"Ya no hay miedo. Vamos empastilladas y estamos muertas de dolores. Somos camareras de piso."

    martes 20.sep.2016    por Sandra Camps    0 Comentarios

Hasta hace poco muchas personas no sabían y, probablemente muchas todavía desconozcan, en qué consiste trabajar de camarera de piso. Es una profesión que ha vivido y sufrido en silencio durante décadas, poco  o nada respetada por muchos clientes y responsables de hoteles o por los propios trabajadores. Son mujeres y las vemos cuando pernoctamos en un hotel porque limpian las habitaciones. Pero tienen muchas más responsabilidades y están mucho más expuestas de lo que parece. No en pocas ocasiones, les toca vivir situaciones desagradables por la falta de respeto de según qué clientes que las confunden por lo que no son. Ellas se quejan de que no son "pornochachas " y reclaman un respeto también dentro del hotel porque no les hacen caso cuando se quejan. Y todo eso con unas condiciones de trabajo denigrantes, indignas en muchos casos. Las que trabajan para empresas externas, sobre todo,  son las que peor están porque algunas cobran poco más de 1 euro por cada habitación que limpian. Otras unos dos euros. 

Protesta en forma de funeral frente a Asolan

Hoy vamos a escuchar a estas mujeres que se han unido, han hecho piña y se han atrevido a manifestarse delante del hotel tras su jornada laboral. Durante la protesta pacífica, informando a los clientes también, han salido los directivos pero ellas no se asustan. "Ya no, ya no hay miedo. Y si nos echan que nos echen en estas condiciones no podemos continuar. Vamos empastilladas para poder trabajar, estamos muertas de los dolores por todo el cuerpo", aseguran. 

Resultado de imagen de facebook las kellys

Otras están presentes pero no se atreven a hablar conmigo, me confiesan que tienen miedo. Son mujeres vulnerables en muchos casos porque esos euros son los únicos que entran en la casa y no quieren ser vistas. 

También escucharemos la entrevista con Miriam, una camarera de piso de Lanzarote, una de las fundadoras del movimiento de las Kellys, como se conoce. Ya son unas 100.000 en toda España y han decidido revisar los convenios y luchar por sus derechos.

Reunion-colectivo-Kellys_EDIIMA20160329_0742_18.jpg

 

Todo empezó por una página de Facebook que bautizaron con Las Kellys cuando unas mujeres decidieron dar ese primer paso para hablar con otras camareras de piso y compartir sus vivencias. Probablemente, el anonimato que tiene una red social les permitió darse cuenta de que el problema era el mismo y que eran muchas más de lo que pensaban. Se han hecho fuertes en Facebook pero no sólo porque se están organizando a nivel nacional para salir del mundo virtual y encontrarse en las calles para mejorar sus condiciones laboral y dignificar su trabajo. 

Las Kellys Barcelona en la puerta del Departament

 

Esta temporada los martes a partir de las 22h

desde la web de RTVE y el podcast del programa.

¡Escúchalo! 

Y si tú también tienes una historia similar...cuéntala en los comentarios. 


http://www.rtve.es/alacarta/audios/en-primera-persona/

Aprovecho también para invitaros a que sigáis En Primera Persona en
las redes sociales y hagáis los comentarios que queráis:

https://www.facebook.com/enprimerapersona

https://www.facebook.com/campssandra

y a seguirme en twitter.

@ppersona_RNE

@sandracamps

Sandra Camps   20.sep.2016 11:59    

Urbanizaciones fraude: " Aquí no había ley. Esto es un desastre y todos tenemos pozos ciegos"

    martes 13.sep.2016    por Sandra Camps    0 Comentarios

Almens1

En España hay miles de urbanizaciones 'fraude' que han robado a los futuros inquilinos de esas viviendas. Muchos ni tan siquiera han podido entrar en ellas, otros entraron en las parcelas que compraron, se hicieron sus casas porque el ayuntamiento de turno miró hacia otro lado permitiendo que se urbanizara en zonas que, en teoría, no eran urbanas. 

Almens2

Este es el caso del Sector F de Almensilla. A simple vista parece una urbanización abandonada a la que cuesta llegar porque no hay ningún cartel que indique dónde empieza ni dónde acaba. Y cuándo finalmente, tras mucho preguntar y preguntar, la encuentras parece que estés en tierra de nadie. La primera calle está asfaltada a medias y el resto es tierra, polvo, cables, pozos ciegos que están legalmente prohibidos y baches. Y en la casas no tienen agua potable.

Almens3

Nada más llegar me encuentro con un señor , un vecino, que está quitando la maleza y haciendo fotos a un cable larguísimo...

Almens4

Esta temporada los martes a partir de las 22h

desde la web de RTVE y el podcast del programa.

¡Escúchalo! 

Y si tú también tienes una historia similar...cuéntala en los comentarios. 


http://www.rtve.es/alacarta/audios/en-primera-persona/

Aprovecho también para invitaros a que sigáis En Primera Persona en
las redes sociales y hagáis los comentarios que queráis:

https://www.facebook.com/enprimerapersona

https://www.facebook.com/campssandra

y a seguirme en twitter.

@ppersona_RNE

@sandracamps

 

 

Sandra Camps   13.sep.2016 13:57    

EN PRIMERA PERSONA vuelve hoy como programa...más largo, con entrevistas, fotos, imágenes sonoras y todo lo que la web ofrece.

    martes 13.sep.2016    por Sandra Camps    0 Comentarios

EN PRIMERA PERSONA vuelve una temporada más y ya van ocho seguidas desde que empezamos con esta aventura en 2008. Recuerdo todavía el primer programa en la planta de oncología infantil de un hospital y lo emocionante, duro y alegre al mismo tiempo,  que fue conocer desde dentro ese mundo.

Entrar cada semana en una realidad distinta, diferente y anónima para muchos, es una aventura maravillosa que quiero compartir con todos vosotros. Son esas otras realidades que difícilmente vemos, escuchamos o leemos en los medios. Porque son vidas que no buscan protagonismo pero con las que convivimos a diario aunque no nos demos cuenta. Vidas que pasan desapercibidas pero que merecen ser contadas y escuchadas sin filtros, sin matices, sin interferencias por sus protagonistas. 

En ocasiones nos veremos reflejados en esas historias que nos cuentan, otras descubriremos que hay cierta complicidad con esa realidad. Aprenderemos que hay más realidades a parte de la nuestra, seremos cada día un poquito más sabios porque descubrimos juntos mundos que tienen mucho que aportarnos. Para mí, desde luego, es un lujo.

Gracias por permitirme compartir vuestras historias de vida y por estar atentos a estas realidades quienes siguen el programa. 

Así que seguimos en la brecha.

Esta temporada los martes a partir de las 22h desde la web de RTVE y el podcast del programa  

con reportajes sin filtros dando voz a los sin voz pero también con entrevistas y otras imágenes sonoras que nos ayudarán a comprender mejor cada una de esas realidades. 

Sandra Camps   13.sep.2016 13:44    

'Mamá África'

    martes 16.ago.2016    por Sandra Camps    2 Comentarios

Ayer estaba en la playa y a pocos metros de mi toalla se vivía una realidad muy distinta a la mía. Tres mujeres de diferentes generaciones estaban sentadas con sus hamacas y sus sombrillas charlando y tomando café. Hasta ahí, todo normal. Pero en poco tiempo estas mujeres se convirtieron en lugar de encuentro y de  avituallamiento. Llegaban vendedores africanos con sus pulseras, collares, gafas o telas que caminan la playa de punta a punta para ganar unos euros en estos días de verano. Se notaba que no era la primera vez que se veían, al contrario. Muchos se abrazaban a ellas con cariño y durante un rato aprovechaban para descansar y reponer energías. Las mujeres iban cargadas con neveras llenas de termos de café, galletas y bocadillos que iban repartiendo a los transeúntes amigos. Algunos se estiraban en la arena para desconectar unos instantes, otros charlaban entre ellos o vendían algunas pulseras a las tres mosqueteras de la playa. 

Al final de la tarde, cuando estábamos plegando velas me acerqué a ellas para preguntarles si formaban parte de alguna Ong o de algún proyecto concreto. Me contaron su historia. Son dos hermanas y una amiga que un día estaban en la playa ofrecieron café a uno de los vendedores ambulantes. Pasaron un buen rato charlando y así se fueron encontrando cada domingo. Cada vez, llevaban más café y añadieron comida para repartir porque estos chicos lo aceptaban con agrado. La mujer de más edad, la hermana mayor, me cuenta que : "Uno se lo cuenta al otro y así, cada domingo venían más y más a saludarnos. Y ya han pasado ocho años. Me llaman Mamá África. Nosotros les compramos algo y les ofrecemos lo que tenemos. Hoy ha venido un chico nuevo que se ha comido cinco bocadillos seguidos. Le queríamos dar alguno para la cena pero no le daba tiempo porque los devoraba. Al parecer llevaba ya casi cuatro días sin comer nada". Cuando le pregunto si forman parte de alguna asociación, me responde que no, que ella trabaja en una peluquería en un pueblo a 70 kilómetros de aquí, dónde vive, y que a sus clientas les pide "esos euros que sobran para el cochino. Ha habido veces que hemos tenido hasta 60 euros para comprarles pulseras o lo que lleven y luego lo vamos regalando pero otras no llegamos a los 15 euros. Les damos lo que podemos y tenemos y cuando no hay más, pues no hay más y ellos lo saben. Bueno haya algunos que se creen que somos ricas pero se lo explicamos. Somos trabajadoras, yo en la peluquería, ella en el hospital y ella cuidando ancianos",  me aclara. 

Mientras conversamos, hay un chico de Senegal que escucha atentamente nuestra conversación y me mira con intriga y cierta desconfianza al principio. Pero al final se anima y añade que "son muy buenas, nos dan cariño y nos escuchan. Tienen un buen corazón. Ellas son nuestra familia aquí." Mamá África ya le ha puesto nombre a este joven de cara alegre. "Le llamo Papichuli y en estos años hemos logrado hacerle los papeles. Está feliz porque el mes que viene se va a ver a su familia tras 12 años sin verlos, ahora ya puede volver", comenta esta mujer de ojos dicharacheros mientras Papichuli parece que sonría con los ojos. Luego añade el joven " aquí me llaman Pepe muchos pero en realidad me llamo Mouhammed". "Sí, pero sois muchos Mouhammed y Mouhaseco", ríe Mamá África. No le falta sentido del humor ni de la realidad tampoco. No falta a su cita de los domingos de verano con estos chicos a los que les ha cogido cariño y ayuda en lo que puede. Muchos tienen su teléfono y cuando se acaba la temporada de estío le llaman para pedirle consejo porque Mamá África les escucha y acompaña en lo que esté en su mano. Estas tres mujeres no han ido a África todavía pero la hermana pequeña de Mamá África reconoce que le encantaría. Y que la próxima vez se va con él a Senegal. Le pregunto a Mohammed de dónde y me contesta que de Port Louis. En ese momento, ve viene a la memoria mi visita a Port Louis para hablar con las "Viudas de los cayucos", una asociación de mujeres, madres, hermanas e hijas que han perdido a algún familiar en el mar. Las entrevisté para el libro que escribí hace unos años 'Voces Silenciadas'. Allí viví en primera persona cómo un grupo de chicos y chicas se estaba organizando para salir en un cayuco rumbo a España y el trabajo de concienciación que hacía un joven que ya había sobrevivido en tres ocasiones a la travesía del horror. Me contaba este chico que ya no lo quería intentar más  porque tuvo que sufrir cómo su hermano moría en sus brazos durante ese infierno. Desde entonces, decidió contar a sus vecinos y amigos su experiencia para evitar que se repitieran las tragedias. Tenía claro que no valía la pena subirse a esos cayucos de rumbo incierto. Y las mujeres que se quedan, mayores la mayoría, intentan crear una pequeña industria artesanal que ofrezca oportunidades a los jóvenes para que no partan. Pero esta es otra historia que merece un capítulo aparte. 

Volvamos a la playa de Huelva dónde se viven eso pequeños gestos que dan sentido a la vida. Mamá África y sus amigas hacen mucho con poco. Felicidades a las tres por vuestra gran labor, solidaridad a flor de piel.

Sandra Camps   16.ago.2016 11:59    

"Mamá soy una pieza que no encaja en este puzzle"

    lunes 18.jul.2016    por Sandra Camps    0 Comentarios

IMG-20160617-WA0002Os presento a Javier ...a ver si se me pega algo.

 

Hoy vamos a seguir hablando de las Altas Capacidades pero vamos a hablar sobre y con los jóvenes que viven esta realidad. Javier es un chico sobredotado de 13 años que cuando fue diagnosticado le dijeron que iba, por lo menos,  cinco años por delante de su edad. Confiesa que "la mayoría no comprende lo que me pasa". Pero su profesora de apoyo en primaria sí que lo tenía claro.  Inmaculada Espinosa se preocupó de atender sus necesidades en el colegio "Amor de Dios" de Cádiz.   Javier recuerda con cariño como " cuando estaba en 4º de primaria ella me daba los libros de 5º y a mí me sorprendía".  De hecho, Inmaculada tutorizó a Javier en el proyecto "La Excelencia Existe" que fue premiado por la Fundación el mundo del superdotado. Gracias a este proyecto, el centro logró detectar de forma creativa a chicos y chicas con Altas Capacidades en el colegio y atenderles en función de sus capacidades.

Escucharemos hablar a Javier sobre cómo vive su diferencia y cómo lo lleva. Una visión amable que si escuchamos 'entre líneas' detectaremos que también tiene claroscuros pero que contrasta con las vivencias tristes de su hermana Berta. Ella lo pasó muy mal y dejó de ser la adolescente que era para convertirse en otra persona que fuera aceptada por sus compañeras.  Una realidad que se repite con frecuencia en niñ@s y jóven@s con Altas Capacidades porque se sienten diferentes, piensan y sienten de otra manera. Pero el entorno no está preparado para aceptar y convivir con esa diferencia que juzgan y no entienden. Es difícil porque primero estas personas tienen que aceptar que son diferentes y luego intentar encajar en un puzzle dónde se fomenta la igualdad en lugar de sumar diferencias y hacernos más sabios. 

En este encuentro de la asociación Adosse en el que participo, hay madres que hoy están sufriendo por sus hijos porque ven cómo no muestran interés por nada, son rebeldes en el colegio y tienen problemas con sus compañeros. Buscan la forma de encajar y llaman la atención del entorno pero en realidad se encuentran fuera de un sistema que no les incluye por tener Altas Capacidades. 

Además de la asociación Adosse en Sevilla, también pueden tener más información en la Confederación de Familias de Altas Capacidades.

El reportaje se emite la madrugada del martes sobre las 4.30h pero si estáis soñando en esos momentos, os invito a que lo escuchéis desde el  mismo martes por la mañana en el podcast:

http://www.rtve.es/alacarta/audios/en-primera-persona/

Aprovecho también para invitaros a que sigáis En Primera Persona en
las redes sociales y hagáis los comentarios que queráis:

https://www.facebook.com/enprimerapersona

https://www.facebook.com/campssandra

y a seguirme en twitter.

@ppersona_RNE

@sandracamps

 

 

Sandra Camps   18.jul.2016 09:00    

¿Víctimas de su propio talento?

    lunes 11.jul.2016    por Sandra Camps    0 Comentarios

IMG-20160711-WA0001

Hoy me uno al encuentro de Adosse , una asociación sin ánimo de lucro compuesta por padres y madres de niños y niñas con Altas Capacidades,  para conocer más a un colectivo diferente, cada uno con sus capacidades en un mundo y una sociedad que no siempre ve en lo divergente una oportunidad para sumar. Precisamente, la incomprensión y la falta de empatía hacia esa persona que piensa y siente diferente puede hacerle mucho daño a nivel emocional.

Porque tener Altas Capacidades puede ser una ventaja si se diagnostica a tiempo en edades tempranas y se crece en un torno que tenga en cuenta esa diferencia, adaptando o facilitando los contenidos educativos a cada una de estas personas y aceptando la diferencia. Por otra parte, como comenta la pedagoga experta en intervención educativa en Altas Capacidades, Rosario Gómez, "ellos también tienen que aceptarse". Pero, al contrario, si estas personas se sienten solas, incomprendidas, aisladas y sin complicidad alguna en su entorno, tener Altas Capacidades se puede convertir en un auténtico drama.

Hoy escucharemos los testimonios de personas diagnosticadas de pequeños, otros se enteraron de mayores y saberlo ha dado sentido a muchos momentos de sus vidas. Siempre se sintieron diferentes pero acomodar esa diferencia en un mundo que fomenta los iguales, no es fácil.  Las personas con Altas Capacidades suelen ser extremadamente sensibles y eso también les hace más vulnerables si no son fuertes emocionalmente y no aprenden a gestionar su sensibilidad.

Existen muchos mitos y prejuicios sobre estas personas que se desmontan si les damos la oportunidad de hablar y les escuchamos con atención.

Además de la asociación Adosse en Sevilla, también pueden tener más información en la Confederación de Familias de Altas Capacidades.

El reportaje se emite la madrugada del martes sobre las 4.30h pero si estáis soñando en esos momentos, os invito a que lo escuchéis desde el  mismo martes por la mañana en el podcast:

http://www.rtve.es/alacarta/audios/en-primera-persona/

Aprovecho también para invitaros a que sigáis En Primera Persona en
las redes sociales y hagáis los comentarios que queráis:

https://www.facebook.com/enprimerapersona

https://www.facebook.com/campssandra

y a seguirme en twitter.

@ppersona_RNE

@sandracamps

 

 

 

Sandra Camps   11.jul.2016 13:45    

Hoy la fiambrera se queda en casa.

    domingo 3.jul.2016    por Sandra Camps    0 Comentarios

Voy con una persona celiaca, Javier, y Arturo que es padre de un niño intolerante al gluten a desayunar. Compruebo lo difícil que es y como directamente Javier no se sienta en ningún local que no le ofrezca todas las garantías. Está harto, reconoce, "de perder una hora para comer una tostada. No me fío y si me dicen que tienen pan sin gluten, les pido ver dónde y cómo lo preparan para confirmar que no hay contaminación cruzada. Eso en el mejor de los casos porque es habitual que te digan que te vayas a desayunar a otro sitio".  Pero cuando vamos a una pizzería certificada por la asociación de celiacos de Sevilla justo al lado, en la que sí confían, les cambia la cara. Me uno a ellos y desayuno una tostada para celiacos también. Me sorprende que me lo traigan en un plato cubierto por una tapa para que no le toque el aire al pan y evitar así la contaminación cruzada con otros alimentos con gluten.  El camarero también me confirma que es difícil encontrar un lugar como éste para comer y que cada día atienden a más personas intolerantes al gluten. "Se ha corrido la voz y vienen muchas personas. Los desayunos, muchos son si gluten directamente", asiente. Es cierto, será que antes no me había fijado, porque ahora sí veo pasar platos cubiertos con la tapa correspondiente hasta que no llegan a la mesa del comensal. 

Sello 1 c

Javier me insiste para que vea la diferencia de cómo se deben preparar los alimentos para celiacos. Entro dentro del restaurante y me enseñan la cocina que convive con otra cerrada y aislada con vidrieras. Es pequeña pero funciona perfectamente como una cocina paralela, dónde se hacen las tostadas y se preparan los platos de día para las personas celiacas en sus propios hornos, sartenes y demás utensilios de cocina. 

Sello 2c

Nacho es italiano y tiene otro restaurante en Záhara de los Atunes en Cádiz. Es el dueño y recuerda que "el otro día, por ejemplo, vino una familia de Australia con la guía en la mano preguntando si podían comer sin gluten. Y se les iluminó la cara cuando les dije que sin problema. Hay mucha demanda, nosotros atendemos unos 4.000 celiacos al año. Además, una persona intolerante al gluten te puede traer una mesa de 15 personas, por ejemplo. Realmente vale la pena la inversión en infraestructura y formación que hemos hecho". Cada 15 días tienen inspecciones para comprobar que siguen con los protocolos que establece la Federación de Asociaciones de Celiacos en España (FACE), entre otros. Es un control riguroso que para Nacho es necesario y comprende. La salud de estas personas depende de la dieta que hagan. 

El reportaje se emite la madrugada del martes sobre las 4.30h pero si estáis soñando en esos momentos, os invito a que lo escuchéis desde el  mismo martes por la mañana en el podcast:

http://www.rtve.es/alacarta/audios/en-primera-persona/

Aprovecho también para invitaros a que sigáis En Primera Persona en
las redes sociales y hagáis los comentarios que queráis:

https://www.facebook.com/enprimerapersona

https://www.facebook.com/campssandra

y a seguirme en twitter.

@ppersona_RNE

@sandracamps

Sandra Camps    3.jul.2016 09:00    

Economía del Bien Común: Las personas son el fin y la economía una herramienta para lograr el bien común.

    lunes 27.jun.2016    por Sandra Camps    0 Comentarios

IMG-20160627-WA0006


Hoy nos unimos a una reunión con personas que comparten unos valores sociales y éticos similares. Quieren conocer qué es la Economía del Bien Común (EBC) y en qué consiste. Este movimiento empieza en el 2012 y durante estos años se ha ido organizando, dándole forma al contenido y haciendo pequeñas cosas que cumplen con los valores éticos y sociales de una economía que parece que todo lo puede y que muchas veces ningunea los derechos de las personas. Por eso, la Economía del Bien Común persigue otra forma de hacer las cosas dónde la economía sea una herramienta para vivir todos (no unos pocos) un poco mejor y que no se convierta en un fin en sí misma. 

IMG-20160627-WA0007

La fórmula de la cooperativa, comentan en la reunión de Sevilla,  parece que es la que más acerca a este nuevo modelo de funcionar pero, al final, lo importante es no olvidar que las personas siempre están primero y que aplicar valores éticos sí importa. Se habla de la responsabilidad social de las empresas, no como un sello más, sino como un valor en sí mismo que las distinga entre las otras y sea ese valor añadido que los ciudadanos premien. 

El reportaje se emite la madrugada del martes sobre las 4.30h pero si estáis soñando en esos momentos, os invito a que lo escuchéis desde el  mismo martes por la mañana en el podcast:

http://www.rtve.es/alacarta/audios/en-primera-persona/

Aprovecho también para invitaros a que sigáis En Primera Persona en
las redes sociales y hagáis los comentarios que queráis:

https://www.facebook.com/enprimerapersona

https://www.facebook.com/campssandra

y a seguirme en twitter.

@ppersona_RNE

@sandracamps

Sandra Camps   27.jun.2016 12:22    

"El día que cayó una bomba en el cole de mi hija decidimos irnos".

    lunes 20.jun.2016    por Sandra Camps    0 Comentarios

Turkey border

Hoy me encuentro con un Mohammed, Ahmed, su padre y Mosab, el técnico de CEAR , la Comisión Española de Ayuda al Refugiado, que les está acompañando en este proceso de acogida.  Es una familia siria que hace unos pocos meses llegó a Sevilla. La mujer está cocinando en casa y las otras dos hijas están en el colegio mientras nosotros hablamos. 

El padre tiene diabetes y va en silla de ruedas. En Egipto le amputaron una pierna y si no sigue camino hasta nuestro país, probablemente, le hubieran cortado la otra también, me comenta. Hasta ahora no ha podido tener una atención médica adecuada. En Egipto, se lamenta Mohammed, "no les importa la enfermedad, les importa el dinero. Mi hermano y yo trabajábamos 10 horas al día para poder pagar a los médicos y mis hermanas no iban al colegio". 

Los dos hermanos llevan trabajando desde jóvenes porque son los que han estado pagando los tratamientos médicos para sus padres durante los últimos años. Esta familia es un ejemplo de las personas sirias refugiadas que hay en nuestro país o que pueden estar en camino. Lo han perdido todo, absolutamente todo y han decidido dejar atrás a familiares y seres queridos para salvar la vida y no correr más riesgos. De hecho, en Siria se ha quedado parte de la familia. Comentan con tristeza que un familiar falleció hace poco por la guerra y no se han podido despedir. 

Una de sus hijas tuvo suerte y volvió a nacer porque no le pasó nada el día que cayó la primera bomba en el colegio pero cualquier día les podía tocar a ellos. Por eso se fueron y llevan años en tránsito. Son personas que tienen muchas ganas de empezar de cero, de integrarse, de aprender español y de tener un futuro entre nosotros en paz. 

El reportaje se emite la madrugada del martes sobre las 4.30h pero si estáis soñando en esos momentos, os invito a que lo escuchéis desde el  mismo martes por la mañana en el podcast:

http://www.rtve.es/alacarta/audios/en-primera-persona/

Aprovecho también para invitaros a que sigáis En Primera Persona en
las redes sociales y hagáis los comentarios que queráis:

https://www.facebook.com/enprimerapersona

https://www.facebook.com/campssandra

y a seguirme en twitter.

@ppersona_RNE

@sandracamps

Sandra Camps   20.jun.2016 10:56    

"El ataúd o la maleta" de los refugiados.

    lunes 13.jun.2016    por Sandra Camps    2 Comentarios

Resultado de imagen de CEAR

 

Hoy me acerco a una de las sedes de CEAR, la Comisión Española de Ayuda al Refugiado, para conocer la situación de los refugiados que están llegando a nuestro país y el trabajo que realizan los técnicos a diario, mano a mano con estas personas que escapan de la muerte. 

Hablo con el coordinador, la psicóloga y uno de los técnicos que está en los dispositivos, como les llaman. Son los pisos que tienen para atender a los refugiados cuando llegan en la primera fase. En nuestro país es difícil que el Ministerio conceda el estatus de refugiado a los solicitantes porque la administración pide muchos requisitos, algunos imposibles de cumplir porque cuando una persona huye desesperadamente de la muerte no tiene tiempo de hacer fotos o de coger papeles y documentos que acrediten su historia. Simplemente echa a correr.

Los técnicos de CEAR  llevan años, desde los 70, recibiendo a personas que quieren vivir y por eso salen, muchos con lo puesto. Otros salen antes de la tragedia y tras haber gastado sus ahorros pagando a las mafias que se encuentran por el camino. Como dice Mosab, también refugiado y ahora técnico de CEAR,  si pudieran ser atendidos antes de salir , muchos llegarían con dinero suficiente para empezar de cero una nueva vida y no necesitarían ayuda de nadie.

El reportaje se emite la madrugada del martes sobre las 4.30h pero si estáis soñando en esos momentos, os invito a que lo escuchéis desde el  mismo martes por la mañana en el podcast:

http://www.rtve.es/alacarta/audios/en-primera-persona/

Aprovecho también para invitaros a que sigáis En Primera Persona en
las redes sociales y hagáis los comentarios que queráis:

https://www.facebook.com/enprimerapersona

https://www.facebook.com/campssandra

y a seguirme en twitter.

@ppersona_RNE

@sandracamps

 

Sandra Camps   13.jun.2016 11:49    

Sandra Camps

Bio En primera persona

En el programa nos acercamos a realidades sociales que nos rodean pero desconocemos. Salimos del estudio de radio para conocer en profundidad y en primera persona qué problemas tienen, cómo los viven y qué medios tienen a su disposición para afrontarlos hombres, niños y ancianos anónimos. Les escuchamos en su ambiente, con su gente, y hablamos con ellos de sus vidas, de cómo afrontan el presente y el futuro. Convivimos con ellos y les invitamos a que compartan parte de estas vidas con sus protagonistas como si estuvieran presentes en cada momento
Ver perfil »

Síguenos en...

Últimos comentarios