« En la orilla | Portada del Blog | La lluita contra l'oblit »

    lunes 22.ene.2018    por Olga Rodríguez    0 Comentarios

    Accions terroristes com el doble atemptat de fa uns dies a Bagdad, amb una quarentena de morts, no acostumen a obrir informatius ni ocupar primeres planes dels diaris. En canvi, com no podia ser de cap altra manera, els atemptats de l’estiu passat a Barcelona i Cambrils, per exemple, van ser notícia destacadíssima. Això ens porta a preguntar-nos: No són iguals totes les víctimes? Tenim els periodistes, i la societat en general, una doble vara de mesurar?

    Darrera de les notícies que ens parlen de morts, a tants llocs del planeta, hi ha persones humanes, històries personals. I al costat d’aquestes persones, en trobem d’altres que arrisquen molts cops la seva pròpia vida per explicar-nos aquelles altres. Per ser testimoni de la barbarie i dit acusador de les injustícies i els seus culpables. Són reporters de guerra, periodistes de conflictes: els nostres ulls i les nostres consciències.

 

    Acciones terroristas como el doble atentado de hace unos días en Bagdad, con una cuarentena de muertos, no acostumbran a abrir informativos ni a ocupar las portadas de los diarios. En cambio, como no podía ser de otra manera, los atentados del verano pasado en Barcelona y Cambrils, por ejemplo, fueron noticia destacadísima. Esto nos hace preguntarnos: ¿No son iguales todas las víctimas? ¿Tenemos los periodistas, y la sociedad en general, una doble vara de medir?

    Detrás de las noticias que nos hablan de muertos, en tantos lugares del planeta, hay personas humanas, historias personales. Y junto a estas personas, encontramos a otros que arriesgan muchas veces su propia vida para explicarnos aquellas otras. Para ser testigo de la barbarie y dedo acusador de las injusticias y sus culpables. Son reporteros de guerra, periodistas de conflictos: nuestros ojos y nuestras conciencias. 

 

    Mikel Ayestaran és un d’aquests periodistes que ens expliquen la guerra i la vida, perquè ell assegura que “hi ha vida més enllà de les males notícies”. Corresponsal, ara, a Jerusalem, ha recorregut el món i els seus conflictes com a enviat especial i com a freelance, i és també soci fundador de la publicació d’informació internacional 5W.

    Ell vol veure el que passa al món per tal d’explicar-ho, perquè tothom ho vegi. Això és el Periodisme, però Mikel vol fer-ho amb dignitat, tot respectant la dignitat de l’altre: “Para mí, eso es fundamental. En este trabajo, es muy difícil ganarte la credibilidad, y eso se hace a base de tiempo y de hacer un trabajo sólido. Es fundamental tratar a la gente con la que te cruzas como te gustaría que te tratraran a tí, si estuvieras en el otro lado. Es clave”.

     Li traslladem les nostres reflexions: hi ha morts de primera i de segona? “Desde luego, de segunda, de tercera, de cuarta… Sin duda alguna, es así. Depende del lugar, del color de la piel, depende de muchas cosas. No tengo ninguna duda. Al final, el precio de los muertos es muy diferente, dependiendo del lugar del que estamos hablando”. Per exemple, Ayestaran lamenta que es plorin més les morts de periodistes estrangers que les dels locals. 65 periodistes van prerdre la vida l’any passat a tot el món, en l’exercici de la seva feina, segons Reporters sense Fronteres. Síria i Mèxic són els països més perillos, ara mateix, per exercir el Periodisme. “El pato lo están pagando los periodistas locales, que yo creo que son los grandes olvidados en todos estos conflictos. Si nos pasa algo a los enviados extranjeros somos noticia, aparecemos en todos los periódicos, nuestros Gobiernos se interesan por nosotros. Pero ¿qué pasa con esos periodistas que están allí trabajando todos los días y tienen que convivir con esa situación.? Son los que peor lo están pasando y los que están muriendo”.

 

MIKEL AYESTARAN

 

      Mikel Ayestaran es uno de estos periodistas que nos explican la guerra y la vida, porque él asegura que “hay vida más allá de las malas noticias”. Corresponsal, ahora, en Jerusalén, ha recorrido el mundo y sus conflictos como enviado especial y como freelance, y es también socio fundador de la publicación de información internacional 5W. 

      Él quiere ver lo que pasa en el mundo para explicarlo, para que todo el mundo lo vea. Esto es el Periodismo, pero Mikel quiere hacerlo con dignidad, respetando la dignidad del otro: “Para mí, eso es fundamental. En este trabajo, es muy difícil ganarte la credibilidad,y eso se hace a base de tiempo y de hacer un trabajo sólido. Es fundamental tratar a la gente con la que te cruzas como te gustaría que te trataran a tí, si estuvieras en el otro lado. Es clave”.

    Le trasladamos nuestras reflexiones: ¿hay muertos de primera y de segunda? “Desde luego, de segunda, de tercera, de cuarta… sin duda alguna, es así. Depende del lugar, del color de la piel, depende de muchas cosas. No tengo ninguna duda. Al final, el precio de los muertos es muy diferente, dependiendo del lugar del que estamos hablando” Por ejemplo, Ayestaran lamenta que se lloren más las muertes de periodistas extranjeros que las de los locales. 65 periodistas perdieron la vida el año pasado en todo el mundo, en el ejercicio de su trabajo, según Reporteros sin Fronteras. Siria y México son los países más peligrosos, ahora mismo, para ejercer el Periodismo. “El pato lo están pagando los periodistas locales, que yo creo que son los grandes olvidados en todos estos conflictos. Si nos pasa algo a los enviados extranjeros somos noticia, aparecemos en todos los perióicos, nuestros Gobiernos se interesan por nosotros. Pero ¿qué pasa con esos periodistas que están allí trabajando todos los días y tienen que convivir con esa situación? Son los que peor lo están pasando y los que están muriendo”.

 

 

    Mikel Ayestaran ha recorregut els principals territoris en conflicte al món; ha estat a l’Iran, l’Iraq, Afganistan, el Líban, Egipte, Líbia, Tunis, al Iemen, Geòrgia i, per suposat, Síria, “el conflicto con mayúsculas—ens diu--: más de 300 mil muertos, heridos, desplazados. Estamos hablando del auténtico corazón de Oriente Medio. Por desgracia, yo creo que tenemos conflicto para rato. Ni antes ni ahora tenemos ni idea de lo que pasa allí. En los últimos tres años, hemos estado centrados en el Califato, en Estado Islámico, pero ahora, que ha sido derrotado militarmente, vemos que están estallando otra vez los conflictos entre los diferentes países que tienen intereses en esta guerra. Por primera vez desde el final de la Guerra Fría, estamos viendo a los americanos y a los rusos desplegados en un mismo país”.

    La seva experiència sobre el terreny l’ha plasmat Mikel Ayestaran en un llibre: “Oriente Medio, Oriente roto. Tras las huellas de una herida abierta”.


    Mikel Ayestaran ha recorrido los principales territorios en conflicto en el mundo; ha estado en Irán, Irak, Afganistán, el Líbano, Egipto, Libia, Túnez, el Yemen, Georgia y, por supuesto, Siria, “el conflicto con mayúsculas –nos dice--: más de 300 mil muertos, heridos, desplazados… Estamos hablando del auténtico corazón de Oriente Medio. Por desgracia, yo creo que tenemos conflicto para rato. Ni antes ni ahora tenemos ni idea de lo que pasa allí. En los últimos tres años. Hemos estado centrados en el Califato, en Estado Islámico, pero ahora, que ha sido derrotado militarmente, vemos que están estallando otra vez los conflictos entre los diferentes países, que tieen intereses en esta guerra. Por primera vez desde el final de la Guerra Fría, estamos viendo a los americanos y a los rusos desplegados en un mismo país”.

    Su experiencia sobre el terreno la ha plasmado Mikel Ayestaran en un libro: Oriente Medio, Oriente roto. Tras las huellas de una herida abierta”.

 

 

 

    Viure al carrer suposa prerdre 20 anys d’esperança de vida:

 

    El Jaume, 58 anys, sap molt bé el que és viure al carrer. S’hi ha passat els últimes 25 anys entrant i sortint, sempre en funció de les circumstàncies, de tenir o no un mitjà de vida i un lloc on dormir. Ara, des de fa tres mesos, viu en un alberg de Sant Joan de Déu a Barcelona, i fa un mes que treballa a Arrels, fent tasques de manteniment. El Jaume ens corrobora que “viure al carrer no es tria. Si per nassos has de viure al carrer és perquè no tens un altre lloc”. Ell s’hi va veure, per primer cop, en separar-se de la seva dona i perdre la feina. Va estar 3 anys al carrer. Després va trobar feina i ha estat 20 anys més alternant períodes de bonança amb estades al carrer un altre cop. Després de tot aquest anar i venir, el Jaume espera que aquest cop sigui el definitiu. “Estar al carrer és molt dur, molt dur”—ens diu.

            El director d’ARRELS, Ferran Busquets, ens assegura que viure al carrer suposa prerdre 20 anys d’esperança de vida: “ni els països més empobrits tenen aquestes estadístiques. Viure al carrer és d’una duresa impressionant”. El Ferran i el Jaume coincideixen que ningú no vol viure al carrer, però pot passar que quan has perdut ja tota esperança, després de molts anys, prefereixis no sentir promeses que es poden esvaïr. A una persona en aquestes circumstàncies l’has de poder dir –ens diu el Ferran Busquets—“tranquil, que si tu no vols, no tornaràs al carrer. Però no els podem posar un caramel a la boca per després treure’l”.

    “Una persona que està al carrer –diu el Jaume i sap del que parla—el que vol és que la treguin del carrer”.

JAUME - ARRELS

    Jaume, 58 años, sabe muy bien lo que es vivir en la calle. Se ha pasado los últimos 25 años entrando y saliendo, siempre en función de las circunstancias, de tener o no un medio de vida y un lugar donde dormir. Ahora, desde hace tres meses, vive en un albergue de San Juan de Dios en Barcelona, y hace un mes que trabaja a ARRELS, haciendo tareas de mantenimiento. Jaume nos corrobora que “vivir en la calle no se elige. Si por narices tienes que vivir en la calle es porque no tienes otro lugar”. Él se vió así, por primera vez, al separarse de su mujer y perder el trabajo. Estuvo 3 años en la calle. Después encontró trabajo y ha estado 20 años más alternando periodos de bonanza con estancias en la calle otra vez. Después de todo este ir y venir, Jaume espera que esta vez sea la definitiva. “Estar en la calle es muy duro, muy duro”—nos dice. 

    El director de ARRELS, Ferran Busquets, nos asegura que vivir en la calle supone perder 20 años de esperanza de vida: “ni los países más empobrecidos tienen estas estadísticas. Vivir en la calle es de una dureza impresionante”. Ferran y Jaume coinciden en que nadie quiere vivir en la calle, pero puede pasar que cuando has perdido ya toda esperanza, después de muchos años, prefieras no sentir promesas que se pueden esfumar. A una persona en estas circunstancias le tienes que poder decir –nos dice Ferran Busquets—“tranquilo, que si tú no quieres, no volverás a la calle. Pero no les podemos poner un caramelo en la boca para después sacárselo”.  “Una persona que está en la calle –dice Jaume y sabe de lo que habla—lo que quiere es que le saquen de la calle”. 

 

 

 

    #TornaCanviada

 

    L'any passat, unes 500 persones van participar a projectes de Voluntarial internacional, amb les ONGs vinculades a Lafede.cat . Tots els que estigueu interessats a fer com ells podeu aconseguir tota la informació al respecte a la Fira d'Entitats de Voluntariat Internacional #TornaCanviada, que se celebra dissabte vinent, 27 de gener, de les 11 del matí a les 3 de la tarda . L'èxit d'anys anteriors ha obligat a buscar-ne un altre emplaçament; aquest cop no es farà a la seu de LaFede, sinó al carrer, a la plaça Pere Coromines del Raval, a Barcelona.

    Les organitzacions especialitzades recomanen preparar aquests viatges amb temps d'antelació, conèixer bé l’organització amb la qual es viatja i fer una formació prèvia, que acostuma a donar la mateixa ONG.

 

    El año pasado, unas 500 personas participaron en proyectos de Voluntariado internacional, con las ONGs vinculadas a Lafede.cat. Todos los que estéis interesados a hacer como ellos podéis conseguir toda la información al respecto en la Feria de Entidades de Voluntariado Internacional #TornaCanviada, que se celebra el próximo sábado, 27 de enero, de las 11 de la mañana a las 3 de la tarde . El éxito de años anteriores ha obligado a buscar otro emplazamiento; esta vez no se hará en la sede de LaFede, sino en la calle, en la plaza Pere Coromines del Raval, de Barcelona. 

    Las organizaciones especializadas recomiendan preparar estos viajes con tiempo de antelación, conocer bien la organización con la que se viaja y hacer una formación previa, que acostumbra a ofrecer la misma ONG.

 

TornaCanviada

 

 

    Tanquem els CIEs:

 

    La plataforma Tanquem els CIEs ha posat en marxa una campanya per aconseguir canviar el nom de la Plaça d’Antonio López, de Barcelona, per la d’Idrissa Diallo, un jove guineà que va morir, precisament, al CIE de la Zona Franca, ara fa 6 anys. Per aconseguir-ho, necessiten recollir 15 MIL signatures, per lliurar a l’Ajuntament, per tal que ho inclogui en una multi-consulta ciutadana prevista per a l'estiu vinent.

    Marga Garcia, responsable del Grup de Migra Studium que fa visites setmanals al CIE de la Zona Franca, ens explica que “la mort d’Idrissa ens recorda fins a quin punt les polítiques migratòries poden arribar a ser criminals. El seu cas simbolitza la situació que estan passant milers de persones. A més, considerem que els noms dels carrers i les places de la nostra ciutat són una memòria de la nostra història. Idrissa ja forma part de la nostra història. El que seria adient és que aquesta història quedi visibilitzada. És just i necessari perquè serveix per conscienciar i denunciar aquestes pràctiques d’exclusió social que comporta la política migratòria i, a la vegada, condemnar els centres d’internament. A més, que sigui una plaça que està tan a prop del mar,on moren cada dia tantes persones, encara la fa més significativa”.

 

    La plataforma Tanquem els CIEs ha puesto en marcha una campaña para conseguir cambiar el nombre de la Plaza de Antonio López, de Barcelona, por la de Idrissa Diallo, un joven guineano que murió, precisamente, en el Centro de Internamiento de extranjeros de la Zona Franca, hace 6 años. Para conseguirlo, necesitan recoger 15 MIL firmas, para entregar al Ayuntamiento, y que lo incluya en una multiconsulta ciudadana prevista para el verano próximo.

    Marga Garcia, responsable del Grupo de Migra Studium que hace visitas semanales al CIE de la Zona Franca, nos explica que “la muerte de Idrissa nos recuerda hasta qué punto pueden llegar a ser criminales las políticas migratorias. Su caso simboliza la situación que están pasando miles de personas. Además, consideramos que los nombres de las calles y las plazas de nuestra ciudad son una memoria de nuestra historia. Idrissa ya forma parte de nuestra historia. Lo que sería conveniente es que esta historia quedara visibilizada. Es justo y necesario porque sirve para concienciar y denunciar estas prácticas de exclusión social que comporta la política migratoria y, a la vez, condenar los centros de internamiento. Además, que sea una plaza que está tan cerca del mar, donde mueren cada día tantas personas, todavía la hace más significativa”.

CIE ZF

 

     https://www.rtve.es/alacarta/audios/mon-possible/mon-possible-mikel-ayestaran-explicar-passa-amb-dignitat-per-laltre-voldries-per-tu/4429286/

 


Olga Rodríguez   22.ene.2018 14:12    

0 Comentarios

Esto es solo una previsualización.Su comentario aun no ha sido aprobado.

Ocupado...
Your comment could not be posted. Error type:
Su comentario ha sido publicado. Haga click aquí si desea publicar otro comentario

Las letras y números que has introducido no coinciden con los de la imagen. Por favor, inténtalo de nuevo.

Como paso final antes de publicar el comentario, introduce las letras y números que se ven en la imagen de abajo. Esto es necesario para impedir comentarios de programas automáticos.

¿No puedes leer bien esta imagen? Ver una alternativa.

Ocupado...

Mi comentario

Món Possible

Bio Món Possible

A 'Món possible' volem escoltar els que no tenen veu i els que treballen perquè la recuperin. Donem veu a col.lectius que pateixen les embestides cruels de la crisi, la pobresa i les injustícies. I coneixem la tasca d'organitzacions a favor de la justícia social, la solidaritat i un món millor. Perquè estem convençuts que 'un altre món és possible'.
Ver perfil »

Síguenos en...

Últimos comentarios