contando la verdad sobre el movimiento 15-M. Los textos son diferentes, algunos calcados de un mismo patrón, pero la idea es igual: los medios de comunicación tienen intereses económicos concretos y no quieren que se extienda y conozca el mensaje de los Indignados.

Como suele ocurrir a menudo, se nos mete a todos los periodistas y a todos los órganos de prensa en un mismo cajón, ignorando que cada uno somos de nuestro padre y nuestra madre, con propietarios e intereses empresariales diversos y que sólo los medios públicos, es decir, RTVE, estamos en este aspecto en terreno neutral, cumpliendo nuestra obligación de ofrecer la mejor información posible sin obedecer a consignas de unos u otros. NO siempre fué así. Desde mi puesto en Alemania no puedo saber lo que pasa minuto a minuto en las redacciones centrales de RNE y TVE, pero sí confío en la profesionalidad de mis compañeros y en su compromiso de facilitar la información más ajustada, correcta e imparcial cada día y de explicarla desde todos los ángulos posibles. Nos sentimos y creemos en el servicio público. Somos medios estatales, pagados por todos los españoles , y nos sentimos- y me siento- responsables de esta función. No intentamos favorecer ni perjudicar a nadie.Tratamos de informar sobre lo que está pasando, sobre lo que consideramos que es noticia, y sobre lo que es nuevo con relación al dia anterior. Eso es el ABC del periodismo.

Lo que tal vez los jóvenes de la Puerta del Sol y de otras concentraciones en distintos puntos de España  no han tenido en cuenta es que a la prensa hay que ofrecerle cada día información fresca, como el pescado. Y que se necesita un líder, o unos líderes, para que la gente ponga cara a ese movimiento. Los Verdes alemanes irrumpieron en la escena política alemana en los años 80 como un movimiento alternativo, heredero en parte de Mayo del 68, y pretendieron ser diferentes a los demás partidos. Pero desde el principio hubo líderes y,además,muy locuaces :  Joschka Fischer, que llegó a ser ministro de Exteriores , los desaparecidos Petra Kelly y Gert Bastian..Para evitar que esos dirigentes se instalaran demasiado en el cargo y se convirtieran en políticos al uso, se decidió que las direcciones y portavocías del movimiento -luego partido- serían paritarias (hombre y mujer) y que nadie duraría en esos puestos más de dos años.

Los Indignados ocuparon las portadas de muchos periódicos, dentro y fuera de España, muchos minutos de telediarios, muchos comentarios y análisis....y luego dejaron de ser noticia de portada. Normal. También el ataque a Libia fué noticia de portada y luego dejó de serlo. Y los pepinos españoles,y la boda del Príncipe Guillermo,y la victoria de Nadal en París..Y los Indignados seguían y creo que siguen sin un líder, sin un símbolo fuerte y carismático, más allá de la concentración en sí misma y ese estado general de descontento, sin un programa con alternativas factibles, mirando a la prensa con recelo y pensando que todos somos manipuladores. Caso de que esto fuera así, y de que hubiera una inquina específica de ciertos medios de prensa -y  sé que la habido en el sector de la derecha política más o menos radical-  yo recomendaría  a la gente del 15-M que plante cara, que convoque una rueda de prensa o dos o tres y que denuncie a esos medios o a esos periodistas hostiles .Que contraataquen con un mensaje alternativo a nuestra deteriorada vida política española. Los enemigos, creo yo, no deberían ser los periodistas. Los responsables de esta sociedad injusta, asustada, y cada vez más empobrecida no se sientan en las redacciones de los medios de comunicación.Los tiros no van por ahí,amigos Indignados...

Gurken,Sprossen,etc= Pepinos,brotes,etc

 

Las chapuzas no son algo exclusivo de España como se está apreciando en estos días..Los propios alemanes están comprobando que esto de los estados federados (Länder) a veces es un lío y a veces una cacofonía, y más aún cuando al frente del ministerio federal de Sanidad el ministro acaba de llegar a su nuevo puesto (el liberal Daniel Bahr) y la ministra federal de Agricultura,Ilse Aigner,CSU bávara, parecía estar ocupada con otros asuntos a lo largo del mes de mayo.

Pero en este lunes 6 de junio hay varias cosas que han quedado claras:

1.La Krisenmanagement, la gestión de la crisis ha sido, cuando menos, manifiestamente mejorable. Y no sólo por las injustas acusaciones a los pepinos y productores españoles desde el Senado de la ciudad-estado de Hamburgo, sino porque el ministerio central de la Salud dejó pasar más de dos semanas antes de enterarse de que había allí una dolencia que parecía inexplicable para los médicos. EL primer infectado con la bacteria e-coli 104 fué registrado el 1 de mayo. El Instituto Robert Koch, especializado en infecciones y enfermedades raras,se dió por enterado el 18 de mayo.

Siendo esto lamentable,más lamentable ha sido la sinfonía y variedad de voces, declaraciones e informaciones procedentes de Hamburgo, Lübeck, Hannover y otros puntos de la República Federal con expertos, políticos y científicos hablando cada cual a su aire sobre esta nueva infección y sin que nadie en Berlín unificara criterios y una única posición sobre el desarrollo de la nueva dolencia que se extendía de una manera preocupante.

2.No es la primera vez que se produce en Alemania un escándalo sobre seguridad alimentaria. Sí es la primera en la que se está tardando tanto en encontrar el origen y las maneras de atacarlo. Es también una consecuencia de este estado federal, con 16 gobiernos regionales que no suelen comunicarse entre sí tanto como debieran, ni tampoco con Berlín.

3.Los expertos también han entrado en una extraña guerra,acusándose los unos a los otros de no trabajar bien y rápido. Tal ha sido el caso entre la dirección del principal hospital de Berlín, la Charité,y los responsables del Instituto Robert Koch, venerados hasta ahora a la hora de informar y evaluar riesgos en el caso de la gripe aviar, las enfermedades tropicales importadas y cualquier síndrome extraño.

4.Fallan, una y otra vez, los controles sobre la limpieza y seguridad de los alimentos que consumen los alemanes, preocupados -como ya comenté en otro blog- más por la baratura del producto que por su calidad. Esto permite que fabricantes y suministradores sin escrúpulos entren en una guerra de precios que hace disminuir las garantías sanitarias mínimas. Y así, se venden huevos insanos, carne putrefacta mezclada con carne picada y otras cosas sobre las que prefiero no dar detalles...

Dicho esto, sugeriría que las autoridades de España hicieran una gran ofensiva en Alemania para reganar el mercado teutón. No es en España donde los responsables del gobierno tienen que hacer declaraciones sobre lo buenos que son nuestros pepinos, tomates y ensaladas...Es aquí, en suelo alemán, donde tienen que luchar y comerse ante las cámaras de la televisión alemana un par de pepinos..

El pasado viernes un empresario español, Antonio Lavao, daba una rueda de prensa en Hamburgo para defender la calidad de sus productos agrícolas (Frunet). Se había pagado el viaje de su bolsillo, había contratado a dos abogadas alemanas y a un gabinete de prensa..Entre los asistentes a  la rueda de prensa había una persona de la embajada de España en Alemania, pero ningún apoyo oficial. Lavao,sin micrófonos,reconocía a esta corresponsal que se sentía más solo que la una,arruinado y sin futuro.Las declaraciones de Lavao salieron en el telediario más seguido de la primera cadena de la televisión alemana a las ocho de la tarde, reiterando que sentía mucho las muertes de los ciudadanos alemanes por esta bacteria letal pero que él no era responsable de ellas. Estoy segura que si Lavao hubiera venido acompañado de alguien del ministerio de Agricultura español o si alguien del ministerio hubiera hecho una rueda de prensa en Hamburgo o en Berlín  el impacto sobre los alemanes hubiera sido mucho mayor y se hubiera recuperado así algo de nuestro perdido prestigio como fabricantes y distribuidores de frutas y verduras.

P.S. Rueda de prensa de la ministra de Agricultura,Ilse Aigner.Se defiende de las acusaciones de mala gestión en el gobierno alemán,reconoce que aún no se conocen las causas de la epidemia,que no está claro que sean los brotes y pide "una solución europea para un problema que es europeo"

P.S. 2..Gracias por vuestros mensajes...Está claro que no puedo cogerme unos días de vacaciones....

Aurora Mínguez


Soy Aurora Mínguez y actualmente soy la corresponsal de Radio Nacional en Alemania. Empecé a estudiar alemán hace treinta años porque me enamoré de la ciudad de Viena y de la cultura centroeuropea. Luego visité Berlín y me quedé colgada de las consecuencias de la guerra fría y de un país marcado por un Muro. Para aprender alemán hay que estar muy motivado. Para entender este país, y esta Mitteleuropa, también y, además, amar lo que uno hace.
Ver perfil »

Síguenos en...