1 posts de enero 2011

Érase una vez... Oslo

Érase una vez un país muy pobre y muy frío que hace 50 años descubrió petróleo en sus costas. Este país no se gastó el dinero en construir rascacielos de oro, canchas de golf en la Luna o ejércitos de élite. Este país de sólo cinco millones de personas quiso hacer que sus habitantes se sintiesen bien. Esto no es un cuento, es la historia reciente de Noruega, antiguamente el hermano pobre y menos sofisticado de Escandinavia. Un país que hoy está entre los más ricos y más caros del mundo, tercer exportador de petróleo por detrás de Rusia y Arabia Saudí y, en mi opinión, un ejemplo para el resto de gobiernos.
orque los noruegos no se han vuelto “nuevos ricos” con los ingresos que llegaban de sus plataformas del Mar del Norte sino que se han dedicado a desarrollar uno de los Estados del Bienestar más sólidos y envidiados del mundo. Para un español, escucharlos hablar de ayudas sociales y condiciones laborales es una película de ciencia ficción. La riqueza está tan distribuida y se sienten tan protegidos que han desarrollado una sociedad en la que sobre todo buscan la calidad de vida y la igualdad social. Es verdad que hay detalles excesivos de “papá Estado”, como que el alcohol no se venda en supermercados sino en tiendas estatales con horarios restringidos, aunque así dicen que se ha reducido el alcoholismo…
Un país tan rico donde apenas existan diferencias sociales es un país moderno de verdad. Esto fue lo que más me llamó la atención de Noruega, su concepto de igualdad, tanto entre hombres y mujeres (su Ley de Igualdad de Género es de…¡¡1.978!!) como entre clases. En los trabajos apenas hay distancias entre jefes y empleados, está mal vista la ostentación y el lujo, los sueldos son públicos y pueden consultarse por Internet, la futura reina del país es una madre soltera, el director general de una gran empresa no veranea en un “chaletazo” a lo español sino en cabañas de madera en medio del bosque… También me ha encantado la idea del “háztelo tú mismo”: desde tu casa o el pan hasta que en las oficinas no haya secretarias, por ejemplo.

Los noruegos mantienen el carácter ahorrador y austero de un pueblo que durante siglos ha tenido que aliarse con la Naturaleza. Porque el entorno natural de Oslo es otro de los enganches de esta ciudad: lagos, fiordos, bosques, casas de madera, ríos salmoneros, pistas de esquí a las que puedes llegar en metro, cascadas en medio de la ciudad… A primera vista, Oslo no era uno de los destinos más apasionantes que nos podía haber tocado, pero bajé del avión encantada de que hubiese sido la primera parada en mi futura ruta por los países nórdicos. Viajar vale para saber que no muy lejos de donde estás se están haciendo cosas que merece la pena copiar. Sé que el modelo noruego es muy difícil de importar: básicamente, porque están “forrados” y tienen la población de la ciudad de Madrid. Pero sí podemos aprender de ellos muchas cosas de su cultura y su mentalidad. Es un país donde todavía no se han olvidado de cuáles son las cosas que importan. Por eso la ONU siempre incluye a Noruega en su lista de los mejores países del mundo para vivir y para ser padres.




Sinceramente, y a pesar de toda esta declaración de amor hacia los noruegos, ni el país ni su capital son para mi los sitios ideales para vivir. Les falta el calor y la luz, y yo soy como una planta. Oslo no es la ciudad ideal, pero sí es la ciudad posible.

Un beso enorme para nuestros españoles. A Idoia, por explicarnos tan bien las claves del estilo de vida noruego; a David, un padre joven que cogió el toro por los cuernos; a Juan, mi amigo gaditano y próximo ganador de un Goya (algunos sabemos porqué…); a Marina y a Pep, por abrirnos las puertas de su vida como bailarines de crucero; a Mari Carmen, que hace unos ¿exquisitos? zumos de arándanos; a Edu, un educador fenomenal con el que salimos a buscar trolls; y a Benjamín, el tenor de Drobak, un crack entre los cracks. ¡Hasta pronto!

Españoles en el Mundo


Laura, Luis, Belén, Tirma y Lucía son los reporteros de 'Españoles en el mundo', el programa de TVE que busca a nuestros compatriotas allá donde estén.
Ver perfil »

Síguenos en...

Últimos comentarios