25 posts con categoría "Deportes"

Final de la Supercopa en Tánger, una ciudad cosmopolita en pleno auge económico

Estadio

Tarifa y Tánger están a tan solo 40 kilómetros de distancia. Una ciudad y otra se miran y se relacionan, aunque durante décadas vivieron de espaldas. Tánger era, y todavía lo es, el horizonte de Tarifa. La ciudad más importante del norte de Marruecos es la más europea del país alauita y durante años fue un hervidero de espías, nómadas, charlatanes, contrabandistas, diplomáticos, estraperlistas, bohemios y artistas. Entre 1923 y 1956, cuando fue Zona Internacional vivió en un limbo de libertad y efervescencia cultural.

Hoy vuelve a la actualidad, ante la celebración de la final de la Supercopa de España entre el FC Barcelona y el Sevilla, que tras algunas diferencias han aceptado disputar el enfrentamiento a un solo partido y fuera de nuestro país. La primera vez que eso ocurre. La Real Federación Española de Fútbol ha escogido a esta ciudad del norte de África, que siente una pasión especial por el balompié internacional, y sigue con atención el desarrollo de la Liga española. Si alguna vez habéis viajado a Marruecos, seguro que os han preguntado si sois del Barça o del Real Madrid y os han hablado de las grandes estrellas de los dos equipos. Pero ¿cual ha sido la historia de Tánger en el último siglo, su relación con Europa y con España? Esta ciudad en pleno desarrollo económico se ha convertido en un importante competidor principalmente para Andalucía, una comunidad que mantiene unos estrechísimos lazos con el país norteafricano, y que ha desarrollado importantes acuerdos de cooperación cultural, económica y social.

 Tánger, Protectorado europeo

Dibujo

Convertida en la perla del norte, esta ciudad ha mantenido siempre una intensa relación con Europa, que se intensifica cuando la administración de la ciudad fue compartida por varios países, lo que supuso el funcionamiento de oficinas de correo francésa, española, británica e italiana y el uso de hasta cinco monedas diferentes. En el ámbito educativo funcionario liceos francés e italiano, colegios español e inglés y centros franco-musulmán y franco-israelí.  Todos tuvieron un lugar común, el cementerio, en la actualidad casi abandonado y ni muestra de lo que fue.

En 1909 habitaban unos 9.000 europeos, que en 1923 eran 15.000 pero al finalizar la II Guerra Mundial llegaron miles de refugiados, y en 1956, año de la independencia de Marruecos, vivían 42.000 europeos.

El protectorado comenzó en 1923 con la firma del Estatuto de Tánger, convirtiendo la ciudad y la región en una zona internacional controlada por España, Francia y el Reino Unido . En 1928 se unió Italia y posteriormente Portugal, Bélgica y Holanda. La Asamblea legislativa internacional, que controlaba las leyes de la zona, estaba formada por 6 musulmanes, cuatro franceses y cuatro españoles, ingleses, italianos y judíos ostentaban 3 cada uno y Bélgica, Holanda, Portugal y Estados Unidos, tenían un representante por país.

Iniciada la Segunda Guerra Mundial y coincidiendo con la entrada de las tropas alemanas en París, el 14 de junio de 1940, España invadió la ciudad con la ayuda de las tropas locales, y las retiró tras la derrota del nazismo en 1945, devolviendo la ciudad a su estatus anterior. Durante ese período estuvieron suprimidos todos los órganos internacionales recogidos en el estatuto de 1923. Tras la victoria de Franco, llegaron desde España 40.000 exiliados.

En 1957, el rey Mohamed V visitó la ciudad, que en 1960 se incorporó al recién creado reino de Marruecos. A pesar de ese magnetismo internacional, el escritor tangerino Anouar Majid decía que este grupo heterogéneo de expatriados apenas si tuvieron impacto en la vida de los ciudadanos de Tánger.  Majid explica que "la comunidad de occidentales prácticamente no salía de sus esferas particulares, nunca aprendieron la lengua y utilizaron la ciudad como escenario exótico de sus preocupaciones del Primer Mundo".

Tánger, ciudad literaria

1492980996_320035_1493020533_sumario_normal

Al calor de su cosmopolitismo y su estatus de ciudad libre, numerosos escritores de todo el mundo sintieron fascinación por fijar su residencia permanente o temporalmente. El más conocido es Paul Bowles, que escribió "El cielo protector", que vivió en la residencia San Francisco, frente al consulado de España. Pero también rastrearon, disfrutaron y descubrieron el exotismo otros escritores y artistas como Roland Barthes, Truman Capote, Gertrude Stein, Margueritte Yourcenar Paul Bowles, Tennessee Williams, William Burroughs, Jean Genet, Allen Ginsberg, Juan Goytisolo, Tahan Ben Jelloun, Henri Matisse, Mariano Fortuny o Jack Kerouac. 

Considerado el más grande de los escritores marroquíes, Mohamed Chukri escribió "El pan a secas", "Zoco Chico" o "Rostros, amores y maldiciones" y recogió en varios libros las experiencias de los escritores internacionales que vivieron en la ciudad con obras como "Tennesse Williams en Tánger", "Jean Genet en Tánger".

Especialmente importante fue la relación de escritores españoles con la ciudad. La sevillana Rocío Rojas-Marcos, acaba de recoger en su libro Tánger, segunda patria, las experiencias de escritores como Carmen Laforet, Ramón Buenaventura o Ángel Váquez... Unos nacieron en España y se sintieron atraídos por ella, otros nacieron allí, pero todos describen 'su' ciudad en español.

Rocío Rojas-Marcos, autora también de Tánger, la ciudad internacional, recuerda como la literatura ha mitificado esta ciudad y la relación que tuvieron con la ciudad numerosos escritores españoles como Eduardo Haro Tecglen o Carmen Laforet.

La ciudad norteafricana evoca libertad, exotismo, sensualidad, efervescencia, cosmopolitismo, algarabía. Algunos de los autores  que han sido atraídos por alguna de esas características han sido Cristina López Barrio, que escribió "Niebla en Tánger", con la que fue finalista del Planeta, en 2017. Hace 20 años, el tangerino Ramón Buenaventura, nos describía la historia de León Aulaga en "El año que viene en Tánger", Arturo Pérez Reverte, recogió historias de espías en "Eva" (serie Falcó), Alfonso Armada, escribió "Fracaso en Tánger"; Antonio Lozano, "Un largo sueño en Tánger"; María Dueñas, "El tiempo entre costuras"; Ángel Vázquez, "La vida perra de Juanita Narboni"; Iñaki Martínez, "La ciudad de la mentira"; Lorenzo Silva, "Del Rif a Yebala"; Boris Izaguirre, "Un jardín al norte", Eduardo Jordá, "Tánger"; Javier Valenzuela, "Tangerina"; Sergio Barce, "La emperatriz de Tánger".... Queda clara, pues, la intensa relación cultural que ha existido en el último siglo entre la ciudad y España, destacando uno de los centros culturales más importantes, El teatro Cervantes, e incluso hubo una plaza de toros, donde asistían los toreros más destacados del momento. En 2016, el gobierno marroquí, la declaró monumento histórico nacional. Un edificio, que tras la última corrida en octubre de 1970, pasó a ser un ring de boxeo, una sala de eventos artísticos y culturales, un banco y hasta un centro de internamiento de inmigrantes subsaharianos.

Tc3a1nger-segunda-patria

 

Tánger, Eldorado del norte de África

  Tanger-trafic-croisieristes-2020

Durante los últimos años la ciudad ha vivido una grave crisis económica, pero con el proyecto Tánger 2020, se ha convertido en el nuevo Eldorado de empresas francesas y españolas, principalmente. En los últimos años crece a un ritmo del 20% anual y su economía aporta el 10% del producto Interior bruto del país, y ha duplicado su población hasta los dos millones de habitantes, con unos salarios medios de unos 300 euros al mes. Se ha convertido también en el centro del consorcio Renault-Nissan, impulsor del Automotive City, el denominado ecosistema Renault, un área industrial de nueva creación con empresas auxiliares en el que se han instalado otras multinacionales francesas, o de otros países como Siemens o Valeo. También Boeing, quiere crear su propio ecosistema, que supondría la creación de 120 empresas proveedoras. Y hay otras tantas que sirven componentes a la canadiense Bombardier o la europea Airbus.

Se ha remodelado el paseo marítimo de cinco kilómetros de largo y su puerto, Tánger Med, se ha convertido en uno de los más activos del Mediterráneo, además junto con España es clave en la autopista marítima del estrecho de Gibraltar. Situado a 40 kilómetros de la ciudad y a 20 de Ceuta, se ha convertido en el gran competidor de Algeciras y es el mayor transbordador de África conectado a unos 170 puertos de 66 países. Se sitúa en la decimosexta posición mundial en conectividad y por sus muelles pasan unos 5 millones de grandes contenedores. A su alrededor se han instalado unas 800 empresas. Para muchas personas, todo eso ha comportado que Tánger pierda parte de su atractivo histórico, pero es el precio que hay que pagar por convertirse en un polo económico. Aun así, como reconoce Rocío Torres-Rojas, Tánger es una ciudad que se reinventa.

Hace años que existen proyectos para unir Europa y África, España y Marruecos, con puentes o con la tecnología Hyperloop, que está en desarrollo y permitiría viajar entre Madrid y Tánger en una hora, mediante tubos al vacío por el que transitarían pequeños vagones con motor a propulsión, sortear el estrecho bajo el agua y con capacidad para unas 30 personas. Aunque para que eso sea una realidad todavía quedan muchos años, eso sin tener en cuenta su rentabilidad.

Al vendedor de fortu
Vendedor de tapices de Mariano Fortuny

Los aficionados que asistan a la final de la Supercopa de España, podrán caminar por las sinuosas callejuelas de la medina que desemboca en el Zoco Chico, bañadas por una cálidad luz, atravesar una de las puertas de la medina que da a la calle de Italia, pasear por la plaza Mexuar, donde se encuentra el museo de la Kasbah, antigua vivienda del sultán y que también fue cárcel y juzgado. El barrio de la Alcazaba, con su olor a jazmín en las noches de verano, tomar un té en el interior del gran Café de París, fundado en 1920, en el hotel Continental, pegado a la Medina y lugar de inspiración de Bowles, o en el café Hafa, en el barrio de Marshan, desde donde se divisa la costa española. Cafés que son remanso de paz a los que cada vez se añaden más las locuciones de partidos internacionales en pantallas de plasma.

La denominada "ciudad blanca" es de origen fenicio, un puerto de la mitología mediterránea y de la literatura contemporánea, que quiere demostrar cuán cerca está de Europa, aunque le cueste perder parte de su identidad. Cuando se cierren los focos del estadio Ibn Battouta de Tánger, España y Marruecos seguirán siendo rivales económicos, y compañeros culturales y de negocios. España es el principal proveedor del país magrebí y el importador principal, una vecindad que engrosa cifras comerciales y en el que ahora el fútbol, la Liga, también ha entrado a buscar mercado.

 

  @angelaGonzaloM
@Viaje_Itaca

Print Friendly and PDF

Categorías: Actualidad , Deportes , Libros

Ángela Gonzalo del Moral    6.ago.2018 09:31    

La Europa multiétnica gana el Mundial de Rusia 2018

AFP_17P20U

Finalizado el mundial de Rusia, dos cosas quedan claras, la plurinacionalidad de los países de la Unión Europea y el potencial del fútbol europeo, que ha acabado con 4 selecciones comunitarias en los primeros puestos. Lejos quedan ya los tiempos en que todos los jugadores eran originarios del país por el que competían. En la actualidad, en la formación de la mayoría de las selecciones confluyen varias nacionalidades. 82 futbolistas del último campeonato no habían nacido en el país al que representaban, y muchos más jugadores, que aunque sí eran de esa nacionalidad, su padre, madre o ambos progenitores eran extranjeros o nacidos en otro país. El Mundial, y las selecciones son un espejo de la realidad con la que convive el mundo desde hace siglos, y que ha aumentado en las últimas décadas: la emigración.

Guerras, crisis, persecuciones, desastres naturales o la búsqueda de nuevas oportunidades empujan a muchos ciudadanos a abandonar el país de origen y adoptar otra nacionalidad. Cuando está más actual que nunca el debate sobre la acogida de refugiados y migrantes en Europa, Rusia2018, ha devuelto al primer plano la lucha de muchos de ellos por integrarse en las sociedades que les acogen. Son una excepción, pero las habituales reticencias de las sociedades europeas, se olvidan cuando ellos aportan sus goles para que su selección nacional gane partidos, y si puede ser la gloria deportiva.

Los cuatro equipos que llegaron a las semifinales: Francia, Bélgica, Inglaterra y Croacia, tenían al menos un miembro del equipo nacido en el extranjero y varios, cuyos padres tenían otras nacionalidades. Muchos han crecido en los suburbios de las grandes ciudades. En Francia, la campeona, solo siete eran 100% franceses. Convertida en una selección multiétnica, entre sus seleccionados estaba Samuel Umtiti, nacido en Camerún y Steve Manda, de la República Democrática del Congo. Otros 20 jugadores nacieron en Francia, pero tienen ascendencia familiar de otros países. Alphonse Areola tiene origen filipino, Presnel Kimpembe, congoleño y haitiano, Djibril Sibidé y Benjamin Mendy, senegalés, Paul Pogba, guineano, N'golo Kanté es de origen maliense, como Ousmane Dembélé. Adil Rami, tiene padres marroquíes, Nabil Fekir, argelinos, Balise Matuidi es hijo de un angoleño, Corentin Tolisso, togolés y Steven N'zonzi congoleño. A ellos hay que añadir a dos jugadores nacidos en territorio de ultramar: Raphael Varane, de Martinica y Thomas Lear en la Guayana.

La gran figura del equipo Antonie Griezman, es hijo de un alemán y su madre tiene raíces portuguesas, mientras que Lucas Hernández, tiene la doble nacionalidad franco-española.

20180715-636672827842436675

La selección croata es otro ejemplo bien distinto,de la realidad europea. Muchos de sus jugadores nacieron en la convulsa guerra de los Balcanes. Sufrieron la guerra y tuvieron que huir de su país siendo niños. Ahora triunfan no solo en sus equipos, sino con su selección, a la que han llevado por primera vez a una final. Fueron refugiados y gracias a sus habilidades con el balón acabaron jugando en grandes equipos de fútbol.

El delantero Mario Mandžukić, tiene tatuados los brazos y parte de la espalda con mensajes de guerra, quizá para no olvidar lo que vió y vivió. Salió de su país con 5 años y vivió en Alemania, hasta los 12 años, cuando regresó a Zagreb. El centrocampista del Real Madrid, Luka Modrić, vió como asesinaban a su abuelo. Mateo Kovačić e Ivan Rakitić, no nacieron en Croacia, Dejan Lovren y Vedran Ćorluka eran bosnio-croatas.

El ejemplo de Croacia, se repite en otras selecciones como la Serbia o la Eslovenia e incluso en la Suiza, donde han vivido los exilados de la antigua yugoslavia. Los hermanos albanokosovares Granit y Taulant Xhaka, nacieron en Suiza y en la última Eurocopa, se enfrentaron entre ellos con sus respectivas selecciones, el primero por Suiza y el segundo con la camiseta albanesa. Granit Xhaka, ha participado con Suiza en Rusia 2018.

Ellos son antiguos refugiados convertidos en estrellas en Rusia, unos defendiendo los colores de su país de adopción y otros volviendo a sus orígenes.

20180715-636672791545476622

La inmigración y el pasado colonial de Bélgica, también muestra en su selección la multiculturalidad y diversidad étnica de ese país. Adnan Januzaj, que nació en Bélgica, es hijo de albaneses y criado en Kosovo. Aunque menor que en el conjunto francés, la presencia de hijos de inmigrantes también es notoria entre los "diablos rojos". Casi la mitad de sus jugadores tienen progenitores de otros países. Muchos de ellos huyeron de la República Democrática del Congo, como los del delantero Rmelu Lukaku, Dedryck Boyata y Michi Batshuayi. Vicent Kompany y Youri Tielemans, tienen un progenitor congoleño y otro belga, mientras que los de Mousa Dembéle, son malienses, y Marouane Fellaini y Nacer Chadli marroquíes. Yannick Ferreira Carrasco es un ejemplo de la emigración portuguesa y española y Axel Witsel tiene procedencia caribeña.

Inglaterra, cuarta en el Mundial, tiene en sus filas al jamaicano Raheem Sterling, el único de los jugadores ingleses no nacido en el país. Otros nueve deportistas son hijos de la inmigración. También tienen origenes jamaicanos Kyle Walker, Danny Rose y Ashley Young, mientras que los padres de Faban Delp y Ruben Loftus-Cheek, nacieron en Guayana. Dele Alli es hijo de un niegeriano y una inglesa y Harry Kane de padres irlandeses. Los padres de Danny Welbeck nacieron en Ghana.

Gran parte de la selección suiza está formada por jugadores nacidos o refugiados de la antigua Yugoslavia. Valon Behrami (kosovar), Blerim Džemaili (macedonio de etnia albanesa), Xherdan Shaqiri (Kosovo), Haris Seferović (bosnio), Mario Gavranović (bosnio croata), Josip Drmić (croata) y el entrenador Vladimir Petković, un croata nacido en Bosnia-Herzegovina (tiene tres nacionalidades). También ha alineado a jugadores con progenitores procedentes del continente africano.  Yvon Mvogo, Breel Embolo y François Moubandje (Camerún), Manuel Akanji (Nigeria), Ricardo Rodríguez (hispano-chileno) y Johan Djourou (Costa de Marfil).

En medio de la ola de populismos contra la emigración, el fútbol ha demostrado en Moscú, que sigue siendo una herramienta de integración, -pequeña, eso sí-, y una escalera para emerger de la pobreza. Pero sobre todo, refleja la diversidad cultural del continente europeo, y, aunque suene a tópico, la importancia de que todos los ciudadanos aporten sus experiencias.

El Mundial Rusia2018 pondrá a prueba a las 14 selecciones europeas

@angelaGonzaloM
@Viaje a Itaca

Categorías: Actualidad , Deportes

Ángela Gonzalo del Moral   15.jul.2018 20:29    

El Mediterráneo unido en Tarragona por el deporte

574px-Hoplitodromos_Louvre_MN704

Los griegos eran fanáticos del deporte. Todos los años celebraban por lo menos un gran acontecimiento deportivo, al que asistían miles de espectadores que, en muchos casos, como ocurre hoy en día, habían recorrido largas distancias.

Los juegos Panhelénicos, que se celebraban en Olimpia, Delfos, Istmia y Nemea, atraían hace casi 3.000 años a los mejores atletas. La competición deportiva más famosa era la celebrada cada cuatro años en Olimpia. Su primera edición fue en el año 776 a.C. y se continuó celebrando durante más de mil años. El premio en Olimpia, era una simple corona de ramas de olivo, pero los ganadores eran considerados héroes y esa victoria proporcionaba fama de por vida. En el resto de competiciones los vencedores podían conseguir grandes premios, ya fueran materiales o bien fama y prestigio. Los acontecimientos deportivos atraían a grandes multitudes y constituían una de las principales formas de entretenimiento.

Casi 600 años más tarde, los romanos fundaban Tarraco, una de sus primeras ciudades en la península Ibérica,  en aquella época base militar para las tropas romanas que luchaban contra los cartagineses. Aquel campamento fundado por los hermanos Escipión llegó a ser la capital de la Hispania Citerior, como denominaban a la provincia que ocupaba la mitad norte de Iberia. Este verano, ha acogido los XVIII Juegos Mediterráneos.

Juegos Mediterráneos, una complicada historia

Dgo7jPzWAAAAry7

En 1951, la ciudad portuaria de Alejandría, en el delta del Nilo, fue la primera en acoger los juegos Mediterráneos. Tarragona, cerca del delta del Ebro, ha sido la última y ha reunido a unos 4.000 deportistas de 25 países de esta cuenca marítima, que conecta tres continentes. Europa es el que más deportista aporta, con 17 delegaciones, todos los países ribereños del norte, más Andorra, San Marino y Portugal. Turquía, Líbano y Siria son los tres países asiáticos que forman parte de los juegos y Argelia, Egipto, Libia, Marruecos y Túnez, conforman las delegaciones africanas. 

El emblema son tres aros olímpicos de color blanco, sobre fondo celeste, entrelazados y difuminados en la parte de abajo. Simboliza los tres continentes, el azul luminoso del clima Mediterráneo y el agua del mar.

Las 31 disciplinas se han disputado en 16 sedes diferentes, todas de la provincia de Tarragona, excepto la hípica, que se ha disputado en Barcelona. El medallero continua liderado por cuatro de los cinco países más poblados de la zona: Italia, Francia, España y Turquía. Más de 800 millones de personas. En esta edición el país que más deportistas ha inscrito ha sido Italia con 419, seguido de España, con 396, Turquía 350 y Francia 310.

El impulsor de los juegos fue Mohamed Taher Pacha, presidente del Comité Olímpico de Egipto, al que se le ocurrió la idea durante las Olimpiadas de Londres 1948, con el ánimo de promover la paz y la unión a través del deporte. Algo que todavía sigue presente, según el alcalde de Tarragona, Félix Ballesteros. Tradicionalmente en los juegos no suelen participar las grandes figuras, lo que facilita que surjan futuras promesas, aunque también es cierto, que eso los hace menos atractivos para el gran público. 

Ciudades históricas como Alejandría, con su famosa biblioteca, Esmirna, Nápoles, Beirut o Túnez han acogido esta competición.... Entre ellas hay tres ciudades españolas: Barcelona, Almería y Tarragona. La próxima edición se celebrá en la ciudad argelina de Orán, en 2021.

Desde que se iniciaron los juegos, hemos visto independizarse países como Marruecos, Túnez, Argelia, nuevos países como los que surgieron de la exYugoslavia Bosnia-Herzegovina, Croacia, Eslovenia y más tarde Serbia-Montenegro o la República de Macedonia. Curiosamente Siria, ha participado con tres nombres diferentes. Israel es el único país ribereño que no ha participado nunca vetada siempre por los países árabes.

Tarracus, la mascota que une el pasado y el presente

Tarraco

Además de los deportistas, la otra figura de este acontecimiento deportivo ha sido Tarracus, un pequeño legionario de ojos grandes y sonrisa perenne, que surgió de un concurso popular con los alumnos de escuela primaria de la provincia, perfilado más tarde por el dibujante francés Jean Jullien. El emblema de la competición reúne los elementos más identificadores de esta historica ciudad: lleva un casco romano, ataviado con un pañuelo de casteller y a través de  azul y el amarillo, colores que evocan el mar y la muralla, el azul y el amarillo.

El Mediterráneo es un lugar de encuentro, un espacio de creación y de intercambio de ideas, culturas, personas e historia. Un mar que se ha convertido en símbolo de la unión entre culturas y civilizaciones, a pesar de sus diferencias y de que no siempre fue un lugar de paz. Tarragona, la vieja Tarraco, Patrimonio de la Humanidad ha sido testigo de ello. Una ciudad abierta, receptora de civilizaciones que ha demostrado la riqueza que supone compartir todo el saber humano.

DgnWrfkWAAI355E

Tarracus nos acompaña para conocer esta ciudad Patrimonio de la humanidad, de unos 130.000 habitantes, a través de sus ruinas romanas y medievales, edificios modernistas y playas urbanas. En la colina de los dioses una maqueta nos permite adentrarnos en aquella capital romana con el templo, el foro, el circo, el pretorio y las cáveas suterráneas. La ronda de Caputxins, nos acerca al teatro y el ayuntamiento de la época, el denominado foro local. De tiempos más modernos, es la catedral gótica con el retablo mayor dedicado a santa Tecla, de alabastro. En las calles aledañas encontramos la judería y el mercado municipal modernista, restaurado hace pocos años. Al final de la Rambla Nova, está el emblema de la ciudad, el balcón del Mediterráneo, hasta ahora alejado de la playa del Miracle, pero que las inversiones ligadas a los Juegos han permitido construir una pasarela, que acerca el centro histórico a las 8 playas que rodean la ciudad.

Otro punto de atracción es el barrio marinero de El Serrallo y el Museo del Puerto, que acerca al visitante la historia marinera de la ciudad. Cerca del Serrallo está la Necrópolis paleocristiana. Pero no todo es historia antigua. La ciudad mediterránea tiene sus puntos de movida en las plazas del Forum, de la Font o la Rambla. Y otra cita anual casi obligatoria son los espectáculos de Tarraco Viva, en mayo o Tarragona Historia Viva, que se celebran en agosto en el Pretorio, las cáveas del circo o el anfiteatro, con el azul del mar a la vista.

@angelaGonzaloM
@Viaje a Itaca

Categorías: Deportes

Ángela Gonzalo del Moral   30.jun.2018 17:16    

El Mundial Rusia'18 pondrá a prueba a las 14 selecciones europeas

  20180610-636642361210793729

Portugal contra España, Francia contra Dinamarca, Alemania contra Suecia, Bélgica contra Inglaterra son los enfrentamientos europeos en la primera ronda de la Copa del Mundo, que se celebrará en Rusia durante un mes.

Diez países de la Unión Europea participarán en la competición que se celebrará en un país europeo: Rusia. En la fase final de esta competición, una de las más importantes del deporte, participan 14 selecciones del continente. A los países de la UE se añade la anfitriona Rusia, Islandia (que participa por primera vez), Suiza y Serbia. No estará algunas de las clásicas, como Italia y Holanda, dos de las grandes ausentes de la cita mundialista.

Portugal y España, que han quedado incluidos en el grupo B, tendrán como adversarios a Marruecos e Irán, mientras que Francia y Dinamarca, que participan en el grupo C, deberán vencer a Australia y Perú, para pasar a la siguiente ronda. Croacia, clasificada en el grupo D, se enfrenta a la gran sorpresa del campeonato Islandia, a la histórica Argentina y a la joya del fútbol africano, Nigeria. No hay ninguna selección comunitaria en el grupo E,  sí dos países del continente europeo, Suiza y Serbia que tendrán que superar a Brasil,  y Costa Rica, mientras que en el F han quedado emparejadas, la defensora del título y actual campeona mundial, Alemania, que se medirá con Suecia, México y Corea del Sur. En los dos últimos grupos G y H han quedado englobadas Bélgica e Inglaterra, contra Panamá y Túnez. Mientras que Polonia, es la única selección europea del grupo H, donde también han quedado incluidas Senegal, Colombia y Japón.

11 sedes y 12 estadios acogerán el Mundial 

AFP_15T4FU

El mundial, en el que se jugarán 64 partidos, se celebrará entre el 14 de junio y el 15 de julio de 2018. En total participan 32 selecciones, con un total de 211 futbolistas. El campeonato se disputará en 12 estadios de 11 ciudades. El estadio Olímpico Luzhnikí en Moscú acogerá los dos partidos más importantes, el de inauguración y la final, y exceptuando la ciudad de Ekaterimburgo, el resto de estadios se encuentran la parte europea de Rusia, con lo que los organizadores han apostado por reducir el tiempo y el costo de los desplazamientos. También se han asegurado más público, ya que es la zona más densamente poblada de ese inmenso país. En Moscú acogerán la competición los estadios de Luzhniki (81.300 asientos) y Otkrytie Arena (46.990), mientras que los estadios de San Petersburgo (69.500), Kaliningrado (35.000)Nizhni Nóvgorod (44.899), Kazán (45.105), Volgogrado (45.015), Samara (44.918), Saransk(45.015), Rostov del Don (43.702), Sochi (47.659) y Ekaterimburgo (25.000) acogerán el resto de partidos.

Catorce selecciones europeas en busca de un título

AFP_15T45E

Alemania, suma y sigue

Alemania siempre está entre las favoritas. Suma cuatro títulos, ocho finales y totaliza 13 presencias entre los cuatro mejores. Da igual quién represente a 'Die Mannschaft' porque la historia siempre respalda a uno de los equipos más competitivos del mundo.

Con el recuerdo del 1-7 endosado a Brasil en su propia casa, defenderá el título de campeón del mundo conseguido hace cuatro años, en una cita a la que se presenta con algunas renovaciones, pero con la base sólida que triunfó en 2014 y que recuerda el estilo impuesto desde hace una década por su seleccionador, Joachim Loew.

Desde 2002 no ha fallado en ninguna semifinal y ahora espera ver la evolución de su cantera con los jovenes Kimmich, Draxler, Werner o Goretzka mezclado con la experiencia de Muller, Khedira, Ozil o Kroos.

Es uno de los países que ha participado en 19 mundiales (1934, 1938, 1954, 1958, 1962, 1966, 1970, 1974, 1978, 1982, 1986, 1990, 1994, 1998, 2002, 2006, 2010, 2014 y 2018). La cuatricampeona espera una hazaña, repetir el título que ya ha conseguido en 1954, 1974, 1990 y 2014. En el grupo C se enfrentará a México, Suecia y Corea del Sur.

Inglaterra, recuperar la historia

Inglaterra luchará en Rusia 2018 contra una lista cada vez más amplia de decepciones en grandes citas, sonadas y recientes las del último Mundial y la Eurocopa de hace dos años, de nuevo con calidad en sus filas, con Harry Kane como capitán, y un rejuvenecido plantel a las órdenes del técnico Gareth Southgate.

Llega a Rusia tras ser eliminada en octavos de la Eurocopa de Francia por Islandia y quedar última de su grupo en Brasil 2014. Campeona del mundo en 1966, semifinalista en Italia'90, y con graves deficiencias como colectivo, los 'Pross' buscan hacer borrón y cuenta nueva.

De los 15 mundiales en los que ha participado (1950, 1954, 1958, 1962, 1966, 1970, 1982, 1986, 1990, 1998, 2002, 2006, 2010, 2014 y 2018), el combinado inglés solo ha conseguido un campeonato. En el grupo F se enfrentará a Túnez, Panamá y Bélgica.

Suecia, huérfana sin Ibrahimovic

Duodécimo Mundial de los nórdicos que espera superar los octavos de final, una fase en la que se ha estrellado en sus últimas participaciones. Dió la campanada al dejar fuera de Rusia'18 a Italia y en esta ocasión se presenta sin su gran referencia de la última década Zlatan Ibrahimovic, apartado desde hace dos años del fútbol internacional. Ausentes en las dos últimas ediciones, este país más ligado a los deportes de nieve y al balonmano, espera dar la sorpresa, como ya lo hizo al dejar fuera de la competición a la histórica Italia.

Ha participado en 12 mundiales (1934, 1938, 1950, 1958, 1970, 1974, 1978, 1990, 1994, 2002, 2006 y 2018), y consiguió el subcampeonato en 1958. En el grupo F se enfrentará a la potente Alemania, a México y a Corea del Sur.

2018-06-11T103502Z_1998340661_RC11231C7950_RTRMADP_3_SOCCER-WORLDCUP-RUSSIA-YEKATERINBURG

Serbia: 12 Mundiales

La selección de Serbia regresa en Rusia a un Mundial ocho años después, amenazando al grupo que lidera Brasila y afrontando su segunda gran cita -la primera fue en Sudáfrica 2010-. Desde su separación con Montenegro, han conseguido combinar a la perfección un bloque veterano de figuras referentes con jóvenes talentos a los que el nuevo seleccionador, Mladen Krstajic, ha dado la oportunidad en los últimos encuentros.

Serbia fue campeona del mundo Sub-20 en 2015, al batir a Brasil en la final, ahora algunos de esos jóvenes están en la selección. El combinado serbio, que vuelve a disputar una Copa del Mundo tras decepcionar en la clasificación para Brasil 2014, tiene la combatividad, el talento y también cierta irregularidad como señas de identidad.

El país ha participado en 12 ocasiones en los mundiales en 1930, 1950, 1954, 1958, 1962, 1974, 1982 y 1990. En 1998 y 2006 participó como Yugoslavia y en 2010 y 2018 como Serbia-Montenegro. Llegó a las semifinales en su primera clasificación y en 1962. Incluida en el Grupo D, en este mundial tiene como contrincantes a Costa Rica, Suiza y Brasil.

Polonia, con el objetivo de superar los octavos

Polonia vuelve a hacerse hueco entre las mejores selecciones del continente doce años después. La selección polaca regresa a la Copa del Mundo después de perderse las anteriores ediciones de 2010 y 2014 intentando recuperar sus grandes éxistos de los setenta y los ochenta en Alemania 74 y España 82. Una hazaña casi impensable en estos momentos, aunque su grupo, a priori es el más fácil, ya que se enfrentará a Colombia, Japón y Senegal.

Capitán y máximo goleador histórico de la selección de Polonia, Robert Lewandowski quiere agrandar su leyenda con su combinado nacional, con el que anotó 16 de los 28 goles de la fase de clasificación, muestra clara de la enorme necesidad que siente la selección hacia su delantero estrella.

El combinado polaco, incluido en el grupo H, ha participado en ocho mundiales (1938, 1974, 1978, 1982, 1986, 2002, 2006 y 2018).

Bélgica en un momento álgido

A los 'Diablos Rojos' se les acabaron las excusas. La Copa del Mundo en territorio ruso es la hora de la verdad para la 'generación dorada' del fútbol belga, después del Mundial en Brasil donde cayó en cuartos ante Argentina y la última Eurocopa de Francia con cierto aroma a decepción. La calidad se ha multiplicado y ya no están los nervios del debut.

La selección belga ha participado en 13 mundiales (1930, 1934, 1938, 1954, 1970, 1982, 1986, 1990, 1994, 1998, 2002, 2014 y 2018), y sumejor clasificación fue en 1986, cuando quedó cuarta. Es la primera del Grupo H, donde se enfrentará a Panamá, Túnez e Inglaterra.

180610-636642359894834473_0775d

Suiza, espera mejorar su mejor clasificación

El reloj suizo pocas veces se detiene y el combinado dirigido por el bosnio Petkovic vive algo parecido. Suiza ha demostrado durante estos años su competitividad y desde la Eurocopa de 2004 en Portugal, sólo ha faltado a una gran cita internacional en el último torneo continental de 2012 en Polonia y Ucrania.

La selección de Suiza buscará en Rusia terminar de dar un paso al frente -del que ya dio muestras en la última Eurocopa-, alcanzando, como mínimo, unos cuartos de final en los que ya ha estado presentes anteriormente, aunque primero deberá superar un competido grupo E junto a la favorita Brasil, Serbia y Costa Rica.

Los helvéticos, sin hacer mucho ruido, muestran su mejor cara y siempre cumplen en un Mundial. Todo comenzó pronto, sin más dilación en la segunda y en la tercera edición ya se coló en los cuartos de final. Checoslovaquia, en Italia 1934, y Hungría, en Francia 1938, acabaron con sus esperanzas.

Es la decimoprimera vez que los alpinos participan en un mundial (1934, 1938, 1950, 1954, 1962, 1966, 1994, 2006, 2010, 2014 y 2018). Su máximo éxito en citas mundialistas ha sido llegar a cuartos de final en tres ocasiones.

Islandia, la ilusión de los debutantes

Los vikingos de la selección islandesa, una de las dos únicas debutantes en este Mundial junto con Panamá, afrontan en Rusia la epopeya más ambiciosa de su historia, una aventura con la que pretenden seguir ampliando las gestas recientes de un país que está asombrando al mundo del fútbol en los últimos años.

El punto de inflexión para la selección islandesa se inició hace unos 15 años, cuando el país comenzó a construir canchas bajo techo. Ahora hay docenas de ellas en todo el país y casi 25.000 jugadores registrados, lo que facilita que el 30 por ciento de los adolescentes practique el fútbol con ficha federada.

Ayudada por este auge popular, la selección nórdica ha vivido una 'explosión' en los últimos años y se ha confirmado como la gran revelación del fútbol europeo en la última década, como atestigua su progreso en las últimas fases de clasificación para un Mundial: fue 'farolillo rojo' en el camino a Sudáfrica 2010, llegó hasta la repesca para Brasil 2014 -perdió con Croacia- y finalizó como brillante líder de su grupo hacia Rusia 2018.

Tiene difícil pasar de octavos, ya que en la fase clasificatoria del grupo I se enfrentará a Argentina, Croacia y Nigeria.

AFP_15T64B

Croacia, su quinta participación en un mundial

La selección croata llega al Mundial de Rusia bajo el influjo del 20 aniversario de Francia 1998, donde logró el mejor resultado de su historia con la tercera posición final, y con un equipo notable y competitivo. Hace dos décadas, en su segunda gran competición como selección propia tras el desmembramiento de Yugoslavia, Croacia se convirtió en la gran sorpresa del Mundial francés al vencer en cuartos a Alemania por 3-0.

Croacia, que se ha clasificado para 10 de 12 torneos internacionales desde que compite como selección independiente, sigue añorando aquellos días de gloria y nunca ha vuelto a clasificarse para las eliminatorias en un Mundial. Tampoco ha logrado brillar en las Eurocopas y su mejor resultado son los cuartos de final en Austria y Suiza 2008.

En el grupo I se enfrentará a Argentina, Islandia y Nigeria.

Dinamarca quiere explotar su 'dinamita roja'

En su quinta participación en un Mundial, la selección de Dinamarca tratará de superar la fase de grupos ante Francia, Perú y Australia, en un torneo en el Age Hareide se estrenará como seleccionador en una fase final y en el que Christian Eriksen guiará el destino de la 'dinamita roja'.

Lejos quedan los tiempos de aquella Dinamarca que sorprendió al mundo entero ganando la Eurocopa de 1992, a la que llegó como invitada en lugar de Yugoslavia, sumida en la Guerra de los Balcanes. Una gesta nunca más igualada -a excepción de la victoria en la Copa Confederaciones de 1995.

Regresa a una fase final después de perderse las dos últimas Eurocopas y el Mundial de Brasil y de caer en la fase de grupos en Sudáfrica, aunque desde entonces han llegado nuevos aires al cuadro escandinavo.

Sus cinco presenciales mundialistas fueron en 1986, 1998, 2002, 2010 y 2018 y su mejor resultado fue cuartofinalista en su segunda participación.

AFP_15R57O

Francia, un equipo novedoso

La selección de Francia buscará, en su decimoquinta participación en un Mundial, honrar 20 años después a los héroes del 98 y borrar la decepción de la final perdida en 'su' Eurocopa, una misión para la que el codiciado Antoine Griezmann liderará a un grupo joven y talentoso en el que sigue creciendo la ambición.

Desde aquel éxito, los 'bleus' han alternado participaciones competitivas con fracasos estrepitosos en la cita mundialista. Campeona en 1998, ha participado en quince mundiales (1930, 1934, 1938, 1954, 1958, 1966, 1978, 1982, 1986, 1998, 2002, 2006 , 2010, 2014 y 2018). Lidera el grupo A que le enfrentará a Australia, Perú y Dinamarca.

Portugal, la campeona de Europa aspira a más

La selección de Portugal afronta en Rusia su séptima participación mundialista con el aval de hacerlo como actual campeona de Europa, un título que la vuelve a convertir en candidata a llegar lejos en una cita donde necesitará la mejor versión goleadora de Cristiano Ronaldo y mostrar buenas sensaciones en un duro Grupo B que comparte con España, Irán y Marruecos.

El combinado luso acude a esta Copa del Mundo más obligada aún tras conquistar su primer título y en busca de mejorar las prestaciones ofrecidas tanto en Sudáfrica 2010, donde cayó en octavos ante España, como sobre todo en Brasil 2014, donde ni siquiera pudo pasar a los cruces tras ser goleada por Alemania (4-0) y no pasar del empate ante los Estados Unidos.

Su mejor posición histórica en un Mundial, la tercera plaza de Inglaterra'66 bajo el liderazgo de la 'Pantera Negra' Eusebio. La selección 'tuga' continúa circulando en torno al madridista Cristiano Ronaldo y sigue siendo el referente de un bloque con buenos mimbres, pero que opta más por la solidez que por el brillo futbolístico.

Su estreno en un mundial, en 1966, se zanjó con un tercer puesto. Después disputaría otros seis mundiales (1986, 2002, 2006, 2010, 2014 y 2018).

AFP_15T4EF

España contra sus vecinos

La campeona del mundo en Sudáfrica en 2010, y doble campeona de la Eurocopa en 2008 y 2012, se enfrenta a sus vecinos Portugal y Marruecos. El cuarto es discordia es Irán. En la última Copa del Mundo, en Brasil hace cuatro años, su defensa del título ni siquiera pudo superar una dura fase de grupos en la que quedó encuadrada con Holanda y Chile. Ambas se tomaron la revancha de 2014 y la 'oranje' -que quedó fuera de este mundial- lo complicó todo en el debut con una sonora goleada por 1-5 y el combinado sudamericano certificó la eliminación al imponerse también con autoridad por 2-0.

Rusia'18 es su decimoquinta participación mundialista, que se inauguró en 1934, y siguió en 1950, 1962, 1966, 1978, 1982, 1986, 1990, 1994, 1998, 2002, 2006, 2010, 2014 y 2018.

Rusia, la anfitriona del torneo

La selección rusa de fútbol encara como anfitriona la cita mundialista con el objetivo de mejorar sus prestaciones en una Copa del Mundo en la que sólo ha podido llegar a semifinales una vez en toda su historia (1966), bajo el nombre de la URSS, y en la que contará con la presión añadida de jugar en casa y de una mala preparación en estos años.

Los rusos no cuentan con unos buenos precedentes en el Campeonato del Mundo. No han podido pasar de primera ronda en sus últimas cuatro participaciones y alcanzaron los octavos de final en México 1986 y los cuartos de final en el mismo país en 1970, pero siempre bajo su antigua denominación y antes de la escisión de la Unión Soviética. Su
último Mundial, en Brasil, donde no ganó ninguno de sus partidos ante Bélgica, Argelia y Corea del Sur, y su reciente Eurocopa fueron decepcionantes.

El combinado anfitrión de esta Copa del Mundo está dirigido por el exportero Stanislav Cherchesov, un técnico poco conocido en los banquillos.

Rusia que tiene su mejor palmarés en un cuarto puesto en 1966, ha participado en 11 mundiales (1958, 1962, 1966, 1970, 1982, 1986, 1990, 1994, 2002, 2014 y 2018), en la mayoría de los casos bajo la bandera de la URSS. En el grupo A se enfrentará a Arabia Saudí, Egipto y Uruguay.

 

Categorías: Deportes

Ángela Gonzalo del Moral   11.jun.2018 23:26    

Agón, el significado de la competición en la antigua Grecia

Hasta el 18 de febrero de 2018 en CaixaForum de Barcelona

La-muestra-explora-el-espiritu-competitivo-que-imperaba-en-la-sociedad-griega-a-partir-de-las-obras-maestras-de-la-renombrada (1)

Niké era la diosa griega de la victoria, que conectaba el mundo de los mortales con el de los dioses. Una de sus esculturas nos la muestra con unos hermosos ropajes, que aunque esculpidos en piedra, parece que esté volando. Se le suele representar con unas espléndidas alas, y con frecuencia conduciendo veloces carros que se mueven entre los dos mundos. Era la personificación de la victoria y se sentaba junto a Zeus en su papel de jueza, decidiendo quienes serían los vencedores, tanto en la batalla como en los deportes. Ella era la encargada de entregar coronas, diademas, palmas o trofeos a los ganadores.

Niké nos da la bienvenida a la exposición Agon! La competición en la antigua Grecia, que tras Madrid, se puede visitar hasta mediados de febrero en CaixaForum de Barcelona. Con ella descubriremos cómo los griegos amaban la competición y se les entrenaba para ello, desde la más tierna infancia. Eso sí, las féminas estaban excluidas.

La-muestra-presenta-un-conjunto-de-obras-que-van-desde-las-canicas-y-los-dados-que-utilizaban-los-ninos-de-hace-2-200-anos-h

La palabra Agón, que da nombre a esta exposición, quiere decir Competición, y se refiere a la lucha de los atletas, pero también al carácter público de la competición. Uno de los valores más importantes era el deseo de superación y triunfo social que quedaba reflejado en representaciones de atletas, pedagogos, guerreros, héroes, músicos, danzantes, actores y otros personajes.

Una lucha que comenzaba en la más niñez. Los juegos infantiles los introducían en respetar las normas y conocer las reglas de conducta, como nos explica nuestra guía Ester Arena, miembro del equipo educativo de CaixaForum. "Los filósofos inicialmente enseñaban las habilidades intelectuales, porque ese alumno iba a convertirse en un ciudadano que participaría en el gobierno de las polis y tenía que hacerlo de forma beneficiosa para las ciudades. El segundo aspecto era el entrenamiento del cuerpo, porque también tendrían que ser soldados para defender a la ciudad de los ataques y porque participarían en las competiciones atléticas. Era un equilibrio entre las habilidades intelectuales y el cuerpo para conseguir la areté, la excelencia"

Esta-exposicion-coorganizada-por-la-obra-social-la-caixa-y-el-british-museum-en-el-ambito-del-acuerdo-estrategico-que-mant

Los niños tenían varios tipos de juguetes y practicaban juegos muy diversos, en muchos casos similares a los de hoy en día. La mayoría se basaban en el principio de ganar y perder, que fomentaba la competitividad. La formación atlética de los niños empezaba en cuanto entraban en la escuela. Convertirse en un atleta consumado formaba parte del rito de paso de niño a hombre.

La rivalidad de las clases altas, principalmente, dominaba todos los aspectos de la vida, incluso la creación artística. Héroes, atletas y guerreros aspiraban a alcanzar la excelencia mediante el equilibrio entre el cuerpo y el espíritu. 

Escucha el texto aquí

Agón competición antigua Grecia en Barcelona

Unos 700 años antes de Cristo, Grecia estaba formada por polis que competían entre ellas, pero que como explica Ester Arenas, era también una forma de estar unidos frente a enemigos externos comunes. "Esta filosofía de vida que parece era un elemento que les ha de separar va a provocar el efecto contrario. Va a unirlos". Ester Arenas nos adentra en los orígenes de la antigua Grecia. "Va a generar unos rituales  y una cultura común y un único idioma, aunque con varios dialectos. Los expertos creen que esto se debe a una necesidad geográfica o geoestratégica. En aquella época estaba formada por cientos de polis, que se extendían desde Asia Menor hasta las costas del Mediterráneo, llegando a Ampuries, en Cataluña, pero también se incluían las costas del norte de África y del Mar Negro".  "El territorio del Peloponeso estaba formado por cadenas montañosas muy abruptas, era muy pobre y muy difícil cultivar, lo que hacía que tuvieran muchos problemas para comunicarse entre las polis. Es por eso que realmente su lucha inicial era por sobrevivir".

Los antiguos griegos pensaban que el espíritu competitivo era inherente a la naturaleza humana y que podía transmitir una fuerza positiva, innovadora y dinámica. En la exposición encontramos las famosas tabas, canicas o dados, a los que jugaban las mujeres. En la mayoría de las ciudades estado griegas, las mujeres de clase alta recibían educación en sus casas, reunidas en el gineceo. Fuera del hogar solo estudiaban música y danza. "Allí se les enseñaba las labores del hogar, a coser y a tejer. No se les permitía la competición deportiva, pero hay una excepción: Atalanta"

I-mujeres-charlando-en-una-fuente-i-hidria-de-ceramica-de-figuras-negras-c-510-a-c-realizada-en-atenas-hallada-en-vul

Atalanta, nos dice Ester "era hija de un rey, que deseaba tener un hijo varón, pero tuvo una hija. La abandonó en un bosque y fue recogida por cazadores, que la convirtieron en una experta en la caza. Ella se entera de que Jasón estaba preparando una expedición para encontrar el vellocino de oro, y se presenta voluntaria. La rechazan porque creen que si ella se une al grupo, muchas mujeres también querrán participar. Atalanta no puede partir, pero cuando vuelven con el vellocinio había fallecido un hombre, y lo sustituye en unos juegos fúnebres en honor de ese amigo caído".

Los antiguos griegos eran unos auténticos fanáticos del deporte. Todos los años celebraban como mínimo un acontecimiento deportivo importante al que asistían miles de espectadores que, en muchos casos, habían recorrido largas distancias. En tiempos de paz, las grandes pruebas deportivas ofrecían una oportunidad para competir y rivalizar mientras que, en tiempos de guerra, incluso se detenían los combates para permitir que se celebraran las competiciones.

La exposición Agón, nos muestra como los griegos rivalizaban en todas las facetas de su vida. Una de esas pugnas era en las artes escénicas, que formaban parte integrante de los festivales religiosos celebrados en honor de Dionisio, el dios del teatro y del vino. Patrocinadas por benefactores, constituían una fuente de entretenimiento para las masas. Se realizaban en teatros al aire libre, e incluso en escenarios efímeros. Los premios más antiguos eran simples coronas de laurel, pero los escritores o actores podían convertirse en verdaderas celebridades que recibían considerables remuneraciones económicas e incluso levantaban monumentos para conmemorar sus victorias.

Kylix-de-ceramica-atica-de-figuras-rojas-c-500-490-a-c-realizada-en-atenas-posiblemente-de-vulci-italia-c-the-truste

El teatro y la poesía ofrecían una buena oportunidad para ahondar en importantes temas sociales y religiosos, y también para criticar abiertamente la política y a los políticos. Muchos de los dramaturgos griegos más famosos ganaron estas competiciones, como Esquilo, Eurípides, Sófocles o Aristófanes. Tan perdurables son sus grandes obras que siguen interpretándose en nuestros días.

La última competición se producía en la muerte. En los cementerios quedaba claro quien era el que había tenido más poder económico o político durante esta vida. "Los funerales duraban 3 días, durante el primer día las mujeres limpiaban el cuerpo y lo vestían y luego lo presentaban en la casa para que familiares y amigos le lloraran y honraran. El segundo día, por la noche, se trasladaba hasta el cementerio, en carro o andando. Si iba en carro, las mujeres iban en la parte trasera y se hacían paradas con música. El último día se invitaba a la familia y amigos a una comida, nos explica Ester Arenas, "y ahí era donde se veía a qué clase social pertenecía no solo por la calidad de la comida, sino también por la cantidad".

I-bloque-de-un-friso-con-una-batalla-entre-griegos-y-amazones-i-relieve-de-marmol-c-350-a-c-hallado-en-mausoleo-de-ha

Aunque ninguno de ellos pudo superar la impresionante tumba del rey Mausolo de Caria, muerto unos 350 años antes de Cristo.

Si la exposición Agón!, la competición en la antigua Grecia se inicia con la diosa Niké, al final de la muestra podemos contemplar un fantástico friso del Mausoleo de Halicarnaso, construido en su memoria y considerado una de las siete maravillas de la antigüedad. Es la primera vez que el Museo Británico permite el préstamo de este relieve finamente labrado.

Al acabar la visita a la exposición nos quedamos con una frase del gran filósofo griego Platón «Con relación a cada individuo, la primera y más brillante de las victorias es la que se consigue sobre sí mismo».

 @angelaGonzaloM
@Viaje a Itaca 

Categorías: Deportes

Ángela Gonzalo del Moral   21.dic.2017 08:38    

14 selecciones europeas lucharán por el Mundial de Rusia

171201-636477230791834607_760d2_Foto EPA_Yuri Kochetkov

Portugal contra España, Francia contra Dinamarca, Alemania contra Suecia, Bélgica contra Inglaterra son los enfrentamientos europeos en la primera ronda de la Copa del Mundo, que se celebrará en Rusia el año que viene.

Diez países de la Unión Europea participarán en la competición que se celebrará en 2018 en otro país europeo: Rusia. En la fase final de esta competición, una de las más importantes del deporte, participan 14 selecciones del continente. A los países de la UE se añade la anfitriona Rusia, Islandia (que participa por primera vez), Croacia, Suiza y Serbia. No estará algunas de las clásicas, como Italia y Holanda, dos de las grandes ausentes de la cita mundialista.

171201-636477506148464568_dd496_Foto EPA Sergei Chirikov

Portugal y España, que han quedado enfrentados en el grupo B, tendrán como adversarios a Marruecos e Irán, mientras que Francia y Dinamarca, que participan en el grupo C, deberán vencer a Australia y Perú, para pasar a la siguiente ronda. Croacia, clasificada en el grupo D, se enfrenta a la gran sorpresa del campeonato Islandia, a la histórica Argentina y a la joya del fútbol africano, Nigeria. No hay ninguna selección comunitaria en el grupo E, donde se enfrentan Brasil, Suiza, Costa Rica y Serbia, mientras que en el F han quedado emparejadas, la defensora del título y actual campeona mundial, Alemania, que se medirá con Suecia, México y Corea del Sur. En los dos últimos grupos G y H han quedado englobadas Bélgica e Inglaterra, que se enfrentarán a Panamá y Túnez. Mientras que Polonia, es la única selección europea del grupo H, donde también han quedado incluidas Senegal, Colombia y Japón.

171201-636477508025924568_eab27_Foto EPA_Sergei Chirikov

El mundial, en el que se jugarán 64 partidos, se celebrará entre el 14 de junio y el 15 de julio de 2018. En total participan 32 selecciones, con un total de 211 futbolistas. El campeonato se disputará en 12 estadios de 11 ciudades. El estadio Olímpico Luzhnikí en Moscú acogerá los dos partidos más importantes, el de inauguración y la final, y exceptuando la ciudad de Ekaterimburgo, el resto de estadios se encuentran la parte europea de Rusia, con lo que los organizadores han apostado por reducir el tiempo y el costo de los desplazamientos. También se han asegurado más público, ya que es la zona más densamente poblada de ese inmenso país. En Moscú acogerán la competición los estadios de Luzhniki (81.300 asientos) y Otkrytie Arena (46.990), mientras que los estadios de San Petersburgo (69.500), Kaliningrado (35.000) Nizhni Nóvgorod (44.899), Kazán (45.105), Volgogrado (45.015), Samara (44.918), Saransk (45.015), Rostov del Don (43.702), Sochi (47.659) y Ekaterimburgo (25.000) acogerán el resto de partidos.

 

Categorías: Actualidad , Deportes

Ángela Gonzalo del Moral    1.dic.2017 18:58    

París acogerá sus terceros Juegos Olímpicos en 2024

 
Anillos olimpicos en París_Foto EFE_Ian Langsdon
 
París ha vuelto de Perú con los Juegos Olímpicos 2024 en la maleta, y los organizadores quieren que sean espectaculares y utiles a los franceses. No ha sido ninguna sopresa. No ha tenido la intensidad, ni la tensión de las anteriores sedes olímpicas. Porque de antemano ya se habían repartido las sedes de los años  2024 y el 2028.
 
Nada más conocerse la concesión de la candidatura, la trimedallista olímpica Maria José Perec, exclamaba "hemos esperado 100 años para conseguirlo, Es fantástico, y para mí es especial, porque como atleta he formado parte de esto. Es maravilloso".
 
 Según una norma no escrita desde hace años, los Juegos rotan entre Europa, Asia y América. Tras Londres, Río y Tokio,en esta ocasión tocaba en el  continente europeo. 
 
Ciudades como Hamburgo, Roma y Budapest, habían presentado sus candidaturas junto a París y Los Ángeles. Todas retiraron su apuesta por considerar que el gasto y las inversiones son desorbitadas para las ganancias posteriores. 
 
Esos ayuntamientos no han querido enfrentarse a unos ciudadanos cada vez más críticos con las megainfraestructuras que se deben construir y que en muchas ocasiones una vez pasada la euforia olímpica tienen poca utilidad ciudadana.
 
Tanto París en 2024, como Los Angeles, en 2028, acogeran sus terceros juegos Olímpicos. Antes ese récord lo ostentó Londres en 2012. 
 
Delegaciones París-Los Angeles en Lima_Foto EFE_Christian Ugarte
 
Para un deportista el mayor logro es alcanzar la gloria olímpica, ganar una medalla para su pais. Un objetivo que ha cambiado poco en relación con las olimpiadas originales en Grecia, donde los atletas no competían por un país sino por su ciudad y si se proclamaban campeones su polis le reconocía el honor de pasar a la historia. 
  
El Olimpismo se inició hacia el 776 antes de Cristo en tierras griegas. El juego y la competición estaban presentes en todas las esferas de la vida de los griegos, como nos muestra la exposición "Agón!, que podemos ver estos días en Caixa Forum de Madrid, una exhibición realizada en colaboración con el British Museum, que ha aportado la mayor parte de las casi 200 piezas que se exponen.  A través de ánforas, vasijas y figuras podemos conocer como competían los griegos.
 
En Atenas y otras polis los ciudadanos ilustres luchaban para exhibir su estatus social. Eran fanáticos del deporte y cada año se realizaban varios campeonatos. Los preferidos eran las Olimpiadas, como nos explica Ester Arenas, del equipo de educación de Caixa Forum.
 
 Aunque a diferencia de los actuales juegos Olímpicos, sólo el ganador era proclamado campeón. Otra diferencia con las olimpiadas originales, las mujeres no podían competir.
 
Los acontecimientos deportivos atraían a grandes multitudes y constituían una de las principales formas de entretenimiento. En los primeros Juegos Olímpicos, las dos competiciones estrella eran los campeonatos de hípica y sobre todo el pentatlón. 
 
El ideal de campeón era el que conseguía armonizar la destreza deportiva y la actividad intelectual. El físico ideal se conseguía mediante la destreza atlética, mientras que la mente se ejecutaba estudiando filosofía, ciencia y aprendiendo artes. 
 
El espíritu olímpico mantiene algunas de los principios de aquellos primeros juegos panhelénicos que comenzaron a celebrarse hace casi 3.000 años en Grecia. 
 
Entre agosto y septiembre de 2024, unos 10.500 atletas, competirán en París por alcanzar la gloria olímpica, el reconocimiento internacional de una gloria que intenta no ser efímera.
 
Categorías: Actualidad , Deportes

Ángela Gonzalo del Moral   14.sep.2017 18:23    

Nîmes preparada para el inicio de la Vuelta ciclista a España

 

Nimes acoge por primera vez en la historia, la primera etapa de la Vuelta ciclista a España. Es también la primera vez que esta carrera se inicia en Francia. Una buena excusa para conocer esta histórica ciudad del sur de Francia, que muchos aseguran que es la más española de ese país. Y no es de extrañar... muchos refugiados españoles se instalaron allí al acabar la Guerra Civil.

La llegada a la ciudad suele hacerse por la estación del tren, allí nos espera Alejandro Álvarez Rodríguez, un joven español, experto en historia romana y que trabaja de guía turístico en la zona... Nos explica que "la fuente de la plaza Charles de Gaulle se concibió a finales del siglo XIX como lugar de bienvenida de la ciudad (entonces, por supuesto, tenía otro nombre). Cuando la gente salía de la estación, la primera visión que tenían era una explanada con una gran fuente, que les recibía". En la plaza encontramos 4 chorros de agua principales: dos hombres mayores que representan a los ríos Ródano y el Gardón y dos mujeres, Nemausa, una fuente natural de agua, que da nombre a la ciudad y Eure, que es el manantial que abastecía a la antigua urbe a través del acueducto romano. Nimes está estrechamente relacionada a ese imperio que conquistó el sur de Francia... donde el agua y la piedra mantienen una relación íntima. Alejandro nos hace de cicerone por esta ciudad plagada de historia... europea.  

Anfiteatro romano, la perla de Nimes

Ya desde la plaza vemos una de las joyas arquitectónicas de la ciudad. El anfiteatro, uno de los mejores conservados del mundo, en el que todavía celebran espectáculos taurinos y culturales. Los Juegos Romanos, que se celebran el primer fin de semana de mayo, se han convertido en un centro de interés turístico. En los últimos años, y siguiendo unas bases históricas avaladas por la universidad, se han simulado conflictos navales que se representaban en la época, como la de guerra de Actium, o la batalla de Aníbal, con elefantes incluidos. "En cierto sentido recuperan la funcionalidad del edificio, que se ha mantenido durante muchos siglos", insiste Alejandro. En sus famosas arenas lucharon gladiadores y actualmente, durante sus ferias torean reconocidas figuras del toreo, o actúan top ten de la música mundial.

Nimes_4

De aquella época es también la Maison Carrée, un templo romano típico que se ha ido adaptando a las situaciones históricas.  Se trata de un templo clásico, copiado del templo de Apolo en Roma y que los emperadores, especialmente Augusto, exportaron por todo el imperio.

 Desde hace treinta años, la ciudad mantiene una estrecha relación entre las riquezas del pasado y el arte contemporáneo más puntero. Así que frente a la Casa cuadrada encontramos el Carré d'Art, obra de Norman Foster, que en 1993 transformó la zona para construir un edificio multicultural moderno con bibliotecas, mediateca y un museo de arte contemporáneo inspirado en el Centro Pompidou de París.

Paseando por las calles del centro histórico encontramos el ayuntamiento con su original reloj en forma de ocho... "la luz del so l-nos explica Alejandro- infiere sobre un punto distinto, dependiendo de la época del año. Por eso el mediodía reflejado en la pared no es el mismo en junio que en septiembre". Miremos donde miremos, en cualquier lugar de la calle encontramos el símbolo de la ciudad: un cocodrilo atado a una palmera. Está en las alcantarillas, en los bancos, en las señales turísticas... Es el símbolo que le regaló Augusto a la ciudad, poco después de la victoria de Actium. "Augusto que es un gran estratega y sabe convencer a las masas, va a vender la guerra contra Marco Antonio, no como una guerra civil, sino como una batalla contra la pérfida Cleopatra, que ha embrujado y hechizado al pobre, necio y borracho de Marco Antonio". Augusto no vende la victoria de Actium como la derrota de Marco Antonio, sino como la victoria contra Egipto y Oriente. Cleopatra está representada por el cocodrilo del Nilo encadenado a una palmera, que simboliza la victoria romana".

Jardin-temple-de-diane

La catedral de San Castor ha sido reflejo de los enfrentamientos entre protestantes y católicos, que en el sur de Francia fueron especialmente intensas. " durante décadas a nada que hicieran los protestantes, saltaban los católicos que respondían con más agresividad y todos esos enfrentamientos acababan en tragedia en un bando y otro". La catedral ha sufrido muchos infortunios a lo largo de la historia, así que en ella se pueden ver diferentes estilos. Una parte románica, la parte alta de la torre gótica, la fachada destrozada por los protestantes y reconstruida por ellos mismos en el siglo XVII a regañadiente - la rehicieron parcialmente y mal-, a lo que hay que añadir un destrozo en el pórtico, en el siglo XIX cuando se rompió la entrada original para que los grandes señores pudieran entrar bajo palio en la catedral.

Una curiosidad. Nîmes, con larga tradición textil, es el origen de los pantalones vaqueros o la tela Denim. Una de los motores económicos de la zona es la manufactura textil. Sus comerciantes, importaban algodón y más tarde el índigo, que compraban a los genoveses para azular los tejidos. Tejida de forma oblicua con dos hilos, se obtenía una ropa resistente, que se hizo muy popular entre mineros y cowboys durante el siglo XIX. Así nacieron los tejanos.

El mundo del toro está presente en varios acontecimientos a lo largo del año. En primavera y otoño celebran las carreras, un juego en el que el hombre se divierte con el toro intentando quitarle una escarapela, con varias borlas y cordones. A mediados de septiembre se celebra la segunda feria del año, aprovechando la Feria de las Vendimias, que sirven de clausura de la temporada taurina. Durante tres días la ciudad vibra al ritmo de corridas, encierros, charangas y fiesta.

20170609_092624

Con una rica cocina que va desde la famosa boullabesa, una comida de pescadores pobres, convertida en un manjar, hasta la brandada de bacalao... "Se cuece y se deja pochar", nos explica Lola, hija de exiliados españoles, que acaba de ganar un premio gastronómico en Francia por su arte en condimentar la famosa oliva local picholine ... y nos acaba explicando que la brandada debe batirse como si fuera mayonesa... Entre los dulces destacamos la Minerve, un pastel típico muy parecido al roscón de reyes.

Esta es de forma rápida la historia de Nimes, una ciudad histórica, que busca ahora ser declarada Ciudad Patrimonio de la Humanidad.

@angelaGonzaloM
@Viaje_Itaca

Categorías: Deportes , Viajes

Ángela Gonzalo del Moral   15.ago.2017 10:13    

Nîmes, Arlès y Marsella, la huella romana en el sur de Francia

  Les-arenes-de-nimes_Fotografía Nimes turismo
 
Las arenas de Nimes acogen cada mes de mayo los Juegos romanos, una recreación de las fiestas que se celebraban en la ciudad hacia finales del primer siglo de la era cristiana. Medio millar de personas participan en estas recreaciones históricas, manteniendo una gran fidelidad a la época. "Respeta unas bases históricas muy bien hechas, saben combinar muy bien la realidad histórica con el entretenimiento", nos explica Alberto Álvarez, un joven leonés, experto en la época romana y guía turístico en el sur de Francia.
 
Juegos romanos, algo más que un simple espectáculo ¿Cómo era un día de fiesta en la antigua Nîmes?

Ciudad con veintiseis siglos de historia, acogió sin oponer resistencia a las legiones romanas. A partir de ese momento empezó a construir su patrimonio excepcional. A lo largo de esos 2.600 años, sus monumentos han mantenido una actividad continuada, de ahí que por ejemplo, su anfiteatro, las famosas Arenas, sean las mejores conservadas del mundo. Porque no solo se recrean las fiestas romanas, también hay corridas de toros, bajo el nombre de Ferias, actividades al aire libre como cine, actuaciones teatrales, conciertos y espectáculos de todo tipo. Este año se iniciará la vuelta ciclista a España 2017, que por primera vez comienza en Francia. El eurodiputado nimeño y concejal del ayuntamiento, Frank Proust explicaba que "nuestro rico centro histórico ha acogido en numerosas etapas del tour de Francia y este año hará de la primera etapa de la vuelta ciclista, un magnífico lanzamiento de esta carrera".
 
Veremos cruzar las Arenas a decenas de ciclistas, como si fueran cuádrigas de bicicletas. Durante casi 14 kilómetros disputarán la contrarreloj por equipos, callejando por el casco antiguo..... junto a sus históricos edificios como la Maison Carrée, la casa cuadrada, y frente a este templo romano encontramos un edificio contemporáneo: el carré d'Art de Norman Foster. Sin duda un punto más para conseguir la declaración de Ciudad Patrimonio de la Humanidad, a la que aspira el municipio.
 
 
Nimes tiene no solo una importantísima herencia romana, sino que como muchas ciudades mediterráneas ha estado marcada por otras gentes llegadas de fuera. En su caso de España. Dicen que es la ciudad más española de Francia y eso lo demuestra la celebración de festivales como el de flamenco,  y sobre todo las ferias. En su gastronomía no faltan las tapas, o la gardianne de toro adobado, aceitunas o brandada de bacalo. Alberto Álvarez, recuerda la importancia comercial que siempre tuvo la ciudad, porque "una vez que estás dentro del engranaje del imperio puedes vender a todo el imperio productos como el aceite o los vinos, con lo que se accedía a grandes mercados donde venderlos. Y los podías exportar a través del Ródano, desde el puerto de Arlès o al Mediterráneo desde Marsella".
 
Siguiendo la vía Domitia, ese cordón umbilical que unía Hispania e Italia por el sur de Francia, encontramos Arlès. Conocida como la pequeña Roma en Galia, esta ciudad, que cuenta con importantes monumentos romanos como el anfiteatro, el teatro romano y el Foro, -todos ellos patrimonio de la humanidad-, fue la entrada por el Ródano hacia el centro de Francia. Christine Berton, representante del museo antiguo de Arlès, nos explica que este río junto con la vía romana configuraron este importante cruce de caminos.  "Desde siempre, el Ródano ha tenido un papel comercial importante, empezó en la época de e los griegos, en el siglo VI a.C. y continuó con los romanos. Además, nos dice Christine es un gran símbolo para Francia, porque se dice que es la entrada al sur". Y del sur al centro del país.
 
20170607_081055
 
Arlès, la ciudad que atrajo a pintores como Van Gogh, Gaugin o Pablo Picasso, está construyendo "La Torre Luma", un faraónico proyecto, liderado por la multimillonaria suiza Maja Hoffmann, que también preside la Fundación Van Gogh. El Luma, tiene el objetivo de convertirse en un campus artístico, que promocione el arte mundial contemporáneo. "Está dedicado a todo tipo de creación artística, por eso quiere atraer a gente creativa en todas las artes" nos dice Francine Riou,  de la oficina de promoción turística de la ciudad. Este edificio diseñado por el arquitecto Frank Gehry,  y la rehabilitación unos antiguos y abandonados talleres de reparación de SCNF (la compañía ferroviaria francesa) se ganará un nuevo espacio urbano para la ciudad "añadiendo un plus a su desarrollo futuro"
 
Mucem_5_Foto © Atout France_Cédric Helsly
 
Si hay una ciudad en Francia, ejemplo de la no siempre fácil multiculturalidad, esa es Marsella.  Abierta al Mediterráneo, intenta aglutinar parte de la cultura de las dos riberas. A la entrada del viejo puerto marsellés, se alza, como un faro el MuCEM, Museo de las Civilizaciones de Europa y del Mediterráneo. Esta obra del arquitecto Rudy Ricciotti es el único centro científico-didáctico dedicado a las tan prolíficas civilizaciones del Mare Nostrum. Fue una de las obras emblemáticas de 2013, cuando la ciudad celebró la capitalidad cultural europea, y actualmente cuenta con casi un millón de obras, objetos y documentos del sur de Europa, el oeste de Asia y el norte de África. Los límites que marcan el Mediterráneo. 
 
Como muchas ciudades multiculturales, fruto de oleadas migratorias, Marsella intenta mantener la unidad, no siempre fácil. Alexandra Blanc, cree que el fútbol, principalmente el Olimpique de Marsella, actúa de catalizador de las tensiones sociales "porque cuando hay un partido los aficionados se reúne en los cafés y se olvidan de los problemas, de las religiones y de las divisiones".
 
Marsella actual capital europea del deporte, es la única de las tres que ha perdido todo su patrimonio histórico romano, la mayor parte abandonado, reconvertido o destrozado por bombardeos.
 

Datos prácticos del viaje

Compañía aérea: Air Nostrum (vuelo regional Madrid-Marsella +1h.)

Oficinas de turismo:

Provence-Alpes-Côte d'Azur  #Provencetourism
Turismo de Marsella #ChooseMarseille

Bouches du Rhone Tourisme  #MyProvence #Provencetourism

Turismo Arlès  #arlestourisme

Turismo Luberon  www.luberon-apt.fr #luberoncoeurdeProvence #destinationluberon

Alojamiento:

Résidence du Vieux Port ****  (vistas fantásticas sobre el puerto viejo y Notre Dame de la Garde)

Hotel Le Cloitre (un antiguo convento remodelado y muy tranquilo junto al teatro romano)  (también cuenta con restaurante www.facebook.com/louvreboitearles

Hotel Mas de Guilles (Lourmarin), un lugar en medio del campo con restaurante incluido. 

Appart'City Nîmes Arènes **** (junto al anfiteatro romano y a la estación del tren) , un lugar para cenar "Aux Plaisirs des Halles

Restaurante Le Poulpe (Marsella)

Restaurante Auberge de Carcarille 

 

@angelaGonzaloM
@Viaje a Itaca 

Categorías: Deportes , Gastronomía , Viajes

Ángela Gonzalo del Moral   12.jun.2017 12:34    

Cardiff, Lyon y Madrid, unidas por el fútbol

6a014e6089cbd5970c01bb099a2cf6970d-800wi

Cardiff ha ligado para siempre su nombre a una final de fútbol europeo. También a otras dos ciudades: Lyon y Madrid. Allí se han disputado los decisivos partidos de la Champions femenina, el jueves 1 de junio y la masculina el sábado 3.

Los vencedores: las jugadoras del Lyon y los del Real Madrid, tendrán para siempre su nombre en la memoria colectiva. También los aficionados de ambos equipos. Para una ciudad mediana, unos 300.000 habitantes, como es la capital galesa, acoger una competición de estas características le supone un gran esfuerzo logístico... pero le aporta unas ganacias económicas los días de la final y posteriormente cuando se convierten en un polo de atracción turístico. Celia Díaz, portavoz de la oficina de turismo de Gran Bretaña en Madrid, cree que el aficionado relaciona la ciudad con "una vivencia inolvidable, sobre todo si gana tu equipo, porque entonces te llevas para siempre un buen recuerdo y es muy bueno que la ciudad esté relacionada con una experiencia tan bonita".

Eso lo saben muy bien aerolíneas y agencias de viajes. Victor Moneo, director de ventas de Iberia, tiene claro que es un nuevo atractivo para las ciudades-sede. "En aquellas ciudades en las que se produce un acontecimiento deportivo de este calibre, forma parte de la visita a la ciudad". Esa es una de las nuevas bazas con las que cuenta la low cost Iberia Express, que adelantó sus vuelos a Cardiff para aprovechar el tirón de la final. Su ruta de verano a la capital galesa, estará efectiva hasta finales de septiembre. 

El director de comunicación y promoción de Viajes El Corte InglésFernando Tomás, asegura que muchas veces el hecho de que los aficionados solo hayan pasado unas horas en la ciudad, abre expectativas de futuros viajes, porque "la celebración en una sede o ciudad determinada de un evento de estas características le aporta mucho valor a esa ciudad. Muchas personas tratan de volver, sobre todos los que han viajado en un solo día para asistir a la final. Descubren una ciudad muy atractiva, y eso les hace volver a visitarla con más calma"
 
6a014e6089cbd5970c01b7c8fe8f8f970b-800wi

Enrique Espinal, subdirector del portal de reservas de visitas guiadas en español, Civitatis, explica que su experiencia demuestra que los estadios donde se han celebrado finales, y por supuesto, los de equipos míticos, suponen un lugar de peregrinación para todos los aficionados al fútbol. Para Espinal la experiencia les demuestra que "un estadio que ha acogido una final de la Champions o de la Copa del mundo, pasa a ser, por sí mismo, un atractivo para la ciudad y para el país". Suma, y además creo que es relevante".
 
Otra cosa importante que ha sucedido en Cardiff, tiene que ver con el deporte femenino. Coincidiendo con la final entre el Olimpique de Lyon y el Paris Saint Germain (ganaron las lionesas por 7 a 6) en la tanda de penalties, la UEFA ha ha lanzado una campaña de apoyo al fútbol femenino. El lema es Together we play stong", jugamos juntas. El objetivo es aumentar la participación de las jóvenes entre 13 y 17 años en el deporte. La iniciativa se basa en la investigación de la Universidad de Birmingham, que descubrió que jugar al fútbol puede aumentar significativamente la confianza, la felicidad y la auto-imagen.
 
 
 
La internacional alemana Nadine Kessler, explica que para que el fútbol femenino tenga más importancia, le gustaría ver más deporte femenino en la televisión, más espectadores y aficionados en los estadios. No importa, dice si se juega en deporte de élite, en niveles inferiores o en la calle por diversión. Al final, lo importante es facilitar el acceso de las chicas, mejorar las instalaciones y si se les permite jugar tendremos un situación diferente en Europa. En este proyecto nos preocupamos de todo tipo de jugadoras, no importa ni su cultura, ni de donde vienen.

Esta nueva iniciativa hará que la UEFA trabaje estrechamente con sus 55 federaciones miembro para garantizar que el fútbol sea el deporte número uno para las mujeres en Europa en 2020. Uno de sus momentos más intensos será la UEFA EURO Femenina de 2017 que se celebra a partir de mediados de julio en Holanda.
 
 
Categorías: Deportes

Ángela Gonzalo del Moral    4.jun.2017 10:29    

Canal Europa

Bio Canal Europa

Este blog es un viaje por la Europa cotidiana. Un recorrido por el día a día de los ciudadanos de la Unión Europea, recogiendo aquello que nos une... que nos diferencia, o que todavía nos separa.
Ver perfil »

Síguenos en...

Últimos comentarios