« Oporto reinventa su cultura | Portada del Blog | Cómo afrontar la violencia terrorista en las ciudades europeas »

Turquía y Europa se alejan

    domingo 16.abr.2017    por Ángela Gonzalo del Moral    0 Comentarios

RMADP_3_TURKEY-REFERENDUM_f8602_Foto Reuters

La plaza Taksim de Estambul, símbolo de la protesta hace 3 años, aparecía este domingo empapelada por carteles gigantes con el rostro de Recep Tayyip Erdogan, el hombre que aspira a tener todo el poder en Turquía. De momento, aunque por poca diferencia, ha conseguido que los ciudadanos aprueben el referéndum para modificar 18 artículos de la constitución. Ha participado el 87% de los 55 millones de electores que podían votar, y ha ganado el SI por 3 puntos de diferencia. 25 millones de electores han votado SI, mientras el NO ha conseguido el apoyo de más de 23 millones y medio.

A partir de 2019, Erdogan puede liquidar el republicanismo impuesto por el fundador de la moderna Turquía, Mustafa Kemal Atatürk, que había impuesto una serie de reformas para modernizar y democratizar el estado, reforzando su laicidad. La economía más importante de Oriente Próximo, atraviesa una multicrisis: la económica (lastrada por el turismo); la de seguridad (con varios atentados); la política (con unos 76.000 opositores en la cárcel, y sus persecución del pueblo kurdo); la militar (con la participación directa en la guerra de Siria) y la social, (con una importante división entre los ciudadanos de las urbes y el mundo rural).

La reforma constitucional, aprobada en el referéndum de este domingo comenzaría a aplicarse en 2019 y puede abrir la puerta a que Erdogan, que ahora tiene 63 años, sea presidente hasta 2029. El referéndum se ha celebrado 9 meses después del fallido golpe de estado por parte de una facción de las Fuerzas Armadas, y que Erdogan relacionó con su ex aliado y ahora enemigo, el clérigo Fethullah Gülen, actualmente en Estados Unidos. Desde entonces el presidente ha fortalecido su figura y ha aumentado su poder.

RMADP_3_TURKEY-REFERENDUM_093e6_Foto Murad Sezer_Reuters

Los principales cambios constitucionales incluyen la desaparición del cargo de primer ministro, cuyos poderes se transfieren al presidente, que asume la jefatura del estado y la del gobierno. El presidente nombra a los ministros y otros altos funcionarios, y ejerce el poder ejecutivo al margen del parlamento, mediante decretos vinculantes que pueden ser sustituidos y anulados posteriormente por la Asamblea.

El presidente interviene directamente en el poder judicial, eligiendo a seis miembros del consejo supremo de jueces y fiscales, encargado de nombrar y destituir al personal del sistema judicial. Además podrá pertenecer a un partido político y liderarlo. La constitución vigente no lo permite y Erdogan tuvo que entregar el carné del partido Justicia y Desarrollo, que él mismo fundó cuando fue elegido Jefe de estado.

Uno de los principales cambios es la recuperación de la pena de muerte, esta reforma puede alejar a Turquía ya no solo de la Unión Europea, sino también del Consejo de Europa, que no admite estados que la mantengan en su código penal. Las relaciones con la UE hace tiempo que están estancadas, y en el último año se han tensado todavía más. Tampoco los turcos se sienten atraídos por un bloque que les ha decepcionado, que cada vez tiene un discurso más nacionalista y que se encuentra sumido en una crisis de identidad. Pero a la vez ambos mantienen una intensa relación comercial, y Turquía sigue siendo crucial para las políticas migratoria y energética de la UE. También se abre una nueva disrupción entre Turquía y la OTAN, que tiene varias bases militares en el país euroasiático, sobre todo después de sus filtreos con Rusia en Siria y su relación con Teherán.

AFP_NM0BG_ff39c_Foto AFP

Erdogan convirtió el referéndum en una consulta sobre Europa utilizándola como argumento para criticar a Bruselas y a los rivales. En uno de sus últimos mítines en la ciudad más europea del país, Estambul, había dicho "este domingo es el día en que nuestro pueblo va a dar una lección a aquellos países europeos que querían intimidarnos". Ese antieuropeísmo le acercaba a los nacionalistas turcos, lo que le aportaba  un 2% de los votos, quizá los que le han dado la victoria, y los que alejan al país de la UE.

 

Categorías: Actualidad

Ángela Gonzalo del Moral   16.abr.2017 22:34    

0 Comentarios

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Canal Europa

Bio Canal Europa

Este blog es un viaje por la Europa cotidiana. Un recorrido por el día a día de los ciudadanos de la Unión Europea, recogiendo aquello que nos une... que nos diferencia, o que todavía nos separa.
Ver perfil »

Síguenos en...

Últimos comentarios