« ¿The Falklands o las Malvinas? | Portada del Blog | "Fog in Channel, Continent isolated" »

Kick it out: el fútbol y la homofobia

La Asociación de Futbolistas Profesionales (PFA) no ha encontrado a ningún jugador de la Premier League que aceptara participar en un vídeo para denunciar la homofobia en el fútbol. Los futbolistas -sus agentes especialmente- temen que si su imagen es utilizada para defender los derechos de los homosexuales puedan ser abucheados en los estadios y tachados ellos mismos de gays. “Los jugadores son activos comerciales y los clubes no quieren ver dañados sus activos” asegura Peter Clayton, el director del grupo contra la homofobia de la Federación Inglesa (FA). La homofobia es también un tema tabú para los entrenadores. Contactados por la BBC en 2005 los 20 mánagers de la Premier League declinaron al alimón responder a la pregunta de por qué no hay jugadores profesionales abiertamente homosexuales.


En los últimos 30 años ha habido hombres y mujeres que han declarado públicamente su homosexualidad en casi todos los ámbitos de la sociedad: en la política, el cine, la moda o la música. Pero no en el fútbol. El único jugador profesional que hasta ahora se ha atrevido a salir del armario es Justin Fashanu, un delantero inglés que en los 80 militó en el Nottingham Forest y que en 1990 reconoció abiertamente ser gay.

.

La vida de Fashanu terminaría de la forma más trágica posible. Se ahorcó en 1998 tras ser insultado, vituperado y acusado infundadamente de acoso sexual por un adolescente de 17 años. Cuatro meses después de su suicidio la policía cerró el caso por falta de pruebas y declaró su inocencia.

La tragedia personal de Fashanu no es el ejemplo más alentador para los futbolistas que estén pensando en hacer pública su homosexualidad. El gurú de las relaciones públicas, Max Clifford, ha reconocido que en los últimos cinco años ha representado a dos estrellas de la Premier League que son homosexuales. Dice que les aconsejó no salir del armario porque “el fútbol habita aún en una edad oscura y los aficionados pueden ser realmente despiadados”. Eso lo sabe bien Sol Campbell, el defensa del Arsenal, que desde hace años sufre la rabia homofóbica de parte de la afición del Tottenham. Campbell dejó los Spurs en 2001 para fichar por el eterno rival, el Arsenal, y desde entonces ha tenido que escuchar repetidamente desde las bancadas de White Hart Lane este cántico denostable:

"Sol, Sol, donde quiera que estés /Estás al borde de la locura / Y nos importa una mierda si te ahorcas en un árbol/ Tú, Judas cabrón con VIH"

A finales de 2008 2.500 aficionados del Tottenham entonaron este cántico en Fratton Park, el estadio del Portsmouth, el equipo en el que entonces militaba Campbell. La policía arrestó a once personas a las que más tarde la justicia condenaría a distintas multas y a una prohibición de hasta tres años para entrar en un campo de fútbol. Fue la primera vez que los tribunales –que ya habían intervenido por casos de racismo- decidieron actuar para proteger los derechos de los homosexuales en un asunto relacionado con el fútbol.

Queer, faggot o poof son algunas de las palabras que se utilizan en el argot del inglés para referirse de forma despectiva a los homosexuales. Insultos que por desgracia se oyen todos los fines de semana en los estadios de Inglaterra y que no son sólo proferidos por los aficionados sino también por algunos jugadores. Hace unos años Rio Ferdinand, el nuevo capitán de la selección inglesa, le llamó faggot a un presentador de la BBC y Robbie Fowler, el ex delantero del Liverpool, calificó de queer a Le Saux, el lateral del Chelsea, en 1999.

Al final ni siquiera vídeo

A pesar de no contar con la participación de ningún jugador de la Premier, la Federación Inglesa de Fútbol decidió seguir adelante con su idea de realizar un vídeo para denunciar la homofobia en los estadios de fútbol. La FA tenía previsto presentar el DVD el pasado fin de semana en el estadio de Wembley pero a última hora optó por no hacerlo alegando que antes debía revisar toda la campaña.

El vídeo, realizado por la agencia de comunicación Ogilvy, fue filtrado a varios medios de comunicación y en él se muestra a un hombre que llama maric**** a sus compañeros de trabajo, a un vendedor de periódicos, a un usuario del metro, y en definitiva a todo aquel que se le pone por delante. Si este comportamiento no es aceptable en la calle, en casa o en el trabajo –se pregunta el vídeo- por qué va a serlo en un estadio de fútbol.

.


.


Me gustaría finalizar este post rindiendo un pequeño homenaje a Justin Fashanu y creo que la mejor forma de hacerlo es recordar una de sus obras de arte, en el césped, golpeando el balón dureza, arremetiendo contra la intolerancia y metiéndole un gol a la homofobia.


.

8 Comentarios

Es increible.Pero por partes.Aún siendo y estándo en el siglo XXI cuando se hace publica la homosexualidad o bisexualidad de alguien pasan cosas muy extrañas.También se da el hecho a las miles de barreras que se han de enfrentar porque no nos engañemos queda mucho recorrido aún por hacer y lo que más gracia me hace , es que aún que no tengas plumama, cuando se enfadan contigo lo primero que atacan es tu sexualidad con frases del tipo "nena, guapa, preciosa, mary".Odio todas estas expresiones al menos yo.Eso puede quedar divertido en un gag o dentro de un mismo colectivo pero nunca de terceras personas.Es algo vomitivo.Las muchas batallas diarias a las que se enfrentan gays y lesbianas no las sabe mucha gente, son cargas muy pesadas de llevar.Espero en que llegue el día (yo personalmente no creo que lo vea) si allegados míos en los que no hayan distinciones entre sexos.NI elegir a quién amas.

Escribo que no lo veré porque no tengo 10 años y aún queda mucho por recorrer esperemos que sea lo menos posible por el bien de todos.Saludos.

Se ve que "acepciones" como estás nos las suelen decir en tono de burlesco y tienen muy poca gracia.

Ya hubo intentos de la desaparecida revista Zero en España de sacar a la luz pública a un futbolista homosexual en España. Por desgracia, el deporte y en especial el fútbol, como los toros, no dan cabida a la libertad sexual. Un tabú que hasta el ejército el ejército está empezando a superar. Casos como el de Fashanu podrían ser de rabiosa actualidad 20 años después. No avanzamos.
Gran post, Juan

Me ha parecido muy interesante todo esto que nos has contado por aqui, porque es un tema bastante preocupante que jamas se tiene que permitir, hay que respetar a las personas tal y como son.

En estos tiempos y que pasen cosas asin....valgame dios

Las revoluciones quedan bien en la tele si son violentas. Si no hay manifestaciones tumultuosas, barricadas ardiendo, pedradas y gente con la cabeza abierta, no hay mucho que ver. Debe de ser por eso que no tenemos corresponsales en Islandia, y hasta ahora ningún telediario ha conectado en directo con las calles de Reikiavik, ni en los periódicos hay infografías diarias sobre este pequeño país del norte de Europa.

Decir “revolución pacífica” suena a oxímoron, y muchos dirán que no es posible, que es otra cosa. Pero los islandeses están protagonizando lo más parecido a una revolución que hemos visto en esta parte del mundo en mucho tiempo, y por aquí apenas nos hemos enterado. Seguramente porque las mediáticas revueltas árabes no tienen riesgo de contagio en Europa, mientras que la movilización islandesa puede darnos ideas peligrosas.

Después de que la economía de Islandia, la niña bonita del neoliberalismo, se hundiese en 2008, con bancos quebrados y una deuda inasumible, los poco más de 300.000 habitantes de esta isla nórdica salieron a la calle y la liaron. Y no han parado hasta hoy.

Entre otras cosas han conseguido que el gobierno dimita, nacionalizar la banca, perseguir penalmente a los banqueros responsables, rechazar en referéndum el pago de la deuda bancaria, y ahora participan en la elaboración de una nueva constitución más democrática y social. Por si fuera poco, han aprobado una iniciativa para convertir el país en un refugio internacional para la libertad de prensa, donde el próximo Julian Assange pueda trabajar sin que lo encarcelen ni le cierren la web.

Ojala la sociedad evolucione y no siga discriminando a la gente por sus tendencias sexuales, porque eso no es justo para nadie.

Esto es solo una previsualización.Su comentario aun no ha sido aprobado.

Ocupado...
Your comment could not be posted. Error type:
Su comentario ha sido publicado. Haga click aquí si desea publicar otro comentario

Las letras y números que has introducido no coinciden con los de la imagen. Por favor, inténtalo de nuevo.

Como paso final antes de publicar el comentario, introduce las letras y números que se ven en la imagen de abajo. Esto es necesario para impedir comentarios de programas automáticos.

¿No puedes leer bien esta imagen? Ver una alternativa.

Ocupado...

Mi comentario

Íñigo Picabea


Soy Iñigo Picabea Andrés, el corresponsal de RNE en Londres desde septiembre de 2010. Cuentan que, una vez, un periódico británico tituló así su información meteorológica: “Niebla en el Canal de la Mancha, el continente está aislado”.
Ver perfil »

Síguenos en...

Últimos comentarios