« Una selección con talento y mucho corazón | Portada del Blog | 10 razones para no perderse esta temporada NBA »

¿Una Euroliga de cinco?

    miércoles 10.oct.2018    por Pedro Molina    0 Comentarios

"Llueva o haga sol, nieve o truene, CSKA, Fenerbahce y Madrid estarán en la Final Four de la Euroliga".

Durante las dos últimas campañas no me he cansado de repetir esa frase. Es cierto que he acertado. También es verdad que no había que ser ningún gurú para atinar con este pronóstico. De hecho, mediada la campaña pasada los Generals Managers de los equipos dieron al 100 % que rusos y turcos estarían en Belgrado (lo del equipo de Laso y sus lesiones quizás era más difícil de asegurar)

Esta temporada, en cambio, creo que la situación puede ser un poco diferente.

Hay que partir de la base de que CSKA, Madrid y Fenerbahce son los tres grandes candidatos a estar en Vitoria del 17 al 19 mayo. Pero no es menos cierto que el poder griego acecha, que este año sí parece que Panathinaikos puede dar ese salto cualitativo que casi siempre ha logrado el Olimpiacos.

Las llegadas de un pívot de 2,20 como Papagiannis y de un anotador compulsivo como Keith Langford dotan a Xavi Pascual de un arsenal mayor con el que optar a todo pese a las pérdidas de Mike James o Singleton. Dos temporadas seguidas quedando cuartos en la Liga regular y perdiendo en el play-off de cuartos con el a la postre campeón (primero el Fenerbahce, mas tarde el Madrid) parecen haber escocido a Dimitris Giannakopoulos aún más que sus disputas con la Euroliga. Algo que hace que miremos aún con más respeto a lo que sucede en el caliente OAKA con Calathes y compañía.

Muy cerca, en El Pireo, tampoco sentó demasiado bien que la Cenicienta Zalguiris les pasara por encima. De ahí que a Spanoulis, Printezis y compañía se hayan unido Toupane (antiguo verdugo) o un Timma que rindió a un nivel menor del esperado en su etapa en Vitoria. Buenos refuerzos, pero tampoco estelares. El verdadero fichaje de Olimpiacos está en su banquillo. Se llama David Blatt y es un grandioso entrenador. La Euroliga 2014 ganada con Maccabi y el Europeo de 2007 con Rusia ante España (sí, el de la canasta de Holden y el error de Gasol) definen lo que es Blatt: un entrenador capaz de sacar el mayor rédito de cualquier equipo.

En Moscú, en cambio, ya no pueden fallar más. Han llegado a 15 de las últimas 16 Finales a Cuatro, pero solo han ganado tres, una con Itoudis en cuatro años. La lógica, su presupuesto y su plantilla, dice que deben estar en Vitoria, pero al equipo del ejército ruso quizás le haya faltado reforzar la pintura para ayudar a los Hunter, Hines y compañía. Llegan Alec Peters, un buen 'cuatro' tirador, pero también una incógnita por ver como se acopla a Europa y un Hackett que aumentará aun la batería exterior del equipo. Si bien no parece ya en un momento para dar ese salto de calidad a los 'Chacho', De Colo, Higgins, y Clyburn. De ahí que esta temporada un CSKA con más años y kilómetros en sus piernas parezca un poco más vulnerable.

Obradovic, en cambio, ansía la 'Décima' en su sexta campaña en Turquía. En éstas ha llegado a cuatro Finals Fours y ha jugado tres finales, pero sola ha ganado una. Un balance bueno soberbio para cualquier entrenador, pero normal para el 'Rey Midas' del balon cesto europeo. El serbio Ha perdido a Wanamaker y a Nunally, pero se ha reforzado bien con don NBA como Tyler Ennis y Lauvergne, un pívot de los que marca diferencias y se complemetará a la perfección con Melli y Datome. Es una de las consecuencias del 'Efecto Tavares'. Todos los equipos buscan minimizar su presencia en la zona con un jugador que le pueda hacer frente. Algo que no es fácil.

Con el de Cabo Verde más asentado, Llull ya al 100 % tras su colosal vuelta en abril de la pasada campaña (Laso encontró en el de Mahón el perfecto refuerzo anímico para dar el empujón final al equipo en la parte clave de la temporada), las llegadas de Prepelic y Deck y el bloque ganador de otros años, el Madrid no debe echar demasiado de menos a Doncic (si es que eso es posible). Otra cosa es que repita título. Algo solo logrado por Maccabi y Olimpiacos en los últimos 15 años.

Con este nuevo formato de competición de todos contra todos que cumple su tercer año, la Euroliga se ha convertido en una competición durísima, cuesta horrores ganarla. Primero hay que entrar entre los ocho mejores tras 30 partidos, no siempre uno por semana pues hay cinco jornadas dobles. Luego llegar con factor cancha (o ser como mucho quinto para evitar a los ogros de la competición) a los play-offs y, más tarde, estar en tu mejor momento y tener una pizca de suerte en la Final Four, donde lo hecho hasta ahora importa poco.

Bien lo sabe el Barça que, con su enésima revolución, esta vez con seis caras nuevas (Pangos y Singleton las más ilusionantes), aspira a estar de nuevo compitiendo con los mejores tras dos temporadas en las que ha perdido gran parte del prestigio ganado en sus 30 años anteriores. También Baskonia que, año tras año, se reinventa y nunca falla a esos play-offs. No parece que Shields y Hilliard vayan a darles ese salto para soñar con el título en casa, pero sí para competir y buscar entrar en su 'Final Four'. De los vitorianos y su carácter nunca se puede dudar.

Zalguiris busca un nuevo milagro de la mano de Jasevicius ya sin el mencionado Pangos y Toupane, pero con la palabra equipo grabada en la frente. Maccabi quiere reverdecer laureles con Wilbekin llegado de Turquía tras ser MVP de la Eurocup y dos ex NBA como Tarik Black y Johnny O'Bryant a la cabeza en otra temporada de constantes cambios en los israelíes. Algo que cada temporada hace Efes, esta vez con nueve caras nuevas con Larkin y Beabouis a la cabeza. Armani también tiene un perímetro explosivo, el formado por Mike James y Nedovic que se unen a Kuzminskas. Otra cosa es que compitan y no ocupen la parte baja de la tabla. Quizás a ese puesto opositen Bayern, Darussafaka, Buducnost o Herbalife. No, el Khimki de Bartzokas y un Shved tan anotador como anárquico e individualista.

Todo en una competición en la que el campeón puede llegar a jugar 37 encuentros. Una Euroliga que, desde 2008, ha visto ganar dos títulos a Madrid, CSKA, Panathinaikos y Olimpiacos; uno a Fenerbahce y a Maccabi.

A priori, los cinco primeros parten en cabeza para levantar el trofeo el domingo 19 de mayo en Vitoria, en el Buesa Arena. ¿Aparecerá alguien más?

Lo sabremos ya.

Pedro Molina   10.oct.2018 10:23    

0 Comentarios

Esto es solo una previsualización.Su comentario aun no ha sido aprobado.

Ocupado...
Your comment could not be posted. Error type:
Su comentario ha sido registrado. Los comentarios no aparecerán hasta que sean aprobados. Haga click aquí si desea publicar otro comentario

Las letras y números que has introducido no coinciden con los de la imagen. Por favor, inténtalo de nuevo.

Como paso final antes de publicar el comentario, introduce las letras y números que se ven en la imagen de abajo. Esto es necesario para impedir comentarios de programas automáticos.

¿No puedes leer bien esta imagen? Ver una alternativa.

Ocupado...

Los comentarios están moderados y no estarán visibles hasta que sean aprobados.

Mi comentario

Equipo del vestuario

Bio El vestuario

'El Vestuario' es el programa de deportes de Radio 5 en el que contamos de lunes a viernes toda la actualidad en forma de información, testimonios y entrevistas a partir de las 12:37
Ver perfil »

Síguenos en...

Últimos comentarios