4 posts de marzo 2010

Esquizofrenia

Llega el día y me sorprende empapado de acusaciones de pedofilia sobre la Iglesia, bañado en la respuesta eclesial de que hay una conjura contra la Institución, anegado de interpretaciones interesadas y desbordado porque a la hora del reparto, hay que dar al César lo que es del César, y la “leña al mono” es un recurso fácil y siempre interesado: desde la antigua Roma se daba al pueblo lo que quería para mantenerlo adormilado. En la Iglesia hay pedófilos que deben ir a la cárcel pero hay muchos más sacerdotes que hoy viven su impoluta religiosidad, avergonzados por lo que han hecho sus compañeros.

El jaleo de los abusos de la Iglesia ha solapado la brisa de las elecciones regionales italianas. Hoy termina una campaña que casi no ha existido. Las torpezas del partido de Berlusconi la convirtieron en un vendaval de recursos. Definitivamente, su aspirante, la Polverini (manda huevos con el nombre) se candida sin la lista de consejeros porque 8 sentencias judiciales dicen que no se presentaron a tiempo en el colegio electoral. Y la Polverini es la candidata más firme a suceder al tipo que dejó hace unas semanas el puesto por su afición por los travestis. Aquello de los transexuales dañó a Marazzo pero salpicó a todo el PD, por mucho Bonino que pongan ahora en las listas. Llegan las elecciones y como me dice una amiga, todos va a ganar. La derecha porque sólo tiene 2 de las 13 regiones y se augura que pueda conseguir, al menos, una tercera; la izquierda porque los territorios son suyos tradicionalmente. Gana hasta el Papa que se dejará de hablar de él. ¡Oh, no!. Benedicto XVI no dejará de ocupar espacios porque la votación es el Domingo de Ramos. Y tras las elecciones, a sumergirnos en la Semana Santa con la felicidad que aporta llevar una cruz en mitad de esta esquizofrenia

El ministro es el primero en dar las hostias

Ha ocurrido hace un rato. Él es un periodista freelance que estaba en la sede del PDL. Berlusconi daba una rueda de prensa para explicar que su partido no tiene las listas admitidas porque los jueces, junto con los radicales. impidieron que llegaran a tiempo.


Por eso hay interpuesta una denuncia policial. La rueda era tensa. La tirantez ha reventado en la sala cuando el periodista quería hablar aunque fuera otro colega quien realizara las preguntas.

Y ahí ha salido él, el mejor guardián de su jefe. Pese a que parezca un macarra de traje, es el ministro de defensa.

Armado con gritos y puños implacables, amenaza reiteradamente al informador que, como un tábano, no calla y boicotea el trabajo de todos sus compañeros.

Hay periodistas militantes que, por encima de su profesión defienden sus ideas. En Italia también hay algún político matón que por debajo del traje, siempre lleva los puños apretados, por si hay que repartir hostias. No le hacen falta guardaespaldas como se ve en las fotos. Él sólo se las vale. Y éste que veis en las fotos publicadas por La Stampa es el responsable de las fuerzas armadas.

No quiero ni imaginarme lo que puede hacer si le dejan un lego para montar un carro de combate...

El hilo de un sueño

Si la realidad supera la ficción, te falta imaginación.¡Viva el cine! Hace unos días anuncié que el adefesio de las listas del partido de Berlusconi no admitidas por fraudes y glotones inoportunos encontraría su componenda, que la izquierda protestaría airada y que, dentro de su cueva, Il Cavaliere sonreiría como hiena tras despellejar los últimos despojos de su carnicería legal.

No soy visionario. Vivo un sueño en un país donde quimera y fantasía se mezclan en el entorno con la natural necesidad que un recién nacido reclama el pecho materno. Todo el país es platea y escenario de una representación perfecta. Hasta en la ceremonia de los Oscar se ha oído “Viva la Italia”.

Ya tenemos las listas de Berlusco admitidas por una “ley interpretativa”. Él sí que se merece el Óscar. El resto pone caras de asombro como perfectos actores y dicen que no salen de su extrañeza. Todo es una representación donde nunca llega la sangre al río. Y pienso, con algo parecido, ¿qué no hubiera ocurrido en España? ( prefiero hacer la pregunta en negativo. Será más fácil de responder. Qué pudiera ocurrir, sospecho, conforma una lista demasiado larga). Por eso se descorchan botellas de cava en el parlamento o la cámara se convierte en el mejor salón de conciertos gracias a la proliferación de “pianistas” tal y como se ve en el vídeo.

Italia parece un despropósito a ojos foráneos. Aquí, el mejor guión se escribe cada día. El sábado sale la izquierda, a la calle para protestar. Lo sabíamos. Pero no contábamos con que la Conferencia Episcopal Italiana entrara en la pugna por el olimpo interpretativo. Se ha descolgado diciendo que eso de cambiar las reglas con el juego ya empezado es una incorrección, como si fuera la primera vez. Y yo que pensaba que estos eran actores de otro film...


La torpeza de un hombre glotón

Los problemas empiezan con el exceso de confianza y terminan en un pánico atávico. Imagino al delegado del partido de Berlusconi que no entregó las listas de la provincia de Roma a tiempo, tiene las tripas retorcidas como una serpiente de cascabel en torno a su presa. La comedia política italiana nos ofrece estos días el desternillante capítulo de cómo morir de suficiencia. A mediodía del sábado expiraba el plazo para la presentación de las candidaturas para las elecciones del 28 y 29 de marzo. Como en todos los colectivos hay despistados, el delegado del PDL llevó las listas pero le faltaban los símbolos y otros documentos, por lo que tuvo que volver a buscarlos. “Enseguida vuelvo con todo a punto”, dijo a la autoridad electoral. Pero, como pulgarcito, se desvió del camino. Era mediodía y a esa hora el estómago, también el de los agradecidos, muestra sus miserias en forma de agujero. Y decidió comer algo con tranquilidad que sabido es que el estrés perjudica seriamente la salud.

Y ahí que llegó ante la Junta electoral dispuesto a terminar la faena con el rostro encendido tras reponer fuerzas. Pero el mundo se eclipsó. Los responsables electorales le mostraron el reloj, diciéndole que el plazo había terminado hacía casi una hora. Estalló entonces una inútil y fuerte discusión. El delegado del partido de Berlusconi tuvo que discutir un rato para darse cuenta, poco a poco, de la que había montado: su suficiencia le había metido en un aprieto a él y a todos sus compañeros.



Y ahí que siguen. Los conservadores apelando a todos los tribunales y hasta al Jefe del Estado. Berlusconi más cabreado que la mascota de la Legión y pensando si hace una ley para poder concurrir a las elecciones. Y mientras se lo piensa, a su partido le supura otra fístula en mitad de sus dominios. En Lombardía tampoco pueden presentarse porque la candidatura está avalada por 500 firmas irregulares.

Negro se lo pintan al PDL y blanco al PD que tiene, al menos, sus listas a punto. Entre el blanco y el negro, hoy no hay espacio para los grises. Están los que se presentan y los que no. Dentro de unos días, algo habrá cambiado y el maximalismo rígido dejará paso a una flexibilidad permisiva alumbrada a la sombra de algún decreto. Puedo equivocarme pero, al tiempo. Entre tanto. la isla de Santa Elena espera un nuevo inquilino en los próximos días. No habrá problemas para su alimentación. Al calmoso glotón le queda de menú revuelto de lista electoral para el resto de sus días como los suyos queden fuera de las elecciones.

Iñaki Díez


Iñaki Díez es el corresponsal de Radio Nacional en Italia, un país que conoce perfectamente y que analiza con gran habilidad.
Ver perfil »

Síguenos en...

Últimos comentarios