« Mediterráneo, esfuerzos por superar desafíos regionales | Portada del Blog | Irma asola la Europa caribeña »

Dia D: Churchill se debate entre la duda y el desafío

    jueves 7.sep.2017    por Ángela Gonzalo del Moral    0 Comentarios

Churchill biopic

Churchill bregado en viejas batallas, unas vencidas y otras perdidas, temía que el desembarco de Normandía fuera un nuevo fracaso militar ante el ejército alemán. Por eso se resistía a enviar tropas y desafía a dos de los más importantes estrategas militares: el estadounidense Ike Eisenhower y el británico Bernard Montgomery. 96 horas antes del día D, Winston Churchill muestra sus dudas respecto a la estrategia de la operación. Uno de los más importantes episodios de la II Guerra Mundial, llega estos días a las pantallas españolas.

Sir Winston Churchill murió con 90 años, participó en cinco guerras y entre 1908 y 1929 fue ministro en siete ocasiones, y tres veces primer ministro entre 1940 y 1945 y en 1955. Considerado un político caduco a principios de los años 30, la Segunda Guerra Mundial lo recuperó del ostracismo. "Si Hitler planeara invadir el infierno me pronunciaría a favor del diablo en el Parlamento". Y casi lo hace, pactó con Stalin, después de decir que haría cualquier cosa para ganar la guerra. A pesar de ganar la contienda, perdió las elecciones de 1945.

Este político, gran orador, con gran sentido del humor y escritor brillante -que publicó varios best sellers-, fue Nobel de Literatura en 1953. La BBC lo proclamó "la figura más importante de la historia británica". Pero su protagonismo político le llevo a realizar excesos que han quedado olvidados, por su papel clave en el desenlace de la gran contienda europea. Una de sus decisiones más controvertidas fue ordenar que se hundieran los barcos de su aliado francés, cuando ya había capitulado ante Hitler, una acción que costó la vida unos 1.300 soldados galos. Era, según él, la manera de evitar que los barcos cayeran en manos de los alemanes. Conocida su adicción al whisky, pintó unos 500 cuadros y algunos historiadores consideran que la prevaricación formaba parte de su marca política.

Un nuevo biopic de Churchill

Unnamed

Un Churchill solitario vaga por una playa desierta, atormentado por visiones fantasmagóricas de olas empapadas de sangre y cuerpos de jóvenes apilados en la arena. La película que llega a nuestras pantallas  nos muestra a un líder agobiado por las dudas pocos días antes de decidir su participación en la operación Overlord, ideada por las tropas aliadas para frenar el avance de Hitler y liberar Francia.

Cuarenta y ocho horas antes del día D el miedo a que se repita el drama de las playas turcas de Gallipoli, le obliga a enfrentarse directamente con sus generales y con los aliados para evitar el desembarco. Teme que todo falle y acabe siendo recordado como el arquitecto de una carnicería. Brian Cox convence en una película algo repetitiva, de ritmo muy pausado, que no acaba de causar impacto en el espectador y a veces se convierte en una monótona lección de historia.

La película, que comienza con unos toques delicados al principio aunque el guión se va arrastrando a lo largo del metraje, nos presenta a un viejo líder político arrogante, al mismo tiempo que complejo, un Churchill que debe tomar una trascendental decisión, tremendamente presionado por el pasado. Su estreno mundial tuvo lugar en el BCN FILM FEST de Barcelona, poco antes del aniversario del 6 de junio.

Aun así, algunos historiadores están en desacuerdo con algunas distorsiones de los acontecimientos reales, y que nos muestra al premier británico casi como un matón irascible y borracho. A pesar de eso el film nos muestra que por encima del estadista hay un hombre abrumado por el peso de las consecuencias de sus decisiones futuras. Detrás de él aparece su esposa, Clementine (interpretada por una desdibujada Miranda Richardson) que es la única que pacientemente parece convencerlo de su deber patriótico.

Además de Cox, este drama peatonal se ve obstaculizado por demasiados personajes monodimensionales y excesivos diálogos explicativos que se parecen más a una lección de historia. El director de fotografía nos muestra las interioridades de Churchill a través de siluetas y motivos visuales diversos.

Brian Cox, se une a la larga lista de actores que han interpretado al premir británico.Brendan Gleeson (Into the storm), Thimothy Spall (The King’s Speech), Richar Burton (Walk with Destiny), Rod Taylor (Inglourious Basterds) o Ian McNeice(Doctor Who) o John Lithgow (The Crown).

Dirigida por Jonathan Teplitzky (Un largo viaje) el guión es de la historiadora británica Alex von Tunzelmann. Además de Brian Cox, completan el reparto:Miranda Richardson (“Sleepy Hollow”, “Herida”) que interpreta el papel de la esposa de Churchill, John Slattery (“Spotlight”, “Mad Men”), James Purefoy (“Roma”). 

 @angelaGonzaloM
@Viaje a Itaca 

Categorías: Cine

Ángela Gonzalo del Moral    7.sep.2017 09:23    

0 Comentarios

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Canal Europa

Bio Canal Europa

Este blog es un viaje por la Europa cotidiana. Un recorrido por el día a día de los ciudadanos de la Unión Europea, recogiendo aquello que nos une... que nos diferencia, o que todavía nos separa.
Ver perfil »

Síguenos en...

Últimos comentarios