Portada del Blog | SEMANA 2. EL PUEBLO »

SEMANA 1. RODAR DE NUEVO

    lunes 27.feb.2017    por Ramón Salazar    1 Comentarios

Unknown-9

Daba vértigo enfrentarse a esta primera semana de rodaje; secuencias de acción en la nieve, todos los protagonistas juntos en una escena, rodajes nocturnos con cincuenta de figuración, varias escenas con animales… Vamos, nada parecido ni de lejos a algo tranquilo. Lo que se dice entrar a corazón abierto. No hay miedo es el lema (aunque por dentro te arda el alma como cuando ruge la marabunta).  

Comenzar la producción de una película es siempre un misterio, como aquellos libros en los que tú mismo ibas decidiendo tu propia aventura según las decisiones que tomabas en cada capítulo. De tu audacia dependía que el proceso fuese vertiginoso y duradero o breve y tremendamente decepcionante. 

Recuerdo el rodaje de mi anterior film -10.000 noches en ninguna parte- como el Woodstock de los rodajes; libertad creativa, mucha diversión, cierta sensación alucinógena o la sensación satisfactoria de estar siempre hasta las orejas de barro. Y un cierto mareo mezcla de eternidad y juventud que hicieron de aquello uno de esos recuerdos que permanecerán en mi lecho de muerte. Qué viaje.

Ahora empiezo una nueva película, se titula LA ENFERMEDAD DEL DOMINGO y habla sobre los límites -físicos y emocionales- a los que es capaz de enfrentarse el ser humano. Un tour-de-force entre dos actrices -Bárbara Lennie y Susi Sanchez- que llevan el peso de una historia íntima cargada de intriga. Más adelante dedicaré un capítulo sólo a ellas en el que intentaré traducir lo que me provoca dirigirlas a diario. Aún no soy capaz, es apabullante y necesito asentar emociones. Cada semana trataré de traducir mi experiencia durante el rodaje y compartir en este diario el proceso íntimo y minucioso de lo creativo.

Es la primera vez que ruedo en Barcelona (también lo haremos en otras zonas de Cataluña, Andorra, en la localidad francesa de Prats-de-Mollo-la-Preste situada en el Pirineo y París). Llevo instalado en la ciudad casi dos meses y la fortuna fue a recogerme a la estación de Sants el día que llegué. Ya me detendré en cada uno de ellos más adelante, pero puedo adelantar que nunca me han hecho llegar a un inicio de rodaje tranquilo, sabiendo las teclas que quiero tocar, liberado de cualquier preocupación que vaya más allá de lo meramente creativo. La fortuna de estar protegido por un equipo que es, sencillamente, una joya, un buen pedrolo brillante que luzco sin pudor para que todo el mundo pregunte por su precio y yo responda, soberbio, que es incalculable.

Unknown-6

Sentado mientras escribo sobre esta primera semana de rodaje me acuerdo como si hubiese ocurrido hace unas horas de cuando terminé de escribir el guión y me senté a leerlo de un tirón. Al finalizar pensé que nadie lo querría producir y que sería otra historia que coge polvo en el fondo de un cajón. Se lo envié a mi amigo Francisco Ramos (a partir de ahora Paco) para que me diera feedback (es uno de los mejores para darte perspectiva). Quedamos a tomar brunch -como hacemos muchos domingos- y hablamos durante horas de todo menos del guión. Al momento de pagar me dice: “¿Qué quieres hacer con esa peliculita que escribiste” (imaginadlo con su acento mejicano). “¿Cómo?”, contesté desubicado. “¿Quieres hacer eso o quieres hacer otra cosa?”. “Hombre, trabajé mucho, me gustaría intentar esta”, dije. “Bueno, pues la haremos”. 

Paco tiene esta filosofía que me he apropiado; la de extendernos en el disfrute y ser concretos y directos en lo profesional. Y como esta película también tiene algo de paradoja temporal, no me deja de llamar la atención que entre ese encuentro y el primer golpe de claqueta haya una elipsis de las buenas, de las que te salta de una promesa lejana a una realidad contundente y disfrutona. Nunca un “La haremos.” cobra más sentido que hoy. Gracias, Paco.

Rodar de nuevo es que te den la oportunidad de nacer de nuevo. De vivir una vida entera comprimida en unos meses de trabajo. Y al terminar, la sensación de que es una vivencia que aconteció en otra época, lejana, difusa, intensa, pero tuya al fin y al cabo. Contar historias es eso, el privilegio de agarrar un poco de eternidad, de arañar algo más de la vida. El cine es eso, poder dar un trago de la fuente de la juventud: aunque dura un instante, sabe a gloria. 

Comenzamos la segunda semana: promete exhumaciones de cadáveres, footing o running, peleas en el barro, contrabando de semillas, fiestas con reminiscencia ochentera y más rodajes nocturnos con animales. Yo que tú permanecería atento.

Ramón Salazar.-

 

P.D.- Nuestro lema: “¿Alguien no odiaba la sensación del domingo por la tarde?”

Unknown-8

Ramón Salazar   27.feb.2017 16:42    

1 Comentarios

Hola Ramón
Disfruté muchísimo con HONGOS, PIEDRAS, y con 10000 NOCHES EN NINGUNA PARTE. Al saber que en este nuevo rodaje juntas a Bárbara Lennie y Susi Sánchez, dos de las mejores actrices actuales, me causó mucha felicidad y un poco de curiosidad. Estoy deseando leer nuevas aventuras de este viaje que habéis emprendido juntos y que continuaréis hasta las pantallas de cine y hasta nuestro imaginario como espectadores
Un abrazo y mucha suerte
Raquel

lunes 27 feb 2017, 17:50

Esto es solo una previsualización.Su comentario aun no ha sido aprobado.

Ocupado...
Your comment could not be posted. Error type:
Su comentario ha sido publicado. Haga click aquí si desea publicar otro comentario

Las letras y números que has introducido no coinciden con los de la imagen. Por favor, inténtalo de nuevo.

Como paso final antes de publicar el comentario, introduce las letras y números que se ven en la imagen de abajo. Esto es necesario para impedir comentarios de programas automáticos.

¿No puedes leer bien esta imagen? Ver una alternativa.

Ocupado...

Mi comentario

La enfermedad del domingo

Bio La enfermedad del domingo. Cuaderno de rodaje.

Estamos rodando “La enfermedad del domingo”, una película producida por Zeta Cinema que cuenta con la participación de TVE. Acompáñanos en este maravilloso camino a través de este diario de rodaje en el que semanalmente os contaremos nuestras experiencias durante este proceso que transcurrirá a lo largo de seis semanas. “La enfermedad del domingo” es un drama íntimo y directo cargado de intriga, donde lo que se dice nada tiene que ver con lo que realmente se quiere decir y en el que el pasado y el presente coexisten escondidos en los recovecos de un espeso bosque. ¿Qué pasaría si un domingo por la tarde, esperando delante de la ventana, tu madre no regresa? No solo ese día. Nunca. Y esa sensación del domingo se convirtiera en algo perpetuo, para toda la vida.
Ver perfil »

Síguenos en...

Últimos comentarios