« Las mujeres piden más presencia del fútbol femenino en Europa | Portada del Blog | Angela y Theresa, dos pragmáticas para el Brexit »

Ciudades y regiones se disputan los fondos estructurales para avanzar en las smart cities

    lunes 11.jul.2016    por Ángela Gonzalo del Moral    0 Comentarios

28069562732_9039b0387c_zFoto© European Union_Tim De Backer

Los responsables locales empiezan a pensar en el futuro, más allá del horizonte 2020 y con la vista puesta en 2027 y las ciudades disputan los fondos europeos a los ayuntamientos rurales. Los primeros necesitan dinero para hacer frente a su transformación en smart cities (ciudades inteligentes) y los otros, deben continuar ofreciendo servicios básicos y de conectividad para sus vecinos. Unos y otros comienzan a sentar las bases para que sus prioridades se recojan en los presupuestos comunitarios 2020-2027.

Bratislava, la capital eslovaca, ha acogido estas discusiones en la séptima cumbre del Comité Europeo de las Regiones en la que han participado unos 700 líderes locales de la Unión Europea. Bajo el lema "Invertir y conectar", los responsables regionales han insistido en la necesidad de coordinar sus trabajos para ser más efectivos y eficientes. El vicepresidente de la CE y comisario de la Unión de la Energía, el eslovaco Maroš Šefčovič, incluso pidió que cada región tuviera una ciudad piloto que experimente todas las innovaciones que se puedan introducir en las ciudades para potenciar la conectividad de los servicios públicos y privados. El presidente del Consejo de Municipios y Regiones (CMRE) y alcalde de Santander, ha reclamado un esfuerzo para compartir información y proyectos en las smarts cities. El popular Íñigo de la Serna, insistió en la necesidad de "que las plataformas que se generen sean compatibles entre sí, de manera que hagan posible que las ciudades colaboremos, favoreciendo un avance más rápido y amplio en el campo tecnológico". Su ciudad ya ha analizado líneas de colaboración con Amsterdam y Praga. 

Desde octubre de 2015, España ha recibido unos 15.000 millones de euros del Plan Juncker, destinados a inversiones en infraestructuras, medio ambiente, investigación médica y energía. Se calcula que estos fondos provocarán unos 11.800 millones adicionales, creando más de cinco mil puestos de trabajo. En la última década España ha recibido unos 35.000 millones de euros de los diferentes fondos europes. Actualmente cuenta con 45 programas, la mitad procedentes del FEDER y la otra mitad del Fondo Social Europeo. La mayor parte han ido destinados a Investigación y Desarrollo, apoyo empresarial, infraestructuras de transporte y para incorporar a más personas al mercado laboral. Angel Luis Sanchez Muñoz, secretario general de Acción Exterior de la Junta de Andalucía, explicaba a Canal Europa que "esos fondos se van a mantener y se van a ampliar, porque son absolutamente necesarios y son la base de la cooperación territorial. Los fondos estructurales que vienen a España no solo sirven a España sino a toda Europa, porque un desarrollo de nuestras regiones beneficia al resto de la economía europea".

La entrada de 10 países del Este en 2004, con grandes carencias infraestructurales, hizo que los fondos se desplazaran principalmente hacia esa zona. Entre 2014 y 2020, la UE invertirá 63.000 millones de euros, la mayor parte ya no irá destinada al hormigón, es decir a grandes infraestucturas, sino a las nuevas tecnologías que modernizarán ciudades y pueblos y que protagonizan, lo que algunos denominan la tercera revolución industrial. Rosa Balas, Directora de acción exterior de la Junta de Extremadura insiste en "Canal Europa", que todos "debemos apostar por la digitalización de las telecomunicaciones, del análisis de la big data, los grandes datos, la industrialización digital y como trasladar eso a un modelo económico para que todos esos fondos públicos y privados, independientemente de donde procedan, vayan orientadas a un mismo objetivo".

Rosa Balas, Manuel Pleguezuelo y Angel Sánchez Foto_@Junta_Ex

En 2015, casi 125 millones de europeos vivían en las ciudades (41%) y cerca de 82 millones (27%) en las zonas rurales en el conjunto de la UE. Según Eurostat en España el 48% de los habitantes vive en urbes (casi 13,8 millones) y el 25% (7,2 millones) en zonas rurales. Por eso las ciudades quieren tener un papel más destacado en el reparto de estos fondos, sobre todo teniendo en cuenta, que por una parte son los que más dinero aportan a la UE (tienen más contribuyentes netos) y por otro lado están involucrados en el proceso de modernización de las smarts cities, las ciudades interconectadas, para el que requieren más dinero. Cruz Fernández Mariscal, director general de Relaciones Institucionales y Asuntos Europeos, de la Junta de Castilla-La Mancha es partidario de esta nueva estrategia de los alcaldes "Normalmente los fondos estructurales siempre han ido destinados a las zonas rurales, y a las grandes infraestructuras de conexión de las grandes ciudades, pero nunca han ido destinados a lproyectos de las ciudades, por eso los que son proveedores de los fondos intentan reequilibrar el destino de los fondos, y yo estoy de acuerdo, porque lo importante es financiar esos proyectos estructurales, estén en las ciudades o en zonas rurales".

Los responsables municipales también quieren invertir en las nuevas tecnologías que permiten la transparencia política y hacer participes a los vecinos de las cuentas municipales. La Región de Murcia, ha desarrollado una experiencia pionera de presupuestos participativos. Manuel Pleguezuelo, director general de participación ciudadana, Unión Europea y Acción Exterior, del gobierno murciano ha presentado este proyecto considerado un "escaparate" para mostrar sus avances en materia de gobernanza a otras regiones.

28068305592_34028320cf_zFoto© European Union_Tim De Backer

"Invertir y conectar", ha sido el lema de la cumbre de Bratislava. No solo era una frase, sino que según los responsables de los entes locales y regionales, es el momento de preparar las inversiones de desarrollo del futuro. Como decía el presidente del comité de las regiones, el finlandés Markku Markkulla. "Hay que decidir las prioridades para utilizar el dinero en las inversiones más necesarias".

Bratislava es el punto cero para las inversiones futuras, a partir de ahora ciudades, regiones, gobiernos nacionales, Comisión Europea y Parlamento, deberán marcar las grandes líneas maestras de esas inversiones públicas y privadas que ante los retos de las nuevas tecnologías deberán evitar una brecha tecnológica y económica entre países y entre ciudadanos.

 

 

Categorías: Actualidad

Ángela Gonzalo del Moral   11.jul.2016 17:11    

0 Comentarios

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Canal Europa

Bio Canal Europa

Este blog es un viaje por la Europa cotidiana. Un recorrido por el día a día de los ciudadanos de la Unión Europea, recogiendo aquello que nos une... que nos diferencia, o que todavía nos separa.
Ver perfil »

Síguenos en...

Últimos comentarios