« On benefits. Los subsidios británicos | Portada del Blog | Otro referéndum »

Casi prefería las palomitas con mantequilla. Alcoholismo británico

Explico el título. Una tiene un olfato muy sensible, demasiado a veces, y en los cinco años que viví en Washington DC había un olor en las salas de cine que me molestaba y producía rechazo. Más cuando descubrí qué era. La mantequilla líquida con la que buena parte del público gusta rociar sus paquetes tamaño gigante de palomitas.

De la noche a la mañana despegué de los EEUU y aterricé en Londres. Y uno de los shocks que tuve, tras ese tiempo en que me acostumbré al American way of life, fue el del alcohol. La sensación de estar rodeada de alcohol y potenciales alcohólicos empeñados en que yo también lo acabara siendo.  Pasé de tener que esconder, con bolsas o papeles, las botellas de vino que compraba o llevaba a casa de unos amigos, si iba andando, a tropezarme en cada esquina del centro de Londres decenas de personas dándole a la cerveza y al vino a partir del mediodía. A que las cenas o actos vespertinos a los que me invitan vayan precedidos de bebidas alcohólicas, y que si pido algo sin alcohol me miren raro o me manden al rincón del agua. Extraño, al mismo tiempo, en una sociedad tan respetuosa con las minorías étnicas y con una notable presencia de musulmanes. O que al ir al cine o al teatro me encuentre, ¡dentro de la sala!, rodeada de público con pintas o copas de vino hasta arriba emanando sus efluvios, que cuando son de tu copa apetecen, pero cuando son ajenos y tú no estás bebiendo, pues, lo dicho, que casi prefiero el olor a mantequilla líquida. Explicado el titular.

La británica es una sociedad donde el alcohol lejos de estar escondido sale a tu encuentro, a captarte. Vas por la calle y ya de buena mañana los pubs tienen en la acera el reclamo de 3 copas por el precio de 2.

 

3x2

Pones la tele y las cadenas de supermercados anuncian las ofertas de la semana o el mes y siempre lo más destacado son las ofertas en alcohol. Entras en uno de esos supermercados y, tal como ha captado Óscar García (@oalfonsogarcia) en esta foto que me ha mandado, te invitan a llevarte una caja. Una caja. ¡Es más fácil, dice el cartel!

 

     Pic up a case

 

 Una sociedad donde he visto en los informativos hacerle entrevistas a ministros sentados en uno de esos bancos típicos de pub pinta en mano. O usar como plano de recurso, de cut away, en una entrevista un plano de una mesa llena de copas de vino. Donde es habitual que personajes públicos, políticos incluídos, hablen sin rubor de sus borracheras como sinónimo de ocio, de divertimento. Donde en series de televisión o entrevistas la frase "llegas a casa cansada..." suele terminar con un "te abres una botella de vino" mucho más a menudo que con un "te estiras en el sofá y pones música" o "te das un baño caliente con sales".

Y, además, beben a palo seco, sin comer. Creo que es Jimmy Burns Marañón (y, si no, que me perdone el fallo de memoria) quien cuenta que él se delata como no británico 100% y medio español porque no logra beber sin acompañar el alcohol de algo de comida, aunque sean unas patatas fritas. Sólo de ver en esos bancos en las aceras, a las seis o siete de la tarde, una botella de vino que han vaciado mano a mano dos mujeres (las del vino suelen ser mujeres) sin rastro de nada sólido ya me duele el hígado.

Es una sociedad donde el alcohol hasta el exceso está tan extendido y aceptado que cuando era habitual que las sesiones en el parlamento se extendieran más allá de la cena (no hace tanto) no era infrecuente que más de un "honorable", incluso alguno insigne, apareciera y hablara beodo.

Una sociedad donde el binge drinking (el beber de manera desmesurada hasta perder la dignidad e incluso la conciencia) es un problema nacional, pero también se considera lo "normal", parte del ocio, en la vida de los jóvenes. Sally Berkow, esposa del Speaker (presidente) de la Cámara de los Comunes, contó como ella de joven también fue una binge drinker hasta el punto de acostarse con alguien que acababa de conocer y sin mucha conciencia.

Esta noche en el programa Panorama de BBC1 otra figura del mundo de la política (y, antes, del periodismo), Alastair Campbell, que fue jefe de comunicación y mago, spin doctor, de Tony Blair,  cuenta su experiencia de alcohólico sin conciencia de serlo y se adentra en ese alcoholismo "oculto" de la sociedad británica. 

Uno de los datos que han adelantado de ese reportaje es que en el Reino Unido mientras que las muertes por tabaquismo están bajando, las causadas por enfermadades hepáticas están subiendo.

El gobierno de Tony Blair amplió los horarios en que se podía vender alcohol al público con la esperanza de que así los británicos abrazaran usos más continentales y dosificaran su ingesta de alcohol a lo largo del día en lugar de lanzarse como posesos al vaso, la jarra o la copa a partir de las cinco de la tarde. Campbell dice que a él nunca acabó de convencerle la idea. Los gobiernos británicos, como los rusos, llevan varios intentos de paliar el alcoholismo que, además del evidente daño a los que lo sufren y sus familias, tiene también un notable coste económico para la sociedad. Pero no parece que hayan tenido mucho éxito hasta ahora.   

Antes de que algunos se me echen encima, me apresuro a decir que nada de lo dicho en este escrito tiene intención de infravalorar los problemas de alcoholismo que hay, también, en los Estados Unidos o en España y su cultura de las cañas, los potes, la litrona o el carajillo de buena mañana.  

 

@annabosch

 

...............

Actualizaciones, abajo, en los comentarios.   

 

 

12 Comentarios

Ostras! pues salió usted del fuego para meterse en las brasas. Hubo un tiempo en que a nadie se le hubiera ocurrido ir al cine a comer o a beber...

Excelente escrito, me ha hecho sonreir.
Estás muy perdida y contigo aprendo mucho de las distintas culturas.
Gracias.

toda la razón, yo vivo en Londres y alucino con todas las ofertas de los bares para la Happy Hour, la gente empieza a beber cócteles a las 5 de la tarde! Y bueno, lo de las pintas...yo me las pido medias (tipo caña) porque soy incapaz de beberme ese vasazo y a palo seco, sin unas míseras patatas o cacahuetes que llevarte a la boca...cosa que al final siempre acabo pidiendo. En fin, salvando las distancias, yo creo que en España sabemos beber alcohol con muc

quería decir que en España sabemos beber alcohol con mucha más mesura que los ingleses...

Brian,lo de la comida, ésa es otra. En uno de los cines a los que suelo ir una de las ofertas del bar es de surtido de quesos con ¡crackers! Y te puedes encontrar con que durante los primeros minutos de la película, además del olor a alcohol tienes el ruidito del creck creck. Fantastic!

En cuanto al reportaje de Alastair Campbell para BBC, una de las reflexiones que hicieron él y un médico es que al liberar los horarios de venta de alcohol los británicos abrazaron lo peor de las dos culturas (continental y británica)tener alcohol disponible a todas horas y beberlo sin mesura.
Si viven en el Reino Unido pueden tener acceso al programa en la web de BBC:
http://www.bbc.co.uk/iplayer/episode/b01cmqdc/Panorama_Britains_Hidden_Alcoholics/

http://www.youtube.com/watch?v=-IeNVgVSr4U
...Hölä ...:D
...............mmm:) recordaís aquella serie de dibujos animados que se llamaba Bob Esponja no,otra, se llamaba "Dragones y MAZMORRAS"...y sobre el tema de los mercados,la economia,las adicciones y las sustancias toxicas, la masa...la masa de gente que ingiere alcohol ... la sociedad, "institutos" como el Tavistock y otros, y sobre los medios de control mental y destruccion masivos ...que se desprende de una cultura anunakki .... mejor no comentar.
-----------------------------------
Gracias.Saludos cordiales.

Estoy totalmente de acuerdo y es algo que yo mismo he comentado muchas veces con conocidos. Me he criado en España en donde también se tiende mucho a la bebida y en la adolescencia es normal que te presionen tus amigos, pero lo de aquí ya rompe límites inimaginables.

Recuerdo que cuando llegué y estuve en el Hospital me preguntaron varias veces (distintos médicos/enfermeros) si bebía alcohol, al decirles que no (no suelo beber nunca) creían que no les había entendido (mi inglés aun no era muy bueno) y me volvían a insistir. Que no. - ¿Estás seguro?. - Sí. - ¿Seguro que eres español?

Y esa es otra, casi todos ellos dudaban de mi nacionalidad cuando les explicaba que no tengo el hábito de alcoholizarme. ¿Pero qué imagen tienen de los españoles???!!

Anyway, aquí tienen dos problemas serios de alimentación: el sobrepeso y el alcoholismo.

Cuando abren una botella de vino no saben cerrarla y dejarla en la nevera para mejor ocasión. Deben terminarla. Y no importa si son 4 o 2 o están solos, consideran que una botella de vino debe terminarse de una ronda y la idea de dejarla por la mitad simplemente no les entra.

A mi que me gusta el mundo del manganime, estoy acostumbrado a que los "otakus" españoles no beban mucho alcohol, incluso diría que se consideran semi-abstemios ya que en muchas ocasiones critican a los "canis" como un grupo urbano distinto y del que claramente se diferencian. Pues bien, los otakus británicos con los que me he relacionado son todos unos alcohólicos y mezclan los encuentros entre otakus con la ingesta de alcohol sin mesura. ¡Jamás habría visto algo así en España!

Las miradas cuando les dices que no bebes alcohol me recuerdan a las de mis amigos en la adolescencia, con 15-19 años. Los adultos británicos tienen la misma actitud que mis amigos españoles cuando eran adolescentes. Suerte que si en aquél entonces no conseguían presionarme, menos lo van a hacer ahora.

Por no hablar de lo barato que se vende el alcohol en los supermercados, tirado de precio, para beberlo como si fuera agua...

Más. La semana pasada un parlamentario acabó detenido y con cargos por atacar a otro en el bar del Parlamento de Westminster. A raíz de hecho un periodista del Daily Telegraph escribió sobre sus señorías y el alcohol:

http://blogs.telegraph.co.uk/news/jameskirkup/100139195/what-the-commons-drinking-culture-tells-us-about-the-life-of-an-mp/?utm_source=twitterfeed&utm_medium=twitter

Y otro ejemplo. El domingo un breve artículo del Observer sobre la sequía terminaba, para ahorrar agua, recomendando cerrar el grifo mientras nos cepillamos los dientes y...ponerle menos tónica al Gin&Tonic.

Me alegra saber que mi foto ha servido para algo :-)

Lo peor de la manera de beber Inglesa es la violencia que lleva asociada, llegado un punto se vuelven violentos al menor roce, aunque sea entre amigos y sin que aparentemente nada les provoque.

Pero lo que me sorprende es que todo estos efectos secundarios: las peleas, la violencia, la pérdida de la consciencia -o de la dignidad- son de lo más normal. Cuando oyes contar que el director general de una empresa ha vomitado delante de todos en la fiesta de Navidad, sonrien un poco y dicen "y a quien no le ha pasado?".
Tengo unos amigos cuyo hijo ha comenzado la Universidad, y se ha ido a vivir a otro lugar. Están muy contentos porque se ha unido al grupo de los españoles, y ya se sabe: los españoles, beben y charlan, los ingleses, sólo beben.
Es una de las cosas que mas miedo me da de criar aqui a mis hijas

Acabo de ver esto y menos mal porque ya estaba yo pensando que era la única. Yo bebo poco, casi nada, pero es que desde que estoy en Londres estoy cogiendo un complejo. En cuanto te pides una coca cola en vez de una copa de vino (como una british lady) te miran con una cara de "eres la oveja negra"... ¿Cómo habéis hecho vosotros para hacer amigos aquí en Londres? o sólo salís con españoles? Lo digo también porque lo de que se ponen violentos cuando beben es cierto, y no me apetece tener que aguantar un drama cada vez que salgo porque ellos no sepan controlar....

Esto es solo una previsualización.Su comentario aun no ha sido aprobado.

Ocupado...
Your comment could not be posted. Error type:
Su comentario ha sido publicado. Haga click aquí si desea publicar otro comentario

Las letras y números que has introducido no coinciden con los de la imagen. Por favor, inténtalo de nuevo.

Como paso final antes de publicar el comentario, introduce las letras y números que se ven en la imagen de abajo. Esto es necesario para impedir comentarios de programas automáticos.

¿No puedes leer bien esta imagen? Ver una alternativa.

Ocupado...

Mi comentario

Miguel Ángel Idígoras


El título de este blog “London.es” no es más que una declaración de intenciones. La realidad de esta ciudad británica –que para muchos es la menos británica de las ciudades británicas- y de un país pero desde la perspectiva de un español.
Ver perfil »

Síguenos en...