Así se hace así se hace

No. No me he equivocado. Lo he escrito dos veces.
Y es que este post está en permanente estado de retroalimentación: trata acerca de cómo se hace el cómo se hace.
O lo que es lo mismo:

Es el making of del making of.

Y eso, ¿qué vendría siendo?
pues consiste básicamente en trabajar viendo como otros trabajan,
o más concretamente, grabar como otros graban.

Y eso, ¿por qué?
es tu curiosidad el pan mío de cada día.
Cuando descubrimos un sabor desconocido en un plato, preguntamos 'y esto, ¿cómo lo habrán cocinado?'. Cuando vemos un puente que desafía las leyes de la gravedad preguntamos 'y eso, ¿cómo lo habrán construido?'. Pues cuando vemos una serie que nos gusta, queremos saber
'y esto, ¿cómo lo habrán hecho?'.

Y ahí estoy yo, cámara en mano ávido a capturar todos aquellos pequeños detalles relevantes que hacen que 'gran reserva' sea como efectivamente es: Hablo con los responsables, trato de responder a vuestras hipotéticas preguntas y me convierto en vuestro

cómplice
corresponsal
intruso
espía.

Eso es lo que yo soy, mamá.

Una persona que trata de explicar a los demás no el resultado sino el proceso.
Un hombre que trata de conseguir que a su paso la gente exclame

¡ASÍ SE HACE!

¡ASÍ SE HACE!

PD: si como dice el refranero 'una imagen vale más que mil palabras', este texto [que tiene 259 palabras] corresponde más o menos a un cuarto de imagen [sic]

próximamente ASÍ SE HACE GRAN RESERVA

Enrique Baró Ubach Making off
a santiago, por su [pa]ciencia.

Segunda Temporada

Cuando termina un rodaje te sientes perdido. Perdido y sólo. Han sido muchos días intensos compartidos con un equipo muy amplio y, de un día para otro, todo se acaba. Al día siguiente del fin de rodaje no tienes la orden en la que está organizada tu jornada. No hay hora de citación. No hay requerimientos. No hay nada. Sólo quedan recuerdos. Sensaciones. Un ligero sabor agridulce en la boca. Remoloneas en la cama sin saber muy bien qué hacer. Esas son nuestras vacaciones. Un pequeño letargo a la espera de una llamada: la llamada.

Los Jueves por la noche nos hemos reunido unos cuantos del equipo. Unas cervezas en torno a la mesa de un bar. Nos reímos nerviosos. Nos abrazamos. Nos deseamos suerte. La emisión de Gran Reserva se ha convertido en un vínculo que nos resistimos a romper el último día de rodaje de la serie. Somos una familia, como los Cortázar y como los Reverte. Bueno, más Reverte que Cortázar. Empieza la cabecera y nos quedamos embobados. Qué tontería. Si la hemos hecho nosotros. Pero esta serie nos tiene enganchados. Al final buscas tu nombre entre los títulos de crédito. Cuando te encuentras el orgullo aflora.

Los capítulos pasan. Vives pendiente del teléfono, de esa llamada. De una voz que te dice que renovamos, que hay segunda temporada, que todo vuelve a comenzar. Todos los días miras la pantallita del móvil de manera compulsiva. El teléfono se convierte en una extensión de tu brazo. ¿Renovaremos?. Y esa llamada llega un día. Un día cualquiera, cuando vuelves de comprar del supermercado o cuando sales del cine. Al otro lado del teléfono una cariñosa voz te dice que te incorporas la semana que viene. Que vuelven a contar contigo. Que vuelves.

Es difícil de explicar qué se siente. Tu cabeza va dejando poco a poco la rutina del día a día y vuela a Logroño, a las viñas, al plan de trabajo, a los compañeros, a los amigos La calle Laurel y sus bares. Las piedras de Valpiedra. Jacinto y su tractor. Briones y su maravillosa gente. Vuelven los madrugones, el frío, el calor. Vuelven las ordenes de transporte, las carpas, los camiones de Galindo. Vuelve la frase de Galder en la orden de dirección. Y todo esto se desencadena por esa llamada de los productores. Una simple llamada desata una oleada de acontecimientos. Es como la Teoría del Caos pero en positivo.

Todo arranca de repente, pero aunque parezca lo mismo no lo es. Partimos de cero. De cero pero con más de cuatro millones de espectadores y trece minutos de oro a nuestras espaldas. Partimos como líderes de audiencia. Nosotros también somos espectadores y estamos deseando leer los guiones. Conocer cómo van a ser las tramas de esta segunda temporada. De algo tiene que valer ser parte del proyecto, ¿no?.

Así comienza la segunda temporada de Gran Reserva: emoción y responsabilidad. Nadie dijo que esto iba a ser fácil.

Víctor Fandiño.
Dpto. de Producción Gran Reserva

¿Y tú que haces en la serie?

Mientras espero al taxi trato de ubicar la calle a la que tengo que ir. Creo que se encuentra por el barrio de Salamanca. No estoy seguro.

- Buenas tardes. A la calle Hermosilla 23, por favor.
- Ok.

El taxista no deja de mirarme por el retrovisor. Me extraña su actitudhoy me he puesto camisa.

- ¿Vive usted allí?
- No, voy a una fiesta de una amiga.
- Que bien “ hace una pausa, y por supuesto continua - hace muchos años tuve una novia que vivía allí, es una zona muy buena. Su amiga debe tener un buen trabajo.
- En realidad son sus padres los que lo tienen. Y tampoco es tan amiga. Es un compromiso adquiridobueno es una historia muy larga.
- Claro, disculpe no quería ser indiscreto.

Pienso en esta frase como una de las mentiras más grandes del gremio. Por un momento, pierdo de vista el regalo y empieza a preocuparme de verdad mi resaca.

- El 23 me ha dicho, ¿verdad?
- Si.
- Pues ya hemos llegado.
La puerta del portal está abierta. Subo, llamo a la puerta y me recibe la anfitriona.
- Hoooola!!!!...qué bien que has podido venir. Como me alegropero si me has traído un regaloporque te molestassi no hacía falta.

No es una molestia, tampoco un regalo, es un compromiso. Pienso mientras me esfuerzo en darle un toque humano a mi sonrisa.

Me acompaña hasta el salón y allí me presenta:

- A ver os presento, la del fondo es

No me concentro en sus nombres ya que nunca los podré recordar y dejo que mi cerebro abra una hoja Excel.
Son nueve, cuatro morenas, tres rubias y dos castañas. Hay cuatro flequillos (alguno muy popi), tres medias melenas con raya al lado y dos melenas con raya en el medio (una de ellas podría ser una figurante de Starsky y Hutch). Seis llevan vestido, dos llevan pantalones y la otra realmente no sé si existe un vocablo en castellano que defina lo que la envuelve. Todas llevan zapatos menos una que tiene unas Converse con dibujos de Lichtenstein grabados en la tela.
Los complementos no son tan numerosos como podría pensar. Van desde brazaletes y colgantes realmente grandes, a pequeños broches y pendientes muy discretos. Creo que diferencio casi tres estilos, y en general van realmente bien conjuntadas.
Estamos sentados alrededor de una mesa baja. Casi todas las chicas están sentadas en dos sillones que forman una estupenda ele. Los demás estamos sentados en unas sillas muy modernas, que no dejan de ser de Ikea. Sobre la mesa había una tabla de entremeses, diferentes patés, una ensalada de frutas, cervezas y vino.
Las conversaciones giraban en torno a sus trabajos. Varias de ellas trabajaban juntas, algunas se conocían de un máster (no recuerdo cual, pero tenía en su nombre al menos un anglicismo) y en general hablaban de sus responsabilidades, compañeros y de las diferentes relaciones laborales de una manera normal, natural. Ni demagogia, ni snobismos. Tampoco consiguieron centrar mi atención que estaba más pendiente de la morena con un colgante de Tous bien imponente, el cual odie durante toda la fiesta.

Tras casi una hora larga de sonreír y asentir, una de ellas me preguntó que donde trabajaba. Yo respondí que en una productora de TV. Algo extraño sucedió en ese momento. Dos más se incorporaron a la conversación.

- y, ¿es conocida esa productora?
- Es una productora pequeña pero con grandes proyectos “respondí engraveciendo un poco la voz.
- Así ¿y estáis grabando algo?...¿un concurso?...
- No seréis los de Sálvame- risas, y se incorporan dos más a la conversación.
- ¿Conoces a nuestra Diana de Gales?...
- ¿Quién es nuestra Diana de Gales? “ aparece en escena la chica Tous. Bien, esto empieza a ponerse interesante.
- Quien va a serla princesa del pueblola Belén Esteban.

Ahora suenan carcajadas, y yo empiezo a estar 10 cm por encima de la silla,

- No. Nosotros desarrollamos series, documentales y supongo que algún día llegaremos al cine.
- Pero, ¿cómo funciona ese proceso?, me refiero a que si grabáis un piloto y luego la intentáis vender, o vendéis solo el desarrollo

Caray, no me había fijado en esta rubia. Creo que debo actualizar la tabla dinámica. Carraspeo un poco y contesto.

- En realidad, se presenta a las televisiones el proyecto de una serie. Si a ellos les gustablablablabla “ me extiendo pero no mucho, por primera vez me siento cómodo.
- ¿y qué estáis haciendo ahora?
- Ahora hemos terminando de rodar una serie que se llama Gran Reserva.
- Ah sí, yo la he visto anunciada. En esa sale Paula Echevarría, ¿verdad?
- Siy Ángela Molina, Tristán Ulloa, Emilio Gutiérrez Cava
- Ya. Me encanta como va vestida es chica.

Parece que va empezar otro debate. Pero no a todas le interesa el armario de Paula.

- ¿Y de qué va la serie?
- Bueno, yo la definiría como una mezcla de A propósito de Henry, Falcon Crest y Asesinato en el Orient Express

Cuando voy a seguir explicando la trama me callo. Me habla la chica Tous.

- Joder, que guay. Ya me podías llevar un día al rodaje.
- Sí, claro. Como si quieres salir en la serie “ estoy a punto de caerme de la moto.
- Eso estaría muy bien
- Aunque no sé si te dejarían. A Paula no le gusta que le hagan sombra “me acabo de caer y la moto está a 15 metros empotrada en el quita miedos.
Me sonríe ella y unas cuantas más. Yo parezco Pamela Anderson de lo hinchado que tengo el pecho.
- ¿y tú qué haces en la serie?
- Yosoy el contable.
- .


Silencio. Me doy cuenta que está sonando Beck, por un segundo pensé que era Loser, pero no era Lost Cause. No sé cual jode más.

Sergio Cimadevila
Responsable de administración de Bambú

Buscando a los Cortázar

Mientras pienso en lo que os voy a contar, viajo en tren. Estoy pasando por la provincia de Vizcaya, valles preciosos; como yo soy guipuzcoana, pregunto cual es esa pequeña ciudad, Orduña, me responden.
El enclave no puede ser mejor para acordarme de lo romántico y misterioso que es el vino y lo bonitas que son las cepas situadas en zonas parecidas a la que acabo de ver.
Hablando de vinos, el casting de Gran Reserva lo preparamos hace justo un año, con los 40 grados de julio, y no había mucho tiempo. A mí, ahora que viajo viendo estos maravillosos paisajes, me viene a la cabeza que cada casting es una pequeña revolución.
En esta nos acompañaban al equipo Tanami, Teresa, Carlos y Ramón. Así que entre tod@s conseguimos amarrar este reparto del cual estoy muy orgullosa.
Para los que desconocéis el proceso de selección de un reparto, os diré que no va asociado con fiestas, estrellas y soluciones ideales. Aunque suene raro, gestionamos entre otras cosas, deseos frustrados, ilusiones compartidas, ansiedades, fantasías...
Cuando esa revolución se detiene y cada personaje que forma parte de ella encuentra su lugar, va llegando la calma. Y aunque dentro de esta calma pueda surgir un nuevo asalto inesperado, ahí estamos para solucionarlo y conseguir encauzarlo aunque sea a golpe de susto.
Nuestro oficio es un viaje, compartido, misterioso y amable. En el caso de Gran Reserva, a través de tierras de vinos, como éstas que hoy atravieso en tren.


Sara Bilbatúa (Directora de casting)

Leit motivs

Hola a todos,

Soy Federico Jusid, el que escribe la música para las tramas de Gran Reserva. Mi equipo y yo somos esos que llegan tarde a las fiestas de fin de rodaje y no nos conoce casi nadie; desventajas de trabajar en la fase de post-producción Sin embargo tiene muchas cosas buenas.

Os explico un poco mi trabajo. Lo ideal para un músico es incorporarse a un proyecto desde la fase de guión. Esto me permite escuchar desde el inicio de la pre-producción al productor y guionistas hablarme sobre los personajes, las tramas y su evolución, lo que me ayuda mucho a componer leit motivs para personajes concretos y situaciones mucho antes de ver material filmado. Sin embargo existe un problema al empezar a trabajar sin imágenes y es que en muchas ocasiones hay que reescribir músicas y reorquestarlas porque no se adecuan a los planos grabados.

En el caso de Gran Reserva me uní al equipo cuando ya había rodados unos cuantos capítulos. Tuve varias reuniones con Ramón Campos, productor y guionista de la serie, y con Carlos Sedes, director de buena parte de los capítulos. Desde el principio fue una maravilla trabajar con ellos porque tenían una idea muy clara de lo que querían lo que ayudó mucho en la fase inicial.

Las primeras semanas fueron muy intensas para mí y mi equipo ya que trabajábamos contra reloj antes de Navidades. Compuse los leit motivs principales y numerosas variaciones para los siete primeros capítulos en un tiempo record porque se nos echaban encima las fechas de grabación con la Orquesta Sinfónica de Bulgaria. Pero llegamos a tiempo y todo fue muy bien.

Una anécdota divertida en la grabación fue que los músicos búlgaros al leer las partituras y escucharse a si mismos interpretar una música tan oscura como el leit motiv de los Cortázar preguntaban al director de la orquesta para qué era lo que estaban grabando. Son músicos muy acostumbrados a grabar para cine y televisión y aún así les llamaba mucho la atención los contrastes entre los diferentes leit motivs de cada familia.

Y allí estaba yo explicándole al Maestro Deyan Pavlov el argumento de la serie, las rencillas entre familias, lo hermoso de la vendimia, los amores, las pasiones, las venganzas. Y los búlgaros, estaban encantados! Hasta creo que después de la grabación se fueron todos a tomar unos vinos

Estoy muy contento con toda la música que hemos desarrollado para esta primera temporada de la serie, con todos los leit creados para los personajes, y ha sido muy estimulante componer música sinfónico-impresionista para las secuencias de la vendimia o para planos generales sobre los hermosos paisajes de vides de La Rioja.

Para mí y para mi equipo ha sido un tremendo placer trabajar con toda la gente de Bambú Producciones: Con Ramón, Carlos y Teresa que siempre han creído en mi labor y siempre han sido tremendamente respetuosos en sus observaciones. Estoy realmente contento de que estemos a punto de emprender un nuevo proyecto juntos y que Gran Reserva continúe su camino con una segunda temporada con nosotros abordo. ¡Ojalá podamos hacerlo aun mejor!

Un abrazo a todos.


Los últimos de la fila

Hola amigos, mi nombre es Tiago Herbert y no, no soy una maquina, sino un humano.


Siento la decepción.

Mi cometido en esta producción, gracias a Bambú Producciones, ha sido la supervisión de postproducción y el etalonaje de la serie Gran Reserva. Para ello hemos contado con todo un equipazo, que paso a presentaros a continuación:

Cristina Ybarra: Producción de Postproducción.
David Teijeiro: Supervisor de Efectos Digitales.
Pablo Pomar: Coordinador de Postproducción y Conformado.
Carmen García Pascual, José Antonio y Alberto Cayuela: Asistentes de Postproducción.
Juan Manuel Ortiz: Modelador 3D.
Ricardo G. Elipe: Composición.

Tras las presentaciones, voy a intentar arrojar algo de luz sobre la oscuridad; os planteo la primera incógnita:¿Cómo ha sido la postproducción en Gran Reserva?

Debo decir en honor a la verdad, y como curiosidad, que es la primera vez en mi existencia audiovisual en la que he trabajado mucho antes de la emisión, teniendo los 13 capítulos finalizados antes de la fecha de estreno. Este hecho ha facilitado nuestra labor, la cual dividiría en 2 partes.

RODAJE. Somos esos personajes que aparecen un buen día, procurando no alterar el ritmo de la jornada laboral, a los cuales normalmente nadie conoce y cuyo fin último, ordenador mediante, es la de transformar esos maravillosos mundos verdes (cromas), en lo que la historia nos pretende contar.


POSTPRODUCCIÓN. Una vez finalizado el rodaje y pasado un tiempo, recibimos en forma de capitulo el regalo que nos hace el departamento de montaje (Julia Juanatey y Ascen Marchena). Nos ponemos manos a la obra. Hemos sido los elegidos para envolver tan esperado presente. Tras recibir la visita en nuestra tienda por parte del Productor Ejecutivo, Directora de producción, Director y Director de fotografía pasaríamos a la siguiente incógnita a resolver:

¿Qué es el etalonaje? Antes de daros tan ansiada respuesta, os diré bajo qué circunstancias medioambientales se produce. La iluminación de la sala debe ser constante y suave, no superior a la producida por el monitor, y preferiblemente fluorescente (5.000º K Temperatura de color). Es decir, a oscuras. El color de la paredes de la sala en un gris PANTONE 425 C.



¿Y para qué todos estos datos sin sentido? Pues todo esto se necesita para poder realizarla corrección de color, eso es etalonar. En el caso que nos atañe, mantuvimos varias reuniones, se hicieron varias pruebas ymarcamos a fuego sobre nuestras pieles:

Tiene que ser algo bonito de ver, que tengas ganas de estar allí. Y así me fui a la Rioja sin salir de Madrid. Qué forma más barata de viajar.



La verdad es que fue algo sencillo, ya que el lienzo sobre el que uno tenía que pintar estaba prácticamente bocetado. Que si un poquito más de verde en los viñedos, que si la madera de los muebles un poquito más oscura, que si la piel de x personaje sea más amable... Asi envolvimos trece regalos, esperando que sean de vuestro agrado.


Gustos, colores.


¡Eso es un montaje!

¡Eso es un montaje!...nos acusan: es verdad, manipulamos, falseamos, mentimos como bellacos sin que apenas se note. Porque el montaje no se ve si está bien hecho. Hay que hacer un montón de trabajo ¡para que no se note! Supongo que hay otros muchos trabajos así por el mundo.
Haces un clip, música, planos al compás, y sí, por qué no, algún ralentizado (si, si, puede ser un poco efectista), y entonces alguien dice: ah, el montaje, sí, así, sí se ve hum, entonces es que eso está en equilibrio entre el bien y el mal, porque nada debe ser discordante, nada debe llamar la atención en sí mismo, ni un corte, ni un clip, sino, sacamos al espectador fuera de la historia. Todo, todo el montaje consiste en llevar al espectador de la mano por una especie de parque temático (elíjase el tema), y que todo fluya a las mil maravillas, nada debe obstaculizar la historia que se está viviendo. Buscar el tiempo exacto de cada plano, de cada mirada, de cada gesto que transmita lo que sienten y piensan los personajes. Hay miradas más intensas que cualquier discusión, que cualquier pelea, momentos de tensión en que dejas de respirar al igual que los actores y que el espectador.
Realmente cuando estás montando te simbiotizas de alguna manera con el actor, pones sus gestos, cara de pena si lloran y de enfado si se enfadan, es la cara que debe estar poniendo el espectador cuando lo vea y el motivo de que nos encierren en un cuarto oscuro a solas.
El tiempo de cada plano lo marcan el tamaño, el movimiento interno del plano, el de la propia cámara, el de la música, si la hay, el y el racord, por supuesto, otra de las cosas que, si está bien hecha, tampoco se ve, y que es tan IMPORTANTE para el montador, para el capítulo, para la serie, para nuestras vidas ES UN BIEN COMUN nadie sabe lo que es no tener racord hasta que no se tiene porque si, si, el racord está muerto, montamos con elipsis y bla, bla, bla. Bien, el racord se elige respetarlo o no, y cuando es sí, la script (Noe) vela por nosotros en plató.
Para los que consulten esto y no conozcan el proceso lo contaré brevemente: se graba el material ( así de rápido), se captura en el ordenador y, a partir de ahí, la montadora lo ve. Primera secuencia, dos o tres bloques, con una o dos tomas buenas por bloque, mas algún retome, es decir, puedes llegar a ver toda la acción pues, por ejemplo, unas siete veces. Memorizas: esto está mejor en plano general, aquí el plano corto de tal actor en esta frase está mejor en esta toma; la otra en tal otra y alguien abre la puerta, hace una pregunta y se va, y ¡Dios! ¿cómo era esto? ¿dónde, dónde estaba qué?... y vuelta a empezar.
Si, por eso tenemos un cartel en la puerta que Tere ha puesto para salvaguardar nuestra salud mental, Prohibido pasar, que a veces tengo miedo que se tomen a rajatabla y asomo la cabeza para que los de producción me digan: no, aún no hemos cortado para comer; y entonces veo asombrada todo un mundo en la oficina, dirección, producción, pasan los actores, las de vestuario Pero dentro, en la sala de montaje, también hay otro, enorme, donde, con el dire (Carlos o Salva) y el productor ejecutivo (Ramón), las cosas se remarcan o se hacen sutiles, se dilatan o se recortan, donde se ordenan para hacerlas, después, saltar por los aires, y ver si así funcionan.
Antes de las correcciones, intentas adivinar qué intención tenía el dire cuando hizo esto o aquello, o qué prefiere el productor, ¿querrán esta duda? ¿o prefieren que el personaje parezca muy seguro de sí mismo?, ¿quieren que parezca culpable él? ¿o prefieren sembrar la duda en ella? El poder del montaje puedes hacer que parezca que alguien esconde algo, que está loco, simplemente alargando una mirada más de lo debido; que alguien está enamorado, que alguien es fuerte, que es débil Como veis, en la sala de montaje también hay un universo, aunque a veces sólo veáis salir del cuarto oscuro a Ascen o a mí con gesto desorientado en busca del catering.
¿Y la música? Es muy divertido hacer pruebas. Depende del tono puedes hacer que una escena parezca ¡totalmente ridícula!, que parezca que un personaje va a girar sobre sí mismo y aparecer con un traje de superhéroe, o que el peso de la existencia le arrastra a un agujero oscuro del que no hay salida
Pero, evidentemente, nada de esto se podría hacer sin la materia prima, la grabación, y todo el trabajo previo de todos los departamentos, guionistas, actores y demás. Cada elemento contribuye a darle un sentido y un tono a lo que contamos. Y todo el equipo, conducidos por el director y el productor, ha dado forma y carácter a la historia, aquí solo intentamos hacer que quede lo mejor posible, sin traicionar a nadie, espero que lo hayamos conseguido. Que lo disfrutéis.
Julia Juanatey (Montadora)

Audiencias

Desde que empezamos la emisión de "Gran Reserva" al menos tres personas me han dicho que encienden todos los televisores de su casa para darle más audiencia a la serie. Aunque habitualmente no les digo nada, en parte por no quitarles la ilusión y en parte por no detenerme con una larga explicación, hoy voy a intentar explicar para aquellos que no lo saben todavía cómo funciona la medición de las audiencias.
En España hay hoy en día unos 3500 audímetros (creo que iban a ampliar la muestra a 4000 o 4500 pero no estoy seguro si ya ha sucedido o no... aun así no me parecen relevante quinientas personas arriba o abajo en un país de cuarenta millones). Como decía hay 3500 aparatos que están repartidos para conseguir una muestra relevante por sexo, edad, clase social y tamaño de la población. Esos audímetros, que se parecen a un decodificador de canal plus y que están conectados al televisor, registran durante todo el día qué canales se ven en el domicilio en el que están instalados. La pregunta lógica entonces es ¿Cómo puede saber esos audímetros qué, o cuantos, miembros de la familia están viendo la tele en un determinado momento?. Pues porque con el audímetro se entrega a la familia en cuestión un mando a distancia similar al de un televisor. Cada uno de los números de ese mando a distancia corresponden a un miembro de la familia e incluso hay números por si vienen visitas. Así, al sentarse a ver la tele, debe pulsar el número que le corresponda para que el audímetro registre que usted está viendo determinado programa y al levantarse volver a pulsarlo para que registre que usted se ha marchado.
Ya de madrugada el audímetro se conecta con un ordenador central de la empresa SOFRES para enviar, por línea telefónica, los datos que ha registrado a lo largo del día. Los datos de todos los aparatos son analizados y diferentes empresas (Geca, Barlovento, Karman...) trabajan con ellos para que a eso de las ocho y cuarto de la mañana nos llegué a los productores un mensaje de texto con tres números: los miles de espectadores, el share y el rating. Esos tres datos quieren decir lo siguiente:
Miles de espectadores - Son el número real de espectadores que están viendo un determinado programa: 3 millones, cuatro millones, nueve millones, etc
Rating - Del total de la población española (unos 40 millones) qué porcentaje están viendo tu programa: Un 9%, un 7%, etc
Share - Del total de personas que están viendo la televisión en un determinado momento cuántos están viendo tu programa: 24%, 13%, etc
Además de estos datos se envían otros como las curvas de audiencia, los perfiles del público, las audiencias por regiones... Pero los tres de arriba son los principales y los que debemos conocer para comprender, por ejemplo, por qué en nuestro país las series de televisión duran 70 minutos en vez de 45 como en EEUU. En España, al contrario que en USA, se utiliza como medición el share en vez del rating. De esta forma un programa que tiene dos millones y medio de espectadores de media, pero que dura desde las diez de la noche a las dos y media, puede hacer más share que uno que tiene cuatro millones pero que dura sólo 50 minutos. La explicación es que a las doce de la noche hacen falta menos espectadores para hacer el mismo share porque como apuntamos en la definición es el porcentaje sobre el número de personas que están viendo la televisión en ese momento y a medida que nos adentramos en la madrugada, habitualmente, la gente va marchándose a la cama.

Explicado esto, a partir de ahora vean la serie pero no enciendan más que una televisión. No gasten luz.



PD. Yo tampoco sé por qué aquí nos fijamos en el share en vez de en el rating. Hay quien habla de intereses ocultos pero yo no he terminado de entenderlo todavía.

PD 1. La espera de esos tres datos cada mañana es uno de los peores suplicios a los que se puede someter a una persona. Imaginen que les diesen la nota de la selectividad cada semana. Pues multipliquen esos nervios por diez y se acercarán a lo que sentimos los que trabajamos en el audiovisual.

PD 2. La próxima vez que vean un programa que dura tres horas, una serie que dura 90 minutos o un concurso que se alarga hasta la una de la madrugada sabrán el por qué.

PD 3. Si alguna vez van a poner un audímetro en su domicilio y le preguntan si conoce a alguien que trabaja en el audiovisual diga NO... Si dice SÍ no le pondrán el audímetro y sus amigos del audiovisual no se lo perdonarán jamás.

PD 3.1. Si consigue que le pongan un audímetro no intente hacer subir la audiencia del programa de "la 2" de las 5 de la madrugada. Durante los primeros meses sus registros no cuentan para evitar situaciones como esa.

PD 4. Por mucho que le digan que el sistema no funciona hay algo que demuestra que, si bien no es perfecto, se acerca bastante a la realidad. Mañana por la mañana mire las audiencias antes de salir de casa. Después vaya a clase, al trabajo o al supermercado y pregunte qué ha visto la gente. Verá como habitualmente coincide.

PD 5. Si alguna vez consigue hacerse con la lista de los domicilios donde están instalados los audímetros será como si le hubiese tocado la primitiva. En primer lugar mantenga la calma. En segundo lugar guarde la lista a buen recaudo. En tercer lugar coja un taxi y diríjase a cualquier cadena de televisión o productora. En cuarto lugar prepárese para disfrutar de la vida. Ese listado vale millones. Cualquiera que trabaje en esto se lo podrá decir.

Notas desde la Dirección de Ficción de TVE

Ramón, el jefe de todo esto, me invita (me presiona suavemente) a que cuente en este foro mi experiencia Gran Reserva. ¿Qué demonios hace una chica como yo en un proyecto como este? Vamos con la teoría, un productor/a ejecutivo de una cadena ejerce de puente entre la productora que vive la aventura y la tele que paga la aventura. Porque esto de hacer una serie es una señora aventura. Y si la Aventura tiene denominación de origen pues mejor que mejor.

Desde que llegó al departamento de Ficción de TVE el proyecto de Gran Reserva nos dimos cuenta de que aquella era una gran historia (un historión) pero como somos un poco pejigueros pusimos cara circunspecta y dijimos algo muy nuestro: os mandaremos notas. Y las mandamos. En el departamento nos gusta mucho hacer notas (es gratis y como las hacemos de buen rollo nadie se enfada “bueno, casi nadie-).

Tenemos la historia ¡bien! Pero ¿esto cuánto cuesta?. Y aquí viene la parte más dura, pero como estamos de buen rollito vamos a saltarnos esta parte. Tenemos una historia y el dinero para hacerla. Ya está. Ahora sólo hay que elegir los actores protagonistas. Cuando nos llegaron las propuestas de casting al departamento dijimos: vale, las miramos y os mandamos notas. Y conseguimos el mejor reparto.

Y después empezaron a llegar los guiones. Los leímos y mandamos notas. Y después los premasters de los capítulos. Los vimos y mandamos notas Y así, entre nota y nota, fuimos poniendo nuestro granito de arena para contribuir a la aventura.

Seguir el día a día de la producción, mantener el contacto con los distintos departamentos, mediar en los pequeños y no tan pequeños problemas que pueden ir apareciendo a lo largo de los ocho meses largos que ha durado esta aventura, e ir enamorándose poco a poco del proyecto -como creo que nos ha pasado a todos los que hemos tenido la suerte de trabajar en él- resumen mi trabajo en Gran Reserva.

También hay otra parte del asunto que tiene mucho que ver con el inevitable papeleo que conlleva una producción de esta envergadura, pero esa parte es la menos divertida, así que mejor nos la saltamos.

Estas líneas están escritas a tan sólo una semana del gran examen final: los espectadores. En el departamento de Ficción de TVE estamos plenamente convencidos de que entre todos hemos hecho un gran trabajo, pero eso no nos libra de los nervios del estreno. Cruzamos los dedos y levantamos las copas (copas de rioja, claro está) ¡Por que la real audiencia nos permita seguir mandando muchas notas Gran Reserva!

Maite Pisonero, Productora Ejecutiva TVE.

Cocinando "Gran Reserva"

INGREDIENTES


2 cámaras HD


2 Juegos de ópticas Zeiss

2 Trípodes Ronford

2 Cabezas O´connor

10 Maxibrutos

12 Minibrutos

4 HMI DE 6KW

2 HMI DE 2KW

8 Fresnel 5KW

10 Fresnel 10KW

9 pantallas de fluorescente

1 bombilla DE 100W

1 grúa

Grandes localizaciones: Cuantas más mejor

Buenos actores: Al gusto

Tiempo de cocción: 11 jornadas de 9 horas por capítulo de 65 minutos aproximadamente


Mi nombre es Jacobo Martínez y soy el Jefe de Cocina (Director de fotografía) de este restaurante. No soy ni el chef (director) ni el dueño del restaurante (productor) sino que soy, en definitiva, el que cocina los platos.

Cuando el dueño de este restaurante, llamado Bambú Producciones, me ofreció ser el jefe de cocina para crear este plato llamado Gran Reserva no tardamos en ponernos en marcha. Junto al chef comenzamos a trabajar en el modo de recrear unas grandes localizaciones, que son la materia prima de nuestro plato, algo que no fue complicado al contar con la Rioja como escenario principal.

Una vez localizado el lugar de rodaje, se puso en marcha la construcción de los decorados (interiores de casas, bodegas, oficinas) y casi al mismo tiempo empezó a llegar el resto del equipo del restaurante: Meitres, camareros, sommelier, etc (actores, maquilladores, peluqueros).

En el caso del equipo de cocina, que es el que a mi me ocupa, se dividía en dos grupos:

Los cocineros (Equipo de cámara)

2 operadores: Eva y yo

2 ayudantes :Tasio y Luis

2 auxiliares : Débora y Carmina

1 video asistente: Celia

1 técnico HD: Girón

1 jefe de maquinistas: Edmundo

1 maquinista :Carlos

El equipo de repostería (Equipo de luces)

1 jefe de eléctricos: Ricardo

4 eléctricos : Marcelo , Óscar, Luis , Jose.

Entre todos, con todos esos ingredientes, y muchas ganas, hemos intentado hacer un gran plato llamado "Gran Reserva" que esperamos disfruten degustando tanto como nosotros haciéndolo.

Gracias al equipo de cocina por dejar que me divierta con ellos.

Gracias al dueño del restaurante por seguir intentando hacer platos de calidad.

Y gracias al chef por confiar en mi para cocinar sus platos.


Equipo de Rodaje


Este es el blog del rodaje de Gran Reserva, la nueva serie de TVE cuya historia gira en torno a dos familias de bodegueros riojanos
Ver perfil »

Síguenos en...

Últimos comentarios