'Exodus' (€1,36M) repite liderato en el peor fin de semana de diciembre que se recuerda (€5,4M)

    miércoles 17.dic.2014    por Juan Herbera    0 Comentarios

Preparaba el artículo del pasado jueves; calculaba y recalculaba. Los estimados aparecian demasiado bajos. Era el "fin de semana maldito", sí, pero incluso considerando esa premisa la taquilla del fin de semana se antojaba muy escasa. Me vinieron a la mente esos comentarios que entienden mis estimaciones como demasiado derrotistas con lo que pueden generar una reacción negativa entre los lectores de mi blog. Busqué en el archivo precedentes en fechas similares (las equivalentes confirmaban el peor de los escenarios) para darme una excusa y hacer crecer las previsiones. Y lo hice. Craso error.

El fin de semana del 12 al 14 de diciembre de 2008, la última vez con un calendario de diciembre idéntico al que ahora vivimos, el Top-5 caía un 37% respecto al fin de semana previo (el que tenía tres vísperas y dos festivos). Bien es cierto que, entonces, a diferencia de en la actualidad, hubo un estreno comercialmente atractivo (Ultimátum a la tierra) que ocupó el Número Uno. Las cuatro películas que iban a continuación cayeron, en conjunto, cerca de un 60% respecto al fin de semana anterior. Quise obviar esta realidad y confiar en una mayor fortaleza de los títulos que venían de la semana del puente de diciembre. Aún con todo, y a pesar de publicar cifras rectificadas al alza, opté por dejar constancia de los peores registros de un fin de semana en diciembre. La realidad del mercado se ha encargado de hacer pasar a la historia esos tres días como los que han generado una recaudación más floja en el mes que despide el año.

Exodus: Dioses y reyes retuvo la primera posición con un estimado de 1.365.000€, lo que supondría un descenso del 56% en relación a su fin de semana de apertura (que, finalmente, fue de €3,12 millones). Sumaría así 5.870.000€ y 875.000 espectadores tras diez días en cartel. La de Fox se estrenaba éste fin de semana pasado en Norteamérica, donde debutó por debajo de lo previsto ingresando $24,5 millones (€19,7M). La cifra de apertura de España representó, por tanto, un muy estimable 15.6% en relación a los tres primeros días de la taquilla estadounidense. Cierto que el comportamiento en los mercados internacionales ha sido claramente mejor que el doméstico pero acostumbrados como estamos a porcentajes muy bajos una cifra así reconforta y mucho.

En su primera semana completa el fin de semana supuso el 69% de los ingresos de Exodus. El 31% restante se generó entre el lunes (esta vez festivo) y el jueves. El próximo fin de semana volverá a ser duro, en lo que al mantenimiento se refiere, por la fecha en sí misma, por el desgaste y por la llegada entre semana de El Hobbit: la batalla de los cinco ejércitos. En estos momentos el horizonte más razonable seria superar, aunque no fuese por mucho, los nueve millones de euros, con lo que habría multiplicado por casi tres veces su taquilla de estreno.

Se preveían cifras muy parejas en las siguientes posiciones del ranking de recaudaciones. Y así fue (si bien moviéndose alrededor del medio millón de euros en vez de los 600.000€ estimados/deseados por un servidor). Mortadelo y Filemón contra Jimmy el cachondo recuperaría la segunda plaza (mejorando dos) en su tercer fin de semana con un estimado de 550.000€, lo que implicaba una caída del 48% que llevaba su parcial hasta los 3.580.000€ habiendo vendido cerca de 545.000 entradas. Entre lunes y jueves de la segunda semana se generó el 26% de la recaudación semanal incluso con el lunes festivo.

El próximo fin de semana debería ser de caídas moderadas para las películas dirigidas al público infantil (entre el 30% y el 35% de descenso) pero la llegada de Big Hero 6 y, en menor medida, de Stand by me Doraemon pueden acentuar las caídas. Aún con todo, las vacaciones navideñas supondrán una reactivación de su venta de entradas. Si Mortadelo y Filemón lograse acabar multiplicando por algo más de 4 veces su taquilla inicial cerraría su carrera en las salas con cerca de 6 millones de euros.

Con un estimado de 510.000€ en su segundo fin de semana Ouija mantendría el tercer puesto a pesar de su descenso del 56%. La de Universal acumulaba en torno a 2.125.000€ y había congregado a unos 325.000 seguidores. Habiendo ingresado el 28% de su taquilla semanal entre lunes y jueves y, salvo reacción complicada con la llegada de las vacaciones, su listón final debería rebajarse y quedaría en torno a los 3,3 millones de euros, menos de tres veces su recaudación de estreno.

Cuarta y quinta plaza estarían bailando, por lo parejo de la cifra, ambas con un estimado de 505.000€, entre Los juegos del hambre: Sinsajo Parte 1 y Los pingüinos de Madagascar. Para la de eOne supondría un descenso del 59% en su cuarta estancia. El acumulado se situaría próximo a los 10.840.000€ y las 1.740.000 entradas vendidas. En la tercera semana completa la recaudación generada entre viernes y domingo supuso un 73%. Cada vez cuesta más mantener el objetivo de llegar a los €12,7 millones. Ahora habría que rebajar ese horizonte hasta poco más de €12,1 millones, con lo que haría multiplicado por unas 2.8 veces su recaudación de estreno (En llamas lo hizo por 2.6).

Los pingüinos de Madagascar, por su parte, regresaría al Top-5 (en detrimento de Magia a la luz de la luna) dejándose un 42% en relación al registro de la semana anterior (la de Woody Allen cae bastante más de lo previsible al dejarse un 50% con su estimado próximo a los 480.000€). La de Fox/Dreamworks sumaría algo más de 3.080.000€ y 500.000 espectadores. En su segunda semana completa la taquilla generada entre viernes y domingo supuso un 71.5% del total de los siete días. Multiplicando por 4.4 veces sus ingresos de apertura se acercaría a los 5,3 millones de euros como recaudación final.

Se dibujaba así un Top-5 que sumaba un estimado de 3.435.000€, un 54% por debajo de lo que sumaron las cinco más comerciales la semana anterior, que permite imaginar una recaudación global del fin de semana en torno a los 5.450.000€, un 47% más flojo el el precedente y un 45% por debajo del mismo fin de semana del año pasado (cuando se estrenaba La desolación de Smaug). Es el peor registro visto en un mes de diciembre en la historia reciente de nuestra taquilla. Nunca antes se había caído por debajo de los seis millones, ni tan siquiera cuando en 2011 el día de Nochebuena cayó en sábado (entonces se recuadaron €6,32 millones).

Hasta la octava posición del ranking había que bajar para encontrar el primer estreno de la semana, St. Vincent (eOne), que no pasaba de los 1.115€ por local para un primer parcial estimado de 283.000€. De las demás novedades, lo más destacado fueron los 1.475€ por cine de La señorita Julia (Golem) (56.000€ entre viernes y domingo).

El mantenimiento más meritorio, el de La sal de la tierra que, en su séptimo fin de semana, y siendo este tan malo según lo visto, apenas desciende un 19% con sus 25.000€. Acumula 500.000€ y ya ha multiplicado por prácticamente ocho veces los 63.000€ de su primer fin de semana. Mommy, en cambio, no saca todo el provecho que cabía haber esperado de su ampliación del número de salas: arrancó promediando 4.555€ en cuatro cines y ha pasado a presentar una media de 1.100€ en 17. Ha crecido un 325% en presencia de mercado pero su recaudación sólo lo ha hecho un 36,5%.

No habrá más cocina en las previsiones. Toda la comparativa posible y un poco de intuición, como siempre he hecho. Si me equivoco (lo hago a menudo ¡y mucho!), reconocerlo y aprender para la siguiente ocasión. Los margenes de confort (inflar o minimizar estimaciones a conciencia) los dejo para quienes los necesiten. Vosotros y yo nos divertimos más jugando sin red, ¿verdad?

Categorías: Cine , Taquilla de cine

Juan Herbera   17.dic.2014 08:21    

Netflix y los propietarios de contenidos: el choque que se avecina (y II)

    lunes 15.dic.2014    por Juan Herbera    0 Comentarios

Veíamos la semana pasada cómo Netflix está amenazando el tradicional sistema de inversión publicitaria en las cadenas de televisión hasta el punto de que se está estudiando, por parte de Nielsen, un nuevo sistema de medición de audiencias para saber con mayor exactitud el grado de canibalización entre los canales tradicionales  y las emisiones por internet y, en consecuencia, la posible revisión de los importes que Netflix debería pagar por sus contenidos en función de esos resultados.

Lo veíamos en un artículo publicado en Movie City News el pasado 19 de noviembre, titulado 'Netflix, Nielsen y El Elefante en la habitación' cuyo autor, David Poland (poland@moviecitynews.com), nos dejaba en un punto en que entraba a analizar qué pasaría (qué pasará) el dia que las grandes cadenas se decidan a entrar a competir en el mundo del streaming poniendo sobre la mesa sus enormes y valiosísimos catálogos. Lo vemos:

Para una gran compañía con un gran catálogo (archivo), como cualquiera de los grandes estudios o Lionsgate, aparte de sutilezas matemáticas sobre qué negocios externos se pagan con qué parte de los contenidos, el objetivo es maximizar el valor de ese catálogo en todas y cada una de las formas posibles. No se gana nada reposando en el almacén  acumulando valor sin estar disponible nunca más. Días atrás hubo una presentación en Hollywood sobre un pack de películas de Stanley Kubrick estrenadas en Blu-ray... que ya se han comercializado un par de veces. Estoy seguro de que había algún caramelo por allí pero el DVD/Blu-ray maximizaron la oportunidad de alcanzar su grado máximo años atrás. Lo único que falta por hacer es invertir millones en restaurar películas para su gloria original. Pero, desgraciadamente, eso se está convirtiendo también en un negocio residual.

La sencilla e increiblemente simplificada matemática sobre Netflix es que tiene en torno a un tercio de los hogares estadounidenses abonados, generando alrededor de $3 billones (3.000 millones) anuales en ingresos y gastando en torno a $2 billones (2.000 millones) en programación. Esto supone alrededor de $60 anuales de gasto por contenido por hogar atendido. Obviamente, este barco no es suficientemente grande como para que todos se suban a bordo. E incluso si la base de abonados creciese multiplicándose por tres, lo que ha sido el plan a largo plazo de Netflix, no sería suficientemente grande para todos.

Hay diversos grandes players que invirtieron en las distintas formas de vender contenidos. Pero para los propietarios de catálogos sólo hay un asunto. De nuevo... maximizar los ingresos de aquel contenido antiguo.

Netflix lo sabe. La razón por la cual Netflix está experimentando tan agresivamente no es porque haya un modelo de negocio según el cual, por ejemplo, los estrenos simultáneos en salas de cine y Netflix tengan sentido de forma que realmente amenacen el estreno masivo de películas cinematográficas. Están buscando su próximo modelo, por dos razones. Primero, saben que una competencia mucho, pero mucho más agresiva está llegando. Cuanto más crezca Netflix, más rápidamente y agresivamente vendrá la competencia directa por parte de los grandes estudios. Segundo, tienen la ventaja del primer movimiento en este momento. Pero para mantenerla, necesitan continuar siendo vistos como innovadores.

Pero la verdadera responsabilidad está en los canales de televisión y en los distribuidores cinematográficos. Cada uno de ellos supone ingresos similares para Netflix y un constante cambio en el perfil de cómo generan ingresos. Y hay toneladas de acuerdos sobre la mesa que tienen fechas de caducidad que precisan ser revisados antes de que queden inactivos. Pero habrá un punto de inflexión.

Si, pongamos por caso, CBS pudiese implementar una plataforma de streaming con series que han negociado con Netflix, como Cheers, Frasier, Twin Peaks, Famili Ties, The Andy Griffith Show, Star Trek, Twilight Zone, Hawai 5-O y otras muchas, más nuevas series, más el catálogo de Showtime, más (asumiendo que Sumner Redstone, propietario de Viacom, pueda reunir la fuerza necesaria para alinear los dos lados de su compañía) el catálogo cinematográfico de Paramount, el de Nickleodeon y el de MTV, etc., etc.... y cobrasen la mitad de lo que cobra Netflix, ¿podrían conseguir los mismos 35 millones de abonados y generar $1,6 billones (1.600 millones) al año y tener el control absoluto de su contenido?

La cuestión es que, probablemente, no es suficiente para tentar a Viacom a que haga ese movimiento ahora. Pero triplica ese número hasta los 105 millones de hogares y $4,8 billones (4.800 millones)... todo en contenido de catálogo. CBS genera en torno a tres veces esa cantidad pero sus costes son tan significativos que "sólo" le queda un margen neto de $1,6 billones (1.600 millones) al año.

Imaginad un mundo con cinco "Netflixes" costando alrededor de $50 mensuales y una televisión comercial (sostenida por prublicidad) costando otros $50 al mes y puedes estar mirando al futuro próximo. Haz una mejora hacia una televisión sin publicidad (excepto para los acontecimientos en directo) por otros $40 mensuales (u otros $480 millones anuales por cada millón de suscriptores llegándole al proveedor) y podéis imaginar la oportunidad.

Por supuesto, habrá cambios en los que otros y yo imaginamos. Pero mi opinión es que hay un montón de ingresos potenciales ahí fuera y no ha empezado a ser explotado a fondo por parte de Netflix o Amazon o cualquier combinación de estas compañías. Esos ingresos, no los deseos de los consumidores, dirigirán el futuro.

Pero estamos esperando el punto de inflexión. Y cuando llegue, las cadenas dejarán de recoger las liendres de Netflix y se preocuparán de las suyas propias.

 

Categorías: Cine , Mercado de cine

Juan Herbera   15.dic.2014 09:16    

En ausencia de 'El Hobbit' el "fin de semana maldito" se encomienda a 'Exodus'

    jueves 11.dic.2014    por Juan Herbera    0 Comentarios

Hace justo un año, el martes 10 de diciembre de 2013, publicaba un artículo titulado Tras el puente de diciembre y antes de las Navidades: fines de semana malditos. Y a uno de ellos nos enfrentamos a partir de mañana. El año pasado, el estreno de El Hobbit: la desolación de Smaug salvaba los muebles. Gracias a su apertura de €5,11 millones los cines tenían algo fresco que echarse a la boca y el gobal de la taquilla respiraba presentando una recaudación de €9,84 millones entre viernes y domingo. Este año, la última entrega de El Hobbit, La batalla de los cinco ejércitos, llegará a las pantallas españolas, simultáneamente con las del resto del mundo, el miércoles 17 de diciembre. Y su hueco no lo ha ocupado ningún otro estreno, dejando huérfano de blockbusters nuevos el fin de semana próximo. Todo el peso de la responsabilidad comercial descansará en las espaldas de los títulos ya estrenados, muy especialmente de aquellos que arrancaron con el puente de diciembre. La historia nos dice que, en situaciones similares, los mantenimientos no son demasiado consistentes (¡ay!). Consolémonos pensando en que la compensación llegará solo una semana después.

De las novedades de la semana solo una llega a las salas de forma masiva. Se trata de la comedia norteamericana St. Vincent, con Bill Murray, Melissa McCarthy y Naomi Watts al frente del reparto. Los Weisntein la estrenaron de forma escalonada en el mercado doméstico. Tras promediar unos prometedores $27.500 (€21.775) en cuatro salas en su primer fin de semana a primeros de octubre no acabó de confirmar su potencial comercial ya que, al expandirse a casi 2.300 locales en su tercera estancia, no pasó de una media de $3.400 (€2.680) para un parcial de $7,75 millones (€6,11M). Fuera de Estados Unidos, Reino Unido probó suerte la semana pasada logrando 492.500€ en 312 locales (promedio de 1.580€). eOne la sitúa en 254 pantallas de otros tantos cines (con 110 copias digitales duales, 87 en versión doblada al castellano y una en versión original subtitulada).

Un promedio de entre 1.500€ y 2.000€ permitiría a St. Vincent ingresar entre 380.000€ y 510.000€ en su primer fin de semana de exhibición.

El director canadiense Jason Reitman se dio a conocer con el largometraje Gracias por fumar (2005) con el que logró una nominación a los Globos de Oro como mejor película en la categoría de comedia. Dos años después dio el campanazo con Juno, ganadora de 95 premios, entre ellos el Oscar al mejor guión original (fue nominada también a mejor película, mejor director y mejor actriz principal). La consolidación llegó con Up in the air (2009), con la que ganó otros 88 galardones y con la que obtuvo seis nominaciones a los Globos de Oro y a los Oscar incluyendo en ambos casos la candidatura como mejor director y mejor película. Sus dos siguientes trabajos, Young adult y Una vida en tres días, no tuvieron el mismo reconocimiento de crítica y público.

Tras ellos llega Hombres, mujeres y niños (Men, women & children) que no parece vaya a revertir esa línea desecendiente en lo comercial. En Estados Unidos gozó de un estreno por fases sin éxito alguno: medias de $2.800 en primer fin de semana (17 cines) y de $1.600 el segundo (28 locales) no auguraban nada bueno de cara a su expansión. Y así fue: $500 de media para un parcial de $306.400 en 608 complejos. El pasado fin de semana se estrenaba en Reino Unido donde conseguía el peor resultado para películas dirigidas por Reitman: €92.800 en 211 ubicaciones (€440 de media). En España se podrá ver en 115 pantallas (17 cines ofreciendo la versión subtitulada).

La señorita Julia (Miss Julie) es la nueva película, de nacionalidad británica, dirigida por la actriz, directora y guionista Liv Ullmann, que no se situaba tras la cámara desde hace catorce años cuando dirigió la sueca Infiel. Para éste drama ambientado en el siglo XIX se ha hecho acompañar de actores del prestigio de Jessica Chastain o Colin Farrell. Inédita en los grandes mercados europeos e internacionales, Golem distribuye 38 copias (29 dobladas y 9 en versión original subtitulada) en nuestro país. El mejor promedio de apertura en 2014 para la distribuidora fue el de Joven y bonita (1.635€ en 41 cines).

La norteamericana I feel good (Get on up) es un drama sobre la vida del cantante de soul James Brown. A pesar de haber recaudado $13,6 millones (€10,11M) en su aperutra estadounidense a principios de agosto su carrera internacional no tiene ninguna relevancia: 396.500€ en cinco días en Francia en 350 salas; 140.000€ en el primer fin de semana en Reino Unido en 229 locales y 98.200€ en cuatro días en Alemania en 157 complejos. Universal la lleva a 27 pantallas de otros tantos cines en España de los que 6 la exhibirán en versión original subtitulada. Dos películas ha estrenado este año la distribuidora con ese número de salas: Así en la tierra como en el infierno (promedio de 1.685€) y Más allá del amor (media de 400€).

El drama religioso alemán, Camino de la cruz (Stations of the cross), se llevó el premio al mejor guión en el pasado festival de Berlín y la espiga de plata y el premio FIPRESCI en la Seminci de Valladolid. De la mano de Caramel Films se podrá ver en diez salas en versión original subtitulada. El mejor promedio de apertura de la distribuidora en lo que llevamos de año fueron los 2.800€ de Ida en 19 cines. El estreno más parecido por número de locales fue el de El secuestro de Michele Houellebeg que promedió 1.240€ en 12 salas.

No es un estreno propiamente dicho pero el incremento significativo de presencia de mercado de la canadiense Mommy, tras su debut durante el pasado fin de semana largo, merece una mención destacada. Avalon la hace pasar de cuatro a diecisiete cines. Viene avalada por los más de 4.500€ promediados en los primeros cuatro días de exhibición en las salas de Madrid y Barcelona (dos y dos) donde se proyectaba en versión original subtitulada. Ahora incorpora la versión dobalda en algunos de esos nuevos locales.

Surtsey estrena la española Los fenómenos en 31 cines (30 dcp's y 1 copia analógica). La mejor media de apertura de la distribuidora en 2014 fueron los 2.550€ promediados con Tren de noche a Lisboa en 51 cines. Filth el sucio, estrenada em 30 locales, promedió 635€. Llegan también a las pantallas la argentina Jauja, la española El mal del arriero y el documental, también de producción española, Nacido en Gaza.

Hace un año por estas fechas, como apuntaba al inicio del artículo, se estrenaba El Hobbit: la desolación de Smaug. Con sus 5.111.200€ dominaba sin discusión el ranking de recaudaciones de aquel fin de semana promediando casi 14.000€ en 367 cines. Otra de las novedades, 12 años de esclavitud, iniciaba su andadura hacia los Oscar estrenándose en 126 locales que promediaban prácticamente 4.900€ para un primer parcial de 615.600€ desde la cuarta posición. El Top-5, con Frozen en tercera semana y Tres bodas de más en segunda completando el podio, y la cuarta estancia de En llamas en quinta posición, generaba €8,14 millones y representaba casi un 83% de los €9.841.500 que se ingresaban entre viernes y domingo.

La taquilla global dependerá mucho, no hace falta decirlo, del mantenimiento de lo ya estrenado, muy especialmente de los títulos que debutaron al amparo del puente de diciembre. Y de entre todos ellos la responsabiidad máxima recaerá en el gran vencedor de esos festivos, Exodus: Dioses y Reyes. Partiendo de un fin de semana que se movió alrededor de los €3,1 millones (mi estimación de €3,08M parecería haberse quedado corta frente a los €3,18M finales que apuntan fuentes fiables como @_infocine) un descenso del 45% dejaría a la de Fox en torno a 1.700.000€. Una nueva pérdida del 50% supondría unos ingresos de 600.000€ para Sinsajo Parte 1. Y ahí podría verse alcanzada y superada tanto por Ouija (si descendiese menos del 50%) como por Mortadelo y Filemón (si la de Fesser se dejase no más del 43%) o por Magia a la luz de la luna, que solo necesita no caer más del 37% para asegurar esos 600.000€ (ninguna de las tres películas anteriores de Woody Allen cayeron por encima del 30% se su segundo fin de semana). (La última vez que ninguna novedad apareció entre las cinco películas más taquilleras fue el fin de semana del 11 al 13 de abril. Entonces hubo que descender hasta el octavo puesto para encontrar un estreno).

Hay precedentes de pérdidas mucho más pronunciadas en fechas equivalentes pero prefiero pensar que este año veremos mejores mantenimientos. En cualquier caso, ante cifras como las apuntadas, el Top-5 no superaría por mucho los cuatro millones de euros. Y aunque no representase más del 60% del global de la taquilla, la recaudación de los tres días no crecería hasta alcanzar los siete millones de euros.

La recaudación más baja de un fin de semana previo al inicio de las vacaciones de Navidad son los 6.357.000€ (17/19 de diciembre) y los 7.048.000€ (10/12 de diciembre), ambos del año 2010. El peor registro de un fin de semana de diciembre son los 6.320.000€ recaudados entre el 23 y el 25 en 2011 (Nochebuena en sábado).

Categorías: Avance de estrenos , Cine

Juan Herbera   11.dic.2014 08:22    

'Exodus' domina con rotundidad (€3,8M) un buen puente de diciembre (€12,8M)

    miércoles 10.dic.2014    por Juan Herbera    0 Comentarios

Diez mercados decidieron adelantar una semana el estreno de Exodus: Dioses y reyes en relación a la apertura norteamericana, uno de ellos España, a buen seguro confiando en las hipotéticas bondades de las tres vísperas y los tres festivos que se sucedían entre el viernes 5 y el lunes 8 de diciembre. Y los resultados obtenidos dan a oficina local de Fox absolutamente toda la razón. Sea cual sea la cifra con que arranque la película en su mercado doméstico los números logrados en nuestro país son muy convincentes.

Con un estimado de 3.080.000€ en el fin de semana Exodus fue vista por unas 440.000 personas entre viernes y domingo, dejando una media de 8.100€ por local lo que la convierte en la quinta mejor apertura en lo que llevamos de año, por delante de los €2,87 millones logrados por El niño y por detrás de los €3,15 millones de Maléfica.

Decía en mi artículo del pasado jueves que la última vez que el calendario puso los festivos como ahora (en 2008) el lunes supuso añadir de media cerca del 30% de la recaudación global del fin de semana. Haciendo un ejercicio de conservadurismo acorde a la realidad de nuestro mercado estimé un incremento del 25% para el año que nos ocupa. Manteniendo ese cálculo la recaudación de Exodus en sus cuatro primeros días en cartel se iría hasta los 3.850.000€. Tiene por delante dos fines de semana comercialmente complicados, en el segundo de los cuales deberá afrontar la llegada del episodio final de la trilogía de El Hobbit, que puede afectar seriamente a su target principal. Aún con todo, si logra resistir dignamente esos embites, se metería en las fiestas navideñas mínimamente viva y eso le garantizaría unos ingresos añadidos nada despreciables. De momento ha sido la vencedora indiscutible y por goleada del puente de diciembre como lo demuestra la distancia a que han quedado sus perseguidores.

En su tercer fin de semana de estreno Los juegos del hambre: Sinsajo Parte 1 cede el liderato al perder prácticamente el 50% de su taquilla con un estimado de 1.210.000€. En el conjunto de los cuatro días habría superado los 1,5 millones con lo que su acumulado se situaría en torno a los 10.150.000€ (el año pasado, tras el domingo 8 de diciembre, En llamas acumulaba algo menos de €8,9 millones). En su segunda semana completa los ingresos de los laborables pesaron alrededor del 19% del total semanal. El 81% restante provino del fin de semana. El objetivo sigue siendo alcanzar los €12,7 millones como recaudación final.

Otra de las novedades de la semana, Ouija (Universal), se habría hecho con la tercera posición al ingresar un estimado de 1.150.000€ en el fin de semana, lo que implicaría un promedio de 4.730€ por cine y en torno a 170.000 espectadores. Esta entrada representaría algo más del 7% en relación a la apertura norteamericana y estaría a un 34% del arranque británico. Asimismo quedaría a un 25% de los números iniciales de Insidious en nuestro país (junio de 2011) y a un 15% de los obtenidos por Insidious Capítulo 2 (octubre de 2013). Ahora bien, imaginando que con la recaudación del lunes el acumulado de Ouija estuviese próximo a los €1,4 millones todas esas comparativas mejoran sensiblemente. Multipicando por tres su taquilla de estreno (y añadiendo la cifra del día 8) su horizonte habría que establecerlo, de momento, en algo menos de 3,7 millones de euros.

Mortadelo y Filemón contra Jimmy el cachondo descendía dos puestos con un estimado de 1.055.000€ entre viernes y domingo, lo que vendría a suponer una pérdida de un 25% en relación a su taquilla de estreno. Si el lunes hubiese ingresado otros 260.000€ su acumulado, tras once días de estreno, se situaría por encima de los €2,9 millones. Los laborables de su pirmera semana apenas sumaron el 12% de su recaudación total. Entre el 19 y el 25 de diciembre aterrizarán en la cartelera varias propuestas dirigidas al público infantil y familiar. Si a eso le añadimos lo dificultoso del próximo fin de semana podemos tomar conciencia de los escollos que debera superar la de Zeta y Warner para alcanzar las Navidades con posibilidades reales de sumar cifras significativas. 

Tanto Ouija como Mortadelo y Filemón se han movido en las cifras estimadas en el post del pasado jueves aunque intercambiándose las posiciones (entre ambas la oscilación era, como ha sido, de apenas 100.000€). Sinsajo Parte 1, en cambio, ha perdido unos 300.000€ más de lo que yo esperaba (entre los cuatro días apenas si habría alcanzado mi estimado para el fin de semana). La otra cara de la moneda sería la entrada de lo nuevo de Woody Allen.

Magia a la luz de la luna (Warner) habría conseguido la quinta posición con un estimado de 950.000€ durante el fin de semana (le había pronosticado unos 800.000€), lo que habría significado una media de 4.545€ por local y haber movilizado a cerca de 130.000 seguidores. El promedio por cine mejora holgadamente los que presentaban sus tres últimos trabajos mientras por cifra absoluta supera a la de A Roma con amor y se queda a escasamente un 5% de la de Midnight in Paris y a un 14% de la de Blue Jasmine. Con un lunes próximo a los 240.000€ el parcial de los cuatro días se acercaría mucho a 1.190.000€, en cuyo caso superaría los registros de los títulos mencionados. El primer objetivo sería sumar 4.230.000€ como taquilla final en nuestro país (apertura x 4,2 veces más recaudación extra del lunes festivo) pero tengo la sensación de que la realidad superará muy cómodamente este primer reto. Diría que el boca-oreja será muy bueno y que eso, de cara a las fiestas, es garantía de éxito navideño. Lo iremos confirmando en las próximas semanas.

Se dibujaba así un Top-5 que sumaba un estimado de 7.445.000€ entre viernes y domingo, un 13% (845.000€) por encima de mis estimaciones previas. Con unos mantenimientos algo mejores de lo normal es de suponer que ese selecto grupo representara en torno al 72%-73% del global de la taquilla por lo que la recaudación de los tres días se habría ido hasta los 10.250.000€ aproximadamente (1.450.000€ por encima de los 8.800.000€ aquí estimados). Sería la cuarta mejor marca de lo que llevamos de año, por detrás de los 10.428.000€ de finales de abril, y mejoraría en un 10% la taquilla del fin de semana del 6 al 8 de diciembre de 2013.

Con un lunes de, aproximadamente, 2.560.000€ el conjunto del fin de semana de cuatro días habría alcanzado l0s €12,8 millones. Son cifras, en efecto, lejanas a las conseguidas en 2008 (€13,3 millones en el fin de semana puro, €17,2 millones en los cuatro días). Pero son más sólidas de lo que parecía podían ser. Y eso es siempre una buena noticia. Sobre todo porque permite imaginar unas Navidades que, comercialmente para los cines, sean también una Fiesta (aunque los dos miércoles vacacionales, días históricamente brutales en asistencia, coincidan este año con Nochebuena y Nochevieja).

En cuanto al resto de títulos, uno de los mejores promedios de toda la cartelera, según informa su distribuidora vía Twitter, sería para Mommy con sus 4.555€ por local tras los cuatro primeros días de exhibición. Avalon la había estrenado únicamente en cuatro salas en versión original subtitulada (dos de Madrid y dos de Barcelona). Desde el próximo viernes se expande a más pantallas y llega la versión doblada. Suerte.

Categorías: Cine , Taquilla de cine

Juan Herbera   10.dic.2014 08:32    

Netflix y los propietarios de contenidos: el choque que se avecina (I)

    lunes 8.dic.2014    por Juan Herbera    1 Comentarios

Para el mundo del audiovisual son momentos de reflexión, de aprendizaje, de analisis ante una realidad que obliga a replantearse comportamientos presentes y, sobre todo, a pensar en las mejores soluciones de un futuro hoy todavía incierto. En ese contexto son muchos los opinadores y los escritos al respecto. Como he venido haciendo últimamente seguiré haciéndome de eco de algunos de ellos con la volutad a ayudar a ese debate, dejando que cada cual interprete a su manera y tome posición como más le convenga. Hay mucho terreno donde moverse y siempre es bueno recibir cuanta más información posible.

En este caso el artículo de referencia, bajo el título 'Netflix, Nielsen y el elefante en la habitación', apareció publicado el pasado 19 de noviembre en la zona de blogs de Movie City News con la autoría de David Poland (poland@moviecitynews.com). Aconsejando una vez más la lectura del original paso a traducir el texto con la mejor de las intenciones:

The Wall Street Journal anunció que Nielsen intentará medir las audiencias de Netflix, Amazon y otros servicios de streaming utilizando un sistema técnico inteligente. El objetivo, por supuesto, es conocer los datos de Netflix que puedan servir de cara a los anunciantes de la televisión comercial tradicional (sostenida por la publicidad) en un momento de caída de las audiencias.

Lo importante, según se nos dice en el artículo del WSJ, es que los propietarios de contenidos están tratando de descifrar si la canibalización que Netflix supone en sus audiencias de televisión por cable y satélite les está costando dinero en relación a los precios pagados por Netflix, que son altos pero, quizás, no suficientemente altos.

¿Es este otro punto de inflexión? Puede ser. Podría no ser.

Creo que todo el mundo coincide en que el genio estña fuera de la botella. El streaming no va a desaparecer. Pero la cuestión no es realmente Netflix sino la larga cola. Los canales de televisión, todos ellos propiedad de productores de contenido, no compiten contra Netflix y los demás streamers. Compiten contra las reemisiones (o reposiciones, o reeestrenos). En efecto, un nuevo espacio de Netflix puede conseguir mucha atención y muchos espctadores en su primer mes de emisión. Pero si los informes son creíbles, no es eso lo que mantiene a Netflix en la media de 60 horas mensuales de los suscriptores de televisión. Algunos documentales. Algunas películas consecuencia de varios acuerdos. Pero mayormente, sus reemisiones televisivas.

Y aquí está El Elefante.

Netflix está lejos de disponer del mayor catálogo de contenidos. Diría (y, creánme, es una educada suposción) que el contenido de Netflix supone menos del 10% de los catálogos televisivos disponibles. Y menos del 2% de los catálogos cinematográficos.

Netflix ha supuesto una buena parte del negocio de los propietarios de contenidos. El streaming y el modelo de negocio financiero basado en los suscriptores supone un cambio de paradigma. Pero una vez que el negocio de la venta directa de DVD alcanzó su cima se produjo un suave descenso para Netflix y otras compañias de streaming que le siguieron y gastaron salvajemente. Ahora, los propietarios de contenidos esperan a El Elefante... ¿qué hacer con todo ese contenido de catálogo que no está generando ingresos?

Todo on-demand era prácticamente inconcebible en cualquier momento anterior al año 2000. Recordemos, el VHS de los consumidores tiene menos de 40 años. El DVD tiene menos de 20. La tecnología para más y más streaming está todavía en desarrollo. La audiencia puntual de los canales de televisión es todavía más de lo que internet puede controlar con eficacia. Cada vez que la audiencia de un evento on-line supera los dos millones de espectadores empiezan los problemas. En esto se ha mejorado y se seguirá mejorando. Pero eso es el progreso normal de lo que viene. Diferente, un asunto menos invasivo.

Hay muchas charlas (charlas interminables) sobre dar a los consumidores lo que quieren. Bien... es sencillo. Los consumidores quieren lo que sea que quieren en unos pocos segundos dándose cuenta de que lo quieren en la absoluta mejor calidad de imagen y sonido en que esté disponible y gratis.

Así pues, eliminemos "gratis" de encima de la mesa.

Los hogares están gastando entre 80 y 120 dólares al mes para sentir como si tuviesen la mayor cantidad de contenido en sus dedos. Algunos pagan menos. Otros pagan más. Algunos no pagan nada. Pero básicamente ese es el rango. Ese es el mercado. En los Estados Unidos, puedes decir que $90 al mes en 90 millones de hogares supone una oportunidad de negocio de 100 billones (100.000 millones) de dólares. Hay más dólares tanto en software como en hardware pero eso (como las películas cinematográficas) son oportunidades extra, no el gran mordisco.

Cuanta gente ve Netflix y como está eso afectando las audiencias en tal serie de televisión podría perfectamente ser un asunto de unos 25 millones de dólares anuales para un canal. Eso no es nada. Pero el gran asunto no es de decenas de millones sino de decenas de billones (decenas de miles de millones).

La semana próxima nos centraremos en cual puede ser el movimiento que hagan las grandes cadenas de televisión para entrar a competir en el mercado del streaming con sus catálogos de contenido. Los números de Netflix son abrumadores pero, a partir de ellos, el autor imagina otros aún más contundentes que justificarían que los propietarios de los grandes canales se decidan a apostar por enfrentarse a Netflix, Amazon o a quien se tercie. Ese sería el futuro al que nos enfrentamos. Y está a la vuelta de la esquina.

Categorías: Cine , Mercado de cine

Juan Herbera    8.dic.2014 10:25    

'Exodus', 'Ouija' y Woody Allen, estrellas invitadas de un puente devaluado

    jueves 4.dic.2014    por Juan Herbera    0 Comentarios

Hace seis años, en 2008, fue la última vez que el puente de la Constitución y la Inmaculada caía como caerá éste año. Se recaudaron 13,3 millones de euros en el fin de semana y otros 3,9 el lunes festivo (total, 17,2 millones en cuatro días). Respecto a un fin de semana estándar se puede deducir que la recaudación creció algo más del 35% gracias a las festividades del sábado y el domingo. Y el lunes supuso cerca del 30% de lo ingresado entre los tres días del fin de semana. El Top-5 sumaba 9,9 millones con Crepúsculo y Bolt debutando, Madagascar 2 en segunda semana y Quantum of Solace en tercera. Nada de todo eso veremos en el fin de semana que se inicia mañana.

Exodus: Dioses y reyes (Exodus: Gods and Kings) es la novedad comercialmente más prometedora. España es el primer mercado europeo en estrenar junto a otros tres de los grandes internacionales, México, Australia y Corea del Sur. En Norteamérica llegará a las salas la semana que viene con una previsión de ingresar $32 millones (€26M) en sus tres primeros días. La referencia más válida, por aquello de superproducción con temática religiosa y un buen director tras la cámara (entonces Darren Aronofsky, ahora Ridley Scott), sería Noé. Ésta arrancó en el mercado americano con $43,7 millones, un 36.5% por encima de la estimación de Exodus. En España, el primer fin de semana de abril, supuso una recaudación de 2.135.000€ en 364 cines para una media de 5.870€, representando un 6.7% respecto a la apertura estadounidense.

En el momento de publicar este artículo desconozco el número de locales donde Fox sitúa la película protagonizada por Christian Bale. En circunstancias normales podríamos esperar que el mercado español supusiese en torno al 6% de la estimación americana (en torno a €1,56M). Incrementando ese parcial en un 30% (más de cinco puntos por debajo de lo sucedido en 2008) la taquilla de los tres primeros días de exhibición se iría hasta los 2.000.000€. Imaginando que el lunes permite añadir un 25% más (en 2008 fue casi un 30%), el global de los cuatro días podría crecer hasta los 2,5 millones de euros. Con ello sería, sin duda alguna, la nueva Número Uno del ranking de recaudaciones.

Ouija, adaptación del famoso juego de Hasbro, fue una de las sorpresas de la temporada en Estados Unidos. Pensada incialmente como una gran superproducción, tras seis años de idas y venidas de guiones, presupuestos y directores varios, acabó siendo un proyecto de bajo coste ($5 millones) que, además, hubo de reconducir su campaña de lanzamiento sobre la marcha a la vista de los resultados de los trackings previos al estreno. El resultado comercial no está nada mal: acumula cerca de $70 millones hasta la fecha de los que $50M provienen de Norteamércia habiéndose estrenado únicamente en Reino Unido y Rusia entre los grandes mercados internacionales. El primer fin de semana en Estados Unidos ingresó $19,87 millones (€15,7M) a finales de octubre lo que le valió la primera posición del ranking. En las islas británicas debutó una semana más tarde, desde la segunda plaza, con 1.754.500€ en 416 locales (media de 4.220€).

Universal sitúa Ouija en 243 pantallas de otros tantos cines, todo ello en versión doblada. Un 5% de la apertura estadounidense permitiría ingresar 785.000€ que, incrementados en el 30% que puede suponer el doble festivo del fin de semana, llevaría el primer parcial hasta 1.000.000€ (4.115€ de promedio) que podrían convertirse en 1,25 millones tras el día de la Inmaculada.

Woody Allen vuelve a su cita anual tras la cámara con Magia a la luz de la luna (Magic in the moonlight). Como ya hemos ido comentando en ocasiones precedentes las películas del director neoyorquino tienen, proporcionalmente, un mejor comportamiento fuera de su país y, especialmente, en mercados europeos como el francés o el español. En el país vecino ésta nueva apuesta de Woody Allen ingresó €1,82 millones en sus cinco primeros días a finales de octubre (media de 5.970€ en 305 cines), lo que fue un 31% más flojo que su anterior trabajo, Blue Jasmine.

El comportamiento comercial de la apertura de las tres últimas películas dirigidas por Woody Allen en España es muy similar. Midnight in Paris arrancó con 1.000.200€ en 254 locales (media de 3.940€) en mayo de 2011; A Roma con amor recaudó 857.500€ en 227 ubicaciones (promedio de 3.780€) en septiembre de 2012 mientras que la mencionada Blue Jasmine se fue hasta los 1.108.700€ en 287 cines (media de 3.865€) en noviembre del año pasado. Warner distribuye Magia a la luz de la luna en 218 salas de 209 complejos (21 pantallas ofreciendo la versión original subtitulada y 13 la versión doblada al catalán) que, de promediar 3.800€ (hechas las correcciones a la baja y al alza por las distintas razones que nos ocupan) permitirían ingresar 795.000€ en el fin de semana que se podrían convertir en 990.000€ en el conjunto del puente de cuatro días.

Karma pone en circulación 22 copias de Mil noches, una boda (Party girl) (11 dobladas, 8 subtituladas y 3 combinando ambas versiones, todo dcp), el drama francés que se llevó el premio a la mejor ópera prima y al mejor reparto en el pasado festival de Cannes. El premio del jurado de ese mismo festival se lo llevó el drama canadiense Mommy, con la que Avalon apuesta por un estreno limitado a Madrid y Barcelona (cuatro copias en versión original subtitulada, dos en cada capital) antes de abrirla a otras ciudades la semana próxima.

También se estrenan el drama independiente norteamericano Electrick children (Paycom), con 12 copias digitales (9 dobladas y 3 subtituladas, una de ellas al catalán) y la tambien norteamericana La última aventura de Robin Hood que Alimpro hace coincidir con su disponibilidad on-line por 2,99€.

El año pasado el fin de semana era de tres festivos (6 al 8 de diciembre). Dos novedades se metieron en el Top-5. La española Tres bodas de más ocupaba la tercera posición con 1.329.000€ (media de 4.550€ en 292 cines) mientras el remake de Carrie era quinta con 601.000€ (promediando 2.235€ en 269 complejos). Las cinco más taquilleras sumaban €6,88 millones y representaban casi el 74% de un total que ascendía a 9.335.500€.

Si Exodus no falla ocupará la primera plaza del ranking del fin de semana con 2.000.000€. Tras ella debería aparecer Sinsajo Parte 1 que, de caer un 35% en su tercera estancia (caería más de no ser por los festivos), garantizaría 1.550.000€. La otras tres posiciones estarían muy disputadas entre Mortadelo y Filemón, Ouija y Los pingüinos de Madagascar. Si la de Warner no cediese más del 20% en su segundo fin de semana recaudaría así 1.100.000€; si la de Universal, por su parte, cumpliese con la previsión antes apuntada se iría hasta el millón de euros y si la de Fox/Dreamworks perdiese sólo un 23% se movería en los 950.000€.

El Top-5 supondría una taquilla de 6.600.000€ que, de representar el 75% del total de la reaudación global llevaría el parcial de los tres días (viernes-domingo) hasta los 8.800.000€, cerca de un 6% por debajo de lo ingresado hace un año. Si el lunes añadiese un 25% el cómputo de los cuatro días crecería hasta los 11 millones (todo muy lejos de las cifras vistas al inicio del artículo referidas a 2008).

Categorías: Avance de estrenos , Cine

Juan Herbera    4.dic.2014 08:16    

'Sinsajo Parte 1' (€2,38M) deja lejos a Mortadelos (€1,4M) y Pingüinos (€1,2M)

    miércoles 3.dic.2014    por Juan Herbera    0 Comentarios

Los juegos del hambre: Sinsajo Parte 1 se mantuvo al frente del ranking de recaudaciones del pasado fin de semana con más autoridad de la prevista. No tanto por su cifra, un estimado de 2.380.000€, como por la flojera de sus competidores. Con un descenso del 46% (En llamas cayó un 54% en su segunda estancia) la de eOne acumularía, tras diez días en cartel, 8.110.000€ y 1.290.000 espectadores, posicionándose con fuerza ante el puente del próximo fin de semana. En su primera semana completa de exhibición los laborables no alcanzaron el 25% de la recaudación. De momento debe mantener intactas sus posibilidades de emular a la primera entrega de la saga y multiplicar su fin de semana de estreno por 2,9 veces para alcanzar, en este caso, los €12,7 millones.

Segunda posición para el estreno de Mortadelo y Filemón contra Jimmy el cachondo (Warner), que debuta con un estimado de 1.410.000€ y 207.000 espectadores entre viernes y domingo. Su media por local se situaría en los 4.480€. Son cifras muy distantes de las mejores aperturas del año hasta el momento, ya sean estas del cine español o de otras procedencias. De hecho, es la cuarta en lo que a animación infantil se refiere, superada por La Lego película (€1,49M), Rio 2 (1,53M) y Cómo entrenar a tu dragón 2 (€2,05M). Se disputaría el puesto 22 del conjunto de estrenos con los €1,411 millones de El corredor del laberinto.

La película de Javier Fesser ha tenido magníficos comentarios, algunos de padrinos muy valiosos, lo que permite confiar en un buen boca-oreja y, quizás, una remontada de cara a los festivos del próximo fin de semana. Ojalá sea así. De momento queda preguntarse por qué no ha entrado más fuerte con el ruido generado en medios desde mucho antes de su estreno. De haber habido screenings previos, trackings fiables y exit-polls a la salida de los cines probablemente habría pistas muy reveladoras. Pero mucho me temo que eso sigue siendo una quimera en nuestro país. Quizás productoras y distribuidoras, cuando arriesguen económicamente algo importante, deberían recapacitar al respecto. Se trabaja mejor con datos. El presente y el futuro. No me lo invento. Solo constato lo que hace años que sucede en otros mercados. Y con éxito probado.

Los pingüinos de Madagascar (Fox) arrancó aquí desde la tercera plaza, como se esperaba, aunque lo hizo con menos fuerza de la prevista, tanto en Estados Unidos como en España. En Norteamérica no pasó de los $36 millones (€29M) en los cinco días del puente de Acción de Gracias, $25,8 (€20,7M) de ellos en el fin de semana. En nuestro país el estimado fue de 1.210.000€, un 5.8% respecto al fin de semana estadounidense, un 4.2% si consideramos los cinco días. Es una entrada que queda por debajo de los €1,34 millones de Las aventuras de Peabody y Sherman, de la propia Dreamworks, estrenada por Fox a primeros de marzo pasado. Entre viernes y domingo vieron Los pingüinos de Madagascar unas 190.000 personas y la media por cine fue de 3.530€. Sorprende un tanto lo lejos que ha quedado la taquilla española de la lograda en Italia (€3,6 millones en apertura, €2,5 en el fin de semana) o en Alemania (€3,4 millones).

Hubo cierto debate en las redes durante el fin de semana por el hecho de que coincidiesen Mortadelo y Filemón y Los pingüinos estrenando ambas en la misma fecha. Ya he dicho en repetidas ocasiones que un mercado maduro puede aceptar sin problema alguno dos o más títulos con elevadas aspiraciones comerciales sin por ello hacerse excesivo daño. Bien es cierto que si el target es el mismo obliga a que la campaña de lanzamiento sea visible y bien orientada para no errar el tiro. Aun con todo, suele ser habitual que los grandes estudios "se respeten" en el mercado americano y suelan escalonar los estrenos. No obstante, estamos ante dos películas que no eran, precisamente, dos blockbusters. Seguro, al menos, que no lo era la de Fox. Y lo sabíamos todos. Si la de Warner lo era (o pretendía serlo) es evidente que algo falló.

Hubo quien llegó a insinuar cierta voluntad de perjudicar un título a otro por un adelanto en la fecha inicialmente prevista que les hacía coincidir en el estreno. Impropio de profesionales a quienes se les supone conocimiento de la realidad del mercado. Si un distribuidor considera que su película tiene asegurada la promoción necesaria y su ubicación en salas es la adecuada no veo razón para que no estrene en la fecha elegida. Y si coincide con otro título que puede perjudiarle será que lo ha valorado suficientemente. ¿Qué gran compañía estaría dispuesta a estrenar sabiendo que obtendrá un peor resultado que una semana antes o después? Y habiendo un puente como el del fin de semana que viene (no es tan atractivo como otros años pero suma tres festivos consecutivos, que no es poca cosa), es normal que cada cual se quiera posicionar y asegurarse salas ante tales fechas. Otra cosa será si las cifras obtenidas ayudarán o perjudicarán el mantenimiento.

Escudarse en el resultado de otros para justificar el propio (cuando este se percibe como decepcionante) no es la mejor manera de enfentar el mercado. Las películas están estrenadas. Ahora le toca al público dictar su sentencia. A lo mejor ambas salen beneficiadas. No sería tan raro. ha pasado más veces, pero a menudo se olvida que el archivo está para ser revisado y analizado.

Interstellar cumplía con su cuarto fin de semana y lo hizo ingresando un estimado de 700.000€, apenas un 23% por debajo de la semana previa. Su acumulado se iba hasta los 7.075.000€ y los 1.065.000 espectadores. En la tercera semana de sestreno el fin de semana había representado el 73% de los ingresos dejando el 27% para los laborables. Tiene toda la pinta de pedir una revisión al alza de su horizonte final, cifrado por un servidor en los €8,6 millones. Tras el puente tocará puesta al día.

Tercera novedad para cerrar el Top-5. Trash (Universal) se habría acercado mucho a los 500.000€ y los 75.000 espectadores con un promedio de 2.020€ por complejo, todo un poquito por debajo de mis estimaciones del pasado jueves.

Este selecto grupo sumaría un estimado de 6.190.000€, un millón de euros por debajo de los €7,2M que yo apuntaba en el caso de que Mortadelo y Filemón contra Jimmy el cachondo se hubiese portado en su arranque como una película de alta categoría comercial. Lo que la de Fesser se dejó por el camino lo recuperaron parcialmente Sinsajo e Interstellar para suavizar la diferencia. Estaríamos frente a un global de la taquilla de unos 8.200.000€, un 4% por encima de la recaudación del año pasado pero un porcentaje similar por debajo del fin de semana precedente.

Rentrak informaba el lunes por la mañana de que, acabado el mes de noviembre, la taquilla desde el inicio de año estaba un 4% por encima del mismo periodo del año pasado con un 15% más de espectadores. Si sólo considerásemos los fines de semana, la recaudación acumulada en 2014 estaría en torno a un 1% por debajo de la de 2013. Es evidente que el crecimiento se da entre semana y gracias a los precios rebajados de los laborables (cuando acabe el año habrá que ver el peso real de los cuatro millones de entradas vendidas en las dos Fiestas del Cine).

Salvo que diciembre lo remedie, y tomando como referencia las cifras finales de 2013 recientemente publicadas por el ICAA, un año 2014 creciendo un 4% en recaudación dejaría la taquilla anual en unos €526,5 millones (seguiría siendo la más floja desde 1999 tras la del año pasado) y la asistencia, aumentando en un 15%, en unos 90,5 millones de entradas vendidas algo lejos todavía de los 94 millones de 2012, un muy mal año empeorado por el nefasto 2013 y sus 78,7 millones de espectadores. ¿Sería un punto de inflexión? Puede. Yo no descorcharía nada para celebrarlo. Los cimientos parecen poco sólidos. Y queda diciembre, sí, para mejorar esa comparativa. Porque empeorarla no puede, ¿verdad? ¿O sí?

Dejadme que me despida destacando los buenos mantenimientos de Relatos salvajes (-24% en su séptimo fin de semana con 170.000€ para acumular €3,85 millones) y La sal de la tierra (-12% con 40.000€ tras perder presencia). La de Caramel acumulaba 400.000€ tras su quinta estancia. Y había debutado con 63.000€. ¡Guau!. Si el fin de semana anterior promediaba algo menos de 1.100€ por local éste se fue hasta los 1.140€ con ocho cines menos. Y es que un cierto tipo de películas donde mejor rinden es en un cierto tipo de salas. Aunuqe sean pocas. Y mención también para los cerca de 2.200€ de media obtenidos por Paris-Manhattan (Emon) para un primer parcial de 54.000€. Lo dicho; mejor no perder la cabeza a la hora de añadir locales. Llega el puente (mucha exigencia de salas) y otro Woody Allen, éset aún más reconocible. Mejor estar protegidos. Digo yo, vamos.

Categorías: Cine , Taquilla de cine

Juan Herbera    3.dic.2014 08:30    

Elena Neira: las redes sociales y la innovación en la promoción

    lunes 1.dic.2014    por Juan Herbera    0 Comentarios

Quienes seguís habitualmente este blog sabéis que en más de una ocasión me he referido a artículos publicados en la red gracias a los links que, desde su cuenta de Twitter, hace habitualmente Elena Neira. Conocí a Elena cuando todavía ejercía como directora de marketing en Wide Pictures. Luego vino su especialización en marketing on-line, redes sociales y nuevas tecnologías y su prolífica actividad en esos campos, impagable para quienes queremos aprender y dejarnos guiar por entendidos en una materia que hoy es absolutamente imprescinidible para interpretar la realidad y encarar el futuro inmediato, tanto del sector cinematográfico como del audiovisual en su conjunto y de otros ámbitos de la actividad comercial. Y Elena es de esos entendidos que, además, se hacen escuchar y se saben explicar. Imposible no prestarle toda la atención.

Licenciada en Derecho y Comunicación Audiovisual, su vinculación con  los medios de comuicación viene del año 2000. Empezó formando parte de los departamentos de comunicación, investigación de mercado y marketing editorial en el Grupo Zeta para pasar, posteriormente, a ejercer como directora de marketing en Wide Pictures. Actualmente, como consultora independiente, colabora con distintas empresas del sector editorial y audiovisual. Experta en marketing on-line, redes sociales y nuevas tecnologías, ejerce también la docencia (con asignaturas como 'Distribución Audiovisual' o 'Marketing, promoción y publicidad') y es miembro del Foro de Innovación Audiovisual. Asimismo, ha publicado el libro "El espectador social" (de lectura imprescindible, vaya por delante), una hoja de ruta en clave divulgativa para guiar a la empresa audiovisual a través del amplio, complejo y cambiante mundo de la promoción cinematográfica en redes sociales.

Me apetecía preguntarle a Elena sobre la realidad de la promoción cinematográfcia en redes sociales especialmente en nuestro país. Y no tenía más opción que compartir sus reflexiones con todos vosotros. Ahí va:

Juan Herbera (JH): ¿Qué papel juegan las redes sociales en el Plan de Marketing elaborado para el lanzamiento de una película?

Elena Neira (EN)Las redes sociales pueden reforzar, anticipar, orientar, reposicionar, alargar y evaluar los planes de marketing más allá de los límites que imponen los medios convencionales. Ayudan a generar “ruido” en torno a un título con mucha antelación, pueden contribuir a (re)posicionarlo y permiten darle notoriedad a una película más allá de los límites (de duración y económicas) de la publicidad. No hay que olvidar que son uno de los canales con mayor penetración y frecuencia de uso entre la población española. Los smartphones son los principales responsables de esta consolidación.

JH: ¿Qué redes sociales se pueden y/o deben utilizar dentro del Plan de Marketing y qué objetivos persiguen las acciones en cada una de ellas?

ENLa decisión de en qué redes debemos estar presentes depende tanto de la empresa / producto que queremos promocionar como del nivel de penetración que cada una tenga en el público al que nos dirigimos (según donde residan y su perfil sociodemográfico). Hay redes como Vine o Snapchat que, aunque atractivas y tremendamente populares en uno de los segmentos tradicionalmente esquivos a la publicidad (los preadolescentes y adolescentes) no cuentan con un nivel de penetración suficiente en nuestro territorio como para justificar una campaña potente. Eso sí, pueden ser un buen complemento para reforzar estas audiencias y un terreno idóneo para hacer pruebas.

En cine, Facebook y Twitter se han convertido en los dos pilares fundamentales de cualquier social media mix. La primera resulta ineludible en términos de cobertura. Es, además, el principal motor en la generación de comunidad y engagement. Twitter permite una mayor frecuencia y presión del mensaje. Tiene, además, un alcance potencial mucho más amplio. Me explico: Facebook tiene que salir de los lindes de su propia red para atraer seguidores (con los 'likes' de sus fans, con publicidad, con concursos externos que conversan en su página etc…); además, monitorizar conversaciones ‘externas’ a su comunidad sigue siendo complejo. En Twitter es más sencillo rastrear y participar en los hilos (espontáneas y de público no fan) sin salir de la propia red. Aunque la experiencia me ha enseñado que cuesta mucho más ganar un 'follow'. Instagram completa la ecuación en la gran mayoría de productoras y distribuidoras cinematográficas. Promocionar con imágenes y vídeo en cine parece obligado. Y, aunque no está exento de ventajas (se procesan 60.000 veces más rápido en nuestro cerebro que el texto), plantea un reto adicional: producir piezas de calidad, adaptadas a dispositivos móviles, ligeras (sin intoxicar al usuario) etc.
 
JHAnte tal cantidad y diversidad de acciones a implementar, ¿qué necesidad existe y qué importancia tiene la medición del efecto de las mismas?
 
ENEn RR.SS. muchos tienden a reproducir las dinámicas de la publicidad convencional. Si no medimos las acciones y reajustamos periódicamente las campañas (orgánicas y de pago) corremos el riesgo de generar publicaciones desconectadas con el público. Al fin y al cabo, la gran ventaja publicitaria de las RR.SS. es la agilidad con la que se pueden gestionar cambios.
 
Los resultados deberían ser medidos, en campañas de pago, día a día. Y semanalmente si hablamos de publicaciones orgánicas. Las estadísticas están al alcance de cualquiera, y te pueden decir si un vídeo de 15 segundos ha sido más efectivo que un trailer de minuto y medio, si un tipo de pieza funciona mejor o peor en una u otra red o si el descenso en el interés de las fotos o clips de la película son síntoma de que estás canibalizando tu propio contenido con escaso impacto.
 
Y no hablo solo de acciones implementadas, sino también de las que están por venir. Hace unas semanas The Wrap explicaba cómo Universal le había dado un giro interesantísimo a la promoción de Ouija en Estados Unidos. Decidieron apostar por plataformas nuevas, como el servicio de mensajería efímera Snapchat. De hecho, ha sido el primer anuncio de pago contratado en esta plataforma. ¿Por qué? Porque se dieron cuenta de que resultaba mucho más apropiada para alcanzar su audiencia principal: chicas de entrre 13 y 19 años: http://www.thewrap.com/how-universal-took-ouija-from-risky-blockbuster-to-likely-low-budget-hit/ 
 
JH: En un negocio como el cinematográfico es inevitable preguntar por la monetización de las acciones en redes sociales.
 
EN: Es la pregunta recurrente cuando preparo una campaña en RR.SS. ¿Venderemos más entradas? Ojalá fuese así. Pero lo cierto es que las RR.SS. se enfrentan a los mismas incertidumbres que la publicidad convencional.
 
Los gurús del Social Media aseguran que las redes no son un lugar de deliberación y toma decisiones sino ecosistemas en los que se “formaliza” una decisión previamente considerada. Por ese motivo nuestras publicaciones en redes deben, en la medida de lo posible, fomentar dos cosas para conseguir monetizarla:  que sepan de nosotros (¡Existo, soy genial, ven a verme!) y proporcionar un click útil (a una url de compra, por ejemplo). Es el tándem perfecto para conseguir, además del impacto, una interacción.
 
Se han ensayado infinidad de fórmulas para estrechar el embudo de conversión, desde aplicaciones alojadas en las propias redes que tienen habilitado ticketing, Twitter Cards con llamadas a la acción, empresas que permiten añadir a cesta de la compra productos con un simple HT o pagar con tuits…Y no olvidemos el  “buy button” de Twitter, que se activará para todos los usuarios a partir de 2015.
 
JH: ¿Qué errores se comenten (y se deberían corregir) en la estrategia de redes sociales en nuestro país?
 
Querer gustar porque sí. Hoy pretendemos desatar el delirio con un tráiler o con el enlace a una entrevista con un actor de moda. Nos enfrentamos a un usuario con atención de pez: hoy en día no hay segundas oportunidades ni para un contenido que no se adapta a tu móvil ni paciencia para una publicación excesivamente larga o con decenas de 'inputs'. ¿Quieres emocionar? Ofrece contenido emocionante.
 
Las valoraciones cuantitativas. Se valoran más los números que el impacto cualitativo de las publicaciones. Está bien que los que ya te siguen valoren pero el reto es desafiar los límites del alcance orgánico y multiplicar el alcance viral.  Es decir, que interactúen con nuestro contenido para que dejen una huella en sus redes y, de esa manera, lleguemos a gente que no nos sigue. Parece que esa dinámica de trabajo, más gris y menos vistosa, no importa tanto como conseguir un TT. Yo he perdido la cuenta de mails que recibo pidiéndome que programe Tuits en un determinado horario con un determinado HT para cocinar artificialmente un trending topic. Hay cosas que todavía cuesta hacer entender...
 
Egocentrismo. Las redes sociales son un canal de comunicación pero también una plataforma de contenido. Es difícil no caer en la tentación de volverse en una cuenta monotemática en la que todo gira siempre en torno al mismo contenido (la película) sin dar entrada a información de contexto, a otras voces e, incluso, a otros puntos de vista. Las combinaciones son infinitas y no tiene por qué perjudicar la promoción. Pongo el ejemplo de la última campaña que he gestionado, la de REC 4. Nos esforzamos muchísimo por intentar satisfacer al fan de la saga con contenidos temáticos (como la evolución del terror en todas las peliículas anteriores de la franquicia REC https://www.facebook.com/RecFilmax/photos/a.205862022767295.48669.141648732521958/808989022454589/?type=1&theater) y avances de la nueva entrega (como el 'motion poster' de la película http://instagram.com/p/ui9f5PIus2/). Pero teníamos claro que centrarnos exclusivamente en ese contenido no podía hacernos descuidar al "no fan", importantísimo también como público objetivo de la película. De ahí que invirtiésemos en otro tipo de información con convenciones universales del género, como una pieza en la que analizábamos la psicología del miedo o la diferencia entre zombis e infectados (http://movies.filmax.com/rec4/que-nos-pasa-cuando-tenemos-miedo https://www.facebook.com/RecFilmax/photos/a.205862022767295.48669.141648732521958/802318729788285/?type=1&theater)
 
No socializar. Echamos el filete en el plato pero no se invierte suficiente tiempo en preguntar y valorar si ha gustado. Es decir, no fomentar la conversación. Perseguimos 1000 'likes' para nuestro trailer pero no nos esforzamos por generar debate en torno a un contenido. Compartimos las buenas críticas pero ignoramos las malas.  Muchas cuentas parecen olvidar que en Twitter, junto al RT, hay otras dos opciones: favoritear y responder.
 
No invertir tiempo en analizar los fracasos. A nadie le gusta regodearse en un proyecto truncado pero para no repetir los errores en futuros estrenos es muy necesario complementar los análisis que se hicieron durante la campaña con un gran análisis global que integre las acciones en redes con la publicidad convencional. Puede que ni aun así destilemos la fórmula magistral del éxito, pero estaremos en condiciones de no volver a tomar caminos erróneos.

 

Categorías: Cine , Mercado de cine

Juan Herbera    1.dic.2014 08:10    

El gran año del cine español se guarda para el final 'Mortadelo y Filemón contra Jimmy el cachondo'

    jueves 27.nov.2014    por Juan Herbera    1 Comentarios

En febrero de 2003 se estrenaba en cines de toda España una adaptación del cómic clásico de Francisco Ibáñez, Mortadelo y Filemón, con personajes reales bajo la dirección de Javier Fesser. La apuesta no pudo salir mejor: La Gran Aventura de Mortadelo y Filemón recaudaba unos inesperados y extraordinarios 5.100.000€ con 325 copias (promedio de 15.700€) en su primer fin de semana (ajustando por la inflación hoy serían €6,63M) movilizando ni más ni menos que a un millón de espectadores. Acabó su carrera en las salas multiplicando la apertura por más de cuatro veces para alcanzar los 22.847.000€ como taquilla final.

Cinco años más tarde, bajo la dirección de Miguel Bardem, se estrenaba la segunda película, Mortadelo y Filemón: misión salvar la Tierra que, no obstante, obtenía resultados bastante más modestos en su arranque: 2.895.000€ con 488 copias (media de casi 6.000€) atrayendo a 535.000 espectadores. Acabó ingresando 7.712.850€, 2,7 veces la taquilla de estreno.

Tras seis años sin los famosos agentes de la T.I.A. apareciendo en la gran pantalla, Javier Fesser vuelve a hacerse cargo de un nuevo proyecto, ahora de animación. Así llega a las pantallas Mortadelo y Filemón contra Jimmy el cachondo con la producción de varias compañías lideradas por Zeta Cinema. Warner la sitúa en 470 pantallas de 343 cines. 95 salas ofrecerán la versión en 3D, 21 la versión doblada al catalán y 2 la exhibirán en versión inglesa. Recordemos los mejores registros de inicio del cine español y del foráneo en lo que llevamos de año en el bien entendido de que la película debería optar a moverse en cifras notables cuando no sobresalientes.

Torrente 5 es la mejor apertura de producción propia con 3.705.000€ y un promedio de 9.800€ por complejo; le sigue El niño con 2.876.200€ y 8.100€ por cine y cierra el podio Ocho apellidos vascos con 2.813.700€ y 8.800€ por local. Si nos fijamos en las producciones extranjeras, el mejor dato lo ostenta, desde el pasado fin de semana, Los juegos del hambre: Sinsajo Parte 1 con 4.835.000€ y casi 12.000€ por cine. La segunda mejor apertura es la de El amanecer del planeta de los simios (3.375.500€) y la tercera es la de Maléfica (3.154.400€). ¿Será capaz Mortadelo y Filemón contra Jimmy el cachondo de meterse entre esos seis títulos? Sería la mejor marca para Warner, cuya mejor apertura en 2014 es 300: el origen de un imperio con 2.704.700€. De hacerlo lideraría el ranking del fin de semana con cierta comodidad.

Tras tres aventuras que empezaron con Madagascar en 2005 Dreamworks Animation se decide a dar el protagonismo absoluto en la gran pantalla (tras el éxito de la serie de televisión) a Los pingüinos. Es lo que los americanos denominan un spin-off: una nueva película cuyo protagonismo corresponde solo a uno de los personajes del título inicial. La misma productora ya probó suerte (y con muy buenos resultados) con El gato con botas, personaje escapado de la saga de Shrek.

De cara a su estreno en Norteamérica se espera una recaudación que oscile entre los 32 y los 35 millones de dólares en el fin de semana (unos €26,8M). Puesto que arrancó ayer con motivo del puente del Día de Acción de Gracias se espera una taquilla de entre 45 y 47 millones de dólares (€36,8M) en el cómputo de los cinco días. El año pasado, en las mismas fechas, quien probaba suerte ante el público infantil y familiar era Frozen (que ingresaba casi $94 millones en esos cinco días). Lo más reciente de Dreamworks Animation fue el estreno de Cómo entrenar a tu dragón 2, que debutó con $49,45 millones en sus tres primeros días el pasado mes de junio.

Fox sitúa Los pingüinos de Madagascar (Penguins of Madagascar) en 343 cines en formatos 2D y 3D y con versiones dobladas al castellano y al catalán. Una recaudación de 1.340.000€ significaría un 5% en relación a la taquilla estimada para el fin de semana norteamericano (un 3,6% en relación a los cinco días) lo que dejaría una media de 3.900€ por local. Estaría un 35% por debajo de lo logrado por Dragón 2 (€2,05M) y a un 12% de la marca de Rio 2 (€1,52M), que son las dos películas animadas con mejores registros en lo que llevamos de año, ambas distribuidas por Fox.

El nuevo trabajo del director británico Stephen Daldry (Billy Elliot, Las horas, The reader) es Trash, ladrones de esperanza. Hasta el momento sólo dos grandes mercados mundiales la han estrenado. Brasil (donde se desarrolla la acción) y Francia. En ninguno de ellos logró cifras destacadas. En el país vecino arrancó dos semanas atrás recaudando 354.000€ desde la décimotercera posición en sus primeros cinco días de exhibición en 161 locales (2.200€ de media).

Universal distribuye Trash en 255 pantallas de 243 cines, 17 de las cuales ofrecerán la versión original subtitulada al castellano. Dejando de lado el resultado de Tan fuerte, tan cerca (anterior trabajo de Daldry estrenado en 75 ubicaciones) hay que irse hasta The reader (El lector) para buscar una cifra de referencia: fue en febrero de 2009 y la taquilla inicial se fue hasta los 822.400€ con una media de casi 4.000€ por cada una de las 207 copias con que arrancó. Un promedio similar al obtenido en el estreno francés llevaría su primer parcial en España hasta los 535.000€.

Rastros de sándalo (Rastres de sàndal) es la apuesta de Golem con 65 copias, 42 de ellas en versión doblada al castellano y las otras 23 ofreciendo la versión original (catalán/hindú) subtitualda al castellano y al catalán. La comedia romántica francesa Paris-Manhattan (que cuenta con Woody Allen en su reparto pero que llega dos años tarde) se podrá ver, de la mano de Emon, en 26 salas (todo soporte digital, 19 en versión doblada y 7 subtituladas).

El drama de época austríaco Amor Fou (Paco Poch) llega a siete locales (todos exhiben la versión subtitulada, unos en castellano, otros en catalán); de la suiza Adiós al lenguaje (Vértigo) habrá cuatro copias digitales (todas en VOSE) y dos, igualmente digitales e igualmente subtituladas, de la producción independiente norteamericana Juegos sucios (La Aventura Audiovisual).

Otras novedades de la semana son la española Fuego (Syldavia), la británica The zero theorem, dirigida por Terry Gilliam (Sony), la coproducción entre Estados Unidos, Bélgica e Italia Baja marea (Zumzeig) y el documental español Remine, el último movimiento obrero.

Como apuntaba al inicio del artículo hace un año se estranaba Frozen: el reino del hielo. La de Disney lideraba con 2.546.000€ en 361 cines (media de 7.055€) y desbancaba a Los juegos del hambre: en llamas en sus segunda estancia. Tras ella se situaba otra novedad, El consejero, con 1.104.600€ en 343 locales (promedio de 3.220€), exactamente el mismo número con que arrancará Los pingüinos un año después... El Top-5 ingresaba €6,33M y representaba un 80% de los €7,9 millones que sumaba el global de la taquilla del fin de semana.

Imaginemos que Mortadelo y Filemón contra Jimmy el cachondo se mueve en las cifras de El niño y Ocho apellidos vascos (que son muy similares a las de Misión salvar la Tierra sin ajustar por la inflación), es decir, en una apertura de €2,8 millones. Le daría el número uno indiscutible, por delante de Los juegos del hambre: Sinsajo Parte 1 que, caso de caer un porcentaje equivalente al que descendió En llamas el año pasado (casi un 54%), recaudaría 2.030.000€ en su segunda estancia. El tercer puesto sería para los 1.340.000€ de Los pingüinos de Madagascar, a la que seguiría Trash (hemos estimado unos 535.000€) seguida muy de cerca por Interstellar con unos 500.000€ si perdiese alrededor del 45% en su cuarta estancia.

Este Top-5 sumaría en torno a 7.200.000€. La pasada semana representó alrededor del 76% respecto al global de la taquilla. Es de suponer que el próximo fin de semana suponga, en el esecenario más conservador, ese 80% de hace un año. De ser así, la recaudación total entre viernes y domingo se iría hasta los 9.000.000€. Mejoraría en un 5,5% la taquilla del fin de semana previo y en un 14% la de hace un año. Mis estimaciones de la semana pasada quedaron algo más de un millón de euros por encima de lo que acabó siendo la taquilla real. A ver si esta vez me quedo corto. O muy corto.

Categorías: Avance de estrenos , Cine

Juan Herbera   27.nov.2014 08:18    

'Sinsajo Parte 1' crece lo justo (€4,38M)

    miércoles 26.nov.2014    por Juan Herbera    0 Comentarios

Se quedó corta la película o se excedieron las estimaciones previas al estreno. Lo cierto es que Los juegos del hambre: Sinsajo Parte 1 arrancó algo por debajo de lo esperado en el mercado norteamericano al ingresar $123 millones (€99,26M) en su primer fin de semana. Es un 22% inferior a la taquilla lograda por En llamas el año pasado y un 19% respecto a la primera entrega en la primavera de 2012. Aún con todo, se convierte en la mejor apertura en lo que llevamos de año (desbancando a Transformers 4 que había debutado con $100M) y garantiza unos números finales, para la película y para la franquicia, muy sobresalientes.

A nivel internacional, por contra, el inicio de Sinsajo Parte 1 ($152 millones/€122,7M) ha mejorado en un 4% el registro de En llamas ($146M) en su debut. Los mejores números los encontramos en Reino Unido (€16M) y Alemania (€11M). Francia arrancó con €8,5M e Italia lo hizo con €4,28M.

En España el estimado situaría la taquilla de estreno de la de eOne en unos 4.385.000€, lo que supondría haber crecido, precisamente, un 4% respecto a lo recaudado por En llamas en su arranque del año pasado por estas fechas. Se habrían movilizado, así, en torno a 650.000 espectadores durante el fin de semana, aproximadamente un 6% por encima del capítulo anterior como consecuencia de una ligera reducción en el precio medio de la entrada. El promedio por local habría alcanzado los 11.980€. Se convierte, como no podía ser de otra manera, en la mejor apertura de lo que llevamos de 2014, dejando atrás los €3,7 millones y 9.800€ por cine logrados por Torrente 5. Respecto a la apertura norteamericana la cifra española supondría en torno al 4,4%. En este indicador mi estimación del pasado jueves se habría quedado muy cerca de la realidad. Lo que ha fallado, para que la cifra absoluta fuese más grande, es la previsión de taquilla en Estados Unidos.

Si Los juegos del hambre: Sinsajo Parte 1 repitiese el coeficiente de mantenimiento de su predecesora (fin de semana de estreno x 2,6 veces) alcanzaría los €11,4 millones como recaudación final en nuestro país. Si ese coeficiente fuese el de la primera entrega (fin de semana x 2,9) crecería hasta los €12,7 millones.

Tras dos semanas al frente del ranking Interstellar cede una posición al recaudar un estimado de 900.000€, lo que supone un descenso del 44% en su tercera estancia. Acumularía en torno a 6.030.000€ y habría sido vista por unas 905.000 personas. En su segunda semana completa de exhibición los laborables supusieron el 24% de la recaudación dejando el 76% para el fin de semana. Dependiendo de lo viva que llegue a Navidades podemos mantener su objetivo de alcanzar los €8,6 millones como taquilla final (cuatro veces su recaudación inicial) pero en ningín caso podemos mejorar ese horizonte a la vista de sus cifras actuales.

También un escalón baja Dos tontos todavía más tontos en su segundo fin de semana en el que habría ingresado un estimado de 570.000€ dejándose un 40% respecto a su apertura. Sumaría así 1.755.000€ con 281.000 entradas vendidas en diez días. En la semana de estreno los laborables pesaron un 20% frente al 80% del fin de semana. Mantiene sus aspiraciones de multiplicar por tres su taquilla inicial y alcanzar los €2,9 millones.

Alexander y el día terrible, horrible, espantoso, horroroso retiene la cuarta plaza al caer poco más del 25% en su tercer fin de semana en cartel con su estimado de 350.000€, lo que lleva su parcial hasta 1.535.000€ y 250.000 espectadores. Entre el lunes y el jueves de la semana pasada generó apenas el 8% de la taquilla de los siete días. El 92% se recaudó entre viernes y domingo. Sigue optando a llegar a €2,3 millones, cuatro veces su cifra de arranque (el próximo fin de semana recibe dos visitas incómodas, las de Los pingüinos de Madagascar y Mortadelo y Filemón contra Jimmy el cachondo, que pueden mermar sus posibilidades de llegar más viva al fin de semana de la Constitución, el que parece su reto más asequible dado que de cara a Navidades la propia Disney echará el resto con Big Hero 6).

Dos posiciones (de la tercera a la quinta) cae Escobar: paraíso perdido en su segundo fin de semana de estreno. Cumplidos sus primeros diez días de exhibición acumularía cerca de 950.000€ y 150.000 espectadores gracias al estimado próximo a los 260.000€ generado entre viernes y domingo pasados, lo que representaría un descenso del 48,5%. En la semana de estreno los laborables pesaron el 27% frente al 73% del fin de semana. Tocaría rebajar aspiraciones y dejarlas en 1.400.000€, unas 2,8 veces su taquilla incial.

Las cinco primeras han ocupado las mismas posiciones aquí apuntadas el pasado jueves sumando un estimado de 6.465.000€ frente a los 7.035.000€ por mi proyectados. Sinsajo Parte 1 es responsable de 415.000€ de los 570.000€ de desviación. La de eOne habría pesado prácticamente el 68% del total generado por el Top-5 (también este porcentaje se corresponde con la previsión) que, habiendo pesado alrededor del 76% de la recaudación global, permite llegar hasta los 8.530.000€ (en ese caso, Sinsajo Parte 1 habría aglutinado el 51% del total de la taquilla del fin de semana, muy en la línea de lo que supuso su predecesora el año pasado), lejos de los €9,6 millones que yo esperaba. Se mejoraría, en todo caso, en un 2,5% la recaudación del mismo fin de semana de 2013 y sería la mejor cifra desde el fin de semana del 18 al 20 de abril.

Inmediatamente después del Top-5 encontramos a Los Boxtrolls y Relatos Salvajes con buenos mantenimientos una semana más. Con un estimado cercano a los 250.000€ (-29%) en su cuarta estancia la animada de Universal sumaría 2.105.000€ mientras la coproducción hispano-argentina de Warner ingresaba en torno a los 225.000€ (-27%) en su sexto fin de semana para alcanzar los 3.605.000€ (siete veces su taquilla de apertura).

Del resto de estrenos sólo llama la atención la gallega A Esmorga (Vía Láctea) por su promedio por encima de 3.400€ en 18 locales (si bien la distribuidora habría informado de que estaría presente en 35 cines) para un parcial de 61.000€. Jimmy's hall (Vértigo), en cambio, no pasa de los 1.630€ por sala al ingresar 88.000€, viéndose superada en media por ubicación por El tiempo de los amantes (Abordar) y Nunca es demasiado tarde (A Contracorriente), ambas superando los 1.700€. Dos a la carta (Alfa) se queda rascando los 1.000€ aunque no los alcanza.

Categorías: Cine , Taquilla de cine

Juan Herbera   26.nov.2014 08:19    

Juan Herbera

Bio Desde la taquilla

Soy Juan Herbera, analista de taquilla de cine. Cada viernes estoy pendiente de cuántos cines proyectarán las novedades de la cartelera; es sábado y no puedo esperar al lunes para saber cómo han arrancado los estrenos en taquilla; es domingo y necesito imaginar cómo queda el ranking del fin de semana. Cuando llega el lunes puedes imaginar cuáles son mis prioridades: observar, analizar y extraer conclusiones sobre cómo se ha comportado la taquilla de cine. Pero necesito contarlo, compartirlo con más adictos como yo o, sencillamente, con quienes sienten curiosidad por cómo funciona el mercado de eso que llamamos cine y que tanto nos engancha. Yo te lo cuento. Pero a cambio te pido que me ayudes aportando tus comentarios. Una película se hace mejor y más grande cuanta más gente la ve y habla bien de ella. De eso se trata, de hacer crecer DESDE LA TAQUILLA gracias a las aportaciones de todos. ¿Nos acomodamos? Empieza la sesión.
Ver perfil »

Síguenos en...