'Angry birds' cambia de pantalla

    jueves 12.may.2016    por Juan Herbera    5 Comentarios

Hoy no me extenderé en el análisis de los estrenos. Así como durante todo el tiempo que ha durado el blog he procurado aportar toda la información que me ha parecido relevante para tener referencias válidas que pusieran en contexto el potencial comercial de una apertura en España (probablemnete la mayoría de las veces con excesiva cantidad de datos y porcentajes; muchas veces con la sana discrepancia de una parte de los lectores de este espacio), hoy no vale la pena buscar tantas similitudes actuales o pasadas. Centrémonos en lo que pueda hacer cada título y no alarguemos la (mi) agonía.

Hace años Sony decidió apostar por llevar a la gran pantalla uno de los juegos más populares de la última década, Angry birds. Casi nadie se pudo resisitir a jugar desde cualquier dispositivo digital a lanzar pájaros contra todo tipo de construcciones. Una tematización tras otra, se podían contar por millones y millones las descargas del jueguecito en cuestión. El único pero que se le puede poner a esta adaptación cinematográfica, en lo que a popularidad se refiere, es que llega cuando el éxito del juego no está en su nivel máximo. Por lo demás, parece una apuesta segura para las taquillas.

A los cines norteamericanos llegará el viernes 20 de mayo, pero a buena parte de los mercados internacionales ha empezado a llegar desde esta misma semana. Para el primer fin de semana en Estados Unidos y Canadá se espera una recaudación de unos $43 millones (€37,6M) lo que, de confirmarse, supondría la segunda mejor apertura de todos los tiempos para la adaptación a la gran pantalla de un vídeo juego, tras los $47,7 millones logrados por Lara Croft: tomb raider en 2001 (ajustando por la inflación hoy serían $72 millones), si bien ésta no era una película de animación como sí lo es Angry birds.

A lo largo de los años que he hecho análisis de taquilla el peso de la taquilla de apertura en España respecto al norteamericano ha ido evolucionando a la baja; hubo un tiempo, al inicio de la década de 2000, en que solía suponer una media de entre el 8% y el 10%, con casos excepcionales (que no esporádicos) que solían mejorar ese registro (entre ellos algunas animadas de Disney). Actualmente nos movemos entre el 3% y el 5%, con honrosas excepciones por arriba y bastantes casos por debajo (sin ir más lejos lo sucedido con Capitán América: civil war hace pocas fechas).

Si la recaudación del primer fin de semana en España fuese un 5% de la estimación de apertura norteamericana Angry birds recaudaría 1.880.000€ en sus tres primeros días de exhibición. Sony la estrena en un mínimo de 584 pantallas de 363 cines (65 salas ofrecerán la versión en 3D, 26 exhibirán la versión doblada al catalán y otras 13 la original subtitulada), por lo que el promedio por local se situaría en los 5.180€. Si le diese por arrancar moviéndose en la banda baja de la horquilla los ingresos caerían hasta los 1.130.000€ y la media sería de 3.110€ por complejo.

Universal da salida esta semana a una producción independiente norteamericana de terror, La bruja (The witch), cuyo paso por el mercado norteamericano no dejó demasiada huella al recaudar $8,8 millones (€7,9M) en sus tres primeros días el pasado mes de febrero. En Reino Unido no pasó de los 600.000€ promediando 3.350€ en 179 locales en marzo. En España se podrá ver en 192 cines (5 de ellos con la versión original subtitulada) que, de promediar en torno a 1.500€, podrían generar un primer parcial que se moviese alrededor de los 300.000€.

El thriller bélico de origen británico Espías desde el cielo (Eye in the sky) tampoco ha tenido suerte en su carrera comercial. En Reino Unido logró arrancar con 1.400.000€ a mediados de abril (media de 3.270€ en 428 ubicaciones) pero no hay ninguna buena cifra en el resto de territorios. En Norteamérica tuvo un estreno limitado en marzo y se abrió a unas 1.000 salas cuatro semanas más tarde, momento en que recaudó $3,96 millones. A pesar de todo ello eOne la estrena aquí de forma mucho más ambiciosa, situándola en 275 locales (5 salas exhibiendo la versión original subtitulada). Promediando 1.200€ permitirían ingresar unos 330.000€ en el primer fin de semana.

Con 97 copias (80 en versión doblada, 8 subtituladas y 9 combinando ambas) se estrena la norteamericana El hombre que conocía el infinito (Vértigo); con 40 copias (36 dobladas y 4 subtituladas) lo hace la francesa El hombre perfecto (Karma); con 29 copias (15 dobladas, 8 subtituladas y 6 mixtas) arranca la islandesa Corazón gigante (Surtsey); la norteameriana Llena de Gracia (EDF) lo hace con 12 copias (todas dobladas menos una que combina sesiones con la subtitulada); la británica Absolutamente todo (Wanda) se verá en 7 locales (5 en versión original subtitulada y dos combinando con la doblada) mientras la norteamericana La última apuesta (La Aventura) se exhibe en dos salas (ambas con la versión original subtitulada).

También se estrenan esta semana la británica High-rise (Betta), la finlandesa Reina Cristina (Film Buro) y las españolas Esa sensación (Márgenes distribución), Bombay goa express (Picueño distribución) y el documental Cervantes, la búsqueda. Catorce novedades. No está nada mal, ¿verdad?

El estreno de Mad Max: furia en la carretera lideraba el ranking de hace un año (1.079.000€ con una media de 3.320€ en 325 cines); una cartelera que recaudaba en su conjunto unos escasísimos 4.145.660€ de los que 2.629.000€ (un 63%) correspondían al Top-5. Salvo cataclismo inesperado, este año se superarán con comodidad uno y otro registros.

Si Angry birds arranca por la banda alta de la horquilla antes descrita (€1,8/€1,9 millones) será, sin discusión alguna, el nuevo número uno. De quedarse corta debería vigilar con el quinto fin de semana de El libro de la selva. Si la de Disney descendiese entre el 25% y el 30% ingresaría entre 1.112.000€ y 1.200.000€. La tercera plaza será para Civil War que, perdiendo entre un 50% y un 60% en su tercera estancia aún recaudaría entre 668.000€ y 835.000€. Las otras novedades de la semana que podrían meterse en el Top-5 tendrán que estar pendientes del mantenimiento de El olivo en su segunda semana. Un descenso del 25% de la de Icíar Bollaín le reportaría unos 280.000€.

That's all folks!

Categorías: Avance de estrenos , Cine

Juan Herbera   12.may.2016 08:07    

Resisten los de arriba ('Civil War' y 'El libro de la selva') mientras los nuevos titubean

    miércoles 11.may.2016    por Juan Herbera    0 Comentarios

Veníamos de un fin de semana peculiar, con festividad el lunes en buena parte del país que lo convertía en puente con doble víspera y doble festivo. Normalmente eso suele implicar que el fin de semana siguiente debería presentar porcentajes de descenso más pronunciados de lo habitual. Pues para los títulos más comerciales de la cartelera no fue así. Y eso que los más agoreros justificaban de antemano un mal resultado aparándose en que el lunes empezaba la primera edición de la Fiesta del Cine. Pues no sé qué argumentarán cuando interpreten la taquilla del pasado fin de semana. Es lo que tiene funcionar a base de clichés y sin acudir al histórico de resultados.

Este es el último post de análisis de taquilla, por lo que no nos entretendremos demasiado y lo haremos todo un poquito más light. Las despedidas, cuanto más cortas y más ligeras, mejor para todos.

 

 

Capitán América: civil war podía haberse marcado un descenso del 65% y nadie se lo hubiese echado en cara. Su estimado de 1.660.000€ supone, no obstante, una pérdida del 55,5% en relación a sus tres primeros días por lo que el acumulado, tras diez días en cartel, se situaba en los 6.615.000€ y los 1.005.000 espectadores. Con un mantenimiento equivalente al de La era de Ultrón (fin de semana de estreno x 2,8) apuntaría a un final en el entorno de los 10.455.000€; sumándole la cifra del 2 de mayo (medio festivo extra) alcanzaría los 11.000.000€. El soldado de invierno y Iron Man 3 multiplicaron su apertura por 2,6 veces.

Capitán América: civil war se estrenó el pasado fin de semana en Norteamérica. Tras unos días previos en que se especulaba con la posibilidad de que recaudase por encima de los $200 millones entre viernes y domingo finalmente su cifra inicial acabó siendo de $181,8 millones (€159,6M). Así las cosas, la taquilla de estreno en España supuso un escaso 2,3% si tenemos en cuenta lo ingresado en los tres primeros días (3.734.000€) o un 2,6% si considerásemos lo recaudado incluyendo el lunes (€4,24 millones). Ni las dos entregas anteriores de Capitán América, ni Iron Man 3, ni las dos películas de Los Vengadores ni Deadpool presentan registros tan bajos. Seguro que algo he calculado mal, ¿verdad? Porque como lo de Marvel aquí no puede funcionar mejor ni se pueden hacer según qué comparativas...

Y muy cerca de dar la gran sorpresa se quedó El libro de la selva. Porque si Civil war aguantó bien en segunda estancia mucho mejor aún lo hizo la adaptación del clásico animado que, con un estimado muy próximo a los 1.600.000€, apenas si se dejó un 22% en su cuarto fin de semana. Finalizado el pasado fin de semana ya la habían visto unas 2.045.000 personas y su recaudación llegaba hasta los 12.520.000€. Superará, con total seguridad, a Zootrópolis (€13,3 millones de momento) y a El renacido (€14,2M) para convertirse en la mejor taquilla de entre todo lo estrenado en lo que llevamos de 2016. En un escenario conservador (descensos del 35%, 40% y 45% en las próximas seis semanas) llegaría a los 15,5 millones de euros (prácticamente 4 veces su taquilla de apertura). Y no se contempla ahí ni la Fiesta del Cine ni que se meta en temporada de vacaciones de verano. Ojo.

Tres estrenos para completar el Top-5. Con un primer parcial muy próximo a los 370.000€, El olivo (eOne) debutaba promediando 1.760€ por local y atrayendo a unas 53.000 personas a las salas, cifras estas que están un 10% por debajo de las de Katmandú en recaudación absoluta y un 36% en promedio. Con un mantenimiento aceptable (entre 3,5 y 4 veces la taquilla inicial) el resultado final oscilaría entre los €1,29 y los €1,48 millones tras su paso por los cines españoles.

No coló el experimento de Tini: el gran cambio de Violetta (Disney). Por cifra absoluta fue la cuarta mejor taquilla del fin de semana con un estimado de 340.000€, pero su media por complejo es flojísima, apenas unos 1.000€ por local. Nada que ver con los 512.000€ y 3.015€ por cine de Violetta: la emoción del concierto. Eso sí, aquella se estrenó en 170 ubicaciones; esta en más de 300.

Infiltrados en Miami (Universal) tuvo que conformarse con un estimado próximo a los 280.000€, lo que suponía una media de unos 1.600€ por local. Aunque provengan de franquicias diferentes no queda más remedio que comparar con las otras Infiltrados, las de Sony. Infiltrados en clase había arrancado con 343.000€ en mayo de 2012 (media de 1.210€) e Infiltrados en la universidad lo había hecho con 540.000€ en agosto de 2014 (media de 1.970€). Pues tampoco.

Las cinco mejores recaudaciones presentaban un estimado de 4.250.000€, con lo que el global de la taquilla del fin de semana superaba (aunque sin excesos) los €6 millones. Solo el Top-5 ingresaba más que la totalidad de la cartelera en el fin de semana equivalente de hace un año.

De entre los numerosos estrenos que quedaron fuera de los puestos de honor solo dos de ellos superaron los 1.000€ de media por cine. No fue el caso de Triple 9 (DeAPlaneta), que apenas si promedió 900€ con su parcial de poco más de 200.000€ desde la séptima plaza. Dos más abajo aparecía El otro lado de la puerta (Fox) con unos 146.000€ y una media de 1.715€ por complejo. En el puesto 13 se situaba Nacida para ganar (Sony), con 90.000€ y 980€ de media; La venganza de Jane (A Contracorriente) no pasaba de los 61.000€ (565€ por ubicación) desde el puesto 16 mientras Mayo de 1940 (Golem), desde el 18, ingresaba unos 56.500€ para promediar 1.315€.

Que no fuen un fin de semana tan desastroso como algunos quisieron hacer creer (al menos no para aquellas películas que sí interesaban a la audiencia) lo demuestran los mantenimientos de Kiki, el amor se hace, Ratchet & Clank y Zootrópolis. La de Vértigo apenas si se dejó un 27% con un estimado de 278.000€ en su sexta estancia ( acumulaba 5.087.000€ y ya había multiplicado por 5,8 veces su recaudación de estreno); la animada de Precisión se acercó a los 90.000€ lo que suponía un descenso de escasamente un 13% (sumaba 225.000€ tras diez días de exhibición) al tiempo que la de Disney caía un escasísimo 6% al recaudar unos 59.000€ (su parcial rondaba, como habíamos apuntado anteriormente, los €13,3 millones).

Por lo que a los análisis de taquilla se refiere, esto es todo. Queda un post con el avance de estrenos de la semana. Y ya.

Categorías: Cine , Taquilla de cine

Juan Herbera   11.may.2016 08:14    

Persistir

    lunes 9.may.2016    por Juan Herbera    5 Comentarios

El destino ha querido que el final de esta etapa del blog Desde la Taquilla haya coincidido con la reproducción de una serie de cinco artículos del analista y consultor Dan Schechter publicados por la revista digital especializada The Wrap, el último el del pasado lunes, todos ellos dedicados a analizar la dura realidad del mercado cinematográfico norteamericano y a aventurar posibles vías de salida para hacer crecer de nuevo la asistencia a las salas y aumentar la recaudación en taquilla, todo ello sopesando pros y contras y desde la óptica tanto de las distribuidoras como de los circuitos de exhibición.

No se me ocurre mejor manera para despedir este espacio de los lunes, dedicado a comentar temas relacionados con nuestro mercado, con la industria en general; probablemente el más exigente de los tres. Los otros dos, el de análisis de taquilla (últimamente publicado los miércoles) y el de avance de estrenos (que os llegaba los jueves) tenían una mecánica más recurrente y respondían, en cierto modo, a una herencia, a lo que un servidor ya había hecho cuando Desde la Taquilla vivía en la red de forma autónoma.

En esa serie de artículos se resume todo aquello por lo que yo he luchado todos estos años (y por lo que espero seguir luchando unos cuantos más), haya sido desde la posición profesional que haya sido: observar el comportamiento del mercado, ver su evolución, analizar sus resultados, identificar problemas, apuntar soluciones; sin prejuicios, sin apriorismos, sin frentismos, sin buscar el conflicto entre las partes, entendiendo el mercado como el terreno de juego común de unos y otros donde cada parte debe defender sus intereses pero donde todos tienen la obligación de pensar en el espectador y en el futuro del cine como espectáculo global y masivo.

Análisis y consultoría. Qué rápido se dice, qué fácil parece. Y en nuestro país no lo es. Bucead un poco en la red; encontraréis muchos casos como el de The Wrap y Schechter, medios decididos a apostar por un enfoque profesional a la hora de abordar el mercado cinematográfico, con analistas de primer nivel dentro y fuera de los equipos propios (Variety, The Hollywood Reporter, Deadline, Screen International, Vulture, Forbes, The New York Times, BoxOffice Mojo, ComingSoon, The Numbers, BoxOfficePro, HSX, Exhibitors Relations, etc., etc., etc.); gracias a ellos (y a que navegar entre sus páginas es gratuito) he podido mantener un nivel aceptable a la hora de haceros llegar los distintos post cada semana.

Eso era el análisis; luego está la consultoría, en la que confían las empresas del sector (las de allí, insisto) para obtener información de calidad que luego les ayude a mejorar en la toma de decisiones. No hay que ir muy lejos para saber quien encarga y de qué sirve. Hay multitud de estudios; algunos muy profundos, pero hay uno que cada año, durante el primer trimestre, llega a todos los medios que cubren la realidad del mercado cinematográfico norteamericano; ese informe anual de la MPAA que detalla no solo el número de espectadores y la recaudación, sino que lo desglosa por sexo, tramos de edad, frecuencia de asistencia, asistencia per cápita, peso del 3D, promedio de títulos por espectador... datos y más datos; y sus porcentajes de variación año tras año. Así todo es más fácil, ¿no os parece?

Cuando el 13 de diciembre de 2011 colgué mi primer post en este blog, el de presentación, me hubiera gustado pensar que, cuatro años y medio después, nuestro mercado empezaría a parecerse a esos otros de referencia. No es así. Seguimos aceptando que la información de taquilla sea aquí un privilegio, esté semioculta y llegue con cuentagotas cuando en esos otros países se ofrece a diario con todo lujo de detalles; seguimos asumiendo que los estudios a fondo solo los pueden hacer unos pocos que no somos nosotros y preferimos mirar hacia otro lado cuando tenemos la oportunidad de cambiar esa dinámica; seguimos convencidos de que nadie sabe más que nosotros de nuestro negocio (menos de finanzas, asuntos legales y en ciertos asuntos de publicidad, para lo que la ayuda externa no solo es aceptada sino que se considera imprescindible que lo sea) y de que nadie tiene que decirnos cómo salir de la crisis (sectorial y general) aunque hayamos perdido más de un 46% de la clientela en solo doce años.

Pero no hay que resignarse. También es fácil decirlo, y difícil (muy difícil a veces, creedme) no caer en la maldita resignación; esa que te hace parar, mirar a tu alrededor, echar la vista atrás y comprobar lo poco que se ha avanzado y los muchos esfuerzos que se han quemado. Pero no puede uno detenerse ahí; el riesgo de abandonar es muy elevado. Si se cree en lo que se hace, si se está convencido de que haciendo bien las cosas el mercado se beneficiará, si se es un apasionado y un convencido de esa apuesta por la investigación, el análisis y la reflexión compartida como fórmula para avanzar en la buena dirección, entonces no se puede parar. Hay que seguir, por difícil que sea; persisitir. Una y otra vez. Persistir.

Al blog Desde la Taquilla le quedan dos artículos más, pero la taquilla y el mercado cinematográfcios seguirán ahí. Bien vivos, deseosos de que muchos profesionales y aficionados le presten la atención que se merece y que esta tenga los altavoces que se requiere para darles notoriedad. No les falléis; os necesitan.

Gracias por estar ahí, por ayudar, por colaborar, por comentar, por criticar, por aportar. Por persistir.

No acudiré a nuestra cita tres veces por semana desde esta tribuna, pero estar, yo también estaré. Persistiendo.

Categorías: Cine , Mercado de cine

Juan Herbera    9.may.2016 08:07    

'Capitán América' y 'El libro de la selva' a salvo de otra avalancha de estrenos

    jueves 5.may.2016    por Juan Herbera    0 Comentarios

Catorce estrenos la semana pasada, otros tantos a partir de mañana, doce la semana que viene, doce más la siguiente... Suma y sigue. Por si alguien tenía dudas sobre si el mercado está vivo; al menos, en lo que a número de novedades se refiere, hay donde elegir. Otra cosa son los resultados. Pero eso ya depende de los números de cada cual. Y de eso cada uno sabe lo suyo. Faltaría más.

Si algo funciona, no lo toques. Bajo esa premisa lleva años moviéndose la industria cinematográfica mundial. Y aquí no vamos a ser menos. Esta semana tenemos una nueva muestra. El segundo fin de semana de mayo de 2014 llegaba a las pantallas Violetta: la emoción del concierto, adaptación de la exitosa serie televisiva producida por Disney Channel. En nuestro país arrancaba con 512.415€ promediando 3.015€ en 170 locales. Justo dos años después es el turno de Tini: el gran cambio de Violetta, una comedia romántica juvenil que pretende beneficiarse de la serie original y la película anterior aunque poco o nada tenga que ver con ellas (más allá de que su protagonista femenina y uno de sus compañeros de reparto provengan de la Violetta anterior).

Por si cuela, Disney la estrena en 370 pantallas, bastantes más de las 220 que exhibieron el concierto dos años atrás. Sin la serie triunfando en la pequeña pantalla (ni una secuela que permitiese identificar ese universo con la nueva película) cuesta imaginar que el gancho comercial se mantenga intacto.

Universal, por su parte, ha decidido jugar a la confusión en nuestro país con su nuevo estreno. Me explico. En marzo de 2012 Sony estrenaba 21 Jump Street, una comedia protagonizada por Jonah Hill y Channing Tatum que contaba con Ice Cube en su reparto y que sorprendió muy gratamente en su taquilla doméstica ($36,3 millones en apertura, razón suficiente para dar pie a una secuela). Dos meses más tarde llegaba a España bajo el título de Infiltrados en clase. En junio de 2014 llegaba a las salas 22 Jump Street, con el mismo equipo técnico y artístico, y rompía todas las previsiones con unos sorprendentes $57 millones en su primer fin de semana. Aquí Sony la tituló Infiltrados en la Universidad y la estrenó en agosto.

En enero de aquel 2014 Universal estrenaba en Norteamérica Ride Along, película protagonizada por Kevin Hart y Ice Cube, que debutaba con unos muy buenos $41,5 millones en su taquilla doméstica pero que no debieron parecer lo suficientemente convincentes de cara a su recorrido internacional, muy corto y con poco peso en la taquilla global (apenas un 13% de sus ingresos provinieron de fuera de Norteamérica). De hecho, en España no llegó a los cines. A pesar de ello, Universal apostó por la secuela (también con el mismo director y protagonistas de la original) y Ride Along 2 se estrenó en enero en Norteamérica recaudando $35,2 millones (€32,3M).

Por la razón que sea Universal ha decidido que esta segunda parte sí debe llegar al máximo de territorios fuera de sus fronteras americanas. De ahí que se estrene en España (sin que se conozca la anterior) y que lo haga bajo el sorprendente título de Infiltrados en Miami. ¿Quién no creería que estamos ante la tercera entrega de la anterior saga? Pues no. Solo Ice Cube parecería el nexo de unión. Y, de paso, le han quitado un posible título a 23 Jump Street, que tiene previsto su estreno para el próximo año. Sony tendrá que hilar muy fino...

En el momento de publicar este artículo desconozco el dato referido a locales de estreno en nuestro país.

A finales de febrero se estrenaba en Norteamérica el thriller Triple 9, que empezaba su andadura comercial con unos muy discretos $6,1 millones (€5,59M). En Reino Unido arrancaba con €1,09 millones (media de 2.435€ en 448 cines), en Francia lo hacía con 638.000€ en sus cinco primeros días (promedio de 2.660€ en 240 locales) mientras que en Italia, hace quince días, debutaba con 539.000€ promediando 1.940€ en 278 salas entre jueves y domingo. DeAPlaneta la distribuye en unas 225 pantallas.

Algo más de cuatro años han pasado desde que se estrenase, en febrero de 2012, la última película dirigida por Icíar Bollaín, Katmandú, que arrancaba con 409.210€ promediando 2.750€ en 149 locales. Su nuevo trabajo es la coproducción hispano-alemana El olivo, con Javier Gutiérrez al frente del reparto, que eOne sitúa en 209 salas de otros tanto cines (dos de ellas ofreciendo la versión original en castellano con subtítulos en inglés). Las cuatro producciones españolas que estrenó eOne el año pasado se movieron entre los 437.700€ de Las ovejas no pierden el tren (media de 1.640€ en 267 cines) y los 304.000€ de Ma ma (970€ de promedio en 313 ubicaciones). Parece complicado que El olivo se acerque al promedio de Katmandú e incluso a su cifra absoluta, para la que precisaría una media de 1.960€. Todo apunta a un debut claramente más modesto.

A Contracorriente da salida al western norteamericano La venganza de Jane, con Natalie Portman e Ewan McGregor como grandes reclamos comerciales, de la que distribuye 108 copias (100 en versión doblada y 8 subtituladas), al tiempo que Sony apuesta por la comedia española Nacida para ganar, que se podrá ver en 92 pantallas. Fox, por su parte, estrena la británica de terror El otro lado de la puerta en 85 cines (todos con la versión doblada) mientras Filmax opta por el drama norteamericano Freeheld, un amor incondicional (con Julianne Moore, Ellen Page y Steve Carell como protagonistas) con 80 copias, 66 con la versión doblada, 5 con la subtitulada y 9 con ambas versiones.

Golem se encarga de distribuir la francesa Mayo de 1940 en 43 pantallas (9 ofreciendo la versión original subtitulada); Good Films lleva a 8 locales la surcoreana Ahora sí, antes no y Paco Poch estrena la lituana Peace to us in our dreams en 6 salas. Premium elige la española Re-emigrantes, El Sur hace lo propio con la ucraniana The tribe y Contenidos Audiovisuales apuesta por la española Lejos del mar.

El año pasado por estas fechas se iniciaba un "periodo negro" de cinco semanas en que las recaudaciones tocaron fondo. Fueron las peores del año, con un primer parcial de 4.165.000€ en que la mejor cifra de un estreno correspondió a El viaje más largo, segunda en el ranking con 345.000€ y una media de 1.215€ en 284 cines. Tras ella aparecía Suite francesa con 326.500€ (promediando 1.390€ en 235 complejos). El Top-5 se quedaba en 2.595.000€ y suponía un 62% de la recaudación global del fin de semana.

La era de Ultrón, el año pasado, y El soldado de invierno, hace dos ejercicios, perdieron el 63% y el 64% de la recaudación de su primer fin de semana al cumplir con su segunda estancia. Dejarse entre un 60% y un 65% significaría para Capitán América: civil war ingresar entre 1.300.000€ y 1.485.000€. A pesar de ello no vería amenazada su primera posición ya que, para ello, El libro de la selva debería ceder entre un 28% y un 36%. Viniendo como viene de un fin de semana especial (por el doble festivo del lunes 2 de mayo en buena parte del país) en que se dejó el 29%, lo más probable es que caiga por encima de esos registros. Perder un 40% le permitiría sumar 1.225.000€. Como la semana pasada, se debe abrir un importante hueco entre estas dos películas y el resto de aspirantes a la parte alta del ranking de recaudaciones.

Y a partir del lunes, la primera Fiesta del Cine de 2016. A disfrutarla.

Categorías: Avance de estrenos , Cine

Juan Herbera    5.may.2016 08:05    

'Capitán América: civil war' (€4,2M) y 'El libro de la selva' (€2,4M) dominan a placer el puente de Mayo

    miércoles 4.may.2016    por Juan Herbera    5 Comentarios

Vino muy bien la festividad del lunes 2 de mayo en una parte significativa del territorio español. Lo que la taquilla del fin de semana tradicional podía haber dejado corto se maquilló con el segundo festivo. Y así es más fácil evitar cierto análisis autocrítico. Y así, hasta la próxima ocasión.

Capitán América: civil war dominó el ranking como era previsible, con comodidad, pero como también era de esperar, sin acabar de responder con la contundencia que las referencias del resto de mercados internacionales hacían desear. Con un estimado de 3.700.000€ entre viernes y domingo (543.000 espectadores) la de Disney promediaba 9.415€ por complejo pero se quedaba por detrás de los €3,88 millones logrados quince días antes por El libro de la selva en lo que es, hasta el momento, la mejor apertura en lo que llevamos de año.

Ese arranque de Civil War mejora en un 108% al logrado por la primera entrega de Capitán América en 2011 y en un 72.5% al de El soldado de invierno en 2014 pero se queda a un 30% de la entrada de Los Vengadores en 2012 y a un 15.5% de lo ingresado por La era de Ultrón en su fin de semana tradicional el año pasado por estas fechas. Tampoco alcanza, por un escaso 3.5%, lo recaudado en su inicio por Iron Man 3 en 2013. A Deadpool la supera en un 6% por cifra absoluta pero queda un 10% por detrás en promedio.

Añadiendo la taquilla estimada del lunes, el parcial de los primeros cuatro días de exhibición de Civil War en España se situaba en los 4.200.000€, con lo que quedaba a un 4,3% de los ingresos de La era de Ultrón entre viernes y domingo y a un 25% de sus cuatro primeros días, jueves de estreno incluido. Las estimaciones de cara al estreno de esta tercera entrega de Capitán América en su país de origen no paran de crecer. Si hace una semana se esperaban $200 millones entre viernes y domingo, ahora esa proyección llega hasta los $213 millones (€183,65M) en algunos casos. De confirmrse este augurio la recaudación española no pasaría de ser un 2% si considerásemos lo ingresado en el fin de semana y un 2.3% si nos refiriésemos al total del puente.

Un último apunte por si a alguien le sirve para reflexionar: Civil War se estrenaba la semana pasada en 37 países, donde acabó ingresando $200,2 millones (€174,82M) hasta el domingo. Para el conjunto de esos países, la película entró un 5% por debajo de La era de Ultrón (España un 15.5%), un 26% por encima de Iron Man 3 (España un 3.5% por debajo), un 26% por encima de Los Vengadores (España un 30% inferior) y un 157% mejor que El soldado de invierno (España un 72.5%).

De los resultados que recogen los medios especializados la de España es la cifra más baja. La siguiente de la lista, empezando por la parte final, es Malasia (€4,4M), seguida de Thailandia (€5,2m) y Hong-Kong (€5,9M). Por lo que a mercados europeos se refiere, Reino Unido encabeza el grupo con €17,9 millones; a continuación aparece Francia con €8,8 millones y, tras ella, Alemania con €7 millones. Italia estrenará simultánemente con Norteamérica esta semana.

Da gusto despedirse de esta etapa del blog confirmando ciertas teorías en las que me sigo quedando solo cuando las defiendo (con todo tipo de apoyos numéricos y argumentos sobre la mesa). Una es la de que el producto Marvel está infrarepresentado en lo comercial en el mercado español. Acabamos de ver la enésima prueba de ello, aunque quienes deberían preocuparse y ocuparse parecen empeñados en seguir despachandolo todo con eso de que "el cine de comics no interesa tanto al público español" (qué raros somos, caramba).

Otra teoría maldita (para mi, claro) es esa que asegura que no pueden coincidir dos grandes títulos en la misma fecha porque se hace daño y afectan a su taquilla de forma severa. Sin hurgar en la historia (hay incontables casos que rebaten contundentemente esa afirmación) solo recordar lo sucedido hace escasamente cuatro meses con Palmeras en la nieve (era imposible que pudiese funcionar bien a una sola semana del estreno de Star Wars: el despertar de la fuerza, sin ser, además, un blockbuster de Hollywood; y funcionó; ¡vaya si funcionó!) y lo que está sucediendo ahora con El libro de la selva. Ha llegado Capitán América: Civil War, que en manos de Disney busca más al público infantil, y en su tercera semana, la nueva adaptación del clásico va y recauda un estimado de 2.030.000€ entre viernes y domingo lo que supone un descenso de apenas el 27.5%.

Con la cifra del lunes El libro de la selva habría ingresado casi €2,4 millones en cuatro días, con lo que su acumulado se iría hasta los 10.606.000€. Supera así a Deadpool como la tercera mejora taquilla acumulada entre los estrenos de 2016 y pone en su punto de ira a las dos que le quedan por delante: Zootrópolis (€13,23 millones) y El renacido (€14,24M). Con mantenimientos sólidos y la Fiesta del Cine en puertas, todo es posible.

Retomando mi apunte en el post del pasado jueves, las dos primeras del ranking, las dos de Disney, tenían que asegurar €5,5 millones en el escenario más conservador, €6,5 millones en el razonable. Sumaron €5,7 millones entre viernes y domingo y €6,6 millones en el puente.

Magnífico, una semana más, el comportamiento de Kiki, el amor se hace. La de Paco León, Vértigo y Telecinco Cinema logró un estimado de 375.000€ entre viernes y domingo (con todo lo que tenía por delante, no lo olvidemos, por aquello de la canibalización y similares), lo que suponía un descenso de escasamente el 29% en su quinto fin de semana de estreno. Con la taquilla del lunes acumulaba 4.710.000€ y había multiplicado por 5,4 veces lo ingresado en su apetura.

Toro, por contra, cedió en torno a un 49% en su segundo fin de semana con su estimado de 305.000€ lo que, unido a su decepcionante entrada, confirma una corta carrera comercial en las salas para la de Universal. Con el conjunto de la recaudación del puente de mayo su parcial, tras diez días en cartel, no pasaba de los 1.142.000€. El Top-5 lo cerraba Objetivo: Londres con un estimado de 185.000€ entre viernes y domingo, lo que implicaba haberse dejado un 43.5% en su cuarta estancia. Considerando la cifra del lunes alcanzaba los 2.302.000€.

Esas cinco mejores taquillas sumaban un estimado de 6.595.000€ en el fin de semana, lo que proyectaba a un global de 8.210.000€ en el conjunto de la cartelera en esos tres días, un 5.5% inferior a lo recaudado un año antes pero la mejor cifra en nueve semanas que dejaría la comparativa interanual por fines de semana, justo antes de la primera Fiesta del Cine de este ejercicio, con un saldo positivo del 9% (€148 millones frente a €135,6M). La recaudación de los cuatro días del puente de mayo quedó alrededor de los €9,5 millones.

Había muchos otros estrenos. Repasemos rápida y brevemente sus resultados, casi todos ellos muy decepcionantes.

Trumbo: la lista negra de Hollywood (eOne) debutaba desde la sexta posición con un parcial de 173.000€ entre viernes y domingo, unos 210.000€ en los cuatro días. Sus promedios por local, 1.035€ y 1.260€ respectivamente; La noche que mi madre mató a mi padre (Festival) era octava con 170.000€ y 200.000€ en sus tres y cuatro primeros días (medias de 1.600€ y 1.885€ en cada caso).

Tras la comedia negra española, la norteamericana Feliz día de la madre (Alfa), con cerca de 170.000€ entre viernes y domingo y casi 190.000€ en los cuatro días. Sus promedios, 1.125€ y 1.260€ en el mejor de los casos. Ratchet & Clank (Precision), undécima, ingresaba 100.200€ en tres días y 120.000€ en cuatro (780€ y 935€ de media); tras ella, La punta del iceberg (Syldavia) con 88.000€ y 102.000€ (990€ y 1.145€ de media) y Monsieur Chocolat (Vértice), con 82.000€ y 95.000€ (promediando 705€ y 820€).

La única de las novedades que salvó claramente los muebles y que, de nuevo, respondió una vez más a lo que de ella se podía esperar, visto el histórico de su distribuidora, fue El caso Fritz Bauer (Caramel), que empezó su andadura desde la décimoquinta plaza con un parcial de 63.000€ entre viernes y domingo y de 73.000€ en los cuatro días. Su promedio, 2.100€ en un caso y 2.435€ en el otro. Fue la única de todo este grupo que supo medir bien sus fuerzas y que, visto el resultado, acertó con su estrategia de lanzamiento, tanto por presencia de mercado como por promoción.

Mañana (Karma) tuvo que conformarse con 10.500€ en el fin de semana (media de 805€) mientras Quatretondeta (Alfa) se quedaba con 9.500€ (475€ de promedio). Los Andersson en la nieve (Paycom) no pasaba de los 2.850€ en tres días, Crumbs ingresaba 425€ y Backtrack 315€.

Categorías: Cine , Taquilla de cine

Juan Herbera    4.may.2016 07:51    

La imperiosa necesidad de dar un giro a la taquilla cinematográfica

    lunes 2.may.2016    por Juan Herbera    2 Comentarios

The Wrap sigue cediendo espacio a Dan Schechter en su profundo análisis de la realidad de la industria cinematográfica norteamericana. El artículo que abordamos hoy se titula Hacia dónde deben girar los estudios para arreglar la delicada situación del theatrical.

El posible éxito del Screening Room junto a otros productos de visulización en el hogar solo amplifican la necesidad de dar un giro a los ingresos por taquilla

En los artículos anteriores sobre las tendencias de la taquilla debatimos sobre entradas, presupuestos de producción, el papel del 3D y la frontera internacional. El precio de las entradas sigue aumentando e internacional tiene potencial de crecimiento, pero una industria doméstica que presenta una descenso anual del 3% en asistencia no puede continuar por ese camino sin riesgo de desastre.

Sea cual sea la solución para estudios (grandes distribuidoras) y exhibidores, todos podemos estar de acuerdo de que deben hacer algo.

Para los estudios, centrar el foco en los grandes estrenos con bases de fans ya consolidadas trae a colación temas diversos. Se producen menos películas, por lo que el riesgo se reparte entre menos bienes. De hecho ya no hay más grandes franquicias en disposición de ser adquiridas. Están dibujando una audiencia más estrecha a la que ofrecen títulos conocidos, y los consumidores están empezando a demandar menos tiempo entre el estreno en las salas y el doméstico y acceso digital ubicuo.

Mientras tanto, los exhibidores afrontan continuas presiones por un tráfico (de público) a la baja y una recaudación relativamente estancada. La innovación del 4K no parece destinada a suponer el mismo tipo de reclamo que tiene el 3D, y la disparidad de costes ente dos horas en el cine y dos horas en casa está aumentando. Además, la calidad del contenido en la pequeña pantalla está ahora a la par -y a menudo incluso por encima- con la de los cines.

Sea cual sea la solución para estudios y exhibidores, es obvio que tienen que hacer algo. Así es que ¿cual debe ser ese "algo"?

Una de las más creativas -y muy controvertidas- nuevas ideas es la Screening Room (algo que podríamos traducir como Sala de Proyección), un servicio apadrinado por el co-fundador de Napster Sean Parker. En esencia, permitiría a los consumidores acceder a las películas en sus hogares coincidiendo con el estreno cinematográfico pagando $50 por título. El servicio requiere la compra de un decodificador que supone un pago adicional (único) de $150.

Curiosamente, según los informes, los propietarios de las salas reciben $20 de los $50 pagados por el consumidor y el proyecto se lanza con dos entradas de cine tradicionales para el cliente. La Screening Room está haciendo grandes esfuerzos para ofrecer una alternativa al cine tradicional al tiempo que ofrece beneficios al cine tradicional (el pago de los $20 y las entradas tratando de devolver consumidores a los cines).

Sobre el papel, la idea parece magnífica para todos los segmentos del tradicional ecosistema cinematográfico. Parece que la Screening Room tiene algo grande que ofrecer a los consumidores, exhibidores y estudios (a continuación, en el artículo original, aparece un gráfico en que se relacionan los teóricos beneficios más destacables para cada uno de las tres partes tradicionales).

Pero diversas preguntas surgen en relación a este tipo de estructura.

1. ¿Funcionan realmente los números tanto para consumidores como para exhibidores?

Una investigación llevada a cabo por L.E.K. Consulting en ese área indica que el pago de $50 satisfaría a un buen número de consumidores con una situación económica desahogada, chicos y chicas fans y a algún segmento selecto de entusiastas del cine. Muchos chavales disfrutarían viendo Star Wars: el despertar de la fuerza en sus casas, pero ¿cuánta gente, exactamente, está deseando pagar ese precio o cuánta se lo puede permitir?

Y las preocupaciones de los exhibidores tradicionales son realmente válidas. Imagina qué sucede si la compra de una película desde casa, vía Screenng Room, frena a una familia de cinco personas de su idea de ir a un cine tradicional. Sin la venta de cinco entradas y el gasto habitual de una familia en comida y bebidas, los cines podrían perder bastante más que los $20 que reciben del Screening Room.

Dar respuesta a esas preocupaciones requerirá alguna sofisticada investigación para entender las compensaciones para los consumidores, cines y estudios y para calcular los dólares generados y los intercambiados.

2. ¿Es viable un decodificador para los consumidores a $150 en el actual mundo del dispositivo Google Chromecast a $35 y la fatiga de los consumidores ante tanto decodificador?

Muchos han intentado añadir nuevos y más caros decodificadores al hogar del consumidor; pocos han tenido éxito. Apple TV y Roku son notables excepciones. Vender decodificadores a los consumidores es duro. Incluso Netflix depende seriamente de PlayStation 4, Xbox One, Roku y otros para dar su servicio. Son productos baratos como Chromecast y el lápiz de streaming de Roku en los que está interesado el consumidor para comprarlos. Ahora bien, ¿estarán dispuestos a cambiar?

3. ¿Aceptarán los estudios una nueva entidad, generadora de beneficio, sobre la que no tendrán el control y que se entromete entre ellos, los cines y los consumidores?

En el pasado, los estudios han resistido de forma sólida creando organizaciones generadoras de beneficios entre ellos y los locales de exhibición. Por ejemplo, cuando se vio la posibilidad de hacer llegar las películas digitalmente directas a los cines, algunos estudios y exhibidores crearon una "cooperativa" llamada DCDC (la Digital Cinema Distribution Coalition) para hacerlo posible. DCDC funciona como una cooperativa, distribuyendo los beneficios de nuevo hacia la industria, y usa satélites para distribuir películas a los cines. Funciona bien para todos, distribuidores, exhibidores y consumidores. Así es que, dada la experiencia en desarrollar soluciones "in-house", ¿quieren estudios y exhibidores ayuda de terceros, o crearán ellos mismos su propia solución?

4. ¿Es la industria asustadiza?

Sin duda alguna la industria tiene que hacer algo creativo para incrementar los ingresos y dirigir más consumidores hacia las películas. La Screening Room podría ser exactamente lo que la industria necesita hoy, pero la industria se ha visto dañada por algunos nuevos proyectos. Al principio Netflix supuso algunas buenas comisiones para los estudios cinematográficos, pero el viraje de Netflix hacia el contenido televisivo ha supuesto una fuerte competencia para el ecosistema cinematrográfico tradicional. Redbox, como nuevo proyecto, estuvo apoyado al principio por algunos estudios, pero los precios de Redbox eran tan bajos que los consumidores no estuvieron dispuestos a pagar mucho más por el alquiler de una película.

¿Qué nuevo tipo de servicio es la Screening Room? El jurado aún está deliberando sobre esta cuestión. Por ejemplo, algunos ejecutivos lo comparan con lo que sucedió y está sucediendo con la música. ¿Es la Screening Room algo parecido a Sonos, el servicio que hace premium, más fácil y mejor el consumo de música de pago? ¿O es la Screening Room como el viejo Napster, que de forma catastrófica rebajó la cantidad de dinero que la gente estaba dispuesta a pagar por la música?

Categorías: Cine , Mercado de cine

Juan Herbera    2.may.2016 07:56    

'Capitán América: civil war': otro Marvel que va arrasar en EE.UU., otra incógnita en España.

    miércoles 27.abr.2016    por Juan Herbera    0 Comentarios

Según la empresa de venta de entradas Fandango, Capitán América: civil war supera a cualquier otro título de Marvel estrenado hasta la fecha en lo que a venta anticipada en el mercado norteamricano se refiere; según la publicación digital Boxofficepro (antes BoxOffice.com) se estima un primer fin de semana (del 6 al 8 de mayo, una semana más tarde de la apertura en España) cuya recaudación estaría alrededor de los $200 millones (un mes atrás esa proyección se situaba en los $163 millones), cifra que la convertiría en la segunda mejor entrada para una adaptación de Marvel, solo por detrás de la primera entrega de Los Vengadores ($207 millones la primera en 2012, tercera mejor marca de todos los tiempos en Norteamérica).

Una entrada así mejoraría en más de un 200% a la lograda por la primera parte de Capitán América en 2011 ($65M) y en un 110% a la de la segunda en 2014 ($95M). Asimismo, y ciñéndonos a lo sucedido en lo que llevamos de año, superaría en un 20% los $166 millones de Batman vs Superman que, hasta ahora, domina el ranking de aperturas de 2016.

Pues no son malas credenciales, ¿verdad?. Sucede que en España los títulos de Marvel no consiguen lograr cifras que, proporcionalmente, se asemejen a las que presenta el mercado norteamericano. Sin ser cortas en absoluto no se acercan a los récords de nuestro mercado. Olvidando los más de €8 millones con que debutó Spider-man 3 en 2007, lo mejor en los últimos años son los 5.304.000€ de Los Vengadores (media de 13.360€ en 397 cines a finales de abril de 2012), los 4.387.600€ de su secuela justo hace un año (promediando 11.610€ en 378 complejos) y los 3.834.000€ de Iron Man 3 en abril de 2013 (9.730€ de media en 394 ubicaciones). En el caso de La era de Ultrón, se estrenó en jueves víspera de festivo. Si añadiésemos la taquilla de ese primer día, el parcial hasta el domingo crecería hasta los 5.576.300€.

El primer Capitán América debutaba con 1.779.500€ en agosto de 2011 mientras que la secuela, El soldado de invierno, lo hacía con 2.145.000€ promediando 5.230€ en 410 cines a finales de marzo de 2014. En 2016 no es Batman vs Superman el referente del cómic que mejor ha arrancado en España, sino otra adaptación de Marvel, Deadpool y sus 3.480.000€ (media de 10.450€ en 333 complejos).

De todos estos títulos el que mejor peso de la taquilla de apertura presenta, en relación al arranque norteamericano, es el primer Capitán América (3,9%), seguido por las dos entregas de Los Vengadores (3,4% y 3,3%); los más bajos, Iron Man 3 y Deadpool con un 2,9%. Toca, por tanto, esperar que la cifra inicial de Capitán América: civil war en España no sea inferior al 3% de la estimación estadounidense ($200M/€176,85M entre viernes y domingo), lo que apuntaría a un primer parcial de 5.305.500€. Disney la estrena en 393 cines y en un mínimo de 768 pantallas, de las que 646 exhibiràn en 2D (23 en versión original subtitulada), 120 en 3D (todas en versión doblada) y las 2 restantes en IMAX 3D. Obviamente se puede recurrir a excusas de todo tipo para esperar un arranque inferior. No seré yo quien las apadrine.

Trumbo: la lista negra de Hollywood (Trumbo) partía como una de las muchas candidatas tener una buena cosecha de premios. Pareció que se posicionaba bien de cara al reconocimiento de su actor principal, Bryan Cranston (consagrado con su papel protagonista en la serie televisiva Breaking bad); obtuvo las nominaciones más sonoras, pero se quedó sin premio importante alguno. Comercialmente tampoco ha logrado ningún resultado con el que poder presumir, ni a un lado ni a otro del Atlántico. En Europa, Reino Unido la estrenó en 92 locales, Alemania en 90 e Italia en 53, los tres con cifras testimoniales. eOne le da una oportunidad en nuestro país con más presencia, concretamente en 167 salas de otros tantos cines (101 copias digitales, 100 duales y una en versión original subtitulada). Los precedentes de la distribuidora con estrenos en menos de 200 locales no invitan al optimismo. En los últimos tres años, solo dos de ellos superaron los 1.000€ de media por local (y el que mejor fue no alcanzó los 1.600€). Moverse entre 1.000€ y 1.500€ por complejo supondría un arranque de entre 167.000€ y 250.000€.

Primero fue Historias de San Valentín (1.259.000€ en febrero de 2010 promediando 4.200 con 300 copias); luego vino Misteriosa Noche de Fin de Año (555.600€ en las Navidades de 2011 con una media de 2.145€ en 259 cines). Y ahora Garry Marshall (sí, aquel director responsable de Pretty Woman) cierra el círculo con Feliz día de la madre (Mother's day). La primera había debutado en Norteamérica con $56,3 millones, la segunda lo hizo con $13 millones y para esta tercera se espera un primer fin de semana de unos $11 millones. Alfa Pictures la sitúa en 151 salas que, de promediar entre 1.500€ y 1.800€ permitirían un arranque de entre 226.500€ y 272.000€.

A finales de febrero del pasado año Omay Sy estrenaba su primera película como protagonista absoluto, Samba, tras el enorme éxito que había supuesto Intocable tres años antes. En Francia había arrancado con 4.285.500€ el octubre previo; en España lo hacía con 585.300€ y promediando 2.940€ en 299 locales. Monsieur Chocolat es su sigueinte trabajo, para el que se ha hecho acompañar de James Thierrée (nieto de Charles Chaplin con el que guarda un sorprendente parecido físico). En el país vecino empezó su andadura con 3.055.000€ (un 29% por debajo de Samba) a principios de febrero. Vértice Cine distribuye 116 copias (71 dobladas, 8 en versión original subtitulada y 37 con la doble opción) que, si lograsen promediar entre 1.800€ y 2.000€, supondrían unos ingresos iniciales de entre 210.000€ y 232.000€.

También Festival Films se anima y da salida a La noche que mi madre mató a mi padre con al menos 102 copias (1.000€ de media garantizaría unos 100.000€ de inicio) tras proyectarse a concurso en el Festival de Málaga; a mucha distancia, en lo que a presencia de mercado se refiere, como ya es habitual en Caramel, aparece El caso Fritz Bauer, que podrá verse en 30 salas (21 con la versión doblada y 9 con la subtitulada). Para estrenos similares por número de pantallas de esta distribuidora cuesta encontrar promedios de apertura inferiores a los 2.000€. Un comportamiento en esa línea aseguraría un primer parcial de 60.000€.

Alfa hace su doblete particular con la española Quatretondeta (también a concurso en el Festival de Málaga), que sitúa en 20 salas; Paycom estrena la comedia sueca Los Andersson en la nieve con 18 copias (12 en versión doblada y 6 subtituladas al catalán) mientras Karma hace lo propio con la francesa Mañana que se podrá ver en 13 locales (7 en versión original subtitulada, cinco combinando esta con la doblada y solo uno exclusivamente con la versión en castellano).

Por si todo esto no fuera suficiente también se estrenan mañana la española La punta del iceberg (Syldavia), la australiana Backtrack (Selecta), la norteamericana Ratchet & Clanck (Precisión), la etíope Crumbs (El Sur Films) y la tailandesa Mysterious objects at noon (Capricci). Total, catorce novedades.

Como veíamos anteriormente, el año pasado por estas fechas (la festividad del 1 de mayo, que ahora cae en domingo, entonces cayó en viernes lo que permitió adelantar estrenos al jueves) la gran atracción era Los Vengadores: la era de Ultrón, que debutaba desde el Nº1 con sus 4.387.600€ entre viernes y domingo. Ninguna otra novedad se metía en un Top-5 que sumaba 6.035.000€ y representaba un 69.5% de los 8.689.500€ ingresados por el conjunto de la cartelera.

Capitán América: civil war será la nueva dominadora del ranking. Lo suyo sería que lo hiciese respondiendo a las expectativas que surgen del análisis hecho al principio del post. Ahora bien, estamos proyectando a partir de estimaciones de apertura en el mercado norteamericano. Imaginemos que, al final, la nueva de Marvel se quedase allí en $170 millones (€150,15M); el 3% supondría ingresar 4.500.000€. Pero es que pesando la taquilla española un ridículo 2% la cifra no bajaría de los €3 millones. Estaremos pendientes de cómo evoluciona el fin de semana en Norteamérica para intuir la dimensión real del éxito.

Si la de Marvel atrajese al público familiar podría afectar algo más de lo razonable a El libro de la selva, si bien esta no debería dejarse más del 35% en su tercera estancia, con lo que aseguraría €1,8 millones entre viernes y domingo. Y el doblete de Disney al frente del ranking, de los que se hacen mirar. Un descenso de entre el 40% y el 45% dejaría a Toro con unos 350.000€ en su segundo fin de semana. No demasiado lejos estaría Kiki si, en quinta estancia, no perdiese más del 35%-40% (sumaría alrededor de 320.000€). A partir de aquí, la lucha entre el resto de novedades de la semana.

Muy mal se tienen que dar las cosas para que entre Capitán América y El libro de la selva no recauden, en un escenario muy conservador, un mínimo de €5,5 millones. El escenario razonable supondría un millón más. Y el optimista... Luego me acusan de hinflar las expectativas y generar mal rollo si no se alcanzan. Ahí lo dejo.

Categorías: Avance de estrenos , Cine

Juan Herbera   27.abr.2016 20:40    

'El libro de la selva' mantuvo el tono (-28%) mientras el 'Toro' salió manso (€0,6M)

    miércoles 27.abr.2016    por Juan Herbera    0 Comentarios

La verdad es que la única duda con efecto transcendente en la taquilla del fin de semana era saber la potencia con que debutaba Toro. De todo lo demás de la parte alta del ranking poco o nada podía sorprendernos. Y a la de Universal le dio por tropezar desde el principio. Al no haber resultados inesperados en positivo que compensasen esa escasez inicial, lo que le faltó a una le faltó al global de la recaudación entre viernes y domingo. Una pena.

Con un estimado de 2.800.000€ El libro de la selva repitió liderazgo en su segundo fin de semana en cartel. Lo hizo dejándose un discreto 28%, lo cual confirmaba las previsiones y reafirmaba su buena salud comercial (concentraba más del 45% de la recaudación global). Tras diez días en exhibición la de Disney acumulaba 7.625.000€ y 1.240.000 espectadores y mantenía intactas sus aspiraciones de superar los €15 millones como cifra final en España. En su primera semana completa los laborables supusieron poco más del 20% del total de ingresos de los siete días.

Podía haberse parecido a Cien años de perdón (4.610€ por cine) o, en su defecto, a El desconocido (2.420€ por complejo), pero a Toro le dio por arrancar moviéndose en la banda baja de cualquier horquilla. Con un estimado de 600.000€, la de Universal, Apaches, Atresmedia y Telefónica Studios promedió entorno a 1.850€ por local y atrajo apenas a 90.000 espectadores a las salas en sus tres primeros días de exhibición.

Fijándonos solo en el cine español estrenado en lo que llevamos de 2016, por cifra absoluta, además de la ya mencionada Cien años de perdón, Toro queda por debajo de lo ingresado por Kiki, el amor se hace o Julieta (a las que superaba ampliamente en presencia de mercado); por promedio, se ve superada, además, por La corona partida, El pregón, Tenemos que hablar y Embarazados. Se mire por donde se mire, arranque decepcionante. Si multiplica su taquilla inicial por 3,5 veces llegará a los 2.100.000€. Obviamente puede mejorar ese coeficiente pero con una media inicial tan corta incluso podría presentar una ratio inferior. Veremos.

Puede sonar a ventajista por aquello de que hablar tras los resultados todo es más fácil. Pero aquellos que seguís este blog con asiduidad sabéis que llevo tiempo (mucho tiempo) insistiendo en que sería deseable aplicar en nuestro mercado técnicas de investigación de mercado que permitan saber, en distintos momentos del ciclo de vida de una película durante el proceso de comercialización, cual es el grado de conocimiento entre los potenciales espectadores y la percepción que entre ellos genera.

Gracias a los screenings, los trackings, la monitorización y los exit-polls, por ejemplo, se puede saber si el público objetivo identificado en la campaña de lanzamiento es el que está respondiendo (y cómo) a las acciones publicitarias, si es el que se ha decidido a ver la película y cual es su grado de satisfacción ante la misma. La información recogida de unos y otros estudios, convenientemente tratada, permite, además, realizar estimaciones sobre el potencial comercial de apertura y mantenimiento.

No es nada que no se haga en mercados como el norteamericano o el británico. Y si las grandes distribuidoras consideran que para producciones tipo blockbuster ya les vale el resultado de los estudios en su mercado doméstico (error, a mi modo de ver, pues no todos los espectadores se mueven por los mismo gustos en todos los países), las grandes productoras españolas deberían plantearse su implementación aquí; son ellas las que más arriesgan con sus producciones, este es su mercado más importante, y no ir tan a ciegas puede ser de mucha utilidad.

Kiki, el amor se hace, cumplía con su cuarta estancia y lo hacía, de nuevo, aprobando con nota: su estimado de 525.000€ suponía un descenso del 30% lo que llevaba su parcial hasta los 4.090.000€. Con un 25% de sus ingresos semanales proviniendo de los laborables (con la Fiesta del Cine eso cambiará muy sustancialmente) y con caídas moderadas en las próximas semanas no es descabellado pensar que pueda alcanzar los €5,65 millones que le auguraba la semana pasada, lo que dejaría un coeficiente de mantenimiento de 6,5 veces. Envidia de muchos.

Objetivo: Londres y El cazador y la reina del hielo vivieron algo así como un empate técnico al recaudar un estimado muy próximo a los 330.000€ cada una de ellas. La de eOne volvió a caer menos de lo esperado al dejarse no más del 34,5% en su tercera estancia mientras la de Universal perdía un 44%. Una acumulaba 2.005.000€ y la otra unos 2.645.000€.

El Top-5 aquí estimado se situaba en los 4.585.000€, lo que proyectaba a un global del fin de semana que debió quedarse algo por debajo de los 6.100.000€. Se mejoraba en un 17% la cifra del año pasado por estas fechas (se empeoraba en un 23,5% la del fin de semana previo) y se cerraba el cuatrimestre mejorando en un 10% la comparartiva interanual por fines de semana (en 2015 ese parcial era un 3% inferior al de 2014). La última vez que el primer cuatrimestre presentaba un saldo así de positivo fue en 2010. Ojalá sea la pauta del resto del año. Si lo es o no, no lo podré compartir con vosotros desde este espacio, pero deseo que la linea ascendente iniciada hace dos años no solo no se detenga sino que se incremente. Esté cada uno donde esté.

Poco más de 105.000€ para el estreno de Los milagros del cielo (Sony), lo que implicaba una media inferior a los 650€ por ubicación; Cegados por el sol (Avalon) ingresaba algo más de 56.000€ (1.045€ por sala); Los recuerdos (Filmax) no pasaba de los 43.500€ (unos 800€ por cine) mientras Bienvenidos a Grecia (Emon) se tenía que conformar con unos 40.000€ (555€ por local). En torno a 16.500€ recaudaban El niño y la bestia (Sherlock) y Romance en Tokio (Abordar) al tiempo que Generación Z (Alfa) no pasaba de los 2.000€.

Cumpliendo con su segundo fin de semana en cartel El héroe de Berlin caía un 43% con un parcial de unos 121.000€ (acumulaba 405.000€), El secreto de una obsesión ingresaba en torno a 87.000€ (cediendo un 47% y acumulando 312.000€ en diez días) y The lady in the van recaudaba unos 80.000€ para dejarse un 37,5% (se acercaba a los 270.000€).

Del resto de títulos, tres menciones: Julieta presentaba un estimado de 214.000€ en su tercer fin de semana (-38,5%) para alcanzar los 1.555.000€; Zootrópolis, con casi 96.000€ (-33%), sumaba €13,14 millones tras su undécima estancia y seguía entre las diez mejores cifras de la semana mientras El juez, en tercer fin de semana, volvía a aumentar número de salas (ya estaba en cerca de 70) aunque su parcial (67.000€) fuese un 20% inferior (acumulaba casi 330.000€).

Categorías: Cine , Taquilla de cine

Juan Herbera   27.abr.2016 07:00    

El potencial de la taquilla internacional para impulsar los beneficios de Hollywood

    lunes 25.abr.2016    por Juan Herbera    1 Comentarios

En su cuarta colaboración con The Wrap el analista y consultor Dan Schechter se centra en la importancia creciente que para los grandes estudios de Hollywood supone la recaudación fuera de Norteamérica. Bajo el titular Por qué los estudios necesitan a China para construir más cines el autor repasa la realidad del panorama internacional y lo que de él interesa a las grandes compañías norteamericanas:

El potencial de los ingresos de la taquilla internacional para impulsar sustancialmente los beneficios de Hollywood aún permanece en buena medida sin explotar

En entradas anteriores hemos ilustrado algunos de los aspectos más interesantes que han conformado, y aún conforman, la dinámica de la taquilla doméstica (norteamericana). Pero más allá del frente propio, la taquilla internacional ha continuado jugando un rol significativo para los estudios de Hollywood.

Los contenidos americanos (sic.) son populares en la mayor parte del mundo, y continuar produciendo películas que atraen audiencias internacionales será tan importante, si no más importante, en los próximos años como lo ha sido en el pasado. Echemos un vistazo, por ejemplo, a Star Wars: El despertar de la fuerza. Fue salvajemente exitosa en el mercado doméstico, pero solo cerca de un 55% de su recuadación mundial provino de los mercados internacionales (comparado con ese alrededor del 70% de los dos vencedores globales de todos los tiempos, Avatar y Titanic).

Las ventas por taquilla en los diez mayores mercados internacionales (ya aviso que España no esté entre ellos, cuando sí lo estaba hace apenas una década) han crecido significativamente más rápido de lo que lo han hecho en los Estados Unidos, en buena parte por culpa de China, donde las ventas por taquilla crecen en torno a un 40% anual desde 2009.

La gráfica que se publica a continuación presenta la evolución de la taquilla en los 10 mayores mercados mundiales entre 2008 y 2014, donde se aprecia el constante descenso del peso de la taquilla norteamericana respecto al total mundial, que ha pasado de representar el 35% de los ingresos globales en 2008 a suponer el 29% en 2014.

  • El crecimiento internacional está dejando atrás al crecimiento de Estados Unidos
  • Economías en desarrollo como China, la Federación Rusa o Corea del Sur han vivido un crecimiento muy potente

En los países en desarrollo, parece que hay una sólida correlación entre entradas per cápita y número de pantallas per cápita. De hecho, en China, Corea del Sur y Rusia, parece que la construcción de salas tiene una relación causal directa con el número de entradas per cápita. Como el siguiente cuadro refleja, cada año se suman nuevas pantallas (medidas por número de pantallas por millón de habitantes en cada país) y casi cada año esta suma va acompañada por un aumento de las visitas a las taquillas (medidas en entradas per cápita).

  • En las economías en desarrollo, construir más pantallas conlleva crecer en número de entradas
  • En los últimos años, igual que crece el número de pantallas por cada millón de habitantes, lo hacen las entradas

Por tanto, si las nuevas salas dirigen el incremento de recaudación, ¿dónde estamos en el ciclo de desarrollo de estos mercados internacionales?

En los países desarrollados como Estados Unidos, Australia, Francia y el Reino Unido, el volumen de salas no ha variado significativamente en los últimos cinco a diez años. Por lo tanto, el número de entradas per cápita ha permanecido relativamente constante. Los países en desarrollo, por otro lado, han visto un apreciable aumento en el número de pantallas per cápita al que han seguido las entradas.

China, en particular, parece estar en el inicio de una estable curva entre entradas y pantallas, y ya es la segunda mayor recaudación tras los Estados Unidos. Asumiendo que China continúe con esa tendencia, podría suponer un crecimiento tremendo en los próximos años. El número de pantallas per cápita en China es todavía bastante bajo, pero si fuese a alcanzar niveles similares a los existentes en Estados Unidos, las entradas per cápita en el gigante asiático podrían crecer entre cinco y siete veces respecto al volumen actual, representando millones de dólares en ingresos todavía sin explotar.

La siguiente gráfica muestra una proyección de la evolución de la venta de entradas en China presentando la relación entre entradas per cápita y número de pantallas por millón de habitantes. A partir del siguiente destacado "en los próximos años, se espera que China tome la senda de crecimiento histórica de los mercados desarrollados" vemos cómo va dejando atrás los registros de otros mercados hasta llegar y dar alcance al de Estados Unidos.

  • Hay una clara curva de desarrollo que relaciona la construcción de pantallas con el incremento en la venta de entradas
  • China podría ser una mina de oro en los próximos años tanto para los estudios como para los exhibidores
  • El norteamericano es un mercado mayrotariamente saturado y el crecimiento doméstico tendrá que ser creativo

Una vez más intentaré aportar algunas cifras sobre la realidad del mercado español que permitan algún tipo de comparativa con lo que el artículo de Schechter refleja a nivel internacional. Lo primero a destacar es que a España debemos incluirla en el grupo de países desarrollados, que ya vivieron el boom en lo que a construcción de salas se refiere y que, en consecuencia, ya han sufrido (si no es que añun sufen, y con mucha dureza, no solo el estancamiento sino la recesión). Lo vemos en números:

  • El gran incremento en el número de salas en España se produce a finales de la década de los 90 e inicios de la primera del siglo XXI. Se pasa de 3.064 pantallas en 1998 a 4.398 en 2005 (crecimiento del 43,5%)
  • En ese mismo periodo el número de entradas crece en un 6,5% (de 119,8 millones en 1998 a 127,6 millones en 2005); durante esos años, además, se alcanzan los máximos de esta época contemporánea: 146,8 millones en 2001 y 143,8 millones en 2004 (+22,5% y +20% respecto a 1998)
  • Si en los mercados desarrollados el número de salas se había mantenido relativamente estable entre 2004 y 2014, en España se pierde un 16% (4.388 salas en 2004 frente a 3.700 en 2014), lo cual denota la sobreconstrucción que se hizo en los años del boom
  • Mientras en Estados Unidos la recaudación crecía un 8% entre 2008 y 2014, en España, en el mismo periodo, se perdía un 16%
  • Por lo que a la asistencia per cápita y el número de pantallas por habitante se refiere, España ha pasado de tener 3 visitas por habitante y año en 1998 a 1,9 en 2014 (-37%) y de tener 13.000 habitantes por pantalla en 1998 a tener 12.640 en 2014 (-2,8%). En cuanto al número de espectadores por pantalla, se pasó de los 39.000 en 1998 a los 23.780 en 2014 (-39%)
  • Mientras en 1998 había 77 pantallas por cada millón de habitantes, en 2008 eran 90 y en 79 en 2014

 

Categorías: Cine , Mercado de cine

Juan Herbera   25.abr.2016 08:05    

'Toro' contraprograma el relato triunfador de 'El libro de la selva'

    jueves 21.abr.2016    por Juan Herbera    7 Comentarios

Tras las buenas sensaciones que últimamente han dejado Cien años de perdón y Kiki, el amor se hace, el cine español vuelve a poner sobre la mesa un título con aspiraciones comerciales relevantes. Se trata de Toro, producción de Apaches Entertainment con la colaboración de Atresmedia Cine y Telefónica Studios que distribuye Universal y que cuenta con Mario Casas, Luis Tosar y José Sacristán al frente de un reparto que ha dirigido Kike Maíllo.

El año pasado se despedía con la excelente entrada y mejor mantenimiento de Palmeras en la nieve (Mario Casas, Atresmedia, Telefónica Studios); el actual premiaba a Cien años de perdón (Luis Tosar, Telefónica Studios). No es sencillo ubicar a Toro entre una y otra. La primera arrancó con €3,1 millones promediando 9.415€ en 330 cines en plenas navidades; la segunda debutaba a primeros de marzo con €1,57 millones y una media de 4.610€ en 340 complejos.

Por género se asemejaría más a Cien años de perdón y, ahí, coincidiría con títulos como La isla mínima o El desconocido, ambas participadas por Atresmedia y con Luis Tosar de protagonista absoluto en el segundo caso. Una abrió con 948.000€ desde "solo" 195 ubicaciones (media de 4.860€); la otra lo hizo con unos decepcionantes 709.000€ desde 293 (media de 2.420€).

Universal sitúa Toro en un mínimo de 365 pantallas de 325 locales, de los que cabe esperar una media que no sea inferior a los 4.000€, con lo que garantizaría 1.300.000€ en su primer parcial. Como acabamos de ver el margen de mejora es amplio (porque es preferible marcarse como referente aquello que va mejor, ¿verdad?); a ver si lo aprovecha para presentar una recaudación inicial aún mayor.

Los milagros del cielo es una producción norteamericana de temática religiosa basada en hechos reales. En su país de origen aún tuvo cierto recorrido (acumula casi $60 millones desde su estreno a mediados de marzo) pero fuera de allí, salvo en México, donde ha recuadado cerca de $5 millones, pocos países y ninguna cifra a comentar. A pesar de ello Sony la sitúa en 168 pantallas (9 ofreciendo la versión original subtitulada) de 167 cines.

El resto de novedades apuestan por estrenos limitados o muy limitados, lo que hace intuir resultados en taquilla que no entrarán en la lucha por los puestos de privilegio del ranking del fin de semana.

Emon distribuye la producción alemana Bienvenidos a Grecia, una comedia que trata de aprovechar la crisis europea para acercar a dos países teóricamente muy enfrentados por las decisiones políticas y económicas de sus responsables políticos. Se exhibirá en 72 cines, de los que solo uno proyectará la versión original subtitulada. La francesa Los recuerdos llega de la mano de Filmax a 54 cines, de los que 33 ofrecerán la versión doblada, 7 la original subtitulada y los 15 restantes proyectaran alguna sesión subtitulada y la mayoría dobladas.

Tampoco ha cuajado internacionalmente la italiana Cegados por el sol, cuyo reparto la hacía, quizás, más atractiva (Ralph Fiennes, Dakota Johnson, Tida Swinton): apenas 448.000€ en su estreno en Reino Unido, 87.500€ en Francia o 105.000€ en Italia. Avalon la estrena también con 54 copias (13 de ellas en versión original subtitulada).

Sherlock, por su parte, distribuye la producción animada japonesa El niño y la bestia, que podrá verse en 36 salas. Desde Bélgica y de la mano de Abordar llega la comedia Romance en Tokio, que se exhibirá en 19 pantallas de las que 10 lo harán en su versión original subtitulada, 6 en la doblada y 3 alternando sesiones de una y otra. La británica Generación Z es la apuesta de Alfa Pictures en 8 locales.

También se estrena esta semana el documental español Rumba Tres, de ida y vuelta. 

El último fin de semana del primer cuatrimestre de 2015 vivía la peor recaudación del año hasta aquel momento, apenas €5,2 millones de los que €2,6 millones (un 50%) los generaban las cinco películas más taquilleras del momento, con El maestro del agua al frente del ranking en su debut con poco más de 710.000€ (media de 2.140€ en 333 locales). En cuarta posición aparecía Superpoli en Las Vegas con 422.000€ (promediando 2.080€ en 203 complejos).

Afortunadamente este año los resultados del fin de semana, si bien no serán un espectáculo incomparable, no se asemejarán a aquellos. Si El libro de la selva demuestra que todo lo bueno que de ella se ha dicho tiene también su recompensa en taquilla no descenderá más del 30%, en cuyo caso recaudaría 2.720.000€ en su segunda estancia y rentendría cómodamente la primera posición. Solo Toro puede ser segunda (siempre que no sufra un descalabro inimaginable desde el primer día de su estreno). El podio lo debe completar Kiki que, dejándose un 25%, añadiría 560.000€ a su particular botín.

Con un Top-5 rondando los €5 millones el global de la recaudación entre viernes y domingo no bajaría de los €6,6 millones, lo que, además de superar en casi un 30% la cifra de un año atrás, permitiría cerrar el cuatrimestre mejorando en un 10% el acumulado interanual por fines de semana que presentaba 2015 en estas fechas (€140,3 millones frente a €127 millones).

Nota: Es probable que buena parte de los lectores ya sepan que a este blog le queda menos de un mes de vida. El 15 de mayo, concretamente, cesará su actividad. Por si alguien tiene curiosidad en saberlo, todos los artículos aquí publicados (casi 700 en cuatro años y medio) aquí seguirán estando, a disposición de quien quiera consultarlos.

Categorías: Avance de estrenos , Cine

Juan Herbera   21.abr.2016 08:17    

Juan Herbera

Bio Desde la taquilla

Soy Juan Herbera, analista de taquilla de cine. Cada viernes estoy pendiente de cuántos cines proyectarán las novedades de la cartelera; es sábado y no puedo esperar al lunes para saber cómo han arrancado los estrenos en taquilla; es domingo y necesito imaginar cómo queda el ranking del fin de semana. Cuando llega el lunes puedes imaginar cuáles son mis prioridades: observar, analizar y extraer conclusiones sobre cómo se ha comportado la taquilla de cine. Pero necesito contarlo, compartirlo con más adictos como yo o, sencillamente, con quienes sienten curiosidad por cómo funciona el mercado de eso que llamamos cine y que tanto nos engancha. Yo te lo cuento. Pero a cambio te pido que me ayudes aportando tus comentarios. Una película se hace mejor y más grande cuanta más gente la ve y habla bien de ella. De eso se trata, de hacer crecer DESDE LA TAQUILLA gracias a las aportaciones de todos. ¿Nos acomodamos? Empieza la sesión.
Ver perfil »

Síguenos en...

Últimos comentarios