7 posts de enero 2012

Todos ganan, todos pierden

 

Ha ganado Newt Gingrich en Carolina del Sur. El favorito Mitt Romney ha dejado de serlo en tan solo unos días. Y por primera vez en décadas, tres candidatos diferentes ganan en las tres primeras citas de las primarias republicanas. Lo que nos augura una larga batalla electoral, delegado a delegado, hasta la nominación en agosto. Y una batalla oscura, plagada de insultos y ataques personales, porque las cosas se ponen más feas, en este panorama republicano fracturado y sin un claro líder.

Dice una de esas tradiciones no escritas, que el republicano que consigue ganar las primarias en Carolina del Sur, se lleva la nominación del partido. Reagan, los Bush, Dole y McCain. Claro que todos ellos habían ganado anteriormente en alguno de los dos primeros estados en celebrar elecciones: Iowa o New Hampshire. Gingrich acaba de resucitar de entre los muertos. Se le consideraba así, políticamente muerto en estas primarias hasta hace tres días. Y ha resucitado.

Pero más allá de eso, Carolina del Sur en estas primarias republicanas ha sido clave para definir el tono de esta batalla republicana: los trapos sucios y los ataques personales han marcado estos días de campaña en este estado sureño. Un duelo de miserias que deja un rastro negativo difícil de borrar. Y más ahora que vemos la reñida carrera electoral que no espera. Augura ahora unos meses muy oscuros, electoralmente hablando. A Mitt Romney se le acumulan los reproches sobre su pasado empresarial "sin escrúpulos" dicen sus adversarios. Los medios le destaparon una fortuna alojada en las Islas Caimán. Y él mismo confesó que paga muchos menos impuestos de los que debería. "No voy a pedir perdón por mi éxito" contestaba Romney en el pasado debate electoral de CNN aquí en Charleston, intentando convertir en fortaleza, las debilidades hacia las que apuntan las campañas negativas.

A Newt Gingrich no le va mucho mejor. La vida personal del ex presidente de la Cámara de Representantes ha sido pública desde los años 90. Sonadas infidelidades y tres matrimonios, que no gustan nada a las bases más conservadoras . Su ex mujer concedió una entrevista hace unos días asegurando que los valores familiares que su ex pregona son falsas apariencias. "Me pidió tener un matrimonio abierto" dijo ante las cámaras, convirtiéndose en titular en todos los medios desde entonces. Su trayectoria política tampoco es impecable. Pero quizás, todos estos ataques, le han encumbrado. Un superviviente.

El ultraconservador de Pennsylvania, Rick Santorum, ha sufrido uno de los mayores reveses. Ganó Iowa. Pero no lo supimos hasta hace unos días. El partido republicano ha admitido errores en el recuento de votos de aquellos caóticos caucus. Es tarde. Romney se llevó todo el empujón mediático y político que concede una victoria en el primer estado electoral de las primarias. Que resultó no era tal victoria. Y el veterano congresista libertario de Texas, el doctor Ron Paul, con sus 76 años, pese a ser la sorpresa de estas primarias y estar levantando mayor fervor del que nadie esperaba... sobre todo entre los votantes más jóvenes... él mismo confesaba hace unos días que "no se imagina en la Casa Blanca". En fin.

Mientras tanto, imagino a Barack Obama sonriendo en la Casa Blanca. No sólo no hay un candidato republicano fuerte en este momento. Sino que los que hay se están despellejando entre sí.  Haciéndole el trabajo. No importa quien acabe ganando la nominación, ya conocemos casi todos sus trapos sucios. Los asesores de Obama seguro están trabajando en ello.

En Carolina del Sur ya hemos visto la cara menos amable de estas elecciones primarias. Y apenas llevamos tres semanas de batalla. En Florida la publicidad electoral televisiva cobra mayor protagonismo y veremos cómo se desprecia la retórica política en busca del insulto más efectivo. Pero las estrategias de campaña negativa han de pensarse bien antes de usarlas. Cuando el electorado está tan cansado, decepcionado y frustrado con la situación económica en general, y política más concretamente... quizás no sea lo más adecuado perder el tiempo oral en lanzar desprecio. Porque el ciudadano siente que la cosa no va con él. Así nos lo contaban en este mercado de Charleston, Carolina del Sur, donde no encontramos ni rastro ni ganas de primarias...

La foto
 

 

Carolina del Sur tiene una tasa de desempleo superior a la media nacional, casi un 10%. Estado sureño convencido, de inmensas mansiones coloniales e históricas plantaciones. Aquí comenzó la Guerra Civil y la bandera confederada ondea aún en las calles. 

 

Charleston

 

Con casi un 30% de población negra y un 5% de hispanos. Decepcionados. Carolina del Sur ha sido uno de los estados que ha seguido el camino de Arizona, aprobando una dura versión de la llamada ley antiinmigrantes, la SB20. Diana Salazar nació aquí, ha sido demócrata toda la vida, pero este año ha decidido trabajar junto a Newt Gingrich, porque "cree que él es el único que puede hacer algo por los latinos". Es la primera vez que va a votar a un republicano. "Obama dijo que haría algo por los indocumentados, ha pasado tres años y no ha hecho nada. Eso nos ha dejado el corazón con sabor amargo".

Salazar

 

 

Lidera la asociación latina de Charleston, para luchar contra la ley SB20. "Mucha gente se fue en navidad. Con ese temor de que te pueden arrestar porque eres latino, porque tienes cara de latino. Es injusto. Cinco familias salieron en una semana y se llevaron a nuestros niños americanos de vuelta a sus países... ellos no conocen, no tienen culpa".  Diana está convencida de que sea el candidato que sea debe empezar a escuchar la voz hispana. "Sea Newt o sea Obama tienen que hacer algo ya. El latino está listo para un cambio". Pero los candidatos republicanos apenas ahora comienzan a dirigir sus esfuerzos hacia la comunidad latina, conscientes de que los irregulares no pueden votar y los que pueden hacerlo, cuentan con una alta cifra de abstención en EEUU. Por ello trabaja Diana, para movilizar ese voto que tiende a quedarse en casa pensando que las cosas no cambiarán. "Mi gente está en las manos de Gingrich". Y Gingrich está ya camino de Florida.

 

 

 

 

Vosotros

La radio se agarra al corazón sin que te des cuenta. Uno de esos amores que nunca se apagan, porque son un soplo de verdad. Y el gran regalo es que ese amor es compartido. Formamos parte de vuestras vidas, muchas veces sin saberlo. Otras, cuando nos lo contáis, nos lo guardamos para siempre.

Con estas cosas de las redes sociales, llevo días leyendo vuestros recuerdos de estos 75 años de RNE. Vuestras historias de la radio pública. Imposible e impensable este 75 aniversario sin vosotros. Todas estas décadas, cada noche, cada mañana, cada hora en punto… ahí estáis. Ahí estabais. Junto a las grandes voces que firmaron la historia de las ondas y a los cientos personas que detrás de los micrófonos han construido nuestra radio minuciosamente durante años, en todos los rincones de España. Hay mucho trabajo y miles de nombres tras este 75 aniversario. También los vuestros.

"Yo empecé muy pequeño - escribe Maximiliano en Facebook - El primero que recuerdo escuchar atentamente fue a Luis Del Olmo, que se fue, después vinieron Sardá y Aberasturi que me encantaba, los fines de semana Manolo Ferreras. Por aquella época llegó el que hizo que nunca me pudiera retirar de la radio S. Julio César".

Me cuenta Marcelino que vivía los domingos por la tarde con Gozalo… "Sean ustedes moderadamente felices" recuerda Maria Rosa, junto a los trayectos con su padre escuchando a Maria Matilde Almendros, De España para los españoles... La madre de Bego estaba enamorada de Luis del Olmo… y ella no olvida a Javier Sardá, Alejo García, Andrés Aberasturi… Ese número uno llamado Julio César Iglesias, dice Julián … Las risas con Pepa Fernández, Fernando Argenta, Beatriz Pécker… que consigue que la radio tenga corazón a cada palabra. Con cada sonrisa. Ciudadano García, Pedro Meyer, Nieves Herrero añade Oliver en twitter. Carlos se confiesa adicto a Magin Revillo, y no me extraña, comparto adicción... y al radio teatro… y a la radio sin publicidad que le ha acompañado desde que tiene memoria. Un oyente de Galicia me enlazaba hace semanas una foto. El día que la hizo, dice, fue feliz porque por fin conoció a quien llevaba años escuchando, a Ferreras. A uno de los maestros. A quien hacía sonar la calle como nadie. Llevando el micrófono de RNE a todos los rincones posibles. “No sabía que la radio estaba tan viva” escribe. Hacíamos, creo, el Camino de Santiago en año santo, con una unidad móvil amarilla de RNE. De pueblo en pueblo, largas noches de montaje, mañanas de directo, energía imposible, sin tiempo para fotos ni comidas, pero sí para cientos de oyentes a los que conocimos en aquellos viajes… en aquellas calles… Celebramos el décimo aniversario de Radio 5 viajando, de la mano de todos los compañeros de las territoriales. Otro gran cumpleaños. Esta es mi historia y mi recuerdo.

Imagen


Guantánamo, una década de oscuridad

 

Se cumple una década desde que llegaran los primeros detenidos a Guantánamo y se habilitó esta base naval en territorio cubano como centro de detenciones sin fecha de cierre. Diez años después de los atentados del 11S, la guerra de Irak se acaba, Afganistán está en fase de repliegue y Bin Laden, muerto. Pero Guántanamo celebra su décimo aniversario, en nombre de la guerra contra el terror.

Nada más llegar a la Casa Blanca, el presidente Obama firmó una orden presidencial por la que se comprometía a cerrar la prisión de Guantánamo en un año. Y suspendió los juicios militares. El plan era ir transfiriendo a los detenidos a EEUU y juzgarlos en tribunales civiles, dentro del sistema federal. Pero el primer juicio civil a un preso de Guantánamo puso entre interrogantes su plan.    Ahmed Galiani estaba acusado de 285 cargos, vinculado a los atentados de Al Qaeda contra las embajadas de EEUU en Kenia, donde murieron 224 personas. El jurado le absolvió de todos menos de uno: conspiración contra edificios gubernamentales. No fue condenado por delitos de terrorismo. El Congreso bloqueó hace unos meses cualquier fondo público destinado a transferir detenidos de Guantánamo a territorio estadounidense y la Casa Blanca dice haberse visto obligada a restablecer las comisiones militares dentro de la base naval. El paréntesis ha terminado.    

 

RNE entraba hace unos meses en Guantánamo. Una base naval que vuelve a estar a pleno rendimiento, ahora que el cierre del centro de detenciones parece cada día más lejos...  Aquí os dejo los reportajes. El rastro y el sonido de Guantánamo, diez años después.

 

Imagen 113

 

 

Imágenes de las celdas de máxima seguridad
 
Imagen 126Imagen 122Imagen 129

Vive libre o muere

 

Llegamos a New Hampshire, un pequeño estado al noreste de EEUU, en la región de Nueva Inglaterra y con mucho menos frío del esperado esta época del año. Ni siquiera ha llegado la nieve, nos cuentan nada más llegar al último mitín del día, el del republicano que lidera las encuestas aquí también: Mitt Romney. Ex gobernador del estado vecino de Massachusetts. Un instituto de la pequeña localidad de Exeter sirve de improvisado escenario, abarrotado y entregado al aspirante que cuenta con el 42% del apoyo de New Hampshire, según las encuestas. Un perfil conservador moderado que cuadra a la perfección con un estado que oscila históricamente entre un voto demócrata y otro republicano. Con una gran cantidad de voto independiente que suele hacer de New Hampshire uno de los enclaves importantes en la larga carrera electoral estadounidense.

Live free or die es el lema de este estado. Vive libre o muere. Cada matrícula de cada coche lo reafirma.

Nh


Tienen otro lema: first in the nation. Los primeros de la nación. Porque New Hampshire es el primer estado en el que se celebran elecciones primarias, de ahí la extrema atención mediática estos día aquí, pese a que de las votaciones del martes 10 de enero apenas saldrán doce delegados para la Convención Nacional del Partido Republicano de agosto. El complejo sistema electoral estadounidense tiene un sistema de primarias que se divide en dos procedimientos de votación. Los caucus, como los que vivimos la semana pasada en Iowa. Esas asambleas vecinales en las que los electores debaten sobre los candidatos y votan a mano alzada o escribiendo su decisión a mano en un trozo de papel. Y las elecciones primarias, en las que el ciudadano vota individualmente en las localizaciones establecidas por los gobiernos locales y estatales. Así estado por estado. Hasta que completemos los 50 este verano y se certifique el recuento de delegados en la Convención.

Mitt Romney parece esculpido para ganar aquí. Muchos de los candidatos han decidido directamente retirarse de la campaña en New Hampshire, porque se saben con pocas posibilidades y se han dedicado ya al siguiente destino electoral: Carolina del Sur. "Obama nos ha decepcionado" nos decía una ciudadana demócrata que considera seriamente su voto a Romney estas primarias. "Esto es sobre la economía, sólo economía... Obama no puede ganar. Se trata de encontrar a quien pueda derrotarle. Es sólo cuestión de tiempo..."

Romney recibía este fin de semana el apoyo del ex candidato republicano John McCain. Y ayer, el de uno de los conservadores que arrasa en las urnas: el gobernador de Nueva Jersey, Cris Christie, quien estuvo coqueteando con la candidatura para este 2012, pero finalmente decidió dejarlo para un "futuro próximo". Dicen las malas lenguas, que para cuando haya perdido algo de peso. "¿Puede un gordo ocupar la Casa Blanca?" se llegaron a preguntar titulares y titulares de prensa, hasta que Christie hizo oficial que no aspiraría de momento a la presidencia de los EEUU.

Eeuu-elecciones-mitt-romney-hace-campana-en-new-hampshire-09$599x0


Sin embargo, muchos especulan con un Romney - Christie como cartel para este 2012. Según las encuestas, en esta segunda cita electoral de 2012, el veterano congresista de Texas, Ron Paul, también obtendrá buenos resultados. Las dudas en este momento son varias: qué pasará con la revelación de Iowa, Rick Santorum, el ultraconservador, católico ex senador de Pennsylvania que perdía por 8 votos ante Romney en los caucus de la semana pasada.

Y un nombre más, del que posiblemente sólo hablemos aquí en New Hampshire. Jon Huntsman, ex embajador de EEUU en China, conservador muy moderado que está pasando prácticamente desapercibido entre las bases republicanas. Pero que para muchos demócratas es el candidato verdaderamente temible. Los votantes conservadores no lo ven igual. Huntsman estos días ha intentado mantenerse al margen de la fea campaña negativa que ya han emprendido los aspirantes republicanos. Insultos incluídos. Y esto sólo acaba de empezar. Tenemos seis meses de primarias por delante. Un verano marcado por las Convenciones Demócrata y Republicana. Y un otoño de campaña electoral hacia las presidenciales del próximo 6 de noviembre.

Sólo una cosa más que añadir sobre New Hampshire antes de las primarias de mañana. Es la región que vio nacer al presidente más presente de la ficción televisiva: Josiah Bartlet, del Ala Oeste de la Casa Blanca. No podía dejarlo pasar...

WestWing1

 

De Iowa a New Hampshire

 

La primera cita electoral de estas primarias republicanas nos ha dejado varias sorpresas. La larga noche de recuento en los primeros caucus de este 2012 en Iowa terminaba con una ajustada victoria del ex gobernador de Massachusetts, Mitt Romney por apenas 8 votos de diferencia. Comparte el 25% de los votos con el ex senador de Pennsylvania, Rick Santorum. Y el partido republicano ve así escindido su voto en los extremos: un moderado conservador como Romney, que ya se aspiró a la candidatura presidencial en 2008 y perdió ante John McCain, empata con Santorum, católico, ultraconservador que ha construído parte de su campaña en el voto contra el aborto y el matrimonio homosexual y que celebraba la noche de su victoria compartida en Iowa agradeciendo "a dios que muchos americanos se aferran a sus biblias y a sus pistolas".

Los resultados en Iowa nos dan pistas de cómo va a ser la carrera por las primarias a partir de ahora. La primera consecuencia directa ha sido la renuncia de la congresista Michelle Bachmann. Con un 5% de los votos, ayer abandonaba su campaña en estas primarias, asumiendo su derrota. "El pueblo ha hablado" dijo. Pero sobre todo Iowa nos ha dibujado un panorama de voto republicano escindido y poco entusiasmado. Horas antes de que se celebraran los caucus, esas pequeñas asambleas vecinales en las que se debate durante horas el apoyo a uno u otro candidato, el 41% de los ciudadanos no sabía a quién votar. No hay un líder republicano que aspire a la presidencia de EEUU que en este momento arrastre el voto conservador mayoritariamente. El objetivo de los republicanos, insisten, es sacar a Obama de la Casa Blanca e impedir que consiga la reelección el próximo 6 de noviembre. No parece que ninguno de los actuales republicanos que compiten en estas primarias vaya a conseguirlo, pero no habría que dar nada por supuesto dada la difícil situación económica en EEUU y la baja popularidad del presidente Obama en las encuestas a lo largo del pasado 2011.

De momento, hasta la próxima cita de estas primarias, el 10 de enero en New Hampshire, nos quedamos con las imágenes de estos caucus de Iowa. Apenas 100.000 votos que han dado que hablar al mundo entero y definen tendencias electorales en EEUU. La noche electoral aquí es un claro ejemplo de responsabilidad democrática. Los ciudadanos salen de sus casas a las siete de la tarde, noche cerrada en este estado del medio oeste rural con temperaturas bajo cero. Se reúnen en colegios, bibliotecas, comedores e iglesias durante horas. Escuchan las propuestas electorales directamente de delegados políticos de cada uno de los candidatos. Y a mano alzada o sencillamente apuntando el nombre en un papel, tiene lugar la votación.

 

 

Iowa1

Dicen algunos que Iowa es otro mundo. Asistiendo a estas asambleas ciudadanas en las que el votante elige al candidato que prefiere como aspirante a la presidencia de EEUU, lo parece. El contacto directo es lo importante en esta primera cita electoral. Los republicanos han estado semanas haciendo campaña de condado en condado. Y los votantes así se lo exigen. "Tengo que pensar bien mi voto. Es importante" me decía una joven hispana pocas horas antes de los caucus. Y ese sentimiento en los tiempos que corren es todo un privilegio. Sobre todo viendo los resultados electorales de esta primera cita de las primarias en Iowa. Ocho votos son los que han definido la victoria de Romney. Ocho de estas papeletas azules...

Iowa2

Y tras un recuento a mano en las más de 1.7000 asambleas que se vivieron en Iowa en la fría noche electoral, primera batalla de esta larga contienda republicana para decidir quién se enfrentará a Barack Obama en las presidenciales del 6 de noviembre de este 2012.

Iowa3

¿El año de Obama?

 

El presidente Barack Obama acaba de regresar a Washington, de sus vacaciones navideñas en Hawaii. Lo hace justo el 3 de enero, para asistir desde la Casa Blanca a la primera cita electoral de 2012. No se la perderá. Mediante una videoconferencia, Obama conectará esta noche con los ciudadanos demócratas que no votarán hoy en los caucus republicanos de Iowa... pero que tendrán mucho que decir el próximo 6 de noviembre, en las elecciones presidenciales.

Barack Obama no lo tiene fácil para la reelección. Por primera vez en mucho tiempo se contempla aquí la posibilidad de un escenario en el que Obama, después de haber conquistado al mundo hace cuatro años, lo tenga difícil para asegurarse otros cuatro años en la Casa Blanca. Cierto es que muy pocos presidentes estadounidenses lo han sido de un solo mandato. Jimmy Carter y George H. W. Bush. Y que Obama no tiene en este momento un rival republicano con la fuerza suficiente para arrebatarle la presidencia. Pero también es cierto que los índices de aprobación de Obama en este momento están por los suelos. Aunque en ascenso, aún en límites muy bajos. Un 46,8% de los estadounidenses aprueba su gestión. Un 47,8%, no. Y estamos a diez meses de las elecciones. Según Gallup, en este mismo punto, Eisenhower contaba con un 75% de apoyo. Nixon, con un 50%. Carter, un 53%. Reagan 54%. Bush Sr 51%. Clinton 51%. Y George W. Bush tenía una aprobación del 58% de los ciudadanos, al inicio del año electoral.

El gran lastre del presidente Obama sigue siendo la economía. EEUU baja a duras penas del 9% sostenido de tasa de desempleo. Algo que la población estadounidense tiene muy presente. Aumenta la desconfianza hacia Washington y el bloqueo continuo de la clase política. Crece el pesimismo de aquellos que creen que el país no va por el buen camino. "Not on the right track". Y pese a que no es un factor en la campaña electoral, la incertidumbre en Europa preocupa también a la Casa Blanca, porque cualquier sacudida en aquel lado del mundo, salpica inmediatamente en este. En este momento, todo puede ocurrir.

Esta va a ser una larga y apasionante campaña electoral. Esta noche arrancan las primarias republicanas, viviremos los caucus de Iowa. Las siguientes citas electorales se sucederán a lo largo de los 50 estados en estos seis primeros meses del año. En agosto, la Convención Nacional Republicana proclamará formalmente al candidato presidencial conservador. En septiembre, los Demócratas confirmarán a Barack Obama. Y el 6 de noviembre, los estadounidenses decidirán quién ocupará la Casa Blanca los próximos cuatro años.

Arranca el año electoral en EEUU

Llegamos a Iowa. La tierra de John Wayne. En el corazón de EEUU, mayoritariamente rural, con un 91% de población blanca y una extensa colonia de alemanes, todos los ojos están puestos en Iowa donde este año nuevo arranca la carrera electoral hacia las presidenciales del próximo 6 de noviembre. Mañana 3 de enero se inicia un largo proceso de primarias, en el que los republicanos elegirán al candidato que competirá con Barack Obama por la Casa Blanca. Y la primera cita es aquí, en los caucus de Iowa, mediante un complejo proceso de asambleas locales. Los vecinos se reúnen en colegios, iglesias y casas para debatir sobre los siete republicanos que en este momento aspiran a la candidatura presidencial republicana. Lo harán a lo largo de la noche electoral. Votarán a mano alzada... o escribiendo el nombre del elegido a mano en un trozo de papel, en casi 1.800 caucus o asambleas ciudadanas repartidas a lo largo de todo un estado, tomado literalmente por la prensa mundial estos días. Con la rescada del fin de año, la atención mediática está puesta aquí. En Iowa. Un estado que no es representativo de nada, ni estadísticamente proporcional en distribución de voto, donde apenas votarán 100.000 personas en este complejo proceso de primarias.

Pero Iowa marca la carrera electoral. Porque es la primera cita oficial, porque la atención mediática multiplica los resultados, porque tradicionalmente el ganador de estos caucus se convierte en uno de los favoritos en el largo proceso de primarias. Y porque los republicanos que queden al final de la lista, verán su imagen muy dañada y deberán ir pensándose abandonar sus aspiraciones presidenciales.

Los siete candidatos republicanos llevan días haciendo campaña, casa por casa, condado por condado, aquí en Iowa. Lidera las encuestas a él ex gobernador de Massachusetts, Mitt Romney, moderado conservador de 64 años con larga experiencia empresarial. Ya lo intentó en 2008 y perdió ante John McCain. Su punto débil: no convence a muchos republicanos que le acusan de falta de liderazgo, volatilidad ideológica y desconfían de su fe mormona.

Iowa vive la rescaca navideña entregada a las primarias. WhIowa? - ¿Por qué Iowa? se preguntan muchos, a regañadientes, lidiando con los doce grados bajo cero que puede alcanzar este estado en los primeros días de enero. ¿Por qué no? Contestan los ciudadanos orgullosos de que su sistema electoral marque la carrera presidencial, que este 2012 parece poco agitada... sin grandes revelaciones políticas... con pocas dudas... Pero es pronto, tenemos diez meses por delante. Una eternidad en política y en un entorno global marcado por la incertidumbre de la crisis.

Dori Toribio


Llevo más de 10 años trabajando en RNE. Ahora, descubriendo EEUU, como corresponsal en Washington. Este país también vive la radio pública con pasión. Y lo ha hecho a lo largo de su historia. El presidente Franklin Roosevelt allá por la década de los 30, inició sus “Charlas junto a la Chimenea”. Se dirigía por radio a los ciudadanos estadounidenses. Tono íntimo, palabras tranquilas, mensajes de confianza. Nunca hubo ira, ni chistes malos, ni uno tono más alto que otro. Se ganó a la opinión pública, pese al difícil momento político, sacando a Estados Unidos de la Gran Depresión, poniendo en marcha el New Deal y anunciando una Segunda Guerra Mundial. “JUNTOS NO PODEMOS FRACASAR”, fue su mensaje.
Ver perfil »

Síguenos en...

Últimos comentarios