'Anacleto: agente secreto' nueva esperanza de una taquilla algo perjudicada

    jueves 3.sep.2015    por Juan Herbera    0 Comentarios

Que la taquilla no vive un buen momento no es nada nuevo. Llevamos años renqueando. Éste 2015 obligaba a confiar en una recuperación notable a la vista de los títulos que iban a llegar; más aún en España, donde el punto de partida era especialmente débil. Pero si a finales de agosto el incremento de recaudación respecto al año pasado no superaba el 6% tampoco es que podamos decir que la realidad esté respondiendo a tan optimistas expectativas. Más o menos lo que le sucede a buena parte de los estrenos. Parece que pueden sorprender; te obligan a creer que sí, que están en condiciones de ir más allá. Y en la mayoría de casos se quedan a medio camino. 

Con ese ambiente en el mercado (con resultados poco lustrosos como los de Misión Imposible: nación secreta, Cuatro fantásticos o Atrapa la bandera muy recientes) afrontamos los últimos coletazos de la temporada veraniega. Esta semana vuelve a ser una película española la esperanza comercial más llamativa, la producción de Zeta Audiovisual Anacleto: agente secreto, mezcla de comedia/parodia y cine de acción. Su director, Javier Ruiz Caldera, se ha especializado en la comedia con resultados dispares en taquilla, nunca irrelevantes.

A primeros de diciembre de 2009 Spanish movie arrancaba promediando 5.580€ por cada una de las 393 copias distribuidas para un primer parcial de €2,19 millones. El primer fin de semana de febrero de 2012 Promoción fantasma ingresaba €0,70 millones en sus tres primeros días dejando una media de 2.295€ en 306 cines. De cara al puente de la Constitución y la Inmacualda de 2013 se estrenaba 3 bodas de más que, en cuatro días, recaudaba €1,47 millones, €1,34M de ellos en el fin de semana clásico que promediaba 4.580€ en 292 complejos.

Como apuntábamos el pasado jueves con motivo del estreno de Atrapa la bandera, el mejor registro inicial del cine español en éste 2015 corresponde a Ahora o nunca y sus €1,55 millones a mediados de junio (4.365€ de media en 355 ubicaciones, promedio éste prácticamente idéntico al logrado por Perdiendo el norte tres meses antes en casi 70 cines menos). La animada de Paramount la sigue de cerca, en cifra absoluta, con €1,45 millones y casi 4.000€ por cine. Habría que esperar de Anacleto: agente secreto una media no inferior a los 4.500€ lo que, viendo los 318 locales (y 350 salas) en que la estrena Warner, garantizaría un primer fin de semana en el entorno de los 1.430.000€. Como digo en otras ocasiones, y de ahí, hacia arriba, que precedentes donde fijarse los hay y no pocos.

Repasaba en el post del pasado lunes el comportamiento comercial de las tres entregas de la saga Transporter estrenadas hasta el momento. La cuarta es el reboot Transporter legacy (Transporter refueled), ya sin Jason Statham como protagonista, para cuya apertura norteamericana no se esperan grandes cifras. Ni el hecho de que disponga de un fin de semana de cuatro días (es el Labor Day) ha empujado unas estimaciones que se sitúan, a pocas horas de su llegada a las salas, su recaudación inicial entre los $8M y los $10 millones (unos €8 millones). De las tres películas anteriores, la primera arrancó con $9 millones y las secuelas lo hicieron con $16,5M y $12M respectivamente. Los productores, no obstante, confían en los mercados internacionales para salvar ésta producción de $22 millones. Su esperanza se basa, sin duda, en el resultado de la tercera entrega, que generó el 71% de los ingresos mundiales fuera de Estados Unidos y Canadá.

El primer fin de semana de la Transporter original en España supuso un 10% de la apertura norteamericana, porcentaje que bajó hasta el 7% en la segunda pero que creció hasta un sorprendente 14% en la tercera. No parece que nuestro mercado esté ahora para esas alegrías. Menos aún sin el reclamo de Statham. Y aunque tomemos como referencia los cuatro días en vez de los tres de rigor del fin de semana tradicional, es obligado pensar que el peso de la apertura española de Transporter legacy no será muy superior al 5% tan habitual de lo ingresado en Estados Unidos. ¿Pelín más, quizás? Puesto que DeAPlaneta la estrena en unas 230 pantallas, una media por local de alrededor 2.000€ llevaría la recaudación entre viernes y domingo hasta los 460.000€, un 5.75% de la apertura norteamericana.

El cine independiente norteamericano sigue contando con valores seguros como el director y guionista Noah Baumbach, de quien llega ahora la comedia dramática Mientras seamos jóvenes (While we're young) con Ben Stiller, Naomi Watts y Amanda Seyfried al frente del reparto. Vértigo distribuye 109 copias (88 en versión doblada -tres de ellas analógicas-, 15 en versión original subtitulada y otras 8 combinando ambas versiones) que, de promediar 1.500€ asegurarían un arranque de 163.500€ (en Italia promedió algo menos de 900€ en 149 salas para un primer parcial de 130.740€ a mediados de julio mientras en Francia ingresaba 382.500€ en sus cinco primeros días una semana más tarde).

También producción independiente la del drama norteamericano Ático sin ascensor (5 flights up) que, en su caso, cuenta con Morgan Freeman y Diane Keaton como grandes activos interpretativos. En Italia, a finales de junio, recaudó 193.600€ en su apertura (1.035€ en 187 pantallas). A nuestro país la trae A Contracorriente, que la sitúa en 80 salas (65 en versión doblada -1 analógica-, 9 en versión original subtitulada y las 6 restantes combinando ambas versiones). Promediando 1.500€ asegura 120.000€ en apertura.

La danesa Corazón silencioso es lo nuevo del veterano director Bille August que Golem sitúa en 32 salas (9 de ellas proyectando la versión original subtitulada); la italiana El Maestro (EDF) se podrá ver en 16 locales (en en VOSE) mientras la norteamericana Una chica vuelve a casa sola de noche (La Aventura) se estrena con dos copias subtituladas. También llegan a las salas el documental español La vida en llamas (39 escalones) y la colombiana Los hongos (Numax).

Dos novedades se colaban entre las cinco más taquilleras el año pasado por estas fechas. Hércules debutaba desde la segunda posición con 1.140.000€ (media de 3.335€ en 342 locales) al tiempo que Líbranos del mal era tercera con 811.000€ y casi 3.000€ de promedio en 278 complejos. El Top-5 sumaba 5.216.250€ y representaba cerca del 74% de un global de la taquilla que alcanzaba los €7,08 millones.

No vamos a ver nada parecido, me temo. Dando por buenos los €1,4 millones de Anacleto la segunda posición será para Atrapa la bandera. Un descenso de no más del 30% (Tadeo Jones cayó un 32% en su segunda estancia) llevaría a la animada de Paramount a sumar al menos un millón de euros. Se abriría entonces un pronunciado hueco hasta la tercera posición, que debería ser para Transporter legacy. Tras ella, a distancia, podría situarse Del revés si aprovechase el último fin de semana netamente veraniego para descender el 30% (lo que le permitiría recaudar 280.000€). La quinta plaza sería, bien para Un día perfecto (bajando un 40% sumaría 255.000€) bien para Ricki (perder el 50% dejaría a la de Sony en 250.000€).

El Top-5 quedaría por debajo de los €3,4 millones de forma que, aún suponiendo el 65% del total, el fin de semana no pasaría de los €5,2 millones, un 26% por debajo de la cifra del año pasado que dejaría el saldo positivo, en la comparativa por fines de semana entre lo que llevamos de 2015 y el mismo periodo del año pasado, en apenas un 5%. Sufriendo.

Categorías: Avance de estrenos , Cine

Juan Herbera    3.sep.2015 09:06    

La discreta entrada de 'Atrapa la bandera' (€1,45M) deja el global de la taquilla por debajo de los €5M

    miércoles 2.sep.2015    por Juan Herbera    3 Comentarios

Falló Atrapa la bandera y todo se fue al traste. No es que las perspectivas, incluso con una buena entrada de la de Paramount, fuesen demasiado halagüeñas (se puede echar un vistazo aquí a las estimaciones del post del pasado jueves para comprobarlo) pero la realidad, en vez de dejarme en mal lugar por excesivamente cauto, lo hizo por demasiado optimista. Y me refiero al global de la taquilla, muy afectado por ese pinchazo inesperado más que por el comportamiento del resto de títulos de la parte alta del ranking. No se recordaba un primer fin de semana del último cuatrimestre con una recaudación por debajo de los seis millones de euros (el más flojo, el de 2013 con €6,18 millones). Pues el que nos ocupa se quedó por debajo de los cinco millones.

Unas cuantas semanas atrás se me interpelaba vía Twitter por las posibilidades comerciales de Atrapa la bandera. Ni había visto la película entonces ni la he visto ahora. Sencillamente dije que el tráiler que circulaba no me apasionaba, pero que había que dar un voto de confianza al resto de la campaña. Tengo la sensación de que ni el título ni el contenido de aquél primer avance reunían los ingredientes necesarios para eganchar de forma masiva como lo hizo tres años atrás Tadeo Jones, si bien los clips vistos con posterioridad elevaban la calidad y el interés de forma notable. Habrá que confiar, como en todo el cine de animación, en un buen mantenimiento que acerque la película a cifras finales más acordes con las expectativas creadas.

Porque la de Paramount debutó con un estimado de unos poco espectaculares 1.450.000€, lo que implicaría haber movilizado a unos 232.000 espectadores y haber promediado en torno a 3.960€ por local. Es una apertura algo mejor de la lograda por Los pingüinos de Madagascar o Las aventuras de Peabody y Sherman el año pasado (€1,2M y €1,3M resectivamente), Turbo en 2013 (€1,2M) o Lorax en 2012 (€1,2M), muy lejos, eso sí, de los €2,87 millones de Las aventuras de Tadeo Jones hace ahora justo tres años. Lo normal sería que Atrapa la bandera multiplicase, al menos, por 4/4,5 veces su recaudación inicial lo que le permitiría ingresar algo más de seis millones de euros al final de explotación en las salas españolas (Tadeo Jones presentó un coeficiente superior a seis veces para acabar superando los €18 millones; un mantenimiento equivalente llevaría el total de Atrapa la bandera a los nueve millones. Harto complicado).

Ricki (Sony) se hizo con la segunda posición gracias a su estimado de 500.000€, lo que dejaba una media de 1.925€ por complejo y suponía haber atraído a unos 72.000 espectadores. Representaba un 8% de la pobre entrada norteamericana. Si consigue multiplicar por 3,5 veces su taquilla final rondará los 1.750.000€.

Cuatro fantásticos cedió dos posiciones y fue tercera con su estimado de 430.000€, un descenso del 56% en segunda estancia que llevaba el parcial, tras diez días en cartel, hasta unos muy discretos €2,19 millones y 374.000 espectadores. En su primera semana completa los cuatro laborables habían supuesto el 44% de los ingresos de los siete días. Todo lo que sea superar los €3,1 millones como recaudación final será una sorpresa.

Un día perfecto (Universal) debutaba desde la cuarta plaza con un estimado de 425.000€, promediando 1.820€ por cine y vendiendo unas 60.000 entradas. Como en el caso de Ricki su primer objetivo debe ser multiplicar la cifra de estreno por 3,5 veces lo que le supondría alcanzar los 1.487.500€ como taquilla final. Tanto una como otra no parecían en condiciones de superar los 2.000€ por cine. Y se han quedado algo por debajo.

Del revés (Inside out) notó ligeramente la entrada de Atrapa la bandera al ceder algo más del 36% en su séptimo fin de semana con un estimado de 400.000€. Aún con todo su acumulado crecía hasta los 19.235.000€. Con los laborabes aún pesando más que el fin de semana en la sexta semana completa (52% frente al 46%) encara con optimismo el final de las vacaciones escolares. En principio, los €20,6 millones como recaudación final  en España (siete veces la taquila de sus tres primeros días) parecen garantizados. De ahí, hacia arriba, dependerá del mantenimiento fuera de la temporada estival. Comportamiento, en cualquier caso, extraordinario.

El Top-5 recaudaba un estimado de 3.205.000€. Con Atrapa la bandera pesando bastante menos de lo esperado el selecto grupo pudo representar en torno al 65% de un global de la taquilla que debió quedarse alrededor de los 4.930.000€, cerca de un 30% por debajo de la cifra del fin de semana equivalente del año pasado; el peor fin de semana de inicio del tercer cuatrimestre del año en mucho tiempo (al menos desde 2007) como apuntaba al principio de este post. Quizás valga la pena dedicar un espacio, una vez definitivamente finalizada la temporada veraniega (podríamos coincidir en que el último fin de semana a considerar sería el del 11 al 13 de septiembre), a comparar lo sucedido en 2014 y 2015 durante los meses estivales tanto entre semana como en fin de semana. A lo mejor nos llevamos una sorpresa; a lo mejor no.

Por lo que al resto de novedades de la semana se refiere, Las sillas musicales (Karma) sumó poco más de 11.000€ promediando ligeramente por encima de 300€ por cine; Papusza (Pirámide) ingresó unos 5.500€ (550€ por ubicación) mientras Lilting (Surtsey) se quedaba con poco más de 4.000€ y 820€ por local.

De entre los demás títulos que cumplían con su segundo fin de semana Vacaciones caía un aceptable 32% con un estimado de 325.000€ (acumulaba €1,26 millones) al tiempo que Mr. Holmes descendía un 42% con sus casi 95.000€ (sumaba 380.000€).

Poco más a destacar. Quizás el mantenimiento de Misión Imposible: Nación secreta en su cuarta estancia (-33% con cerca de 270.000€ para llevar su parcial hasta los €5,33M) y el nuevo acumulado de Ahora o nunca, que, aún entre las veinte mejores recaudaciones, alcanzaba los 8.235.000€ tras su undécimo fin de semana. Ya los querría para sí la de Tom Cruise.

Categorías: Cine , Taquilla de cine

Juan Herbera    2.sep.2015 08:11    

'Transporter': acento francés para las franquicias de acción

    lunes 31.ago.2015    por Juan Herbera    0 Comentarios

Transporter fue una  película de acción coproducida entre Francia y Estados Unidos y apadrinada por Luc Besson, responsable del guión y de la producción ejecutiva, que puso al frente del reparto al actor británico Jason Statham, un secundario prácticamente desconocido hasta entonces. Lo que probablemente nadie imaginaba por aquellas fechas es que se iba a convertir en una franquicia que trece años después contase con cuatro entregas. Y en esas estamos.

La primera película de la saga, distribuida por Fox, se estrenó en Estados Unidos y Francia en octubre de 2002. En el mercado norteamericano acabó recaudando $25,3 millones mientras en el resto del mundo ingresaba algo menos de $19M, un 42% de los $44 millones globales que permitían cubrir sin grandes excesos los $21 millones que costó su producción. En España arrancaba a mediados de enero de 2013 con 692.000€, promediando 3.035€ por cada una de sus 228 copias. Al final de la explotación había recaudado 2.035.000€ y la habian visto 443.000 personas.

La secuela, Transporter 2, llegó a las salas en verano de 2005. El coste de producción había ascendido hasta los $32 millones, un 52% más que la original. Besson seguía responsabilizándose de escribir y producir, Statham de protagonizar y Fox de distribuir. Si aquella había debutado desde la cuarta posición del ranking ésta logro hacerlo desde el Número Uno con $16,5 millones en su primer fin de semana. Acabó recaudando $43 millones en el mercado norteamericano (un 70% de incremento) al tiempo que internacionalmente alcanzaba los $42 millones (mejora del 126%) para una taquilla global de $85,2 millones. Se había superado la cifra de Transporter en un 94%. En España, la segunda entrega se aupaba hasta la segunda plaza con una apertura de 995.600€, dejando una media de 3.650€ con 273 copias. Acabó ingresando 2.490.000€ y vendiendo 492.000 entradas. El incremento respecto a la Transporter original era del 22% y del 11% respectivamente mientras en Francia y Alemania más que doblaba resultado.

Otros tres años pasaron hasta que se estrenó Transporter 3, esta vez a finales de noviembre. Besson dejó de escribir (no de producir), Fox de distribuir (entró en juego Lionsgate) pero Statham continuó interpretando a Frank Martin, aquel encargado de transportar paquetes sin hacer preguntas. El coste de producción se mantuvo alrededor de los $30 millones y la taquilla respondió aunque de forma muy diferente a las anteriores entregas.

La tercera parte no pasó de ser séptima en su debut norteamericano con $12 millones en el fin de semana. Cerró su paso por las salas con $31,7 millones, un descenso del 26% en relación a la taquilla final de la segunda entrega. Nada que ver con lo sucedido en lo que los americanos denominan ultramar. El resto de mercados internacionales sumaron $77,3 millones, un 71% de los $109 millones recaudados en todo el mundo. El incremento de taquilla era del 84% en el primer caso y del 28% en el segundo. Y los números finales, más negros que nunca.

En España arrancaba a finales de enero de 2009 logrando la mejor apertura de la franquicia: 1.224.800€ promediando 4.710€ con 260 copias, pero no pasaba de ser la tercera cifra del ranking. Acabó con 2.814.000€ y 474.000 espectadores. Aunque la recaudación crecía el 13% (el precio medio lo había hecho un 17%) el número de entradas vendidas descendía un 4%. La taquilla francesa aumentaba un 53% ($4,6 millones) y la alemana un 323% ($5M).

El filón, no obstante, debió agotarse. Solo así se entendería que haya habido que esperar siete años para que haya habido una cuarta entrega y que ésta llegue bajo el formato de reboot, es decir, reinventando/reiniciando la historia original (el título elegido para el mercado norteamericano es bien ilustrativo: The transporter refueled; para Europa se ha optado por Transporter legacy). Y cuando esto sucede casi todo cambia: distribuye EuropaCorp, desaparece la parte norteamericana de la producción y le sustituye China, desaparece Luc Besson (que solo participa en lo referente a los personajes) y también Jason Statham, de quien toma el relevo el también britanico Ed Skrein.

Si sale bien, vendrán más entregas. De lo contrario, nadie podrá negar que el acento francés habrá quedado bien latente en las franquicias de acción que parecían reservadas a las producciones enteramente norteamericanas. A partir del viernes empezaremos a salir de dudas.

Categorías: Cine , Mercado de cine

Juan Herbera   31.ago.2015 08:22    

'Atrapa la bandera' afronta el exigente reto de 'Tadeo Jones'

    jueves 27.ago.2015    por Juan Herbera    2 Comentarios

El sábado 1 de septiembre de 2012 entraba en vigor la reforma fiscal que elevaba el IVA aplicable a las entradas de cine del 8% al 21%. El destino o la casualidad quisieron que aquel fin de semana se estrenara Las aventuras de Tadeo Jones, producción española de animación destinada al público infantil y familiar. La película, promocionada por Mediaset y distribuida por Paramount, sorprendió tanto en su apertura como en su mantenimiento.

En su primer fin de semana, Las aventuras de Tadeo Jones recaudó 2.870.000€ (promediando 8.805€ en 326 locales), conviertiédose en el segundo mejor debut de una animada aquel año, solo por detrás de los €2,98 millones de Ice Age 4 y por delante de títulos tales como Hotel Transilvania, Brave (Indomable) o Madagascar 3. Si triunfal fue su aterrizaje más lo fue su resultado final: 18.211.000€ y 2.761.000 espectadores. Tras multiplicar su cifra inicial por más de 6 veces (habiéndose estrenado prácticamente fuera de la temporada estival) acabó siendo la cuarta mejor taquilla acumulada de entre todos los estrenos de 2012, solo superada por Lo imposible, El Hobbit: un viaje inesperado y Amanecer Parte 2 de la Saga Crepúsculo, dejando atrás a todas la producciones norteamericanas de su género y mejorando el resultado final de otras como Los Vengadores o El caballero oscuro: la leyenda renace. Poca broma con los títulos con los que se codeó Tadeo Jones.

Anteriormente, en 2009, la animación española ya se había marcado un gran tanto con el estreno de Planet 51, que debutó en nuestro mercado recaudando 2.940.000€ en su primer fin de semana, a finales de noviembre, promediando 5.775€ por cada una de las 509 copias distribuidas.

Justo tres años después de Tadeo Jones se estrena Atrapa la bandera, la nueva apuesta del director Enrique Gato (de nuevo con la producción de Telecinco Cinema y Telefónica Studios entre otros) que vuelve a distribuir Paramount. En este caso el objetivo parece fácil de identificar: igualar (cuando no mejorar) las cifras iniciales de Tadeo Jones, objetivo, todo hay que decirlo, nada sencillo de alcanzar. En 2013 ninguna película española tuvo un primer fin de semana tan potente y la animada norteamericana con mejor registro (Gru 2) se quedó en €2,58 millones. En 2014, solo El niño, entre las españolas, se movió en números similares a los de Tadeo dos años antes (abrió con €2,87M mientras Ocho apellidos vascos lograba €2,81M). La animada estaodunidense con mejor apertura fue Cómo entrenar a tu dragón 2 que no pasó de los €2,05 millones.

El mejor estreno del cine español en lo que llevamos de 2015 ha sido Ahora o nunca con 1.549.420€ en sus tres primeros días de exhibición (media de 4.365€ en 355 complejos), cifra que se antoja fácil de superar por Atrapa la bandera. Por lo que a las animadas se refiere, Home: dulce hogar ostenta la tercera mejor taquilla de estreno con €1,75 millones y una media de 5.315€ (asequible); Del revés (Inside out) es la segunda con 2.905.760€ y un promedio de 6.840€ (nada fácil de superar) siendo la mejor apertura de su género Los Minions con €5,49 millones y una media de prácticamente 14.000€ en 393 ubicaciones (palabras muy mayores).

Paramount estrena Atrapa la bandera en unos 365 cines, todos en versión doblada, de los que 17 ofrecerán la versión en catalán (bien en todas sus sesiones, bien en alguna). Promediando 7.960€ por complejo (casi un 10% por debajo de la media de Tadeo Jones, que se había estrenado en unos 40 locales menos) igualaría los 2.905.000€ de la de Disney-Pixar. Es un objetivo ambicioso. Por poner solo dos ejemplos, Los Croods arrancó promediando 6.500€ y Frozen lo hizo con una media de 7.000€. Obtener cifras en ese rango, que supondrían un primer fin de semana de entre 2.370.000€ y 2.555.000€, se podría considerar todo un éxito para Atrapa la bandera. De ahí hacia arriba (como ese coete que viaja hacia la luna en la película), el éxtasis comercial.

El realizador Jonathan Demme (Oscar por El silencio de los corderos en 1991 y responsable de Philadelphia en 1993) dirige ahora a Meryl Streep en el papel de Ricki (Ricki and the flash), una antigua estrella de rock, papel que obliga a la actriz a mostrar sus habilidades con la guitarra y, de nuevo, con la canción. En su estreno norteamericano no pasó de los $6,61 millones (€6,03M) a primeros de agosto e inicia ahora su andadura internacional. En España, Sony la sitúa en 259 locales (20 salas ofreciendo la versión original subtitulada) que, de promediar 2.000€, recaudarían 518.000€ entre viernes y domingo.

Fernando León de Aranoa, ausente de la dirección desde Amador (2010), se ha rodeado de actores de enorme prestigio en Un día perfecto, producción de Mediapro (en la que participa Televisión Española) con Tim Robbins, Benicio del Toro y Olga Kurylenko al frente del reparto. Esta combinación de comedia, drama y raod movie con temática bélica en el trasfondo se podrá ver en 237 pantallas de 234 cines (28 salas ofreciendo la versión original subtitulada y otras 6 la doblada al catalán) de la mano de Universal. Una media en el entorno de los 2.000€ por ubicación dejaría un primer parcial próximo a los 470.000€.

La comedia francesa Las sillas musicales (Karma) se estrena en 36 cines (20 con la versión doblada, 7 con la subtitulada y 9 combinando ambas). De la producción polaca Papusza (Pirámide) se distribuyen 10 copias (todas subtituladas) mientras la británica Lilting (Surtsey) estará presente en cinco pantallas (también todas ellas en versión original subtitulada).

Un año atrás El niño lograba una apertura extraordinaria, haciéndose con el Número Uno gracias a sus 2.876.210€ (media de 8.100€ en 355 locales). En el ojo de la tormenta, en cambio, decepcionaba con 434.000€ (1.850€ de promedio en 235 cines) sin pasar de la cuarta plaza. El Top-5 sumaba €5,34 millones y representaba un 77% de los 6.920.000€ ingresados en el fin de semana.

Voy a ser cauto en las proyecciones. Tras un Atrapa la bandera de €2,5 millones la lucha por la segunda plaza podría estar entre un Ricki de 465.000€ y un Cuatro Fantásticos que, de descender un 55%, sumaría 460.000€. Tras ellas aparecerían Del revés (Inside out) con 440.000€ si perdiese otro 30% y Un día perfecto con 350.000€. Tres novedades entre las cinco primeras. Con una primera posición tan potente el peso del Top-5 (que sumaría €4,21 millones) debería estar claramente por encima del 70%, cuando no del 75%, lo que dejaría el global de la taquilla del fin de semana entre los €5,6 y los €6 millones. Sería el tercer fin de semana consecutivo en que la comparativa con el año pasado arrojaría saldo negativo. Pero he dicho que sería cauto. Siempre queda que la realidad se aproxime más a las cifras expresadas en el análisis individualizado título a título, esas de las que no se debería bajar para hacer un buen papel. Confianza ciega. Sí. ¿No?

Categorías: Avance de estrenos , Cine

Juan Herbera   27.ago.2015 07:59    

'Cuatro Fantásticos' (€1M) lidera el fin de semana más flojo del verano

    miércoles 26.ago.2015    por Juan Herbera    0 Comentarios

Lo cierto es que buenos, lo que se dice buenos (que no muy buenos) solo ha habido dos fines de semana este verano. El del 12 al 14 de junio (lo incluiremos en la temporada veraneiga aunque, estrictamente, no lo sea) y el del 3 al 5 de julio, en que la recaudación global se fue hasta los nueve millones de euros. En el primer caso coincidiendo con el estreno de Jurassic World; en el segundo, con el de Los Minions. Y es que el primer blockbuster aglutinó el 72% de la taquilla con sus €6,52 millones mientras el segundo suponía el 62% con sus €5,5 millones. Es decir, el resto de la cartelera no ha ayudado (con excepciones muy notables por grandes mantenimientos como los de Del revés y Ahora o nunca) a empujar las cifras globales hacia arriba de forma rotunda. Sí, es cierto que la comparativa con el verano de 2014, hasta el momento, arroja saldo positivo, pero es que veníamos de donde veníamos, no lo olvidemos (un Mundial de fútbol que dejó para la historia cinco fines de semana consecutivos por debajo de los cuatro millones y apenas un fin de semana por encima de los €7M en toda la temporada estival). Y atentos al resultado del pasado fin de semana.

Cuatro fantásticos (Fox) se aupó al primer puesto del ranking como era previsible (quienes quieran pueden repasar aquí las proyecciones del pasado jueves), con una cifra discreta en el entorno del millón de euros que debió dejar tras de sí una media de próxima a los 2.600€ por local y unas 158.000 entradas vendidas. Una recaudación un 60% inferior a la lograda por Los cuatro fantásticos y Silver Surfer en su apertura allá por agosto de 2007 y que representa un 4.3% de la taquilla de estreno del reboot en el mercado norteamericano. La mencionada secuela logró multiplicar su taquilla inicial por tres veces hasta alcanzar los €7,66 millones en España; si ésta repitiese coeficiente (tiene dos fines de semana menos de verano para aprovechar vacaciones) se iría hasta los €3 millones. Soft, soft.

Si Del revés (Inside out) acabase sumando alrededor de 635.000€ en su sexto fin de semana habría descendido el 29% y llevaría su acumulado hasta los 18.110.000€ y los 3.200.000 espectadores. Serían ya 6,2 veces la recaudación de estreno. En la quinta semana completa los laborables volvieron a pesar más (54%) que el fin de semana (46%, que tenía un sábado festivo). Finalizada la sexta le quedarán dos semanas y tres días hasta el inicio del curso escolar. Sabiendo que la entrada de Atrapa la bandera puede hacerle daño, es obligado mantener el horizonte de recaudación final en el entorno de los €21 millones, lo que supondría haber multiplicado por más de siete veces la recaudación de sus tres primeros días. Chapeau!

Vacaciones (Warner) tampoco sorprendió. Muy mal tenía que entrar para no ser tercera y lo fue, con una recaudación estimada de 465.000€ que suponía un promedio de 1.990€ por complejo y unas 67.000 entradas vendidas. No pasó de representar un 2.4% en relación a los primeros cinco días de exhibición en Norteamérica, un 3.5% si nos ceñimos al fin de semana clásico. Multiplicando esa apertura por 3.5 veces alcanzaría los €1,6 millones como taquilla final en nuestro país.

Con un estimado cercano a los 400.000€ Misión Imposible: nación secreta se dejó un 49% en su tercera estancia. Su parcial ascendía hasta los €4,67 millones y los 754.000 espectadores. En la tercera semana completa los laborables habían generado el 46% de la taquilla de los siete días. Difícilmente alcanzará los €5,7 millones.

Operación U.N.C.L.E. cerraba el Top-5 con un estimado de 340.000€ en su segundo fin de semana de estreno, un descenso del 45% (esperado, también) que llevaba su acumulado, tras diez días en cartel, hasta los 1.480.000€ y las 231.000 entradas vendidas. En la primera semana, los laborables supusieron el 45% de los ingresos. Cuesta imaginar un final por encima de los €2,5 millones.

El selecto grupo de las cinco películas más comerciales recaudó un estimado de algo menos de €2,9 millones (nada inesperado, tampoco); representando en torno al 60% de los ingresos totales, el global entre viernes y domingo debió moverse alrededor de los 4.635.000€, un 9% más flojo que el fin de semana previo y un 25% inferior al del año pasado por estas fechas. Es, con diferencia, la cifra más baja en un fin de semana de todo el verano (hay que irse a primeros de junio para encontrar un registro inferior).

Extinction, sexta, e Y de repente tú, séptima, cayeron un 54% y un 48% en segunda estancia con sus estimados de 260.000€ y 185.000€ respectivamente. Mr. Holmes (DeAPlaneta) debutaba desde la novena plaza con un estimado de 155.000€, lo que implicaba una media de unos 2.095€ por cine. Hay quienes confunden no fracasar con triunfar. Cada cual es muy libre de consolarse y justificarse como mejor le parezca. ¡Faltaría más!

Por lo que al resto de novedades se refiere, Cut bank (Golem) arrancaba con unos 53.000€ (1.080€ de media) mientras Amar, beber y cantar (Good) se quedaba con casi 13.000€ (1.070€ por local). Hubo un estreno más, sí. Aloha (Fox) se proyectó en una sola pantalla donde recaudó entorno a 1.700€. Dirige Cameron Crowe y el reparto lo componen, entre otros, Bradley Cooper, Emma Stone, Rachel McAdams y Bill Murray. En Norteamérica debutó con cerca de $10 millones a finales de mayo y acumula apenas $21 millones. Que su coste de producción fuese de $37M y algunas durísimas críticas recibidas pueden justificar su no comercialización internacional (porque lo de aquí no se puede considerar un estreno al uso, ¿verdad?).

Una semana más hay que destacar el mantenimiento de Ahora o nunca que, con su estimado de 53.000€, apenas cae un 21% en su décimo fin de semana. El acumulado alcanza ya los 8.150.000€ y las 1.370.000 entradas vendidas. Casi nada.

Categorías: Cine , Taquilla de cine

Juan Herbera   26.ago.2015 08:14    

No es nostalgia

    lunes 24.ago.2015    por Juan Herbera    7 Comentarios

Desembocaba en la Gran Vía desde la Plaza de España, recorrido natural, supongo, de quienes vivíamos en las estrechas calles que delimitaban la de la Princesa y la del Pintor Rosales. Así orientado, subiendo, a mano izquierda, se sucedían el Coliseum, el Azul, el Pompeya, el Rialto, el Gran Vía, el Palacio de la Prensa, el Imperial; en la acera de enfrente, en sentido contrario, de bajada, el Palacio de la Música, el Avenida, el Callao, el Capitol, el Rex y el Lope de Vega.

Las de Disney, en el Imperial; El coloso en llamas, Tiburón en el Lope de Vega, La guerra de las galaxias, El expreso de medianoche en el Callao ('el niño no tiene la edad', advertía el portero; 'entra bajo mi responsabilidad', respondía mi padre). Esos son algunos de los recuerdos de mi infancia y primera juventud cinematográfica en el Madrid de la década de los años setenta.

La de los ochenta fue la de la mudanza a Barcelona. Lo que el viento se llevó, E.T. e Indiana Jones en el Urgel; las de James Bond en el Tívoli, Lawrence de Arabia y Blade runner en el Novedades, Carros de fuego en la infame minisala Arkadin, Vestida para matar y Érase una vez en América en el Catalunya, The wall (El muro) en el Palacio del Cinema, Nueve semanas y media en el Fémina. Y tantas y tantas más.

Llevo toda mi vida vinculado al cine. Familiar y sentimentalmente, también profesionalmente. No a la creación artística, sino al lado comercial, al industrial, tan denostado por unos y tan absolutamente imprescindible para otros, entre los que me cuento, como garantía de que esa creación artística no desparezca. Cierto es que aquellos años, y otros anteriores, el sector cinematrográfico estaba compuesto por un número de compañías mucho mayor que el actual y que generaba mucha más actividad comercial; cierto, también, que se vivían años de esplendor para las recaudaciones y para el negocio en su globalidad. Tiempos en que el control de taquilla era todavía una quimera y muchos millones (entonces de pesetas) volaban a menudo de un lado a otro sin control alguno. Todo parecía formar parte de un gran espectáculo que todos parecían aceptar con mayor o menor (cuando no sin ninguna) resignación.

La nostalgia vende; dicen que está de moda. De haber sido un aficionado al cine, sin más (ni menos), podría caer en la tentación de apuntarme y dejarme seducir por la memoria selectiva que esconde los recuerdos negativos (que siempre los hubo) para recrearme en los positivos (quizás incluso magnificados). Hasta lo daría por bueno si mi actividad laboral se hubiese desvinculado de la industria cinematográfica. Pero como profesional aún en activo (y con voluntad de seguir siéndolo) me exijo no ceder a ningún chantaje emocional.

Aquellos años, maravillosos quizás (para unos más que para otros, no lo ovidemos), no van a volver. Porque no pueden volver. Las condiciones de mercado que los hicieron posibles se han desvanecido, han cambiado radicalmente. ¿Quiere eso decir que el cine tiene los días contados? No parece que así sea.

Es otra realidad. Probablemente peor; seguro que muy diferente por lo que a las reglas de relación entre las partes se refiere. Y ahí no me refiero solo a la relación entre distribuidor y exhibidor (que ha cambiado lo suyo) sino entre éstos y el espectador. La tecnología, que siempre en esto del cine ha tenido mucho que decir (la aparición del sonido, del color, del 70 mm., del sonido digital, del 3D) ha tomado un protagonismo determinante. Sobre todo por cómo de decisiva se ha convertido a la hora de elaborar las nuevas cuentas de explotación: cuánto cuesta instalar las últimas innovaciones, cuánto habrá que incrementar el precio de las entradas para amortizarlas, cuántos espectadores tendrán que venir para salvar los números. Y por cómo ha revolucionado (y revolucionará aún más) la forma de acceder a los contenidos audiovisuales, también a las películas.

Quizás encaremos un futuro en que habrá muchos menos cines. Muchos menos que en los setenta y los ochenta por descontado. Y quizás bastantes menos que en la actualidad. Quizás la mayoría de esos cines, en los mercados más importantes del mundo (España debe seguir siendo uno de ellos), sean centros con instalaciones semi-lujosas y novedades tecnológicas a la última; cines cuyas entradas sean mucho más caras de lo que hubiéramos soñado cuando íbamos a un programa doble, a una matinal o una sesión continua en un cine de re-estreno o durante las fiestas mayores de cualquier pueblo.

Pero es que es para ese tipo de mercado para el que los profesionales deben prepararse. Para ese o para el que acabe siendo. También ellos pueden (deben) ser parte en el diseño de lo que acabe pasando. Y me dirijo a los profesionaes que ocupan puestos de responsabilidad desde cualquier empresa (grande, mediana, pequeña, unipersonal incluso) de la industria. Porque son ellos, solo ellos, quienes pueden (deben) arriesgar, investigar, innovar para asegurar que seguirá habiendo cine en los cines. Y para ello, la nostalgia mal entendida no es una buena aliada.

Abandonar a su suerte a un mercado porque se considera que los daños sufridos en tiempos de crisis son de muy difícil reparación denota una falta de consideración impropia e inaceptable para con los espectadores. Para los que lo eran y los que lo siguen siendo. Y para los que lo serán en el futuro, sea cual sea ese nuevo mercado que se acabe dibujando. Sé que es muy difícil pensar en arriesgar cuando está en juego un 'no' por parte de los superiores. Las posiciones de confort siempre son muy agradecidas, máxime en tiempos revueltos. Pero es cuestión de argumentar, razonar, apoyar con datos; creer en lo que se puede hacer. Intentar convencer. Un pequeño éxito, viniendo de donde venimos, sabrá a gloria. Y a partir de ahí, todo será más sencillo.

Días atrás fui con mi mujer y mi hija de 10 años a ver Del revés (Inside out). Hace mucho tiempo que mis cines de destino son los llamados "de última generación" (grada pronunciada, grandes pantallas, amplia distancia entre filas y, a poder ser, un servicio de atención al cliente mínimamente decente, punto éste que suele ser el que falla con más frecuencia). Hice una excepción al ver que la película animada de Disney-Pixar se exhibía en la única sala de pantalla única que queda en Barcelona, el histórico cine Aribau.

Con solo la reacción de mi hija (que ha estado en repetidas ocasiones en las grandes salas de los grandes complejos de la provincia) al acceder al patio de butacas decidí que valía la pena recordar para seguir creyendo. Ella es de otra generación; ha crecido con las nuevas tecnologías, en la época de internet; acostumbrada a ver series y películas en pantallas digitales de pequeño formato. Pero su expresión de asombro, sus ojos bien abiertos, su sonrisa, no eran tan distintos a los que otros niños como yo pudimos dibujar en nuestras caras la primera vez que nuestros padres nos llevaron a una sala de cine.

No es nostalgia. No, al menos, de esa que te deja bloquedado, echando de menos un pasado que ya no volverá. Es recordar para cargar las pilas. Hay futuro y hay que mirarlo a los ojos. Si lo hacemos con aquella ilusión y aquellas ganas, seguro que lo haremos mejor. Habrá valido la pena. Y no tendremos nada que reprocharnos.

Categorías: Cine , Mercado de cine

Juan Herbera   24.ago.2015 07:55    

El reboot de 'Cuatro fantásticos' única alternativa al reinado de 'Del revés'

    jueves 20.ago.2015    por Juan Herbera    0 Comentarios

Ya hemos asumido que Hollywood va a exprimir hasta el imposible las secuelas y las franquicias, muy especialmente las vinculadas a los superhéroes que, en su origen, se publicaron en comics durante años. Historias que adaptar las hay para dar y tomar. Por ello sorprende la rapidez con que Marvel y Fox han decidido reiniciar la franquicia de Los cuatro fantásticos tras solo dos entregas de la anterior, la historia original (estrenada en 2005) y una única secuela (Los 4 fantásticos y Silver Surfer, estrenada dos años más tarde). Una y otra se movieron en costes de producción por encima de los $100 millones y recaudaron alrededor de $300 millones en todo el mundo, por lo que dejaron saldo positivo en sus respectivas cuentas de resultados. El reboot, estrenado hace quince días en su mercado doméstico, ha empezado su carrera comercial muy por debajo de lo que lo hicieran sus predecesoras. Con esas credenciales llega a las pantallas españolas.

Los cuatro fantásticos se estrenó en España a mediados de julio de 2005, logrando ingresar 3.686.000€ con 416 copias (media de 8.860€) en su primer fin de semana y representando un 8% en relación al arranque norteamericano. La secuela, Los 4 fantásticos y Silver Surfer, debutó en nuestro país a principios de agosto de 2007 con 2.527.000€ promediando 5.055€ con 500 copias y suponiendo un 5.7% respecto al primer fin de semana estadounidense.

El reboot Cuatro fantásticos (Fantastic Four) recaudó $25,68 millones (€23,42M) en sus tres primeros días en Norteamérica, un 54% y un 56% por debajo de las aperturas de las dos entregas anteriores. En Reino Unido, sus €3,8 millones (media de 7.045€ en 539 locales) son también claramente inferiores a los arranques de la primera y segunda películas de la saga (un 32.5% y un 49% respectivamente).

En España, Fox la estrena en 392 cines con versiones doblada y en versión original subtitulada al castellano. Si lograse representar el 5% de la apertura norteamericana recaudaría 1.170.000€ para promediar 2.985€ por complejo y se quedaría a un 54% de la cifra obtenida por Silver Surfer. Caso de moverse en proporciones del 3% respecto a los tres primeros días en Estados Unidos la taquilla española apenas superaría los 700.000€ con lo que la media por ubicación no alcanzaría los 1.800€. En un escenario y en otro le valdría para ser la nueva Número Uno del ranking del fin de semana.

Vacaciones (Vacation) es otra de esas comedias que tanto gustan en el mercado norteamericano y a las que les cuesta lo suyo enganchar en territorios no anglosajones. Arrancó a finales de julio estrenándose en miércoles, recaudando $21 millones (€19,12M) en sus primeros cinco días de exhibición de los cuales $14,7 (€13,4M) correspondieron al fin de semana tradicional. Warner la estrena en 238 pantallas de 234 cines (con versiones doblada y subtitulada al castellano). Un parcial de 525.000€ dejaría una media de 2.245€ por local y representaría un 4% de la taquilla del fin de semana de estreno norteamericano, algo menos del 3% si tuviésemos en cuenta el global de los primeros cinco días.

La coproducción británico-norteamericana Mr. Holmes se centra en la vejez del mítico investigador privado, una vez retirado de su actividad, con deterioros incipientes pero con el reto de volver a resolver un caso en esa fase de su vida. Tuvo un estreno limitado en Estados Unidos ($2,4 millones el primer fin de semana en 361 cines y $2,7 millones el segundo en 686 locales) y abierto en Reino Unido (€1,04 millones promediando 2.120€ en 489 complejos). En España DeAPlaneta la sitúa en 82 salas de 74 cines (53 pantallas ofreciendo la versión doblada al castellano, 15 la subtitulada, 8 con sesiones esporádicas subtituladas y 6 en versión doblada al catalán). Todo lo que sea acercarse a los 2.000€ por local sonará a satisfactorio.

Cut bank es una producción independendiente norteamericana que Golem estrena con 49 copias (10 en versión original subtitulada y 39 dobladas) mientras Good Films da una oportunidad en 13 salas (todas ofreciendo la versión original subtitulada) a la francesa Amar, beber y cantar, trabajo póstumo del director Alain Resnais, fallecido el año pasado, el mismo en que dirigió ésta película con 92 años.

Dos películas se metían en el Top-5 hace ahora un año. Lucy lo hacía desde la primera posición con 2.584.100€ y una media de 7.880€ en 328 cines; Infiltrados en la Universidad era tercera con 539.200€ promediando 1.970€ en 274 locales. Las cinco más taquilleras sumaban €4,53 millones y suponían un 73% de un global que alcanzaba los 6.212.300€.

Cuatro fantásticos debería relevar a Del revés al frente del ranking del fin de semana. La de Disney-Pixar, descendiendo otro 30%, ingresaría por encima de los 600.000€; la de Fox tendría que promediar por debajo de los 1.570€ para no superar esa cifra. Algo menos de 400.000€ recaudaría Nación secreta dejándose el 50% en su tercera estancia, resultado que superaría Vacaciones con sólo lograr una media de 1.655€ por cine en su debut. La quinta plaza sería para Operación U.N.C.L.E. que, descendiendo entre el 45% y el 50%, superará los 300.000€.

Un Top-5 así sufriría para alcanzar los €3 millones, lo que sería la cifra más baja de todo el verano. Incluso representando el 60% del total de la recaudación ésta no superaría los cinco millones, en línea con lo sucedido el fin de semana previo pero de nuevo por debajo de lo recaudado un año atrás (esta vez un 19,5%). Segundo fin de semana con saldo negativo; pequeña mala racha que conviene romper cuanto antes.

Categorías: Avance de estrenos , Cine

Juan Herbera   20.ago.2015 08:34    

'Del revés' recupera el liderazgo con un mantenimiento excepcional

    miércoles 19.ago.2015    por Juan Herbera    0 Comentarios

La fortaleza del mantenimiento a prueba de bomba que está mostrando Del revés (Inside out) no sabe de fechas complicadas. La de Disney-Pixar no arrancó en España como debía; eso está fuera de toda discusión. Desde ésta página un servidor esperaba una apertura en el entorno de los €4 millones y se quedó en €2,9M. Sí era previsible un muy buen mantenimiento, entorno a las 5,5 veces la cifra inicial. De haberse cumplido mi estimación, el acumulado final hubiese apuntado a €22 millones. En base a los números reales, esa recaudación descendía hasta los €16 millones. Habrá sido el excelente boca-oreja el que explique que el resultado final de Del revés (Inside out) se acerque bastante más a la primera que a la segunda cifra, la cual ha quedado superado tras el quinto fin de semana de exhibición.

 

No es habitual que un blockbuster recupere a la larga lo no conseguido a la corta. Del revés (Inside out) será una de esas raras y bienvenidas excepciones. Haría bien Disney, no obstante, en intentar recuperar aquella impronta que en su día le era propia y casi exclusiva en títulos de animación y que hoy detentan películas de la competencia (Dreamworks, Blue Sky o Illumination consiguen aperturas de las que quedan entre las más potentes del año). Por lo demás, reverencias todas ante el comportamiento de Del revés (Inside out), la mejor, si no la única, gran noticia del fin de semana.

Y es que la de Disney-Pixar recuperó el liderazgo del ranking de recaudaciones en su quinta estancia (otra agradabilísima rareza de nuestro mercado), por lo que ya ha ocupado esa posición de privilegio durante cuatro semanas. Y lo hizo gracias a un estimado de 870.000€, lo que supone un descenso del 23.5% que lleva su parcial hasta unos impresionantes 16.410.000€ y casi 2,9 millones de espectadores. Como apuntaba anteriormente, ya ha multiplicado por 5.6 veces su taquilla de estreno. El peso de los laborables, además, siguió creciendo y, en su cuarta semana completa de exhibición supusieron el 55% de los ingresos de los siete días.

No es sencillo augurar la proporción en las semanas que quedan antes de la finalización de las vacaciones escolares ni el impacto que puede tener el estreno de Atrapa la bandera dentro de diez días pero, vista la evolución de Del revés hasta el momento, lo más sensato es esperar un buen mantenimiento a pesar de todo con lo que su cifra final debe situarse ya por encima de los €20 millones y cerca de los €21M. Dejará atrás los €19,5 de Los increíbles y ya solo tendrá por delante, en recaudación, a Buscando a Nemo (€23,4M), Up y Toy Story 3 (€25M ambas). Será, de cumplirse esta proyección, la cuarta mejor taquilla de una animada Disney en España y la tercera mejor recaudación de 2015 en nuestro país por detrás de Los Minions (que ahora acumula €22,5M) y Jurassic World (que suma €21,7M).

Decíamos de Misión Imposible: Nación secreta que podía caer entre un 50% y un 55% en su segundo fin de semana. Pues se dejó el 53% con su estimado de 765.000€. Tras diez días en cartel la de Paramount acumulaba 3.585.000€ y había vendido unas 570.000 entradas. Entre lunes y jueves recaudó un 42.5% del total de su primera semana. Con una proporción de estas características su horizonte no estaría más allá de los 5.550.000€, 3.4 veces su cifra inicial. Poca cosa.

Tres estrenos completaron el Top-5, también respondiendo a lo esperado, si bien con un cambio de cifras y posiciones un tanto sorprendente. Operación U.N.C.L.E. (Warner), cumpliendo con lo previsto, fue la tercera mejor taquilla del fin de semana con un estimado de 610.000€ (unas 85.000 entradas vendidas) lo que suponía un promedio de 2.040€ por local y representaba un 5% del pobre resultado obtenido en sus tres primeros días de exhibición en el mercado norteamericano. Su primer objetivo, de cara al final de su explotación en salas, sería sumar en torno a 2.135.000€.

La cuarta plaza fue para la postapocalíptica coproducción hispano-estadounidense Extinction (Sony), que logró ingresar unos 545.000€ entre viernes y domingo (aproximadamente unos 80.000 espectadores) gracias a una media de 2.450€ por complejo, relegando a la quinta posición a la comedia norteamericana Y de repente tú (Universal). A pesar de las buenas críticas Judd Apatow no consigue calar de entrada en el mercado español y, con su estimado próximo a los 350.000€ no pasa de promediar 1.365€ por local y atraer a 51.000 espectadores. Suponía un escasísimo 1.4% en relación a la taquilla inicial del mercado norteamericano. Si bien mejora en un 19.5% el arranque del anterior trabajo del mismo director (Si fuera fácil, en febrero de 2013) queda a un 50% de la cifra de La boda de mi mejor amiga, referencia en toda la publicidad de Y de repente tú. La de Sony debe aspirar a acercarse a los €2 millones como taquilla final; la de Universal, si consigue enganchar durante el resto de las vacaciones, podría apuntar a los €1,6 millones.

Este grupo de las cinco más comerciales sumó un estimado de 3.140.000€. El buen mantenimiento de Los Minions y Pixels (ambas ceden por debajo del 40%), sexta y séptima mejores cifras, hicieron que el peso del Top-5 fuera el pasado fin de semana inferior a lo habitual (entre el 60% y el 65% como máximo) por lo que el global de la taquilla debió moverse alrededor de los cinco millones de euros. Como era de esperar, fue el primer fin de semana del verano en que la comparativa con los resultados de 2014 salió negativa (llevávamos nueve fines de semana con saldo positivo), en torno a un 12%. Aún con todo, el acumulado interanual por fines de semana seguía cerca de un 8% por delante del que existía un año atrás.

Por lo que al resto de estrenos se refiere, Sin hijos (Syldavia) ocupaba la decimotercera plaza con cerca de 70.000€ (1.200€ por local); Tracers (eOne) no pasaba de los 61.000€ (menos de 500€ por ubicación) mientras El señor Manglehorn se quedaba en unos 34.500€ (media de 840€ por cine). El cartero de las noches blancas (Film Buro) sumaba en torno a 6.000€ (500€ de promedio), El bailarín del desierto (Betta) recaudaba 5.000€ (715€ por sala), Mala sangre (Avalon) ingresaba 2.000€ (400€ por pantalla) al tiempo que El último cazador (The Hunter) (La Aventura) se acercaba a los 900€ (450€ por cine).

Los Minions, tras su sexto fin de semana, se acercaba a los €22,5 millones y a los 4 millones de espectadores (mejor taquilla de 2015 hasta la fecha). Ahora o nunca, por su parte, superaba los €8 millones en taquilla y había sido vista por 1.350.000 personas. El mejor porcentaje de caída, aparte del presentado por Del revés, correspondió a Mi casa en París, si bien su descenso en recaudación (-28% para 101.500€) era consecuencia de un incremento del 30% en el número de cines que la exhibían (de 56 había pasado a 73). Así las cosas, el promedio por local de la de Golem cayó un 44% (1.390€ frente a los 2.470€ del fin de semana de estreno).

Categorías: Cine , Taquilla de cine

Juan Herbera   19.ago.2015 07:55    

¿Cómo ha afectado la crisis económica en España a las películas más taquilleras? (y II)

    lunes 17.ago.2015    por Juan Herbera    0 Comentarios

Veíamos en el post de la semana pasada cómo se habían comportado las tres mejores producciones norteamericanas en los años 2007, 2010, 2012 y 2014 y comparábamos la cuota que la suma de sus tres asistencias representaba en relación al número total de espectadores del mercado español en cada uno de esos ejercicios.

La finalidad no era otra que intentar identificar patrones de comportamiento de cierto tipo de películas en los peores años de la crisis económica (que podemos decir empezó a hacerse evidente en 2008), la cual no ha hecho sino ahondar la que ya sufría el mercado cinematográfico. Visto cómo se comportaron unas, vemos a continuación cómo lo hicieron las mejores animadas producidas por Hollywood y, después, el resultado de las tres películas españolas más taquilleras de esos años.

Por lo que a las producciones animadas de los grandes estudios de Hollywood, el Top-3 en 2007 había representado un 8,8% del total del mercado, vendiendo 10.323.575 entradas. Shrek III lideraba (4,13M) por delante de Los Simpson (3,48M) y Ratatouille (2,71M). Tres años más tarde, ese selecto grupo pasaba a suponer un 7,3% del mercado global con 7.449.525 espectadores (un 28% por debajo de la cifra de 2007) de los que 3,62 millones correspondían a Toy Story 3. Shrek: felices para siempre vendió 2,32 millones y Gru: mi villano favorito 1,49M.

La tendencia a la baja, por lo que al peso de las tres mejores animadas se refiere, continuó en 2012 y, muy especialmente, en 2014. Hace tres años su porcentaje agregado se situaba en el 7%. De las 6.565.650 entradas vendidas 2,43 millones correspondieron a Ice Age IV, 2,39M a Brave (Indomable) y 1,74M a Hotel Transilvania. El año pasado se tocó fondo con una cuota de mercado del 5,4% (casi un 39% inferior a la de 2007). Cómo entrenar a tu dragón 2 fue la más comercial con 1,83 millones de espectadores, seguida de Big Hero 6 con 1,54M y Rio 2 con 1,39M. Entre las tres, 4.759.600 entradas vendidas. Recordemos que el total de espectadores del mercado cayó un 25% entre 2007 y 2014. La suma de las tres mejores animadas de Hollywood descendió un 54%.

Las buenas noticias, en esta peculair lectura de resultados, son para las tres producciones españolas con mejor taquilla en estos años. En 2007 vendieron 6.712.600 entradas de forma consolidada, representando un 5,7% del mercado global. El orfanato encabezaba el grupo con 4,42 millones de entradas; [Rec] era la segunda con 1,43M y Las 13 rosas la tercera con 0,86M.

Tres años después, en 2010, el peso de las tres mejores españolas cayó de forma dramática hasta el 3,8% del mercado (la cuota descendía un 34% en relación a 2007). Tres metros sobre el cielo fue la que más espectadores atrajo (1,59M) seguida de Que se mueran los feos (1,13M) y Los ojos de Julia (1,11M). Entre las tres, 3.825.700 entradas vendidas, un 43% menos que tres años antes cuando el mercado en su conjunto había caído un 13%.

La recuperación vino entre 2012 y 2014. En 2012 Lo imposible lideraba el mercado con sus 6.129.000 espectadores, Las aventuras de Tadeo Jones era la animada más vista del año con 2.761.400 entradas vendidas y Tengo ganas de ti se sumaba al trio ganador con 1,98 millones de visitas a las salas. Sumaban 10.875.000 espectadores, un 11,5% del total del mercado. En relación a 2010 el Top-3 de españolas aumentaba, en cifra absoluta, un 184% y un 207% en cuota. El conjunto de la asistencia había caído un 7%. Respecto a 2007 la cifra absoluta crecía un 62% y la cuota un 101%. El mercado había descendido un 19,5%.

2014 estuvo marcado, como todos bien sabemos, por el éxito descomunal de Ocho apellidos vascos y sus 9.516.300 entradas vendidas. El niño se sumó a la fiesta con 2,76 millones de espectadores y Torrente 5 reunió a 1,83 millones de seguidores. Entre las tres, 14.100.600 entradas que representaron una cuota del 16% del mercado global. En cifra absoluta se había crecido un 30% respecto a 2012 y un 110% en relación a 2007; en cuota, un 39% y un 179% respectivamente. El mercado, en su conjunto, había caído un 7% en 2014 respecto a 2012 y un 25% en relación a 2007.

Podríamos resumir, por tanto, que mientras las grandes superproducciones de acción real de Hollywood han trampeado la crisis manteniendo con bastante dignidad su cuota de mercado, las animadas han sufrido más los rigores de la misma (o, dicho de otra manera que también vale, no han sabido mantener el nivel de interés entre su target primario). Unas y otras, que no se olvide, han perdido asistencia por cifra absoluta como también ah sucedido con el conjunto del mercado. El cine español (al menos sus más grandes apuestas) no obstante, ha sabido encontrar una oportunidad de destacar en tiempos difíciles. Historias que han sabido atraer a miles de aficionados a las salas cuando, por lo general, se vivían tiempos de deserción, se han traducido en resultados históricos tanto en cifra absoluta como en cuota en relación al mercado general.

Aunque este no es un estudio estadísticamente fiable sí que permitiría extraer, al menos, una sencilla lectura: conviene estar muy encima de los consumidores, entenderlos, mimarlos, para no perderlos cuando las cosas se ponen feas. Y vale esto para las grandes superproducciones de Hollywood como también para el resto de películas. Y muy especialmente, para las destinadas al público infantil y familiar: lo que antes de la crisis arrasaba y se codebaba con las mejores taquillas de cada ejercico ahora está unos cuantos escalones más abajo. Y no pasa lo mismo en todo el mundo.

Aunque como digo en muchas ocasiones, cada cual puede hacer la interpretación que más le plazca. O incluso no sacar conclusión alguna por la irrelevancia de los datos aportados. También vale y te evitas darle vueltas a la cabeza, que bastante ocupada está ya con el día a día...

Categorías: Cine , Mercado de cine

Juan Herbera   17.ago.2015 08:24    

Otra de espías y otra comedia desenfrenada, a por el tercer puesto

    jueves 13.ago.2015    por Juan Herbera    1 Comentarios

Continúa a buen ritmo el número de estrenos durante el verano. Desde inicios de julio hasta el pasado fin de semana se habían estrenado 52 títulos, una media de casi nueve por semana. Para no romper la costumbre desde mañana se incorporan otras diez películas a la cartelera. Quizás sea por aquello de que el sábado es festivo, si bien la última vez que el calendario coincidió con el de este año el comportamiento de la taquilla, como veremos posteriormente, no fue precisamente generoso en mayores ingresos.

Sumándose a las historias de espías llega a las pantallas norteamericanas y españolas, de la mano de Warner, Operación U.N.C.L.E. (The man from U.N.C.L.E.), ambientada en la guerra fría con un agente estadounidense y otro soviético que, a pesar de sus diferencias, se ven obligados a trabajar juntos por el éxito de una misma misión. Si hacemos caso a las previsiones de BoxOffice.com la película no gozaría de una gran apertura ($16 millones/€14,5M), si bien debería jugar a su favor la presencia de Henry Cavill (el último Superman) al frente del reparto y la de Guy Ritchie tras la cámara (el realizador de las dos entregas de la versión moderna de Sherlock Holmes).

De cara al estreno de Operación U.N.C.L.E. en España podemos buscar alguna similitud con Kingsman: servicio secreto, si bien ésta arrancó en su mercado doméstico claramente mejor (con $36 millones) y contaba con un reparto bastante reconocible por el gran público. La de Fox debutó con 1.141.400€ promediando 3.480€ en 328 complejos a inicios de marzo, suponiendo un 3.5% en relación al primer fin de semana norteamericano. Si la de Warner repitiese coeficiente haciendo caso a la previsión de BoxOffice.com no pasaría de los 507.500€. Caso de lograr crecer hasta el 4.5% (por aquello de que una buena campaña, con las bondades comerciales del mes de agosto, puede permitir mejorar ante una cifra de referencia tan discreta como la proyectada por la web estadounidense) la taquilla de los tres primeros días se iría hasta los 652.500€, lo cual supondría promediar cerca de 2.200€ en los 299 cines donde la estrena Warner (337 pantallas con versiones doblada y subtitulada al castellano).

El director Judd Apatow debutó con un éxito inesperado en el verano de 2005, el de Virgen a los 40, que recaudó $110 millones en Norteamérica. Su siguiente trabajo, Lío embarazoso (2007) aún mejoró registros (casi $150 millones). Con Hazme reir (2009) se relajaron las cosas ($52 millones) que volvieron a mejorar con Si fuera fácil ($67,5M). Y ahora llega Y de repente tú (Trainwreck), para la que ha contado con Amy Schumer como actriz principal y guionista. Y de nuevo la apuesta ha salido ganadora. Estrenada a mediados de julio, arrancó con $30,10 millones (€27,8M) y ya leva acumulados $91 millones.

Y de repente tú es una especie de combinación argumental de Resacón en Las Vegas y Ted, con una protagonista que vide la vida disfrutándola al máximo en todos los sentidos, sin ataduras de ningún tipo. Hasta que el amor aparece de repente... Los dos trabajos anteriores de Apatow no tuvieron suerte en el mercado español. Hazme reir no pasó de los 255.000€ en su primer fin de semana (media de 1.400€ con 182 copias) mientras Si fuera fácil se quedó en 292.000€ promediando 1.245€ en 235 locales. Los precedentes, visto lo visto, no invitan a un optimismo excesivo. Un primer parcial de 600.000€ significaría representar un escaso 2.1% de la apertura norteamericana, pero cuesta imaginar una taquilla mucho más alta (Malditos vecinos, comedia de la misma distribuidora, rozó los 603.000€ en mayo del año pasado sin llegar al 2%). La media estaría alrededor de los 2.345€ vistos los 256 cines en que la estrena Universal (259 pantallas de las que 9 ofrecerán la versión original subtitulada).

El director Miguel Ángel Vivas tienes dos largos en su haber, Reflejos (2001) y Secuestrados (2010). Suguiendo con el género del thriller apuesta ahora por una historia postapocalíptica, Extinction, coproducción con Estados Unidos, Francia y Hungría con actores fundamentalmente estadounidenses. La misma distribuidora, Sony, estrenó un thriller de producción nacional a finales del año pasado, Musarañas, que recaudó 350.650€ en su primer fin de semana promediando 1.740€ en 202 cines. Ahora bien, por temática, el referente debería ser Los últimos días, que debutó con 784.000€ a finales de marzo de 2013 dejando una media de 2.895€ en 271 complejos. Vistos los 222 cines en que se estrena, Extinction no debería conformarse con menos de 2.000€ por local, si bien repitiendo la media de la producción de De la Iglesia se acercaría a los 390.000€.

También el director catalán Daniel Benmayor ha probado suerte en el mercado norteamericano. Había dirigido Paintball en 2009 y Bruc, el desafío en 2010. Su nueva película, Tracers, ha ido directa a DVD en buena parte de los mercados internacionales, incluido el norteamericano. eOne la estrena en 129 cines (todo doblado al castellano) con, es de suponer, modestos objetivos comerciales. Todo lo que sea superar los 700€ por local sonaría a sorpresa.

Señor Manglehron, con Al Pacino y Holly Hunter, llega de la mano de A Contracorriente a 41 salas (7 en versión original subtitulada); la coproducciòn hispano-argentina Sin hijos, protagonizada por Diego Peretti y Maribel Verdú, es la apuesta de Syldavia; el drama ruso El cartero de las noches blancas  la estrena Film Buro mientras Betta Pictures sitúa la británica El bailarín del desierto en 7 cines (todos en versión original subtitulada). Avalon, por su parte, repone el drama francés Mala sangre en cinco cines y La Aventura Audiovisual estrena la producción australiana de 2011 El último cazador (The hunter) en dos locales (ambos dcp's en versión original subtitulada).

Hace un año Guardianes de la galaxia debutaba desde el primer puesto del ranking con 1.690.000€ promediando 4.450€ en 380 locales. Los Mercenarios 3 se situaba segunda arrancando con 965.500€ y una media de 3.135€ en 308 complejos. El Top-5 ingresaba €4,13 millones y suponía el 73% de un fin de semana que recaudaba €5,66 millones, un 5% de mejora respecto a la semana anterior.

El fin de semana del 15 de agosto, aunque incluya un festivo extra en viernes (caso del año pasado) o en sábado (caso de este año), no es especialmente bueno en taquilla. Si al ligero incremento del año pasado (con cifras absolutas por debajo de los 6 millones para el conjunto de la cartelera) añadimos lo sucedido en 2009 (se cayó un 16% con tres novedades en el Top-5) tendremos razones suficientes para ser prudentes en las estimaciones.

Misión Imposible: nación secreta podría caer entre un 50% y un 55% en su segunda estancia, con lo que añadiría a su parcial en torno a 800.000€. Si Del revés (Inside out) descendiese un 35% recaudaría 735.000€ en su quinto fin de semana. Tras ellas aparecerían, ambas movièndose en el entorno de los 550.000€/600.000€, Y de repente tú y  Operación U.N.C.L.E. La quinta plaza sería para Extinction, si bien en caso de resbalón Ciudades de papel y Los Minions estarían al acecho con cifras algo por encima de los 200.000€.

A las cinco más taquilleras del fin de semana podría costarles alcanzar los €3 millones. Incluso representado un 70%, el total de la recuadación, entre viernes y domingo, no pasaría de los €4,2 millones. Cifras demasiado bajas para un mes de agosto que romperían la dinámica iniciada a mediados de junio con el estreno de Jurassic World. Han sido nueve fines de semana consecutivos con saldo positivo en la comparativa con 2014. Lástima que la tendencia se interrumpiese ahora.

Categorías: Avance de estrenos , Cine

Juan Herbera   13.ago.2015 08:17    

Juan Herbera

Bio Desde la taquilla

Soy Juan Herbera, analista de taquilla de cine. Cada viernes estoy pendiente de cuántos cines proyectarán las novedades de la cartelera; es sábado y no puedo esperar al lunes para saber cómo han arrancado los estrenos en taquilla; es domingo y necesito imaginar cómo queda el ranking del fin de semana. Cuando llega el lunes puedes imaginar cuáles son mis prioridades: observar, analizar y extraer conclusiones sobre cómo se ha comportado la taquilla de cine. Pero necesito contarlo, compartirlo con más adictos como yo o, sencillamente, con quienes sienten curiosidad por cómo funciona el mercado de eso que llamamos cine y que tanto nos engancha. Yo te lo cuento. Pero a cambio te pido que me ayudes aportando tus comentarios. Una película se hace mejor y más grande cuanta más gente la ve y habla bien de ella. De eso se trata, de hacer crecer DESDE LA TAQUILLA gracias a las aportaciones de todos. ¿Nos acomodamos? Empieza la sesión.
Ver perfil »

Síguenos en...