1 posts de agosto 2009

La gorda que no existió y el gordo invisible

Son dos historias exageradas, como gustan aquí. La Superenaloto ha repartido 148 millones de euros. La señora gorda a la que se pidió que comprara dos billetes para un vuelo debido a lo voluminoso de su tamaño, nunca existió.

El premio más gordo dado por una lotería en Europa ha convertido a la pequeña Bagnone, en meca de peregrinación de curiosos y personajes varipintos en busca del autor de la combinación. Éste se esconde, temeroso, entre los visillos de lo cotidiano. De cara a los demás, sigue haciendo la vida de siempre para no ser desenmascarado. En la soledad de su casa vive la angustia del zorro rodeado en la cacería. Nadie sabe quien es, pero el alcalde le ha pedido un millón (sólo uno de los 148) para arreglar un edificio municipal y convertirlo en museo. La mafia calabresa quiere el 30 por ciento del pastel ( es una comedida proporción ya que le permite quedarse con el 70 por ciento restante). Los vecinos intuyen que a quien buen árbol se arriba... Y él sobrevive lastrado por un sueño que la realidad ha convertido en pesadilla. Lo confiesa en una carta apócrifa llegada al Corriere della Sera. No se ha verificado la autenticidad del autor, pero muchas fuentes indican que si no se trata en verdad del agraciado, el pensamiento del millonario es muy aproximado al descrito en el aterrado escrito.

El gordo es invisible y la señora gruesa a la que se exigió la compra de dos billetes para poder viajar en avión, nunca existió. Fue todo un invento de verano, un bulo convertido en noticia para descrédito de una compañía de vuelos de bajo coste. La empresa buscará resarcimiento. Pero habrá que saber quien puso rodar el cuento, tarea tan difícil como la de descubrir al millonario atormentado. ¡Desmesurado país

Iñaki Díez


Iñaki Díez es el corresponsal de Radio Nacional en Italia, un país que conoce perfectamente y que analiza con gran habilidad.
Ver perfil »

Síguenos en...

Últimos comentarios