« Brexit, la gran mentira | Portada del Blog | Tiempos extremos »

Miedo al sol

    lunes 5.sep.2016    por Miguel-Ángel-Berlin    1 Comentarios

En Mecklenburgo Antepomerania (Mecklenburg Vorpommern) es difícil cruzarse en la calle con un refugiado. El año pasado, de los 1.100.000 refugiados que llegaron a Alemania, se registraron sólo 23.080 en este “Land” del Noreste de Alemania. Un 2,03% del total. La mayoría de esos refugiados, además, se irán en cuanto puedan, porque en Mecklenburgo Antepomerania no hay trabajo. Si lo comparamos sólo con Berlín, donde se registraron 79.034, nos hacemos una idea de la diferente presión que han sufrido estos meses para acoger a los refugiados.

Mecklenburgo Antepomerania, 1.600.000 habitantes, ha perdido 300.000 desde 1990.

Los jóvenes se van. No hay industria, no hay trabajo. La agricultura (patatas, hortalizas, cereales), la pesca en el Mar del Norte, dan para lo que dan, pero nada más. La otra fuente de ingresos es el turismo en las playas del Norte, que tiene unas estupendas playas de arena muy blanca. Durante los dos meses más calurosos del año hay muchos turistas, pero el resto del año el sol se niega a salir por esos lares y el implacable viento del Noroeste obliga a meterse en una de esas casetas de mimbre, de espaldas a la playa.

Pocos en Alemania sabían quién gobernaba hasta ayer en esta tierra, un nuevo “Land” tras la unificación con el Este, con un peso mínimo en Alemania. Desde hace 8 años, una gran coalición al estilo de la de Berlín, sólo que en este caso, el partido más fuerte era el SPD, con 35,6% de los votos y el pequeño la CDU, 23%, después de perder cinco puntos en las elecciones de 2011.

Pudo haber elegido una coalición con Los Verdes, que tenían un 8,5% y die Linke (La Izquierda, con un 18%), pero eligió a la CDU.

Los neonazis del NPD consiguieron entrar en el parlamento de Schwerin con un 6%. Esto es tierra de neonazis.

Todo parecía discurrir con esa aburrida normalidad alemana. La tasa de paro no llega al 6% (gracias al maquillaje de cifras que hace que muchos que viven de las ayudas sociales no figuren como parados). No hay graves problemas en Mecklenburgo Antepomerania.

Así que los eslóganes de la pasada campaña electoral deberían haber sonado más o menos así: "Queremos más industria", "más trabajo para los jóvenes", "hay que elevar las pensiones", "queremos mejores infraestructuras" y, si acaso, "¡Queremos más sol!"

Pero no. Toda la campaña giró en torno a la política de refugiados de Angela Merkel y su gobierno de Gran Coalición.

El resultado, el SPD perdió 5 puntos, la Izquierda, 6 puntos, la CDU, 4 puntos y tanto Verdes como los neonazis del NPD, no consiguieron saltar la valla del 5% para entrar en el parlamento regional.

Alternativa por Alemania ha conseguido el 22% de los votos (casi 1 de cada 4) y ha conseguido lo que podemos llamar el "sorpasso" a la alemana: por primera vez en la historia un partido ha superado a la CDU de Angela Merkel.

Esa humillante derrota del partido de Angela Merkel no puede ocultar que Alternativa por Alemania ha conseguido votos de todos los partidos: muchos votantes socialdemócratas, de la izquierda comunista, de los verdes, han votado esta vez, junto a los neonazis, a un partido xenófobo. Y no nos olvidemos de que el odio al extranjero no se limita sólo a los refugiados.

Mecklenburg Antepomerania no es Berlín, aún queda un año para las próximas elecciones federales, pero la bofetada que ha recibido Angela Merkel en su patria política (aquí se presenta ella para diputada) es de las que hacen época.

Cada vez se pone más en tela de juicio su próxima candidatura como canciller de Alemania. Hasta ahora Merkel se ha mantenido firme, pidiendo hacer frente a los que sacan votos agitando el fantasma del miedo. Veremos si aguanta la presión para girar aún más de lo que ha girado ya poniéndose en manos de Turquía y Erdogán para parar el flujo de refugiados.

En Mecklenburg Antepomerania hay pocos inmigrantes pero el miedo basta. Ha triunfado el viejo fantasma alemán, el miedo al miedo.

Suspiran por el sol para llenar sus playas de turistas, pero juraría que, en el fondo, tienen miedo hasta de que un día salga el sol.

Miguel-Ángel-Berlin    5.sep.2016 13:19    

1 Comentarios

Tener miedo al color de los rayos de sol que puedan cubrir los campos y ciudades alemanas después de las " próximas ", es algo natural.
Es mas....advirtiendo el pueblo,...como se les viene enzima un dormido campo de margaritas xenófobas y racistas, repleto de dirigentes y mandatarios, dotados de iguales condiciones que pueden ocupar el futuro de las instituciones alemanas; y lo que es peor,....ocupar el futuro de Alemania,....no es plato de buen gusto,...ni para muchos alemanes, ni para muchos europeos.
Porque si esto tiene lugar,.....sumado a la idea del posible nacimiento de un único, grande y libre ejercito alemán, es posible que lo que al final no llegaron a conseguir otros en el 45 con las armas,...lo lleguen a conseguir sus homónimos contemporaneos con métodos mas """pacifistas""".
Entonces,....(...no es por meter miedo ) pero el miedo aleman...¡ puede que llegue a cruzar fronteras !..
En contestacion al estribillo de aquella cancion de Alaska y los Pegamoides : [ ( .... " Dondestarå " el error,...sin solucion... ) ....ni tu ni nadie,...nadie...] ......se nos presenta una contestacion clara y concisa. El error esta en las "Merkelianas Lösungen" : El aplicar soluciones excesivamente socialemocratizadoras a masas de personas excesivamente desesperadas y angustiadas .....al final,...todo se viene encontrar de uno mismo. "....no les des de comer de la mano, porque...luego preguntaran por tu brazo ".....¡ eso !....¡ si no acaban comiendote !.....¡....eso si debe dar miedo !.

Selamlar Türkiye. ( ... Sadece şaka ! ) .[ Un saludo desde....Turquia.(...¡ es broma ! )....].

martes 6 sep 2016, 10:36

Esto es solo una previsualización.Su comentario aun no ha sido aprobado.

Ocupado...
Your comment could not be posted. Error type:
Su comentario ha sido publicado. Haga click aquí si desea publicar otro comentario

Las letras y números que has introducido no coinciden con los de la imagen. Por favor, inténtalo de nuevo.

Como paso final antes de publicar el comentario, introduce las letras y números que se ven en la imagen de abajo. Esto es necesario para impedir comentarios de programas automáticos.

¿No puedes leer bien esta imagen? Ver una alternativa.

Ocupado...

Mi comentario

Miguel Ángel García

Bio Ich bin

“Soy un ciudadano de Berlín”. JFK llevaba apenas unas horas en Berlín Oeste cuando se declaró berlinés. Al otro lado del muro, un hombrecillo verde, con un impecable sombrero ya pasado de moda, cruzaba airoso las calles del Berlín Este, por aquel entonces apenas habitadas por tranvías llenos de proletarios.
Ver perfil »

Síguenos en...

Últimos comentarios