Lo mejor sobre nutrición en la red (junio)

    martes 27.jun.2017    por Aitor Sánchez    1 Comentarios

  • En el blog del dietista-nutricionista Carlos Ríos podemos leer un post que habla de la importancia de la matriz en la que vienen envueltos los nutrientes en los alimentos, siendo uno de los motivos por los que preferir la “comida real” (materia prima sin procesar o poco procesada)
  • La alimentación infantil siempre nos preocupa, ¿cuál es el mejor cuadro de introducción de alimentos a partir de los 6 meses? ¿el bebé puede tomar cereales integrales? ¿cómo controlo las alergias? todo eso lo deja claro Boticaria García en su post.
  • Si aún crees que los frutos secos hay que evitarlos por su elevado aporte energético necesitas leer este post de Alex Oncina.
  • Una lectura muy útil para los practicantes de running, especialmente para aquellos que van a aprovechar el mayor tiempo libre para iniciarse en la época estival, lo escribe Daniel Giménez en Nutrisfera.
  • Este mes el hangout de Dietética Sin Patrocinadores ha tocado un tema muy interesante en nutrición, sobre el que se está investigando mucho en los últimos años y aún supone un reto en consulta: las enfermedades autoinmunes.
  • Y dos imprescindibles para el verano: un ebook descargable de recetas de refrescos caseros saludables elaborado por dos compañeras:  Griselda Herrero y Victoria Fagúndez y un post de Silvia con un montón de ideas de comida saludable para llevar a la playa.
Categorías: Ciencia , Gastronomía , Weblogs

Aitor Sánchez   27.jun.2017 10:59    

Recopilación: la actividad de las últimas semanas (junio)

    lunes 26.jun.2017    por Aitor Sánchez    0 Comentarios

 

19275160_739306902916158_1132164396555446978_n
Siguiendo con la serie que empezamos el mes pasado, aquí os dejo lo más destacado de lo que he andado haciendo este mes: 

 

  • También ha habido novedades en el canal de youtube, donde he empezado una serie de videos para responder dudas, empezando por la fruta. En adelante tendréis un post semanal con un video de preguntas y respuestas.

 

  • También en el canal podéis ver este video sobre el mito de las “5 comidas al día”.

 

 

  • Estas últimas semanas también se han celebrado la Feria del Libro, y he podido estar firmando ejemplares de Mi Dieta Cojea tanto en Madrid como en Barcelona.

 

  • Y en la colaboración habitual con Eroski Consumer, el artículo del mes lo he dedicado a las algas y los mitos que las acompañan.

 

Categorías: Ciencia , Gastronomía , Weblogs

Aitor Sánchez   26.jun.2017 10:33    

Salir de tapas de manera saludable

    sábado 24.jun.2017    por Aitor Sánchez    0 Comentarios

Lobby-lounge-2262348_1920
No podemos decir que lo se consume habitualmente al “salir de tapas” sea el adalid de una alimentación saludable: frituras, salsas industriales, pan blanco, embutido… todo ello regado habitualmente con cervezas o vinos. La verdura y el agua suelen brillar por su ausencia.

Este tipo de ocio no es un problema si sucede de manera puntual, pero cuando es una rutina semanal, o incluso de más de una vez a la semana, es cuando sí que puede afectar al valor nutricional de nuestra alimentación.

La solución, no pasa por quedarse en casa y renunciar a esos momentos con nuestros amigos, si no por hacer mejores elecciones. Es cierto que la oferta habitual no nos lo pone precisamente fácil, pero con un poco de voluntad, algo se puede hacer:

¿Qué bebo que no sea una caña?

En el apartado de bebidas, la cerveza sin alcohol es una gran aliada y actualmente está disponible en cualquier bar. También el agua con gas y limón, el té helado (té con un vaso con hielo, no un refresco de té) o el café con hielo. La gaseosa es otra opción para los amantes de las burbujas o el zumo de tomate con sal y pimienta, para los más sofisticados.

Hay opciones más allá de la fritanga:

A la hora de elegir tapas, limitemos las frituras: si nos apetecen unas croquetas no pidamos también rabas, flamenquines, gambas en gabardina, berenjenas fritas con miel y patatas fritas. Limitémonos a una fritura para compartir. No es porque las frituras per se sean malas, si no porque suelen ser productos precocinados y además se fríen en aceites recalentados y de mala calidad.

Algunas opciones alternativas a la fritanga: calamares o chopitos a la plancha,  boquerones en vinagre o gambas al ajillo.

¿Y los pinchos?

Si vamos a salir a base de pinchos, puede ser buena idea no comernos el pan de todos ellos, ya que al final terminamos haciendo una gran ingesta de pan por lo general de mala calidad. Jamás es pan integral. Así mismo priorizar los pinchos que no vayan cargados de mayonesa y embutido hará más saludable nuestra comida. Suele haber alguna opción con anchoa, pimientos del piquillo, aguacate, salpicón, pulpo, ventresca, salmón ahumado, etc. Y si vamos a comernos el pan, mejor que vaya untado en tomate natural y aceite de oliva, que en salsas.

Lo encurtidos, los champiñones al ajillo, una tapa de queso de calidad, unos pimientos del padrón, una tapa de escalivada, tortilla de patata o unos frutos secos también son opciones razonablemente saludables que no es difícil encontrar.

Más allá de las tapas clásicas:

También podemos experimentar con opciones menos tradicionales: ¿habéis probado a salir de picoteo a un local de comida árabe? Podéis compartir hummus, muhamara, ensalada de pepino y yogur e incluso alguna fritanga como el falafel. O en un japonés, compartir una ensalada de wakame, unos niguiris y un sashimi variado puede ser un plan alternativo a considerar. ¿Y qué me decís de un mejicano? Guacamole, una ensalada de nopal, unas fajitas de pollo o de verdura… ¿no os parece un picoteo atractivo?

Por último, hay medidas más drásticas para aplicar cuando por algún motivo nuestra dieta debe ser más estricta o cuando los bares que frecuentamos no nos dan realmente ninguna opción: comer o cenar en casa, y disfrutar sólo de la compañía de nuestros amigos con una cerveza sin alcohol.

Categorías: Ciencia , Gastronomía , Weblogs

Aitor Sánchez   24.jun.2017 10:00    

En verano también se comen legumbres

    lunes 19.jun.2017    por Aitor Sánchez    2 Comentarios

Hummus-1649231_1920
Estamos en plena de ola calor, y parece que habrá que acostumbrarse, ya que gracias a nuestro poco compromiso con el planeta estos episodios van a ser cada vez más frecuentes en el futuro. Aún podemos poner nuestro granito de arena para intentar mantener un mundo agradable en el que puedan vivir nuestros hijos y nosotros mismos, sabéis que las elecciones alimentarias, entre otras, tienen un impacto decisivo en este aspecto y vivimos en la parte del mundo con mayor poder de decisión.

Gestos pequeños y que no suponen una gran incomodidad pueden contribuir a que no sigamos calentando más esta bola azul en la que vivimos, y para la que todavía no tenemos repuesto.

Podemos empezar este verano, haciendo comidas rápidas y sencillas, que no necesiten demasiada cocción (que apetece poco encender el fuego y además así reducimos el consumo energético), que sean saludables y que sean sostenibles. Es decir, con muchos productos vegetales, de temporada y proximidad. ¡Ah! Y que estén ricas.

Vamos a ver que se me ocurre…. ¡legumbres!

Que sea verano, no es razón para desterrar las legumbres del menú ¡al contrario! Su versatilidad las hace aptas para un montón de platos que no son potajes. Además, la legumbre es uno de los productos que más deberíamos promocionar, tanto desde el punto de vista de la salud como de la sostenibilidad. Son baratas, se conservan largo tiempo y podemos elegirlas nacionales. Incluso si las compramos ya cocidas y envasadas son un buen recurso ¡recordad llevar al tarro al contenedor de cristal! Con legumbres podemos hacer:

  • Todo tipo de ensaladas: 
    • De garbanzos, pepino, cebolleta, zanahoria rallada y aliño de limón, hierbabuena y comino.
    • De lentejas con tomate, pimiento verde y aceitunas negras. A las lentejas les va genial un aliño suave de mostaza.
    • El típico “empedrat” catalán de alubia blanca, con o sin bacalao desalado.
    • A la mexicana, unos frijoles negros con pico de gallo.
  • Dips y untables: todos ellos aguantan varios días en la nevera y los podemos tomar en sándwich de pan integral para la playa, untados en palitos de zanahoria, pepino, apio, pimiento, hojas de endivia…, como salsa de acompañamiento en algún otro plato o ¡a cucharadas!
  • Hamburguesas y similares:
    • Ten un arsenal de falafels en el congelador, que se hagan rápidamente y junto con una ensalada o un gazpacho y una salsa de yogur natural o vegetal, sean una comida fresca y apetecible.
    • Hay mil opciones y combinaciones para hacer hamburguesas de legumbres, experimenta y haz una buena cantidad. Te solucionarán cualquier cena en un minuto.
    • Con legumbres se pueden hacer pasteles que se pueden comer fríos, ideales para llevar a la playa o para una cena de picoteo.
  • Más opciones:
    • Unos garbanzos tostados y especiados son una excelente opción de picoteo o de snack saludable para llevar.
    • Tenemos en el mercado pasta hecha 100% de harina de legumbre, que viene muy bien para las socorridas ensaladas de pasta que tantos tuppers de playa nos solucionan.
    • Se pueden añadir legumbres como la lenteja roja a las cremas frías que tan bien sientan en esta época, convirtiéndolas en un plato completo. Pruébala añadiendo un poco de zumo de naranja.

Espero que os sirvan y refresquen estas ideas, y que no dejéis de consumir legumbres en verano.

Categorías: Ciencia , Gastronomía , Weblogs

Aitor Sánchez   19.jun.2017 10:17    

¿Tan malo es nuestro desayuno? (Dudas nutrición 2)

    lunes 12.jun.2017    por Aitor Sánchez    2 Comentarios

 

Segunda entrega de los videos de dudas, esta vez sobre el desayuno:

¿Tan malo es nuestro desayuno actual?
¿Hay un desayuno ideal?
¿Qué negocios se han montado alrededor del desayuno?
¿Qué se puede desayunar que sea saludable?
¿Por qué nos cuesta tanto cambiar el desayuno?

¡Dadle al play y tendréis las respuestas!

Categorías: Ciencia , Gastronomía , Weblogs

Aitor Sánchez   12.jun.2017 23:53    

Aditivos: ¿inocuos o peligrosos?

    viernes 9.jun.2017    por Aitor Sánchez    1 Comentarios

Glass-containers-1205652_1920
Uno de los aditivos sobre los que la gente tiene más dudas sobre su seguridad,  es el E-102, la trartracina, colorante alimentario típico por excelencia (el amarillo de la paella). Muy usado en fideos, arroces… también en helados, en snacks como triángulos de maíz, en algunas mermeladas, mostazas o en cubos de caldo desecado.

Sobre todo preocupa que en el etiquetado se advierta de que puede causar algunos efectos en niños. Esto es debido a un estudio del año 2007, en SouthHampton que relacionó el consumo de varios colorantes con la hiperactividad en niños.

La comunidad europea siguiendo el principio de precaución recomendó etiquetar y reducir la ingesta tolerable de este colorante. Un año más tarde, se hizo un reglamento (1333/2008), en el que había que incluir una advertencia que se debe poner en la UE , “este producto podría tener efectos adversos sobre la atención y actividad en niños”

Pero en el 2009 se re-evaluó y se determinó que no hay una relación entre el consumo de colorantes y un cambio de comportamiento en chavales.

¿ENTONCES SE PUEDE TOMAR SIN PROBLEMA?

Sí, no hay que preocuparse porque nos crucemos con él de vez en cuando. Solo parece justificado extremar precauciones con el asma, hay algunos sujetos que tienen sensibilidad y en los cuales, eliminarlo podría tener beneficios en el control del asma. Se trata de un % muy pequeño, y que en ningún caso podría desencadenar nuevos síntomas por parte de personas no sensibles.

De todos modos, también vale la pena recordar que hay otros colorantes o especias que dan esa coloración, y que además sí que aportan un extra saludable, como es el caso de la cúrcuma, el curry o el azafrán, que sí que deberíamos priorizar.

¿ES COMPLETAMENTE NECESARIO USAR ADITIVOS EN LOS ALIMENTOS?

Depende, de hecho la legislación sobre los mismos contempla que solo se deben usar en las cantidades estrictamente necesarias. Esta parte es polémica e interpretable, porque hay ciertos alimentos en los que su uso es deseable, como es el caso de los conservantes para evitar toxi-infecciones, los antioxidantes para conservar propiedades evitar deterioros o enranciamientos… básicamente está justificado a la hora de alargar la vida útil y mejorar la seguridad.

Pero cuando entramos en el terreno de lo organoléptico (de los sentidos) la cosa empieza a cambiar. Porque habría que preguntarse ¿cuánto es lo necesario en un potenciador del sabor? ¿O de un edulcorante? ¿O de un colorante? Son aditivos que no tienen una función de seguridad, sino que enmascaran las propiedades de alimentos, para hacerlos todavía más apetecibles…

Entonces esta parte es más controvertida porque además se suelen usar en alimentos que normalmente no son saludables.

¿PERO PODRÍAN LLEGAR A SER PELIGROSOS?

No, peligrosos desde el punto de vista de hacernos un daño directo, no. Son seguros si se usan en las cantidades y en la forma que está contemplada.

Eso no quita una realidad, y es que no todos los aditivos son inocuos. Hay algunos, que concretamente pueden desencadenar problemas de forma indirecta. Por tanto, no se trata de ir buscando en las etiquetas para evitar un aditivo en concreto, no hay que ir con la lupa a buscar un número E “venenoso” o “tóxico” como dicen en muchos sitios, sino ser conscientes de que hay productos menos saludables que otros.

¿QUÉ EJEMPLOS TENEMOS DE ADITIVOS QUE SON MENOS SALUDABLES QUE OTROS?

Uno de los casos más conocidos es el caso de los nitratos y nitritos, son un conservante que se usa en embutidos y carnes procesadas. Las sales nítricas nos protegen del crecimiento de bacterias patógenas, pero pagamos un ligero peaje por ello. Son una de las razones por la que los embutidos se relacionan con un mayor riesgo de cáncer colo-rectal como nos decía la OMS hace poco.

Cuando calentamos estos nitritos a gran temperatura, se producen sustancias que son mucho más peligrosas: las nitrosaminas, que sí que son potencialmente cancerígenas.

Así que hay que evitar hacer embutidos a la plancha, a la brasa, a la barbacoa…

¿Y QUE PASA CON LOS EDULCORANTES?

Hay que sacudir y desterrar todos estos mitos sobre “la sacarina produce cáncer” o que “no es seguro usar edulcorante”, son muy alarmistas e injustificados. Pero como tratamos en un programa anterior, hay un reciente meta-análisis sobre refrescos light en el que queda de manifiesto que no se trata de sustancias inocuas, que alteran nuestro apetito, nuestra microbiota, y nos acostumbran a sabores poco convencionales.

Esto es parecido al efecto indeseable que tendría un potenciador de sabor, que como altera mucho el sabor original, luego nos cuesta aceptar y regresar a los umbrales normales.

Estos potenciadores se usan por ejemplo en salsas, en pipas…

¿NO HAY QUE HUIR DE LOS NÚMERO "E"?

Exacto, sería un error dejar de comprar unas judías verdes en bote porque tengan un anti-oxidante. O una lata o bote de legumbres que sean saludables. Ahí el aditivo está haciendo un papel importante y no está convirtiendo el producto en menos sanos.

Lo que hay que evitar, es estos productos ultra-procesados, que tienen una retaíla de ingredientes infinita. No porque tengan aditivos, sino porque se están enmascarando un producto que no es sano, independientemente de los aditivos, un bollo no será sano.

Categorías: Ciencia , Gastronomía , Weblogs

Aitor Sánchez    9.jun.2017 09:49    

¿Cuánta fruta es demasiada? (Dudas nutrición 1) ¡ESTRENO!

    sábado 3.jun.2017    por Aitor Sánchez    0 Comentarios

Aquí tenéis la primera entrega de esta nueva sección semanal sobre dudas generales.  Estrenamos respondiendo dudas sobre la fruta:

¿Cuánta fruta se puede tomar al día? ¿Cuánta fruta es demasiada? ¿Es lo mismo comer fruta que tomar azúcar? ¿Que propiedades pierde la fruta si la tomamos en zumo? ¿Por qué el azúcar libre está en los zumos y no en la fruta? ¿la fruta deshidratada es equivalente a la fruta fresca?

¡Las respuestas en el video!

 

Categorías: Ciencia , Gastronomía , Weblogs

Aitor Sánchez    3.jun.2017 10:39    

Nutrición personalizada ¿en base a qué?

    jueves 1.jun.2017    por Aitor Sánchez    0 Comentarios

Diet-695723_1920

Entendemos por "nutrición personalizada" aquella corriente que pretende dar una respuesta individual, un abordaje específico de dieta, pero teniendo en cuenta tus genes. Digamos que es lo opuesto a la parte de la Salud Comunitaria, a dar recomendaciones generales.

Y se ha puesto muy de moda recientemente. El caso es que es muy interesante a nivel de investigación explorar por ejemplo que una persona almacena mejor un ácido graso, o que tú digieres mejor otros.

Se sabe también que a cada persona le sube el azúcar en sangre de manera muy diferente cada comida. Y que esto también puede estar determinado por las bacterias de nuestro intestino.

Pero de ahí a hacer una dieta por tus genes hay un trecho…

¿Y esas diferencias son lo suficientemente importantes como para que me puedas recomendar una dieta diferente a otra persona?

Lo son, la cuestión es que le prestamos demasiada atención a personalizar la dieta en base a la genética porque llama mucho la atención. Suena como muy futurista, muy avanzado… lo que sucede es que vivimos en un contexto en el que ni siquiera tenemos dietas adaptadas a nuestros horarios, a nuestras preferencias a nuestros objetivos…

Las dietas no fracasan porque estamos tomando alimentos que nos sientan mal sin saberlo. En un gran porcentaje de casos se resumen simplemente en comer mal.

De ahí que el doble filo de estas tendencias sea el utilizarlas para echar balones fuera, a usar la típica excusa de @mi obesidd es genética" o "toda la culpa es de mi metabolismo"

Lo cierto es que además ya estamos viendo titulares en esa línea, que dicen sentencias como:

“La respuesta a que estés gordo puede estar en las bacterias de tu intestino”

¡No! Por supuesto que las bacterias de nuestro intestino juegan un papel fundamental en nuestra nutrición, pero si tienes un sobrepeso u obesidad se ha causado por una mala alimentación con total seguridad.

A día de hoy no necesitamos llegar a ese nivel de concreción para hacer recomendaciones personalizadas que cambien drásticamente nuestra salud.

Pero suena bien que te digan “estás en sobrepeso porque tienes intolerancia al cordero”, porque parece que la culpa la tiene otro y no lo estabas haciendo tú.

¿Podemos saber exactamente que alimento nos engorda?

Con esa concreción pudiendo recomendar un alimento frente a otro para adelgazar, desgraciadamente no.

Por lo que vertebrar un sistema de alimentación entero sobre la idea de que tú metabolizas ligeramente diferente a mí una grasa… no es muy realista. Es curioso, es una anécdota, pero sin duda no es lo más relevante porque tendrás que corregir veinte cosas antes.

Pero desgraciadamente hay mucho aprovechado suelto, que pretende hacer tests de intolerancia a los alimentos prometiéndote que te va a predecir qué te sienta bien y qué te sienta mal.

No podemos comparar este tipo de tests con pruebas diagnósticas como por ejemplo la de la intolerancia a la lactosa.

Pretenden hacerse pasar por uno de ellos, pero no son diagnósticos médicos válidos.

No cuentan como un análisis fiable. La prueba es en realidad un trámite previo, una parafernalia, que te acaba dando listado enorme de alimentos, diciéndote a cuáles tienes tolerancia y a cuáles no. Por supuesto, todo sin evidencia científica detrás.

Lo visten de más ciencia o menos ciencia, dependiendo del sitio, pero finalmente el modus operandi es muy parecido, entregarte un listado de alimentos que te sientan bien y te sientan mal.

Suelen ser recomendaciones muy genéricas y que no se la juegan mucho, del estilo “te sienta mal el pimiento, los lácteos, las harinas…” a veces eliminan bebidas como el café, el té, el alcohol y la gente simplemente sigue mejores hábitos que le hacen estar mejor.

Simplemente le atribuyen ese cambio a la máquina

“Desde que me quité el tocino mucho más ligeras las digestiones, dónde va a parar… ”

¿Y ese test se permite hacer en farmacias o en clínicas?

Sí, sí, se está haciendo hoy en día en multitud de centros que se quedan un pellizco de esta prueba. Mandan el análisis al laboratorio y a los días reciben el material para entregar.

Hay muchos de estos aparatos o tests que se disfrazan de ciencia, bien porque la máquina la gestiona un sanitario, o bien porque te cuentan mucha parafernalia científica alrededor.

En este sentido es importante que distingamos los tests genéticos, de los llamados "tests de intolerancias alimentarias" y de las pruebas diagnósticas para diagnosticar una intolerancia concreta como podría ser el test de hidrogeno espirado para determinar la tolerancia a la lactosa.

Los primeros, los tests de nutrigenética, si están basados en una evidencia científica real, aunque en ocasiones no se usan adecuadamente, o se les atribuyen expectativas demasido altas. La nutrigenómica es un disciplina joven, a la que aún le falta mucho camino, y salvo en casos concretos, todavía no es realmente útil para diseñar dietas.

Los segundos, los "tests de intolerancias alimentarias" sí que son un engañabobos en toda regla y no tienen la menor validez. Las listas de alimentos prohibidos que ofrecen son un sinsentido y no obedecen a ningún criterio sólido. 

Las pruebas concretas de diagnóstico, por su parte, tienen total validez para diagnosticar algunas intolerancias concretas y se usan de manera habitual y rutinaria en nuestro centros médicos y hospitales. 

(Que si micropulsos, bla bla bla…)

Sabemos que falla lo principal: que comemos en general mucha basura alimentaria. Y es lo primero que hay que cambiar.

Categorías: Ciencia , Gastronomía , Weblogs

Aitor Sánchez    1.jun.2017 18:43    

Lo mejor sobre nutrición en la red (mayo)

    viernes 26.may.2017    por Aitor Sánchez    1 Comentarios

Apple-ipad-551502_1920

Estrenamos hoy otra sección nueva del blog. En adelante, cada fin de mes publicaré una selección de enlaces de aquel contenido que me ha llamado la atención a lo largo de las últimas semana y que deseo que vosotros tampoco os perdáis. Si sirve además para dar a conocer nuevos blogs y poner en valor el trabajo de otros compañeros, no puedo pedir más.

Lo que me ha gustado en el mes de mayo:

  • Una receta de crema de pimientos rojos y judías blancas de Alimentarte, que se puede tomar fría o caliente. Raquel no se limita a darnos una receta, siempre nos cuenta algo más, como en este caso en el que nos pone un ejemplo de como que las cosas no salgan como queremos a la primera, no siempre es malo, ¡al menos en la cocina!

 

  • Al hilo de algunas noticias amarillistas sobre el gluten, como la de un bebé tristemente fallecido a causa, según algunos titulares, de seguir una dieta sin gluten, os dejo esta concisa y clara aclaración de Julio Basulto en su web.

 

  • Otra lectura interesante de los pasados días es este post muy trabajado de mi compañero Luis Cabañas sobre la relación entre la estatura y el consumo de un alimento determinado como por ejemplo los lácteos. Descubriréis que las cosas no son tan sencillas.

 

  • Si os habéis cansado de leer y tenéis ganas de ver un video, la recomendación de estas semana es para el corte de Tips de Virginia Gómez (Dietista Enfurecida) que estuvo hablando de falsas creencias sobre el colesterol en La 2.

 

  • Y siguiendo con el tema de las grasas, este post de Hay Plato Encerrado seguro que os aporta una visión interesante sobre la creencia de que la grasa es “lo que más engorda”.

 

  • Un producto muy de actualidad desde que se vende en un conocido supermercado es la pasta hecha con harina de legumbres. Comenta sus pros y sus contras Daniel Giménez en este post de su blog Nutrisfera.

 

  • En estos días se ha pronunciado la Academia Americana de Pediatría sobre el consumo de zumos de fruta en niños, y lo ha explicado de la manera amena a la que nos tiene acostumbrados Boticaria Garcia en este post imperdible si tenéis niños u os interesa la alimentación infantil.
  • Y por si os habéis quedado con ganas de más lectura, aquí os dejo siete libros de nutrición recomendados por Raquel Rodriguez en Vitónica.
Categorías: Actualidad , Ciencia , Gastronomía , Weblogs

Aitor Sánchez   26.may.2017 11:02    

¿Pueden causar sobrepeso los edulcorantes?

    miércoles 24.may.2017    por Aitor Sánchez    0 Comentarios

Soda-2041273_1920
Tradicionalmente, los edulcorantes acalóricos, se han usado como un primer acercamiento para las personas que toman muchas bebidas o productos azucarados, el “cambia el azúcar por edulcorantes y al menos eso que nos ahorramos”. Es muy común, de hecho, que muchas personas tomen el café con sacarina, o  los refrescos “zero” o "light" con la idea de que eso les ayudará a adelgazar, o al menos a no ganar peso.

Pero estamos ante un momento que puede suponer un punto de inflexión en esta cuestión, porque ha salido el primer meta-análisis que vincula el consumo de edulcorantes artificiales con riesgo de sobrepeso y obesidad. Sí, justo lo contrario a lo que se creía.

¿Qué producen los edulcorantes para que a pesar de no tener azúcar puedan hacernos subir de peso?

Principalmente porque sucede que esa reducción de kcalorías es “virtual”. Una de las cosas que han mostrado estudios como el de De Castro, es que cuando tomamos refrescos light, no se compensan las kcalorías que tomas durante el día. Es decir, que si tú estás acostumbrado a tomar 2500 kcal y te pasas al refresco light o zero, las que te “ahorras” tiendes a introducirlas con otras bebidas o comidas. No es matemático el cambio.

Luego también hay además otros efectos a nivel digestivo o neurológico que contribuyen al efecto comentado. Por ejemplo, una idea que se ha visto en estudios in vitro, es que los edulcorantes pueden incrementar la absorción de azúcar intestinal.

Aunque no tengan azúcar, como se acompañan de otras cosas: patatas fritas, pasta… cualquier otra comida con hidratos, puede potenciar esa absorción.

Pero también producen cambios en nuestra microbiota, que son las bacterias con las que convivimos en el intestino, y hacer que crezcan las especies menos saludables y que hacen que digiramos peor los alimentos.

¿Los refrescos light pueden dar hambre?

Sí porque pueden incluso crear secreción de insulina a pesar de no tener azúcar, que esa insulina nos baje el azúcar en sangre y por tanto luego darnos más hambre como reacción a esa bajada no compensada.

Esto viene muy al hilo de esas kcalorías de menos que tomamos de manera virtual, creemos que estamos tomando 0 kcal (que es cierto) pero la factura se paga más adelante, tanto con efectos intestinales como de comportamiento.

Por eso no es recomendable tomar estos edulcorantes sintéticos.

¿Esto sucede igual con la stevia, que se supone qué es más natural?

Primeramente, el hecho de que sea “natural” no la hace necesariamente mejor . Sobre la stevia hay estudios que se han hecho en las poblaciones que la consumían tradicionalmente en Sudamérica, es cierto que puede tener propiedades interesantes, pero en ningún caso terapéuticas o de control de diabetes con muchas veces se pretende comunicar. Y además hay que tener en cuenta que los edulcorantes "con stevia" que encontramos en el supermercado no son equivalentes a la planta como tal, porque además aquí en Europa la comercialización de la planta como alimento no está permitida, entonces lo que compras es el edulcorante, el glucósido que es la molécula que da sabor.

Por tanto toda propiedades potenciales que pudiera dar la planta, poco tienen que ver con ese sobre o líquido que tienes en el supermercado.

De hecho, hay ejemplos de edulcorantes con stevia que llevan un 1% de stevia y el resto son otros polialcoholes, pero así lo venden más caro y con mejor salida. Le echas un poquito de stevia y lo “maquillas” . Eso lo hacen también muchos chocolates o productos de bollería y otros dulces.

Categorías: Actualidad , Ciencia , Gastronomía , Weblogs

Aitor Sánchez   24.may.2017 21:07    

Aitor Sánchez García

Bio El blog de Aitor Sánchez #NutriciónRTVE

Creo que la alimentación es la manera más placentera de ayudarte a estar sano y disfrutar. Desgraciadamente lo que nos dicen que es saludable no siempre se corresponde con lo que realmente lo es. En este blog aprenderás a identificar qué comida es realmente saludable con un punto de vista global y sentido común. Las dietas aburridas son un insulto a lo que hacemos los dietistas-nutricionistas, que es acercarte a un disfrute sano de esta maravilla que es la alimentación. Me puedes encontrar también en @Midietacojea
Ver perfil »

Síguenos en...