14 selecciones europeas lucharán por el Mundial de Rusia

    viernes 1.dic.2017    por Ángela Gonzalo del Moral    0 Comentarios

171201-636477230791834607_760d2_Foto EPA_Yuri Kochetkov

Portugal contra España, Francia contra Dinamarca, Alemania contra Suecia, Bélgica contra Inglaterra son los enfrentamientos europeos en la primera ronda de la Copa del Mundo, que se celebrará en Rusia el año que viene.

Diez países de la Unión Europea participarán en la competición que se celebrará en 2018 en otro país europeo: Rusia. En la fase final de esta competición, una de las más importantes del deporte, participan 14 selecciones del continente. A los países de la UE se añade la anfitriona Rusia, Islandia (que participa por primera vez), Croacia, Suiza y Serbia. No estará algunas de las clásicas, como Italia y Holanda, dos de las grandes ausentes de la cita mundialista.

171201-636477506148464568_dd496_Foto EPA Sergei Chirikov

Portugal y España, que han quedado enfrentados en el grupo B, tendrán como adversarios a Marruecos e Irán, mientras que Francia y Dinamarca, que participan en el grupo C, deberán vencer a Australia y Perú, para pasar a la siguiente ronda. Croacia, clasificada en el grupo D, se enfrenta a la gran sorpresa del campeonato Islandia, a la histórica Argentina y a la joya del fútbol africano, Nigeria. No hay ninguna selección comunitaria en el grupo E, donde se enfrentan Brasil, Suiza, Costa Rica y Serbia, mientras que en el F han quedado emparejadas, la defensora del título y actual campeona mundial, Alemania, que se medirá con Suecia, México y Corea del Sur. En los dos últimos grupos G y H han quedado englobadas Bélgica e Inglaterra, que se enfrentarán a Panamá y Túnez. Mientras que Polonia, es la única selección europea del grupo H, donde también han quedado incluidas Senegal, Colombia y Japón.

171201-636477508025924568_eab27_Foto EPA_Sergei Chirikov

El mundial, en el que se jugarán 64 partidos, se celebrará entre el 14 de junio y el 15 de julio de 2018. En total participan 32 selecciones, con un total de 211 futbolistas. El campeonato se disputará en 12 estadios de 11 ciudades. El estadio Olímpico Luzhnikí en Moscú acogerá los dos partidos más importantes, el de inauguración y la final, y exceptuando la ciudad de Ekaterimburgo, el resto de estadios se encuentran la parte europea de Rusia, con lo que los organizadores han apostado por reducir el tiempo y el costo de los desplazamientos. También se han asegurado más público, ya que es la zona más densamente poblada de ese inmenso país. En Moscú acogerán la competición los estadios de Luzhniki (81.300 asientos) y Otkrytie Arena (46.990), mientras que los estadios de San Petersburgo (69.500), Kaliningrado (35.000) Nizhni Nóvgorod (44.899), Kazán (45.105), Volgogrado (45.015), Samara (44.918), Saransk (45.015), Rostov del Don (43.702), Sochi (47.659) y Ekaterimburgo (25.000) acogerán el resto de partidos.

 

Categorías: Actualidad , Deportes

Ángela Gonzalo del Moral    1.dic.2017 18:58    

Artistas eslovenos del siglo XX: Jože Plečnik, Laibach y el colectivo NSK

    martes 28.nov.2017    por Ángela Gonzalo del Moral    0 Comentarios

 
Puente del dragón_Tres puentes Liubliana -Eslovenia
Hay arquitectos que marcan a las ciudades en las que trabajan, Gaudí y Cerdà (Barcelona), Christopher Wren (Londres), Oscar Niemayer (Brasilia) o el barón Haussmann (París). Pero hay uno que marcó la reconstrucción de 3 capitales de 3 países diferentes. El esloveno Jože Plečnik, remodeló Liubliana, Praga y Viena. Ahora los tres países buscan el reconocimiento universal de este arquitecto para el que piden la declaración de su obra como Patrimonio Munidal de la Humanidad, título que ya ostenta el suizo Le Corbursier. Eslovenia y la República Checa han unido esfuerzos para conseguir este objetivo.
 
Plečnik desarrolló un lenguaje arquitectónico único independientemente de las tendencias del comienzo del siglo XX. Su enfoque en la reinterpretación del patrimonio arquitectónico y su rico simbolismo incluyen elementos de la arquitectura clásica, reorientando el espacio, modernizándolo y buscando nuevos usos a sus funciones tradicionales. Su arquitectura ofrece una solución universal a los problemas urgentes de diferentes generaciones y sigue estando de actualidad. 
 
Liubliana, que se caracteriza por los restos de la época romana y la arquitectura barroca, consiguió su primer plano de la ciudad moderna después del terremoto de 1895 con el contemporáneo de Plečnik, Maks Fabiani. Transformó de una ciudad provincial y adormilada, en una capital moderna de estilo Art Noveau, con nuevos ideales estéticos. Plečnik persiguió su visión personal de Liubliana durante más de tres décadas, entrando en un espacio ya construido, transformándolo y actualizándolo, entre 1921 y 1957, con una serie de edificios singulares. Una de sus obras más emblemáticas es el puente de los dragones, o de los tres puentes, sobre el río Liubliana. 
 
Nacido en la capital eslovena en 1872, Jože Plečnik estudió en la celebre Academia de Bellas Artes de Viena con el profesor Otto Wagner. Tras concluir sus estudios fundó un exitoso taller en la capital austríaca, cuya obra más importante fue el residencial Zacherlhaus en el centro de la ciudad, considerada una de las primeras construcciones modernas en Europa.
 
En 1910 le ofrecieron una plaza de profesor en la Academia de Artes, Arquitectura y Diseño de de la capital de la República Checa. En 1920 fue llamado a reformar los jardines de la zona sur del Castillo de Praga, y más tarde, el presidente de la República Checoslovaca, Tomáš G. Masaryk, le confió la reforma de tres patios más, el Jardín de las Murallas y algunos interiores, incluida su residencia. A pesar de haber vuelto a su ciudad natal en 1921, Plečnik trabajó como arquitecto del Castillo de Praga entre los años 1920 y 1935. Durante este tiempo se convirtió en la inspiración para muchos arquitectos checos, y en 1949 le fue concedido el premio Prešeren.
 
Coincidiendo con el 60 aniversario de su muerte, y los 145 de su fallecimiento, el Colegio Oficial de Arquitectos de Madrid (COAM), el Foro Cultural de Austria, el Centro Checo y la embajada de Eslovenia, han organizado una amplia muestra sobre el trabajo del apodado Gaudí eslavo.  Ahora esa exposición se puede visitar en la Universidad Politécnica de Valencia.
 

La revolución artística contra la Yugoslavia de Tito

  Expo eslovenos_20170626_113747
 
Otros artistas eslovenos son el colectivo Neue Slowenische Kunst (NSK), un movimiento de la década final de Yugoslavia, formado por ocho grupos que aportaron toda una revolución artística en ese país entre 1980 y 1992. 
 
El más internacional fue el grupo musical Laibach,considerado uno de los pioneros de la música industrial. Fundado en 1984, en sus conciertos han utilizado símbolos nazis, bien sea vestidos como Hitler o con la estética totalitaria del Tercer Reich.
 
Laibach ha colaborado sistemáticamente con otros grupos de NSK, como la banda sonora del álbum Krst pod Triglavom (Bautismo bajo el Triglav), una producción del "Teatro de las Hermanas de Escipión Nasica". 
 
En el grupo también actúan cineastas y artistas gráficos, que mezclan iconografías fascistas y comunistas. En 1987 ganaron un concurso nacional de carteles para la paz, con una obra en la que cambiaban el águila nazi por una paloma, consiguiendo una gran notoriedad en su país.
 
Su trayectoria puede contemplarse en una exposición dedicada al movimiento NSK en el Museo de Arte Reina Sofía de Madrid,  "Del capital al Kapital", un título que demuestra que NSK fue tan crítico con el socialismo como con el capitalismo y vació el significado de los símbolos, inventando a la gente a reinterpretarlos.
 

El grupo transgresor Laibach

Expo eslovenos_20170626_120127

El grupo Laibach se formó el 1 de junio de 1980 en la ciudad industrial de Trbovlje. Laibach opera como equipo (espíritu colectivo) según el principio de producción industrial y totalitarismo, lo que significa que el individuo no habla, lo hace la organización. Los miembros, flexibles y anónimos, trabajan en el principio cuadruple (Eber - Saliger - Keller - Dachauer), que, predetinado, esconde en sí una serie arbitaria de subobjetos.

Poco después de su fundación, declaró que su nombre era una idea materializada en el nivel de un símbolo cognitivo enigmático. El nombre Laibach surgió por primera vez en 1144, como nombre original de Liubliana; después, de nuevo apareció en la época de la monarquía austrohúngara; y por último, en 1943, durante la ocupación alemana de la capital eslovena. La controversia sobre el nombre y la provocación del grupo alcanzó su punto álgido en 1983, cuando la presencia del Comité de la Ciudad Liubliana de la Alianza Socialista del Pueblo Trabajador de Yugoslavia prohibió toda manifestación pública del grupo con ese nombre. El primer concierto legal en la capital eslovena, una vez levantada la prohibición, no tuvo lugar hasta 1987.

Además del nombre, el motivo clave de Laibach es la cruz, que está cargada de poder performativo. La cruz de Laibach es un símbolo independiente que integra una serie de referencias artísticas, totalitarias y religiosas: desde la cruz de Casimir Malévich a la cruz griega y la cruz negra que llevaban los vehículos y aviones militares alemanes durante la Segunda Guerra Mundial. La cruz negra de Laibach, presente en carteles, fanzines, pinturas, en las mangas de los uniformes de sus miembros, en banderas, en conciertos y en portadas de álbumes, no está pensada para ningún tipo de identificación social sino, más bien, como signo para despertar la fascinación social. Laibach también impactó con su uso de la iconografía nazi, tratándola como un tema tabú sobre el que debía concienciarse y relacionado con los impulsos totalitaristas de la sociedad socialista.

Expo eslovenos_20170626_114049

En sus producciones artísticas, Laibach reunía una serie de prácticas artísticas que seguían el concepto de Gesamtkunstwerk (obra de arte total) y producían un sinfín de autodesignaciones en el proceso. Con este fin, Laibach Kunst hace referencia al principio artístico del grupo, lo que es más evidente en exposiciones, pero cubre la integridad de su obra. El enfoque del arte de Laibach y la realidad social y política es retrovanguardista. El material de su obra se extrae de diversos lugares y épocas, se copia y se monta, aunque a veces interviene directamente en modelos existentes. A través de sus motivos, imagen militarista y manifiestos que citan diversas fuentes aparentemente incomparables, desde discursos políticos hasta el reglamento de cñibes de caza, Laibach explora la relación entre el arte y la ideología.

Por un lado, su estética industrial sirve para recalcar el origen del grupo, que hace referencia a la clase obrera y a las tradiciones revolucionarias del Distrito rojo de Trbovlje. Por otro lado, Laibach vuelve a la era industrial para usar su iconografía casi arcaica con el fin de deconstruir la naturaleza posindutrial tanto del socialismo como del capitalismo, así como la de la industria cultural. La pujante música industrial heavy de Laibach recurre a una serie de fuentes, desde Bach y Wagner hasta la música clásica más contemporánea de Holst y Penderecki, y desde la música electrónica de Kraftwerk hasta el pop. 

 

 

 
 

Ángela Gonzalo del Moral   28.nov.2017 10:47    

La francesa, Audrey Azoulay, nueva directora general de la Unesco

    viernes 10.nov.2017    por Ángela Gonzalo del Moral    0 Comentarios

Fotonoticia_20171013204530_640

En plena crisis de la Unesco, la francesa Audrey Azoulay, ha sido elegida nueva directora general, escogida hoy por la Conferencia General de la organización. Es la segunda mujer en acceder a este cargo en la larga historia del organismo de Naciones Unidas, después de su antecesora, la búlgara Irina Bokova, que fue candidata a dirigir la ONU,  que finalmente asumió el portugués, Antonio Gutérres.

Su primer reto es hacer frente a la crisis planteada después de que Estados Unidos e Israel anunciaran que abandonan la organización. Washington financiaba hasta 2011, una quinta parte del presupuesto de la entidad pero no paga desde que se aceptó a Palestina como miembro de pleno derecho. La nueva responsable de esta organización dedicada a la cultura y la investigación ya ha dicho que se necesita apoyar, fortalecer y reformar la Unesco, para poder continuar trabajando en su amplio abanico de proyectos internacionales.

Hoy ante los delegados que la han aupado a la dirección general ha declarado que el mandato  "es de una brillante modernidad. Y pienso en todos aquellos que son conscientes de las dificultades de la Organización pero saben hasta qué punto es esencial, para hacer frente a los desafíos de nuestro mundo actual y aspiran también a la unidad y serenidad necesarias para que pueda ejercer su mandato de la mejor manera posible”.

Audrey Azoulay nació en 1972,  fue ministra de Cultura y Comunicación de Francia desde febrero de 2016 a mayo de 2017. Anteriormente desempeñó cargos directivos en el sector audiovisual público francés y ejerció las funciones de relatora del Tribunal de Cuentas de su país y de experta en legislación para la Comisión Europea en los ámbitos de la cultura y la comunicación.

En el Centro Nacional del Cine y la Imagen Animada de Francia (CNC) Azoulay ocupó sucesivamente los puestos de directora adjunta de Audiovisual, directora financiera y jurídica y Directora General delegada. Audrey Azoulay estudió en la Escuela Nacional de Administración de Francia y es diplomada del Instituto de Estudios Políticos de París. Además, es titular de un master en Administración de Empresas de la Universidad de Lancaster (Reino Unido).

Audrey Azoulay es la 11ª Directora General de la UNESCO y la segunda mujer en ocupar este puesto. Entrará en funciones el 15 de noviembre.

Categorías: Actualidad , Ciencia

Ángela Gonzalo del Moral   10.nov.2017 16:51    

Mayrit, los orígenes árabes de Madrid

    jueves 9.nov.2017    por Ángela Gonzalo del Moral    0 Comentarios

20171109_135554
 
Cuentan los historiadores que en el año 711 el general musulmán Tariq cruzó las montañas de Somosierra para conquistar el norte de la península Ibérica. En el siglo IX el emir Mohamed I inició el sistema defensivo de la región madrileña contruyendo atalayas, fortalezas y medinas. Una de ellas fue Mayrit. Así fue como nació la ciudad de Madrid, la única capital europea de orígenes musulmanes. Años más tarde, Abderramán III, asentó las medinas de Talamanca de Jarama y Mayrit, que durante 250 años fue una ciudad andalusí, convertida en guardián de la denominada Marca Media, que establecía la frontera entre Al Andalus y los reinos cristianos. 
 
Su misión era, según nos explica Daniel Gil-Benumeya, profesor de Estudios Arabes islámicos de la Universidad Complutense, proteger las dos rutas de comunicación de la región que atravesaban Toledo, y que unían Zaragoza con Mérida, y Segovia con el sur de la península. Aunque no fue la única razón de establecerse en Madrid.
 
20171109_122111
 
Los expertos no se ponen de acuerdo en el significado originario de Mayrit, pero la tradición lo atribuye a la cantidad de agua que había en la zona, rodeada por varios torrentes, que actualmente permanecen subterráneos.... como casi todos los vestigios de  aquella época.  Parte de la muralla de la vieja medina se puede ver en un lateral de la catedral de la Almudena (nombre árabe), y otros lienzos del considerado segundo recinto amurallado permanecen ocultos en sótanos, garajes públicos o privados y tabernas de la Cava Baja. En el parking situado frente al Palacio Real, están expuestos al público, los restos de una almena. 
 
A principios de 1080, Alfonso VI comenzó a recuperar la Marca Media y conquistó Mayrit, que a partir de entonces pasó a ser cristiana, aunque como en otros lugares de la península los fieles de una y otra religión convivieron durante siglos. 
 
  20171109_131916
De las tres iglesias madrileñas que conservan restos mudéjares la que más detalles mantiene es Santa María la Antigua de Carabanchel, constuida en el siglo XIII, aunque la falta de conservación y vigilancia, ha facilitado actos de vandalismo. Otras iglesias son la de San Nicolás de los Servitas, la torre de San Pedro el Viejo y la casa de los Lujanes.  Los musulmanes fueron expulsados de Madrid oficialmente en 1612, aunque como señala Daniel Gil-Benumeya, colaborador de la Fundación Cultura Islámica, se mezclaron con la población cristiana.
 
El popular barrio de La Latina ocupa el antiguo arrabal mudejar conocido como La Morería, el lugar al que reubicaron a todos los andalusíes una vez la ciudad fue conquistada. En la Plaza del Alamillo podría estar situado el Tribunal Árabe de Justicia y la iglesia de San Pedro, habría sido la mezquita mudéjar de esa zona. La morería tenía también hammam, una casa de bodas y una carnicería, que según cuentan las crónicas era la mejor de la ciudad. Junto al museo de San Isidro, actual plaza de los Carros, se han encontrado unas cuevas.
 
Una de las entidades que está trabajando más a fondo para que se preserve el poco patrimonio arquitectónico, de la que consideran la única capital europea de origen musulmán, es la Fundación Cultura Islámica. Inés Eléxpuru, directora de comunicación de FUNCI, nos explica los objetivos de la entidad. 
 
20171109_133618
 
Uno de esos proyectos son las rutas por el madrid musulmán, que guían expertos en esta cultura o también la recuperación de un jardín andalusí, un elemento vertebrador, marcado por almunias, vergeles y patios. En él se unía lo místico y lo científico, la sensualidad y la literatura. En colaboración con el ayuntamiento se ha acondicionado un parque andalusí recogiendo algunas de las plantas más utilizadas en aquella época. Está situado en el parque Emir Mohamed, junto a la muralla islámica. 
 
Pero, ¿porqué Madrid ha dejado en el olvido su pasado árabe?
 
A pesar de ello en el barrio de la morería, actualmente el de la Latina, quedan algunas calles que recuerdan ese pasado, como la plazas del Alamillo, del Arrabal o de los Carros. En Madrid se fundó la primera escuela de astronomía de España y uno de los andalusíes más ilustres fue el científico Maslama Al Mayriti
 
20171109_130117
 
FUNCI organizó hace unos años un congreso en París en colaboración con la Unesco y el Instituto del Mundo Arabe de la capital francesa, sobre la aportación de la cultura islámica en un contexto europeo. También han creado el Centro de Estudios del Madrid Islámico, con el objetivo de preservar la riqueza arqueológica, histórica y paisajística de la ciudad, además de iniciar una base de datos. Inés Eléxpuru nos dice que a pesar de las dificultades ya han reunido más de 400 documentos. 
 
Otro proyecto es la red Med-O-Med en la que participan 23 países de las dos orillas del Mediterráneo y Oriente Medio, que se benefician del intercambio cultural y científico de los expertos de toda esa amplia zona. El paisaje cultural está en la base de sus proyectos, como sinónimo de entendimiento y convivencia, que no solo se refiere a un escenario natural, sino que abarca la actividad humana y los elementos construidos.
 
Plaza de la Morería_MAD
 
La FUNCI, junto con el Ayuntamiento de Madrid, está impulsando un importante proyecto de recuperación del legado histórico y patrimonial del Madrid medieval islámico “Mayrit puente para la Paz”. El objetivo principal de este proyecto es el de propiciar una cultura de paz y de convivencia, así como un paisaje urbano sostenible y respetuoso con el patrimonio tanto cultural como natural.
 
La entida organiza diversas rutas turísticas por el Madrid medieval y tienen previsto extenderlo a otras zonas de la Comunidad como Camarma de Esteruelas, Talamanca de Jarama, El Vellón, Alcalá de Henáres, Buitrago de Lozoya o Venturada

 
 

Ángela Gonzalo del Moral    9.nov.2017 18:46    

Canfranc, a punto de revertir la mala suerte del "Titanic del Pirineo"

    martes 7.nov.2017    por Ángela Gonzalo del Moral    0 Comentarios

004_Canfranc_Foto David ibáñez

 

En 2014 Francia fusionó sus regiones y pasó de tener 22 a quedarse con trece. El principal argumento era agilizar y abaratar la gestión pública. Para ello readaptó la administración municipal, las mancomunidades y los departamentos. Las regiones españolas fronterizas temieron que eso afectara a los programas de colaboración transpirenaica que se realizaban hasta ese momento.... o incluso que pudiera perjudicar a futuros proyectos. El gobierno de Aragón era uno de ellos, pero pasado el tiempo, han comprobado, como apunta José Luis Soro, consejero de vertebración del territorio del gobierno aragonés, que la colaboración sigue como antes. "Con la nueva organización de las regiones francesas Aquitania se ha convertido en una región atlántica y el centro político se ha ido hacia el norte. A pesar de eso seguimos colaborando y con el resto de regiones pirenáicas seguimos trabajando estrechamente de forma fácil y coordinada", dice a Canal Europa, el consejero autonómico.

 

La Comunidad de Trabajo de los Pirineos, con sede en Jaca, es el ente que estructura la cooperación transfronteriza en la que participan 7 entidades: las dos regiones francesas de Aquitania-Limousin-Puatu-Charents y Languedoc-Roussillon-midi-Pyrénées, las comunidades autonómas de Catalunya, Aragón, Navarra y Euskadi además del Principado de Andorra. En total unos 23 millones de habitantes, que supone el 4,6% de la población europea. A través de convenios marcos se trabaja en sectores de tecnología puntera, industria metalúrgica, agroalimentaria y turismo en la que participan importantes centros universitarios.

 

Túnel_ferroviari_de_Somport_(Canfranc)_Foto WikiPrisma (Wikipedia)

 

La zona pirenaica posee una gran riqueza lingüística, con cinco idiomas oficiales: castellano, francés, catalán, vasco y occitano, además de otras lenguas minoritarias como el altoaragonés. Silvia Franco, una joven que lleva años trabajando en la zona como guía turística, cree que eso no es un problema y por eso se realizan proyectos de intercambio escolar "no solo en la educación primaria, sino que en el Instituto muchos adolescentes van a la zona francesa a continuar sus estudios y reforzar el idioma". El alcalde de Canfranc, Fernando Sánchez Morales, nos explica que "trabajamos para eliminar la barrera idiomática y potenciamos lazos de unión a través de proyectos educativos, como "dos lenguas, una formación" y hemos creado la primera escuela bilingüe y completa de todo Aragón". 

 

Canfranc es una de las poblaciones del Pirineo aragonés que refleja esa colaboración. Desde 2006, a unos 850 metros de profundidad de la montaña del Tobazo, en el interior del túnel de Somport, funciona un Laboratorio Subterráneo, dependiente de la Universidad de Zaragoza . Por su bajo fondo radiactivo, es el lugar ideal para realizar experimentos acerca de la física de partículas y astropartículas, investigaciones que atraen a numerosos científicos.

 

Esta localidad es el ejemplo claro de cómo la colaboración entre países puede ayudar al desarrollo de poblaciones aisladas. También de cómo estas zonas siempre han vivido de una manera directa los conflictos históricos entre países.

 

La amarga supervivencia de la "Dama del Pirineo"

Vista_general_de_la_façana_de_l'Estació_Internacional_de_Canfranc_01_Foto Marc Celeiro (wikipedia)

Situada en el fondo de un valle impresiona la grandiosidad de la Estación Internacional de Canfranc. La llamaban la "dama del Pirineo", y se construyó con el objetivo de conectar Madrid y París a través del Pirineo central y como escaparate de España para mostrar a Europa la seriedad, solvencia y modernidad del país a principios de siglo. Era el tercer paso ferroviario que se abría para superar la cordillera, tras los de Hendaya y Port Bou. Su construcción ya fue un hito no exento de problemas de todo tipo, principalmente orográficos y técnicos.

 

Para conseguir la unión se realizaron inmensas obras faraónicas. Primero horadaron casi 8 kilómetros de montaña a finales del siglo XIX y principios del XX. Pico, pala, dinamita y una brújula colgada de un hilo, para intentar coincidir las dos aberturas... tan solo se desviaron 30 centímetros. Toda una hazaña en aquellas condiciones, en las que trabajaron unos 600 obreros divididos entre las dos fronteras y perdieron la vida oficialmente, 50 trabajadores. Tras el túnel había que construir la estación, situada en la explanada de los Arañones, a unos 500 metros de la boca en la parte española. El edificio principal empieza a construirse en 1921 con un exterior más francés que español, porque aunque el ingeniero era hispano-francés, había estudiado en Francia. Además se incluyen materiales nuevos como el hormigón armado o el cristal.

 

002_Canfranc @Foto David Ibañez

 

Las medidas de la "Dama del Pirineo" siguen impresionando hoy en día. 241 metros de andén y 9.000 metros cuadrados de superficie total, en aquellos momentos la segunda más grande de Europa tras Leipzig.  Cuando acabaron los trabajos, el pequeño municipio de Canfranc tenía una estación de doble nacionalidad, con todos los servicios duplicados. Un andén francés y otro español, doble aduana, correos, oficinas, gendarmería, mantenimiento,  y viviendas de trabajadores. Un ejemplo de convivencia y cooperación.

 

 

Pero al poco tiempo se convirtió, como su sobrenombre indica, en "el Titánic de la montaña". Inaugurada solemnemente en 1928 por el rey Alfonso XIII y el presidente de la república francesa, vivió las vicisitudes históricas del siglo XX de ambos países. En el momento del brindis, el monarca español declaró "los Pirineos ya no existirán más", un deseo que no se convirtió en realidad hasta finales de los años 70. Desde el primer momento la mala suerte acompañó al proyecto. 

 

 

Al poco de inaugurarse sobrevino la crisis del 29, que afectó al comercio internacional y redujo las perspectivas económicas. La guerra civil española comportó el cierre del túnel para evitar la salida de refugiados españoles, y acabada la contienda comenzó la Segunda Guerra Mundial. Miles de personas utilizaron el túnel y la estación para huir de la represión nazi. La ruta fue de vital importancia en la evasión de judíos perseguidos en Europa, agentes y pilotos aliados o resistentes comprometidos. Pero también mercancías como hierro y wolframio para armamento de guerra o el oro nazi procedente de Suiza con destino a América Latina vía Lisboa. Ese fue el motivo por el que la línea que unía Lisboa, Madrid y el Levante español con París viviera un periodo de extraordinaria actividad entre 1940 y 1945.La destrucción de los pasos ferroviarios de Port Bou e Irún aumentaron de manera exponencial el tráfico por la travesía central. 

 

007_Foto ayuntamiento Canfranc

 

A mediados del 42 Francia, ocupada, pasa a ser alemana, y la Gestapo controla la aduana. La tensión se vive en la zona, con militares españoles, franceses y alemanes. En ese momentos emerge la figura del jefe de aduana francés, Albert Le Lay. Su nombramiento no fue casual. París era consciente que, tras la experiencia de la Primera I Mundial, en la que había participado Le Lay, los pasos pirenáicos volverían a ser de vital importancia e intuyeron la relevancia estratégica que iba a tener Canfranc en la naciente contienda. Haciéndose pasar por un leal funcionario del gobierno del mariscal Petain, se transformó en el enlace entre la resistencia francesa y los aliados, organizando una red que se ocupó de pasar clandestinamente personas, material, documentos y dinero entre ambos lados de la frontera y convirtió a esa pequeña población en una puerta hacia la salvación para miles de personas que huían del nazismo. Se le conocía como el Schlinder del Pirineo

 

La vieja estación quedó abandonada hacia 1970 después de que un accidente ferroviario destrozara el puente de l'Esteget, en la zona francesa, y paralizara el tráfico de personas y mercancías. En Canfranc comenzó el declive. Llegaron a vivir unas 2.000 personas y actualmente el municipio cuenta con 500 habitantes. En los últimos años los gobiernos español y francés han vuelto a apostar por reabrir esta vía. De momento la fecha para reabrir y potenciar este paso natural, utilizado desde la antigüedad y que forma parte del camino de Santiago aragonés, se sitúa hacia 2023.

 

Del viejo proyecto que pretendía superar el aislamiento con el resto de Europa a través de la línea internacional sólo ha permanecido el viaje en el canfranero (dos viajes diarios que unen la localidad con Zaragoza a través de Jaca) y simboliza el repetido anhelo, la perseverancia por unir a pueblos que históricamente han compartido usos y costumbres ajenas a marcas fronterizas. 

 

@angelaGonzaloM
@Viaje a Itaca 

 

Categorías: Actualidad , Viajes

Ángela Gonzalo del Moral    7.nov.2017 10:12    

Madrid y Barcelona acogen reuniones de "Pensadores Urbanos"

    martes 31.oct.2017    por Ángela Gonzalo del Moral    0 Comentarios

20170705_205235
 
"Si planeas ciudades para coches y tráfico, obtienes coches y tráfico, pero si planeas ciudades para personas y lugares, obtienes personas y lugares", es uno de los lemas de la agencia de Naciones Unidas especializada en urbanismo ONU-Habitat, que el 31 de octubre dedica un día a las ciudades.
 
La ciudad es por definición un espacio público que debe organizarse y programarse. No sabemos como serán en el futuro pero, seguro que si nos paramos a pensar una de las cosas básicas que apuntaríamos sería que fuera una urbe bien organizada, que nos permita una gran movilidad, y en la que existan espacios para disfrutar y otros destinado a las aportaciones culturales. A eso añadiríamos que los líderes locales recogieran las necesidades vecinales e hicieran realidad sus propuestas. "La participación ciudadana y la gobernabilidad han aumentado en el debate ciudadano compaginando el planteamiento político y social. El reto es pasar de una democracia representativa a una participativa", nos dice Jorge Toledo, arquitecto de Ecosistema urbano.
 
En 2014, ONU-Habitat lanzó en la ciudad italiana de Caserta, un proyecto denominado "Pensadores urbanos" bajo el lema "La ciudad que necesitamos. Era un modelo de debates en el que discutir sobre principios, políticas y planes de acción que trataban problemas clave para el desarrollo de las ciudades del futuro y que se incluyó en la Campaña Urbana Mundial. Una plataforma para promover el diseño y la planificación con el objetivo de alcanzar una urbanización sostenible. 
 
Nueve ciudades europeas, entre ellas Madrid y Barcelona participan este año en los Campus de pensadores urbanos. También se celebrarán reuniones en Palermo, Roma, Belfast, Grenoble, Manheim, Estrasburgo y Atenas. En las mesas de discusiones se reúnen agentes que actúan sobre la vida de la ciudad, principalmente asociaciones ciudadanas, inmobiliarias, gestores, arquitectos, diseñadores o representantes de las administraciones locales y regionales. 
 
Para Ángel Luis Fernández, director del Centro de Investigación de diseño urbano de ESNE (Escuela Universitaria de Diseño, Innovación y Tecnología) de Madrid, se trata de ir más allá de la planificación urbanística, que es la que ha centralizado hasta ahora el desarrollo de las ciudades en todo el mundo.
  
Desde inicios del siglo XXI, las ciudades europeas han cambiado su manera de vivir. Una de las luchas de las ciudades ha sido contra la supremacía del coche y su efecto más directo y preocupante la contaminación. En los últimos años se han transformado los sistemas de movilidad, con el aumento de carriles bus o bici, la extensión de plataformas automovilísticas que permiten ir de un punto a otro de las grandes ciudades en coche de alquiler. Uno de los puntos más fuertes es que el vehículo privado ha de abrir paso al compartido y en ese aspectos, las nuevas tecnologías tienen mucho que decir. 
 
 
La ciudad es como un camaleón que se adapta siempre a la necesidad de sus habitantes. Uno de los últimos ejemplos prácticos, es el del municipio holandés de Bodengraven-Reewijk, que ha instalado un sistema de semáforos en el suelo, donde se inserta una banda de LEDS rojos muy brillantes que alerta a los usuarios de teléfonos y les advierte que tienen un semáforo o un paso de peatones. Alterna los verdes y rojos con el parpadeo como si fuera un semáforo tradicional. También se está experimentado con el starling crossing, un paso de peatones inteligente que mediante cámaras rastrea objetos que se mueven en una zona distinguiendo entre peatones, ciclistas y vehículos, calcula sus ubicaciones, e intercambia datos sobre trayectorias y velocidades.

Es una muestra más de que la nueva tendencia a priorizar a los ciudadanos. La contaminación y el cambio climático han obligado a los responsables municipales a replantearse la organización de la movilidad.

En la vida diaria de las ciudades aparecen nuevos problemas, nuevas situaciones, nuevos retos... Palabras como gentrificación han reaparecido con fuerza en el vocabulario urbanístico. En muchos barrios, los vecinos han pasado de denunciar la degradación del espacio público o del envejecimiento de los barrios a alertar de que la instalación de locales comerciales o los pisos de alquiler turísticos en el centro está provocando la expulsión de los vecinos de los centros urbanos.  
 
La ciudad es como un camaleón que se adapta siempre a la necesidad de sus habitantes. Uno de los últimos ejemplos prácticos, es el del municipio holandés de Bodengraven-Reewijk, que ha instalado un sistema de semáforos en el suelo, donde se inserta una banda de LEDS rojos muy brillantes que alerta a los usuarios de teléfonos y les advierte que tienen un semáforo o un paso de peatones. Alterna los verdes y rojos con el parpadeo como si fuera un semáforo tradicional. 
 
Para Joan Clos, director ejecutivo de ONU-Habitat, el uso de la tecnología presenta enormes oportunidades para mecanismos de gobernanza más inclusivos, aumentando y mejorando la participación ciudadana para ciudades más inclusivas, eficientes y responsables. El alcance y la velocidad en que las personas acceden a la información e interactúan entre sí no tiene precedentes en la historia, y las instituciones deben reaccionar a estas nuevas formas de ejercer la ciudadanía. Ciudades que deben ser inclusivas, especialmente para los más vulnerable.
 
La ciudad, compacta y compleja, es un ecosistema sobre el que se ha de actuar globalmente para conseguir que sea eficiente y cohesionada socialmente. Muchos arquitectos y urbanistas apuestan porque las soluciones no sean extremadamente costosas sino imaginativas y que actúen sobre lo fundamental. 
 

 
 

@angelaGonzaloM
@Viaje a Itaca 

 

 
Categorías: Actualidad

Ángela Gonzalo del Moral   31.oct.2017 12:13    

Lutero, el hombre que dividió a la Europa del norte y del sur

    lunes 30.oct.2017    por Ángela Gonzalo del Moral    0 Comentarios

Martín Lutero de Lucas Cranach_Foto Wikipedia
 
El 31 de octubre de 1517, un fraile agustino, el alemán Martín Lutero, clava en la puerta de la iglesia del palacio de Wittenberg, 95 tesis en las que proponía un debate teológico sobre lo que él consideraba un abuso de la iglesia católica reflejado en las indulgencias papales. Uno de los puntos más importantes de sus tesis, criticaba el uso excesivo que hacía la Santa Sede de ellas para recaudar fondos dedicados a la construcción de la Basílica de San Pedro y que para Lutero eran  inapropiadas y contrarias a la enseñanza bíblica. Colgar las tesis sobre las que debatir era una práctica común en las universidades de la época. Pero en esta ocasión, ese debate fue el inicio de la gran división del catolicismo, a la vez que abrió una brecha económica y social entre el norte y el sur de Europa. El primero, liderado por Alemania, más proclive a las nuevas corrientes religioso-filosóficas, y el segundo defensor de Roma. El desafío de Lutero no solo acabó provocando violentas guerras sino también que también cambió la faz cultural y económica de Europa.
 
Las tesis de Lutero supusieron reformas más allá de la iglesia extendiéndose a la sociedad y a la política. También a la cultura, empujada por la invención de la imprenta en 1440. Algunos historiadores remarcan este hecho trascendental con el fin de la Edad Media. Precisamente el trabajo más reconocido de Gutemberg, fue la Biblia de 42 líneas. Las ideas de la reforma se vieron reforzadas por artistas y músicos de la época. Pintores como Lucas Cranach el Viejo o Alberto Durero, convirtieron sus obras en divulgadores de la nueva religión. 
 
Alberto Durero fue el mayor representante del Renacimiento en el norte de Europa y uno de sus primeros aliados. El pintor de Núremberg empezó su propia reforma artística mucho antes de que Lutero iniciará su enfrentamiento con Roma. Durero se distanció de las convenciones pictóricas que imperaban desde la Edad Media y reivindicó la figura y creatividad del artista frente a la linealidad del artesano medieval. 
 
 
La embajada alemana y la Fundación Goethe, proponen revisar ese movimiento y el de la Contrareforma, a través de obras de grandes artistas plásticos del Museo Thyssen de Madrid.  Entre las obras de la pinacoteca madrileña que ilustran esa época encontramos "Jesús entre los doctores", de Durero; el retrato del emperador Carlos V, de Lucas Cranach  el Viejo; "Hércules en la corte de Onfalia", de su hijo Hans; "Santa Ana con la Virgen, el niño y un donante", de un anónimo de Suabia; "El tamborilero desobediente" de Nicolaes Maes o del contrareformista Fernando de Zurbarán "Santa Casilda".
 
La lucha religiosa también se vio potenciada por el arte, que divulgaba las teorías de unos y otros como si de una campaña publicitaria se tratara. Un ejemplo de ello son los cuadros de Juan Federico I de Sajonia, que podemos ver en el Museo del Prado y que ofrecen dos aproximaciones del mismo personaje desde posiciones ideológicas y sensibilidades religiosas muy contrastadas. 
 
Dc8f4434-2883-4261-af0b-2d421c96a50a_Foto Museo del Prado
 
Este noble alemán, elector de Sajonia, había confiado su imagen pública a Lucas Cranach, desarrollando un ambicioso programa que lo presentaba como sostén de la Reforma. Mientras Carnach lo pinta con ricos ropajes, joyas y envuelto en una gran luminosidad; Tiziano, escoge colores fríos, y lo muestra inmediatamente después de perder la batalla de Mühlberg ante las tropas de Carlos V, con armadura, herido y derrotado. En su trabajo divulgativo de la reforma, Lucas Cranach realizó en un año, ciento veinte retratos análogos de los electores de Sajonia, la mayoría tablillas hechos en serie. Se trata de un mismo equema compositivo definido por un dibujo muy básico y el uso de tres colores, donde se repite de forma casi idéntica el rostro y varían los atributos o la posición de la figura. 
 
Los dos autores enfrentan las nuevas ideologías en las representaciones del emperador Carlos V. En el Thyssen podemos ver "Retrato del emperador Carlos V", en la que Carnach el Viejo enfatiza el labio inferior caído y el mentón prominente del gobernante, que aparece con un único elemento que hace referencia a su condición real: el toisón de oro, que pende de su collar. En el Museo del Prado, Tiziano, en "Carlos V en la batalla de Mühlberg", aparece en su caballo con armadura y sosteniendo una lanza como símbolo de la lucha por la unidad cristiana. 
 
1933.7_Foto Museo Thyssen-Bornemisza
 
Lutero se convirtió en un auténtico líder popular, incluso algunos artistas aprovechaban algún momento de su vida religiosa para potenciarla aún más. Es el caso de Santa Ana, que fue una figura clave para el fundador del protestantismo, ya que le prometió que se haría fraile si sobrevivía a una tormenta. Dos semanas más tarde ingresó en el monasterio de Erfurt, donde estudió teología. Años más tarde comenzaría a cuestionarse algunas de las enseñanzas religiosas que culminarían en la redacción de sus tesis contra la compra del perdón a través de las indulgencias. Un ejemplo de su popularidad fue la obra de un anónimo alemán de Suabia, que pinta a Santa Ana con la Virgen, el Niño y un donante. Sin embargo los artistas representantes del catolicismo, como Francisco de Zurbarán, pintan imágenes religiosas de martires como en el cuadro "Santa Casilda", una imagen religiosa en la que se representa a una figura real, a través de colores más oscuros. La contrarreforma, iniciada a mediados del siglo XVI, con el Concilio de Trento, necesitaba imágenes para evangelizar y sirvió a las comunidades religiosas para actualizar su fondo artístico. 
 
 
Años más tarde Lutero colgaría los hábitos y se casaría con una religiosa, Katharina von Bora, que se había fugado de un convento. Tuvieron 6 hijos. Como ellos, muchos sacerdotes y frailes simpatizantes de la nueva corriente religiosa en Europa, dejaron el hábito y contrajeron matrimonio, convencidos de que el celibato contradecía la Biblia por ser antinatural. La nueva divulgación pictórica de la Reforma, huía de la imagen de la Virgen como icono de maternidad. Los artistas protestantes optaron por representarla a través de mujeres de carne y hueso. A eso añadían colores más claros que los artistas de la contrarreforma y viviendas que mostraban la transparencia del hogar demostrando una de las tesis del protestantismo: si se es moral, no hay nada que esconder. 
 
Hugo_Vogel_Luther_Wartburg_de Hugo Vogel_Foto Wikipedia
 Con la Reforma, en el norte de Europa emergieron corrientes iconoclastas que promulgaban el fin del mecenazgo de imágenes religiosas, originando géneros hasta entonces menores, como el paisaje, el retrato y los bodegones. El bodegón se utilizó para exibir el poder colonialista de estos poderes y de la burguesía como nueva clase emergente. Un poder favorecido en el comercio con Oriente. "Bodegón con cuenco chino", del holandés Willem Kalf, nos muestra un cuenco de la época Ming, una copa de vino, que reproduce los modelos venecianos, un tapiz persa de Afganistán y una copa nautilo, que alude a la expansión marítima. 
 
No solo el arte ayudó a su difusión. Las nuevas ideas, encontraron un gran apoyo para su expansión en la imprenta que difundía no solo nuevas obras literarias, sino, sobre todo, facilitó la edición de nuevas traducciones de la Biblia en lenguas vernáculas, más comprensibles para la mayoría de la población. Mientras que los obispos católicos limitaron el acceso de los laicos a las escrituras y mantenían una única Biblia autorizada escrita en latín.
 
Lutherbibel_Foto Wikipedia_Torsten Schleese
 
El luteranismo se convirtió en pocos años, en la fe de más de la mitad de la población alemana y en dos décadas más tarde se había expandido por Escandinavia y Europa central. Inglaterra, con Enrique VIII rechazó la autoridad papal y potenció el anglicanismo, mientras en Suiza y Países Bajos, principalmente, se influencieron de las ideas de Juan Calvino. 
 
Las conquistas de Estados Unidos y Canadá, por ciudadanos procedentes de estos países expandió el protestantismo hacia las nuevas tierras. Muchos de ellos eran calvinistas puritanos portando una biblia en la mano. Los grandes países del sur de Europa como Francia, España o Italia, se mantuvieron fieles a la Santa Sede y a la contrareforma. 
 
Tampoco la música fue ajena al nuevo movimiento europeo. Lutero era músico con talento que amaba la armonía de las voces y los instrumentos. Compuso poesías y estrofas que sus seguidores cantaron como canciones de protesta. El canto fue un sello de los luteranos y una de las armas más afiladas de la Reforma. 
 
“La música es un don y un regalo de Dios; ahuyenta al diablo y da alegría a las personas”, diría Lutero que falleció en 1546, casi 30 años después de presentar sus famosas 95 tesis. Para entonces, apoyado por la burguesía y la nobleza, el protestantismo había cambiado por completo el mapa de la sociedad europea.
 
Categorías: Religión

Ángela Gonzalo del Moral   30.oct.2017 11:38    

Meseta Ibérica, la reserva de la Biosfera que une España y Portugal

    lunes 16.oct.2017    por Ángela Gonzalo del Moral    0 Comentarios

Arribes del Duero_Foto Parque de los Arribes

La Unión Europea esta formada en la actualidad por 28 países europeos y centenares de zonas fronterizas. Una de ellas está entre la provincia española de Zamora y la portuguesa de Trasmontes. El Duero, los une y los separa.  "La frontera es una raya dibujada que no existe ni a nivel lingüístico, ni a nivel habitacional, ni de relaciones humanas, ni económicas. Es un territorio en común", nos explica Teresa, en Puebla de Sanabria.

Este río de veranos secos y bajo caudal, ha facilitado siempre el intercambio entre una orilla y la otra. Y si para las personas ese trasiego no es ningún problema, menos lo es para los animales de la zona.  "Las águilas, por ejemplo, van a cazar más a la parte portuguesa que a la española, porque tienen más presas, encuentran más perdices, más conejos y más liebres para alimentarse ellas y sus crías", explica el director del Parque de la Arribes del Duero.

El 10 de junio de 2015, la Unesco amplió la red de la Biosfera europea, incluyendo en su organización mundial la reserva natural fronteriza de la Meseta ibérica, entre España y Portugal.  "La naturaleza no entiende de fronteras, y las aguas, por ejemplo del lago de Sanabria y su zona, acaban en Portugal, en el Duero internacional. Ni los peces ni el resto de la fauna entienden de barreras territoriales, ni de fronteras. Por eso la gestión tiene que ir más allá de acciones partidistas o de los diferentes estados".

La reserva Meseta ibérica, incluye los parques naturales españoles de Arribes del Duero, Sierra de la Culebra y Lago de Sanabria junto a los portugueses de Douro Internacional, Montesinho, Albufeira de Azibo y el Valle del Tua. En total más de 1 millón de hectáreas.

Nueve años antes, en 2006, la Unión Europea, con el apoyo del Parlamento, la Comisión y el Comité de las Regiones, aprobó la figura jurídica de las Agrupaciones Europeas de Cooperación Territorial Transfronteriza. Permite a los entes locales y regionales de distintos estados miembros, que comparten un territorio limítrofe, cooperar de forma más eficaz, gestionando directamente los fondos europeos.Las reservas de la biosfera contribuyen a la conservación de los paisajes, ecosistemas, especies y biodiversidad.

Carrusel_portada2

Una de las empresas que está trabajando en la zona dentro de la Estación Biológica Internacional, es Europarques, que a través del turismo rural financia proyectos de investigación en los Arribes del Duero en la zona portuguesa y el lago de Sanabria. Uno de sus proyectos de educación ambiental es "un río, dos países" en la vertiente lusa y otro consiste en hacer un seguimiento del equilibrio del ecosistema acuático y los bioindicadores de salud de la zona lacustre española. En ambos lados organizan cruceros medioambientales que divulgan la fauna y orografía tanto de los acantilados del Duero, como del lago. En Sanabria han botado el primer catamarán eólico-solar del mundo, con una aula tecnológica como nos explica David de Salvador, coordinador de Europarques.

"Es un barco de investigación que lleva a bordo una serie de instrumentos tecnológicos y hacemos que la gente participe de nuestras actividades científicas, y ven su aplicación directa. Hacemos una recogida de de placton y que se intrepreta en el miscroscopio dentro del barco. Por útimo cerramos la sesión con una inmersión de nuestro equipo de trabajo y todos los días se realizan inmersiones y la gente puede hablar en directo con el buceador, que va mostrando no solo la orografía que encontramos en el fondo del lago. Sin duda es la actividad más atractiva para el público.... y siempre les guardamos una sorpresa final"

El barco se ha convertido en un polo de atracción turística del lago de Sanabria durante y los ingresos financian parte de las investigaciones que realizan los científicos con el catamarán. David añade que durante el viaje, de algo más de una hora "se explican las características medioambientales de la zona, y durante las inmersiones los visitantes comprueban como todavía quedan restos de la tragedia de Ribadelago". Utensilios de cocina, puertas o restos de las viviendas, que fueron arrastrados por la dantesca inundación que siguió a la rotura de la presa Vega de Tera, situada sobre el pueblo, en 1955 y supuso la muerte de unas 144 personas. 

En el oeste de Zamora y Salamanca, donde el Duero se hace frontera con Portugal y se encajona formando los cañones más profundos y extensos -casi un centenar de kilómetros- de toda la Península Ibérica, se encuentra la comarca de Los Arribes. Un espacio natural privilegiado con su agreste paisaje granítico y una rica y variada fauna y flora. Estos días la Junta de Castilla y León aprobaba un presupuesto de 300.000 euros para su mantenimiento hasta 2019.

Lago_picofraile_Foto Turismo de Sanabria

El director del Parque Natural Arribes del Duero cree que aunque los dos países se organizan de manera diferente, desde un punto de vista administrativo, la colaboración científica es total. "Una de las dificultades en el trabajo conjunto son los dos modelos de gestión de las zonas incluidas en la reserva, porque mientras en España, las Comunidades Autónomas pueden tomar decisiones, en Portugal es un modelo más centristas, y por ejemplo no hay un director de cada zona, sino que hay un director para los tres parques. Aunque eso en el fondo no supone ningún problema para las investigaciones y colaboramos mucho, especialmente en el censo y seguimiento de los animales, que cruzan de un lado al otro del río".

Otra de las funciones de las reservas de la biosfera es impulsar el desarrollo económicosocial, cultural y medioambiental y apoyan logísticamente proyectos de investigación, educación, formación e intercambio entre las comunidades.

Fiesta popular

La zona conocida como la Raya, ha sido históricamente un lugar de intercambios sociales y económicos entre España y Portugal, que según Maria Teresa del Stal López, responsable de turismo de Puebla de Sanabria, ha aumentado con la constitución de la Agrupación Europea de Cooperación territorial. Teresa nos explica que "se intentan crear sinergias culturales y depotivas con las poblaciones cercanas, y tenemos un intercambio especialmente intenso con la ciudad de Braganza. A nivel turístico hay una buena relación y una información continua de los acontecimientos culturales de ambas zonas".

Para el director del Parque Arribes del Duero, "este río internacional separa más ahora que antiguamente, porque hay embalses". Y añade, "antes, el río quedaba casi seco en verano y se podía pasar de un lugar a otro sin problemas. Había un paso continuo, e incluso después de la Guerra Civil, cuando era ilegal, se intercambiaban productos, ellos traían mucho café o tabaco de las colonias, y nosotros -por ejemplo- les dábamos lana, manteca o jabón. Era un intercambio tan continuo, que incluso había muchos matrimonios mixtos, como se puede ver claramente en Pinilla o Fermoselle, dos lugares de paso muy habituales".

En la Semana Europea de las Regiones y Ciudades 2017, la directora de la Agrupación Europea de cooperación Transfronteriza, Ana Carvalho, ha presentado la Meseta Ibérica como ejemplo de conservación y preservación de la biodiversidad en armonía con la acción del hombre, destacando que se trata de un territorio de gran valor natural, patrimonial y cultural. Un ejemplo de identidad común a pesar de pertenecer a dos países diferentes.

@angelaGonzaloM
@Viaje a Itaca 

Categorías: Ciencia , Viajes

Ángela Gonzalo del Moral   16.oct.2017 19:09    

Meseta Ibérica, la reserva de la Biosfera que une España y Portugal

    lunes 16.oct.2017    por Ángela Gonzalo del Moral    0 Comentarios

Arribes del Duero_Foto Parque de los Arribes

La Unión Europea esta formada en la actualidad por 28 países europeos y centenares de zonas fronterizas. Una de ellas está entre la provincia española de Zamora y la portuguesa de Trasmontes. El Duero, los une y los separa.  "La frontera es una raya dibujada que no existe ni a nivel lingüístico, ni a nivel habitacional, ni de relaciones humanas, ni económicas. Es un territorio en común", nos explica Teresa, en Puebla de Sanabria.

Este río de veranos secos y bajo caudal, ha facilitado siempre el intercambio entre una orilla y la otra. Y si para las personas ese trasiego no es ningún problema, menos lo es para los animales de la zona.  "Las águilas, por ejemplo, van a cazar más a la parte portuguesa que a la española, porque tienen más presas, encuentran más perdices, más conejos y más liebres para alimentarse ellas y sus crías", explica el director del Parque de la Arribes del Duero.

El 10 de junio de 2015, la Unesco amplió la red de la Biosfera europea, incluyendo en su organización mundial la reserva natural fronteriza de la Meseta ibérica, entre España y Portugal.  "La naturaleza no entiende de fronteras, y las aguas, por ejemplo del lago de Sanabria y su zona, acaban en Portugal, en el Duero internacional. Ni los peces ni el resto de la fauna entienden de barreras territoriales, ni de fronteras. Por eso la gestión tiene que ir más allá de acciones partidistas o de los diferentes estados".

 

La reserva Meseta ibérica, incluye los parques naturales españoles de Arribes del Duero, Sierra de la Culebra y Lago de Sanabria junto a los portugueses de Douro Internacional, Montesinho, Albufeira de Azibo y el Valle del Tua. En total más de 1 millón de hectáreas.

Nueve años antes, en 2006, la Unión Europea, con el apoyo del Parlamento, la Comisión y el Comité de las Regiones, aprobó la figura jurídica de las Agrupaciones europeas de Cooperación Territorial transfronteriza. Permite a los entes locales y regionales de distintos estados miembros, que comparten un territorio limítrofe, cooperar de forma más eficaz, gestionando directamente los fondos europeos.

Las reservas de la biosfera contribuyen a la conservación de los paisajes,ecosistemas, especies y biodiversidad.

Una de las empresas que está trabajando en la zona es Europarques, que a través del turismo rural financia proyectos de investigación en los Arribes del Duero en la zona portuguesa y el lago de Sanabria. Uno de sus proyectos de educación ambiental es "un río, dos países" en la vertiente lusa y otro consiste en hacer un seguimiento del equilibrio del ecosistema acuático y los bioindicadores de salud de la zona lacustre española. En ambos lados organizan cruceros medioambientales que divulgan la fauna y orografía tanto de los acantilados del Duero, como del lago. En Sanabria han botado el primer catamarán eólico-solar del mundo, con una aula tecnológica como nos explica David de Salvador, coordinador de Europarques.

"Es un barco de investigación que lleva a bordo una serie de instrumentos tecnológicos y hacemos que la gente participe de nuestras actividades científicas, y ven su aplicación directa. Hacemos una recogida de de placton y que se intrepreta en el miscroscopio dentro del barco. Por útimo cerramos la sesión con una inmersión de nuestro equipo de trabajo y todos los días se realizan inmersiones y la gente puede hablar en directo con el buceador, que va mostrando no solo la orografía que encontramos en el fondo del lago. Sin duda es la actividad más atractiva para el público.... y siempre les guardamos una sorpresa final".

El barco se ha convertido en un polo de atracción turística del lago de Sanabria durante y los ingresos financian parte de las investigaciones que realizan los científicos con el catamarán. David añade que durante el viaje, de algo más de una hora "se explican las características medioambientales de la zona, durante las inmersiones los visitantes comprueban como todavía quedan restos de la tragedia de Ribadelago. Utensilios de cocina, puertas o restos de las viviendas, que fueron arrastrados por la dantesca inundación que siguió a la rotura de la presa Vega de Tera, situada sobre el pueblo, en 1955 y supuso la muerte de unas 144 personas. 

En el oeste de Zamora y Salamanca, donde el Duero se hace frontera con Portugal y se encajona formando los cañones más profundos y extensos -casi un centenar de kilómetros- de toda la Península Ibérica, se encuentra la comarca de Los Arribes. Un espacio natural privilegiado con su agreste paisaje granítico y una rica y variada fauna y flora. Estos días la Junta de Castilla y León aprobaba un presupuesto de 300.000 euros para su mantenimiento hasta 2019. El director del Parque Natural Arribes del Duero cree que aunque los dos países se organizan de manera diferente, desde un punto de vista administrativo, la colaboración científica es total. "Una de las dificultades en el trabajo conjunto son los dos modelos de gestión de las zonas incluidas en la reserva, porque mientras en España, las Comunidades Autónomas pueden tomar decisiones, en Portugal es un modelo más centristas, y por ejemplo no hay un director de cada zona, sino que hay un director para los tres parques. Aunque eso en el fondo no supone ningún problema para las investigaciones y colaboramos mucho, especialmente en el censo y seguimiento de los animales, que cruzan de un lado al otro del río".

 

Otra de las funciones de las reservas de la biosfera es impulsar el desarrollo económicosocial, cultural y medioambiental y apoyan logísticamente proyectos de investigación, educación, formación e intercambio entre las comunidades.

La zona conocida como la Raya, ha sido históricamente un lugar de intercambios sociales y económicos entre España y Portugal, que según Maria Teresa del Stal López, responsable de turismo de Pueblade Sanabria, ha aumentado con la constitución de la Agrupación Europea de Cooperación territorial. Teresa nos explica que "se intentan crear sinergias culturales y depotivas con las poblaciones cercanas, y tenemos un intercambio especialmente intenso con la ciudad de Braganza. A nivel turístico hay una buena relación y una información continua de los acontecimientos culturales de ambas zonas".

Para el director del Parque Arribes del Duero, "este río internacional separa más ahora que antiguamente, porque hay embalses". Y añade, "antes, el río quedaba casi seco en verano y se podía pasar de un lugar a otro sin problemas. Había un paso continuo, e incluso después de la Guerra Civil, cuando era ilegal, se intercambiaban productos, ellos traían mucho café o tabaco de las colonias, y nosotros -por ejemplo- les dábamos lana, manteca o jabón. Era un intercambio tan continuo, que incluso había muchos matrimonios mixtos, como se puede ver claramente en Pinilla o Fermoselle, dos lugares de paso muy habituales".

En la Semana Europea de las Regiones y Ciudades 2017, la directora de la Agrupación Europea de cooperación Transfronteriza, Ana Carvalho, ha presentado la Meseta Ibérica como ejemplo de conservación y preservación de la biodiversidad en armonía con la acción del hombre, destacando que se trata de un territorio de gran valor natural, patrimonial y cultural. Un ejemplo de identidad común a pesar de pertenecer a dos países diferentes.

Categorías: Ciencia , Viajes

Ángela Gonzalo del Moral   16.oct.2017 17:47    

Le Havre, cumple 500 años rodeada de símbolos

    domingo 8.oct.2017    por Ángela Gonzalo del Moral    0 Comentarios

Le Havre ciudad_Foto angelaGonzaloM

El 8 de octubre de 1571, el rey Francisco I fundaba la ciudad de Le Havre. Medio año antes, había fundado el puerto, convertido actualmente en el más importante en transporte de mercancías de toda Francia. En ese viejo puerto suenan las sirenas de los barcos que zarpan hacia el Océano a través de las aguas del río Sena, que desemboca en esa ciudad. Esta semana la ciudad normanda acaba de cumplir 500 años.

Tras el descubrimiento de América, el monarca francés quiso desarrollar la economía del país conectando la capital, París, con el océano, a través del Sena. Le Havre, siempre ha sido uno de los puertos más importantes de Francia, en el siglos XVII se enriqueció con los barcos que traficaban con esclavos y en el XIX se convirtió en una gran ciudad industrial dedicada al tráfico de materias primas, como algodón, té, café, cacao, especias o maderas exóticas.

Los primeros granos de café llegaron al puerto en 1728, procedentes de las costas de Brasil. "Las golondrinas de Río", construidas en sus astilleros descargaban en sus muelles el preciado producto, convirtiéndolo en el puerto importador más importante de Francia, donde se almacenaba el producto desde donde se iniciaba su distribución. Con 170.000 toneladas de café verde al año, su puerto todavía recibe hoy el 80% de las importaciones francesas de ese producto.

A mediados del siglo XIX llegó el transporte de pasajeros, con el auge de los transatlánticos, y hoy en día no solo es el primer puerto comercial del país, sino que acoge una importante terminal de cruceros procedentes de Hamburgo, que llegan a la desembocadura del Sena, tras pasar por Países Bajos y Bélgica. También llegan a él los cruceros que descienden por el Sena.

800px-Le_Havre_Vue_Plage_14_07_2005_Foto Wikipedia

La primera ciudad normanda está repleta de símbolos. El primero de ellos es la Puerta del Oceáno, nombre que le da un conjunto de edificios situados junto a la desembocadura del Sena, que sirve de entrada y salida de la ciudad hacia el Océano Atlántico. Este conjunto monumental, acondicionado en 1994 por el paisajista Alexandre Chemetoff, supone unión de lo urbano y el mar. Se trata de un inmueble de 6 pisos, flanqueado por dos torres de 13 plantas, simbolizando las antiguas puertas de la ciudad, en un cruce entre el mundo marítimo y el centro de la ciudad moderna.

El segundo símbolo es la iglesia de San José, reconstruida sobre cuatro templos anteriores, en este caso levantada por el arquitecto de la nueva Le Havre, Auguste Perret. Construida de hormigón armado, como gran parte de la ciudad, tiene un doble significado: religioso y laico. Su torre es a la vez una vela y un faro, que orienta a los marineros y a la ciudad. Visible desde todos los puntos de la localidad, su interior tiene también está marcado por una simbología espiritual. 

Su diseñador, Perret, no pudo ver concluida esta obra, que se alza a 107 metros del suelo iniciada en 1961. En el interior el hormigón se aclara con casi 13.000 vidrieras de colores, creadas por Marguerite Huré mediante la técnica basada en soplar el vidrio. Los colores dependen de la orientación, con tonos fríos en el Este y el Norte y dorados y resplandecientes en el Oeste y el Sur, y más oscuros en la parte inferior que se van aclarando conforme ascienden por el cimborrio octogonal. En la cima se vuelven translúcidas, como símbolo de la espiritualidad del edificio. Es uno de los edificios más emblemáticos de la reconstrucción y a pesar de su sobriedad está considerada una obra maestra de la arquitectura del siglo pasado.

La tragedia de la II Guerra Mundial

20170928_170421

El 5 y 6 de septiembre de 1944, Le Havre fue terriblemente bombardeada por la aviación británica. "Esperaban con alegría la llegada de los aliados, hacía unas semanas se habia liberado París y hacía tres meses del desembarco en las playas cercanas, más al sur de la ciudad, pero todo se convirtió en un horror", nos explica Adeline Fouquet, guía turísitica.

El 80% de la ciudad quedó destruido, unas 12.500 viviendas quedaron reducidas a ruinas y unas 80.000 personas perdieron sus casas. Había que reconstruir rápidamente para dar cobijo a miles de familias, y ahí aparece la figura del estudio del arquitecto Auguste Perret.

Perdidos todos sus monumentos históricos, la renacida Le Havre es una ciudad, que mantiene una gran sobriedad en los edificios. Construir tan rápidamente no permite muchas florituras, pero si una gran funcionalidad. Actualmente se puede visitar una de esas viviendas, para comprobar, que a pesar de su sencillez, todo estaba pensado para dar confort a las familias. La Unesco reconoció esa labor en 2005 otorgando a Le Havre el título de Patrimonio de la Humanidad.

Iglesia san Jose_Foto angelaGonzaloM

Además de la iglesia de San José, otros de los símbolos de la reconstrucción es el ayuntamiento, convertido en un elemento clave del "renacimiento urbano" se encuentra en el triángulo de inmuebles emblemáticos cuyos límites son las construcciones más importantes de la ciudad antes del desastre, marcado por el consistorio, el puerto y la iglesia. Frente al edificio consistorial encontramos una de las plazas más grandes de Europa, adornada con un típico jardín francés característico por sus simetrías, perspectivas, euritmias, topiarias y estanques. Las bolas de roca colocadas en el centro de las 10 fuentes están construidas con migmatita procedente de las entrañas de la tierra.

Otro símbolo es el piso muestra, donde se puede comprobar como fueron las viviendas proyectadas para los damnificados por el estudio de Perret. Se denominaban ISAI (Inmuebles sin asignación individual) porque se desconocía quien iba a vivir en esas casas. El piso tiene una doble orientación, destaca su optimización de la radiación solar, y contaba con cocina y baños integrados, sistemas colectivos de recogida de desechos y calefacción común por aire caliente continuo. El mobiliario diseñado por René Gabriel, André Beaudoin y Marcel Gascoin, destaca por su racionalidad y cuidada ejecución. La Unesco lo considera "un ejemplo excepcional de la arquitectura y del urbanismo posterior a la guerra".

La ciudad de los arquitectos

Cuadro Le Havre_Foto angelaGonzaloM

En 1982, otro arquitecto construyó un nuevo símbolo de la ciudad, la paloma de la paz "solo visible desde el aire", insiste Adèle. Las curvas del brasileño Oscar Niemeyer, rompieron la linealidad de la arquitectura de Perret. El arquitecto diseñó dos volcanes, uno de ellos convertido en un espacio de ocio emblemático de la ciudad y el otro en una sala de conciertos. La composición se crea mediante tabiques de hormigón armado, blanqueados in situ de formas curvas y libres que pretenden conseguir una poesía arquitectónica.

En el barrio de San Francisco, encontramos la planta pentagonal de la lonja, construida por los arquitectos Charles Fabre y Jean Le Doudier, que llevaron a cabo una de las obras más importantes de la reconstrucción. El edificio está acristalado en todas sus caras con ventanas térmicas que filtran la luz.

"Definitivamente Le Havre es la ciudad de los arquitectos" nos dice Adèle, y para muestra el último botón, los baños de los Docks. Diseñado por Jean Nouvel, es un mastodonte vaciado con una coraza metálica y cambiante ante la luz del Havre. Sus límpidas fachadas de hormigón gris antracita están plagadas de ventanales. Este complejo acuático de 5.500 m2 está inspiado en las antiguas termas romanas, donde el mosaico juega con la luz, los colores, las líneas y los volúmenes. Ofrece unas 10 piscinas inspiradas arquitectónicamente en las piscinas naturales excavadas en las rocas, con espacios lúdicos para niños y familias, además de una zona de balneoterapia.

Otro de los lugares ineludibles de la ciudad es el MuMa (Museo de Arte Moderno André Malraux), situado junto al puerto, se trata de un edificio abierto al mar, con una arquitectura transparente, que hace de la luz uno de sus parámetros y el mayor desafío del edificio. Las colecciones permanentes abarcan cuatro siglos de historia del arte europeo, desde el siglo XVII al XX. El MuMa posee la primera colección impresionista de Francia después del Orsay de París.

Auguste Perret, considerado el poeta del hormigón, eligió la luz como protagonista, la misma luz, tan singular, que inspiró la obra de Claude Monet en el cuadro "Impresión, sol naciente", pintada en Le Havre en 1872. Un cuadro que dará inicio al movimiento impresionista, y que se ha expuesto en el MuMa durante el último mes para celebrar el quinto centenario de la ciudad. Otros artistas unidos a Le Havre son Eugène Boudin, el fauvista Raoul Dufy, William Turner o Félix Vallotton.

Una ciudad industrial que mira al futuro

Puerto Le Havre_Foto angelaGonzaloM

Tras los bombardeos de 1944 los empresarios que vivían en la ciudad, comenzaron un éxodo hacia otros lugares y en 1994, la crisis económica precipitó el declive de numerosas empresas dedicadas al comercio del café. No fueron los únicos momentos económicos difíciles para Le Havre. Ciudad industrial, la crisis económica ha dejado su huella con altos índices de desempleo, especialmente de paro juvenil, por lo que las apuestas económicas se dirigen a nuevas empresas del sector tecnológico o comercial. También al turismo, con el atractivo puerto, donde anualmente llegan unos 400.000 cruceristas procedentes del norte de Europa. Ya piensan en cruceros desde Portugal o Galicia, además de los viajes fluviales por el Sena, que desemboca en esta población normanda.

Cinco siglos más tarde de su fundación los actuales responsables políticos señalan que "tenemos la voluntad de mostrar a Francia y a Europa que somos una ciudad moderna, y a través de las celebraciones de este año, hemos enseñado lo que fuimos, pero sobre todo, lo que queremos ser. Hemos mostrado diferentes obras de arte contemporáneo sobre el futuro y la modernidad y los nuevos proyectos que permiten repensar la ciudad", nos explica Eric

Una de las zonas con más desarrollo potencial es la zona del sur de la ciudad un entorno urbano inspirado en la relación entre la ciudad y sus dársenas. A lo largo de 100 metros de muelle se levanta la Escuela Nacional Superior Marítima, diseñada para desarrollar una herramienta pedagógica en forma de barco escuela. Cerca está la ciudad "A'Docks" unos alojamientos para estudiantes en contenedores, toda una primicia en Francia, formado por un centenarde apartamentos conectados por 15 escaleras situadas en cada extremo. Cada contenedor está equipado con una pequeña cocina y una ducha que garantiza la comodidad acústica y el aislamiento.

Las dársenas Vauban construidas a finales del siglo XIX y principios del XX, estuvieron destinadas en un principio al almacenamiento de café y algodón. En la actualidad constituyen un conjunto de edificios de ladrillo y madera unidos por patios cubiertos con cristaleras. Este patrimonio marítimo excepcional se ha transformado en centro comercial y de ocio, con empresas vinculadas a la cultura, al cine, la moda, el deporte, el ocio y la gastronomía. "La actividad portuaria se ha desplazado hasta el sudeste lo que ha permitido reconquistar esa zona para construir un campus universitario y nuevas escuelas, eso nos permitirá acoger a muchos estudiantes de otros lugares del país y de Europa", explica Eric Baudet, de promoción internacional de la ciudad.

Precisamente en el puerto acabamos este recorrido por los emblemas de Le Havre. Allí encontramos una obra de arte contruida con contenedores de colores, todo un símbolo para la ciudad. Como otras ciudades Le Havre cumple sus primeros 500 años de historia, repensando su futuro, como un ave fénix que supo resurgir de sus cenizas.

@angelaGonzaloM
@Viaje a Itaca 

Categorías: Actualidad , Viajes

Ángela Gonzalo del Moral    8.oct.2017 09:14    

Canal Europa

Bio Canal Europa

Este blog es un viaje por la Europa cotidiana. Un recorrido por el día a día de los ciudadanos de la Unión Europea, recogiendo aquello que nos une... que nos diferencia, o que todavía nos separa.
Ver perfil »

Síguenos en...

Últimos comentarios