5 posts de septiembre 2012

Harlem Désir

Ver desir-harlem.jpg en presentaciónHarlem Désir, 52 años, hijo de martiniqués y alsaciana, ha recibido el dedazo del aparato del partido para convertirse en el nuevo secretario general del PS en el próximo congreso de Toulouse.

En su juventud fundó SOS Racisme. Con su verbo fluido y sus acciones espectaculares se convirtió en una estrella de los medios de comunicación. Se lo rifaban y siempre encontraban en él al activista inteligente, sereno y con un toque informal que lo alejaba de la ortodoxia partidaria, a lo que contribuía también su piel mestiza tan alejada del canon francés.

Hoy, Désir llega a la más alta magistratura del partido --con permiso del presidente Hollande, del primer ministro Ayrault y de la secretaria saliente, Martine Aubry-- tras las componendas internas de un aparato habitado por elefantes de diverso tamaño, ambición y grosor de piel. No es ni malo ni bueno, solo una constatación.

La rectificación

El ministro de Industria, Arnaud Montebourg, se ha tenido que comer sus palabras de julio, cuando se preguntó si la Peugeot no era un "enfermo imaginario". Este 11 de septiembre, un informe técnico firmado por un ingeniero del Ministerio de Economía, Emmanuel Sartorius, ha validadado la necesidad de que PSA-Peugeot-Citroën siga adelante con sus planes de reestructuración, que traducido a lenguaje corriente equivale a 8.000 despidos.

El entusiasmo del entonces ministro neófito le calentó la boca y, hoy, tiene que comerse el sombrero y acudir al manual de frases hechas para pedir a empresa y sindicatos la mejor concertación posible que limite al máximo los despidos.

El informe Sartorius no ahorra críticas a la gestión de la empresa (entre otras cosas, la distribución de dividendos entre la familia Peugeot en vez de invertir, como otros competidores), pero le da la razón en lo principal, los recortes de plantilla. Se permite incluso un guiño estéril al nacionalismo económico asegurando que la empresa optó demasiado pronto por cerrar Aulnay-sous-Bois (3.000 trabajadores), en vez de preguntarse por la viabilidad de la factoría de Villaverde en Madrid.

El titular. Capítulo II

Descarga
La traducción de insultos constituye lo más complicado en un idioma. Y más en el castellano, hablado por 400 millones de personas en varios continentes. Pero tendré que tratar de hacerlo porque el asunto que les traigo hoy tiene que ver con ellos, por no hablar del retintín que incorporan y su dosis para zaherir.

La primera fortuna de Francia, Bernard Arnault, ha anunciado una querella por injurias contra Libération por haberle puesto esta mañana una gran fotografía portando una maleta y la siguiente frase: "Casse-toi, riche con!"

Por comunicado interpuesto, el hombre que acaba de solicitar la nacionalidad belga asegura no tener otra elección "habida cuenta de la extrema vulgaridad y violencia del titular".

Hay en esas cuatro palabras de Libération un gran concentrado de mala baba, enojo y aborrecimiento.

En primer lugar, un gran homenaje a Nicolas Sarkozy, el presidente que elevó la imprecación y el insulto al manual de uso corriente del político en combate. Suyo es aquel "Casse-toi, pauvre con!" lanzado a un ciudadano que se negó a darle la mano y que tanto ha corrido luego en manifestaciones callejeras lanzadas precisamente contra él.

El insulto sarkozysta lo tradujimos trayéndolo a un lenguaje cheli bastante suave: "Pírate gilipollas", que no sé si será apreciado en su justo valor por un mexicano o un argentino, pongamos por caso, que utilizan sus propias jergas.

El  casse-toi es ya en sí mismo un insulto. No solo es márchate o desaparece de mi vista. Incluye también el matiz de idiota. Por lo tanto, una ofensa de baja graduación, de patio de colegio de primaria.

Con también es un insulto suave, traducido al cheli por gilipollas. Pero cuando Sarkozy le añade el pauvre, la graduación multiplica su octanaje, porque ya no es gilipollas, sino cabrón.

El riche con se inspira en aquel pauvre con, pero como tal neologismo inventado para la primera fortuna de Francia carece de significado normalizado. No lo encontrarán en el diccionario, lo cual no impide que el retintín sea más que evidente y el mismo Arnault se considere injuriado, vejado y vilipendiado.

Patriotismo económico

BERNARD ARNAULT
Le Parisien se pregunta hoy en portada por qué Bernard Arnault, la más importante fortuna de Francia y cuarta de todo el mundo, ha solicitado la nacionalidad belga. En un contexto en el que los grandes propietarios de medios de información en Francia tratan de imponer el debate sobre la inconveniencia de que Hollande aplique su promesa electoral de tributar al 75% la tasa marginal del impuesto de las personas físicas, la noticia ha tomado un justificado vuelo.

La fiscalidad belga es más ventajosa para los Arnault que la francesa. El patrón del lujo francés vive en Mónaco, un paraíso fiscal relativo para los franceses, porque allí pagan los mismos impuestos que en Francia. Pero no los belgas.

Los grandes magnates saben mejor que nadie que el capitalismo internacional no tiene patria y, por lo tanto, da igual donde se arrime el hombro para superar la crisis en la que nos han metido no sé exactamente quiénes en estos momentos.

Aventuro una respuesta a Le Parisien: Arnault ha pedido la nacionalidad belga por patriotismo económico,  entendido a la manera en que puedan entenderlo los grandes magnates. Aunque tampoco descarto que pueda ser por otra razón.

París literario

Para los que quieran descubrir el París literario, el ayuntamiento de la capital ha abierto un mapa (https://b14-sigbermes.apps.paris.fr/medias/medias.aspx?INSTANCE=EXPLOITATION&PORTAL_ID=portal_model_instance__parislitt.xml) sobre el que se pueden descubrir las andanzas de Julien Sorel, Jean Valjean o la princesa de Clèves. Por ser París quizá la ciudad más literaria del mundo, no es un mapa exhaustivo. Faltan, por ejemplo, Louis-Ferdinand Céline, André Breton o Louis Aragon. Pero a cambio la página permite bajarse gratuitamente las obras citadas. 

Luis Miguel Úbeda


Luis Miguel Úbeda, veterano periodista de Radio Nacional, es corresponsal de esta emisora en París. Desde allí escribe esta Bitácora, un blog construido con entradas informativas de la actualidad francesa, muy sugestiva para un observador extranjero cuya función es precisamente servir de intérprete a los que están fuera. El encuentro con lo ajeno produce también saludables interrogaciones sobre lo propio, perspectivas más relativas, menos dramáticas y emocionales.
Ver perfil »

Síguenos en...

Últimos comentarios