Las tendencias de alimentación que nos esperan para el 2017

    jueves 12.ene.2017    por Aitor Sánchez    1 Comentarios

Con el cambio de año ya tenemos en el horizonte nuevas ideas y tendencias alimentarias para el 2017. Es hora por tanto de sacudir, refrescar… y entre otras cosas dejar a un lado aquellas preparaciones más “carcas” del 2016.

Recientemente Mikel Iturriaga escribía en El Comidista un artículo sobre todo lo que hemos trillado en este 2016, así que viene bien sacar sangre nueva.

¿QUÉ ES LO QUE YA ABURRE DEL 2016?

Aparentemente nos hemos pasado con la quinoa y aguacate (que nos hemos pegado un buen empacho). Demasiado tartar, demasiado ceviche, demasiado tataki… Mikel recuerda de paso a los bares que no hace falta que usen pizarra negra para todo.

Quinoa

La quinoa ha sido uno de los productos de moda durante este 2016

 ¿QUÉ SE ESPERA DE ESTE 2017 EN ALIMENTACIÓN?

Dentro de los supermercados lo que parece más cercano (puede que para el 2017 todavía no) es la compra automática con móvil. Amazon ha implementado un sistema de pago a través del móvil, en el que la gente sale del supermercado y automática se le carga en su cuenta.

También se está perdiendo el miedo a comprar por internet comida, y puede ser una nueva línea todo el mundo de la tecnología sobre facilitar la compra. Además de la integración de apps con información para poder conocer nutritivamente qué tienen los productos de dónde vienen…

 ¿QUÉ CAMBIARÁ EN CUANTO A LA COMIDA?

Respecto a la comida se prevé también una apertura de mente, más amplia a diferentes opciones dietéticas. El aumento de las migraciones actualmente está haciendo que las opciones kosher, halal, o más exóticas sean un recurso más conocido.

Las secciones internacionales sobre todo desde el punto de vista de las especias, de las sazones y de las salsas ya preparadas… que siguen siendo tendencias de la expansión multicultural.

Como lo está siendo de la opción vegetariana. El número de vegetarianos en España está creciendo, así como el número de restaurantes vegetarianos o que presentan una opción veggie. Aunque en ese sentido vamos más rezagados que el resto de europa.

Esta tendencia ya se están dejando ver en algunos supermercados, donde hace un año era impensable ver productos como la col kale, las semillas de chía, edamame congelado, embutidos o bollería vegetarianos, bimi…

Que no quiere decir que sean saludables, pero se está abriendo el abanico porque se ve como un negocio. ¡Bueno, de hecho hasta han introducido hasta zumos detox! (Que detoxificar detoxifican poco).

Todo esto son productos emergentes alrededor de la tendencia de los superalimentos y la salud, que inevitablemente es uno de los puntos calientes de ventas hoy en día.

¿AUMENTARÁ LA COMIDA PREPARADA?

Ha habido una mayor oferta los últimos años, destacando sobre todo que algunos supers tienen incluso sushi ya preparado. Aquí culturalmente seguimos teniendo una distinción, y parece que nuestra comida preparada es más para salir del paso en casa: los pollos asados, ensaladillas, ensalada…

En otros países es más notable porque los establecimientos están preparados también para calentar o con su apartado de comidas preparadas, que aquí no es tan tan popular.

¿SE ESPERA BAJÓN CON EL CONSUMO DE REFRESCOS?

La tasa a los refrescos está aumentando la concienciación de la gente, y está habiendo un descenso del consumo de las versiones azucaradas. En esta oportunidad, los que parece que pueden quedarse parte del pastel son las aguas con gas u otros refrescos carbonatados sin azúcar.

¿ALGÚN ALIMENTOS NUEVO QUE SE PREVEA QUE PUEDA VENIR PRONTO?

Pues además de familiarizarnos con los que os he comentado, hay un experto que es Phil Lembert, que se la juega y cree que va a tener crecimiento el queso cottage.

“Cottage” significa “cabaña”, es un queso fresco sin prensar. Entonces en lugar de tener el bloque homogéneo, tiene como grumos. Está muy rico, yo lo desayunaba cuando vivía allí con fruta o para añadir a ensaladas.

Veremos si lo tenemos dentro de poco en nuestras estanterías…

Categorías: Ciencia , Gastronomía , Weblogs

Aitor Sánchez   12.ene.2017 13:43    

¿Cambio de dieta con el año nuevo? 10 consejos para no abandonar

    martes 10.ene.2017    por Aitor Sánchez    0 Comentarios

Cambiar nuestra alimentación es a día de hoy uno de los propósitos de año nuevo más recurrentes. Desgraciadamente, muchas veces se queda en tan solo eso: un propósito. De ahí que cada año muchas personas vuelvan a enfrentarse al mismo problema de nuevo y el ciclo se repita.

Durante el TIPS de ayer (que por cierto cambia su emisión a las 20:00 de la tarde) aunamos fuerzas desde dos secciones del programa para intentar ayudar a la gente que se ha propuesto que este año vaya en serio. Tanto Lluis Soldevilla desde el punto de vista de la motivación, como yo mismo desde la Nutrición dimos estos 10 consejos para que los pasos a dar no sean descabellados.

 Aquí tenéis una ampliación de lo que hablamos en el programa con algunos TIPS que os pueden resultar útiles para mantener esa motivación. 

PREPARA EL TERRENO

No dejes que el ambiente que te rodea te sabotee estos propósitos. Acaba con los alimentos poco saludables que te rodean. Planifica tus compras, tus comidas fuera de casa y en especial las del trabajo o centro de estudios para saber si necesitaras comer de menú o tupper.

Piensa si estás en el mejor momento, si los factores, tiempo, motivación y horizonte por delante va a ayudar. A veces puede venir bien posponer simplemente un par de semana el inicio del cambio. Cuando lo hagas comunícalo a quien quieras para que ejerza un convencimiento y una "presión positiva". 
 
Ten en cuenta que acudir a un dietista-nutricionista es la decisión más responsable si queremos ayuda profesional.
 
MONITORIZA COSAS REALISTAS Y SIN OBSESIONARTE
 
Llevar un seguimiento y un registro de tus comidas o de tus objetivos es uno de los factores más motivantes que hay a la hora de mantener un cambio de hábitos.
 
Pero la alimentación tarda en dar sus frutos sobre todo si queremos cambios estéticos. Es mejor contabilizar otros aspectos que puedan resultar motivantes como las horas de ejercicio, el número de recetas aprendidas o los kilómetros recorridos. Centrarse solo en la báscula mueve la atención de lo verdaderamente importante y puede crear frustraciones.

  Bite-app
 
 
PASO A PASO
Ve paso a paso y evalúa los avances cada poco. Semanalmente, mensualmente. Todo lleva su tiempo y no hay que obsesionarse con el objetivo final. Lo importante es mantener los pequeños avances.
 
Una buena idea puede ser instaurar cambios paso a paso y no volver atrás. Alguna de esas ideas a implementar que ayuden al cambio de hábitos puede ser:
  • Dejar las bebidas azucaradas y edulcoradas
  • Hacer desayunos más saludables
  • Eliminar el alcohol
  • Llevar frutos secos con nosotros por si nos entra hambre
  • Cambiar el postre por fruta
  • Elegir siempre agua en las comidas
  • Aprender una receta semanal
  • Comprar en el mercado en lugar de en el super...

LOS OBJETIVOS NO SON A CUALQUIER PRECIO

Muchas veces la alimentación se instrumentaliza para conseguir objetivos estéticos. Esas cosas son consecuencia de la presión y del entorno en el que vivimos. El gran logro es seguir vida saludable.
 
Si por ejemplo pretendíamos adelgazar y al final hemos perdido 8kg en lugar de 15kg no pasa nada. Hay que valorar que lo habremos hecho correctamente pero en especial si ahora llevamos otras rutinas más saludables, como puede ser comer mejor o estar haciendo más ejercicio. No toda la salud se refleja en la báscula ni en el aspecto.
 
ADHERENCIA. UNA DE LAS CLAVES EN DIETÉTICA
 
 
Uno de los factores que predice mejor el resultado de un pan de alimentación es la adherencia al mismo. El número de semanas/meses que se sigue. Por tanto, esa nueva rutina debe ser completamente llevable, centrada en hábitos que podamos implementar en nuestro día a día. No tenemos que adaptarnos a un plan, es el plan el que tiene que adaptarse a nuestra vida para que sea llevable.
 
Hay veces que se busca la explicación de si una dieta funciona o no por sus nutrientes, por su supuesto equilibrio. Pero en una gran cantidad de ocasiones se debe a la falta de adherencia por su mal diseño.

Aitor Sánchez   10.ene.2017 16:50    

¿Cómo nos la van a seguir colando a pesar del nuevo etiquetado?

    martes 10.ene.2017    por Aitor Sánchez    4 Comentarios

El pasado 13 de diciembre terminó de entrar en vigor la nueva normativa del etiquetado. Esta legislación viene desde el 2014, pero no todos los aspectos eran de obligado cumplimiento hasta hace bien poco.

Ahora ya es obligatorio que todos los alimentos tengan la tabla nutricional. Un paso más, pero insuficiente. ya que esta normativa sigue teniendo cierta incoherencias nutricionales por lo que nos la seguirán colando.

ETIQUETADO.manos arriba

(Ilustración de Clara Moreno para Mi Dieta Cojea)

¿Aspectos positivos?

Sin duda, en líneas generales es un gran avance, pero insuficiente bajo mi punto de vista.

Las mejoras más destacables fueron en su día la indicación de procedencia de la carne. Antes solo era obligatorio en la carne de vacuno a raíz de la crisis de las vacas locas, y ahora tendrá que ponerse en todas.

Además de el fin del cajón de sastre "aceite vegetal". Ahora es obligatorio indicar el tipo de aceite que se usa. Se acabó como ya adelantábamos hace un par de años el esconder el aceite de palma bajo el término “aceite vegetal”.

Y por supuesto algunas cosas que eran de cajón, y prácticamente derechos del consumidor: como el tamaño de letra o la mejor indicación de los alérgenos.

 ¿Qué problemas sigue habiendo? 

Varias cuestiones sobre todo relacionadas con la calidad nutricional de los alimentos, que nos van a hacer confundirnos a la hora de identificar qué es más o menos sano.

Inexplicablemente, a estas alturas, en el año 2017 es necesario desglosar en el etiquetado las grasas saturadas, pero no las grasas trans. Es decir, ahora mismo vamos a adquirir un producto, y podríamos pensar que no es saludable por tener grasa saturada en el etiquetado. Recordemos que no toda la grasa saturada es poco saludable, ejemplos son los lácteos enteros, el coco o el propio aceite de oliva … que tienen grasa saturada saludable.

Sale de rositas la grasa trans. Que para poder identificarla tenemos que irnos de la tabla nutricional, e ir a la ista de ingredientes. Donde se puede identificar como “grasa parcialmente hidrogenada”, uno de los peores nutrientes para el riesgo cardiovascular.

El etiquetado nutricional no distingue entre azúcar añadido, azúcar libre o azúcar propio de los alimentos. En el etiquetado nutricional sale el azúcar total. Todos ellos aparecen de manera conjunta en el etiquetado nutricional pero es complicado distinguirlos.

¿Cómo diferenciar azúcar propio, añadido y libre? 

El azúcar propio o “naturalmente presente” es el que tiene un alimento en su propia composición. Puede ser el que tiene una naranja, la lactosa de la leche…

El azúcar añadido, como su nombre indica, es adicionado. Como el de un yogur azucarado, un batido, bollería, galletas… Este hay que evitarlo. El azúcar añadido siempre es azúcar libre.

Pero hay una matización final y es que puede haber azúcares que estén libres, y sean del propio alimento, como es el caso de los zumos. Que tienen el azúcar de las naranjas, pero sin la fibra, por eso están libres y un zumo nunca sustituye a una fruta.

Por eso la OMS dice en su monografía que debemos evitar los libres. Todos estos tipos de azúcares seguimos sin poder distinguirlos en un alimento de manera fácil.

 Además, uno de los grandes problemas es que hay un montón de nomenclaturas bajo las cuales se puede ocultar el término azúcar, como jarabes, fructosas, maltodextrinas, maltosa, almidones modificados...

Por si fuera poco, la cantidad diaria orientativa del azúcar. Está hecha a razón de 90g. El primer fallo es que sigue dando a entender que las personas “tenemos” que llegar a esos 90g, parece que hay que llegar a esa cantidad porque se pone al lado de las vitaminas. Y por otro lado 90g es una cantidad mucho mayor que lo saludable. Con la nueva directriz de la OMS debería ser como mucho 20-25g. ¡Y lo peor de todo! Que esa cantidad para adultos, también se pone para productos infantiles.

 El etiquetado no es amigo de los más pequeños

Los niños pueden ingerir 1/3 o ½ de kcal de un adulto dependiendo de la edad. Y las familias tenemos de referencia un consumo máximo de azúcar de un adulto… Además, que siempre hay formas de ocultar almidones que son casi azúcar como se puede ver en el post de las papillas infantiles. En las que hay harina dextrinada, o cereales hidrolizados que son “casi azúcar”.

Por último, recordar que esta normativa solo afecta a etiquetado, ni a publicidad, ni a declaraciones nutricionales o declaraciones de salud. Es decir, los productos van a poder seguir llamándose “funciona”, “bueno”, “digestivo”… o los alimentos van a poder seguir alegando “integral” siendo solo rico en fibra.

Mucho por mejorar por tanto todavía en el etiquetado nutricional que nos rodea

Categorías: Actualidad , Ciencia , Gastronomía , Weblogs

Aitor Sánchez   10.ene.2017 14:34    

El bulo de "Harvard elimina la leche de su guía de alimentación"

    domingo 8.ene.2017    por Aitor Sánchez    1 Comentarios

La alimentación es un gran caldo de cultivo de bulos, estamos ante una de las temáticas que más repercusión tiene en el día a día y estamos constantemente expuestos a nuevos bulos por el tratamiento que tenemos de la información. Que es un poco así:

Imagen-sin-titulo

El ciclo de las noticias científicas para PHDcomics

¿PUEDE UN BULO DE ASCENSOR HACERNOS CAMBIAR LO QUE COMEMOS?

Eso parece ser, ante una noticia negativa sobre alimentación el 39% de los consumidores se plantean dejar de consumir los productos o dejan de consumirlos y hasta un 80% comenta la noticia con el entorno.

La mayor muestra de que un bulo o noticia afecta mucho al consumo es el despliegue que puede llegar a hacer un sector para contrarrestarlo. Bien es conocido el desembolso que hizo la industria cárnica para combatir la "crisis" de la carne roja procesada y el cáncer. O el de la industria azucarera en los 60 para que no se redujera el consumo de azúcar por las caries.

Hay ejemplos de bulos que se han extendido tanto que la gente ha llegado a creer que eran ciertos. Probablemente la “noticia” más reciente y con mayor repercusión puede ser la de “Harvard elimina a la leche de su plato saludable”.

¿ELIMINÓ HARVARD LA LECHE DE SU GUÍA DE ALIMENTACIÓN?

Esto es completamente falso, Harvard elaboró una guía alimentaria que se llama el “healthy plate” donde la leche aparece eso sí “limitada” a no más de dos raciones diarias. En ningún caso la elimina como producto saludable, la única mención que hace de un producto a evitar Harvard es en los refrescos azucarados, que sí que no lo señala claramente.

  Spanish_General_HEP_Feb2015

Los lácteos sin azucarar ni desnatar, (como el queso o la leche) los comenta también en el apartado de alimentos proteicos, pero aclarando que no son imprescindibles. 

Una de las posibles explicaciones es la de que la gente confundiera la guía alimentaria de Harvard con la de EEUU. “My plate”, que tiene al lado del plato un vaso que representa a los lácteos. Como Harvard en el vaso recomienda beber agua y punto. Alguna gente se creyó que eliminó la leche para poner agua. Pero no es así.

Myplate_white

¿En EEUU recomienda lácteos para beber?

O para el postre, aparece fuera del plato como para tomar como un extra, es una de las recomendaciones más controvertidas y las que más polémica desata por su relación con la industria. Sobre todo en un país con tanto consumo de refrescos quizás se debería buscar fomentar más el agua o hacer más hincapié con la fruta de postre.

Si además tenemos en cuenta las cifras de obesidad infantil creciente, y que los lácteos que normalmente se ofrecen para los niños rara vez son saludables, beber leche durante las comidas no es un consejo a implementar.

En definitiva, los lácteos son opcionales en una dieta, no son imprescindibles como ningún otro grupo alimentario lo es. Harvard no los ha eliminado de la guía de alimentación saludable, pero sí que limitó su consumo.

Categorías: Ciencia , Gastronomía , Weblogs

Aitor Sánchez    8.ene.2017 21:38    

Sobre el estudio que vincula grasas con cáncer

    sábado 7.ene.2017    por Aitor Sánchez    0 Comentarios

A inicios de diciembre, hubo una noticia que causó mucho revuelo en varios medios de comunicación, sobre un grupo de investigación del Instituto de Investigación Biomédica que había descubierto una vinculación entre grasas y cáncer.

Se trata de un estudio interesantísimo hecho en ratas, hablaba de unas células se encuentran en los tumores que potencian el crecimiento de los mismos. Digamos que son la fotocopiadora de las células cancerígenas, y se ha visto que tienen una proteína que transporta ácidos grasos a su interior para funcionar y reproducirse más rápido.

Vídeo desarrollado por 

Estas células serían como la llave de entrada de energía para el tumor. Lo más llamativo es que si ponemos esa proteína en células tumorales que no hacen metástasis ¡empiezan a hacerla! Pueden abrir la puerta de la energía para que el tumor se expanda.

Vale, abren la puerta para que entre la energía al tumor. ¿Pero una dieta alta en grasas puede hacer que se creen más tumores?

Lo que han visto en ratones es que al darles una alta en grasas hace que haya más metástasis en ratones. Pero no es solo por ser alta en grasas, concretamente respondían más al ácido palmítico. Un ácido graso del cuál ya conocíamos de antemano que era de los peores, presente en muchos productos procesados.

Volvemos de nuevo a un ejemplo de titulares irresponsables que han dicho que una dieta alta en grasas aumenta el riesgo de cáncer. No es así. Se trata de dietas altas en un ácido graso concreto, el palmítico.

De hecho, a día de hoy seguimos teniendo motivos para pensar que debemos seguir centrando el foco de atención en el azúcar dietético en procesos de cáncer.

¿Hay motivos para reducir grasa en pacientes con cáncer?

A día de hoy no. De hecho la grasa dietética sigue siendo a día de hoy una herramienta en pacientes con cáncer para aumentar la energía de sus dietas, de da mayor palatabilidad (recordemos que son pacientes que pierden el apetito) y de aumentar la adherencia a la dieta.

No debemos hablar de esas generalidad, y menos cuando tenemos ácidos grasos saludables presentes en pescado, aceite de oliva, frutos secos… que lo que hacen es prevenir otros tipos de cáncer.

Podría pasar todo lo contrario, que con esta alarma, la gente siga una dieta baja en grasa, y como hemos tratado alguna vez sea incluso contraproducente. Ya que las dietas bajas en grasa no son una buena herramienta para factores de riesgo cardiovascular o para la pérdida peso. Y eso sí que es un verdadero factor de riesgo de cáncer, ¡la obesidad!

Mirad qué paradoja puede darse, alertar sobre la grasa y desarrollo de cáncer, y que se acabe dando un consejo dietético que incluso pueda desencadenar una conducta menos responsable.

A veces el remedio es peor que la enfermedad.

¿Por qué motivo estar en sobrepeso puede aumentar el riesgo de cáncer?

Es concretamente por el exceso de grasa en el cuerpo. Esto lo adelantó la OMS en septiembre, cuando dijo que la obesidad aumentaba el riesgo de 8 tipos de cáncer. Todas estas patologías tienen un factor común, que son los mecanismos ligados a la inflamación crónica, este estado de “inflamación” hace que nuestro cuerpo esté más indefenso ante los carcinógenos habituales.

El tener mucho tejido graso en el cuerpo, aumenta la inflamación de nuestro cuerpo, porque el tejido adiposo tiene también función endocrina, es decir, el tejido adiposo también produce hormonas que y factores que pueden hacer que un cáncer se desarrolle más fácilmente. 

CsymyZ0WYAEfPzg.jpg-large

Imagen de Luis Cabañas, Como Cuando Como sobre la relación del sobrepeso y cáncer.

Deberíamos preocuparnos más sobre la grasa almacenada

Debemos ir dejando atrás estas ideas los kg de la báscula o del IMC, y centrarse más en la obesidad abdominal, o el perímetro de cintura. No importa solo el peso, sino saber qué es lo que nos pesa. Y en este sentido nos impota mucho la grasa visceral, la que rodea nuestros órganos y está en el abdomen. Eso es lo que se relaciona con varios tipos de cáncer, pero especialmente con el de mama, colon y recto, endometrio, esófago, pancreas y riñon.

Perder un 10% de nuestro peso de manera intencionada, podría reducir nuestro riesgo de cáncer alrededor de 1/3 del anterior.

La próxima vez quizás el mensaje a la hora de hablar de grasa y cáncer que deba darse es que importa más la grasa corporal, que la grasa dietética.

La grasa que verdaderamente se relaciona con el cáncer y por la que nos deberíamos preocupar, es la almacenada en nuestro cuerpo.

Categorías: Actualidad , Ciencia , Gastronomía , Weblogs

Aitor Sánchez    7.ene.2017 20:47    

¿Barritas y bebidas deportivas para una carrera popular? ¿Hace falta?

    viernes 6.ene.2017    por Aitor Sánchez    0 Comentarios

Si has corrido o acudiste recientemente a la San Silvestre, es posible que vieras no solo a personas disfrazadas, sino equipadas con alguna bebida deportiva, o que luego fueron a reponer tras esta carrera.

Lo que es desconocido por mucha gente, es que estas carreras populares no necesitan de productos deportivos específicos. Al igual que explicamos anteriormente en TIPS, que un entrenamiento convencional (de los terrícolas) no necesita de bebidas isotónicas

¿Qué debemos comer el día previo de una carrera popular?

El día previo, deberíamos tener una dieta que nos permitiera tener nuestras reservas energéticas llenas. Me refiero al glucógeno, que es el azúcar que se almacena en músculo e hígado.

No podemos almacenar mucho, se trata de una reserva finita, no es como la grasa, de la que podemos almacenar kilos y kilos. De azúcar muscular (glucógeno) se puede guardar 800-1000g. Estas reservas las gastamos cuando hacemos deporte, y las reponemos comiendo hidratos de carbono, sin necesidad de productos específicos. Una patata asada con verduras sin ninguna mención especial nos vale.

¿Qué interesaría concretamente cenar la noche anterior?

Tener un comida o una cena con hidratos de carbono suficientes. De todos modos. Si somos personas sedentarias habrá que considerar que seguramente los depósitos los tengamos llenos o medio llenos. Así que no es cuestión de hincharse el día de antes. Unas buenas opciones de cena previa son patatas, calabaza, huevo, filete de pescado, carne magra... cosas sencilla y digeribles.

 

Otras recomendaciones básicas para ese mismo día

Lo primero no hacer ninguna locura. Está muy instaurado en la sociedad eso de no hacer deporte durante dos semanas y luego la pachanga con los amigos echando el hígado por la boca. Corramos a un ritmo normal, calentemos articulaciones antes y los músculos que vayamos a usar más, porque sobre todo va a hacer frío y es importante que este esfuerzo sea gradual.

No hacer locuras ni inventos extraños el día de competición. 

Justo antes de empezar agua tomada a pequeños sorbos hasta comenzar el calentamiento Hacer una comida ligera antes de la carrera, unas dos horas antes, de unas 600-800 kcal, no más. Debemos pensar en la digestibilidad: no comer una gran cantidad de fibra, como legumbres, alimentos picantes… que puedan sentarnos mal en esta ingesta. Un poquito pasta, un arroz salteado con huevo, fruta durante la mañana… (La alimentación pre-competición ni sigue normalmente las pautas de una dieta saludable para población sedentaria).

Nunca se deben tomar alimentos nuevos o que no sean bien tolerados: la digestibilidad es clave para evitar molestias en la prueba

Y fundamental la hidratación, es crucial no solo hidratarse durante la carrera, sino llegar hidratados. Por lo que durante la noche anterior y las 12 horas antes, beber agua con regularidad.

Una nota importante, en una carrera popular no es necesario tomar a mitad ninguna bebida especial. A esta intensidad y duración no hace falta reponer glucosa ni electrolitos DURANTE. Por lo que no gastéis dinero en ninguna bebida de colorines.

Eso sí, al terminar sí que es importante estirar, y por supuesto reponer.

 

Por último, aunque socialmente sea una costumbre aceptada. Reponer con alcohol o la cervecita de después puede ser un acto social, pero no saludable. El alcohol no solo deshidrata, sino que inhibe el uso de la grasa por parte de nuestro cuerpo. Por lo que no estamos haciendo una buena ayuda a nuestro organismo.

Aitor Sánchez    6.ene.2017 21:05    

También hay propuesta vegetariana para Navidad

    domingo 25.dic.2016    por Aitor Sánchez    0 Comentarios

De al menos 5 grupos de Whatssap he recibido durante estas fiestas mensajes que parecían desear una amarga Navidad a las personas que decidieron en su día seguir una dieta vegetariana o vegana.

Mensajes que hacían alusión a los sabores que se perdería una persona por no poder disfrutar de unas gambas o de un pavo asado. Más allá de entrar a valorar la mala baba de estos comentarios, creo que dos personas pueden contestar culinariamente a estos argumentos. Aquí podéis disfrutar de la propuesta de menú vegetariano para estas navidades que Virginia García y Lucía Martínez han hecho para RTVE

Me parece que tras ver las recetas y la preparación queda más que claro que cocinar sin productos animales no es incompatible con el sabor ni con la creatividad. ¿Quién dijo que la cocina vegetariana era sosa?

Rollitos de pepino con patés vegetales

 Lasaña de berenjena con boloñesa de lentejas

Crema de calabaza especiada

Pannacotta de granada

En los vídeos podéis consultar las recetas, además de las explicaciones nutricionales de cada uno de los platos que conforman el menú. Seguro que os podéis animar a hacer una de estas preparaciones para vuestra familia en navidad.

Por último, una reflexión sobre deseos.

Quizás desear una mala cena a personas que en su día decidieron cambiar su alimentación por ética, sostenibilidad, salud o coherencia con sus valores, no es el espíritu navideño. Quizás en estas fechas de agradecer, hay que recordar que este modelo de alimentación permite reducir el impacto ambiental de nuestro entorno.

Así que, ¡Gracias dobles por este menú!

Menú vegano navidad

Aitor Sánchez   25.dic.2016 11:00    

Propuesta de menú navideño fácil y saludable.

    jueves 22.dic.2016    por Aitor Sánchez    0 Comentarios

En el último programa de #TIPStve tuvimos una colaboración entre las áreas de cocina y nutrición.

Tuve la suerte de compartir delantal con mi compañero Sergio Fernández y hacer una propuesta festiva, distinta, saludable, creativa y sin excesos. En este post queremos hacer una propuesta para que esta navidad sean los jóvenes los que entren a la cocina y hagan un menú diferente al que estamos acostumbrados.

En este enlace tenéis las recetas de Sergio y aquí el postre que pude defender. Quedando así la propuesta de menú:

MENÚ NAVIDEÑO 1:

  • Crema bicolor
  • Solomillo de ternera con frutos rojos
  • Triffle de plátano y dátil

Los ingredientes concretos del postre son:

TRIFFLE DE PLÁTANO Y DÁTIL CON SALSA DE CHOCOLATE ESPECIADO
Ingredientes (4 personas):
• 4 plátanos maduros
• Un pan de dátil sin azúcar añadido
• Frambuesas y pistachos
• Canela en rama para decorar
Para la salsa:
• 150ml de agua
• Especias: canela, clavo, pimienta, cardamomo y anís (o una bolsita de té o infusión de especias) y esencia de vainilla
• 2 cucharaditas de cacao puro
• Media cucharadita de almidón de maíz (Maicena)
• Si se desea, azúcar

En mi caso, y aconsejado por la cocinera y dietista-nutricionista Lucía Martínez voy a añadir una segunda propuesta de menú para que tengáis más variedad:

MENÚ NAVIDEÑO 2:

Entrantes

  • Ensalada de col rizada (aquí la técnica para que el kale quede bien en una ensalada) con mango y gambones o cigalas (según presupuesto). Todo ello acompañado con una vinagreta de miso y jengibre.
  • Brochetas de tofu satay (tofu marinado con salsa de cacahuete. (También puede ser cambiado por pollo)
  • Dip de pimiento rojo con chips de boniato

De primer plato:

Segundo plato

  • CARNE: solomillo de cerdo en salsa de limón, con guarnición de berenjenas con miel.
  • PESCADO: rape con crosta de aceitunas negras y salteado de espinacas a la catalana

Postre

Menú navideño fácil y saludable

 

Aitor Sánchez   22.dic.2016 17:21    

Alimentos afrodisiacos: ¿por sus propiedades o por el precio?

    domingo 18.dic.2016    por Aitor Sánchez    0 Comentarios

Siempre que se acerca una festividad o un espacio de tiempo en el que pasar más tiempo con la pareja, salen a relucir alimentos, soluciones, extractos y "milagros" que pretenden solucionar de manera tajantes los problemas de sensualidad de toda la humanidad. Detrás de todos estos productos se mueve una gran cantidad de dinero y un gran negocio, ¿pero realmente está justificado?

¿Existen los alimentos afrodisiacos?

No como se han entendido tradicionalmente, sí que hay alimentos que contribuyen a un mejor estado de salud, o incluso a una mejor función reproductiva. Pero cuando hablamos de los afrodisiacos la idea que nos viene a la cabeza es de vigor sexual, de excitación. Los estudios científicos que hay muestran que es muy complicado atribuir todo eso a un solo alimento, y que por tanto esa capacidad "afrodisiaca" es mucho más dependiente de otros factores como la sugestión o el entorno.

Pero siempre se había dicho que el chocolate... 

Todo parece indicar que es más el placer que provoca degustarlo. A pesar de que hay estudios sobre el chocolate y su capacidad afrodisiaca no hay nada contundente.

Pasa igual en los estudios que dicen que el chocolate da la felicidad. No es por ninguna sustancia atribuible al cacao, probablemente es simplemente el gusto dulce que provoca.

¿Y algunos extractos como el ginseng? ¿Especias como la canela?

Hay algunos estudios, que indican que en ratas puede mejorar la movilidad de los espermatozoides. Casi todo atribuible a la capacidad antioxidante y de protección del esperma de estas sustancias.

Normalmente son en estudios donde utilizan extractos concentrados de algún antioxidante o sustancia de la especia. No obstante hay que recordar que esto serían efectos a nivel bioquímico, pero casi nada a nivel de vigor sexual como conducta en un consumo convencional.

En resumen, no te van a hacer daño. Pero podríamos interpretarlo como un gasto de dinero con lo que podría ser más útil. Mejor invertir ese dinero en otros elementos para esa cena.

¿Invertir dinero en marisco por ejemplo?

Comamos marisco porque nos guste y sea un alimento saludable, pero no porque vayamos buscando estos efectos.

Tampoco. De las ostras, las fresas… muchas veces se mezcla que la forma nos recuerdan a partes íntimas femeninas, pero no hay nada detrás más allá que esta relación del imaginario colectivo.

Lo que puede pasar es que tengamos asociado en nuestra mente las cenas caras, o cenas románticas con estos alimentos. No es que el marisco sea afrodisiaco, sino el ambiente, la inversión de dinero, el vino, la cita en sí misma… 

De hecho, la música o el precio que pagas por un plato, te influye directamente en la percepción que tenemos sobre él. Nos sugestionamos mucho sobre todo lo que rodea a la comida. 

Afrodisiacos Aitor

¿Entrar en ayuno puede ser un potenciador sexual? 

En principio parece ser que el ayuno baja la libido, aunque hay una corriente que dice que aumente la potencia sexual porque no se está usando energía en la digestión.

Hay un estudio hecho con hombres durante el Ramadán midiendo su repuesta sexual. Hay menos actividad sexual, pero claro, se juntan muchas variables, ya que el Ramadán es un momento de recogimiento y puede que haya un factor cultural además del físico para que tengan menos actividad sexual.

En definitiva parece que el ayuno no contribuye a mejorar, pero tampoco es que haya que comer mucha cantidad. Los festines y el alcohol no son buenos compañeros para estos fines. 

¿Entonces no hay nada que se pueda hacer desde la alimentación para mejorar nuestra vida sexual?

Sí, la hay.

Y es más sencilla de lo que parece. Tenemos una gran soporte científico que nos indica que las personas en normopeso son más fértiles y rinden mejor. Así que adelgazar puede ser un paso más práctico que comprar ostras.

Además, una dieta saludable, o una dieta mediterránea saludable, mejora la función sexual en hombres y mujeres. Pero sobre todo la actividad física. Es curioso como en vista de lo que hay, parece que a la ciencia de las mujeres le interesa la fertilidad, y de los hombres la potencia sexual/disfunción eréctil/aguante.

Son los temas candentes, y por eso el mensaje cambia según a quién nos dirijamos.

En definitiva:

  • No hay alimentos que sean afrodisiacos tal y como los entendemos a día de hoy.
  • Para aumentar la actividad sexual: Bajar de peso, vida activa y dieta saludable.

Aitor Sánchez   18.dic.2016 15:18    

El azúcar que consumimos día a día sin darnos cuenta

    martes 13.dic.2016    por Aitor Sánchez    1 Comentarios

La OMS ha recomendado disminuir la cantidad de azúcar libre que tomamos en nuestra dieta.

Esta recomendación se refiere únicamente a aquel azúcar añadido en la fabricación o preparación del producto, y por tanto no afecta a las frutas y las verduras sin procesar.

El motivo es que un exceso de azúcar en nuestra dieta es un factor de riesgo de caries, sobrepeso, obesidad, diabetes, y por tanto un mayor riesgo cardiovascular, condiciones que a su vez facilitan la aparición de otras enfermedades como el cáncer. Esto sucede porque el azúcar es un producto muy refinado, que nos proporciona lo que llamamos kcalorías vacías.

Es decir, nos aporta energía sin ningún nutriente de interés asociado, además provocando un alto impacto metabólico en nuestra fisiología. Está por tanto ocupando un lugar en la dieta en el que otros alimentos deberían ser los protagonistas, y no siempre somos conscientes de todo lo que tomamos. 

¿Hay azúcar en una loncha de fiambre? ¡Sí! Aunque pueda parecer sorprendente. ¿Somos conscientes del azúcar que tienen nuestra salsas, la mostaza o el kétchup? Desde 8 g por cada 100g de producto en una salsa César, 13 g en un bote de mostaza y hasta 57g en uno de kétchup.

El azúcar de los productos infantiles es también casi una norma: zumo, galletas, purés de frutas…. Son opciones poco saludables muy azucaradas y con harinas refinadas. Entre los rimeros ingredientes es casi una norma encontrar 

Harina hidrolizada de cereales (además refinada), azúcar, maltodextrina... 

Prácticamente todas las papillas infantiles tienen azúcar como segundo o tercer ingrediente.

¿Sabes cuánto azúcar tomas cuánto te bebes un refresco de limón o una cola? entre 28 y 35g de azúcar en cada lata de 33cl. Además de las bebidas energéticas, son un cóctel terrible de azúcar y cafeína....

Pero si tuviésemos que destacar un producto con una cantidad de azúcar desconocida serían aquellos alimentos que rodean al desayuno infantil. Una de las ingestas menos saludables de nuestro entorno.

Reducir la cantidad de azúcar de nuestra dieta está en nuestra mano, porque finalmente cuánto menos azúcar, mejor.

Categorías: Ciencia , Gastronomía , Weblogs

Aitor Sánchez   13.dic.2016 20:29    

Aitor Sánchez García

Bio El blog de Aitor Sánchez #NutriciónRTVE

Creo que la alimentación es la manera más placentera de ayudarte a estar sano y disfrutar. Desgraciadamente lo que nos dicen que es saludable no siempre se corresponde con lo que realmente lo es. En este blog aprenderás a identificar qué comida es realmente saludable con un punto de vista global y sentido común. Las dietas aburridas son un insulto a lo que hacemos los dietistas-nutricionistas, que es acercarte a un disfrute sano de esta maravilla que es la alimentación. Me puedes encontrar también en @Midietacojea
Ver perfil »

Síguenos en...