Memòria i oblit: de víctima a botxí

    jueves 24.may.2018    por Olga Rodríguez    0 Comentarios

    Com passa un poble que ha estat víctima de l’aniquilació més cruel —l’Holocaust— a convertir-se en botxí d’un altre? Com es pot justificar l’actitut d’Israel amb Palestina? Els milions de jueus assassinats pels nazis no ens haurien d’haver vacunat contra l’horror, per tal d’evitar que es repeteixi? Aleshores, com s’explica l’última matança de palestins a mans de l’exèrcit hebreu a la Franja de Gaza? I la resposta de la portaveu del Govern israelià? que, preguntada sobre el perquè de l’acció, va dir: “perquè no podem ficar tanta gent a la presó”.
 
    Salah Jamal és un metge, historiador i escriptor palestí, afincat des de fa mig segle a Barcelona. Acaba de publicar el llibre Nakba, 48 relatos de vida y resistencia en Palestina, on explica la història del seu poble a través de la de la seva família. «Escoles destroçades, restriccions de menjar tremendes, dispersió de famílies…». Salah Jamal ens explica que des de la Nakba o gran tragèdia del 1948, en què els palestins van ser expulsats dels seus territoris per a la proclamació de l’Estat d’Israel, hi ha una Nakba contínua. «Són petites nakbes que s’afegeixen a la gran Nakba del 48, que és vigent. Des d’aleshores, Israel continúa els seus plans expansionistes, de neteja étnica i expropiació de terres. Això és la Nakba que vivim cada dia. El que passa és que quan maten un o dos no passa res, però quan passen de 30 o 40 ocupen titulars durant un dia o dos i després tornem a la situació quotidiana de toc de queda continu, expropiació de terres i ocupació feixista».
 
    Li preguntem si el reconeixement per part dels Estats Units de la capitalitat israeliana de Jerusalem és una provocació. «Més que una provocació és una idiotesa, comesa per dos idiotes, feixistes, amb deliris de grandesa militar. Jerusalem oriental és un territori ocupat, reconegut per Nacions Unides a la resolució 242, l’any 1967. I Europa, que s’omple la boca parlant de valors, no obre els ulls i li diu als Estats Units i a Israel; “pareu, esteu infringint la legalitat internacional”.  El "Dret del Retorn" està reconegut per l’ONU en la resolució 194. Però Israel és el gos guardià dels interessos de les potències occidentals, feixistes i capitalistes».
 
    Hi ha solució al conflicte entre Israel i Palestina? Segons Jamal, «cada cop es complica més la construcció d’un Estat palestí sobre els territoris de Cisjordània i Gaza, que són només el 22% de la Palestina històrica, perquè Israel no vol. És imposible fer un estat palestí sobre un territori esquarterat, assentaments desconnectats, carreteres explosives pels colons, amb mig milió de colons jueus psicòpates, religiosos, que tenen un contracte amb Deu, la “Terra promesa”. Com es pot solucionar un tema amb aquesta gent psicòpata i armada, i recolzada per un altre psicópata, que és els Estats Units? És molt difícil. Mentre el món estigui regit per delinqüents comuns, sense valors humans, tindrem problemes per anys i panys».

Salah Jamal RNE

    ¿Cómo pasa un pueblo que ha sido víctima de la aniquilación más cruel —el Holocausto— a convertirse en verdugo de otro?  ¿Cómo se puede justificar la actitud de Israel con Palestina? Los millones de judíos asesinatos por los nazis ¿no nos tendrían que haber vacunado contra el horror, para evitar que se repita? Entonces, ¿cómo se explica la última matanza de palestinos a manos del ejército hebreo en la Franja de Gaza?  ¿Y la respuesta de la portavoz del Gobierno israelí? que, preguntada sobre el porqué de la acción, dijo: “porque no podemos meter a tanta gente en la cárcel”.

    Salah Jamal es un médico, historiador y escritor palestino, afincado desde hace medio siglo en Barcelona. Acaba de publicar el libro Nakba, 48 relatos de vida y resistencia en Palestina, donde explica la historia de su pueblo a través de la de su familia. «Escuelas destruidas, restricciones de alimentos tremendas, dispersión de familias…». Salah Jamal nos explica que desde la Nakba o gran tragedia del1948, en que los palestinos fueron expulsados de sus territorios para la proclamación del Estado de Israel, hay una Nakba continua. «Son pequeñas nakbas que se añaden a la gran Nakba del 48, que es vigente. Desde entonces, Israel continúa sus planes expansionistas, de limpieza étnica y expropiación de tierras. Esto es la Nakba que vivimos cada día. Lo que pasa es que cuando matan a uno o dos no pasa nada, pero cuando pasan de 30 o 40 ocupan titulares durante un día o dos y después volvemos a la situación cotidiana de toque de queda contínuo, expropiación de tierras y ocupación fascista».

    Le preguntamos si el reconocimiento por parte de los Estados Unidos de la capitalidad israelí de Jerusalén es una provocación. «Más que una provocación es una idiotez nos dice, cometida por dos idiotas, fascistas, con delirios de grandeza militar. Jerusalén oriental es un territorio ocupado, reconocido por Naciones Unidas en la resolución 242, en 1967. Y Europa, que se llena la boca hablando de valores, no abre los ojos y le dice a los Estados Unidos y a Israel; “parad, estáis infringiendo la legalidad internacional”. El "Derecho del Regreso "está reconocido por la ONU en la resolución 194. Pero Israel es el perro guardián de los intereses de las potencias occidentales, fascistas y capitalistas».

    ¿Hay solución al conflicto entre Israel y Palestina? Según Jamal, «cada vez se complica más la construcción de un Estado palestino sobre los territorios de Cisjordania y Gaza, que son sólo el 22% de la Palestina histórica, porque Israel no quiere. Es imposible hacer un Estado palestino sobre un territorio descuartizado, asentamientos desconectados, carreteras explosivas por los colonos, con medio millón de colonos judíos psicópatas, religiosos, que tienen un contrato con Dios, la “Tierra prometida”. ¿Cómo se puede solucionar un tema con esta gente psicópata y armada, y apoyada por otro psicópata que es Estados Unidos? Es muy difícil. Mientras el mundo esté regido por delincuentes comunes, sin valores humanos, tendremos problemas años y años».

 

    

    Auschwitz. No hace mucho. No tan lejos

    Es compleixen 73 anys de la fi de la Segona Guerra Mundial. El 8 de maig del 1945, Alemanya presentaba la seva rendició incondicional. El que es van trobar les tropes aliades en el seu avenç va ser l'horror més absolut. Tot i que els nazis van intentar amagar-ho, destruïnt instal.lacions i traslladant els presoners en extenuants "marxes de la mort", el món va descobrir --atònit-- els camps de concentració i extermini, màxim exponent de l'horror i la crueltat que pot inflingir l'èsser humà. Els jueus van ser un dels pobles massacrats pel Nazisme.

    L'exposició Auschwitz. No hace mucho. No muy lejos mostra aquell horror. Una exposició que es pot veure a Madrid fins a mitjans del mes que ve, i que nosaltres hem visitat amb el periodista i escriptor especialista en l'Holocaust i les víctimes espanyoles Carlos Hernández.

    Uns 5.500 espanyols van morir als camps nazis i Franco en va ser el responsable, segons Hernández: «Franco no fue un cómplice pasivo, sino un ejecutor activo. Se lo pidió a Hitler». Espanya té un deute pendent amb les víctimes del Feixisme: «Parece mentira, pero pasados más de 70 años de la muerte del dictador, la Memoria histórica sigue siendo una asignatura pendiente en este país. En ningún país del mundo se entendería que se hicieran homenajes a criminales de guerra. Somos una anomalía en el mundo democrático. El problema es que lo hemos asumido y olvidado. Se prefiere no abordarlo, con la supuesta excusa de no reabrir heridas, pero lo que se pretende es que no se sepa la verdad».

Carlos Hernández

     Se cumplen 73 años del fin de la Segunda Guerra Mundial. El 8 de mayo de 1945, Alemania presentaba su rendición incondicional. Lo que se encontraron las tropas aliadas en su avance fue el horros más absoluto. Aunque los nazis intentaron ocultarlo, destruyendo instalaciones y trasladando a los prisioneros en extenuantes "marchas de la muerte", el mundo descubrió --atónito-- los campos de concentración y exterminio, máximo exponente del horror y la crueldad que puede infligir el ser humano. Los judíos fueron uno de los pueblos masacrados por el Nazismo.

    La exposición Auschwitz.No hace mucho.No muy lejos muestra aquel horror. Una exposición que se puede ver en Madrid hasta mediados del mes que viene, y que nosotros hemos visitado con el periodista y escritor especialista en el Holocausto y las víctimas españolas Carlos Hernández. 

    Unos 5.500 españoles murieron en los campos nazis y Franco fue responsable, según Hernández: «Franco no fue un cómplice pasivo, sino un ejecutor activo. Se lo pidió a Hitler». España tiene una deuda pendiente con las víctimas del Fascismo: «Parece mentira pero, pasados  más de 70 años de la muerte del dictador, la Memoria Histórica sigue siendo una asignatura pendiente en este país. En ningún país del mundo se entendería que se hicieran homenajes a criminales de guerra. Somos una anomalía en el mundo democrático. El problema es que lo hemos asumido y olvidado. Se prefiere no abordarlo, con la supuesta excusa de no reabrir heridas, pero lo que se pretende es que no se sepa la verdad». 

Auschwitz

 

    Per al filòsof especialista en temes de Memòria Manuel-Reyes Mate,«somos un país particularmente amnésico; hay una resistencia evidente a la Memòria. Vivimos una cultura del olvido y las víctimas han sido siempre invisibilizadas. Pero la memoria es el gran antídoto contra la barbarie; sin memoria, estamos condenados a repetir la Historia».
    Per què passa això a Espanya i no passa a Alemanya, per exemple? La resposta és clara: «Aquí, el Fascismo ganó y se transformó en un régimen que ha durado mucho tiempo. Sociológicamente, el Franquismo sigue muy presente. Hay muchos vestigios, impensables en otros países, como el Valle de los Caídos. Por eso, porque forma parte de nosotros mismos, no nos parece tan grave, nos parece soportable. Sin embargo, el Fascismo español forma parte de esa monstruosidad que acabó en el Holocausto».    

    Para el filósofo especialista en temas de Memoria Manuel-Reyes Mato,«somos un país particularmente amnésico; hay una resistencia evidente a la Memòria. Vivimos una cultura del olvido y las víctimas han sido siempre invisibilizadas. Pero la memoria es el gran antídoto contra la barbarie; sin memoria, estamos condenados a repetir la Historia».  

    ¿Por qué pasa esto en España y no pasa en Alemania, por ejemplo? La respuesta es clara: «Aquí, el Fascismo ganó y se transformó en un régimen que ha durado mucho tiempo. Sociológicamente, el Franquismo sigue muy presente. Hay muchos vestigios, impensables en otros países, como el Valle de los Caídos. Por eso, porque forma parte de nosotros mismos, no nos parece tan grave, nos parece soportable. Sin embargo, el Fascismo español forma parte de esa monstruosidad que acabó en el Holocausto».

Reyes_mate

 

http://www.rtve.es/alacarta/audios/mon-possible/mon-possible-memoria-oblit/4605540/
 

Olga Rodríguez   24.may.2018 12:58    

Col.lapse marí

    martes 22.may.2018    por Olga Rodríguez    0 Comentarios

 

    Un grup de científics han descobert, i ho han publicat a la revista Nature, que els corrents atlàntics que regulen les aigües càlides del Carib i les fredes polars s'han estancat en l'últim segle i mig. Això provoca conseqüències sobre el clima, que ens explica un dels investigadors, el climatòleg Pablo Ortega, del Barcelona Supercomputing Centre.
    La comprovació ha estat possible gràcies a la Paleoclimatologia, una ciència que estudia el clima del passat per tal de poder predir-ne el del futur. Es fixen, bàsicament, en els sediments geològics de les profunditats marines i en els “testimonis de gel”. «El hielo de Groenlandia —ens explica—, agua dulce que se libera, provoca un debilitamiento rapidísimo, que genera cambios abruptos, como ya hubo en el pasado, de casi 10 grados en Groenlandia. Nosotros estudiamos esos cambios para poder predecir otros y prepararnos».
    Bàsicament, aquest estancament provoca més fred al nord d'Europa i més calor al Tròpic. «La corriente del Golfo tiene un efecto atemperador. Si se colapsa, provoca más frío en el Norte y más calor en los Trópicos, con más huracanes».
    I hi ha manera de frenar-ho? Podem fer alguna cosa per evitar-ho?  A través de la Geoenginyeria, s’apunten dues possibles solucions: «La forestación y la fertilización del océano atlántico. Pero aún desconocemos sus efectos». 

 

    Un grupo de científicos han descubierto, y lo han publicado en la revista Nature, que las corrientes atlánticas que regulan las aguas cálidas del Caribe y las frías polares se han estancado en el último siglo y medio. Esto provoca consecuencias sobre el clima, que nos explica uno de los investigadores, el climatólogo Pablo Ortega, del Barcelona Supercomputing Center.
    La comprobación ha sido posible gracias a la Paleoclimatología, una ciencia que estudia el clima del pasado para poder predecir el del futuro. Se fijan, básicamente, en los sedimentos geológicos de las profundidades marinas y en los “testigos de hielo”. «El hielo de Groenlandia —nos explica—, agua dulce que se libera, provoca un debilitamiento rapidísimo, que genera cambios abruptos, como ya hubo en el pasado, de casi 10 grados en Groenlandia. Nosotros estudiamos esos cambios para poder predecir otros y prepararnos».
    Básicamente, este estancamiento provoca más frío en el norte de Europa y más calor en el Trópico. «La corriente del Golfo tiene un efecto atemperador. Si se colapsa, provoca más frío en el Norte y más calor en los Trópicos, con más huracanes».

    Y ¿hay manera de frenarlo?  ¿Podemos hacer algo para evitarlo? A través de la Geoingeniería, se apuntan dos posibles soluciones: «La forestación y la fertilización del océano atlántico. Pero aún desconocemos sus efectos». 
     

IMG_20180505_221404

 

     “La revolució de les butxaques”

    Amb la campanya "La revolució de les butxaques públiques", la xarxa d'entitats Som Comerç i Banca Ètica busca la implicació de les administracions amb el comerç just, la banca ètica i l'economia solidària.  Segons l’Eduard Sagrera, portaveu de la campanya i responsable de les botigues de comerç just d'Oxfam-Intermón, les administracions poden ser un bon exemple amb la compra pública ètica. Reconeix l’esforç de l’Ajuntament de Barcelona en aquest sentit i assenyala que cada cop hi ha més interès, el comerç just creix cada any, però encara és insuficient. «Está a prop dels 40 milions d’euros anuals a l’Estat espanyol, això suposa una mitjana que no arriba a l’euro per habitant. Estem encara molt lluny de la Unió Europea, estem a la cúa. A Suïssa, estan en 56 euros per persona. Penso que hem de fer un esforç per donar a conèixer i impulsar encara més totes aquestes iniciatives: un consum responsable, salari just als productors i productores, i que els nostres diners no es destinin a activitats com la venda d’armes. El nostre poder com a consumidors és important; podem fer canvis a través del nostre consum».

    Som Comerç i Banca Ètica  ha posat en marxa una campanya on line per demanar als ciutadans que reclamin als seus ajuntaments que col.laborin amb el comerç just, la banca ètica i l’economia social i solidària.

 

 Con la campaña "La revolución de los bolsillos públicos", la red de entidades Som Comerç i Banca Ètica busca la implicación de las administraciones con el comercio justo, la banca ética y la economía solidaria. Según Eduard Sagrera, portavoz de la campaña y responsable de las tiendas de comercio justo de Oxfam-Intermón, las administraciones pueden ser un buen ejemplo con la compra pública ética. Reconoce el esfuerzo del Ayuntamiento de Barcelona en este sentido y señala que cada vez hay más interés, el comercio justo crece cada año, pero todavía es insuficiente. «Está en cerca de los 40 millones de euros anuales al Estado español, esto supone una media que no llega al euro por habitante. Estamos todavía muy lejos de la Unión Europea, estamos a la cola. En Suiza, están en 56 euros por persona. Pienso que tenemos que hacer un esfuerzo para dar a conocer e impulsar todavía más todas estas iniciativas: un consumo responsable, salario justo a los productores y productoras, y que nuestro dinero no se destine a actividades como la venta de armas. Nuestro poder como consumidores es importante; podemos hacer cambios a través de nuestro consumo». 

    Som Comerç i Banca Ètica ha puesto en marcha una campaña on line para pedir a los ciudadanos que reclamen a sus ayuntamientos que colaboren con el comercio justo, la banca ética y la economía social y solidaria.


Comerç just

 

    Fugim de les fronteres
 
    Fugim de les fronteres és una ong barcelonina que se solidaritza amb els refugiats, a través de les arts escèniques. Carla Abulí, una de les seves fundadores, recorda els seus orígens, com un acte de suport a Proactiva. A partir d’aquí, van continuar treballant, fent tallers amb nens i joves a camps de refugiats de Grècia. També fan espectacles aquí, per recaptar fons per als refugiats. «A un col.lectiu que està passant un moment de vulnerabilitat —ens diu la Carla— l’art, ja sigui el teatre, la música o la dansa, li permet treure coses que potser d’una altra manera no podria explicar i ho pot necessitar. Vam veure que l’art té aquest poder. Volem tornar a Grècia, anar al Sàhara i a Malta, on hi ha molts refugiats; els diuen “refugiats fantasma”, perquè la gent no sap que són allà, però són allà».

    La cantant i compositora Mireia Zamora també hi col.labora. Ha composat una cançó, Silenci i crit, on descriu la realitat dels que fugen i ens recorda que podríem ser nosaltres. Denuncia «el silenci abismal» i destaca «el coratge davant del mar i els miratges de llibertat en un món cada cop menys humà».

 

    Fugim de les fronteres es una ong barcelonesa que se solidariza con los refugiados, a través de las artes escénicas. Carla Abulí, una de sus fundadoras, recuerda sus orígenes, como un acto de apoyo a Proactiva. A partir de aquí, continuaron trabajando, haciendo talleres con niños y jóvenes en campos de refugiados de Grecia. También hacen espectáculos aquí, para recaudar fondos para los refugiados. «A un colectivo que está pasando un momento de vulnerabilidad —nos dice Carla— el arte, ya sea el teatro, la música o la danza, le permite sacar cosas que quizás de otro modo no podría explicar y lo puede necesitar. Vimos que el arte tiene este poder. Queremos volver a Grecia, ir al Sáhara y a Malta, donde hay muchos refugiados; les llaman “refugiados fantasma”, porque la gente no sabe que están allí, pero están allí». 

    La cantante y compositora Mireia Zamora también colabora. Ha compuesto una canción, Silenci i crit, donde describe la realidad de los que huyen y nos recuerda que podríamos ser nosotros. Denuncia «el silencio abismal» y destaca «el coraje ante el mar y los espejismos de libertad en un mundo cada vez menos humano».

Fugint fronteres
http://www.rtve.es/alacarta/audios/mon-possible/mon-possible-canviclimatic/4598616/

 

Olga Rodríguez   22.may.2018 15:04    

Llibertat de premsa

    lunes 21.may.2018    por Olga Rodríguez    0 Comentarios

    Les associacions de periodistes coincideixen a advertir del retrocés de la llibertat de prensa al nostre país.  La Federació Internacional de Periodistes recorda que no pot haver-hi llibertat de prensa si els periodistes viuen amb por. No només per la seva seguretat, sinó també per la precarietat de la professió. Aquesta precarietat i aquesta por fan que es perdi llibertat, independència i credibilitat, que han de ser els senyals d’identitat d’una professió que va nèixer per controlar el poder i defensar el dret a la informació dels ciutadans. Sense uns mitjans de comunicació lliures i de qualitat, no hi ha democràcia.
    En reflexionem amb l’Òscar Martínez, un dels periodistes d’investigació més importants de Llatinoamèrica, de la publicació digital El Faro, d’El Salvador, perseguit per fer la seva feina. «Los periodistas —ens diu— suelen ser “paracaidistas” de la noticia y se retiran. No se puede contar de una forma rápida la vida de las personas. El Periodismo permite la construcción de las estructuras democráticas, permite que la gente sepa. Pero las empresas periodísticas han empezado a funcionar como pizzerías. El Periodismo es un oficio que consiste en entender algo tan bien que se lo puedas explicar a otra gente que no lo entiende. Eso es todo. Pero, para eso, necesitas tiempo, necesitas recursos, sinó desnaturalizamos el oficio. No estamos para acomodar a nadie, sinó para incomodar. Éste es el oficio de los insultos; el que quiera aplausos, que monte un circo».

    Martínez investiga sobre les Maras, grups violents que sembren el terror al seu país. També sobre la immigració il.legal des de Mèxic cap als Estats Units. «El viaje de los salvadoreños para llegar a los Estados Unidos es a través de México, el México escondido. Una romería de cerca de 250 mil centroamericanos —principalmente del triángulo norte: Guatemala, Honduras, el Salvador— cruzan México todos los años sin permiso de nadie, montando como polizones, como piratas de tierra, en el tren de carga, “la Bestia” (las ruedas del tren han sesgado brazos, piernas, cabezas... de muchos migrantes al intentar abordarlo en marcha). Son cinco mil kilómetros plagados de cárteles, de crimen organizado, que ha convertido a los migrantes en mercancía: secuestros masivos, trata de mujeres para explotación sexual comercial que terminan en burdeles terribles de la frontera norte, donde son violadas por decenas de hombres cada día. Hay todo un negocio con los migrantes. Durante dos años y medio permanecimos para contar lo que ocurría a esos cientos de miles de centroamericanos que sostienen las economías de sus países».

    L’Òscar ho va recollir en un llibre, Los migrantes que no importan: «no importan porque no votan, no les interesan a las estructuras políticas de ningún país. Son gente de tercera. En segundo lugar, no denuncian, porque los migrantes consideran a las autoridades de seguridad de los países por donde cruzan sus enemigos, porque los han violado, secuestrado… Y en tercer lugar, van de paso, no se quedan. Son víctimas perfectas». Sobre el mur que vol aixecar Donald Trump, Òscar Martínez recorda que ja existeix: «el “hombre rubio que habla todo el rato” hace más de lo mismo, es peor pero no hace algo distinto, ya lo habían hecho cuatro presidentes antes que él. Obama fue el deportador jefe».

    Martínez fa responsable als Estats Units de l’existència de les “Maras”, com la Salvatrucha, sobre la qual va investigar gràcies a una beca DevReporter de LaFede.cat i n’està escrivint un llibre: «las pandillas son reflejo de la sociedad que somos, población formada a golpes.  Un muñeco feo que no se construye solo. Son un arma política».

Oscar martinez

    Las asociaciones de periodistas coinciden en advertir del retroceso de la Libertad de Prensa en nuestro país. La Federación Internacional de Periodistas recuerda que no puede haber Libertad de Prensa si los periodistas viven con miedo. No sólo por su seguridad, sino también por la precariedad de la profesión. Esta precariedad y este miedo hacen que se pierda libertad, independencia y credibilidad, que tienen que ser las señales de identidad de una profesión que nació para controlar el poder y defender el derecho a la información de los ciudadanos. Sin unos medios de comunicación libres y de calidad, no hay democracia. 

    Reflexionamos sobre ello con Òscar Martínez, uno de los periodistas de investigación más importantes de Latinoamérica, de la publicación digital El Faro, de El Salvador. «Los periodistas —nos dice— suelen ser "paracaidistas" de la noticia y se retiran. No se puede contar de una forma rápida la vida de las personas. El Periodismo permite la constrcción de las estructuras democráticas, permite que la gente sepa. Pero las empresas periodísticas han empezado a funsionar como pizzerías. El Periodismo es un oficio que consiste en entender algo tan bien que lo puedas explicar a otra gente que o lo entiende. eso es todo. Pero, para eso, necesitas tiempo y recursos, sinó desnaturalizamos el oficio. No estamos para acomodar a nadie, sino para incomodar. Éste es el oficio de los insultos; el que quiera aplausos que monte un circo».

    Martínez investiga sobre las Maras, grupos violentos que siembran el terror en su país. También sobre la inmigración ilegal desde México hacia los Estados Unidos. «El viaje de los salvadoreños para llegar a los Estados Unidos es a través de México, el México escondido. Una romería de cerca de 250 mil centroamericano  —principalmente del triángulo norte; Guatemala, Honduras, el Salvador— cruzan México todos los años sin permiso de nadie, montando como polizones, como piratas de tierra, en el tren de carga, “la Bestia” (las ruedas del tren han sesgado brazos, piernas, cabezas... de muchos migrantes al intentar abordarlo en marcha). Son cinco mil kilómetros plagados de cárteles, de crimen organizado, que ha convertido a los migrantes en mercancía: secuestros masivos, trata de mujeres para explotación sexual comercial que terminan en burdeles terribles de la frontera norte, donde son violadas por decenas de hombres cada día. Hay todo un negocio con los migrantes. Durante dos años y medio permanecimos para contar lo que ocurría a esos cientos de miles de centroamericanos que sostienen las economías de sus países».

    Óscar Martínez lo recogió en un libro, Los migrantes que no importan: «no importan porque no votan, no les interesan a las estructuras políticas de ningún país. Son gente de tercera. En segundo lugar, no denuncian, porque los migrantes consideran a las autoridades de seguridad de los países por donde cruzan sus enemigos, porque los han violado, secuestrado… Y en tercer lugar, van de paso, no se quedan. Son víctimas perfectas». Sobre el mur que vol aixecar Donald Trump, Òscar Martínez recorda que ja existeix: «el “hombre rubio que habla todo el rato” hace más de lo mismo, es peor pero no hace algo distinto, ya lo habían hecho cuatro presidentes antes que él. Obama fue el deportador jefe».

    Martínez hace responsable a los Estados Unidos de la existencia de las "Maras", como la "Salvatrucha" sobre la cual investigó gracias a una beca DevReporter de Lafede.cat y está escribiendo un libro: «las pandilla son reflejo de la sociedad que somos, población formada a golpes. Un muñeco feo que no se cosntruye solo. Son un arma política».

Óscar Martínez

    La massacre d'Ayacucho

    Llatinoamèrica és una de les zones més perilloses per exercir el Periodisme en aquests moments. I Mèxic, el país amb més periodistes morts.  82, l’any passat, a tot el món. Però no és un fenòmen nou. Es compleixen 35 anys de la massacre d’Ayacucho, al Perú: 8 periodistes assassinats, amb el seu guia, en unes circumstàncies mai aclarides. Aquelles morts es van atribuïr a camperols, que —suposadament— haurien confós els periodistes amb terroristes. Això és el que va concloure la comissió d’investigació presidida per Vargas Llosa. Companys de les víctimes, però, apunten als militars. Mai no s’ha pogut demostrar.    

    Cada any, en l’aniversari de la massacre, es recorda les víctimes i es reclama que els crims no quedin impunes. El Roger Franco ha visitat Ayacucho y ha parlat amb les famílies i els companys d’aquells “màrtirs de la veritat”, que reclamen justícia i reparació. Diuen que estan farts de les promeses: «Se burlan, prometen, pero no cumplen» —es lamenten. Per això, opten per la pressió exterior, per tal que la seva causa no caigui en l’oblit. 

 5d875506-7e03-45bf-98fa-ab88deb3277f

 

    Latinoamérica es una de las zonas más peligrosas para ejercer el Periodismo en estos momentos. Y México, el país con más periodistas muertos. 82, el año pasado, en todo el mundo. Pero no es un fenómeno nuevo. Se cumplen 35 años de la masacre de Ayacucho, en Perú: 8 periodistas asesinados, con su guía, en unas circunstancias nunca aclaradas. Aquellas muertes se atribuyeron a campesinos, que —supuestamente— habrían confundido a los periodistas con terroristas. Esto es lo que concluyó la comisión de investigación presidida por Vargas Llosa. Compañeros de las víctimas, sin embargo, apuntan a militares. Nunca se ha podido demostrar.
Cada año, en el aniversario de la masacre, se recuerda a las víctimas y se reclama que los crímenes no queden impunes. Roger Franco ha visitado Ayacucho y ha hablado con las familias y los compañeros de aquellos “mártires de la verdad”, que reclaman justicia y reparación. Dicen que están hartos de las prometidas: «Se burlan, prometen, pero no cumplen» —se lamentan. Por eso, optan por la presión exterior, para que su causa no caiga en el olvido. 

6b413957-19a9-47b2-a5f3-d661d0c3e293

 

    Media Pluralism Monitor:


    Per mesurar la independència i el pluralisme als mitjans de comunicació, a Europa es va crear una eina, el Media Pluralism Monitor, que va desenvolupar l’Institut Universitari Europeu, amb seu a Florència. En forma part el professor de Comunicació a la Universitat Ramon Llull Pere Masip, que assenyala com els riscos principals per al pluralisme mediàtic «la concentració de mitjans en poques empreses, la dependència política i que no hi hagi inclusió mediàtica, és a dir, que no tota la població pugui accedir als mitjans de comunicació, com les persones amb discapacitats sensorials, o que les minories no hi estiguin representades».

    Segons Masip, «el pluralisme mediàtic a Espanya està enguany especialment resentit per culpa de la situació política. Amb el Procés, es fa un “Periodisme de trinxeres”, ideològic. Despolititzar la feina és la base de la societat democràtica. Com a mínim, no mentir, per tal de recuperar la confiança en la credibilitat dels mitjans.  No parlem de periodisme, parlem de democràcia; és un contrapoder als governants».

  Pere Masip

 

    Para medir la independencia y el pluralismo en los medios de comunicación, en Europa se creó una herramienta, el Media Pluralism Monitor, que desarrolló el Instituto Universitario Europeo, con sede en Florencia. Forma parte de él el profesor de Comunicación de la Universitat Ramon Llull Pere Masip, que señala como riesgos principales para el pluralismo mediático «la concentración de medios en pocas empresas, la dependencia política y que no haya inclusión mediática, es decir, que no toda la población pueda acceder a los medios de comunicación, como las personas con discapacidades sensoriales, o que las minorías no estén representadas».
    Según Masip,«el pluralismo mediático en España está este año especialmente afectado por culpa de la situación política. Con el Procés, se hace un “Periodismo de trincheras”, ideológico. Despolitizar el trabajo es la base de la sociedad democrática. Como mínimo, no mentir, para recuperar la confianza en la credibilidad de los medios. No hablamos de periodismo, hablamos de democracia; es un contrapoder a los gobernantes».

 

 http://www.rtve.es/alacarta/audios/mon-possible/mon-possible-les-associacions-periodistes-adverteixen-del-retroces-llibertat-premsa/4591165/

 

 

 

Olga Rodríguez   21.may.2018 15:28    

No és no

    miércoles 2.may.2018    por Olga Rodríguez    0 Comentarios

    Aquesta setmana, fem Món Possible des de la més absoluta impotència i indignació: la que sentim milers de dones, també homes, pel divorci tan evident entre la societat i la Justícia. Lamentem que les lleis en vigor puguin donar lloc a una sentència judicial, on es qüalifica d’”abusos”, no de violació, que cinc individus practiquin tota mena d’actes sexuals amb una noia sola, de 18 anys, i en estat d’embriaguesa. Perquè som dones i perquè tenim filles. I perquè aspirem a un món en pau i amb igualtat, on —si hi ha delictes— es castiguin. La lluita feminista, les conquestes encara pendents sobre el nostre propi cos continuen. No estem soles, encara que sentències com la de La Manada així ens ho fan sentir.

    Esta semana, hacemos "Món Possible" desde la más absoluta impotencia e indignación: la que sentimos miles de mujeres, también hombres, por el divorcio tan evidente entre la sociedad y la Justicia. Lamentamos que las leyes en vigor puedan dar lugar a una sentencia judicial, donde se califica de ”abusos”, no de violación, que cinco individuos practiquen todo tipo de actos sexuales con una chica sola, de 18 años, y en estado de embriaguez. Porque somos mujeres y porque tenemos hijas. Y porque aspiramos a un mundo en paz y con igualdad, donde —si hay delitos— se castiguen. La lucha feminista, las conquistas todavía pendientes sobre nuestro propio cuerpo continúan. No estamos solas, aunque sentencias como la de La Manada así nos lo hacen sentir. 


La manada

    Analitzem la sentència i les seves implicacions amb Maria Teresa Blandón, destacada activista feminista de Nicaragua, amb qui abordem el dret al propi cos. «Se nos acaban las palabras y nos sobra indignación —assegura Blandón—, porque en el propio funcionamiento de las instituciones públicas, en este caso el Poder Judicial, está enquistado un pensamiento profundamente machista, al punto que le lleva incluso a doblar el brazo a la Ley. Este caso tenía suficientes evidencias como para que la condena fuese por violación. Pero en el Estado sigue enquistada la misoginia y el desprecio por los cuerpos de las mujeres, por la libertad de las mujeres sobre su cuerpo, sobre su sexualidad. No tenemos un aliado en el Estado. Eso es una forma de impunidad, lanza a los hombres un mensaje permisivo, que legitima y da permiso para cometer estos actos de violencia sexual".

    Analizamos la sentencia y sus implicaciones con Maria Teresa Blandón, destacada activista feminista de Nicaragua, con quien abordamos el derecho al propio cuerpo. «Se nos acaban las palabras y nos sobra indignación —asegura Blandón—, porque en el propio funcionamiento de las instituciones públicas, en este caso el Poder Judicial, está enquistado un pensamiento profundamente machista, al punto que le lleva incluso a doblar el brazo a la Ley. Este caso tenía suficientes evidencias como para que la condena fuese por violación. Pero en el Estado sigue enquistada la misoginia y el desprecio por los cuerpos de las mujeres, por la libertad de las mujeres sobre su cuerpo, sobre su sexualidad. No tenemos un aliado en el Estado. Eso es una forma de impunidad, lanza a los hombres un mensaje permisivo, que legitima y da permiso para cometer estos actos de violencia sexual».

Mª Teresa Blandón

    María Teresa Blandón és sociòloga i la directora-fundadora del Programa centramericà La Corriente, del Moviment Feminista de Nicaragua. Ha vingut a Catalunya a participar en unes jornades organitzades per l’associació Cooperacció sobre els drets sexuals i el dret al propi cos. Un dret que no es respecta al seu país, on l’avortament està prohibit en tots els supòsits i on es castiga amb la presó fins i tot els avortaments espontanis, involuntaris. «En el caso de las niñas, esto se vuelve particularmente trágico—ens explica Blandón—. 16.400 niñas, de 10 a 14 años, dice el propio Gobierno, han sido recluidas para garantizar que llevan a término el embarazo y persuadirlas de que asuman roles de madres. Es pavoroso, porque desde todo punto de vista es una violación total a los derechos de las niñas y es completamente contrario a la Convención de Naciones Unidas de los Derechos de la Infancia. Pero es que otra vez campea la impunidad. El Estado les está diciendo a los hombres que pueden violar niñas. Y las obliga a ser madres. Es un delito de tortura. Niñas que han sido violadas, niñas pobres, indígenas, son condenadas por el Estado».

     María Teresa Blandón es socióloga y la directora-fundadora del Programa centroamericano La Corriente, del Movimiento Feminista de Nicaragua. Ha venido a Cataluña a participar en unas jornadas organizadas por la asociación Cooperacció sobre los derechos sexuales y el derecho al propio cuerpo. Un derecho que no se respeta en su país, donde el aborto está prohibido en todos los supuestos y donde se castiga con la prisión incluso los abortos espontáneos, involuntarios. «En el caso de las niñas, esto se vuelve particularmente trágico—nos explica Blandón—. 16.400 niñas, de 10 a 14 años, dice el propio Gobierno, han sido recluidas para garantizar que llevan a término el embarazo y persuadirlas de que asuman roles de madres. Es pavoroso, porque desde todo punto de vista es una violación total a los derechos de las niñas y es completamente contrario a la Convención de Naciones Unidas de los Derechos de la Infancia. Pero es que otra vez campea la impunidad. El Estado les está diciendo a los hombres que pueden violar niñas. Y las obliga a ser madres. Es un delito de tortura. Niñas que han sido violadas, niñas pobres, indígenas, son condenadas por el Estado».

 Blandón manifestants

    Li preguntem a María Teresa Blandón sobre la situació al seu país, en plena onada de repressió de les protestes contra la reforma laboral del Govern, que han deixat morts, ferits i detinguts. «El Gobierno de Nicaragua —ens diu— ha asesinado a casi 70 jóvenes en 5 días. También hay jóvenes desaparecidos y hospitalizados en estado crítico. Es un Estado que desprecia la vida. Tenemos un acumulado de casi 12 años de violación sistemática de la Ley, de concentración del poder en manos de Daniel Ortega y de su esposa, de control de todos los poderes del Estado, de violación del Estado de derecho, de represión de los movimientos sociales, sobre todo el de las mujeres, los campesinos y ahora el movimiento estudiantil".

    Le preguntamos a María Teresa Blandón sobre la situación en su país, en plena oleada de repressión de las protestas contra la reforma laboral del Gobierno, que han dejado muertos, heridos y detenidos. «El Gobierno de Nicaragua —nos dice— ha asesinado a casi 70 jóvenes en 5 días. También hay jóvenes desaparecidos y hospitalizados en estado crítico. Es un Estado que desprecia la vida. Tenemos un acumulado de casi 12 años de violación sistemática de la Ley, de concentración del poder en manos de Daniel Ortega y de su esposa, de control de todos los poderes del Estado, de violación del Estado de derecho, de represión de los movimientos sociales, sobre todo el de las mujeres, los campesinos y ahora el movimiento estudiantil".

 

 

 Treball decent:

«Hace 12 años llego de Bogotà, la capital de Colombia, me encuentro aquí muy a gusto, estoy muy contenta por la acogida que me ha dado Barcelona, tristemente no me he ubicado como tanto deseo, como tanto anhelo. Estoy en la búsqueda de trabajo, porque cuando llegué una familia me acogió dándome trabajo 4 años sin papeles y luego los conseguí, gracias a Dios. He ido tirando, buscando horas tanto en limpieza, como de camarera, plancha y lo que salga. Lo que haga falta, ahí estoy yo; voluntad no me falta y salud tampoco. Tristemente, no he dado con la gran suerte de vincularme a una empresa, como tanto lo deseo.

Vivo en una habitación, en un piso compartido. Hago unas horitas en una empresa de limpieza, tres días a la semana, un total de 9 horas a la semana. Y Cáritas me da alimentos. Tengo un hijo de 33 años en la misma situación, buscando la vida en lo que nos salga: limpiar unos cristales, un bar….

Si soy honesta, cuando llegué, que no tenía papeles, tuve más oportunidad que ahora, que me encuentro con la nacionalidad, pero no pillo nada. En mi país, siempre he trabajado de cara al público, en el comercio, pero aquí no he podido. Estoy muy positiva, muy optimista, y le doy muchas gracias a “Feina amb cor” (Càritas). No he dormido una sola noche en la calle ni he pasado un día sin comer arroz y huevo, que me encanta».  Caritas

    És el testimoni de la Clara Penagos. Fa 12 anys que va arribar a Barcelona i des d’aleshores s’ha anat buscant la vida amb les feines que ha anat trobant. La Clara és una “treballadora precària”: les poques hores que va fent no li permeten assolir el mínim per viure i menja gràcies a l’ajuda de Càritas. Forma part del programa “Feina amb cor”, d’aquesta associació vinculada a l’Esglèsia, que fa acompanyament de les persones que busquen feina.

    El 80% de les persones que aten Càritas són a l’atur, i el 20% restant són treballadors i treballadores pobres. Com la Clara: 55 anys, dona, immigrant… Condicions per a una vida precaria, com denuncia Càritas, que reclama treball, però treball decent. «Volem treball decent —ens diu Salvador Busquets, director de Càritas Barcelona— perquè constatem que tenir un treball cada vegada té menys capacitat de protegir contra les situacions de pobresa. Estàvem acostumats a atendre persones que passaven dificultats perquè no tenien feina, però el 16% dels que hem atès al 2017, malgrat tenir treball i tenir un contracte, els seus ingresos els sitúa per sota del llindar de pobresa i no poden fer front al mínim indispensable».

    Persones com la Clara, que —tot i buscar feina— no troben un treball estable i han d’anar acumulant petites feines precaries per poder tirar endavant, amb l’ajuda de Càritas. «Volíem demostrar —diu Busquets— que no és veritat que persones de més de 50 anys i més de 2 a l’atur  ja no serveixen per treballar. Hem fet més de 3000 insercions laborals. Entenem per inserció aconseguir un contracte de més de la meitat de la jornada i durant un mínim de dos mesos, en els últims sis mesos.

    Així aconseguim que se sentin persones, perquè una perversió d’aquesta crisi és que culpabilitza les persones de la seva situació, i això és injust. Sobre això no es poden construir vides».

 

    Hemos conocido el testimonio de Clara Penagos: hace 12 años que llegó a Barcelona y desde entonces se ha ido buscando la vida con los trabajos que ha ido encontrando. Clara es una “trabajadora precaria”: las pocas horas que va haciendo no le permiten lograr el mínimo para vivir y come gracias a la ayuda de Cáritas. Forma parte del programa “Feina amb cor”, de esta asociación vinculada a la Iglesia, que hace acompañamiento a las personas que buscan trabajo.
El 80% de las personas que atiende Cáritas están en el paro, y el 20% restante son trabajadores y trabajadoras pobres. Como Clara: 55 años, mujer, inmigrante… Condiciones para una vida precaria, como denuncia Cáritas,que reclama trabajo, pero trabajo decente. «Queremos trabajo decente —nos dice Salvador Busquets, director de Cáritas Barcelona— porque constatamos que tener un trabajo cada vez tiene menos capacidad de proteger contra las situaciones de pobreza. Estábamos acostumbrados a atender a personas que pasaban dificultades porque no tenían trabajo, pero el 16% de los que hemos atendido en 2017, a pesar de tener trabajo y tener un contrato, sus ingresos los sitúa por debajo del umbral de la pobreza y no pueden hacer frente al mínimo indispensable».

    Personas como Clara, que —a pesar de buscar trabajo— no encuentran un trabajo estable y tienen que ir acumulando pequeños trabajos precarios para poder salir adelante, con la ayuda de Cáritas. «Queríamos demostrar —dice Busquets— que no es verdad que personas de más de 50 años y más de 2 en paro ya no sirven para trabajar. Hemos hecho más de 3000 inserciones laborales. Entendemos por inserción conseguir un contrato de más de la mitad de la jornada y durante un mínimo de dos meses, en los últimos seis meses. Así conseguimos que se sientan personas, porque una perversión de esta crisis es que culpabiliza a las personas de su situación, y esto es injusto. Sobre esto no se pueden construir vidas». 

 

 

    Famílies gitanes a l’escola:

Repor

    Volem compartir la satisfacció i l’alegria perquè un reportatge de “Món possible”, de la nostra companya Marga Esparza, ha estat reconegut amb una Menció Honorífica dels Premis Civisme del Departament de Treball i Afers Socials. El reportatge Famílies gitanes a l’escola es fa ressó de l’experiència de l’institut-escola El Prat, al barri de Sant Cosme, que ha aconseguit combatre l’absentisme escolar amb la implicació directa de les famílies. Pares i avis, sobre tot mares i àvies, acompanyen els alumnes a clase. El resultat és que ara «no tenim ningú que no vingui mai», segons ens explica el director del centre al reportatge.

    Reivindiquem el periodisme social, perquè un altre món és possible, també a l’escola.

    Queremos compartir la satisfacción y la alegría porque un reportaje de “Món possible”, de nuestra compañera Marga Esparza, ha sido reconocido con una Mención Honorífica de los Premios Civismo del Departament de Treball i Afers Socials. El reportaje Familias gitanas en la escuela se hace eco de la experiencia del instituto-escuela El Prat, del barrio de Sant Cosme, que ha conseguido combatir el absentismo escolar con la implicación directa de las familias. Padres y abuelos, sobre todo madres y abuelas, acompañan a los alumnos en el aula. El resultado es que ahora «no tenemos a nadie que no venga nunca», según nos explica el director del centro en el reportaje. 

    Reivindicamos el periodismo social, porque otro mundo es posible, también en la escuela. 

Premi

http://www.rtve.es/alacarta/audios/mon-possible/mon-possible-dret-dona-decidir/4584310/

 

 

Olga Rodríguez    2.may.2018 13:52    

DIscriminació de génere

    miércoles 2.may.2018    por Olga Rodríguez    0 Comentarios

    Una quarta part dels atacs a persones del col.lectiu LGTBI no s’arriben a denunciar. Tot i això, augmenten les denúncies per aquestes agressions. L’any passat, n’hi va haver 111 a Catalunya, un 30% més que l’any anterior. Són dades de l’Observatori contra l’Homofòbia, que en el seu informe anual destaca que els homes gais o bisexuals són els que més pateixen la persecució. La meitat de les denúncies són per agressió física o verbal, unes incidències que creixen de forma exponencial, sobre tot entre els joves. Augmenten també els atacs a Internet i les xarxes socials. El perill és que quedin banalitzats.

    Una cuarta parte de los ataques a personas del colectivo LGTBI no se llegan a denunciar. Aún así, aumentan las denuncias por estas agresiones. El año pasado, hubo 111 en Cataluña, un 30% más que el año anterior. Son datos del Observatorio contra la Homofobia, que en su informe anual destaca que los hombres gays o bisexuales son los que más sufren la persecución. La mitad de las denuncias son por agresión física o verbal, unas incidencias que crecen de forma exponencial, sobre todo entre los jóvenes. Aumentan también los ataques en Internet y las redes sociales. El peligro es que queden banalizados. 

Patricio Vindel

     El Patricio Vindel va haver d’abandonar el seu país, Hondures, perquè la seva orientació sexual i la seva defensa del col.lectiu LGTBI, en especial els “trans”, el va convertir en blanc dels atacs; fins i tot va rebre amenaces de mort. Va fugir i va venir a Espanya al 2014, on va aconseguir el dret d’asil, a més molt ràpidament. Ara viu a Barcelona, on continúa la seva lluita pels drets de les persones gais, lesbianes i transexuals. «Viví toda mi vida en un país donde la cultura es completamente cerrada, por estereotipos de religión y de otra índole, que de alguna manera te coarta tus derechos, de una forma especial cuando eres de un colectivo tan vulnerable y una minoría. Te coartan los medios para desarrollarte profesionalmente, pero también para expresarte como tú realmente eres. Eso es lo que me animó a hacerme activista, para defender mis derechos y los de todo el colectivo. Porque hay personas que, por su nivel cultural o por otras situaciones de vida, tienen menos posibilidades o tienen más miedo de enfrentarse a todo un sistema opresor»    

    Pertanyer al colectiu LGTBI a Hondures és encara més complicat que a altres països. I defensar els seus drets, també: uns 280 activistes han estat assassinats des del 2009 al 2015. «Hay que ir sensibilizando a la sociedad; si nó, las leyes no sirven para nada» —sentencia Patricio Vindel. 

 

    Patricio Vindel tuvo que abandonar su país, Honduras, porque su orientación sexual y su defensa del colectivo LGTBI, en especial los "trans", le convirtió en blanco de los ataques; incluso recibió amenazas de muerte. Huyó y vino a España en 2014, donde consiguió el derecho de asilo, además muy rápidamente. Ahora vive en Barcelona, donde continúa su lucha por los derechos de las personas gays, lesbianas y transexuales. "Viví toda mí vida en un país donde la cultura es completamente cerrada, por estereotipos de religión y de otra índole, que de alguna manera te coarta tus derechos, de una forma especial cuando eres de un colectivo tan vulnerable y una minoría. Te coartan losmedios para desarrollarte profesionalmente, pero también para expresarte como tú realmente eres. Eso es lo que me animó a hacerme activista, para defender mis derechos y los de todo el colectivo. Porque hay personas que, por su nivel cultural o por otras situaciones de vida, tienen menos posibilidades o tienen más miedo a enfrentarse a todo un sistema opresor".

    Pertenecer al colectivo LGTBI en Honduras es todavía más complicado que en otros países. Y defender sus derechos, también: unos 280 activistas han sido asesinados desde entre 2009 y 2015. "Hay que ir sensibilizando a la sociedad; si no, las leyes no sirven para nada" -sentencia Patricio Vindel.

 

 

    Històries de refugiats:

    També la Sara, una jove “trans” d’Hondures, com el Patricio, va haver d’abandonar el seu país i començar una nova vida a casa nostra. És la protagonista de les “Històries de refugiats” de la Rosa Cervantes. La Sara va marxar del país després de veure com morien assassinades altres amigues seves. Ara, a Barcelona, mira d’encarar la seva nova vida i superar «l’huracà» que —diu— hi ha al seu cap.

     También Sara, una joven "trans" de Honduras, como Patricio, tuvo que abandonar su país y empezar una nueva vida en el nuestro. Es la protagonista de las “Historias de refugiados” de Rosa Cervantes. Sara huyó de su país después de ver cómo morían asesinadas otras amigas suyas. Ahora, en Barcelona, intenta empezar una nueva vida y superar "el huracán" que —dice— hay en su cabeza.

 

 

    Arcadi Oliveres, “constructor de pau”:

 

Arcadi oliveres

    L’activista per la pau Arcadi Oliveres ha vist reconeguda la seva trajectòria amb el Premi “Constructors de pau”, de l’Institut Català Internacional per la Pau. El guardó reconeix el seu compromís i dedicació a la promoció dels drets humans, la justícia social, el pacifisme i el desarmament.

    Oliveres sosté que la pau no és una utopia, no hauria de ser-ho: «si avui volguéssim viure en pau seria més fàcil que mai —assegura—. El que passa és que l’egoïsme d’uns pocs, sobre tot dels grans, les grans fortunes, els grans centres financers, les grans empreses, i també una part de la gent que viu privilegiadament als països del nord, que sol acumular cada vegada més riquesa, fa que sigui imposible. Però avui el planeta permetria que tothom visqués en llibertat, amb dignitat i en pau».

 

    El activista por la paz Arcadi Oliveres ha visto reconocida su trayectoria con el premio “Constructors de pae”, del Institut Català Internacional per la Pau. El galardón reconoce su compromiso y dedicación a la promoción de los derechos humanos, la justicia social, el pacifismo y el desarme. 
Oliveres sostiene que la paz no es una utopía, no tendría que serlo: «si hoy quisiéramos vivir en paz sería más fácil que nunca —asegura—. Lo que pasa es que el egoísmo de unos pocos, sobre todo de los grandes, lasgrandes fortunas, los grandes centros financieros, las grandes empresas, y también una parte de la gente que vive privilegiadamente en los países del nortes, que suele acumular cada vez más riqueza, hace que sea imposible.  Pero hoy el planeta permitiría que todo el mundo viviera en libertad, con dignidad y en paz».

 

 

    Contes clàssics feministes:

 

Cuentos-clasicos-feministas-angela-vallvey-arzalia    «Érase una vez una niña muy, muy alta. Hasta las farolas sentían envidia de ella. La muchacha no era ni guapa ni fea, ni gorda ni flaca. Era normal y corriente, como todo el mundo, pero, al igual que todo el mundo, ella no lo sabía y se preocupaba por saber lo que era.

    Por eso a veces se sentía inquieta y atormentada. Una mañana se notaba muy guapa y a la siguiente muy fea, y no sabía qué pensar, como la mayoría de las muchachas de su edad. De modo que solía refugiarse en otro mundo: esto es, jugando con su ordenador superpotente.(…)

    Caperucita —empezaron a llamarla así por la capucha de su sudadera—  caza vampiros (siempre que vivan dentro de un juego de ordenador), pero un día se tropieza con un lobo y resulta que no sabe lo que es un lobo… Ella está acostumbrada a cazar vampiros virtuales, monstruos que en realidad no existen. Y no sabe qué aspecto tienen los de verdad…».

 

    Els contes clàssics es reescriuen. L’escriptora Angela Vallvey  s’ha atrevit a fer una versió actualitzada dels contes de tota la vida, que han marcat en gran manera la nostra educació i que havien quedat obsolets. El resultat és Cuentos clásicos feministas, on les protagonistes són “heroïnes actives”, no “secundàries passives” —diu l’autora—; ja no esperen que un príncep vingui a rescatar-les, sinó que són l’ames del seu destí.

    Ho veiem en onze contes, dels més coneguts de la Literatura, Caperucita Roja , la Cenicienta, Blancanieves… Angela Vallvey els ha reescrit des d’un punt de vista més feminista i més sostenible: El Chulazo Durmiente, La Patita Fea es una chica especial, La Princesa Poligonera y el Guisante Emoticono, La Ratita Presumida y la Gata con Bótox….

    L’escriptora ha volgut fer un homenatge als Clàssics i actualitzar-los. «No puede ser —afirma— que el sueño soñado, el final feliz, sea el matrimonio. Sobre todo cuando el que te “rescata” es, en realidad, tu maltratador».

    Los cuentos clásicos se reescriben. La escritora Angela Vallvey se ha atrevido a hacer una versión actualizada de los cuentos de toda la vida, que han marcado en gran medida nuestra educación y que habían quedado obsoletos. El resultado es Cuentos clásicos feministas, donde las protagonistas son “heroínas activas”, no “secundarias pasivas” —dice la autora—; ya no esperan que un príncipe venga a rescatarlas, sino que son las amas de su destino. 
Lo vemos en once cuentos, de los más conocidos de la Literatura, Caperucita Roja , la Cenicienta, Blancanieves... Angela Vallvey los ha reescrito desde un punto de vista más feminista y más sostenible: El Chulazo Durmiente, La Patita Fea es una chica especial, La Princesa Poligonera y el Guisante emoticono, La Ratita Presumida y la Gata con Bótox...

    La escritora ha querido hacer un homenaje a los Clásicos y actualizarlos. "No puede ser —afirma— que el sueño soñado, el final feliz, sea el matrimonio. Sobre todo, cuando el que te "rescata" es, en realidad, tu maltratador".

 

http://www.rtve.es/alacarta/audios/mon-possible/mon-possible-creixen-les-denuncies-per-homofobia-amb-patricio-vindel/4573229/

 

 

 

Olga Rodríguez    2.may.2018 13:02    

Examen a l'Estat de Dret

    miércoles 18.abr.2018    por Olga Rodríguez    0 Comentarios

Hi ha regressió de drets al nostre país? Atac a les idees? Criminalització de l’adversari polític? Tenim una excesiva judicialització de la política? I una tipificació dels possibles delictes, desproporcionada?

Segons David Bondia, president de l’Institut de Drets Humans de Catalunya i professor de Dret i Relacions Internacionals a la UB, «estem en un moment preocupant, no estem parlant d’independència sí o independència no, sinó d’Estat de dret, democràcia i drets humans, i la deriva que s’està adoptant és un deteriorament de la democràcia , que repercuteix en una manca de garanties dels drets humans. S’està creant un relat que no només afecta aquí, sino que acabarà afectant tot l’Estat espanyol, que és molt perillós, i sobre tot és perillós per drets que ha costat molt aconseguir-los. El que estem veient és que s’està intentant justificar les seves violacions. Es busca una justificació mitjançant el Dret Penal, mitjançant tipus penals que ja tenim oblidats: sedició, rebel.lió o estendre el terrorisme a unes accions de protesta i desobediència. Fins i tot han hagut de sortir víctimes del terrorisme a dir que és banalitzar el terrorisme. Hem de denunciar aquestes situacions. I no comença ara, comença amb la Llei Mordassa. I s’està estenent, a la llibertat d’expressió i de manifestació. Això, fa uns anys, era impensable. Hem de fer pedagogia, explicar aquest retrocés dels drets humans. El que ens hem de començar a plantejar és que la democràcia no és només un règim polític, la democràcia és un sistema de valors. Hem de lluitar perquè no ens deteriorin els valors democràtics , que és l’essència en matèria de drets humans. Malgrat qui hi hagi a les institucions, no es poden deteriorar les institucions».

 

¿Hay regresión de derechos en nuestro país?  ¿Ataque a las ideas?  ¿Criminalización del adversario político?  ¿Tenemos una excesiva judicialización de la política?  ¿Y una tipificación de los posibles delitos, desproporcionada? 

Según David Bondia, presidente del Institutode Drets Humans de Catalunya y profesor de Derecho y Relaciones Internacionales de la UB, «estamos en un momento preocupante, no estamos hablando de independencia sí o independencia no, sino de Estado de derecho, democracia y derechos humanos, y la deriva que se está adoptando es un deterioro de la democracia, que repercute en una carencia de garantías de los derechos humanos. Se está creando un relato que no sólo afecta aquí, sino que acabará afectando a todo el Estado español, que es muy peligroso, y sobre todo es peligroso por derechos que ha costado mucho conseguirlos. Lo que estamos viendo es que se está intentando justificar sus violaciones. Se busca una justificación mediante el Derecho Penal, mediante tipos penales que ya tenemos olvidados: sedición, rebelión o extender el terrorismo a unas acciones de protesta y desobediencia. Incluso han tenido que salir víctimas del terrorismo a decir que es banalizar el terrorismo. Tenemos que denunciar estas situaciones. Y no empieza ahora, empieza con la Ley Mordaza. Y se está extendiendo, a la libertad de expresión y de manifestación. Esto, hace unos años, era impensable. Tenemos que hacer pedagogía, explicar este retroceso de los derechos humanos. Lo que nos tenemos que empezar a plantear es que la democracia no es sólo un régimen político, la democracia es un sistema de valores. Tenemos que luchar para que no nos deterioren los valores democráticos, que es la esencia en materia de derechos humanos. A pesar de quien haya en las instituciones, no se pueden deteriorar las instituciones».

David Bondia

 

«Amb tot el respecte a les decisions judicials —afirma Jaume Saura, Adjunt General al Síndic de Greuges— com a institució de defensa dels drets, entenem que hi ha un abús de la figura de la presó provissional en general, i que en el cas de Jordi Sànchez, o de Jordi Turull en el seu moment, s’està impedint l’exercici dels seus drets polítics. Hi ha interferència del poder judicial respecte al legislatiu, que són poders independents».

Pel que fa a les acusacions de terrorismo a una integrant d'un CDR, Saura enten que «tallar carreteres, obrir peatges, manifestar-se davant del Parlament… són exercicis de llibertat d’expressió. Poden ser excessius, però el marc d’entrada són llibertat d’expressió, llibertat de manifestació. A partir d’aquí, pot haver-hi excessos, pot haver-hi actes tipificables penalment, que per tant puguin tenir una resposta penal: desordres públics, per exemple. Però saltar d’aquí als delictes més greus que hi ha al Codi Penal, com són la rebel.lió o el terrorisme, ens semblava que eren no només desproporcionats sinó que tenien una certa intencionalitat política de buscar un efecte dissuassori , atemoritzador, de crear por. Des d’aquest punt de vista, ens ha semblat una bona notícia que el jutge instructor de l’Audiència Nacional hagi aturat la investigació sota aquest epígraf i l’hagi tornat al jutge ordinari, al cap i a la fi les coses s’han de jutjar en el lloc on s’han comés».

 

«Con todo el respeto a las decisiones judiciales —afirma Jaume Saura, Adjunto General al Síndic de Greuges— como institución de defensa de los derechos, entendemos que hay un abuso de la figura de la prisión provisional en general, y que en el caso de Jordi Sànchez, o de Jordi Turull en su momento, se está impidiendo el ejercicio de sus derechos políticos. Hay interferencia del poder judicial respecto al legislativo, que son poderes independientes».

En cuanto a las acusaciones de terrorismo a una integrante de un CDR, Saura entiende que «cortar carreteras, abrir peajes, manifestarse ante el Parlament… son ejercicios de libertad de expresión. Pueden ser excesivos, pero el marco de entrada son libertad de expresión, libertad de manifestación. A partir de aquí, puede haber excesos, puede haber actos tipificables penalmente, que por lo tanto puedan tener una respuesta penal: desórdenes públicos, por ejemplo. Pero saltar de aquí a los delitos más graves que hay en el Código Penal, como son la rebelión o el terrorismo, nos parecía que eran no sólo desproporcionados sino que tenían una cierta intencionalidad política de buscar un efecto disuasorio, para crear miedo. Desde este punto de vista, nos ha parecido una buena noticia que el juez instructor de la Audiencia Nacional haya parado la investigación bajo este epígrafe y lo haya enviado al juez ordinario, al fin y al cabo las cosas se tienen que juzgar en el lugar donde se han cometido». 

  Jaume Saura

 

L’ONU examina Espanya:

 

Nacions Unides ha examinat Espanya per tal d’avaluar el compliment del Pacte Internacional de Drets Econòmics, Socials i Culturals, i el resultat ha estat de suspens. L’ONU suspen l’Estat espanyol per les seves mesures d’austeritat: les retallades, pensions baixes i política d’Habitate, així com la criminalització de drets com ara el de vaga. Irene Escorihuela, directora de l’Observatori DESC, que ha assessorat l’ONU, ens explica que «ha estat un procés llarg i estem bastant satisfetes amb el resultat de l’informe, perquè considerem que s’han agafat els punts que des de la societat civil ens semblaven més importants: les qüestions d’austeritat, la limitació dels drets de salut dels migrants al sistema públic de salut, l’habitatge, la temporalitat de l’ocupació… Ha estat important la societat civil per aconseguir més drets que els que dona el Govern. No pot ser que des del Tribunal Constitucional s’estiguin retallant lleis autonòmiques».


Naciones Unidas ha examinado a España para evaluar el cumplimiento del Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales, y el resultado ha sido un suspenso. La ONU suspende al Estado español por sus medidas de austeridad: los recortes, pensiones bajas y política de Vivienda así como la criminalización de derechos como por ejemplo el de huelga. Irene Escorihuela, directora del Observatorio DESC, que ha asesorado a la ONU para hacer el informe, nos explica que «ha sido un proceso largo y estamos bastante satisfechas con el resultado del informe, porque consideramos que se han escogido los puntos que desde la sociedad civil nos parecían más importantes: las cuestiones de austeridad, la limitación de los derechos de salud de los migrantes en el sistema público de salud, la vivienda, la temporalidad de la ocupación… Ha sido importando la sociedad civil para conseguir más derechos que los que da el Gobierno. No puede ser que desde el Tribunal Constitucional se estén recortando leyes autonómicas».

 

http://www.rtve.es/alacarta/audios/mon-possible/mon-possible-examen-lestat-dret/4564469/

 

Olga Rodríguez   18.abr.2018 13:02    

Perills invisibles per a la nostra salut

    lunes 16.abr.2018    por Olga Rodríguez    0 Comentarios

 

    La contaminació és la causa d'uns set milions de morts prematures cada any a tot el món, segons l'OMS. Es considera el segon factor de risc per a la salut. Hi ha tot un seguit de malalties, algunes encara poc conegudes o poc reconegudes, que afecten especialment les persones més sensibles als agents externs, com ara químics o electromagnètics. Substàncies que trobem als aliments i l’aigua que ingerim, i als cosmètics i als productes d'higiene i de neteja que fem servir, que afecten el funcionament de les nostres hormones i el nostre cervell. La Fibromiàlgia i la Fatiga Crònica, la Sensibilitat Química Múltiple o, fins i tot, alguns Càncers, però també la Diabetis, l'Obesitat, problemes de fertilitat i de desenvolupament cognitiu estarien motivats per aquestes substàncies, que funcionen com a "disruptors endocrins".

    Segons la doctora Carme Valls, que acaba de publicar el llibre Medio Ambiente y Salud. Mujeres y hombres en un mundo de nuevos riesgos, s’ha confirmat que la contaminació ambiental afecta més la salut de les dones. «Fa 22 anys, vaig poder constatar la influència del medi ambient laboral nociu, en un hospital on s'havia fet una fumigació per combatre una plaga. Això va donar lloc a que infermeres, metgesses i tècniques de laboratori desenvolupéssin una sèrie de símptomes, que inicialment van ser catalogats com a histèrics, i a la llarga vam poder demostrar que s'hi havia col.locat un insecticida organofosforat que els va provocar el mateix que els passa a les cuques quan les volem matar, que a l'ésser humà no el mata però li deixa una sèrie de lesions. Vaig poder constatar que els provocava ofecs i problemes neurològics, com ja figurava a la literatura mèdica, però també alteracions en la menstruació, un gran cansament --el síndrome de fatiga-- i dolor muscular generalitzat que s'assemblava a la fibromialgia. Des de l'ong CAPS, vam desenvolupar un equip de treball per estudiar si es tractava d'un cas aïllat o estava afectant la salut de la població. El llibre és el resultat de 22 anys d'estudi i evidència clínica».

    Josep Cabayol ens explica que el canvi climàtic és un símptoma i un causant de malalties derivades de la contaminació atmosfèrica i dels tòxics. «El canvi climàtic causa malalties derivades de l’escalfament, que afecten l’aire i l’aigua, elements imprescindibles per a la vida».

    «La pol.lució atmosfèrica —afirma la doctora Valls— s’ha vist que afecta la capacitat cognitiva, la memòria i la capacitat de concentració». A més de causar malalties, la contaminació també «afectarà l’esperança de vida dels nostres fills». Malgrat tot, la doctora o vol donar un missatge catastrofista: «És important saber-ho per prendre mesures, no per espantar-nos. Hem de fer pedagogia creativa. Tenim l’oportunitat de canviar-ho. Encara hi som a temps, encara és possible». Carme Valls i J.Cabayol    

    La contaminación es la causa de unos siete millones de muertes prematuras cada año en todo el mundo, según la OMS. Se considera el segundo factor de riesgo para la salud. Existe toda una serie de enfermedades, algunas todavía poco conocidas o poco reconocidas, que afectan especialmente a las personas más sensibles a los agentes externos, como por ejemplo químicos o electromagnéticos. Sustancias que encontramos en los alimentos y el agua que ingerimos y en los cosméticos y los productos de higiene y de limpieza que usamos, que afectan al funcionamiento de nuestras hormonas y nuestro cerebro. La Fibromialgia y la Fatiga Crónica, la Sensibilidad Química Múltiple o, incluso, algunos Cánceres, pero también la Diabetes, la Obesidad, problemas de fertilidad y de desarrollo cognitivo estarían motivados por estas sustancias, que funcionan como “disruptores endocrinos".  

    Según la doctora Carme Valls, que acaba de publicar el libro Medio ambiente y Salud.Mujeres y hombres en un mundo de nuevos riesgos, se ha confirmado que la contaminación ambiental afecta más la salud de las mujeres. «Hace 22 años, pude constatar la influencia del medio ambiente laboral nocivo, en un hospital donde se había hecho una fumigación para combatir una plaga. Esto dio lugar a que enfermeras, médicas y técnicas de laboratorio desarrollaran una serie de síntomas, que inicialmente fueron catalogados como histéricos, y a la larga pudimos demostrar que se había colocado un insecticida organofosforado que les provocó lo mismo que les pasa a las cucarachas cuando las queremos matar, que al ser humano no le mata pero le deja una serie de lesiones. Pude constatar que les provocaba ahogos y problemas neurológicos, como ya figuraba en la literatura médica, pero también alteraciones en la menstruación, un gran cansancio --el síndrome de fatiga-- y dolor muscular generalizado que se asemejaba a la Fibromialgia. Desde la ong CAPS, desarrollamos un equipo de trabajo para estudiar si se trataba de un caso aislado o estaba afectando la salud de la población. El libro es el resultado de 22 años de estudio y evidencia clínica».     Josep Cabayol nos explica que el cambio climático es un síntoma y un causante de enfermedades provocadas por la contaminación atmosférica y de los tóxicos. «El cambio climático causa enfermedades derivadas del calentamiento, que afectan el aire y el agua, elementos imprescindibles para la vida». 

    «La polución atmosférica —afirma la doctora Valls— se ha visto que afecta la capacidad cognitiva, la memoria y la capacidad de concentración». Además de causar enfermedades, la contaminación también «afectará la esperanza de vida de nuestros hijos». A pesar de todo, la doctora no quiere dar un mensaje catastrofista: «Es importante saberlo para tomar medidas, no para asustarnos. Tenemos que hacer pedagogía creativa. Tenemos la oportunidad de cambiarlo. Todavía estamos a tiempo, todavía es posible».

 

 

     "Adéu al cotxe"

    Un dels elements més contaminants a les nostres ciutats és l’automòbil, un autèntic “urbicida”, segons David Bravo, comissari del cicle teatral i de conferències Adéu al cotxe. Com alliberar Barcelona del vehicle privat?, que es fa a la Sala Beckett de Barcelona. S’hi vol reflexionar sobre l'ús i l'abús del vehicle privat, que s'ha convertit en l'amo de les nostres ciutats. «Aquest és un problema universal —afirma Bravo— que pateixen moltes ciutats del planeta. Penseu que cada 20 anys es dobla el nombre de cotxes; estem bastant per sobre dels mil milions. En el cas de Barcelona, l’impacte del cotxe —malgrat ser una ciutat molt compacta, on és molt fàcil moure’s a peu o en transport públic— l’impacte del cotxe és de prop de set-centes morts prematures cada any». Recuperar les ciutats per a les persones és el repte i la necessitat.

 

    Uno de los elementos más contaminantes en nuestras ciudades es el automóvil, un auténtico “urbicida”, según David Bravo, comisario del ciclo teatral y de conferencias Adiós al coche. ¿Cómo liberar Barcelona del vehículo privado?, que se hace en Sala Beckett de Barcelona. Se quiere reflexionar sobre el uso y el abuso del vehículo privado, que se ha convertido en el amo de nuestras ciudades. «Este es un problema universal —afirma Bravo— que sufren muchas ciudades del planeta. Pensad que cada 20 años se dobla el número de coches; estamos bastante por encima de los mil millones. En el caso de Barcelona, el impacto del coche —a pesar de ser una ciudad muy compacta, donde es muy fácil moverse a pie o en transporte público— el impacto del coche es de cerca de setecientas muertes prematuras cada año». Recuperar las ciudades para las personas es el reto y la necesidad.

Adeu-al-cotxe-cicle1000x600-firma

 

 

 

http://www.rtve.es/alacarta/audios/mon-possible/mon-possible-perills-invisibles-per-nostra-salut/4553987/ 

 

 

Olga Rodríguez   16.abr.2018 12:48    

Memòria històrica i reivindicació feminista

    miércoles 4.abr.2018    por Olga Rodríguez    0 Comentarios

    Memòria històrica i reivindicació feminista es donen la mà a Mujeres en pie de guerra, un projecte de la periodista Susana Koska, que va ser primer un documental i un disc del seu company, Loquillo, i ara s’ha convertit també en un llibre. Recull els testimonis de dones que van patir la Guerra Civil, la Resistència, algunes els camps de concentració, com la Neus Català, o que van protagonitzar el camí cap a la Transició democràtica, com la Carmen Alcalde.

    El projecte neix amb un objectiu: no oblidar mai. Diu la Susana que «Hacer memoria es muy importante porque nos permite ver lo que ha costado llegar hasta aquí». I s’ha de fer també per justícia, per reconèixer el paper de moltes dones, que han estat silenciades i oblidades. «Las mujeres fueron doblemente derrotadas porque, además de perder la guerra, perdieron los derechos conquistados durante la República.  Y quedaron invisibilizadas, cuando las mujeres no dejaron de empujar el carro, aunque no estuvieran en los grandes despachos. Desde las cocinas empujaron el mundo, desde las fábricas y desde las aulas.  Pero la Historia la han escrito los hombres y olvidaron la labor de las mujeres.  Pero ya no va a volver a pasar porque las mujeres ya no lo vamos a permitir.  La Historia la escribimos también nosotras y no nos vamos a olvidar».

    Mujeres en pie de guerra, “pero en son de paz”. Història i lluita, perquè “Viure és lluitar i resistir és vèncer”. Una lectura recomanable, això sí, acompanyada de la Banda Sonora de Loquillo: Mujeres silenciosas, mujeres silenciadas, en pie de guerra permanente….

SUSANA KOSKA

    Memoria histórica y reivindicación feminista se dan la mano en Mujeres en pie de guerra, un proyecto de la periodista Susana Koska, que fue primero un documental y un disco de su compañero, Loquillo, y ahora se ha convertido también en un libro. Recoge los testimonios de mujeres que sufrieron la Guerra Civil, la Resistencia, algunas los campos de concentración, como Neus Català, o que protagonizaron el camino hacia la Transición democrática, como Carmen Alcalde.

    El proyecto nace con un objetivo: no olvidar nunca. Dice Susana que «Hacer memoria es muy importante porque nos permite ver lo que ha costado llegar hasta aquí». Y se tiene que hacer también por justicia, para reconocer el papel de mchas mujeres, que han sido silenciadas y olvidadas. «Las mujeres fueron doblemente derrotadas porque, además de perder la guerra, perdieron los derechos conquistados durante la República.  Y quedaron invisibilizadas, cuando las mujeres no dejaron de empujar el carro, aunque no estuvieran en los grandes despachos. Desde las cocinas empujaron el mundo, desde las fábricas y desde las aulas.  Pero la Historia la han escrito los hombres y olvidaron la labor de las mujeres.  Pero ya no va a volver a pasar porque las mujeres ya no lo vamos a permitir.  La Historia la escribimos también nosotras y no nos vamos a olvidar».

    Mujeres en pie de guerra, "pero en son de paz". Historia y lucha, porque “ Vivir es luchar y resistir es vencer”. Una lectura recomendable, eso sí, acompañada de la Banda Sonora de Loquillo: Mujeres silenciosas, mujeres silenciadas, en pie de guerra permanente...

 

Mujeres en pie de guerra

 

    L’amor en mig de l’horror


    És possible l’amor en mig de l’horror d’una guerra o de l’Holocaust?  Encara que sembli impossible, es poden trobar grans històries d’amor en aquestes circumstàncies. Les ha buscat i les ha recollit la periodista Mónica González Álvarez al llibre Amor y horror nazi. Historias reales en los campos de concentración.  Aporta el testimoni de catorze persones, algunes de les quals encara viuen, que van protagonitzar set històries d’amor als camps nazis. Entre presoners o entre aquests i carcellers. Històries que han durat tota la vida, algunes, o es van quedar allà, als camps. Però, a totes elles, l’amor va ser el motor que va donar força als protagonistes per resistir tot aquell horror.  

    «El amor es lo que mueve al ser humano —ens diu Mónica González—. Lo que he aprendido con este libro es que el amor es lo que te puede ayudar a salir del fango.  El amor les permitió superar la tragedia, la crueldad, la vejación, las palizas que les daban. Ese sentimiento intangible es lo que les permitió sobrevivir. Y lo que me han pedido los supervivientes que he entrevistado es que no hay que olvidar».

Mònica Gonzalez ok

    ¿Es posible el amor en medio del horror de una guerra o del Holocausto? Aunque parezca imposible, se pueden encontrar grandes historias de amor en estas circunstancias. Las ha buscado y las ha recogido la periodista Mónica González Álvarez en el libro Amor y horror nazi. Historias reales en los campos de concentración Aporta el testigo de catorce personas, algunas de las cuales  viven todavía, que protagonizaron siete historias de amor en los campos nazis. Entre prisioneros o entre éstos y carceleros. Historias que han durado toda la vida, algunas, o se quedaron allí, en los campos. Pero, en todas ellas, el amor fue el motor que dio fuerza a los protagonistas para resistir todo aquel horror. 

    «El amor es lo que mueve al ser humano —nos dice Mónica González—. Lo que he aprendido con este libro es que el amor es lo que te puede ayudar a salir del fango.  El amor les permitió superar la tragedia, la crueldad, la vejación, las palizas que les daban. Ese sentimiento intangible es lo que les permitió sobrevivir. Y lo que me han pedido los supervivientes que he entrevistado es que no hay que olvidar».

Llibre


http://www.rtve.es/alacarta/audios/mon-possible/mon-possible-recuperacio-memoria-historica-reivindicacio-feminista/4533873/

 

 

 

Olga Rodríguez    4.abr.2018 14:24    

Rescatar persones no és delicte

    martes 3.abr.2018    por Olga Rodríguez    0 Comentarios

Diu la llei del mar, no escrita, que s’ha de rescatar qui es troba a la deriva. És un dret bàsic, el de la vida, i una obligació moral socòrrer a qui ho necessita. Això és el que fa l’ong catalana Proactiva Open Arms: obrir els braços els que són a punt d’ofegar-se a la Mediterrània. Primer ho van fer a l’illa grega de Lesbos i després van estendre la seva acció a la Mediterrània central. Aquí s’han convertit en un testimoni molest, un destorb, i ja fa temps que són al punt de mira, peró l’assetjament ha anat pujant d’intensitat, fins el punt que les autoritats italianes han immobilitzat el vaixell Open Arms al port sicilià de Pozzallo.

    Acusen l’ong de ser una organització criminal, que fomenta la immigració il.legal. No deixa de ser irònic que els que salven vides siguin acusats de tot el contrari. «És irònic i patètic —ens diu Riccardo Gatti, responsable d’Open Arms a Itàlia—. És molt greu tot el que està passant. No s’ens vol allà perquè mostrem el que passa i és una veritat molt incòmoda. Es busca qualsevol mitjà per treure’ns d’allà, perquè no hi hagi testimonis del que fan els guarda-costes libis, pagats per Europa: maltractar persones al mar. Perquè no es conegui el nombre de morts al mar o les persones que desembarquem en ports italians i es moren de gana o la venda d’esclaus a Líbia. Si nosaltres no hi som, aconseguiran imposar les seves polítiques vergonyoses de tancament de fronteres».

    S’equivoca qui pensi que tots aquests entrebancs deixaran a terra els membres de Proactiva Open Arms. Amb l’ajuda de molts ciutadans anònims, aquests voluntaris pensen continuar endavant amb la seva tasca humanitària de rescat de persones i defensa dels drets humans. Riccardo Gatti ens recorda que «a més d’aquests crims contra la humanitat, els drets de tots els ciutadans europeus estan sent trepitjats, perquè se’ns amaga la informació de què s’està fent amb els nostres diners».

  Riccardo Gatti

Riccardo Gatti, responsable d'Open Arms a Itàlia

 

    Dice la ley del mar, no escrita, que se tiene que rescatar a quién se encuentra a la deriva. Es un derecho básico, el de la vida, y una obligación moral socorrer a quien lo necesita. Esto es lo que hace la ong catalana Proactiva Open Arms. abrir los brazos la quienes están a punto de ahogarse en el Mediterráneo. Primero lo hicieron en la isla griega de Lesbos y después extendieron su acción al Mediterráneo central. Aquí se han convertido en un testigo molesto, un estorbo, y ya hace tiempo que entán en el punto de mira, pero el acoso ha ido subiendo de intensidad, hasta el punto de que las autoridades italianas han inmovilizado el barco Open Arms en el puerto siciliano de Pozzallo.

    Acusan a la ong de ser una organización criminal, que fomenta la inmigración ilegal. No deja de ser irónico que los que salvan vidas sean acusados de todo lo contrario. «Es irónico y patético —nos dice Riccardo Gatti, responsable de Open Arms en Italia—. Es muy grave todo lo que está pasando. No se nos quiere allí porque mostramos lo que pasa y es una verdad muy incómoda. Se busca cualquier medio para sacarnos de allá, para que no haya testigos de lo que hacen los guarda-costas libios, pagados por Europa: maltratar personas en el mar. Para que no se conozca el número de muertos en el mar, las personas que desembarcamos en puertos italianos y se mueren de hambre o la venta de esclavos en Libia. Si nosotros no estamos, conseguirán imponer sus políticas vergonzosas de cierre de fronteras». 

    Se equivoca quién piense que todas estas trabas dejarán en tierra a los miembros de Proactiva Open Arms. Con la ayuda de muchos ciudadanos anónimos, estos voluntarios piensan continuar adelante con su tarea humanitaria de rescate de personas y defensa de los derechos humanos. Riccardo Gatti nos recuerda que «además de estos crímenes contra la humanidad, los derechos de todos los ciudadanos europeos están siendo pisoteados, porque se nos esconde la información de qué se está haciendo con nuestro dinero». 

 

Proactiva Open Arms

 

    Mira’m als ulls

    Mira’m als ulls. No és tan difícil entendren’s. Aquest és el missatge que vol transmetre en el llibre amb el mateix títol la Míriam Hatibi, una jove catalana musulmana d’origen marroquí, que vol ser nexe d’unió entre totes dues cultures, “fronterera” —diu ella. «En el moment que t’adones que formes part de moltes cultures, ets conscient del que pots aportar, com puc servir de pont entre diversitats. La idea és, a través de la meva experiència, transmetre com és de fàcil entendre’s, si es vol.  Tots tenim un paper per millorar-la. La pregunta és si ho estem fent».

    Per a la Míriam, és molt significatiu que encara continuem parlant d’”integració” del que veiem diferent: «hi ha d’haver implicació de les dues parts, que ens sentim part de la societat, amb drets i deures, i que sentim que tenim les mateixes possibilitats futures. Que deixem de ser “l’altre”. La superioritat cultural és una altra forma de racisme, molt instaurada. Val la pena, al menys, intentar-ho. Identificar en què hem pogut fallar totes dues parts i remar junts. És important que ens entenguem i no deixar espai als discursos d’odi».

    La Míriam Hatibi vol desmuntar tòpics i contribuïr a la construcció d’un món més plural i divers. Que comencem a mirar-nos als ulls.

 

PORTADA-LIBRO-SPB0397077-MAX

    Mírame a los ojos. No es tan difícil entendernos Éste es el mensaje que quiere transmitir en el libro del mismo título Míriam Hatibi, una joven catalana musulmana de origen marroquí, que quiere ser nexo de unión entre las dos culturas, “fronteriza” —dice ella. «En el momento en que te das cuenta de que formas parte de muchas culturas, eres consciente de lo que puedes aportar, cómo puedo servir de puente entre diversidades. La idea es, a través de mi experiencia, transmitir lo fácil que es entenderse, si se quiere. Todos tenemos un papel para mejorarla. La pregunta es si lo estamos haciendo».

    Para Míriam, es muy significativo que todavía continuamos hablando de ”integración” del que vemos diferente: «ha de haber implicación de las dos partes, que nos sintamos parte de la sociedad, con derechos y deberes, y que sintamos que tenemos las mismas posibilidades futuras. Que dejamos de ser “el otro”. La superioridad cultural es otra forma de racismo, muy instaurada. Vale la pena, al menos, intentarlo. Identificar en qué hemos podido fallar las dos partes y remar juntos. Es importante que nos entendamos y no dejar espacio a los discursos de odio».

    Míriam Hatibi quiere desmontar tópicos y contribuir a la construcción de un mundo más plural y diverso. Que empezamos a mirarnos a los ojos.

MIRIAM HATIBI

     Racisme in-visible

    L’últim Informe anual de l’ong Sos Racisme recull 213 situacions de discriminació, però més de la meitat, el 57%, no van acabar en denúncia per part de la víctima. «La por, la desconfiança en el sistema, pensar que no servirá de res fa —segons Alba Cuevas, directora de Sos Racisme a Catalunya— que no tothom arribi al final, que desisteixin en la denúncia. Així que aquests actes queden invisibles, queden impunes.

    »La tipologia més nombrosa d’agressions i abusos es dona per part d’agents de la seguretat pública. Més de la meitat dels casos formen part d’aquest “racisme institucional”, que comet la pròpia administració, per acció. La "identificació per perfil ètnic”, en què t’aturen i et demanen la documentació sense motiu, només per la teva aparença física, per tenir un fenotip diferent al majoritari. En aquests casos, les víctimes estan més desprotegides. Això és molt greu i ens passa molt: són casos en què es reverteixen els papers i patim perquè la persona a qui estem defensant no acabi denunciada».

    El perfil de persona discriminada respon a ciutadans d’aquí, amb nacionalitat espanyola i la documentació en regla: «És un perfil majoritàriament masculí —no perquè les dones no pateixin racisme, sinó que el de les dones resta més invisibilitzat—, de nacionalitat espanyola, joves d’uns 35 anys de mitjana, i amb una situació estable. Això el que ens diu és que les persones que acaben denunciant són les que estan en un context fàcil i segur; la resta estan més indefenses. Les dades que nosaltres oferim són la punta del iceberg, ens deixem molts casos pel camí. Molts que no sabem i altres que ens diuen que no se senten forts per denunciar».

    Per això, cal la col.laboració de tothom per posar fi en aquestes delicte d’odi, també a les xarxes socials: «ha de ser la pròpia gent la que acabi vetant aquests comentaris racistes».

 

Foto Informe SOS Racisme

 

    El último Informe anual de la ong SOS Racismo recoge 213 situaciones de discriminación, pero más de la mitad, el 57%, no acabaron en denuncia por parte de la víctima. «El miedo, la desconfianza en el sistema, pensar que no servirá de nada hace —según Alba Cuevas, directora de SOS Racismo en Cataluña— que no todo el mundo llegue al final, que desistan en la denuncia. Así que estos actos quedan invisibles, quedan impunes.

    »La tipología más numerosa de agresiones y abusos se da por parte de agentes de la seguridad pública. Más de la mitad de los casos forman parte de este “racismo institucional”, que comete la propia administración, por acción. La "identificación por perfil étnico”, cuando te paran y te piden la documentación sin motivo, sólo por tu apariencia física, por tener un fenotipo diferente al mayoritario. En estos casos, las víctimas están más desprotegidas. Esto es muy grave y nos pasa mucho: son casos en que se revierten los papeles y sufrimos porque la persona a quien estamos defendiendo no acabe denunciada». 

    El perfil de persona discriminada responde mayoritariamente a ciudadanos de aquí, con nacionalidad española y la documentación en regla: «Es un perfil mayoritariamente masculino —no porque las mujeres no sufran racismo, sino que el de las mujeres queda más invisibilizado—, de nacionalidad española, jóvenes de unos 35 años de media, y con una situación estable. Esto lo que nos dice es que las personas que acaban denunciando son las que están en un contexto fácil y seguro; el resto están más indefensas. Los datos que nosotros ofrecemos son la punta del iceberg, nos dejamos muchos casos por el camino. Muchos que no sabemos y otros que nos dicen que no se sienten fuertes para denunciar».

    Por eso, hace falta la colaboración de todos para poner fin a estos delito de odio, también en las redes sociales: «tiene que ser la propia gente la que acabe vetando estos comentarios racistas». 

Foto de Manu Brabo

 

    Les reflexions d'un fotoperiodista

 

    Diu Manu Brabo que s’apren a viure en mig de la guerra i la desgracia. «Se aprende a tragar, pero no se digiere» —afirma. Al final, és una forma de vida: «Cada viaje, cada cobertura es una piedrita que te vas poniendo en la mochila. De lo que me he dado cuenta con los años es de que tengo que dosificar, parar y mirar un poco para los lados, porque te va afectando en tu vida, en tus relaciones».

    Manu Brabo, Premi Pulitzer, ha recollit moltes de les instantànies captades amb la seva càmara a l’exposició Un día cualquiera. Escenes de mort i de vida. «Alguien tiene que ir —afirma—. No somos mártires. No creo que haya nadie que haga este trabajo que no disfrute. Pero cada vez está más jodido ir, porque cada vez está más difícil hacer de esto una profesión digna, segura dentro de lo posible y bien remunerada. Que no tengas que andar rateando en tu seguridad. Cada vez que un director de periódico ratea a un freelance está poniendo un grano de arena en su inseguridad. Esto complica mucho las cosas, acaban cogiendo un coche más barato, un traductor peor….. Eres un mierdecilla hasta que te secuestran, te detienen o te dan un premio. Entonces, dicen: “Éste es nuestro colaborador”. ¡Váyanse a tomar por culo!».

    Brabo es lamenta de les condicions en què han de treballar els fotoperiodistes i del poc reconeixement a la seva feina: «En este país tenemos una cultura de la imagen bastante pobre y va en retroceso, cualquiera puede hacer una foto con su teléfono móvil. Cuando esas cosas no se cuidan, es normal que nuestro trabajo no se valore. Yo veo que el público responde, se interesa por la imagen. Tenemos fotógrafos premiados y desgraciadamente hemos tenido que apostar por trabajar fuera».

    Malgrat tot, Manu Brabo sent que val la pena: «Mirar estas fotos para mí tambien es un poco mirar mi historia, mirar mi vida y no dejo de verla con cierta nostalgia».

  Retrat ManuBrabo

 

    Dice Manu Brabo que se aprende a vivir en medio de la guerra y la desgracia. «Se aprende a tragar, pero no se digiere». —afirma. Al final, es una forma de vida: «Cada viaje, cada cobertura es una piedrita que te vas poniendo en la mochila. De lo que me he dado cuenta con los años es de que tengo que dosificar, parar y mirar un poco para los lados, porque te va afectando en tu vida, en tus relaciones». 

    Manu Brabo, Premio Pulitzer, ha recogido muchas de las instantàneas captadas con su cámara en la exposición Un día cualquiera. Escenas de muerte y de vida. «Alguien tiene que ir —afirma—. No somos mártires. No creo que haya nadie que haga este trabajo que no disfrute. Pero cada vez está más jodido ir, porque cada vez está más difícil hacer de esto una profesión digna, segura dentro de lo posible y bien remunerada. Que no tengas que andar rateando en tu seguridad. Cada vez que un director de periódico ratea a un freelance está poniendo un grano de arena en su inseguridad. Esto complica mucho las cosas, acaban cogiendo un coche más barato, un traductor peor….. Eres un mierdecilla hasta que te secuestran, te detienen o te dan un premio. Entonces, dicen: “Éste es nuestro colaborador”. ¡Váyanse a tomar por culo!». 

    Brabo se lamenta de les condiciones en las que tienen que trabajar los fotoperiodistas y del poco reconocimiento a su trabajo: «En este país tenemos una cultura de la imagen bastante pobre y va en retroceso; cualquiera puede hacer una foto con su teléfono móvil. Cuando esas cosas no se cuidan, es normal que nuestro trabajo no se valore. Yo veo que el público responde, se interesa por la imagen. Tenemos fotógrafos premiados y desgraciadamente hemos tenido que apostar por trabajar fuera».

    A pesar de todo, Manu Brabo sient que vale la pena: «Mirar estas fotos para mí tambien es un poco mirar mi historia, mirar mi vida y no dejo de verla con cierta nostalgia».

 

http://www.rtve.es/alacarta/audios/mon-possible/mon-possible-rescatar-persones-no-delicte/4535721/

 

Olga Rodríguez    3.abr.2018 09:42    

La Pau a Colòmbia

    lunes 19.mar.2018    por Olga Rodríguez    0 Comentarios

Silvia Berrocal i Edilberto Daza són dos defensors de drets humans colombians que són a Catalunya acollits al Programa de Protecció de l'Agència Catalana de Cooperació Internacional i la Comissió Catalana d'Ajut al Refugiat.  Amb ells hem analitzat la situació del Procés de Pau, quan tot just s'acaba d'anunciar la represa de les negociacions entre el Govern i la guerrilla del Ejército de Liberación Nacional, l'ELN. "El anhelo --ens diu Silvia Berrocal, de Forjando Futuros-- es que se firme el acuerdo con el ELN y que se cumpla el acuerdo con las FARC. Y que el Gobierno capture y meta en la cárcel a los paramilitares".

L'alto-el-foc de la guerrilla no ha suposat la fi de la violència a Colòmbia. Els paramilitars pròxims al Govern continuen sembrant el pànic entre la població i els activistes defensors dels drets humans, com Berrocal i Daza.

 

Edilberto Daza, de la Fundación DHOC, ens explica que “Colombia está manejada por dos familias que no quieren soltar el poder. Álvaro Uribe fundó las Autodefensas Unidas de Colombia, es el jefe de los paramilitares. Tiene la mayoría en el Congreso y defiende sus intereses, las plantaciones de coca”.

Daza i Berrocal lamenten que les formacions d'extrema dreta hagin obtingut majoria al Parlament, en les recents eleccions legislatives. Al maig, hi haurà comicis presidencials i els defensors de drets humans temen que una victòria de l'extrema dreta pugui paralitzar el Procés de Pau, de la mateixa manera que va aconseguir que l'acord no fós refrendat al Plebiscit. “Santos no hizo pedagogía del Proceso de Paz” –afirmen.

 

Berrocal i Daza


Silvia Berrocal y Edilberto Daza son dos defensores de derechos humanos colombianos que están en Cataluña acogidos en el Programa de Protección de la Agencia Catalana de Cooperación Internacional y la Comisión Catalana de Ayuda al Refugiado. Con ellos hemos analizado la situación del Proceso de Paz, cuando apenas se acaba de anunciar la reanudación de las negociaciones entre el Gobierno y la guerrilla del  Ejército de Liberación Nacional, el ELN. "El anhelo --nos dice Berrocal-- es que se firme el acuerdo con el ELN y que se cumpla el acuerdo con las FARC. Y que el Gobierno capture y meta en la cárcel a los paramilitares".

El alto el fuego de la guerrilla no ha supuesto el fin de la violencia en Colombia. Los paramilitares próximos al Gobierno continúan sembrando el pánico entre la población y los activistas defensores de los derechos humanos, como Berrocal y Daza.
Edilberto Daza nos explica que "Colombia está manejada por dos familias que no quieren soltar el poder. Álvaro Uribe fundó las Autodefensas Unidas de Colombia, es el jefe de los paramilitares. Tiene la mayoría en el Congreso y defiende sus intereses, las plantaciones de coca".

Daza y Berrocal lamentan que las formaciones de extrema derecha hayan obtenido mayoría en el Parlamento, en las recientes elecciones legislativas. En mayo, habrá comicios presidenciales y los defensores de derechos humanos temen que una victoria de la extrema derecha pueda paralizar el Proceso de Paz, del mismo modo que consiguió que el acuerdo no fuera refrendado en el Plebiscito. “Santos no hizo pedagogía del Proceso de Paz"–afirman. 

 

 

Com lluitem contra el Canvi Climàtic des de Catalunya?

Josep Cabayol i Gabriel Borràs, responsable de l’Àrea d’Adaptació de l’Oficina Catalana del Canvi Climàtic de la Generalitat ens expliquen que “el Canvi Climàtic potencia els problemes ja existents al territori: provoca més episodis de sequera i més temporals de mar. La solució passa per canviar la relació amb l’entorn i l’explotació dels recursos agroforestals. Hem agafat l’últim tren”.

El Projecte Life + MEDACC (adaptant la Mediterrània al Canvi Climàtic, de juliol 2013 a juliol 2018) inclou experiències pilot sobre el territori a tres conques representatives de Catalunya: la Muga, el Segre i el Ter.

Borràs

Josep Cabayol i Gabriel Borràs, responsable del Área de Adaptación de la Oficina Catalana del Cambio Climático de la Generalitat nos explican que “el Cambio Climático potencia los problemas ya existentes en el territorio: provoca más episodios de sequía y más temporales de mar. La solución pasa por cambiar la relación con el entorno y la explotación de los recursos agroforestales. Hemos cogido el último tren”. 

El Proyecto Life + MEDACC (adaptando el Mediterráneo al Cambio Climático, de julio 2013 a julio 2018) incluye experiencias piloto sobre el territorio en tres cuencas representativas de Catalunyaa: la del río Muga, el Segre y el Ter.

 

http://www.rtve.es/alacarta/audios/mon-possible/mon-possible-proces-pau-colombia/4524538/

Olga Rodríguez   19.mar.2018 12:40    

Món Possible

Bio Món Possible

A 'Món possible' volem escoltar els que no tenen veu i els que treballen perquè la recuperin. Donem veu a col.lectius que pateixen les embestides cruels de la crisi, la pobresa i les injustícies. I coneixem la tasca d'organitzacions a favor de la justícia social, la solidaritat i un món millor. Perquè estem convençuts que 'un altre món és possible'.
Ver perfil »

Síguenos en...

Últimos comentarios