1 posts de julio 2009

De cómo don Quijote se convirtió en caballero digital

El libro digital ya está aquí, ha venido silenciosamente, pero viene para quedarse. ¿De qué manera? En otra época una cuestión de este calado hubiera suscitado encendidos debates entre apocalípticos e integrados, pero ahora somos todos integrados y los apocalípticos que pudieran quedar se disfrazan de equidistantes para no colocarse fuera de la foto de lo bien visto. El caso es que ya se puede leer en una maquinita que, pese a las apariencias, tienes más que ver con el libro de toda la vida que con un ordenador. El secreto del asunto está en la tinta electrónica, que no emite luz, no parpadea, no tiene reflejos y en las últimas versiones permite anotar y subrayar como en un libro. El detalle es que se parece a un libro, pero no es un libro. De momento, ya que las tecnologías como las ciencias avanzan de manera bárbara, y el e-book será pronto un cacharro muy atractivo. Otra cosa es que como creen los más entusiastas borre de un plumazo quinientos años de historia de papel. Todo parece indicar que habrá una larga convivencia de formatos, aunque serán las nuevas generaciones, las de los nativos digitales, las que terminen fijando el sentido de la incipiente revolución.


Sobre estas cosas hablan en el reportaje de Informe Semanal, “Don Quijote digital”, expertos como Javier Celaya y Joaquín Rodríguez, representantes del mundo editorial y del gremio de libreros, el distribuidor de Papyre, la primera marca de e-book con acento español, y el escritor Alejandro Gándara. Mención aparte para Carmen Balcells, la mítica agente literaria, que a punto de cumplir los 80 demuestra mantener la intuición y el talento que la han hecho célebre.

En fin, que en plasma o plasmada en papel, lectura no nos va a faltar; al contrario, la oferta será cada vez mayor, infinita como la hubiera soñado Borges. Ahora sólo falta el reposo, el estado de ánimo y el tempo adecuados para entregarse a los deleites e invenciones que encierran los libros.

Informe Semanal.


Dicen que la noticia es una fotografía de la realidad y el reportaje, su radiografía: Un viaje a las entrañas de las cosas que pasan. En Informe semanal, cada semana intentamos acercarnos al espectador a nuestra manera: con una forma de hacer periodismo que se ha hecho reconocible a fuerza de años y experiencia y que pretende ser reposado pero ante todo, veraz.
Ver perfil »

Síguenos en...

Últimos comentarios