« Corazón partido | Portada del Blog | El alma del vino »

Los otros ruedas

    jueves 20.oct.2016    por Ignacio Pérez Lorenz    0 Comentarios

01 ESCRIBIENTE
Cuentan con viñedos viejos (de  verdad) plantados en vaso sobre suelos de variada composición. Tierras arenosas unas y calcáreas otras cubiertas, en mayor o menor medida,  de cascajo: cantos rodados que tienen por misión absorber parte del calor del día y reflejarlo por la noche.


Alicia y Vidal Vidal heredaron de su padre esos majuelos en La Seca (Valladolid) y con ellos una forma de trabajar. El respeto a una tierra, a un viñedo y a unas prácticas sustituidas ahora mayoritariamente por la espaldera, la uva expuesta al sol, el riego y los tratamientos fitosanitarios. Ellos siguen apostando por el arado romano, el polvo y la cetrería como forma de combatir las plagas. Una suerte de viticultura ecológica, o si se prefiere biodinámica, aplicada desde mucho antes de que se inventara esa palabra.

De sus parcelas, ninguna enorme, salen dos vinos espectaculares que no tienen, porque no quieren, denominación de origen. Un verdejo sobre lías, Escribiente 2014, con intenso y perfumado sabor a vino de siempre, a rueda del que ya no se hace. Y una viura también sobre lías, Finca Varrastrojuelos 2014, procedente de un viñedo centenario, que evoca la especial finura, profundidad y la grandeza que esa variedad tuvo en la zona. Y que hoy ya no tiene, desplazada como complemento de la verdejo por la 05 FINCA VARRASTROJUELOSbordelesa sauvignon blanc.

El minimalismo borgoñón que parece inspirar este proyecto llamado Pagos de Villavendimia continúa con otros dos blancos, Buenavista 2011 y El Alto 2011. Son verdejos fermentados en barrica, de más que favorable evolución, que merecerían formar parte del más exquisito vino de la zona.

La relación se cierra con un complejo vino de postre, Dulce Locura, y un interesante tinto, La Sernas 2010, que responde con exactitud a la mejor expresión de la variedad tinta fina en  esta parte del Duero. Son, una tras otra, respetuosas elaboraciones que buscan preservar y trasladar a la botella y la copa las características de cada viñedo. Y que, en el caso del verdejo y del viura sobre lías -esos otros ruedas que no son ruedas-, rozan el cielo.

Categorías: Actualidad , vinos

Ignacio Pérez Lorenz   20.oct.2016 08:56    

0 Comentarios

Esto es solo una previsualización.Su comentario aun no ha sido aprobado.

Ocupado...
Your comment could not be posted. Error type:
Su comentario ha sido registrado. Los comentarios no aparecerán hasta que sean aprobados. Haga click aquí si desea publicar otro comentario

Las letras y números que has introducido no coinciden con los de la imagen. Por favor, inténtalo de nuevo.

Como paso final antes de publicar el comentario, introduce las letras y números que se ven en la imagen de abajo. Esto es necesario para impedir comentarios de programas automáticos.

¿No puedes leer bien esta imagen? Ver una alternativa.

Ocupado...

Los comentarios están moderados y no estarán visibles hasta que sean aprobados.

Mi comentario

Ignacio Pérez Lorenz

Bio Gastronomías

Pocas tentaciones tan gratificantes como dedicarse a observar lo que se cuece en los fogones patrios. Esa desbordante creatividad que nos ha llevado hasta el primer puesto de la renovación culinaria y que levanta admiración y pasiones más allá de nuestras fronteras.
Ver perfil »

Síguenos en...

Últimos comentarios