« Los pasaportes del Mossad | Portada del Blog | ¿Meterán en la cárcel a mi marido, si me ayuda? »

El "pronto" de Gordon

Gordon tiene un pronto temible. Le dan unos arrebatos de ira tremendos, pero es comprensible porque es muy ambicioso y terco en sus políticas y se frustra e irrita mucho cuando no se logran los objetivos marcados. Pero no es un bully, no abusa de su autoridad, no agrede verbalmente, ni mucho menos físicamente a quienes trabajan con él.

Ésa es más o menos la línea de defensa del gobierno británico y el entorno de Gordon Brown ante la acusación de que es un bully, un jefe que grita, insulta, tira cosas cuando tiene una contrariedad e, incluso, agarra a colaboradores por las solapas.

Las acusaciones -de fuentes sin identificar- las recoge el periodista Andrew Rawnsley en un libro que sale a la venta la semana que viene y del que The Observer (la edición dominical del Guardian) adelantó ayer este contenido explosivo.
Un servicio de atención a víctimas de abuso en el trabajo asegura que ha recibido denuncias de empleados en el 10 de Downing Street.

Evidentemente la acusación ha levantado un revuelo político monumental en el Reino Unido, más si tenemos en cuenta que las elecciones están a la vuelta de la esquina, se habla del 6 de mayo.

Que Gordon Brown no es la alegría de la huerta y que tiene un pronto temible no era ningún secreto, pero nadie hasta ahora lo había acusado en público de maltrato a sus colaboradores, asegurando que las fuentes son absolutamente fiables.

La conclusión de sus críticos es clara, alguien así no puede ser primer ministro.
A la oposición le ha faltado tiempo para decir que ese comportamiento es intolerable y ha pedido una investigación.

En el aire queda además dónde pone uno el límite entre lo que es un molesto, pero aceptable carácter irascible, volcánico, con erupciones transitorias de ira, y dónde empieza el inaceptable abuso y la agresión verbal.

Para colmo para Brown estas acusaciones estallan cuando el nada carismático primer ministro está en una ofensiva mediática para hacerlo más humano a los ojos del electorado hasta el punto de lo inimaginable hace unos meses.

El austero presbiteriano escocés, reservado, celoso de su intimidad y alérgico a todo lo que tenga un contenido sentimental, y que hasta hace poco descalificaba como "política de famoseo" las confesiones personales de los políticos, apareció hace ocho días en el programa de Piers Morgan -amigo suyo, por cierto- hablando, entre otras cosas, de cómo conoció y se declaró a su esposa, y del dolor que supuso la muerte de su primera hija a los diez días de haber nacido.

5 Comentarios

Hola Anna:

Dime, tu piensas que es un bully, como dicen de el, o son cosas que dicen para desprestigiarle?? Tu que lo conoces mas(ya que estas en Londres y eres periodista) me encantaria que me dieras tu opinion

A mi la verdad es que el se me hace un tio antipatico, no tiene ni un poquito de carisma, pero a veces las apariencis engañan...pero no me gusta la verdad.

La cosa es que yo tengo algo en contra de los inglese, si, ya se que es muy mal por mi parte, tengo que vencer este sentimiento y empezar a verlos con mas simpatia... pero la verdad es que ellos tampoco ponen de su parte, ...

Un abrazo Anna

Yo me preguntaba lo mismo que Lucia, esto cuánto de verdad tiene? Que sea desagradable, pues bueno. Mientras sea "tolerable", no es un problema. Pero hablar de bullying no es ninguna tontería, y más en un país mucho tan mentalizado en ese aspecto (y desde hace mucho más tiempo que en España) como es Inglaterra. Pero claro, pronto hay elecciones y, por muy de cara que parece que lo tengan los tories, sería interesante saber hasta qué punto esto es estrategia política de desprestigio.
Un saludo desde Bruselas

Lucía, NereLands, yo no conozco personalmente a Gordon Brown, ni he tenido que vérmelas personalmente con él, así que sería altamente osado y muy poco profesional pronunciarme personalmente.

Lo que se desprende de quienes sí se las han visto y se las ve con él, y de la polémica de estos días, es que, como dijo anoche Jeremy Paxman -uno de los "popes" del periodismo británico y de la BBC, y que muchos no dudarían en calificar de "bully" en sus entrevistas- la acusación puede que no sea cierta, pero es "plausible", es decir, verosímil. Puede que quienes acusan a Brown de "bully" exageren, pero dado su carácter y su forma de comportarse no resulta difícil imaginarse que pueda tener esos ataques de ira que relatan.
Y hay también quien ha reaccionado con un "¿y qué si es verdad? Lo importante es si es capaz o no de sacar a este país de los problemas que tiene. Lo importante es su trabajo, no su carácter". "Quienes trabajan en determinados lugares bajo mucha presión -y, sin duda, el gobierno británico lo es- tienen que estar dispuestos a soportar la tensión y la violencia verbal a la que a veces esa presión lleva".

Mi pregunta, insisto, es dónde ponemos la frontera entre alguien que tiene "mal genio" y alguien que abusa de su poder para humillar y maltratar de una manera intolerable.

En cuanto al contexto electoral, dos datos:
-Según los dos últimos sondeos, la ventaja de los Tories se reduce a un 6-7%. Muy lejos de los 20 puntos que llegaron a tener en algunos momentos del año pasado. Y eso alimenta una vez más las especulaciones sobre la posibilidad de que ninguno de los dos grandes partidos logre una mayoría suficiente para formar gobierno.
-El periódico que está publicando por capítulos el libro y que soltó esta "bomba" el domingo es el Guardian, periódico próximo a los laboristas, pero enfrentado a Gordon Brown.

debe de estar asi porque ya se le va a acabar la mamadera.

Esto es solo una previsualización.Su comentario aun no ha sido aprobado.

Ocupado...
Your comment could not be posted. Error type:
Su comentario ha sido publicado. Haga click aquí si desea publicar otro comentario

Las letras y números que has introducido no coinciden con los de la imagen. Por favor, inténtalo de nuevo.

Como paso final antes de publicar el comentario, introduce las letras y números que se ven en la imagen de abajo. Esto es necesario para impedir comentarios de programas automáticos.

¿No puedes leer bien esta imagen? Ver una alternativa.

Ocupado...

Mi comentario

Miguel Ángel Idígoras


El título de este blog “London.es” no es más que una declaración de intenciones. La realidad de esta ciudad británica –que para muchos es la menos británica de las ciudades británicas- y de un país pero desde la perspectiva de un español.
Ver perfil »

Síguenos en...

Últimos comentarios