3 posts de diciembre 2009

Enfermeras sobradamente preparadas

..Lo que más nos sorprendió de estos jóvenes profesionales españoles es el aplomo y seguridad con que afrontan su trabajo…

..Lo vimos en las pruebas finales de selección en Madrid, el pasado octubre, cuando acudieron a un hotel para las entrevistas definitivas , ya personalmente con los directores de hospitales ingleses…(Antes habían pasado una dura selección entre 700 candidatos de toda España mediante distintos exámenes que realiza una institución especializada, Baker Street)

…Finalmente aprobaron 70 que ya están trabajando en el Reino Unido y hasta allí las siguió nuestro equipo de Informe Semanal.....En King´s Lynn, una pequeña y muy fría ciudad 200 km al norte de Londres, encontramos al primer grupo, 25 enfermeras contratadas en bloque por el hospital Queen Elizabeth, inducido por la buena preparación y el buen carácter del que tienen ya fama las enfermeras españolas..Allí los encontramos de nuevo perfectamente integrados, como si llevaran meses en el centro..

…La mayoría vinieron a trabajar aquí porque estaban cansados de hilar contratos de días o a lo más de meses, dos o tres veces al año y en distintos centros, bajas, vacaciones.. Aquí al menos les ofrecen un contrato de un año que pueden ampliar, les da tiempo a hacerse con el servicio, con los pacientes, y a sentirse, dicen mejor valorados que allí…

…Vienen a ganar como en España, 1400 euros, pero suficiente para pagar la casa y las numerosas tasas del sistema británico…hasta por la tele..Lo más difícil de momento aprender a conducir por la izquierda, nada fácil sobre todo en los cruces…Pero aquí están, era su sueño, era su oportunidad, y piensan aprovecharla en todo lo que pueda dar…

P.D (UTILIZO EL FEMENINO PORQUE SON MAYORITARIAS LAS MUJERES AUNQUE TAMBIEN HAY ENFERMEROS EN NUESTRO REPORTAJE)

La vida pública de las palabras

No es fácil fabricar un “Informe Semanal” con una alineación hecha de sustantivos, adjetivos, pronombres, complementos directos y oraciones de relativo. En fin, era relativamente difícil el empeño de preparar un reportaje sobre la nueva gramática, presentada oficialmente el jueves en la Real Academia Española, con la presencia de los Reyes y los grandes príncipes de nuestra literatura y lingüística; difícil, pero emocionante.

Como nos dijo, Álvaro Pombo, escritor y académico, de pocas cosas le gusta hablar más a la gente que de palabras. Esta nueva gramática, que lleva el adjetivo de panhispánica, pone por vez primera de igual a igual el idioma que hablamos en España y el utilizado en Latinoamérica, Estados Unidos y Filipinas

Los académicos no tienen vocación de policías del idioma, sino de notarios, con lo cual lo que han preparado es un mapa en relieve de una lengua que utilizamos más de 400 millones de personas. La norma se deduce a partir de la descripción de una realidad rica en matices, sugerencias y maneras de contar. Ha sido un trabajo de 11 años, arduo y riguroso, en el que se han empeñado cientos de personas, con la colaboración codo con codo de las 22 academias del español existentes en el mundo.

Con ser un esfuerzo colectivo extraordinario, siempre es posible destacar alguna singularidad. En este caso, ese nombre especial es el de Ignacio Bosque, sabio del idioma, monje de las palabras lo ha llamado alguien, que ha coordinado lo que ha sido una apasionante aventura morfológica y sintáctica.

En total, dos tomos apretados, más de cuatro mil páginas vivas sobre un idioma que crece sin parar. Falta todavía un tomo de fonética y fonología que saldrá el año que viene.

¿Qué cosa es una gramática? Bosque dice que el diccionario presenta las palabras, que son los ladrillos de la lengua, en tanto que la gramática se encarga de estudiar la manera en que se ordenan esos ladrillos. Aparten, en todo caso, la idea de que una gramática sea un ladrillo o un pestiño.

Ah, quienes nos vean en “Informe Semanal” comprobarán que un semáforo en rojo puede ser a la vez motivo de un accidente de tráfico y de un accidente gramatical. O que es muy recomendable colocar los tomazos de la nueva gramática en el cuarto de los niños.

En la gramática, como en la vida, cabe todo. Y en nuestro reportaje les invitamos a deleitarse con un gol de Riquelme o con los acentos del español hablado en Bogotá, Buenos Aires o La Habana. Si Vargas Llosa (que también sale en el reportaje) habló de “La orgía perpetua” para referirse a la fiesta de la literatura, el sábado les presentamos una orgía gramatical. Estarán Víctor García de la Concha, Arturo Pérez Reverte, José Manuel Blecua, Isabel Albar…No faltará ningún sujeto. Ni ningún verbo, ni complemento. Estará la gramática en toda su extensión, donaire y viveza.


P. D. “La vida pública de las palabras”, el sábado, 12, en “Informe Semanal”.

La intrahistoria de la Paz

La habitación/suite de los Premios Nobel de la Paz en el Grand Hotel de Oslo es ostentosamente sencilla, como todo lo que tiene que ver con estos galardones en la capital noruega. Simple y carismático. No exento de un halo de misterio impreso desde su origen, el del inventor genial y complejo, culto e impulsivo, soltero redomado pronto a mostrar a sus próximos la medida de una generosidad que se negaba a sí mismo. La esencia de estos premios.

Alfred Nobel sorprendió a su familia, a propios y extraños, con un testamento redactado en 1895, que se hizo público tras su muerte, un año después. En vez de dejar su fortuna multimillonaria a sus sobrinos, dejó establecido, en cuatro folios manuscritos, que con las ganancias de miles de patentes fundamentalmente relacionadas con explosivos y detonantes, se debía crear una fundación. La fundación, en manos de dos testaferros de su confianza, tendría como fin invertir y repartir cada año las ganancias en cuatro premios : Física, Química, Medicina, en Estocolmo; Paz, en Oslo.

De la suite-Nóbel cojo dos libros de la biblioteca destinada a los premiados. Me permiten llevármelos durante 48 horas. Los leo ávidamente para descubrir porqué Nóbel decidió pasar a Oslo el galardón de la Paz que ahora recibe Obama. Tanto el director del Instituto Nóbel, Geir Lundestad, como el presidente del comité de cinco miembros que decide anualmente quién será el destinatario, Thorbjorn Jagland, barajan varias teorías: porque al viejo Alfred le dio la gana; porque entonces Noruega formaba parte de la Unión, con Suecia, y así se repartían los premios; porque los noruegos son pacíficos, nunca han invadido a nadie, su parlamento contaba con una comisión interministerial por la paz y porque, además, le gustaba la literatura noruega. Alfred Nobel, además de inventor prodigioso, era escritor y poeta, “el vagabundo más rico de Europa”, como se le denominaba en los periódicos de la época, recogiendo su espíritu bohemio.

Devuelvo los libros después de haber atisbado la “verdadera explicación”. El verdadero amor de Nobel, la condesa austriaca Kinsky, era pacifista y, el año antes de redactar su testamento, se encontraron en Basilea. Con la comisión interministerial de Oslo.

En fin, una historia dentro de la historia que lleva a Obama. “Mejor que nos digan que se lo hemos dado demasiado pronto, a que nos vengan algún día con que ya es demasiado tarde”, nos dice Jagland. Y pone como ejemplo el de Martin Luther King en 1964. Entonces King entraba y salía de la cárcel, acusado de agitador. Agitador también de conciencias, como hemos visto luego por los resultados. En 1964 a los del comité de Oslo también les acusaron de haberse precipitado. Sin embargo, en 1965, más de 20 millones de negros norteamericanos conseguían su derecho al voto. El movimiento por los derechos civiles de MLK, a quienes el reverendo donó su cheque, se volvía una corriente imparable por la paz y la democracia. Los noruegos habían tenido razón.

Barack Obama y Martin Luther King están juntos en el Centro Nobel de la Paz de Oslo. Sus discursos se pueden oír bajo dos focos en el techo. Se le pone a uno la piel de gallina. El sueño de King: que los negros fueran iguales a los blancos en Estados Unidos; que el cheque sin fondos que la justicia norteamericana entregaba a cada niño negro al nacer, pudiera cobrarse algún día…

Obama verá su foto junto a la de Martin Luther King en tamaño gigante cuando recoja su Premio Nobel de la Paz 2009 en el ayuntamiento de Oslo. Cuando reciba un cheque con los fondos del Nobel, y haga realidad el sueño de Martin Luther King.

De su nuevo clima social, al natural, y político basados en la cooperación internacional y el diálogo por el que le han reconocido a Obama, 45 años después. Por acabar con casi una década de unilateralismo de Bush.

Un giro de 180 grados en las relaciones internacionales, y tantas expectativas que nunca antes, en Oslo, se había visto mayor preocupación por la seguridad de un premiado. Varias manzanas eran tomadas en el centro de la capital noruega, antes de que llegara el presidente norteamericano. Sus caravanas de limusinas negras, interminables. El espíritu de Alfred Nobel, galardonar a la persona que más hiciese por la paz en el último año a su entrega, en el aire, gélido y gris, de Oslo.

Informe Semanal.


Dicen que la noticia es una fotografía de la realidad y el reportaje, su radiografía: Un viaje a las entrañas de las cosas que pasan. En Informe semanal, cada semana intentamos acercarnos al espectador a nuestra manera: con una forma de hacer periodismo que se ha hecho reconocible a fuerza de años y experiencia y que pretende ser reposado pero ante todo, veraz.
Ver perfil »

Síguenos en...

Últimos comentarios