« "Mamá África" | Portada del Blog | »

En la orilla

    lunes 15.ene.2018    por Olga Rodríguez    0 Comentarios

    El Nour té 20 anys. En fa dos, va fugir d’Alep, una de les ciutats més castigades per la guerra de Síria. Va marxar amb la seva família, després que una bomba destruís el negoci familiar, i per evitar que ell i el seu germà fossin allistats per l’Exèrcit. Van pagar Mil Euros cadascú per poder viatjar a Turquia, des d’on van iniciar una travessia dura i perillosa a Grècia. El motor de la barca es va espatllar i la Policia els va rescatar. Els van portar a un camp de refugiats, on tampoc no va ser fàcil: “problemas de agua i de alimentos. Era muy difícil para los niños”.

    El Nour l’ha explicat a la Rosa Cervantes com va ser la vida, durant 5 anys de guerra, a Alep: “sin agua, sin luz, sin trabajo, sin comida. Todo era muy caro. Era peligroso salir a la calle para ir a la universidad. Teníamos miedo de las bombas en la carretera”. El pitjor, per al Nour, després de 7 anys de guerra és “el odio, todo el mundo tiene a alguien de su familia muerto”.

    El Nour porta poc més d’un any a Catalunya i diu que, ara, aquí, ha pogut començar una nova vida, en pau. Està aprenent l’idioma per poder continuar els seus estudis.

 

    Històries com la del Nour es repeteixen; n’hi ha milers. Els que han tingut sort, com ell, ho poden explicar; d’altres no n’han tingut l’oportunitat. Com a mínim 3.116 persones es va empassar la Mediterrània l’any 2017, les que sabem, perquè n’hi ha que no ho sabrem mai. I el 2018 ha començat amb moltes males notícies, amb nous naufragis, amb més morts… Com el Nour, van voler deixar enrera la guerra, la fam o la persecució, però han passat a formar part de la negra llista de “desapareguts”, que vol dir morts, que s’ha empassat el mar.

 

 

    Nour tiene 20 años. Hace dos, huyó de Alepo, una de las ciudades más castigadas por la guerra de Siria. Salió con su familia, después de que una bomba destruyera el negocio familiar, y para evitar que él y su hermano fueran alistados por el Ejército. Pagaron Mil Euros cada uno para poder viajar a Turquía, desde donde iniciaron una travesía dura y peligrosa a Grecia. El motor de la barca se estropeó y la Policía les rescató. Les llevaron a un campo de refugiados, donde tampoco fue fácil: “problemas de agua y de alimentos. Era muy difícil para los niños”.

    Le ha explicado a Rosa Cervantes cómo fue su vida, durante 5 años de guerra, en Alepo: “sin agua, sin luz, sin trabajo, sin comida. Todo era muy caro. Era peligroso salir a la calle para ir a la universidad. Teníamos miedo de las bombas en la carretera”. Lo peor para Nour, después de 7 años de guerra, es “el odio. Todo el mundo tienen a alguien de su familia muerto”.

    Nour lleva poco más de un año en Cataluña y dice que, ahora, aquí, ha podido empezar una nueva vida, en paz. Está aprendiendo el idioma para poder continuar sus estudios. 

    Historias como la de Nour se repiten; hay miles. Los que han tenido suerte, como él, lo pueden explicar; otros no han tenido la oportunidad. Como mínimo 3.116 personas se tragó literalmente el Mediterráneo en 2017; las que sabemos, porque también las hay que no lo sabremos nunca. Y 2018 ha empezado con muy malas noticias, con nuevos naufragios, con más muertos… Como Nour, quisieron dejar atrás la guerra, el hambre o la persecución, pero han pasado a formar parte de la negra lista de “desaparecidos”, que quiere decir muertos, que se ha tragado el mar.

 

Portada En la orilla

 

        “Quina és la línia darrera la qual un refugiat que fuig de la guerra se sent segur per primer cop?” Així comença En la orilla”, un llibre de fotografies i testimonis de refugiats, recollits pel fotoperiodista Fernando del Berro a l’illa grega de Lesbos. Els beneficis de la venda del llibre es destinen a l’ong catalana Proactiva Open Arms, perquè pugui continuar salvant vides a la Mediterrània.

    “La situación es bastante deprimente en general –ens explica el Fernando--. Desde el principio, el abandono institucional ha sido evidente. Siento rabia de que nadie mueva un dedo por ellos. La situación en las islas griegas se mantiene, aunque el flujo es menor desde el acuerdo con Turquía, pero la gente se ha quedado estancada. La situación en los campos de refugiados es bastante deprimente”.

    Tot i que arriben menys desplaçats a Grècia i es parla menys de Lesbos, perquè tota l’atenció està centrada a la Mediterrània central, això no vol dir que les coses s’hagin arreglat allí. Les ONGs denuncien la situació dels camps de refugiats, que estan sobreocupats, en unes condicions lamentables, passant fred en tendes de campanya ara a l’hivern, i no és el primer que passen aquí, esperant que els deixin entrar a Europa, que els donin asíl. Es parla d’uns 15 Mil refugiats confinats a Grècia.

    I tot, davant la passivitat d’Europa. Encara que Fernando del Berro vol deixar molt clar que “cuando hablamos de Europa, habría que ser más precisos: en realidad, el abandono es institucional. Hay muchas personas que están colaborando a nivel personal. Estoy orgullosos de la respuesta de la población, pero desencantado con la respuesta institucional europea. No se pueden cerrar los ojos a esta realidad. Hay que crear vías seguras para que no se jueguen la vida".

    Desencantats, tristos, enfadats amb la falta de resposta. Així ens sentim. I les coses no sembla que vagin a millorar, si tenim en compte que a presidencia de la UE està aquest semestre en mans de Bulgària, i la segona meitat de l’any l’ostentarà Àustria, països governats per partits d’ultradreta, poc o gens empàtics amb els refugiats. 

    El Fernando, que treballa denunciant els atacs als drets humans, es posa al costat d’activistes com l’Helena Maleno o Proactiva, que són criminalitzats per fer la seva feina humanitària: “molesta que haya “moscas cojoneras” que denuncian la falta de actuación de las autoridades en este tema".

En la orilla

 

    "¿Cuál es esa línea tras la cual un refugiado que huye de la guerra se siente a salvo por primera vez?" . Así empieza "En la orilla", un libro de fotografías y testimonios de refugiados, recogidos por el fotoperiodista Fernando del Berro en la isla griega de Lesbos, Los beneficios de las venta del libro se destinan a la ONG catalana Proactiva Open Arms, para que pueda continuar salvando vidas en el Mediterráneo. "La situación es bastante deprimente en general --nios explica Fernando--. Desde el principio, el abandono institucional ha sido evidente. Siento rabia de que nadie mueva un dedo por ellos. La situación en los campos de refugiados es bastante deprimente".

    A pesar de que llegan menos desplazados a Grecia y se habla menos de Lesbos, porque toda la atención está centrada en el Mediterráneo central, esto no quiere decir que las cosas se hayan arreglado allí. Las ONGs denuncian la situación de los campos de refugiados, que están sobreocupados, en unas condiciones lamentables, pasando frío en tiendas de campaña ahora en invierno, y no es el primero que pasan aquí, esperando que les dejen entrar en Europa, que les den asilo. Se habla de unos 15 Mil refugiados confinados en Grecia.

    Y todo, ante la pasividad de Europa. Aunque Fernando del Berro quiere dejar muy claro que “cuando hablamos de Europa, habría que ser más precisos: en realidad, el abandono es institucional. Hay muchas personas que están colaborando a nivel personal. Estoy orgulloso de la respuesta de la población, pero desencantado con la respuesta institucional europea. No se puede cerrar los ojos a esta realidad. Hay que crear vías seguras para que no se jueguen la vida”. 

    Desencantados, tristes, enfadados con la falta de respuesta. Así nos sentimos. Y las cosas no parece que vayan a mejorar, si tenemos en cuenta que la presidencia de la UE está este semestre en manos de Bulgaria, y la segunda mitad del año la ostentará Austria, países gobernados por partidos de ultraderecha, poco o nada empáticos con los refugiados.

     Fernando, que trabaja denunciando los ataques a los derechos humanos, se posiciona a favor de activistas como Helena Maleno o Proactiva, que son criminalizados por hacer su trabajo humanitario: “molesta que haya “moscas cojoneras” que denuncian la falta de actuación de las autoridades en este tema”.

 

Fernando del Berro

     Fernando del Berro treballa ara en un altre projecte: explicar l’altra cara de la moneda, perquè una vegada aquí tampoc es fácil. Fernando vol explicar com és la vida dels treballadors en els hivernacles de l’anomenada “horta d’Europa”, en el Llevant espanyol, Múrcia i Almeria. Explotats, en precari, no és “el Dorado” que segurament van somiar: “es un caso sangrante, la mayoría son extranjeros porque los de aquí no quieren trabajar en esas condiciones, explotados, sin seguridad laboral, con precariedad, pero lo peor son las condiciones de vida, en asentamientos, en chabolas, con calor en verano y frío en invierno. Muchos, ni en sus países de origen vivían en una situación tan precaria”.

     Fernando del Berro trabaja ahora en otro proyecto: explicar la otra cara de la moneda, porque una vez aquí tampoco es fácil. Fernando quiere explicar cómo es la vida de los trabajadores en los invernaderos de la llamada “huerta de Europa, en el Levante español, Murcia y Almería. Explotados, en precario, no es “el Dorado” que seguramente soñaron: “es un caso sangrante, la mayoría so extranjeros porque los de aquí no quieren trabajar en esas condiciones, explotados, sin seguridad laboral, con precariedad, pero lo peor son las condiciones de vida, en asentamientos, en chabolas, con calor en verano y frío en invierno. Muchos, ni en sus países de origen vivían en una situación tan precaria”.

 

         El Fernando ens va cridar l’atenció també sobre la situació de les “porteadoras” entre Marruecos y España. Dones que creuen a diari la frontera, transportant gènere per als comerços. Hi ha hagut casos de morts d’aquestes dones, en allaus humanes. “Es una situación también bastante sangrante, porque llevan muchos años así. Es un trabajo muy duro. Mujeres que trabajan de una manera totalmente alegal, sin contrato, y se juegan la vida por unos ingresos que, comparados con los que hay en Marruecos, son bastante decentes, pero a cambio de jugarse la vida”.

     Fernando nos llamó la atención también sobre la situación de las “porteadoras” entre Marruecos y España. Mujeres que cruzan diariamente la frontera, transportando género para los comercios. Ha habido casos de muertes de estas mujeres, en avalanchas humanas. “Es una situación también bastante sangrante, porque llevan muchos años así. Es un trabajo muy duro. Mujeres que trabajan de una manera totalmente alegal, sin contrato. Y se juegan la vida por unos ingresos que, comparados con los que hay en Marruecos, son bastante decentes, pero a cambio de jugarse la vida”.

 

Porteadoras

 

 

 

    Perspectives econòmiques per al 2018, per Santiago Niño Becerra

 

    Santiago Niño Becerra és catedràtic d’Estructura Econòmica a la Universitat Ramon Llull. Ell va pronosticar la greu crisi econòmica que se’ns venia a sobre i el van acusar de “catastrofista”. Després, el temps li va donar la raó i no sé si, fins i tot, es va quedar curt. “Amb els Bancs sí em vaig quedar curt –ens diu el professor-- amb l’Atur pensaba que encara podia haver estat pitjor”. Ara, Niño Becerra prediu una altra crisi económica: “estem a la tercera onada de la crisi, provocada pel deute i per haver de netejar tots els actius de la Banca, amb un valor molt superior al valor de mercat”.

    El professor ens prepara per a un nou ensurt greu, d’aquí dos o tres mesos: “començarem a ser conscients que les coses ni remotament estan tan be com ens diuen: el deute està creixent, l’estalvi baixa, la concentració de les empreses va a més… Cada cop hi haurà més desigualtats: els rics, cada cop més rics; els pobres, cada cop més pobres. Tindrem copagament sanitari, simbòlic, d’uns 2 euros”.

 

    I les Pensions? “Els nascuts després del 1958-1962 ni remotament cobraran una pensió com les coneixem ara. Les pèrdues del poder adquisitiu serán del 35 o el 40%. I els Joves tenen claríssim que no cobraran pensió”. I que hauran de marxar fora a treballar, que aquí els espera l’Atur o salaris baixos….

    I Catalunya? “Jo penso que Catalunya aconseguirà aquest any la independència econòmica, una mena de concert com el basc. El que no pot ser és que una regió després de donar i rebre es quedi pitjor. No és lògic. És el “principi d’ordinalitat”. Aquest any quedarà resolt”.

 

Niño Becerra

 

    Santiago Niño Becerra es catedrático de Estructura Económica en la Universitat Ramon Llull. Él pronosticó la grave crisis económica que se nos venía encima y le acusaron de “catastrofista”. Después, el tiempo le dio la razón y no sé si, incluso, se quedó corto. “Con los Bancos sí me quedé corto –nos dice el profesor-- con el Paro pensaba que todavía podía haber sido peor”. Ahora, Niño Becerra predice otra crisis económica: “estamos en la tercera oleada de la crisis, provocada por la deuda y por tener que limpiar todos los activos de la Banca, con un valor muy superior al valor de mercado”.

    El profesor nos prepara para un nuevo susto grave: “de aquí dos o tres meses, empezaremos a ser conscientes de que las cosas ni remotamente están tan bien como nos dicen: la deuda está creciendo, el ahorro baja, la concentración de las empresas va a más… Cada vez habrá más desigualdades: los ricos, cada vez más ricos; los pobres, cada vez más pobres. Y tendremos copago sanitario, simbólico, de unos 2 euros”.

    Y las Pensiones? “Los nacidos después de 1958-1962 ni remotamente cobrarán una pensión como las conocemos ahora. Las pérdidas del poder adquisitivo serán del 35 o el 40%. Y los Jóvenes tienen clarísimo que no cobrarán pensión”. Y que tendrán que marcharse fuera a trabajar, que aquí les espera Paro o salarios bajos….

    Y Cataluña? “Yo pienso que Cataluña conseguirá este año la independencia económica, un tipo de concierto como el vasco. Lo que no puede ser es que una región después de dar y recibir se quede peor. No es lógico. Es el “principio de ordinalidad. Este año quedará resuelto”.

  Niño Becerra i jo

 http://www.rtve.es/alacarta/audios/mon-possible/mon-possible-santiago-nino-becerra-ens-apunta-les-perspectives-economiques-lany/4416699/

 

Olga Rodríguez   15.ene.2018 14:21    

0 Comentarios

Esto es solo una previsualización.Su comentario aun no ha sido aprobado.

Ocupado...
Your comment could not be posted. Error type:
Su comentario ha sido publicado. Haga click aquí si desea publicar otro comentario

Las letras y números que has introducido no coinciden con los de la imagen. Por favor, inténtalo de nuevo.

Como paso final antes de publicar el comentario, introduce las letras y números que se ven en la imagen de abajo. Esto es necesario para impedir comentarios de programas automáticos.

¿No puedes leer bien esta imagen? Ver una alternativa.

Ocupado...

Mi comentario

Món Possible

Bio Món Possible

A 'Món possible' volem escoltar els que no tenen veu i els que treballen perquè la recuperin. Donem veu a col.lectius que pateixen les embestides cruels de la crisi, la pobresa i les injustícies. I coneixem la tasca d'organitzacions a favor de la justícia social, la solidaritat i un món millor. Perquè estem convençuts que 'un altre món és possible'.
Ver perfil »

Síguenos en...

Últimos comentarios