2 posts de mayo 2010

EXILIO:ESPERANZAS FRUSTRADAS

Paseando por el muelle del exilio en Toulouse , la ciudad rosa como se la conoce por sus construcciones de ladrillo de tina cocida, uno respira tranquilidad. Poco que ver con aquellos años de desconcierto, derrota y miedo que vivieron tantos miles de españoles que llegaron aquí en los años 40 huyendo de un país que les había echado por sus ideas y por perder una guerra . Toulouse fue la capital de la república del exilio aunque en la España franquista la llamaban la ciudad del terrorismo.

En esa ciudad hemos conocido a un puñado de hombres que han compartido con nosotros sus recuerdos para el reportaje Exilio, esperanzas truncadas. Fueron momentos terribles . Así nos lo dijeron Fancisco Folch, Enrique Tapia, José Martínez Cobo o Juan Montiel . Años en los que fueron humillados en los campos de internamiento organizados por Francia en Argeles, Barcaré, Bram y tantos otros y años en los que aprendieron a reinventar sus vidas sin papeles, sin casa sin trabajo , ayudados sólo por su energía y su fe en la libertad

Las horas que hemos pasado con ellos nos han servido para conocer de cerca la tragedia de ese exilio que marcó la vida de casi un millón de personas. Hombres, mujeres y niños que encontraron refugio también en Rusia, Estados Unidos, América Latina , Europa y Norte de Africa . . . Escuchándoles me quedaba sobre todo con esa sensación de pérdida que les sigue acompañando desde que rompieron para siempre con sus vínculos familiares aquí en España. Huyeron para salvar la vida en un país extraño. No fueron recibidos igual en todas partes, pero lo que está claro es que lo perdió nuestro país lo ganaron otros.

“…Vivimos verdaderamente con una cierta amargura , con mucho recuerdos con muchos arrepentimientos …..de lo que tuvimos que hacer y no hicimos de lo que hicimos y no teníamos que haber hecho …… y culpabilizándonos de muchas cosas porque naturalmente todo lo que hicimos no fue perfecto tampoco. Tuvimos que andar entre dos aguas…” Me lo contaba Juan Montiel , un malagueño de 90 años en su casa de Toulouse , Perteneció a las juventudes libertarias y conoció varios exilios, Primero de Málaga a Almeria , después a Cataluña y por fin a Francia , Quería ser farmacéutico y actor de teatro pero el exilio acabó con todo eso. Le dio otras cosas, una familia , unos hijos y al final una vida estable como sastre. Dirigió en el exilio el grupo Iberia con el que recogían dinero para enviarlo a los abogados que defendían a los republicanos presos en España. Daba gusto escucharle hablar sobre las obras, los actores, los ensayos, los mítines,. No paraba. Tenía un montón de anécdotas que contar y estar con nosotros fue para él un día de fiesta. Ahora que vive sólo piensa en lo que fue, en lo que hizo y sobre todo en las cosas que no ha hecho. Y entre esas cosas esta volver a España . Solo lo ha hecho tres veces. La España que se encontró era muy diferente a la que dejó y para la familia que aquí quedó seguía siendo el rojo ,

Esa misma sensación la tuvo el Comandante Robert , el jefe del estado mayor de la tercera Brigada de guerrilleros españoles en Francia. . Un hombre clave en la resistencia que junto a sus hombres contribuyó a la liberación de la región francesa del Ariage Lo entrevistamos en el Ateneo de Madrid donde iba a dar una conferencia organizada por la Asociación de descendientes de republicanos en el exilio. Ser el francés en España , como le dijeron la segunda vez que volvió a nuestro país después de la Amnistía del 77 fue para él como una puñalada y supo desde entonces que entre él y su familia el exilio había abierto un abismo

Por eso casi se mordían los labios para contener la emoción al intentar explicarnos lo que lo que había significado el exilio para ellos . Les pasó a todos. José Martínez Cobo , un prestigioso cardiólogo de Toulouse nos lo describió recordando el dolor de su madre cuando recibió un telegrama en el que les comunicaban que su abuela había muerto en España. Por supuesto la madre de Martínez Cobo no pudo ir a su entierro “….. Eso , para ellos , era el exilio….

En esa Diáspora masiva, España perdió a una generación que tenía no sólo ilusiones sino también voluntad de alcanzarlas. Gente como Francisco García Lorca , hermano del poeta, diplomático leal a la república que como nos dijo su hija Laura García Lorca perdió también su juventud y su país en el exilio

Nos quedamos con la tierna mirada de Juan Montiel mientras se despedía de nosotros y nos decía, estar con vosotros en Toulouse ha sido una fiesta. “… Recordando mi pasado he recuperado mi juventud… “

Three-horse race

En el Reino Unido dicen que estas elecciones son una carrera a tres caballos. Algo inesperado en un país que mantiene un sistema obsoleto de representación parlamentaria con el que se tiran millones de votos a la papelera de las esperanzas ciudadanas.

Votar en el Reino Unido era y sigue siendo, salvo que pase lo que en la película de Berlanga “los jueves milagro”, elegir entre laboristas y conservadores. Para el resto de las fuerzas políticas obtener un escaño en la Cámara de los Comunes es casi misión imposible. ¿Por qué? Pues porque en cada circunscripción se elige sólo a un candidato y el que queda segundo aunque sea con un voto menos que el primero, se marcha a su casa. La falta de proporcionalidad del sistema electoral británico es antidemocrática pero les ha permitido gobernar tranquilamente, sin necesidad de pactos ni juegos malabares de política con las minorías. Lo que pase el jueves sólo lo saben los electores, aunque la inesperada ascensión del tercer hombre,Nick Clegg, el líder del Partido Demócrata Liberal puede que obligue a cambiar, gobierne quien gobierne, las reglas del juego.

Clegg es joven, brillante y europeísta en un país en el que se mira con sospecha a los que apuestan por la unidad política y monetaria con el continente. Se declaró agnóstico y es partidario de conceder una amnistía a los inmigrantes ilegales de larga duración. Demasiado atrevido, quizás, para los cánones de la “Pérfida Albion”. Pero quien sabe.

El equipo de Informe Semanal pasó cerca de él la mañana del lunes , a sólo 3 días de la cita con las urnas. En Gran Bretaña los mítines son numerosos y muy pequeños en comparación a los que estamos habituados a ver en España. El líder habla cuerpo a cuerpo con los electores que se le acercan: escucha y promete cambios. Pero la “cleggmanía” se ha desatado y cada aparición del líder demócrata liberal se convierte en un acontecimiento. Entre empujones y codazos conseguimos parte de nuestros objetivos.


Su mujer Miriam González Durantez, una brillante abogada que ha medido con precisión su papel de consorte con vida propia, sabe que la prensa española está pendiente de todos sus movimientos y hace lo que puede, aunque reconoce que todo lo que está pasando la ha desbordado.

En Lewisham, un suburbio acomodado de Londres nos juntamos un puñado de televisiones europeas: Cuatro, Antena 3 y el equipo de Informe Semanal. Y todos con el mismo objetivo. Hicimos lo que se pudo.

Un grupo de laboristas que intentaba reventar, o al menos molestar, durante el acto, trataba de convencernos de que Nick Clegg no es el político progresista que dice ser y repartía hojas en las que denunciaba la hipocresía de los Lib Dem. Y tras pasar un par de horas alternando la lluvia y el frío sol de la mañana, nos fuimos a Oxford donde nos esperaba un antiguo laborista y sobre todo, un reputado analista político:David Marquand. Para saber lo que dice hay que leer The Guardian o esperar al Informe Semanal de este sábado. Pero basta decir que es una mente lúcida como pocas.

Terminamos en Witney a pocos kilómetros de Oxford, la circunscripción por la que saldrá elegido diputado David Cameron . Witney es un pueblo precioso y aburrido como pocos y la victoria conservadora se da tanto por hecho que ni siquiera se molestan en hacer propaganda. Cuando intentamos rodar en la sede del partido de Cameron nos dijeron que se tenían que ir a casa (eran apenas las cinco y media de la tarde) y que no podían atendernos. Así que hicimos lo propio y nos marchamos con los trastos a otra parte aunque dejamos testimonio de nuestra presencia en el pueblo, -ver foto del equipo por los suelos- donde vota quien tiene más posibilidades de ser el nuevo Primer Ministro.

Informe Semanal.


Dicen que la noticia es una fotografía de la realidad y el reportaje, su radiografía: Un viaje a las entrañas de las cosas que pasan. En Informe semanal, cada semana intentamos acercarnos al espectador a nuestra manera: con una forma de hacer periodismo que se ha hecho reconocible a fuerza de años y experiencia y que pretende ser reposado pero ante todo, veraz.
Ver perfil »

Síguenos en...

Últimos comentarios