« La vuelta al cole de Malala | Portada del Blog | Washington está de moda en las series »

Los últimos cubanos de Guantánamo

    martes 9.abr.2013    por Dori Toribio    4 Comentarios

Guantánamo ya no genera grandes titulares. No lo hacen los 11 años de oscuridad jurídica, territorial y humana en los que sigue sumido el centro de detenciones de la base naval estadounidense. No lo hacen los 43 presos en huelga de hambre desde el mes pasado, como protesta por las condiciones de su encierro. Tampoco la jubilación de los dos últimos trabajadores cubanos en Guantánamo. Su historia merece estas líneas porque es la de décadas de relación entre EEUU y Cuba. Su historia es una más de la larga lista de contradicciones que permiten la existencia del centro de detenciones en la isla cubana y el despropósito en el que se ha convertido once años después semejante limbo territorial, jurídico y humano.

Harry Henry, de 82 años, y Luis La Rosa, 79, cruzaban a diario desde hace más de cinco décadas la puerta noreste que separa a Cuba de EEUU. Una hora de autobús y dos garitas entre dos kilómetros de tierra de nadie, que caminaban cada día desde 1960. Las dos únicas personas en el planeta que podían hacerlo. Un estatus legal único. “Siento que vivo entre dos mundos” confesaba Harry durante la ceremonia en la que se formalizó entre aplausos y honores su jubilación.

BASE-GUANTANAMO

La existencia de la prisión se explica, entre otras cosas, por el lugar en el que se encuentra. 117 kilómetros cuadrados de tierra y agua, arrendados desde que España perdiera la guerra de Cuba, mediante un contrato que cedía el control y jurisdicción sobre la Bahía de Guantánamo a EEUU. Este contrato quedó en interrogantes tras la Revolución Cubana y la ruptura de las relaciones diplomáticas entre los dos países. Pero sólo podía romperse si ambas partes así lo decidían. Washington se negó, citando el Tratado cubano-estadounidenses de 1903. La Habana habla desde entonces de territorio ocupado e ilegítimo. Dejó de suministrar agua y electricidad y se niega a cobrar el alquiler anual fijado hace un siglo en 4.085 dólares del Tesoro.

Más de 3000 cubanos trabajaron durante décadas en la base naval estadounidense, que ofrecía mejores condiciones laborales y salariales. Cuando se rompieron las relaciones diplomáticas entre EEUU y Cuba, se detuvo la contratación pero no se despidió a los que ya trabajaban dentro. Muchos decidieron quedarse a vivir en la base. Otros, cruzar a diario ese portón que les separaba de sus familias, asumiendo un largo y difícil camino.

Hoy quedan unos 60 cubanos ya jubilados en la base naval. La media supera los 70 años. Viven en un grupo de casitas blancas y agradecen con el corazón las visitas. Pasamos con ellos hace ya algunos años una tarde de café, recuerdos y lágrimas. Algunos nunca regresaron a Cuba porque no pudieron. Otros no han vuelto porque hay que encadenar varios vuelos, pasando por Miami primero, y “ya no tienen edad” nos contaban… Llevan décadas sin ver a sus familias pese a que viven a pocos kilómetros de esa puerta noreste. Y presumían de Harry y Luis, con los que no pudimos hablar precisamente por ese estatus legal único del que disfrutaban. Entraban a EEUU cada amanecer, para regresar a Cuba al caer la tarde. Ya no lo harán. Ni ellos ni nadie.

1357075116_extras_ladillos_1_0

Se jubilaron con la llegada de 2013 con todos los honores militares, después de una vida entera dedicada a trabajar en la base estadounidense. A la que se añade otra sombra más: cómo resolver el complejo modo de pagar sus pensiones. De EEUU a Cuba, sin violar el embargo.

Henry y Luis han escrito el último episodio. Dentro de una historia de desencuentros y contradicciones que aún no tiene final. Pero sí muchas voces. Aquí os dejo algunas.

 

Audio:  Cubanos en Guantánamo

 

 

 

 

 

 

 

 

 


 

Dori Toribio    9.abr.2013 21:50    

4 Comentarios

hola, tengo un familiar que su padre trabajo muchos anos en la base y el quiere saber como puede averiguar o a donde deirigirse para saber si el puede recibir el dinero de retiro de su padre por favor si tienen alguna direccion o telefono donde el pueda hablar y me lo puedan proporcional se lo agradeceria. muchas gracias

martes 20 ago 2013, 09:36

Agradeceria me orientaran a quien me puedo dirigir para reclamar el dinero de un ex trabajador de la bse naval de Guantanamo tenemos todos los documentos pero no el numero de la chapilla por favor adonde o a quien puedo acceder para tramitar esta situacion,gracias

lunes 14 oct 2013, 21:34

Como puedo solicitar la chapilla que mi papi tenia en la base naval de guantanamo me podrian ayudar por favor gracias.

miércoles 12 feb 2014, 07:09

buen dia mi abuelo fue trabajador de bombero de la base por mas de 20 años se llamaba gonzalo vallis blake aickman mi familia en guantanamo hizo reclamo de sus prestaciones a nivel consular aun no han recibido respuesta como puedo ayudarlos desde aqui para que reciban sus hijos en este caso mis tios las prestaciones del sr gonzalo gracias

sábado 15 nov 2014, 14:00

Esto es solo una previsualización.Su comentario aun no ha sido aprobado.

Ocupado...
Your comment could not be posted. Error type:
Su comentario ha sido publicado. Haga click aquí si desea publicar otro comentario

Las letras y números que has introducido no coinciden con los de la imagen. Por favor, inténtalo de nuevo.

Como paso final antes de publicar el comentario, introduce las letras y números que se ven en la imagen de abajo. Esto es necesario para impedir comentarios de programas automáticos.

¿No puedes leer bien esta imagen? Ver una alternativa.

Ocupado...

Mi comentario

Dori Toribio

Bio Desde USA

Llevo más de 10 años trabajando en RNE. Ahora, descubriendo EEUU, como corresponsal en Washington. Este país también vive la radio pública con pasión. Y lo ha hecho a lo largo de su historia. El presidente Franklin Roosevelt allá por la década de los 30, inició sus “Charlas junto a la Chimenea”. Se dirigía por radio a los ciudadanos estadounidenses. Tono íntimo, palabras tranquilas, mensajes de confianza. Nunca hubo ira, ni chistes malos, ni uno tono más alto que otro. Se ganó a la opinión pública, pese al difícil momento político, sacando a Estados Unidos de la Gran Depresión, poniendo en marcha el New Deal y anunciando una Segunda Guerra Mundial. “JUNTOS NO PODEMOS FRACASAR”, fue su mensaje.
Ver perfil »

Síguenos en...

Últimos comentarios