« Helmut Kohl: el gigante en silla de ruedas | Portada del Blog

Sobre la cuádruple raíz del principio de razón suficiente

    martes 4.sep.2018    por Miguel-Ángel-Berlin    3 Comentarios

El reencuentro con Alemania ha sido el reencuentro con la extrema derecha.

Ninguna sorpresa. Alternativa para Alemania sigue su "Aufmarsch" (su marcha triunfal) hacia el poder. Aún parece lejano, pero hay que recordar que en Austria ya gobierna el partido neonazi FPÖ en coalición con el Partido Popular austriaco, que cada vez se sitúa más a la derecha para no desentonar con su socio.

Dos viajes a Sajonia (Dresde, Chemnizt, Leipzig), en coche y en tren y vuelve uno con la sensación de que nació para filosofar.

Observando las calles de Chemnitz, que todavía huelen a DDR, uno tiene la sensación de haber comprendido porqué en Alemania ha habido tantos filósofos: si vives aquí, por narices te vuelves filósofo, ya que te preguntas continuamente por el sentido de la vida...aquí.

Sin duda, aquí nació el pesimismo.

Sentado en un banco del centro la ciudad, mientras observaba por el rabillo del ojo cómo un energúmeno de 2 metros y 120 kilos acosaba a una colega periodista que se preparaba para un directo, charlé un rato con un matrimonio que se sentó a mi lado. Más bien charlé con él, porque su mujer era de pocas palabras, la verdad.

Tenía 82 años y había vivido la guerra, la postguerra, el comunismo, la caída del muro, la reunificación alemana, la era Merkel... sin salir de aquí para nada, como no fueran unas cortas vacaciones ya jubilado.

"Aquí nací, aquí viví y aquí voy a ser enterrado" me dijo Bernd con la naturalidad de quien no encuentra motivo para intentar cambiar ese destino.

Bernd ha asumido su destino, plagado de acontecimientos dramáticos, con una docilidad sin fisuras, con la docilidad que sólo un alemán puede ofrecer.

Actualmente Bernd y su mujer viven en una ciudad que ha mejorado mucho en los últimos años (Chemnitz era hace 30 años una de las ciudades más sucias y contaminadas por carbón del mundo), pueden expresar su opinión libremente, leer o ver lo que quieran, viajar a donde quieran, disponen de una jubilación no muy generosa, pero suficiente para llevar una vida decente.

Y, precisamente ahora, cuando viven el momento más "burgués" de su existencia, con el sustento y las necesidades básicas y no tan básicas cubiertas, ellos se han sumado a esos que ahora se llamas "Wutbürgern", "ciudadanos indignados" que se colocan al lado de neonazis para denunciar la política migratoria de Angela Merkel.

No me dio tiempo a profundizar en sus razones para acudir a los llamamientos del movimiento de extrema derecha "pro Chemnitz", porque su mujer se estaba impacientando con mis preguntas, aunque Bernd estaba disfrutando de quizá su única conversación con un extranjero en toda su vida.

 Pero las mismas razones que pueden alegar Bernd y su mujer las he oído estos días repetidas hasta la saciedad.

"Los políticos nos han abandonado" "Los periodistas no dicen la verdad de lo que está pasando" "No tengo nada en contra de los refugiados y de los inmigrantes, pero son demasiados y no se adaptan a nuestra cultura"

Se los he oído a la mujer del energúmeno de acosaba a la periodista de la NTV.

 "Hört auf" ¡Basta ya!, le decía ella mientras intentaba apartarlo para que dejara de acosarla.

Un rato después se me acercó, porque me vio con el micro en la mano, y me dijo con lágrimas en los ojos: "Por favor, no diga que somos malos, nosotros no somos malos, él tampoco es malo, sólo que lo que ha pasado aquí es terrible, mataron a nuestro amigo Daniel".

Una de las conversaciones que más me chocaron en 2015, en plena avalancha de refugiados, fue en Heidenau, donde la canciller Merkel sufrió su primer abucheo público.

Uno de los que la abuchearon, unos 30 años, me confesó por qué estaba en contra de los refugiados: "Mírelos, son casi todos hombres jóvenes, por debajo de los 30 años. Ellos vienen aquí, nos quitan a nuestras mujeres. Nosotros no podemos liarnos con sus mujeres con velo, pero ellos se llevan a nuestras chicas".

En aquel momento me quedé en schok, pensando que había topado con un espécimen raro. Pero no, ese espécimen abunda en Sajonia.

Tras la absorción de la DDR  por la RFA y el desmantelamiento y venta al saldo de toda su industria Alemania Oriental se vació de gente joven. Mientras las generaciones de más de 30 años se quedaban a vivir dos décadas de ayudas sociales a la espera de los "paisajes floridos" prometidos por Helmut Kohl, los jóvenes se marcharon al Oeste en busca de trabajo y otros paisajes. Sobre todo se marcharon las mujeres, las más afectadas por el paro. En cuanto cumplían 16 años, todas se iban. Los pueblos y ciudades del Este se quedaron sin mujeres. No es algo a despreciar, la sensación que da una ciudad donde no se ven mujeres. La he visto muchas veces, en ciudades de Brandenburgo, de Sajonia.

En Chemnitz, otro que acudió a la manifestación de Pegida y Alternativa por Alemania, también rondando los 30, me vino a contar prácticamente la misma historia. Completándola con argumentos como estos: "Son de otra cultura, son violentos, han vivido una guerra, muchos de ellos han matado en cualquiera de los bando en que hayan estado".

Y cuando le replico que son prejuicios, me contesta que son datos: Me asegura que la criminalidad y ha subido mucho en estos 3 años y que los datos de la policía revelan que 2/3 de los crímenes en Alemania, asesinatos, violaciones, los cometen los emigrantes. Le contesto que ese dato no es cierto, pero insiste en que sí y me conmina a ver las estadísticas de la BKA. De hecho, las he vuelto a repasar y son completamente mentira.

Evidentemente, las "fake news" que esparcen por Facebook Pegida, AfD y (RT) Rusia Today, tienen más credibilidad que los datos oficiales de la policía recogidos en la "Lügenpresse", la prensa mentirosa.

Lo tienen fácil, porque los crímenes que cometen los refugiados enseguida alcanzan una gran resonancia. Cada año mueren en Alemania más de 300 mujeres por violencia doméstica, pero aquí ese problema no existe. Los alemanes dan por hecho que sólo los extranjeros matan a sus mujeres, no ellos. Gran error, como ya he comentado en artículos anteriores.

Pero sí, no debemos olvidar que ha habido varios asesinatos de chicas alemanas a manos de refugiados. Como tampoco debemos pasar por alto que hay un delito, el acoso y las agresiones sexuales que ha subido considerablemente en las estadísticas por los refugiados. No debemos olvidar la Nochevieja de Colonia y de muchas otras ciudades.

Entre los "fake news" de Pegida y AfD y el "buenismo" de algunos sectores, hay algún espacio para rellenar.

 La extrema derecha utiliza cada caso para azuzar el odio al extranjero y aquí no valen sutilezas. Frente a los sentimientos de miedo y venganza de poco valen los datos reales. Frente al pesimismo existencial, de poco vale el "Wir schaffen dass" (lo conseguiremos). Karl_Marx[1]

La estatua de Karl Marx en Kemnitz, "invadida por hordas del Este"

Esto es Sajonia, el hornillo donde se cuece el levantamiento contra el "régimen de Angela Merkel".

Debe ser que, viviendo en Sajonia, o te vuelves un Schopenhauer o te apuntas a AfD, o las dos cosas...

Aprovechando al máximo el rebufo filosófico que te proporciona ver desde la ventanilla del tren el triste paisaje sajón, me pongo a pensar en qué deben llevar esta gente en los genes. Por mi mente pasan las invasiones sajonas que configuraron Gran Bretaña hace 1.500 años. Me imagino el miedo que invasiones de pueblos venidos del Este, como los Hunos, debieron causar a los sajones, impotentes para enfrentar esas invasiones en un paisaje donde sólo hay suaves colinas.

Los sajones de ahora, y en general todos los alemanes, ya no tienen instinto de conquistador, pero el miedo lo llevan en los genes.

Y no es una licencia literaria, no. El miedo alemán al futuro, "a lo que nos deparará la vida", está documentado en los genes germanos. Y a un alemán en modo "Selbstverteidigung" (a la defensiva) no le puedes venir con datos, primero tienes que convencerlo de que estás de su parte.

Alemania nunca ha ido tan bien, apenas hay paro, ni siquiera en Sajonia (7,6%). Pero ¿cuánto durará esto?.

No es difícil ponerse en la piel de un sajón y pensar: "acaban de entrar en mi país 1.500.000 personas (venidas del Este, como siempre), la mayoría hombres jóvenes, con el instinto de supervivencia a flor de piel, guerreros hambrientos de mujeres rubias, que, en cuanto aprendan alemán, me van a robar también mi puesto de trabajo, porque son más sufridos, más trabajadores, más listos que yo, que estoy acostumbrado a que el Estado cuide de mi".

Si te cuesta ponerte en la piel de un sajón, intenta ponerte en el cargo de un Ministro de Interior que ve entrar por su país esa cantidad de gente indocumentada, teniendo la certeza de que en la avalancha, vinieron, entre los traumatizados, quién sabe cuántos terroristas yihadistas.

Y en cada alemán obsesionado con el orden, se oculta un policía y en cada policía, un MInistro de Interior. Y en cada Ministro de Interior alemán, naturalmente, un filósofo.

Nietzsche, Schopenhauer nacieron a tiro de piedra, en Weimar y Frankfurt am Main, pero debieron pasar largas temporadas en Sajonia.

Si no, ¿de qué iba a hacer Schopenhauer la tesis doctoral "Sobre la cuádruple raíz del principio de razón suficiente"?

¡Ay, Lisboa, cómo te echo ya de menos!

Miguel-Ángel-Berlin    4.sep.2018 13:04    

3 Comentarios

Sr. M. Ángel García :

Al grano... Los que me vendieron el "dieselgate" tiene miedo!

notable.

El miedo es mal compañero de viaje. El temor es muy mal consejero. Vivir con miedo no es vivir.

¿ Son felices Los muy adinerados Caballeros Teutones ?

¿ que nos queda a los intoxicados ?

PS. Buen cambio CRTVE...acertado.... los mejores en el medio de la noticia

¿ Saudade ?

martes 4 sep 2018, 16:41

Carmen no debería dimitir.No me gusta que haya esa persecución pública que es la sin razón del ser humano.Qué asco.

martes 11 sep 2018, 21:31

Nota: Sñr. D. Miguel, ...siento mucho el "lapsus" del video ubicado al final del comentario, ...si fuera esa la razón por la que se me impidió , ...una y otra vez, ...la colocación del mismo en este post y . También pudo ser por haber colocado Vds. un limite de palabras al comentario o quizá los permisos de Google. No lo se. Traté de colocarlo en otros tres posts con los que " acostumbro " y tampoco se me dejó [ ...dudo que fuera problema de bandejas ]. Pudo haber sido por varias causas más. El video se coloco con la intención de reflejar unas maneras de vivir de los que ocuparon hoy el banquillo de los acusados en el Congreso. Quizá no supe exponerlo con precisión.
un saludo.

martes 18 sep 2018, 20:11

Esto es solo una previsualización.Su comentario aun no ha sido aprobado.

Ocupado...
Your comment could not be posted. Error type:
Su comentario ha sido publicado. Haga click aquí si desea publicar otro comentario

Las letras y números que has introducido no coinciden con los de la imagen. Por favor, inténtalo de nuevo.

Como paso final antes de publicar el comentario, introduce las letras y números que se ven en la imagen de abajo. Esto es necesario para impedir comentarios de programas automáticos.

¿No puedes leer bien esta imagen? Ver una alternativa.

Ocupado...

Mi comentario

Miguel Ángel García

Bio Ich bin

“Soy un ciudadano de Berlín”. JFK llevaba apenas unas horas en Berlín Oeste cuando se declaró berlinés. Al otro lado del muro, un hombrecillo verde, con un impecable sombrero ya pasado de moda, cruzaba airoso las calles del Berlín Este, por aquel entonces apenas habitadas por tranvías llenos de proletarios.
Ver perfil »

Síguenos en...