3 posts de septiembre 2010

EL PEZ CEBRA Y EL CÁNCER

El pez cebra común llamado así por sus cinco rayas laterales y cuyo nombre científico es Danio rerio puede regenerar sus órganos y tejidos. Esto ha despertado históricamente la curiosidad y el interés de muchos científicos. Es un pez que se ha utilizado en numerosas investigaciones: desde el cáncer hasta la adicción a la cocaína. Hoy, es posible observar, gracias a una nueva técnica microscópica desde la primera célula fertilizada hasta su conversión en un embrión de 1.000 células en
tres horas.
El pez cebra es un referente en la lucha contra el cáncer y en la investigación de células madre. Investigadores de la Universidad Politécnica de Madrid han dado un paso más en esta investigación: una nueva técnica para visualizar y cuantificar el desarrollo embrionario del pez cebra. Mediante una nueva técnica de microscopía, se genera una imagen en 3D del embrión vivo cada minuto. De esta forma podemos ver el desarrollo del pez cebra en tres dimensiones. El desarrollo embrionario del pez cebra ha sido filmado en un vídeo como nunca antes. Se emplea un método no invasivo, es decir, que el pez sigue viviendo y desarrollándose tras estas investigaciones. Tras este éxito, actualmente trabajan con esta misma técnica en otros animales como por ejemplo: el erizo de mar que tiene un sistema inmunólogico muy particular, pero también en ratones etc. Los investigadores se han movido en el terreno celular, buscaban obtener la posición de cada célula del organismo pero también "en qué posición va evolucionar y en el momento de la división en qué dos células se divide" explica Miguel Ángel Luengo-Oroz, miembro del equipo investigador de la Universidad Politécnica de Madrid. Y añade: "es como hacer una fotografía al edifcio y automaticamente te generase planos".

El pez cebra ha sido sujeto de muchas investigaciones, gracias a que comparte el 80% de los genes con el ser humano. Además se desarrolla muy rápido: en 24-36 horas sus organismos ya están formados. Sus embriones son transparentes y se desarrollan fuera de los cuerpos de la madre lo que ayuda a la hora de observar su desarrollo por microscopio.

¿ Megalodón extinguido?

El tiburón es uno de los animales más temido por el ser humano. Y eso sin duda se lo debemos a Stephen King, aunque el llevar millones de años de soberanía absoluta de los mares enfatiza el gran temor hacia estos seres.

Hay muchas clases de tiburones y no todos cumplen con el prototipo de animal agresivo que ataca; es más, el tiburón ballena y el peregrino son totalmente inofensivos para el ser humano, se alimentan únicamente de peces y lo hacen de forma pasiva.

El megalodonte, también llamado tiburón blanco gigante, es una clase de escualo al que muchos consideran extinguido, mientras que otros defienden que aún hay algunos ejemplares vivos: http://www.videosparatodos.com/articulos/el-tiburon-gigante-de-japon-megalodon.php

Es, o era, más grande que el tiburón blanco y también más agresivo. Su nombre significa diente largo.

Es el mayor gigante de los mares que ha existido nunca. Se calcula que medía más de 21 metros de longitud y se alimentaba de ballenas, a las que atacaba por la aleta. Los investigadores han encontrado dientes fosiles de los megalodontes en los huesos de las ballenas. La dentadura de estos seres no sólo cortaba la carne de la presa sino que además partía los huesos. Sus mandibulas son parecidas a las del tiburón blanco que hoy conocemos. La dieta del megalodón era de una ingesta de 900 kilos diarios, lo que equivale, para que nos hagamos una idea, al tamaño de un elefante. La parte superior del megalodón era oscura y la inferior de color claro, lo que le facilitaba pasar desapercibido a la hora de acercarse y atacar a sus presas. Además disponía de sensores en la piel, que le permitían saborear a sus presas mucho antes de divisarlas. Se cree que pudiese detectar a sus presas a 5 kilometros de distancia.

Recientemente se ha descubierto un "nido" o viveroo de 10 millones de años donde criaban los megalodón a sus crías. Investigadores de la Universidad de Florida encontraron en Panamá 400 dientes fosilizados de tiburón en una marina panameña que conectaba el Océano Pacífico y el Caribe durante la época del Mioceno. Llama la atención el tamaño tan pequeño de los dientes, lo que lleva a pensar que seguramente fueran de crías de tiburón.

MENORCA

Esta pequeña isla de 50 kms de largo por 13 de ancho tiene mucha historia que contar…

A lo largo del tiempo han llegado a Menorca diferentes pueblos con sus respectivas culturas: fenicios,cartagineses, romanos y musulmanes. Prueba de ello son las excavaciones arqueológicas en el norte de la isla, en el Ecomuseo del Cap de Cavallería ( en la zona del puerto de Sanitja).

En el puerto de Sanitja, hay varias excavaciones abiertas. Aquellas que se realizan en la ciudad romana de Sanicera comenzaron en el año 93, de la mano de Fernando Contreras, presidente del Ecomuseo. Esta ciudad romana es la única de todo Menorca que se puede excavar en su totalidad.

El pasado mes de julio encontraron en esta ciudad romana un pebetero con la figura de la diosa Tanit, representante del mundo fenicio. Un pebetero, también denominado timatería, servía como instrumento para fabricar incienso. Se trata de una pieza que data del siglo I AC, de unos 2100 años de antigüedad. Y fue hallada en una de las habitaciones de una casa romana o domus. Los pebeteros se utilizaban igualmente en termas y baños.

Además hay un campamento militar, del que sólo falta excavar un 20%, pero según Fernando Contreras, esto lo dejan para futuros arqueólogos que utilicen instrumentos y métodos más avanzados.

En la bocana del puerto de Sanitja han hallado trozos de cerámica, fragmentos de ánforas que datan de la época romana. Y a unos 60 metros de profundidad, cerca de la costa, se ha encontrado un barco que los expertos sitúan en la época moderna( siglos XVI-XVIII)aunque, se desconoce su cronología exacta y su origen. Este hallazgo se ha logrado gracias a la colaboración de un pescador de la zona.

En el pecio hay tres anclas: dos en popa y una en proa, además de varios cañones. En el centro del galeón hay elementos de hierro que posiblemente formen parte de la estructura del barco, pero también se baraja la posibilidad de que sean armas. Faltan muchas incógnitas por resolver, para ello están tratando la madera, con el fin de lograr alguna pista que les informe sobre el origen del pecio. Del mismo modo que se estudian los dibujos del ancla o la forma y escudos de los cañones.

Debido a la limitación de los recursos y también a las dificultades económicas, no es posible sacar a la superficie todo lo que los arqueólogos subacuáticos encuentran debajo del mar. Se ha optado por una investigación no intrusiva, que se realiza con un robot colocado a un metro por encima del barco y que lo fotografía todo. De esta manera se hace un mapa de dispersión donde se ve y se sitúa todo lo que se encuentra en el galeón.

En un futuro, Fernando Contreras no descarta la idea de excavar y sacar a la luz todos los hallazgos. Para ello son necesarios conservadores y un laboratorio para analizar lo que han encontrado a lo largo de estos años.

Por último, merece la pena detenerse en el faro de Sanitja construido en el siglo XIX, siendo el más antiguo de todo Menorca.

Paco Arjona


La pesca, los recursos marinos, la navegación, la investigación oceanográfica, la historia naval, la marina mercante y la náutica deportiva para los profesionales y amantes de la mar.
Ver perfil »

Síguenos en...

Últimos comentarios