'[REC] 4' busca una despedida sonora

    jueves 30.oct.2014    por Juan Herbera    0 Comentarios

A finales de noviembre de 2007 se estrenaba [REC] y se iniciaba una saga de la que se han filmado cuatro entregas en siete años, a razón de una cada dos ejercicios. Todo apunta a que esta cuarta película será la última de la franquicia. Aquella propuesta original, dirigida por Jaume Balagueró y Paco Plaza llamó mucho la atención por cómo estaba filmada (efecto cámara en mano) y por cómo se adentraba en el universo zombi. Cuajó lo suyo como demuestra un mantenimiento excepcional para un título de ese género (acabó multiplicando por más de cinco veces su taquilla de estreno). Y eso que la apertura tampoco le fue nada mal.

[REC] debutaba desde la tercera posición del ranking recaudando 1.584.000€ con 275 copias (media de 5.760€) y atrayendo a unos 270.000 espectadores entre viernes y domingo. Ese buen boca-oreja permitió que la siguiente entrega, [REC] 2, de nuevo dirigida por el dúo Balagueró-Plaza, arrancase claramente mejor. A primeros de octubre de 2009 ingresaba 2.185.000€ con 356 copias (promedio de 6.140€), un 38% por encima de la predecesora, y movilizaba a 352.000 fieles (un 30% más que la primera película). Su recorrido fue mucho menos exitoso y acabó multiplicando por 2,4 veces esa cifra. Algo no había gustado como sí había sucedido en el [REC] original. Y eso lo pagó [REC] 3: Génesis. Dirigida ésta vez por Paco Plaza en solitario su apertura se quedó en 823.200€ en abril de 2012, promediando 2.560€ en 322 cines y vendiendo 125.000 entradas entre viernes y domingo. La deriva hacia el humor y al terreno casi gore no pareció convencer a los seguidores de la saga ni al público aficionado al cine de terror en general. Su mantenimiento así lo corroboró: sólo multiplicó por 2,3 veces hasta alcanzar su taquilla final.

Filmax distribuye [REC] 4 en 291 pantallas de 274 cines (todo en soporte digital). Es de imaginar que el objetivo será volver, en la medida de lo posible, a los números de las dos primeras entregas (aunque haya que hacer abstracción del ajuste por la inflación que haría crecer sustancialmente esas cifras, sobre todo las de la primera parte). El daño que pudo causar la tercera parte puede quedar paliado, en parte, por el hecho de que Jaume Balagueró vuelva a ponerse tras la cámara así como por recuperar algunos de los elementos que hicieron de [REC] una cinta atractiva para un público fiel a un género muy concreto. Habrá que ver si los seguidores del cine de zombis y el efecto cámara en mano vuelven a dar su voto de confianza y si coinciden con los partidarios del cine de acción, que de todo hay en ésta cuarta entrega. Mejorar en un 45% la apertura de la tercera llevaría a [REC] 4 a ingresar 1.200.000€ en su primer fin de semana, lo que supondría una media por local próxima a los 4.400€. Al precio medio de las últimas semanas esa taquilla significaría haber movilizado entre 170.000 y 180.000 espectadores. De lograrlo sería la nueva Número Uno.

Los Boxtrolls (The Bolxtrolls) es una película de animación filmada con la técnica del stop motion distribuida en Norteamérica por Focus Features, la división de cine independiente de Universal, que se encarga de la distribución internacional. Estrenada el pasado fin de semana en su mercado doméstico debutó con $17,27 millones (€13,62M) desde la tercera posición. En Europa resultados dispares. Por un lado, Reino Unido, con 2.510.000€ (media de 4.920€ en 510 salas) y primer puesto; por el otro, los demás: en Italia recaudó 417.300€ en cuatro días (1.100€ en 380 pantallas) siendo quinta, en Francia se quedó en 406.400€ en cinco (1.390€ en 293 locales) si bien, en segunda semana, aumentó 30 cines y su recaudación creció un 58% y el promedio un 44%. En Alemania no pasó de 256.500€ (media escasísima de 720€ en 356 complejos).

Buscando alguna apertura con similitud creíble en nuestro mercado podemos fijarnos en El alucinante mundo de Norman, de la propia Universal, que arrancó en vísperas de las Navidades de 2012 promediando 1.765€ en 307 cines para un primer parcial de 541.400€. Los Boxtrolls se podrá ver en 390 pantallas de 301 cines (todo doblado, con 25 salas ofreciendo la versión en catalán). Si su media por local fuese de 2.200€ (lo cual doblaría a la de Italia y sería un 58% superior a la de Francia) recaudaría 662.200€ entre viernes y domingo, lo que representaría cerca de un 5% de la apertura norteamericana y mejoraría en algo más del 20% los números iniciales de Norman.

Sin tampoco excesivo brillo se estrenó a mediados de septiembre en Estados Unidos Caminando entre las tumbas (A walk among the tombstones). No pasó de $12,76 millones (€9,94M) aunque le valieron para ser segunda. Misma posición que obtuvo en Reino Unido con 1.673.500€ en 444 locales (media de 3.770€). En Francia fue octava con 520.000€ en cinco días mientras en Italia fue quinta con 405.300€ en cinco (promedio de 1.730€ en 234 pantallas). eOne le dará su oportunidad en 245 salas de otros tantos cines (con 141 dcp's de los cuales 140 son duales y 1 en versión orignal subtitulada) que, de promediar 1.750€ darían como resultado un primer fin de semana próximo a los 430.000€ que supondría poco más del 4% de la apertura norteamericana.

Curioso caso el de Serena. Rodada en 2012 debía ser candidata a los Oscar. Drama romántico ambientado en la Gran Depresión reunía, de nuevo, tras la galardonada El lado bueno de las cosas, a su pareja de portagonistas, Jennifer Lawrence y Bradley Cooper. Tras pasar por despachos y más despachos ninguna gran compañía quiso adquirir sus derechos que, finalmente, fueron a manos de Magnolia, empresa especializada en estrenos simultáneos en cines e internet lo que limita, enormemente, su potencial comercial cinematográfico. La película llegará al VOD en febrero de 2015 y, un mes más tarde, a algunas salas norteamericanas. Reino Unido abrió el fuego con el estreno mundial de esta coproducción entre Estados Unidos, Francia y la República Checa el pasado fin de semana: recaudó 120.755€ en 185 salas para una media de 653€. No comment. DeAPlaneta la sitúa en 169 salas de 163 cines (140 pantallas ofeciendo la versión doblada al castellano, 13 la versión original subtitulada exclusivamente y 16 introducendo algún pase subtitulado). Arriesgado, como mínimo. Los dos promedios más bajos de la distribuidora este año han sido los 947€ de La abeja Maya (241 cines) y los 1.270€ de Un largo viaje (117 complejos). Cuesta imaginar que los mejore con comodidad.

Surtsey estrena la comedia negra británica Filth el sucio (Filth) en 30 cines (29 dcp's, 9 de ellos en versión subtitulada y 1 copia en 35 mm.); Flins & Pinículas distribuye 28 copias de Las aventuras del pequeño fantasma (The little ghost), producción infantil alemana; Loreak, drama que pasó por San Sebastián, llega de la mano de A Contracorriente con 27 dcp's (7 en versión original en euskera) mientras que el documental francés La sal de la tierra (The salt of the earth), ganadora del premio especial del jurado en el Festival de Cannes y del premio del público en el de Donosti, es la apuesta de Caramel que sale con 24 copias (19 digitales, 11 en VOSE; 3 analógicas, 1 subtitulada y 2 DVD en versión dobada). También se estrenan el thriller norteamericano Blue ruin (Festival) y la española 321 días en Michigan (Cada Films).

En el mismo fin de semana de 2013 sólo una de las novedades, Thor: el mundo oscuro, sacaba la cabeza en la parte alta del ranking. Y lo hacía para liderarlo con 2.495.000€ en 378 cines (media de 6.600€). El Top-5 sumaba €5,42 millones representando un 59% de los 9.150.000€ que sumaba el global de los tres días. Hay que destacar que aquel viernes coincidía con la festividad del 1 de noviembre, lo que hizo adelantar los estrenos al jueves. Este año la festividad cae en sábado, lo cual, aunque no tanto como el año pasado, se notará positivamente en el resultado final. Si a eso le añadimos que venimos de un fin de semana con el Madrid-Barça afectando buenas sesiones del sábado, todoas las estimaciones pueden quedarse cortas. Ojalá.

Con estas previsiones [REC] 4 encabezaría el ranking (1,2 millones); le seguiría Drácula: la leyenda jamás contada que, dejándose un 40% ingresaría 880.000€. La tercera plaza podría ser para Los Boxtrolls (660.000€) y la cuarta para Caminando entre las tumbas (430.000€). Tras ella aparecería Relatos salvajes con 360.000€ si cayese un 20%. Si repitiese cifra o subiese ascendería un escalón. Este Top-5 sumaría €3,53 millones que, de representar entre un 60% y un 65% del total de la recaudación permitiría pensar en un fin de semana de entre €5,4 y €5,9 millones.

De producirse un comportamiento similar al que se vivió en 2008, última vez que el 1 de noviembre cayó en sábado, la recaudación podría crecer al menos un 20% en el conjunto de los tres días. Si fuese así, la recaudación del fin de semana antes estimada aumentaría hasta los €6,5M/€7,1M. Y a confiar en el estreno de Interstellar la semana próxima para revertir la situación en la comparativa contra el mismo fin de semana del año pasado. Así sea.

Categorías: Avance de estrenos , Cine

Juan Herbera   30.oct.2014 10:39    

El nuevo 'Drácula' convence (€1,47M) mientras 'Relatos salvajes' se consolida (-11%)

    miércoles 29.oct.2014    por Juan Herbera    0 Comentarios

A diferencia de lo sucedido en semanas precedentes el pasado fin de semana se caracterizó por una entrada, la de Drácula: la leyenda jamás contada, con un resultado más contundente de lo que suele ser habitual y por unos mantenimientos en la parte alta del ranking que sufrieron duros descensos, de entre el 50% y el 60%, con una honrosa excepción, la de Relatos salvajes. El saldo final, en la línea de lo que, desde estas mismas líneas, apuntaba en mi post del pasado jueves: un Top-5 escaso (aunque con baile de títulos y cifras respecto a mis estimaciones) y un global de la taquilla de los flojitos. Inmersos como estamos en la segunda Fiesta del Cine de 2014 confiemos en que los espectadores que a lo largo del año se han dejado seducir por los precios bajos entre semana se decidan a mantener su afición y visiten las salas más veces. Sin ello será muy difícil que el ingreso medio remanente, una vez descontados impuestos, compense suficientemente a quienes tienen que repartírselo.

Muy a menudo (demasiado, desgraciadamente) destaco que los supuestos blockbusters aterrizan en nuestro mercado presentando resultados comparativamente muy escasos si la referencia son las aperturas en Norteamérica o en los grandes mercados europeos. Drácula: la leyenda jamás contada (Universal) es una de las excepciones positivas que nos devuelve a porcentajes más reconfortantes. Con un estimado de 1.470.000€ entre viernes y domingo (cerca de 220.000 espectadores) el nuevo número uno lograría una media por local muy próxima a los 4.700€ y supondría casi un 8% en relación al arranque norteamericano. Se queda sólo un 6% por debajo de la entrada francesa, a un 23% de la alemana y a un 31,5% de la británica.

Si buscamos algunos referentes en nuestro país, es un inicio que mejora en un 65% el obtenido por Caperucita: ¿a quién tienes miedo? (abril de 2011), en un 61% al de Abraham Lincoln: cazador de vampiros (septiembre de 2012) y que queda a un 7% del logrado por Hansel y Gretel: cazadores de brujas (marzo de 2013). Alcanzar los cuatro millones de euros al final de su carrera comercial en la salas españolas significaría haber multiplicado por 2,7 veces su recaudación de estreno.

Tal y como se podía esperar Ninja Turtles sufrió un fuerte descenso en su segunda semana, cayendo un 54% si su estimado se acaba situando alrededor de los 520.000€. Sumaría así en torno a €1,9 millones en diez días y habría sido vista por cerca de 310.000 personas. La mayor sorpresa viene por el hecho de que con un descenso así de pronunciado sólo pierda una posición en el ranking general, lo cual dice muy poco de la fortaleza de la mayoría de sus competidores. En su primera semana completa de exhibición la taquilla de los laborables de Ninja Turtles representó el 18% frente al 82% del fin de semana. Sin consiederar la Fiesta del Cine, y en base a estos parámetros, su horizonte se situaría en torno a 2.650.000€, lo que representaría poco más de 2,3 veces su taquilla inicial.

La excepción en lo que a robustez comercial se refiere es la de Relatos salvajes. En su primer fin de semana quedó en sexta posición. Con su estimado de 455.000€ apenas se habría dejado un 11% y ascendería hasta el tercer peldaño del podio. Excelentes noticias para la de Warner (caer tan poco y, más aún, en un fin de semana marcado por los fuertes descensos, es señal inequívoca de un magnífico y muy prometedor boca-oreja) que, tras diez días en cartel, acumularía en torno a 1.220.000€ y habría sido vista por unos 180.000 espectadores. El primer fin de semana supuso el 67% de la recaudación global de los siete días (los laborables representaron el 33% restante). Un mantenimiento tan brillante obliga a esperar un poco más a la hora de intentar imaginar su objetivo de recaudación final. Y eso es sinónimo de muy buenas perspectivas.

Torrente 5: operación Eurovegas es de las que no sorprende al dejarse un 55% en su cuarto fin de semana. Con un estimdo de 430.000€ perdería dos posiciones y alcanzaría los €9,33 millones y 1.495.000 entradas vendidas. Recordar que el resultado comercial más flojo de la saga es, en recaudación, el de la primera entrega, Torrente: el brazo tonto de la ley, estrenada en 1998, con 11,6 millones de euros (la evolución del IPC entre diciembre de 1998 y septiembre de 2014 obligaría a ajustar incrementado aquella cifra en un 49,3%. Es decir, esa taquilla sería hoy de 17,3 millones de euros). En espectadores el registro más bajo es el de Torrente 4 con 2.655.000 especatdores (que, al precio medio actual que presenta la quinta entrega generarían una recaudación de 16,5 millones de euros). Uno y otro dato parecen lejos de las posibilidades de Torrente 5. En su tercera semana completa los laborables sumaron el 28% frente al 78% del fin de semana. Apunta a un final próximo a los 10 millones de euros (2,7 veces la taquilla de estreno) y las 1,6 millones de entradas. Lo que aporte la Fiesta del Cine bienvenido será.

Sorprendente el mal mantenimiento de The equalizer, que cierra el Top-5 (cede dos puestos). Viendo lo sucedido en el segundo fin de semana de Estados Unidos (-45%), Francia (-29%), Alemania (-34%), Italia (-32,5%) o Reino Unido (-37%) me atreví a imaginar algo similar en España, lo que podía haberle valido a la de Sony mantener su tercera posición o incluso subir un escalón en el ranking del fin de semana. Con un estimado próximo a los 400.000€ en el mejor de los casos habría perdido un 57% respecto a su taquilla de apertura para acumular €1,65 millones en diez días. Con unos laborables sumando el 26% de la recaudación en su semana de estreno apuntaría a un final en el entorno de los 2.300.000€, apenas 2,5 veces su taquilla de estreno. Decepcionante.

También esta semana valía la pena profundizar un poquito más en lo sucedido más allá del Top-5. Entre las demás novedades llamaban la atención El juez (Warner), que se quedó en un estimado de 270.000€ y poco más de 1.300€ por cine (un 2,55% respecto a la apertura estadounidense) y Vamos de polis (Fox), que no llegó a los 260.000€ promediando unos flojísimos 1.070€ por complejo (se queda por debajo del 2% en relación al primer fin de semana norteamericano). Lo de El chico del millón de dólares (Disney), para enmarcar: menos de 300€ por cine (¡y estaba en 120!). La cara de la moneda, el comportamiento de Dos días, una noche (Wanda) con una media por encima de los 2.200€ por local (algo más de 58.000€ recaudados) y excelentes críticas sobre la película entre quienes ya la han visto.

Y ¿qué ha pasado con Perdida y Annabelle en su tercera estancia? Siguen una de la mano de la otra, ahora justo tras las cinco más comerciales pero sin perder su estrela. La de Fox descendería un 48% con un estimado de 395.000€ y situaría su parcial en cerca de €3,2 millones y próxima al medio millón de espectadores. La de Warner, por su parte, habría caído algo más, un 53%, al recaudar un estimado de 345.000€ para llevar su acumulado hasta los €2,9 millones y 455.000 entradas vendidas. De Perdida esperaba más, la verdad.

Las cinco películas más taquilleras sumarían un estimado próximo a los 3,3 millones de euros, el más flojo desde finales de julio. El global de la recaudación del fin de semana podría moverse alrededor de los 5,65 millones, un 17% por debajo del fin de semana previo y un 15% más flojo que en las mismas fechas del año pasado. Hay que mejorar (Fiesta del Cine al margen).

Categorías: Cine , Taquilla de cine

Juan Herbera   29.oct.2014 08:13    

El precio importa siempre

    martes 28.oct.2014    por Juan Herbera    7 Comentarios

El éxito de la Fiesta del Cine es incuestionable. Tras rozar los dos millones de espectadores en la edición primaveral de 2014 en la otoñal que vivimos estos días todo apunta a que se superará esa cifra. Ante tan magníficos resultados, ¿es lícito hacerse preguntas que, sin cuestionar el ya comentado éxito, persigan extraer conclusiones positivas de cara al futuro? Creo que sí y por ello las comparto con vosotros.

¿Qué lectura se hace del resultado de la Fiesta del Cine y qué conclusiones se sacan de cara al futuro? Parece evidente que hay un público muy predispuesto a acudir al cine, incluso en días en que su disponibilidad no es la mejor por culpa de sus ocupaciones habituales, si el precio a pagar es bajo. Muy bajo, si se compara con el precio que se encontraría en la taquilla si su visita se realizase durante el fin de semana. Para quien suscribe eso no es una novedad. Hace tiempo (mucho tiempo) que vengo afirmando que el precio sí importa. Ha importado mucho en el pasado reciente. Tanto, que probablemente tenga buena parte de culpa en el inicio de la crisis de asistencia que vive el sector y que las Fiestas del Cine y Miércoles al Cine, entre otras medidas, tratan ahora de paliar. La cuestión es hasta dónde debe bajar el precio sin que éste acabe suponiendo un freno para futuras visitas.

Hago un inciso. La primer consecuencia, por tanto, debería ser estudiar muy a fondo la composición de los asistentes a la Fiesta del Cine, sus motivaciones para acudir a la misma, sus hábitos de consumo fuera de ella, sus preferencias y gustos, su actitud frente a los precios habituales que se encuentran en el cine. Un estudio a fondo que permita, a la vista de sus resultados, identificar líneas de actuación de cara al futuro inmediato con el fin de incrementar la asistencia general a las salas.

Volvamos al punto anterior. Si un espectador que visita los cines con cierta frecuencia (imposible poner números a lo que significa "frecuencia" dado el derrumbe de asistencia vivido en nuestro mercado en los últimos años) se encuentra entradas a 9€, 10€ u 11€ (sin los suplementos por 3D, sala especial, venta por internet, etc.) es lógico que, cuando las tiene a 2,90€, no pierda ocasión de disfrutar de la oportunidad. El peligro, el choque contra la realidad en su siguiente visita. Tanta diferencia entre un precio y otro puede jugar malas pasadas.

¿Y qué decir de los que van al cine durante la Fiesta pero que no lo hacen nunca o casi nunca durante el resto del año? (si hiciésemos ese estudio antes aludido igual nos enterábamos de que éste grupo es bastante más numeroso de lo que nos pensamos). Para ellos el cine sólo existe si es a 2,90€. Vendrán a cada Fiesta y, quizás, un miércoles de esos en que casi todas la películas ("me han dicho que hay algunas que quedan fuera de la promoción") están a menos de cuatro euros. Tengo la sensaciòn de que estos asistentes las Fiestas del Cine puedan acabar siendo como los que acuden a los Festivales: agotan las localidades de casi todo lo que allí se exhibe, dar gran colorido al evento, permiten a la industria estar ogullosa de sí misma pero, el fin de semana siguiente, pocos de ellos se dejan caer por un cine "comercial".

¿Es legítimo que un cine, que por las razones que sea (las hemos analizado con todo lujo de detalle en los últimos tiempos) tiene sus butacas vacías casi todos los laborables y, ahora también, buena parte de las sesiones del fin de semana, decida rebajar los precios para cubrir sus gastos esos días entre semana? Totalmente. Ahora bien, hay que afilar bien el lápiz (¡qué antiguo queda eso, lo sé!) al hecer los números. Si a una entrada de 2,90€ le restamos el 23% que, aproximadamente, suponen el 21% de IVA y el 2% de derechos de autor, quedan 2,23€. Esa es la cantidad que deben repartirse con el distribuidor (si aceptásemos una media del 50%, que no es, cada uno se quedaría con 1,11€). Y os puedo asegurar que para que esa cifra permitiese no ya ganar algo, sino tan siquiera cubrir costes, habría que vender muchas, muchísimas entradas (muchas más de las que estás pensando). Cierto que ese precio se ve sólo tres días cada seis meses. Pero es que haciendo el cálculo sobre 3,90€ (quedan 3€ a repartir) o 4,90€ (quedan 3,78€) tampoco mejoran excesivamente las cosas.

Por tanto, una política de ajuste de precios debería tener dos premisas: no desmotivar el consumo general y no amenazar la supervivencia de las cuentas de resultados. ¿Cómo conjugar, entonces, la necesiadad de precios más bajos sin caer en éstos riesgos?

El precio de los días de máxima asistencia, que en nuestro país suelen ser los fines de semana, en un contexto de crisis de asistencia (con muchas salas vacías o semi-vacías en las sesiones punta de sábado y domingo), deberían ser mucho más asequibles para la mayoría de los potenciales espectadores. Hay que revisar la política de precios en fin de semana. Y saberla comunicar bien para hacer cómplice de tal acción al que se persigue sea cliente habitual.

Los precios reducidos entre semana servían en el pasado (cuando las salas solían estar llenas el fin de semana hoy sí, mañana también) para modular la asistencia: ya que los cines precisaban de unas plantillas amplias para atender grandes cantidades de público entre la noche del viernes y el domingo (y la legislación laboral española no facilitaba la necesaria flexibilidad para este tipo de servicio al público) se podía aspirar a rentabilizar parte de esos costes fijos incrementando las visitas entre semana aunque el precio medio fuese más bajo. Si el fin de semana solía representar entre el 75% y el 85% de la asistencia semanal, que gracias a los precios reducidos los laborables pudiesen crecer entre tres y cinco puntos porcentuales, en el mejor de los casos, no afectaría significativamente al precio medio global del cine y eso no dañaría la cuenta de resultados (además, una entrada más barata que trajese un cliente incrmenetal se veía compensada por el ingreso medio por venta de productos de restauración, que no bajaban el precio en ningún caso).

Los precios reducidos entre semana, en un momento como el actual, pueden generar un desplazamiento de público entre fin de semana y laborables. ¿Quiere esto decir que no debe haber descuentos? No. Quiere decir que la diferencia entre el precio de unos y otros no debe ser abismal (como en muchos casos lo es). Y que el estándar, el máximo de referencia, no puede percibirse como desorbitado.

La prioridad de productores, distribuidores, exhibidores y administraciones debería ser recuperar asistencia a las salas y consolidar el mercado en una cifra suficiente. Y la política de precios en las entradas es actor principal en esta película (como lo es el reparto económico que se deriva de ellas: impuestos, porcentajes para las distribuidoras, etc.). Cuando se haya conseguido recuperar un nivel de asistencia y recuadación aceptable para todas las partes se podrá volver a políticas particulares más o menos agresivas. Eventos como la Fiesta del Cien permiten acercar al espectador a las salas. Y eso, tal y como están las cosas, no es nada despreciable. Ahora bien, reflexionemos si lo que nuestro mercado, tal y como está, es eso (o sólo eso) lo que necesita.

Categorías: Cine , Mercado de cine

Juan Herbera   28.oct.2014 11:41    

Los cines de poblaciones pequeñas quieren disponer más pronto de las novedades

    lunes 27.oct.2014    por Juan Herbera    2 Comentarios

Interesantísimo debate el que sugiere el titular de hoy. El texto que vendrá a continuación se refiere a la realidad actual en el mercado norteamericano pero es perfectamente aplicable, punto por punto, a lo que sucede en nuestro país. Adelanto que encuentro argumentos razonables de una y otra parte (distribuidores y exhibidores), lo que hace de este tema motivo apasionante de discusión que obliga a buscar y encontrar soluciones que satifagan a ambos lados, sean éstas alternativas (hoy tú, mañana yo) o estables (ni tú ni yo sino todo lo contrario...). El artículo original apareció en la versión digital de Los Angeles Times el pasado 14 de octubre. Su autor, Richard Verrier. Aquí, la versión original. A continuación, mi traducción.

Cuando el aclamado thriller Perdida, dirigido por David Fincher, llegó a las salas a principios de mes Byron Berkley quiso exhibir la película en los cuatro cines que gestiona en localidades pequeñas en el este de Texas. Pero Fox solo le autorizó a hacerlo en uno de ellos en Kilgore, una población enriquecida por el petróleo de menos de 15.000 habitantes. Los demás tendrían que esperar a otra semana después de que la película de Ben Affleck se exhibiese en los grandes mercados del país. Para entonces ya era demasiado tarde.

"En un tiempo de gratificaciones inmediatas todo envejece en dos o tres semanas", afrimaba Berkley. "Algunos dicen 'al diablo con ello, no volveremos al cine nunca más'". Los retrasos en el estreno de nuevos títulos es una creciente fuente de frustración para los propietarios de cines en poblaciones pequeñas como Berkley, que se queja de que los grandes estudios confían en un modelo de distribución anticuado que favorece a los grandes complejos de las grandes ciudades.

Un grupo de propietarios de cines independientes y miembros de la patronal de la exhibición (la NATO, National Association of Theatre Owners) dieron a conocer recientemente sus preocupaciones en una serie de debates con ejecutivos de los estudios en Hollywood, según explican quienes asistieron a los encuentros. Las sesiones con los representantes de la gran distribución se esperaba que fuesen cordiales pero los ejecutivos que asistieron tuvieron que hacer frente a afirmaciones que les responsabilizaban de exprimir a los cines de poblaciones pequeñas. Los ejecutivos indicaron que diferentes variables determinan cuándo y dónde se exhibe un título, entre ellas el tipo de película, el momento del año y la rentabilidad del recinto.

"Hemos tenido una muy buena relación con los exhibidores pequeños porque creemos en sus negocios", afirmaba Chris Aronson, presidente de distribución doméstica (Norteamérica) en Fox, quien se reunió con diversos propietarios de salas este mes. "Lo determinante es que dirigimos un negocio y explotamos nuestros títulos uno a uno...No queremos encontrarnos en una situación en que nuestros costes superen a nuestros ingresos". Por lo que a Perdida se refiere, Aronson dijo que su estudio (Fox) tenía buenas razones para ser prudente ante un estreno masivo dado su contenido adulto: "Las películas calificadas R (menores de 17 años requieren supervisión de un adulto) no siempre funcionan en localidades pequeñas".

Las discrepancias sobre cuándo pueden los cines exhibir las películas se han magnificado por el descenso en la venta de entradas en Estados Unidos. Tras una cosecha de películas con flojos resultados la industria viene de vivir su peor verano en asistencia a las salas desde 1997 si ajustamos los precios según la inflación. La desaceleración llega tras un periodo en que los exhibidores han realizado fuertes inversiones para reconvertir sus salas a la tecnología digital. Con el respaldo financiero de los estudios los cines están todavía saldando sus deudas por haber comprado proyectores digitales que les costaron entre $50.000 y $75.000 cada uno.

Además, los cines están lidiando con la creciente competencia que suponen otras opciones de ocio a nivel doméstico y los cambios de hábitos entre los consumidores, que confían en ver las películas cuando éstas se estrenan en los cines. Eso convierte en mucho más costosos los retrasos en exhibir películas en la gran pantalla que afectan a cines obligados a esperar su turno para proyectar lo último de Hollywood.

"Lo que ha sucedido es que cuando se estrena una película y tiene potencial comercial y a nosotros nos gustaría exhibirla, el estudio ha decidido que no quieren permitirnos proyectarla y tenemos que luchar para encontrar algo que poner en nuestra pantalla", afirma Berkley. "Tratamos de convencerles de que no están haciendo nada bueno para ellos mismos. Nos perjudicáis y os perjudicáis vosotros".

Berkley explicaba que sus cines no pudieron programar la película de Nicolas Cage Left Behind en su semana de estreno (3 de octubre), incluso aunque buena parte de sus clientes querían verla. "Tuvimos muchas peticiones de nuestros clientes que únicamente querían saber cuándo la tendríamos".

Dan Fellman, presidente de distribución en Norteamérica de Warner, comentó que cada película tiene su propia estrategia de marketing y que, a menudo, se beneficia de un estreno por fases. "El boca-oreja puede ser algo muy poderoso", decía. "Cuando tienes una película que se convierte en Número Uno y tienes a mucha gente hablando de ello es una buena idea salir con una seguna oleada". Fellman añadió que algunos cines sencillamente no venden suficientes entradas como para justificar disponer de las películas en el momento de su estreno inicial.

De hecho, estudios y cines han seguido un patrón de distribución similar durante décadas. Las películas con estrenos masivos se exhiben primero en las grandes ciudades, posteriormente en mercados medios y, finalmente, en pequeñas ciudades y en los denominados cines de segunda fase unas cuantas semanas después de la fecha inicial de estreno. Una de las razones fundamentales para ese modelo era el elevado coste de las copias de celuloide. Hasta la llegada del digital, costaban entre $1.000 y $3.000, incluyendo aquí la producción física de la copia y su entrega al cine. En la actualidad, el envío de un hard drive digital cuesta menos de $100 e incluso menos si se distribuye vía satélite.

Los estudios, no obstante, aún aportan entre $700 y $800 en los denominados VPF (virtual print fee) con los que ayudan a los cines a financiar los nuevos equipos digitales. Estos importes son parte del acuerdo con los cines para facilitar la transición digital. Prácticamente todas las 40.000 pantallas de cine de los Estados Unidos han sustituido los antiguos proyectores por equipamiento digital.

Con costes de distribución más bajos los exhibidores independientes argumentan que disminuye la justificación económica para distanciar el estreno de nuevas películas. "Conocemos nuestras ciudades, nuestros pequeños mercados y, puesto que el coste es ahora tan bajo, dadnos una oportunidad de ganar algo", decía Joe Paletta, máximo responsable de la empresa con sede en Atlanta Spotlight Theatres que gestiona cuatro cines en Georgia, Pennsylvania y Connecticut.

"Nuestros clientes son bastante astutos", añadía. "Están muy al corriente de qué películas se estrenan y cuándo, y no se lo piensan mucho cuando se trata de acudir a ver los nuevos estrenos".

Categorías: Cine , Mercado de cine

Juan Herbera   27.oct.2014 08:24    

Un nuevo 'Drácula' sobrevuela el Nº1

    jueves 23.oct.2014    por Juan Herbera    9 Comentarios

Trece novedades. No es poca cosa, ¿verdad? Salvo sopresa, ninguna de ellas logrará grandes registros. Aún así, al menos dos deberían meterse en el Top-5. Y una de ellas liderarlo. Al grano, que hay materia.

Universal decidió volver a revisar la historia de uno de los clásicos más famosos, la del conde Drácula, y produjo Drácula: la leyenda jamás contada (Dracula Untold). Estrenada hace dos fines de semana no pasó de los $23,51 millones (€18,62M) en sus tres primeros días en el mercado norteamericano desde la segunda posición del ranking. Mismo lugar que ocupó en Reino Unido, donde se había estrenado la semana anterior recaudando 2.187.000€ en 449 locales que dejaron una media de 4.870€. También en esas fechas arrancaron Alemania y Francia, ingresando 1.959.000€ (media de 3.960€ en 495 salas) y 1.611.000€ (5.320€ en 303 complejos) respectivamente. En ambos países ocupó el tercer puesto. Un 5% de la apertura americana significaría recaudar en España en torno a 930.000€ entre viernes y domingo. Vistas las 366 pantallas de 313 cines en que Universal la estrena la media por local se situaría en torno a los 2.970€.

La comedia Vamos de polis (Let's be cops) debutó en su mercado doméstico a mediados de agosto desde la tercera posición con números modestos: $26,22 millones (€19,57M) en cinco días, $17,81 (€13,30M) de ellos generados durante el fin de semana. De los grandes mercados europeos sólo Reino Unido e Italia han probado suerte hasta ahora. Y con resultados bien dispares. En las islas británicas arrancó con 2.806.000€ (4.720€ de media en 442 salas) desde la segunda plaza. En el país transalpino, en cambio, se estrenó en sólo 45 pantallas donde promedió 1.650€ para un fin de semana de 74.160€. En España, Fox apuesta más fuerte y la sitúa en 241 cines (sólo en versión doblada). Acercarse a los 2.500€ por complejo permitiría una recaudación inicial próxima a los 600.000€, lo cual representaría un 3% respecto a lo ingresado en los primeros cinco días de exhibición en Estados Unidos y un 4,5% en relación al fin de semana. Suena a poco, más tratándose de Fox, per hemos visto como comedias similares acababan presentando registros incluso muy inferiores.

Sexto estreno consecutivo para Warner. Esta vez se trata de El juez (The judge), que debutó en Norteamérica el mismo fin de semana en que lo hacía Drácula: la leyenda jamás contada, con la que también coincidirá en apertura en nuestro país. No pasó de la quinta plaza con unos muy discretos $13,12 millones (€10,38M). En Reino Unido, el pasado fin de semana, se quedaba con 531.000€ en 317 locales (media muy escasa de 1.675€) mientras en Alemania, en las mismas fechas, no pasaba de 150.500€ en cuatro días promediando apenas 1.015€ en 150 salas. Warner sitúa El juez en 206 pantallas de 203 cines (todo dcp y 8 salas exhibiendo la versión original subtitulada). Un 3% de la apertura norteamericana supondría una taquilla de 311.500€ que implicaría una media de 1.535€ por local. El porcentaje es escaso pero la recaudación sonaría a excesiva vistos los referentes. Son cifras éstas muy bajas para lo que grandes distribuidoras como Warner nos tiene acostumbrados. Tiene que cambiar la tendencia.

Otro título de esos que parecería lógico pensar que no se estrenasen en nuestro país, por aquello de que sus cifras de origen son más que modestas y cuentan una historia vinculada al cricket y al béisbol con elevada presencia de actores hindús, sería El chico del millón de dólares (Million dollar arm). Pero Disney ha decidido que España no podía perdérsela y de ahí que haya 120 salas (todo dcp) que la vayan a ofrecer el próximo fin de semana. En Norteamérica no pasó de los $10,51 millones (€7,68M) a mediados de mayo; en Reino Unido recaudó 189.600€ en 236 locales (media de 803€) en sus tres primeros días a finales de agosto. No se ha visto ni se verá en cines de los otros grandes (o medianos) mercados europeos. Cada cual que haga sus estimaciones. Disney ha hecho milagros en el pasado con títulos por los que nadie hubiese apostado un céntimo. Me temo que en este caso el margen de error es muy pequeño.

El thriller estadounidense The prince llega con 35 copias (todas dcp; 34 dobladas al castellano y una en versión original subtitulada al catalán) de la mano de Paycom; la comedia francesa El amor está en el aire (Amour & turbulences) es la apuesta de A Contracorriente que sale con 29 copias digitales (dos de ellas subtituladas); Golem estrena Alguien a quien amar (Someone you love), drama danés sobre el mundo de la música, con 28 copias (22 dobladas y 6 en versión original subtitulada) y Wanda da una oportunidad a Dos días, una noche (Two days, one night), drama belga que se podrá ver en 27 cines (22 dcp's, 3 copias en 35 mm. y 2 blu-ray's con 10 salas ofreciendo la versión orignal subtitulada y otra alternando ésta con la doblada).

El documental Paco de Lucía: la búsqueda (Alfa) estará en 15 salas; el thriller norteamericano Coherence (Good Films) se verá en 13 pantallas (con versiones doblada, subtitulada al castellano y subtitulada al catalán); el también documental francés A cielo abierto (Cameo) llega con 4 o 5 copias (todo en versión subtitulada). También se estrenan la producción danesa de terror Cuando despierta la bestia (When animals dream) (Alimpro) y la francesa Tip-Top.

El año pasado por estas fechas sólo una novedad, Insidious capítulo 2, se metía en el Top-5. Eso sí, lo hacía para liderar el ranking con 1.360.000€ en 298 complejos (media de 4.565€). Esas cinco más taquilleras sumaban €4,10 millones y representaban el 62% de los 6.638.000€ recaudados por el conjunto de la cartelera entre viernes y domingo.

Si Drácula: la leyenda jamás contada cumple con la previsión (930.000€) será nuevo Nº1. Y con comodidad. Segunda podría ser The equalizer (con muy buenos mantenimientos en los grandes mercados internacionales) si no perdiese más del 35%, con lo que ingresaría algo más de 600.0000€. En esa cifra estaría moviéndose Vamos de polis si mi estimación no se excede y, tras ella, apaecería Ninja Turtles que, dejándose un 55%, recaudaría alrededor de 510.000€ en su segunda estancia. Cerraría el Top-5 Torrente 5 con 475.000€ si perdiese otro 50%. Pero cuidado, porque de caer un 55% (entonces no pasaría de 430.000€) podría verse superada por Perdida y Annabelle si ambas no cediesen más del 40% (455.000€ y 445.000€ respectivamente).

El Top-5 aquí dibujado sumaría 3.123.000€. Puesto que las que seguirían a este privilegiado grupo presentarían cifras muy próximas (y serían al menos cinco los títulos a considerar) podemos imaginar que éste representase entre el 50% y el 55% del global de la taquilla que, en ese caso, oscilaría entre los €5,68 y los €6,24 millones. En el mejor de los escenarios aquí descritos quedaría por debajo del fin de semana pasado (€6,84M) y del de hace un año (€6,64M).

La semana pasada me pasé de optimista con las dos novedades que debían dar el do de pecho. Quisiera que este próximo fin de semana me dejase en evidencia por todo lo contrario. Yo no apostaría.

Categorías: Avance de estrenos , Cine

Juan Herbera   23.oct.2014 08:29    

Unas 'Ninja Turtles' muy debilitadas (€1,14M) relevan a 'Torrente 5' (€0,95M)

    miércoles 22.oct.2014    por Juan Herbera    4 Comentarios

Me fallaron los estrenos, las dos películas de las que, comercialmente, más se podía esperar. No tanto los mantenimientos, que cumplieron muy dignamente con su cometido. Os suena, ¿verdad? Pues poco más que añadir que no haya dicho en artículos de las semanas precedentes.

El gran error en la estimación vino, una vez más, en un supuesto blockbuster que había tenido un buen comportamiento en el mercado norteamericano. Habrá quien siga consolándose con el argumento de que cierto tipo de cine que allí funciona (y nada mal) aquí no interesa. Nos hemos comido ese discurso con casi todo lo de Marvel, con la saga de Transformers, con Star-Trek...Y ahora con las tortugas Ninja. Es muy legítimo hacer esa lectura pero yo, mientras tanto, seguiré incidiendo en el análisis objetivo (y crítico, si se quiere) y aportando datos comparativos que, a mi modo de ver, demuestran que nuestro mercado presenta vías de agua que otros de nuestro entorno no sufren con similar profundidad.

Si ya ha sido complicado asumir que, donde hace unos años había unas aperturas que, de media, representaban entre el 8% y el 10% de la taquilla norteamericana, ahora no suelen pasar del 5% en los grandes títulos, más lo será aceptar que alcanzar el 3% deba considerarse como suficiente cuando no satisfactorio. Es lo que le ha pasado a las películas antes referidas y es lo que le ha sucedido a Ninja Turtles (Paramount) que, en su primer fin de semana, logra un estimado de 1.140.000€ y 176.000 espectadores, lo cual significaría una media de 3.500€ por local. Sí, sí; podéis regodearos: es un millón de euros menos de lo que yo intuía en mi artículo del pasado jueves. Ni quería ni podía imaginar que volveríamos a resultados tan escasos en relación a otros mercados de pirmer nivel.

Respecto a la apertura norteamericana la cifra de España supone un 2,9%. En Reino Unido, también el pasado fin de semana, arrancó con €6,0 millones, Francia recaudó €3,2M y Alemania ingresó €2,98M. Italia había abierto con €1,67M a mediados de septiembre. Multiplicar por 2,7 veces su recaudación de estreno llevaría su taquilla final en nuestro páis hasta los 3.080.000€. Según doble el próximo fin de semana podremos revisar al alza esta proyección. O no.

Torrente 5: operación Eurovegas habría caído en línea con lo previsto, en torno a un 52%, con un estimado de 950.000€ en su tercer fin de semana de estreno. Acumularía uno 8.645.000€ y cerca de 1.380.000 entradas vendidas. Se sitúa así como la octava mejor taquilla en lo que llevamos de año, por delante de los €8M de Rio 2 y tras los €8,9M de Cómo entrenar a tu dragón 2, a la que superará en los próximos días. Su siguiente objetivo, los €9,7M de Lucy. En la segunda semana completa de exhibición los laborables representaron sólo en 24.5% del total de los ingresos de los siete días. Cayendo a ritmo del 50%, y con esa proporción entre fin de semana y laborables, acabaría con unos €10,2 millones de euros, 2,75 veces su apertura. No se contempla aquí el efecto incremental que pueda tener la Fiesta del Cine.

Tampoco acabó de responder como cabía esperar lo nuevo del otrora infalible en taquilla Denzel Washington. The equalizer (Sony) se quedó en un estimado de 930.000€ y algo más de 135.000 espectadores para promediar alrededor de 3.170€ por complejo. Otro decepcionante porcentaje del 3,4% al comparar contra la apertura estadounidense que se queda a un 62% de la entrada británica, a un 53,5% de la alemana, a un 45% de la francesa y a un 5,5% de la italiana. Respecto a los últimos trabajos del actor norteamericano en la taquilla española ésta quedó a un 47% de El invitado, a un 8% de El vuelo y mejoró en un 7% el resultado de 2 Guns. Multipliar por tres su recaudación inicial llevaría a The equalizer hasta los 2.800.000€.

Segundo fin de semana para Perdida y Annabelle, que mantienen su duelo particular en taquilla. El thriller de Fox pasaría de la segunda a la cuarta plaza con un estimado de 750.000€ perdiendo un 41%, algo más de lo esperado. Sumaría en torno a 2.540.000€ y 390.000 espectadores. Los laborables de la primera semana generaron el 28% de la taquilla de los siete días. La de terror de Warner caería de la tercera a la quinta posición con un estimado de 735.000€, lo que supone un descenso del 36%, en línea con lo previsto, con lo que su parcial se situaría en torno a los 2.310.000€ y las 350.000 entradas vendidas. En su primera semana completa la recaudación entre lunes y jueves supuso el 27% del total semanal. Extraño el comportamiento de Annabelle durante este fin de semana. Todo hacía prever que acabaría cómodamente por delante de Perdida. Quedarse por debajo indicaría que la prograsión entre sábado y domingo fue muy inferior a lo habitual. No entraba dentro de la lógica. Raro.

Un Top-5 con estas estimaciones alcanzaría los €4,50 millones, lejos de los €5,85M ansiados por un servidor en su post anterior (los 1,35 millones que faltan son, en buena medida, los que no aportaron Ninja Turtles y The equalizer respecto a las previsiones). Pero esta semana valía la pena alargarse un poco más en el análisis de resultados. Había algunas otras novedades que requerían un seguimiento especial, sobre todo por cierto ruido despertado en las redes sociales de cara a su estreno.

En sexta posición entraba (en esto no me equivoqué tanto) Relatos salvajes (Warner), con un estimado próximo a los 510.000€ (cerca de 70.000 espectadores) que dejaron su media por cine en los 2.610€ (yo le auguraba un máximo de 3.000€). Es decir, por debajo, tanto en cifra absoluta como en promedio, de lo logrado en su día por Tesis sobre un homicidio o Séptimo. Los comentarios que se conocen son extraordinarios. Tienen margen (de tiempo y comercial) para crecer. Ojalá.

Si lo de Relatos salvajes puede parecerle a más de uno decepcionante, atención a lo siguiente. Lasa y Zabala, que se estrenaba en 89 salas, recaudó un estimado de 74.000€ (12.000 espectadores), con lo que su media rondaría los 830€. Magical Girl, vencedora absoluta del reciente festival de San Sebastián, llegaba a 37 cines. Su taquilla fue de en torno a los 40.000€ por lo que el promedio no alcanzaría los 1.100€.

Solo una reflexión que ya hice en artículos anteriores: con todo el respeto que se merecen, ni el público de festivales ni los críticos de cine representan los rasgos que identifican al público mayoritariamente consumidor de cine fuera de esos eventos. Quien crea que por llevarse un premio (por importante que éste sea) en un festival como San Sebastián (o Berlín, o Venecia, o incluso Cannes) la promoción está hecha creo que se equivoca. La historia, además, así lo demuestra.

 

Es muy positivo tener buenas críticas. Y buenos comentarios de quienes la han visto en el festival. Pero no podemos dejar de pensar que, todo eso, suma poco cuando te abres a la totalidad del mercado. Y este es cruel. Hay muchos estrenos cada semana. Y, por mucho que se hayan seleccionado los cines más acordes a ese tipo de película, aquellos con un público más fiel y que más informado está de lo que sucede en los festivales y de lo que de ello escriben los críticos, si la apertura no es suficiente la película sufrirá. No se puede fiar todo al boca-oreja. El riesgo es demasiado grande. Y todo esto, corregido y aumentado si la presencia de mercado deja de ser modesta/casi testimonial. A cada dimensionamiento (acertado o no) debe corresponder una inversión en promoción acorde. De lo contrario, tocará atenerse a las consecuencias.

Como también apunté en el post del jueves La isla mínima, El corredor del laberinto y El Niño siguieron a Relatos salvajes en el ranking del fin de semana. Sus recaudaciones estimadas, 425.000€ (-41%), 295.000€ (-45%) y 230.000€ (-48%) corroboran que el fin de semana previo había sido mejor de lo habitual lo que conllevó caídas mayores en éste. Aún con todo, las tres cumplen con sus objetivos tras varias semanas en cartel y acumulan €3,95M, €5,10M y €15,4M respectivamente.

Una última mención, muy merecida, para Operación cacahuete. Tras su noveno fin de semana en cartel, y después de caídas muy moderadas (alternadas con algunas subidas), se mantiene entre las más comerciales y acumula algo más de 2.610.000€. Había arrancado con 325.000€, por lo que ya ha multiplicado por ocho veces lo ingresado en su primer fin de semana. Esta sí puede presumir de boca-oreja.

El global de la taquilla se habrá movido alrededor de los 6.840.000€ (un 10,5% por debajo del fin de semana precedente y un 4% por encima del mismo fin de semana del año pasado), muy lejos de aquel mínimo de 9 millones que yo hubiese deseado. Y es que, está claro, que no se puede pecar de optimista. Ni tan siquiera queriendo apoyarme en datos contrastados y comparativas fiables. Seguiré estimando en base a criterios objetivos. Aun a riesgo de equivocarme de forma tan sonora. Forma parte del juego.

Categorías: Cine , Taquilla de cine

Juan Herbera   22.oct.2014 07:31    

Siguiendo el crecimiento de las pantallas de gran formato

    lunes 20.oct.2014    por Juan Herbera    0 Comentarios

Charlotte Jones, analista especializada en cine de la rama dedicada a la tecnología en la empresa de investigación de mercado IHS publicaba el pasado 29 de septiembre en Film Journal International un artículo dedicado a la proliferación de las salas con pantalla de gran formato, lo que en terminología anlgófona ha venido en denominarse Premium Large Format (PLF). Recomendando como siempre la lectura del original paso a continuación a recoger lo más destacado de tan interesante aportación.

Una pantalla de cine de gran formato (PLF) es un producto tecnológicamente superior, claramente definido, que se puede comercializar como premium. En términos tecnológicos, el 3D inició la noción del concepto premium pero, con un 3D estabilizado en el 39,3% de las pantallas modernas, los exhibidores cinematográficos consideran que han encontrado un nuevo generador de ingresos en el PLF.

El mercado para un PLF digital se puede dividir entre la marca global Imax, los PLF desarrollados y registrados por los exhibidores y RealD Luxe, una marca paraguas con sus primeras salas lanzadas en Rusia este mismo año. Según un nuevo trabajo de investigación de IHS había un total de 1.401 PLF digitales (Imax y las de los exhibidores) operando en todo el mundo en la primera mitad del año de las cuales el 54,3% correspondían a PLF desarrollados por circuitos de exhibición.

Por regiones mundiales Norteamérica reunía el mayor número de PLF, 374 (un 49,1% del total), seguida de Asia-Pacífico (26,7% de cuota de mercado). Centro y Suramérica disponían de 124 PLF's (16,3%), Europa solo tenía 51 pantallas y Africa-Oriente Medio apenas nueve.

El crecimiento del mercado para el PLF de los exhibidores viene determinado por diversos factores incluyendo un evidente incremento de los ingresos, la competencia, la necesidad de elevar el nivel en medio del entorno doméstico y, sobre todo, esforzarse en presentar la experiencia cinematográfica más novedosa. Esta tendencia ha alcanzado una nuevo hito al superar el PLF de los exhibidores (374 pantallas) al Imax digital (360) por vez primera en Norteamérica.

Estados Unidos es el territorio que lidera el ranking mundial (297 PLF's) gracias al elevado nivel de inversión de los cinco circuitos de exhibición más poderosos de aquel país, con un floreciente mercado para nuevas marcas entre los circuitos medianos y pequeños. China es el seguno mercado con 82 pantallas, seguida por Canadá con 77. Cierran el grupo de los cinco países con más salas PLF's de exhibidores Brasil y Australia. Los diez países con más PLF's reúnen el 90% del total mundial, lo cual supone un alto nivel de concentración en los mercados más activos.

Allí donde no hay PLF's, dos de cada tres territorios tampoco disponen de salas Imax digitales, lo que viene a indicar que la actividad supone a la vez competencia y experimentación llevando hacia nueva demanda de nuevas marcas y pantallas.

Las PLF existen para atraer nuevos ingresos, ofreciendo a los consumidores una experiencia cinematográfica mejorada gracias a un precio adicional. La prueba de fuego del PLF estará, por tanto, en los ingresos generados. En Norteamérica, la recaudación de las PLF's en 2013 ascendió a $571,5 millones. Partiendo de una muestra de diez estrenos en 3D, de la recaudación total por título los ingresos provinientes de PLF's (Imax y de los exhibidores) supusieron el 19,4% (11,9% para salas Imax y 7,5% para pantallas equipadas por los propios exhibidores). Ahora bien, ese peso crece hasta el 41,1% si nos fijamos en la recaudación de las salas que exhibieron exclusivamente en 3D. El 58,9% restante provino de pantallas 3D estándares.

El mercado para el PLF de los exhibidores es, a la vez, competitivo y complementario, con las áreas de influencia más importantes haciendo crecer el mercado global gracias a entradas premium que se corresponden a diferentes niveles de experiencia cinematográfica. Una tercera parte de las salas RPX de Regal (su propio sistema de PLF) coexiste con pantallas Imax en la misma ubicación así como cuatro de cada seis complejos de AMC equipados con su nuevo sistema Prime también acogen una sala Imax en competencia directa.

La introducción de múltiples niveles premium en el mismo circuito de exhibición está siendo también motivo de exploración, lo que conduce a definir el cine como una experiencia lujosa y premium incluso a riesgo de confundir al cliente. Pero un producto claramente definido por una experiencia superior (con el inevitable sobrecargo) tiene más probabilidades de ser visto como algo positivo. Mientras la experiencia cinematográfica habitual es todavía el claro patrón del negocio, cada vez más los consumidores serán capaces de elegir su deseado nivel de experiencia para una película determinada.

Todas las partes interesadas de la industria disponen de beneficios potenciales si se incrementa la proporción de tráfico hacia varios niveles premium del negocio. Si los exhibidores continúan invirtiendo y comercializando adecuadamente y las audiencias siguen buscando una experiencia cinematográfica mejorada en cantidades suficientes la tendencia del PLF no solo alterará los actuales patrones de estreno, sino que se convertirá en el nuevo generador significativo de ingresos para el sector de la exhibición en un momento en que las salas de cine son la plataforma más potente para consumir películas pero en un momento, también, en que muchos mercados desarrollados han alcanzado su madurez.

Categorías: Cine , Mercado de cine

Juan Herbera   20.oct.2014 08:30    

'Ninja Turtles' y 'The equalizer' llegan para apartar a 'Torrente 5' del liderazgo

    jueves 16.oct.2014    por Juan Herbera    9 Comentarios

A principios de la década de los años noventa llegaron a las salas tres entregas de la adaptación a la gran pantalla del cómic Teenage Mutant Ninja Turtles en que cuatro tortugas con atributos humanos (con nombre de artistas del Renacimiento), entrenadas por una rata sensei en el arte del ninjutsu, se enfrentaban desde Nueva York a todo tipo de seres malvados. Su resultado comercial no fue nada desdeñable. En España, la primera película fue vista por algo más de 1,8 millones de espectadores (que, dado el deficiente control de taquilla en aquellos años, podemos intuir fueron bastantes más). La segunda atrajo a cerca de un millón de personas y la tercera y última a algo menos de 400.000.

Veintiún años después Paramount ha decidido revivir la franquicia, con un estreno el pasado mes de agosto y otro previsto para junio de 2016. Con un presupuesto de 125 millones de dólares Ninja Turtles lleva acumulados casi $190 millones en su mercado doméstico y otros 165 en ultramar donde está pendiente de estreno en casi todos los grandes territorios. La apertura norteamericana, desde el número uno, alcanzó los $65,57 millones (€48,89M), décima mejor entrada en lo que llevamos de año. En Italia, único gran mercado europeo donde se ha estrenado, debutó a mediados de septiembre, también como líder del ranking de recaudaciones, con 1.671.500€ promediando 2.585€ en 647 salas.

En el momento de publicar éste artículo Paramount no ha facilitado el dato de cines y pantallas donde se estrena Ninja Turtles en España. Recaudar entre viernes y domingo 2.200.000€ significaría un 4,5% en relación a la apertura norteamericana y sería la novena mejor marca de 2014 en nuestro mercado. El primer puesto no se le escaparía. Solo peligraría el liderato si representase no más del 3% (€1,47M) y su perseguidora lograse representar al menos el 5,5%. Lo vemos.

The equalizer (El protector) (Sony) supone el reencuentro entre el director Antoine Fuqua y el gran e incombustible Denzel Washington. Su anterior colaboración, Training Day, permitió al actor llevarse su primer y, hasta el momento, único Oscar como mejor actor principal. The equalizer arrancó en Norteamérica a finales de septiembre ingresando $34,14 millones (€26,91M) en sus tres primeros días de exhibición, cifra esta que mejora en un 26% el dato de apertura de 2 Guns (febrero 2013), en un 37% el de El vuelo (febrero 2012) y se queda a un 15% del de El invitado (octubre 2012), los tres últimos trabajos protagonizados por Washington. En España las cosas han ido de más a menos. De los €1,75 millones de El invitado (media de 5.485€ en 319 cines en febrero de 2012) se pasó a los €1,01 millones de El vuelo (promedio de 3.470€ en 291 complejos en enero de 2013) para acabar en los 861.000€ de 2 Guns (2.730€ en 315 ubicaciones en septiembre del año pasado). El peso respecto a la apertura norteamericana fue del 5,7%, 5,3% y 4,3% respectivamente.

El nuestro es el último de los mercados importantes de Europa Occidental donde se estrena la película. En Reino Unido arrancó desde la segunda plaza con €2,42 millones promediando 3.570€ en 679 salas; en Alemania fue número uno ingresando €1,99 millones en cuatro días (media de 3.930€ en 507 locales); en Francia, en sus primeros cinco días, generó €1,67 millones (promedio de 4.450€ en 376 cines) desde la segunda posición del ranking y en Italia recaudó 979.000€ en 326 salas (media de 3.000€) también desde la segunda plaza. Sony sitúa The equalizer en 314 pantallas de 293 cines con 299 copias (19 de ellas en versión orginal subtitulada al castellano y 2 en salas Imax). Si recaudase 1.345.000€ promediaría casi 4.600€ por local y representaría el 5% del arranque estadounidense, mejorando en un 56% la apertura de 2 Guns, en un 33% la de El vuelo y quedaría a un 23% de la de El invitado.

Aclamadísima es poco. Me falta el calificativo para definir cómo llega a las salas españolas la argentina Relatos salvajes (Warner). Es una comedia negra por episodios con Ricardo Darín como gran reclamo comercial que se acaba de llevar el premio del Público en el festival de San Sebastián. Sin poder calibrar cómo setraducirá eso en la taquilla una primera aproximación llevaría a fijarnos en los últimos trabajos del actor argentino con alguna similitud a esta su nueva película. Y ahi nos encontramos con los 612.000€ del primer fin de semana de Tesis sobre un homicidio (media de 2.795€ en 219 cines en abril de 2013) o con los 984.000€ de Séptimo (promediando 3.270€ en 301 complejos en noviembre pasado), donde compartía cabeza de cartel con Belén Rueda.

Dándole todo el margen de mejora que merezca, y recordando que dos de los tres últimos estrenos de Warner han dado que hablar por su "escaso" número de cines (debate que han resuelto con medias por local en el entorno de los 5.000€), si Relatos salvajes promediase 3.000€ por cine en su primer fin de semana (a medio camino entre los registros que presentan los dos títulos antes mencionados) recaudaría 585.000€ vistas las 196 pantallas de 195 complejos en que la sitúa Warner (todo en soporte digital y con 3 salas ofreciendo la versión original española subtitulada al inglés).

También muy comentada y bien tratada a su paso por San Sebastián fue Lasa y Zabala, de la que Barton distribuye 89 copias. Desde que en febrero de 2012 estrenase en 101 locales Papá soy una zombie la distribuidora vasca no había estrenado con una presencia de mercado similar. Alcanzar los 1.500€ por local supondría recaudar 133.500€ entre viernes y domingo.

Pero la gran triunfadora del festival de Donosti, en lo que a premios se refiere, fue la española Magical Girl, que se alzó con los premios a mejor película y al mejor director (Carlos Vermut). Avalon distribuye 37 copias (todo digital) que, promediando entre 1.500€ y 2.000€ generarían unos ingresos iniciales de entre 55.500€ y 74.000€. 10.000 km promedió 1.410€ en 27 cines.

La australiana El viaje de tu vida (Alfa) se podrá ver en cinco cines, todos ellos ofreciendo la versión original subtitulada, al tiempo que tambiés se estrenan otros dos dramas de producción española: La jungla interior (con una duración de 75 minutos) y La distancia.

Hace un año dos novedades encabezaban el ranking de recaudaciones del fin de semana. Turbo lideraba con 1.244.500€ (media de 3.565€ en 349 complejos) y Capitán Phillips le seguía con 1.017.000€ en 329 locales (promedio de 3.090€). El Top-5 recaudaba €4,49 millones y representaba el 68,5% de un global que sumaba 6.560.000€.

Voy a ser optimista (¡¡!!). Podemos estar ante un fin de semana que alcance y supere los nueve millones de euros. ¿Y qué tiene que suceder para que eso sea así? En primer lugar que Ninja Turtles y The equalizer no defrauden (Relatos salvajes tiene, además, opciones claras de entrar por encima de mis estimaciones). En segundo, que los mantenmientos no se desplomen, es decir, que los descensos respecto a las recaudaciones del pasado fin de semana no sean exageradamente altos (lo que vendría a decir que ese fin de semana previo fue, por alguna razón, excpecionalmente bueno). Con esa premisas, empezemos a imaginar los puestos más altos del ranking.

A un Ninja Turtles de €2 millones y a un The equalizer de €1,3 millones seguiría un Torrente 5 de 900.000€ si la de Santiago Segura cayese alrededor del 54% en su tercera estancia. Si Perdida (con excelentes mantenimientos en todos los mercados donde se ha estrenado) no cayese más del 30% garantizaría otros 900.000€. Y si Annabelle no perdiese más del 35% en su segundo fin de semana (The Conjuring cayó un 37% e Insidious 2 lo hizo un 35,5%) añadiría otros 750.000€. Un Top-5 así sumaría en torno a 5.850.000€ (nada extraordinario, diréis) pero es que tras esa cinco vendrían cifras como las de Relatos salvajes o La isla mínima, ambas por encima del medio millón de euros, o las de El corredor del laberinto y El niño, las dos superando los 300.000.

De seguir un ritmo como el descrito estaríamos ante un Top-10 que podría superar los 7,7 millones de euros. Y eso permitiría augurar un global de la taquilla que oscilase entre los 9 y los 9,7 millones (en el primer caso el Top-5 pesaría un 65% y en el segundo un 60%). Ni que decir tiene que dejaría muy atrás el registro del fin de semana previo (€7,6 millones) o el del fin de semana equivalente del año pasado (€6,56M). De hecho, estaríamos ante una cifra que no se ve desde el fin de semana del 18 al 20 de abril en que se ingresaron €10,4 millones. ¿Me lo compráis? Venga, va.

Categorías: Avance de estrenos , Cine

Juan Herbera   16.oct.2014 12:15    

'Torrente 5' domina (€1,9M) mientras 'Perdida' (€1,26M) le gana la partida a 'Annabelle' (€1,13M)

    martes 14.oct.2014    por Juan Herbera    11 Comentarios

Una semana más las buenas noticias vinieron por el lado de los mantenimientos más que por el de los estrenos, cuyos resultados en taquilla, al menos en lo referido a los títulos más destacados, fueron algo más cortos de lo deseable. Viene a ser algo habitual en los últimos tiempos. Parecería que, o bien las campañas de lanzamiento no atinan como antaño a la hora de movilizar espectadores en el primer fin de semana, o bien éstos deciden tomárselo con más calma a la hora de visitar su cine preferido, con lo que el boca-oreja se convierte en elemento clave de cara a los desncensos en semanas subsiguientes.

Que los buenos comentarios han sido siempre un objetivo que permitía alargar la vida en taquilla no es novedad. Sí lo es que las aperturas sean más modestas en lo comercial, lo que puede obligar a variar las políticas comerciales tanto en el lado de los exhibidores como de los distribuidores, acostumbrados unos y otros como estaban a que los grandes títulos entrasen a lo grande (valga la redundancia) para luego caer con cierta precipitación. Las programaciones (fechas de estreno diferenciadas en el caso de los distribuidores y ubicación de cada película en las salas en el de los exhibidores) respondían a esa realidad. Quizás haya que ir cambiando ciertos criterios. Y fijarse en si el saldo final es mejor, igual o peor en un escenario que en otro.

Torrente 5: operación Eurovegas se mantiene al frente del ranking de recaudaciones con un estimado de 1.960.000€ en su segundo fin de semana, lo que supondría un descenso del 47% en relación a la apertura (sería una caída similar a la que sufrió Torrente 3, si bien ésta había debutado con mucha más fuerza comercial; Torrente 4 se dejó un 55%). Tras diez días en cartel acumularía 7.055.000€ y 1.110.000 espectadores y tendría como horizonte final los 9,3 millones de euros (unas 2,5 veces su recaudación inicial). Con una cifra así hoy no alcanzaría a Lucy (€9,6M) como sexta mejor recaudación acumulada en lo que llevamos de año. Para desbancar a la que actualmente es la quinta (El lobo de Wall Street y sus 12 millones) Torrente 5 tendría que multiplicar su recaudación de estreno por 3,2 veces. En la primera semana completa de exhibición los laborables representaron el 27% del total de ingresos frente al 77% que se generó entre viernes y domingo.

Perdida venció también aquí en su particular guerra con Annabelle. La de Fox debutó con un estimado de 1.260.000€ y 180.000 entradas vendidas, dejando una media de 3.795€ por cada uno de los 332 cines donde se estrenaba. Representa un 4,2% respecto a la apertura norteamericana y se queda a un 76% del arranque británico y a un 37% del alemán. En Estados Unidos apenas ha caído un 29% en su segunda estancia; en Reino Unido se ha dejado un 24% y en Alemania un 17%, datos estos que auguran un muy buen mantenimiento de cara a próximas semanas. Aunque hubiese sido deseable un inicio algo más potente (en el entorno de los 4.500€ por local) es de suponer que su coeficiente multiplicador será superior a la media. El conjunto de 2013 supuso un coeficiente de 3,5 veces; en lo que llevamos de 2014 ese ratio está en 4,1. Si se moviese en torno a éste último dato apuntaría a un final por encima de los cinco millones. Puede mejorarlo.

Annabelle (Warner) arrancó con un estimado de 1.130.000€, lo que implicaría un sólido promedio por local de unos 5.020€. En cifra absoluta se quedaría a un 11% de  Expediente Warren: The Conjuring y a un 17% de Insidious: capítulo 2 pero en media por cine las superaría en un 19% y en un 10% respectivamente. Se demostraría, de nuevo, que ajustar el número de complejos no es, necesariamente, algo que merme el potencial comercial. Van dos buenas pruebas (la otra fue La isla mínima) en pocas semanas. En relación a la apertura estadounidense la taquilla española supone un mejorable 3,8% si bien supera en un 19% al registro itaiano. Un primer objetivo debe ser alcanzar los 4 millones de euros, lo que supondría haber multiplicado por 3,5 veces la taquilla de los tres primeros días.

Y es precisamente La isla mínima (que desciende las dos posiciones que ocupan ambas novedades) la que presenta un mejor mantenimiento con su estimado de 720.000€, que significa un descenso casi inapreciable del 11%. El resultado es muy satisfactorio y lleva el parcial hasta los 3.240.000€ y 490.000 espectadores. Con caídas tan pequeñas cuesta prever cual será su comportamiento hasta el final de su estancia en salas. Es de suponer que en breve dejarán de añadirse cines con lo que se estabilizará su progresión. De momento, imaginemos un final alrededor de los cinco millones de euros con lo que habría multiplicado por 5,3 veces su recaudación de estreno. No habrá paz para los malvados multiplicó por prácticamente seis veces tras seguir una estrategia comercial muy parecida (cayó un 28% en segundo fin de semana y un 4% en tercero frente al 15% y al 11% de La isla mínima). En la segunda semana completa de exhibición el fin de semana sumó el 69% de los ingresos y los laborables el 31% restante.

Las mismas dos plazas cede El corredor del laberinto que, contra todo pronóstico, se mantiene en forma excelente al paso por su cuarto fin de semana. Cayó un 27% en su segunda estancia, un 39% en tercera y ahora cede apenas un 17% con su estimado de 525.000€. La de Fox se va hasta los 4.620.000€ y ha sido vista por unas 754.000 personas. Los 5,5 millones que apuntaba como horizonte final tras sus dos primeros fines de semana deben aproximarse ahora a los seis millones, algo más de cuatro veces su taquilla inicial. En la tercera semana completa el 25% de la recaudación provino de los laborables (el 75% del fin de semana).

Este Top-5 estimado sumaría 5.595.000€ que, de representar entorno al 75% del total de la taquilla proyectaría a una recaudación de 7.560.000€ entre viernes y domingo, cifra ésta muy similar a la del fin de semana previo y un 11% mejor que la de hace un año por estas fechas. Según mis cálculos, considerando sólo las recaudaciones de fin de semana, 2014 estaría a la par con 2013. Eso no quiere decir ni que la recaudación general esté equilibrada ni que en espectadores se dé ese empate también en los fines de semana. Un descenso en el precio medio, especialmente en los laborables, hace que la asistencia esté en 2014 por encima de lo que estaba en 2013. En pocas semanas podremos empezar a imaginar un final de ejercicio creíble. Y, a partir, de ahí, podremos empezar a hacer balance.

Categorías: Cine , Taquilla de cine

Juan Herbera   14.oct.2014 20:50    

Los estudios tendrán que atender los mensajes de las televisiones

    lunes 13.oct.2014    por Juan Herbera    6 Comentarios

Es tiempo de debate abierto. ¿Qué futuro le espera al cine visto el mundo audiovisual que le rodea? Unos y otros empeizan a atreverse a dibujar (más que imaginar) escenarios a corto y medio plazo que suponen un giro radical en relación a la realidad actual. El analista Richard Greenfiled publicó un artículo en The Hollywood Reporter el pasado 2 de septiembre en que argumentaba que el streaming puede allanar el camino a aquellas compañías cinematográficas que persiguen captar los dólares de los consumidores. De nuevo aconsejo la lectura directa del original. Aquí, la traducción para quienes lo prefieran.

La forma en que se consumen los medios de comunicación ha sufrido un cambio tremendo a lo largo de la pasada década. Con el dramático descenso del precio de los aparatos de televisión de gran pantalla en alta definición una experiencia doméstica de cine de alta calidad empieza ser disfrutada por los consumidores mainstream. Pero eso es solo el principio de la transformación, ya que tenemos acceso a todo tipo de contenidos (video, música, juegos) en dispositivos con sonido y pantallas HD que caben en nuestros bolsillos. Cada vez más pagamos por "acceder" al contenido, renunciando a la necesidad de "poseer" ese contenido. Ya no es necesario ver contenidos en directo gracias a aparatos grabadores de video cada vez mejores, a una amplia gama de ofertas on-demand ligadas a subscripciones a televisión por cable o satélite y al crecimiento de subscripciones VOD de servicios de video de alto nivel como Netflix. Las redes sociales generan una exposición ininterrumpida de contenidos (ya sean de texto o video) que es demasiado grande para ser consumida por una persona cualquiera.

En medio de este cambio en la experiencia mediática del consumidor la industria cinematográfica permanece significativamente similar a lo que era una década atrás e incluso a varias décadas atrás. Si tu familia y tú queríais ver Frozen el dia que se estrenó no teníais otra alternativa que comprar las entradas y acudir al cine más cercano. A medida que las ventanas vinculadas al estreno en salas se han ido acortando (y continúan acortándose) la industria cinematográfica se ha centrado en usar la tecnología para mejorar la experiencia del "ir al cine", con sonido y sistemas de proyección de alta calidad, increíbles efectos especiales y tecnología 3D. El objetivo ha sido asegurar que los consumidores continúan comprando entradas cada vez más caras, ayudando así a enmascarar un lento, secular descenso en la asistencia doméstica (mercado norteamericano), aunque, año tras año, el contenido ha generado una notable volatilidad. Todo el crecimiento en espectadores de la industria cinematográfica ha llegado de ultramar, beneficiándose de una rápida expansión en la exhibición en mercados como China, Rusia y América Latina.

La transfromación tecnológica en la industria de los medios seguirá acelerándose y forzando al negocio cinematográfico a evolucionar o a sufrir las consecuencias. Estamos entrando en el mundo de las televisiones de ultra-alta definición; con el click de un botón, contenido ilimitado puede verse sin interrupciones publicitarias desde la comodidad del salón de tu casa. Dedicar ocho horas a visionar desde el sofá la primera temporada de True detective en HBO GO; te costaría encontrar una película que compitiese. Los consumidores orientarán su tiempo, su atención y su dinero hacia la televisión si el negocio cinematográfico se resiste por más tiempo a cambiar, lo cual supone que las caídas en asistencia a las salas se acelerarán. Con la tecnología transformando la industria global los espectadores de ultramar también alcanzarán su tope para, finalmente, sufrir los mismos cambios que ahora enfrenta el negocio en el mercado doméstico (norteamericano).

El factor clave para aislar el negocio cinematográfico de esta amenaza es el deseo del consumidor por compartir la experiencia de "ir al cine". No se puede negar que ver a Mr. Chow saltar del tronco en el Resacón original es mucho mejor en una sala muy concurrida. Miremos a donde miremos presenciamos una personalización de la experiencia mediática del consumidor en las que las experiencias compartidas son cada vez menos importantes. La realidad virtual en el futuro próximo permitirá también un entretenimiento inmersivo increíble con la posibilidad de crear una experiencia compartida para visionarla.

En 2024, el concepto de ventana multimes entre el estreno en salas y su disponibilidad para el consumo doméstico habrá desaparecido. El catalizador inicial serán los distribuidores on-line (pensad en Netflix) que crecerán lo suficiente como para financiar películas en base a sus propias condiciones y que estrenarán en todas las plataformas, incluidos los cines (ofreciendo a los exhibidores repartos mucho mejores en el proceso). Muchos consumidores elegirán aún la experiencia en una sala mientras otros preferirán disfrutar de la película en casa con precios que variarán en función del nivel de conveniencia ofrecido. El otro catalizador que derribará las ventanas de estreno será la creciente amenaza de la piratería. Al tiempo que la piratería cinematográfica cambia de websites cutres a páginas preciosas (como Popcorn Time), posibilitando streaming con un click desde televisores habilitados para IP, los estudios cinematográficos utilizarán plataformas cruzadas, estrenos globales simultáneos para captar la atención y los dólares de los consumidores. En 2024 los consumidores podrán pagar por contenido y acceder al mismo cuando quieran y desde donde quieran desde un dispositivo de su elección.

Atentos a estudios cinematográficos que se transformen en fábricas de narración continua, con la "película" inicial siendo sólo un aspecto. Pensad en cómo juegos on-line generan nuevas extensones, películas y contenidos para mantener el interés del consumidor para captar un flujo constante de dólares de los jugadores. Los consumidores pagarán por suscribirse a un conjunto de contenidos originados por un estudio cinematográfico, donde aquellos sean la película inicial, secuelas, contenido de video on-line, etc. Consumidores que pasarán de entradas de cine a la carta y compras para entretenimiento doméstico a suscripciones a contenido/franquicia perderán también el miedo en relación a vencer las ventanas de estreno secuenciales.

De alguna manera, los estudios cinematográficos precisarán transformarse en estudios televisivos que expliquen historias continuas. Es ésta una evolución lógica para una industria cinematográfica que está actualmente obsesionada con la creación de "franquicias", con un interés cada vez menor, cuando no nulo, en películas de presupuesto medio. ¿Cuántos supuestos Jedis y sus respectivas familias pagarían por una suscripción a cualquier cosa relacionada con Star Wars, Los vengadores, Frozen, Spider-Man, Batman o Avatar? Mientras la industria cinematográfica se ha resisitido al cambio en la(s) década(s) pasada(s) grandes cambios se intuyen inevitables de cara a la próxima década.

Categorías: Cine , Mercado de cine

Juan Herbera   13.oct.2014 09:01    

Juan Herbera

Bio Desde la taquilla

Soy Juan Herbera, analista de taquilla de cine. Cada viernes estoy pendiente de cuántos cines proyectarán las novedades de la cartelera; es sábado y no puedo esperar al lunes para saber cómo han arrancado los estrenos en taquilla; es domingo y necesito imaginar cómo queda el ranking del fin de semana. Cuando llega el lunes puedes imaginar cuáles son mis prioridades: observar, analizar y extraer conclusiones sobre cómo se ha comportado la taquilla de cine. Pero necesito contarlo, compartirlo con más adictos como yo o, sencillamente, con quienes sienten curiosidad por cómo funciona el mercado de eso que llamamos cine y que tanto nos engancha. Yo te lo cuento. Pero a cambio te pido que me ayudes aportando tus comentarios. Una película se hace mejor y más grande cuanta más gente la ve y habla bien de ella. De eso se trata, de hacer crecer DESDE LA TAQUILLA gracias a las aportaciones de todos. ¿Nos acomodamos? Empieza la sesión.
Ver perfil »

Síguenos en...

Últimos comentarios