5 posts de julio 2010

Vacaciones

El final del programa de ayer fue de traca. El baile se convirtió en una forma de liberar la tensión después de una intensa temporada y de una más que frenética semana. En los últimos ocho días he viajado desde Córdoba a Barcelona, de Barcelona a Vitoria, de Vitoria a Barcelona, de Barcelona a Santander (donde participé en un acto de la UIMP), de Santander a Astorga y de Astorga a León y Barcelona. No está mal.

Lo cierto es que pillé un catarrazo de aúpa en Cantabria (gentileza del aire acondicionado del Palacio de la Magdalena) pero aun así tuve fuerzas para meterme entre pecho y espalda un delicioso cocido maragato, ése que, digan lo que digan, se come inexplicablemente al revés. Regresamos a Astorga diez años después y me di cuenta de lo mucho que hemos crecido desde entonces. Tenemos más años, más arrugas y achaques pero también muchísimos más amigos. La calurosa sala de plenos del Ayuntamiento se quedó pequeña desde primera hora de la mañana.

Cuando trabajas en lo que te gusta y con gente que te gusta sólo necesitas las vacaciones para descansar de lo que aborreces (los madrugones) y de lo que te agota (los viajes). Estamos físicamente exhaustos y por eso agradecemos la pausa veraniega que esta vez ha llegado más rápido que nunca. Con tanto movimiento, el año laboral se me ha pasado en un suspiro. Por cierto, no quiero olvidarme de dar las gracias a todos los compañeros de los servicios técnicos y de documentación sin cuyo trabajo nuestro esfuerzo no serviría para nada.

Ha sido una buena temporada. Es más, yo diría que a pesar de las ausencias que no consigo superar (las de Juan Morales, Andrés Aberasturi o Pilar Varela...) ha sido la mejor temporada del programa. Somos un buen equipo, tenemos unos seguidores de lujo, unos jefes estupendos... ¿qué más se puede pedir?

Así que me despido hasta septiembre con cuatro palabras:
¡¡¡¡¡¡¡GRACIAS Y FELIZ VERANO!!!!!!!!!!!!!!

Desde Córdoba, con calor


Esta es la imagen del calor. A las 8 de la mañana, nada más empezar el programa, ya era necesario el abanico y el pelo bien recogido para combatir las altas temperaturas.



El guitarrista y compositor Paco Peña nos regaló una fantástica actuación en directo

Ni el calor impide a Pepa y a José Ramón Pardo bailar al ritmo del mambo que utilizamos como sintonía para su sección de las cinco canciones


El guitarrista, compositor y director de orquesta cubano Leo Brouwer estuvo con nosotros en Córdoba

El sonido de la guitarra nos acompañó todo el fin de semana. El domingo disfrutamos de la actuación de los Hermanos Assad



De paseo por las calles de Córdoba. De izquierda a derecha: José Mª Iñigo, Pepa Fernández, Javier Sádaba, José Miguel Viñas, Nieves Concostrina, David Vicente, José Ramón Pardo, Manuela y Laura García Agustín

Evidentemente no podía faltar una visita a la Mezquita de Córdoba



Dentro de la Mezquita, Pepa encontró la luz...

Ya saben que en este programa viajamos mucho y cualquier momento y lugar son buenos para descansar y echar una cabezadita. Incluso, el maletero de un autobús

De festival en festival

Todo parece pequeño y poco importante al lado del fútbol. El país se paraliza, la gente vibra, los gamberros hacen su agosto... Yo también me he alegrado con la victoria de la selección en el Mundial aunque lo reconozco: no me interesa el fútbol y me cuesta entender las pasiones que desata. Pero algo tendrá el agua cuando la bendicen...

El fútbol, las guitarras y el calor han sido los protagonistas de nuestro fin de semana en Córdoba. ¿Pero quién piensa en el calor cuando la compañía es estupenda? Hemos tenido la suerte de estar cerca del entrañable Paco Peña, del torbellino Leo Brower y de los hermanos Assad, dos auténticos virtuosos de la guitarra, que además son simpáticos. La frase del fin de semana la pronunció Antonio, un escuchante cordobés de 6 años y medio (sic) que nos hizo un dibujo magnífico. Cuando le pregunté cómo había conseguido reproducirnos tan bien respondió: "Porque me fijo". ¡Sí señor!

A las tres de la tarde (¡¡!!) del domingo (antes de irnos a la estación) me empeñé en pasar por la Mezquita porque me parece inconcebible estar en Córdoba y no disfrutar un ratito de semejante maravilla. Sólo Victoria y David Val (el eficacísimo encargado de prensa del Festival) se animaron a acompañarme y no me extraña. A esa hora caía fuego por la calle. Con toda probabilidad David pensó que estoy algo majara. Victoria no lo pensó. Ya lo sabe.

En esta época del año los festivales musicales se suceden en nuestro país y, por desgracia (para mí), coinciden con el final de la temporada más frenética y viajera del programa. A pesar de eso, hago lo que puedo. Ayer, José Ramón Pardo, Manuela y yo nos escapamos a Vitoria, la ciudad amable, escenario de un fantástico y veterano festival de jazz. Iñaki Añúa cuida todos los detalles para que cada edición sea una experiencia inolvidable. Estuvimos en Mendizorrotza y disfrutamos muchísimo con Didier Lockwood, Bireli Lagrene y sus chicos. Al acabar dije y me dije: he sido feliz. En el hotel actuaban los Pink Turtle, unos tipos franceses divertidísimos que versionan a ritmo de jazz todo lo que pillan y que son capaces de resucitar a un muerto. Casi se nos olvidó dormir.

Ahora, nuestro destino es Astorga.

Nuestro paso por Guadalajara

El sábado, en Hita, charlamos con el actor José Sacristán al que nombraron "Arcipreste del Año" en el Festival Medieval


En la tertulia que dedicamos a la verborrea, Pepa dejó solos a Enrique Vivas, Josto Maffeo, Daniel Samper e Ignasi Riera. ¿Quién creen ustedes que habla más?

Y mientras ellos hablaban sobre hablar mucho, Pepa disfrutaba escuchándoles entre el público

El domingo, Andrés Aberasturi nos presentó su libro de poemas "Hablando solo". Logró emocionar al público, a los escuchantes y también a Pepa.

El domingo cerramos el programa con una gran actuación musical. En Sigüenza nació un nuevo grupo "Daniel Samper y los falsos sudacas". Interpretaron su particular versión de la canción "Se va el caimán". ¡Qué arte!


Y aquí tienen al coro de los "falsos sudacas" a los que auguramos un prometedor futuro en el mundo de la música. De izquierda a derecha: José Ramón Pardo, José Miguel Viñas, Pilar García Mouton, Joaquín Araújo, Nieves Concostrina y Daniel Samper.

Aberas en Guadalajara

Finalmente conseguimos llegar a Guadalajara. Nos ha costado casi once años emitir desde esa provincia. ¿Tendremos escuchantes en Guadalajara? me preguntaba yo aunque reconozco que era una pregunta retórica porque desde que estuve dando una charla en la central nuclear de Trillo me constaba que haberlos, habíalos. Es más, recuerdo que fue en vísperas del puente del 1 de mayo y a pesar de ello la sala estaba abarrotada. Ese día pensé que era injusto no haber recibido ninguna invitación desde allí así que empecé mi campaña: "Hay que ir a Guadalajara como sea". Por fortuna, la Diputación provincial recogió el guante y yo se lo agradecí un montón.

Los guadalajareños no nos fallaron, desafiando tormentas (dos de órdago nos han caído este fin de semana con corte de líneas incluido) y cuestas (hay qué ver lo empinadas que son las calles de Hita y Sigüenza). Lo dije y lo repito: la provincia de Guadalajara es sorprendente y merecería ser mucho más conocida y visitada. Ojalá nuestro trabajo haya servido para algo...

Somos conscientes de que cuando viajamos nos convertimos en altavoces de un acontecimiento cultural o de una oferta turística que quiere publicitarse. Pero les aseguro que si decimos que algo merece la pena es que estamos convencidos de que la merece.

Guadalajara ha propiciado nuestro reencuentro con Andrés Aberasturi. ¡Cuánto le echo de menos! Preciso: nunca voy a dejar de echarle de menos. Sé que a él le horrorizan este tipo de frases pero la añoranza es libre. Y el cariño, más.

Qué triste me parece que los expedientes de regulación de empleo pretendan acallar a estas personas que son insustituibles. En el caso de Aberas lo digo en mayúsculas: ES INSUSTITUIBLE. El domingo me hizo llorar (¡¡¡¡OTRA VEZ!!!!!) recitando sus poemas y, por los mensajes que recibimos, deduzco que no fui la única. Es imposible resistirse a la ternura que transmite (seguramente muy a su pesar). Te queremos, Aberas.

¡Ah! Esta semana no hemos "roto" ningún medio de transporte y además hemos conocido a Juan, un maravilloso conductor de autobús, que es también un buen guía turístico y un gran escuchante de radio. Un beso, Juan.

Pepa Fernández


Pepa Fernández es la directora del programa 'No es un día cualquiera', de Radio Nacional, que se emite los sábados y domingos por la mañana.
Ver perfil »

Síguenos en...

Últimos comentarios