« El final de "Las aventuras de Enrique y Ana" | Portada del Blog | Canciones transversales para un verano inolvidable »

Otro orgullo más

Un 28 de junio de 1969 un grupo de personas le plantaron cara a un sistema represor que les trataba como ciudadanos de segunda, como víctimas perennes de la burla, el escarnio y la prepotencia de los demás. Hasta ahí, todo bien. Pero cuando explicamos que aquello sucedió en el bar Stonewall de Nueva York y que las personas que se rebelaron contra la redada policial eran homosexuales y transexuales, la audiencia pone gesto de “ya estamos otra vez con lo mismo”. A nadie se le ocurriría poner esa cara cuando se habla de lo que significó el 'I have a dream' de Martin Luther King para los derechos civiles de los afroamericanos. Quizá por eso hay que seguir celebrando cada 28 de junio como si fuera el primero. Por eso y porque, por extraño que parezca, a medida que aumentan los logros del colectivo LGTB, crece la homofobia. Lo explicó el investigador estadounidense David William Foster en una universidad mexicana y las cifras de Amnistía Internacional lo confirman. Sólo en Brasil se asesinaron 190 homosexuales en 2008. La ONU tiene aprobada una declaración contra la homofobia pero no emite informes específicos porque algunos países miembros, como Egipto, lo verían como una imposición de los países occidentales. Eufemismo donde los haya. Y no hace falta mirar a los países musulmanes. En nuestra sacro santa Unión Europea, la homofobia planea sobre sus estados sin que a nadie parezca importarle mucho. Las ONG’s alertan de un aumento considerable en Gran Bretaña y las cifras de Italia son escalofriantes. No hay semana en la que algún homosexual o transexual no sea agredido gravemente en alguna ciudad italiana. Mientras, su parlamento se niega a condenar la homofobia por ley y la Unión Europea hace la vista gorda. En España tiene que aparecer una clínica que dice que cura la homosexualidad para que nos demos cuenta que la realidad no es tan amable, que en el fondo, si se rasca un poco, vivimos en un oasis donde toda esa libertad, toda esa aceptación social, es un espejismo.

Para un país, y sus habitantes, celebrar el orgullo gay no es un problema, celebrarlo en traje de chaqueta o en tanga no es un problema, tener pluma o no tener pluma no es un problema; pero ser homófono, sí es un problema. Y cuando hablo de homofobia no sólo me refiero al asesino que sale a la caza del homosexual y acaba de titular sensacionalista de las páginas de sucesos; también señalo al grupo de niñatos que, de botellón, gritan “maricones” a una pareja de chicos que pasa a su lado. Incluso me parece que hay mala intención en la consulta que aparecía la semana pasada en un periódico andaluz, en la que se preguntaba a la gente qué le parecía que el ayuntamiento invirtiera 300.000 euros en financiar los actos del Día del Orgullo Gay. La encuesta, manipuladora y malintencionada, logró que un 82% de la población se posicionase en contra. Claro, con ese enunciado, hasta yo estoy en contra; si hay que ajustarse el cinturón, nos lo ajustamos todos. Así que espero que ese periódico también consulte si hay que financiar el desfile de las Fuerzas Armadas o si en esta época de crisis nos parece bien que cada jugador de la Selección Española cobre 600.000 euros si ganan el mundial.

Les voy a confesar algo, antes de irme de vacaciones. En este programa, no habitualmente, las cosas como son, pero de vez en cuando me encuentro con mensajes en el contestador en el que se me insulta con un lenguaje académico tipo “palomo cojo” o “es que no hay más presentadores en RNE que tienen que poner ustedes a ese maricón…”. Que yo sea un “palomo cojo” no es un problema; que usted coja el teléfono, marque el número del programa y deje ese mensaje en nuestro contestador, con rabia en la voz, eso sí es un problema. Lo que no tengo muy claro, señor, es si su problema tiene solución. Feliz Orgullo Gay a todos y todas.

22 Comentarios

¿Cuándo subiréis los últimos podcasts?

insultos vergonzantes. La mente, es lo que les cojea a algunos

Señor Paco Tomás:

Desde la admiración y el respeto que le profesamos.

Gracias.

De palomo a palomo, un gran artículo Sr. Paco Tomás. Si el otro día reivindicabamos el derecho a ser raros, hoy toca reivindicar el derecho a ser gay, o maricón aunque suene peor. Y al que le moleste nuestro orgullo, que se lo haga mirar, porque como bien dice usted, el problema es de él. Hace tiempo que pienso que si me llaman maricón no debo ofenderme, puesto que lo soy, y es el que profiere el insulto el que está mal por no saber ni querer aceptar esa diferencia. Lo peor es que en muchos casos, ese mismo que piensa que me insulta, siente los mismos deseos pero los reprime o les da rienda suelta en secreto ocultos por la coartada de un matrimonio con hijos y misa diaria. Como ese infame concejal del PP que se gastaba el dinero público en drogas y chaperos, mientras paseaba con su santa esposa e hijos despotricando contra el matrimonio homosexual... E ironías de la vida, algunos siguen pensando que es mejor eso que ir dando la cara por ser como uno es.

Muy bueno tu comentario final

Felicidades para ti tambien.

¿Cuándo subiréis los últimos podcasts?

Por favor el podcasts de La Transversal del dia 21, gracias

Falta un podcast en el que imitaban a Zapatero (un oyente) bastante bien.
Por cierto, me ha encantado el artículo. Disfrutad de las vacaciones que os las merecéis.

Bravo Paco Tomas

Genial, como siempre, Paco. Y el final de las aventuras de Enrique y Ana, me pareció de lo mejor de la historia del programa. ¡No os vayáis nunca!

Creo que Erik ha dicho "l'avagelio" (esto es: el evangelio ;D). Hay mucho cojo mental por ahí. Pero, ¿saben qué? Que además de la indignación más absoluta, a menudo gente como el que se molesta en llamar a un programa para insultar a su director o el que grita "maricón" en el peor sentido de la palabra, esta gente, digo, provoca en mí un profundo sentimiento de lástima. Acumular tanto odio sin sentido debe hacerlo a uno tan infeliz...

Magnífico, Paco. Un amigo me hizo recordar el otro día la segunda época de la revista Ajoblanco, ¿a alguien le suena? Tus monólogos a menudo me recuerdan a los artículos de aquella añorada revista. Paco, sigue escribiendo, por favor. Donde sea, pero sigue.

Amelie, el odio es una de las mayores bajezas humanas, eso les define como personas. Allá ellos y sus estupideces, nosotros a lo nuestro: a vivir lo mejor posible

Totalmente de acuerdo con usted, señor Paco Tomás. Pero ya se sabe lo difícil que es tratar con esos que dicen poseer "la verdad indiscutible", que son como el perro del hortelano, que ni viven, ni dejan vivir.
Como diría la gran Olvido Gara: "¿A quién le importa lo que yo haga?"

Y sí, !Yo me levanté de la cama a la una de la mañana para bailar Last Dance!

Sr Paco Tomás, desde mi posición al otro lado de la transversal, pero sintiéndome cada día más a ese lado, un millón de gracias.
Reconozco que soy un habitante sobrevenido, os conocí hace poco, pero no he podido dejar de escucharos. Pedazo de invento los podcast.
En fin, a lo que iba. El día que comenzaste el programa hablando de los raros me emocioné, me sentí como tu viendo Glee. Y hoy al leer el speech, no quepo en mi de gozo. Se puede decir más alto, pero no más claro. Vivimos en un falso paraíso. La gente piensa que porque tenemos uns serie de derechos merecidos, ya somos libres, pero no. Mientras sigamos escuchando hablar a nuestras espaldas, mientras haya medios de comunicación cocinadores de encuestas, mientras haya un político que defiende la existencia de clínicas "curativas",mientras haya alguien capaz de llamar a un contestador a soltar mierda por la boca, seguiremos celebrando este día.

Sólo una queja, que no hayamos podido escuchar este texto de tu boca, aunque no se si le pasa al resto de transversales, pero al leerlo te estaba escuchando a ti.

Desearos a todo el equipo que paséis un verano estupendo y que recarguéis pilas para que volváis dando tanta caña como esta temporada.

Mil gracias!!!!!!!

eres unico paco tomas ! felcidades y gracias !

Quien no pudo bailar Last Dance?, buenisimo, gracias por el optimismo y la energia.

Que pasara durante el varano con la transversal?
The best of?

qué vergüenza esos insultos.
ánimo y un abrazo!

Por mí como si hacen uno todos los meses. Ahora bien , las cosas claritas, éstos actos hace ya mucho que no tienen nada de reivindicativos. Es un carnaval hedonista con grandes beneficios económicos .
Yo no soy gay, pero pienso que de serlo me sentiría avergonzado de que a éstos paripés se les pueda llamar "lucha"
Por otra parte , señor dire, cavernícolas en éste pais hay muchos.
Un saludo

Penosos los comentarios de tarados mentales que insultan, no haga caso sr. director somos muchos los que le queremos. Charlie yo también leia el AjoBlanco, todavia guardo algunos.

@ bartleby:

Creo hablar en nombre de muchos seres que habitan 'en la acera de enfrente' de la transversal si le remito al speech del orgullo del pasado año, está en este blog, sólo tiene que buscar el tag 'orgullo' pero aún así le incluyo un extracto, que hoy estoy con ganas:

'Pienso que hay que celebrar cada día los derechos logrados por un colectivo de seres humanos que, en este siglo y en 85 países del mundo, aún son considerados ciudadanos de 2ª, delincuentes y, en muchos casos, condenados a muerte por amar y gozar sexualmente de personas de su mismo sexo. OTRA COSA ES EL NEGOCIO QUE MUCHOS HACEN Y HARÁN A COSTA DE ESTA REIVINDICACIÓN, CONVIRTIÉNDOLA EN UN OBJETO DE CONSUMO. PERO, EL CAPITALISMO, COMO EL FÚTBOL, ES ASÍ. SI LA IGLESIA NO HA PODIDO CONSEGUIR QUE LA NAVIDAD O LA SEMANA SANTA NO SUCUMBA AL CONSUMISMO, ¿POR QUÉ TENDRÍA QUE HACERLO EL COLECTIVO GAY? ASÍ que, como ellos siguen pensando lo mismo, yo repito lo mismo: que no voy a perder un segundo en hacer comprender a quien, por prejuicios, no quiere ver.'


Y creo que no tengo más que añadir. Feliz verano transversal.

Estais orgullosos de ser gais. Vale. Me parece una jilipollez estar orgulloso de eso.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

La Transversal


Por quince céntimos de euro, digan cosas, personas y conceptos que vuelvan locos a los de "La Transversal", como por ejemplo, Parálisis Permanente.
Ver perfil »

Síguenos en...

Últimos comentarios