1 posts de febrero 2010

Kick it out: el fútbol y la homofobia

La Asociación de Futbolistas Profesionales (PFA) no ha encontrado a ningún jugador de la Premier League que aceptara participar en un vídeo para denunciar la homofobia en el fútbol. Los futbolistas -sus agentes especialmente- temen que si su imagen es utilizada para defender los derechos de los homosexuales puedan ser abucheados en los estadios y tachados ellos mismos de gays. “Los jugadores son activos comerciales y los clubes no quieren ver dañados sus activos” asegura Peter Clayton, el director del grupo contra la homofobia de la Federación Inglesa (FA). La homofobia es también un tema tabú para los entrenadores. Contactados por la BBC en 2005 los 20 mánagers de la Premier League declinaron al alimón responder a la pregunta de por qué no hay jugadores profesionales abiertamente homosexuales.


En los últimos 30 años ha habido hombres y mujeres que han declarado públicamente su homosexualidad en casi todos los ámbitos de la sociedad: en la política, el cine, la moda o la música. Pero no en el fútbol. El único jugador profesional que hasta ahora se ha atrevido a salir del armario es Justin Fashanu, un delantero inglés que en los 80 militó en el Nottingham Forest y que en 1990 reconoció abiertamente ser gay.

.

La vida de Fashanu terminaría de la forma más trágica posible. Se ahorcó en 1998 tras ser insultado, vituperado y acusado infundadamente de acoso sexual por un adolescente de 17 años. Cuatro meses después de su suicidio la policía cerró el caso por falta de pruebas y declaró su inocencia.

La tragedia personal de Fashanu no es el ejemplo más alentador para los futbolistas que estén pensando en hacer pública su homosexualidad. El gurú de las relaciones públicas, Max Clifford, ha reconocido que en los últimos cinco años ha representado a dos estrellas de la Premier League que son homosexuales. Dice que les aconsejó no salir del armario porque “el fútbol habita aún en una edad oscura y los aficionados pueden ser realmente despiadados”. Eso lo sabe bien Sol Campbell, el defensa del Arsenal, que desde hace años sufre la rabia homofóbica de parte de la afición del Tottenham. Campbell dejó los Spurs en 2001 para fichar por el eterno rival, el Arsenal, y desde entonces ha tenido que escuchar repetidamente desde las bancadas de White Hart Lane este cántico denostable:

"Sol, Sol, donde quiera que estés /Estás al borde de la locura / Y nos importa una mierda si te ahorcas en un árbol/ Tú, Judas cabrón con VIH"

A finales de 2008 2.500 aficionados del Tottenham entonaron este cántico en Fratton Park, el estadio del Portsmouth, el equipo en el que entonces militaba Campbell. La policía arrestó a once personas a las que más tarde la justicia condenaría a distintas multas y a una prohibición de hasta tres años para entrar en un campo de fútbol. Fue la primera vez que los tribunales –que ya habían intervenido por casos de racismo- decidieron actuar para proteger los derechos de los homosexuales en un asunto relacionado con el fútbol.

Queer, faggot o poof son algunas de las palabras que se utilizan en el argot del inglés para referirse de forma despectiva a los homosexuales. Insultos que por desgracia se oyen todos los fines de semana en los estadios de Inglaterra y que no son sólo proferidos por los aficionados sino también por algunos jugadores. Hace unos años Rio Ferdinand, el nuevo capitán de la selección inglesa, le llamó faggot a un presentador de la BBC y Robbie Fowler, el ex delantero del Liverpool, calificó de queer a Le Saux, el lateral del Chelsea, en 1999.

Al final ni siquiera vídeo

A pesar de no contar con la participación de ningún jugador de la Premier, la Federación Inglesa de Fútbol decidió seguir adelante con su idea de realizar un vídeo para denunciar la homofobia en los estadios de fútbol. La FA tenía previsto presentar el DVD el pasado fin de semana en el estadio de Wembley pero a última hora optó por no hacerlo alegando que antes debía revisar toda la campaña.

El vídeo, realizado por la agencia de comunicación Ogilvy, fue filtrado a varios medios de comunicación y en él se muestra a un hombre que llama maric**** a sus compañeros de trabajo, a un vendedor de periódicos, a un usuario del metro, y en definitiva a todo aquel que se le pone por delante. Si este comportamiento no es aceptable en la calle, en casa o en el trabajo –se pregunta el vídeo- por qué va a serlo en un estadio de fútbol.

.


.


Me gustaría finalizar este post rindiendo un pequeño homenaje a Justin Fashanu y creo que la mejor forma de hacerlo es recordar una de sus obras de arte, en el césped, golpeando el balón dureza, arremetiendo contra la intolerancia y metiéndole un gol a la homofobia.


.

Íñigo Picabea


Soy Iñigo Picabea Andrés, el corresponsal de RNE en Londres desde septiembre de 2010. Cuentan que, una vez, un periódico británico tituló así su información meteorológica: “Niebla en el Canal de la Mancha, el continente está aislado”.
Ver perfil »

Síguenos en...

Últimos comentarios