« Volvemos a Doñana, a la zona calcinada por el incendio en junio porque ahora toca empezar de nuevo. | Portada del Blog | "No podía seguir con esa doble vida", confiesa Álvaro. »

"Yo de aquí no me voy", dijo Felisa hace 17 años y su lucha se convirtió en la lucha de un barrio por mantener la Casa Palacio del Pumarejo.

    martes 12.sep.2017    por Sandra Camps    1 Comentarios

IMG_20170902_110307

 La Casa Palacio del Pumarejo es un monumento declarado como Bien de Interés Cultural (BIC) gracias a la presión vecinal que en estos últimos 17 años ha logrado que esta casa no se haya convertido en un hotel de lujo y que sus mujeres empezando por Felisa sigan viviendo ahí a pesar del deterioro del edificio. Lo construyó el conde Pedro de Pumarejo a finales del siglo XVIII. Sus muros y sus columnas de caoba han visto como en diferentes épocas por su patio pasaban niños acogidos, mujeres represaliadas, una escuela de adultos o gallinas de pelea. Pero una de las mayores amenazas llegó en el año 2.000 cuando una constructora se hizo con el 50% del inmueble con la intención de convertirlo en un hotel de lujo desalojando a las familias que allí vivían. A todas menos a Felisa que el mes que viene cumple 85 años y se ha convertido en el estandarte de la lucha junto a otras mujeres que ya han fallecido en estos 17 años de lucha comunitaria. Ahora Felisa tiene a dos vecinas más viviendo en la casa, Rosa y Rosario que todos conocen como la 'estudiante' por ser la más joven y eso que pasa de los 45 años. Ella era una de los 36 niños que corrían por la casa como si de una gran familia se tratara como recuerda Lolo, uno de los hijos de Felisa. 

 

IMG_20170902_114705

 

Ella tomó la decisión de quedarse en su casa porque "yo de aquí no me voy" a pesar de subir varias veces al día los 32 escalones que tiene hasta su piso, del bastón en el que se apoya o el miedo que, a veces, reconoce ha pasado algunas noches. Y sus hijos la apoyaron desde el principio, arreglando el grifo de su casa, el techo, poniendo un pasamanos en las escaleras o una cancela nueva cuando el dueño se la llevo, lo que fuera necesario para que su madre viviera en las mejores condiciones posibles aunque sea con la electricidad a 125v y utilizando transformadores.

Foto con LOLO y Luís 2     Lolo, hijo de Felisa, Luís Hornillo autor del libro Mentiras Dialécticas sobre la historia de la casa y una servidora. Pepe, otro hijo de Felisa está dentro con tareas de mantenimiento       de uno de los espacios de la casa. 

A partir de ahí, los vecinos, el barrios y sus asociaciones se han hecho fuertes para reivindicar la casa como la casa de todos. Se han arremangado, siempre con los hijos de Felisa al frente, para rehabilitar los espacios vacíos de la planta baja dónde múltiples asociaciones del barrio tienen su sede y realizan actividades de todo tipo siempre abiertas a los vecinos y la comunidad. 

IMG_20170902_120324

 

La rehabilitación de la casa, apuntalada en gran parte, es urgente desde hace años pero el ayuntamiento y vecinos no se ponen de acuerdo en la forma de proceder ni en el futuro de la casa en cuanto a su uso y disfrute. La plataforma y la asociación por la Casa del Pumarejo lleva años de asambleas y reuniones con la administración para que la rehabilitación se lleve a cabo de forma consensuada con la gente de la casa que ha construido una forma de vivir en torno a la convivencia respetuosa y la diversidad junto a la gata siempre presente, priorizando a sus tres inquilinas (Felisa, Rosa y Rosario) y el uso social y cultural que se ha consolidado durante este tiempo. 

Pumarejosd1

Porque la Casa Grande está viva y se ha convertido en un centro neurálgico del barrio junto a su plaza, no exenta de polémica tampoco. Plaza y casa van y han ido siempre de la mano. No en vano, en la plaza se celebra el cine de verano o los mercados sociales con la moneda social El Puma, o las fiestas de primavera que alberga el patio de la casa abriendo sus puertas para que la plaza sea una arteria más de lo que allí acontece. Mariano, el bar de los caracoles de la esquina o la asociación de vecinos, entre muchísimas más, forman parte también de la casa dónde Felisa, sus vecinas y amigas se reúnen por las tardes en su taller de costura para coser, conversar o merendar.  

IMG_20170526_223435

 

 

 

IMG_20170902_110333
Esta casa también ha sido y sigue siendo motivo de estudio, de tesis doctorales varias y visitas del mundo entero para conocer su historia. En su zagúan se puede leer desde una chirigota que en su día le escribieron hasta una placa en honor a Isabel Atienza que en otros tiempos fue asesinada en la plaza por ser 'roja'. 

La historia del barrio de nuestro país está muy presente en sus muros y aguantan solemnemente el paso del tiempo, igual que Felisa y sus vecinos, Salvador, Luís o David entre otros muchos,  que poco a poco van dando relevo generacional a la lucha por una casa, un monumento, que merece ser cuidado y respetado con el mismo mimo, respeto y cariño que lo han hecho hasta ahora sus variopintos habitantes que no son pocos. 

 

 

Este jueves en Radio 5 partir de las 00.30 h tras el informativo y hasta la 1h  lo podéis escuchar en directo

pero si te lo has perdido también lo puedes escuchar siempre que quieras en el  podcast del programa.

¡Escúchalo! 

Y si tú también tienes una historia que contar...adelante! 


http://www.rtve.es/alacarta/audios/en-primera-persona/

Aprovecho también para invitaros a que sigáis En Primera Persona en
las redes sociales y hagáis los comentarios que queráis:

https://www.facebook.com/enprimerapersona

https://www.facebook.com/campssandra

y a seguirme en twitter.

@ppersona_RNE

@sandracamps

 

Sandra Camps   12.sep.2017 14:25    

1 Comentarios

Aisha Libertad, Sres.Corresponsales.
Libertad Inmediata Para Aisha.
75% de paro juvenil en Canarias.

jueves 14 sep 2017, 04:19

Esto es solo una previsualización.Su comentario aun no ha sido aprobado.

Ocupado...
Your comment could not be posted. Error type:
Su comentario ha sido publicado. Haga click aquí si desea publicar otro comentario

Las letras y números que has introducido no coinciden con los de la imagen. Por favor, inténtalo de nuevo.

Como paso final antes de publicar el comentario, introduce las letras y números que se ven en la imagen de abajo. Esto es necesario para impedir comentarios de programas automáticos.

¿No puedes leer bien esta imagen? Ver una alternativa.

Ocupado...

Mi comentario

Sandra Camps

Bio En primera persona

En el programa nos acercamos a realidades sociales que nos rodean pero desconocemos. Salimos del estudio de radio para conocer en profundidad y en primera persona qué problemas tienen, cómo los viven y qué medios tienen a su disposición para afrontarlos hombres, niños y ancianos anónimos. Les escuchamos en su ambiente, con su gente, y hablamos con ellos de sus vidas, de cómo afrontan el presente y el futuro. Convivimos con ellos y les invitamos a que compartan parte de estas vidas con sus protagonistas como si estuvieran presentes en cada momento
Ver perfil »

Síguenos en...