9 posts de mayo 2010

Algo pequeñitooooo...

¡Qué lujo de fin de semana con Arturo Pérez-Reverte y Mª del Mar Bonet! Es fantástico conocer a personas que se han ganado el prestigio a pulso, buscando siempre la perfección. Reconozco que "El asedio" me ha dejado un poco huérfana porque cuando terminas la lectura de una novela tan apasionante e intensa (igual que cuando ves una película arrebatadora) percibes una cierta desolación. Es como si te hubieran quitado algo, como si te hubieran echado del mundo en el que has estado mágicamente instalada. Y pienso en Pepe Lobo o en Lolita Palma como si formaran parte de mi vida. Aunque, bien pensado, ya forman parte de mi vida literaria, esa que te asegura las mayores satisfacciones.

Julia tiene ocho años, vive en Valdepeñas de Jaén, le gustan Pocahontas y los Cuentos para Ulises, y hoy ha sido la estrella del programa. Juan Carlos Ortega la ha convertido en protagonista de una de sus narraciones. Al acabar, nos ha extrañado su silencio porque habíamos sido testigos de su facilidad de palabra y su desparpajo. Yo le he dicho en broma: "No te habrá dado algo..." y ella ha respondido: "Me ha dado mucha felicidad". Nos ha emocionado.


Llevo todo el fin de semana tarareando la canción de Eurovisión. Me gusta Daniel Diges porque se nota que disfruta cantando. Creo que a mí me pasa igual pero sin cantar. Cuando Santiago González era director de RNE me dijo algo que no voy a olvidar: "Tú tienes una virtud y un defecto y son la misma cosa. Se nota mucho cuando estás a gusto pero cuando estás mal se nota mucho también." Me temo que tenía razón.

El público

El viernes llegamos a la estación de Linares-Baeza después de un viaje de tres horas y media y al bajar del tren el calor casi nos derrite. Me sorprendió ver a tantas personas con mascarilla. Más tarde descubrí en Jesús Pozo, el compañero de Nieves, que los efectos del polen del olivo en las personas alérgicas son terribles. Enrique Vivas, como buen alergólogo, se iba frontando las manos. Ya se sabe que nunca llueve a gusto de todos.

Tanto Úbeda como Baeza son dos ciudades monumentales. Da gusto visitarlas y comprobar que Andrés de Vandelvira también debió de frotarse las manos ante tanto trabajo. El sábado emitimos desde uno de sus majestuosos edificios: el Hospital de Santiago ubetense. El domingo, en el antiguo Palacio de Jabalquinto (una maravilla de finales del siglo XV), sede Antonio Machado de la Universidad Internacional de Andalucía en Baeza. Es un privilegio trabajar en lugares con historia.

He descubierto que no me gusta viajar sin José Mª Íñigo. Estos días graba un programa de televisión los sábados por la tarde y el pobre se pega unas palizas tremendas para intentar estar con nosotros en el lugar de emisión los dos días pero a veces, por mucha voluntad que le ponga, resulta imposible. Así fue esta semana. No pudo llegar hasta el domingo a media mañana y le eché de menos. Es más: ya no concibo trabajar sin él. Le quiero y le necesito. Aunque reconozco que me sigue resultando divertido que la gente piense que nos llevamos fatal. Hace unos años, el director de RNE recibió una carta en la que una señora me acusaba de maltratarlo y acosarlo laboralmente. ¡Nos reímos un montón! ¡Menudo es Íñigo para dejarse acosar...!

"Hay gente pa tó", como dice la expresión. Ayer dedicamos nuestra tertulia a reflexionar sobre el público. Todos somos público pero no todos los públicos son iguales. Me intrigan los públicos que aplauden espectáculos nada dignos de ser aplaudidos quizás porque siempre le he tenido un gran respeto a la audiencia y porque estoy convencida de que es lo mejor y lo único imprescindible en este programa. Por cierto, mil gracias a nuestro público andaluz, siempre tan generoso y hospìtalario.

El próximo fin de semana no vamos a viajar. Qué raro ¿verdad?

Entre olivares

Como cada semana, aquí tenéis unas cuantas fotografías de nuestro paso por Úbeda y Baeza, ciudades históricas y olivareras por excelencia.


PEPA, EN EL TALGO CON DESTINO A LA ESTACIÓN LINARES-BAEZA.


EN ÚBEDA EMITIMOS DESDE EL CENTRO CULTURAL HOSPITAL DE SANTIAGO.


NUESTRO GRUIRI MICHAEL JACOBS, NOS HABLÓ DE SU NUEVO LIBRO "lA FÁBRICA DE LA LUZ".


EL GRUPO RENACENTISTA "SYNTAGMA MUSICUM" NOS SORPRENDIÓ CON SU MÚSICA Y CON SU VESTUARIO.


PEPA, EN LA PUERTA DE LA SEDE ANTONIO MACHADO DE LA UNIVERSIDAD INTERNACIONAL DE ANDALUCÍA, LUGAR DONDE EMITIMOS EL DOMINGO.
EN UN CALLEJÓN DE BAEZA.

IMPRESIONANTES VISTAS DEL VALLE DEL GUADALQUIVIR.


MARES DE OLIVARES.


TODO EL EQUIPO, EN LA FUENTE DE SANTA MARÍA DE BAEZA. DE IZDA. A DCHA: (DELANTE) JOSÉ RAMÓN PARDO, MANUELA, PEPA Y PAULA. (DETRÁS) ENRIQUE VIVAS, PILAR G. MOUTON, JOAQUÍN ARAÚJO, NIEVES CONCOSTRINA, JESÚS Y MICHAEL. PACO ORTEGA (CANTANTE, COMPOSITOR Y PRODUCTOR) NOS ACOMPAÑÓ EN BAEZA.


EL PÚBLICO DE BAEZA.

DETALLE DE LA FACHADA DE LA SEDE ANTONIO MACHADO DE LA UNIA (SI SE FIJAN, OBSERVARÁN FIGURAS DESNUDAS EN POSICIONES SOSPECHOSAS...)


OTRO DETALLE DE LA FACHADA.

De paseo por Comillas


Esta es una pequeña selección de las fotografías de nuestro viaje a Comillas.

Por recomendación de Nieves Concostrina, fuimos a visitar el cementerio de Comillas. De izda. a dcha:Miguel Setuáin (técnico de RNE en Navarra), Manuela (esposa de Pardo), José Ramón Pardo, Pepa, Juan Yeregui (casi no se le ve), Pilar Garrido, Forges y Rosa.


De entre todos los epitafios que allí había, nos quedamos con este: "A nuestro hermano. Siempre faltará alguien para que mi vida sonría... Tú".


Pepa junto a los hermanos Samper (Daniel, a la izquierda, y Ernesto, a la derecha).


El público de Comillas participó en la nueva sección de Juan Carlos Ortega. Con el micro, el director de RNE en Navarra, Juan Yeregui, siempre dispuesto a acompañarnos y a echarnos una mano en todo lo que haga falta.


El Palacio de Sobrellano de Comillas se llenó durante el programa. ¡¡Gracias por la acogida!!

Viajeras infatigables con sonrisa incorporada

Pepa y Rosa corren hacia la puerta de embarque del avión que les llevará hasta Santander (de ahí, un coche las acercará a Comillas). Como comprobaréis, viajamos siempre bien cargadas de bolsos y maletas, con el tiempo justo... Pese a eso, no perdemos la sonrisa. Y, si la perdemos, encontramos otra enseguida.

Iberoamérica en Cantabria

Muy interesante y bien organizado el Congreso Iberoamericano de Nuevo Periodismo que dirige Fernando Jáuregui y que se ha celebrado en Comillas. Nos ha gustado conocerlo desde dentro y constatar que los periodistas que aman su trabajo pueden estar cuatro días seguidos hablando de Iberoamérica (incluso en las comidas y en las cenas). La tertulia del sábado sobre el presente y el futuro de nuestra profesión se me hizo corta. Allí estaban el mismo Jáuregui (me encanta esa serenidad que transmite), Fernando Pajares (presidente y miembro único de nuestro club de admiradores), el gran Antonio Fraguas (don Forges, como le llaman a veces) y mi querido sudaca, Daniel Samper, que minutos más tarde protagonizó uno de los mejores momentos de la historia de este programa con su hermano, el ex-presidente de Colombia, Ernesto Samper.

No se parecen en nada físicamente, uno es del Barça y el otro del Real Madrid pero se profesan un inmenso cariño y comparten un extraordinario sentido del humor. Daniel dice que su hermano ha sido el presidente más "aplomado" (siguen alojadas en su columna 4 balas de las 13 que le dispararon en un atentado en 1989). Fue una entrevista memorable y creo que el público la disfrutó.

Emitimos desde el Palacio de Sobrellano (ya lo habíamos hecho en 2007), visitamos el cementerio (Nieves nos ha cambiado la vida) y la Capilla panteón de los marqueses de Comillas (una joya). ¿Cómo es posible que una villa de 2500 habitantes reúna tantas maravillas? Dice el eslogan turístico, que le gusta repetir a Miguel Ángel Revilla, que Cantabria es infinita. Pues va a ser que sí...

Por cierto, esta semana hemos conseguido despistar a la nube volcánica y pudimos regresar a casa sin grandes sobresaltos. ¡Menos mal!

Fin de semana coruñés

Aquí tenéis algunas imágenes de lo bien que lo pasamos en este "balcón del Atlántico". Os invitamos a todos a que visitéis A Coruña. Eso sí, ¡no olvidéis llevaros un buen paraguas!


LOS PARAGUAS DE PEPA. AL FONDO, LA TORRE DE HÉRCULES.

DURANTE LA EMISIÓN DEL PROGRAMA, EN LA SALA DE CÁMARA DEL PALACIO DE LA ÓPERA DE A CORUÑA.

EL PÚBLICO DE A CORUÑA.

NIEVES CONCOSTRINA (DE ROJO, SALUDANDO) Y PEPA, PERDIDAS EN EL LABERINTO DEL PARQUE DE SAN PEDRO.

DE IZDA. A DCHA: NIEVES, JOSÉ MIGUEL VIÑAS, CARLES, DANIEL SAMPER Y EL DOCTOR PARDO.

LO MAL QUE SE LLEVAN ÍÑIGO Y PEPA.

La larga vuelta a casa

El fin de semana coruñés ha tenido música propia: el Réquiem de Verdi (me emocioné con el Dies irae una vez más). Nos gustó asistir a la inauguración del Festival Mozart porque, aunque muchos piensen lo contrario, el trabajo fuera de casa no nos deja tiempo para alegrías extra. Por la mañana, programa; por la tarde, preparación del programa. En el mejor de los casos, me escapo un par de horitas para conocer un poco la localidad en la que estamos (por cierto, si van a Coruña, no dejen de dar un paseo por el Monte de San Pedro) y siempre intento levantarme de la mesa a las 11 de la noche porque más que comer necesito dormir.

El domingo fue un día largo después de una noche corta (o sea, una noche de insomnio por un exceso de riquísima tortilla de patatas). Dormí dos horas y eso ya supone para mí una verdadera catástrofe. La nube de ceniza volcánica mantenía cerrados desde el día anterior todos los aeropuertos gallegos y se mascaba la tragedia (es un decir). Victoria Hernández, auténtica heroína del equipo, se ocupó de la intendencia. Salimos del Palacio de la ópera a las 13.40. Recogimos las maletas y unas bolsas con bocadillos en el hotel y a las 14.00 nos dirigimos al aeropuerto para alquilar dos coches. Casi 600 kilómetros (turnándonos en la conducción) hasta Madrid donde se quedaron la mayoría de los compañeros. Carles Mesa, Núria Ribó y servidora llegamos a la estación de Atocha a las 20.35 para coger el Ave de las 21.00. Entraba en mi casa a las 23.57 de la noche con el estómago regular y prácticamente en ayunas. Pero lo más increíble y lo que en definitiva quería contarles es que, a pesar de todo, seguía pensando que había merecido la pena.

De Valladolid

Cuando nos proponen viajar a una localidad que hemos visitado con cierta frecuencia siempre me invaden las dudas. Por un lado me apetece volver para reencontrarme con los buenos recuerdos que guardo en la memoria. Por otro, me horroriza la idea de resultar "cansina". Como dice Íñigo: "visto uno, vistos todos" y la frase es es aplicable a muchas cosas. También a los programas de radio.

Por eso, cuando sucede lo que hemos vivido este fin de semana en Valladolid mis recelos parecen absurdos. Dos días con auditorios abarrotados de escuchantes y de cariño. Los vallisoletanos pueden con todo: si hay que madrugar, se madruga y si hay que cruzar el río, se cruza... ¡¡¡¡ Nunca nos fallan !!!! Y yo se lo agradezco de corazón.

Éste ha sido mi primer viaje a la capital castellana sin Miguel Delibes. ¡Cuánto le echo de menos! De todas formas, Miguel ha dejado lo mejor de sí no sólo en sus libros sino en su familia y ya no concibo un viaje a Valladolid sin dar unos abrazos a Germán, a Elisa o a Pepi.

Bien pensado, tengo mil motivos para volver...

Bueno, mil y uno porque ¡¡sigo sin entender cómo los pavos reales del Campo Grande son capaces de volar hasta las ramas más altas de esos árboles centenarios!!

¡Feliz comienzo de semana!

Pepa Fernández


Pepa Fernández es la directora del programa 'No es un día cualquiera', de Radio Nacional, que se emite los sábados y domingos por la mañana.
Ver perfil »

Síguenos en...

Últimos comentarios