« Previniendo el acné con nuestra alimentación | Portada del Blog | ¿Necesito una bebida isotónica? ¿Puedo preparar una en casa? »

¿Leche entera o desnatada para niños?

    jueves 1.dic.2016    por Aitor Sánchez    0 Comentarios

Recientemente hemos tenido en medios de comunicación la noticia de que "aquellos niños que toman lácteos enteros están más delgados". Hay una parte en la que hay que ser muy prudente, y otra en la que se puede sacar mucho aprendizaje.

Tenemos que ser prudentes porque en este tipo de estudios muchas veces es complicado saber si el consumo de esa leche, es la que CAUSA realmente que estén menos delgados. Correlación no siempre es causalidad

Puede suceder lo contrario: que a los niños que estén en sobrepeso, les estén dando sus familias leche desnatada porque creen que engorda, y que no sea la causa, sino la consecuencia. Esto es muy parecido a lo que pasó con el estudio del chocolate y la Universidad de Granada. Compartido por prensa de manera muy irresponsable, ya que se le atribuyó al chocolate propiedades adelgazantes, cuando en realidad no se puede conocer con un estudio observacional, puesto que es probable que las familias que tienen un niño con obesidad o sobrepeso retiren esos productos a estos niños, y por tanto no es que el chocolate esté adelgazando a la gente, sino que sus familiares se lo restringen.

¿Entonces es mejor la leche entera?

Se trata de un estudio que reafirma lo que ya sabíamos, que haber recomendado a los niños lácteos desnatados había sido un error. Cuando se promovió el consumo de lácteos desnatados se hizo en base a que tenían menos grasa, y así serían supuestamente más sanos. Pero esto solo se hizo desde un punto de vista teórico, no práctico.

Lo que ve este estudio es que los niños que tomaban leche entera además, estaban más saciados, y esto es un factor clave en la conducta alimentaria. Si un niño está saciado a base de leche, muy probablemente comerá menos alimentos insanos a su alrededor.

¿Y qué pasa con la grasa saturada de los lácteos? ¿No es mala?

Es cierto que es grasa saturada, pero no no es cierto que sea "mala" o poco saludable. Sigue siendo preferible priorizar otro tipo de grasa, como el aceite de oliva virgen extra, sin ninguna duda.

Los estudios que se hacían sobre grasas saturadas y salud cardiovascular, mezclaban todos los tipos de ácidos grasos, los de los embutidos, los procesados, los lácteos... al final salían malos resultados, pero porque metían todo en el mismo saco. 

Esto es muy parecido a cuando los estudios de carne roja mezclaban salami y ternera por ejemplo. Que nada tiene que ver.

Pues eso pasa con la grasa láctea, no es tan insana como pensábamos. Y algunas preparaciones como la mantequilla, o el coco, han dejado de estar criminalizadas.

Esto no quiere decir que empecemos a hincharnos a mantequilla, simplemente que no es tan insana como se pensaba. De hecho, siempre se ha dicho que mejor margarina, y no está muy clara la cosa. Hay muchas margarinas con composiciones mejores que hace años, cuando estaban inundadas de grasas trans. Se ha mejorado mucho el proceso y ahora no son tan mal formuladas. El problema es que sigue siendo complicado elegir una buena, y no es garantía, así que el orden en salud sería:

Aceite de oliva > Mantequilla > Margarina convencional

Lácteos desnatados, pero repletos de azúcar

Existen innumerables formulaciones infantiles que son bajas en grasa, pero muy altas en azúcar. Los lácteos infantiles suelen ser sinónimos de bombas azucaradas. Los yogures para bebés tienen alrededor de 8g.

Bottle-841433_640

Mientras, la franja de productos dedicados a niños y adolescentes, la cantidad de malas elecciones se dispara. Los yogures "de sabores" (de fresa, limón, coco, etc.) no llevan ni una pizca de la fruta que viene dibujada en su envase. Contienen cantidades elevadas de azúcar (entre 13 y 15 g por envase). No se puede considerar esos productos como un postre o merienda saludable. Otro producto estrella enfocado a población infantil son los postres lácteos: natillas de varios sabores, arroz con leche, copas de chocolate y nata, flanes... 

¿Hay lácteos infantiles saludables?

Hay lácteos sanos, no hace falta que sean "infantiles". Porque los niños (a partir de los 12 meses) pueden comer simplemente lácteos como los adultos. Simplemente deberían quedarse con las opciones recomendables como el resto de gente.

Un requesón, una cuajada o un queso fresco son opciones excelentes en lugar de los procesados. En definitiva, no son necesarios ni recomendables los lácteos enfocados especialmente para niños, por ser opciones muy ricas en azúcar y de bajo valor nutricional. Es mucho mejor cualquiera de los lácteos tradicionales en su versión natural y no azucarada o quedarnos con los quesos de buena calidad.

Categorías: Actualidad , Ciencia , Gastronomía , Weblogs

Aitor Sánchez    1.dic.2016 18:23    

0 Comentarios

Esto es solo una previsualización.Su comentario aun no ha sido aprobado.

Ocupado...
Your comment could not be posted. Error type:
Su comentario ha sido publicado. Haga click aquí si desea publicar otro comentario

Las letras y números que has introducido no coinciden con los de la imagen. Por favor, inténtalo de nuevo.

Como paso final antes de publicar el comentario, introduce las letras y números que se ven en la imagen de abajo. Esto es necesario para impedir comentarios de programas automáticos.

¿No puedes leer bien esta imagen? Ver una alternativa.

Ocupado...

Mi comentario

Aitor Sánchez García

Bio El blog de Aitor Sánchez #NutriciónRTVE

Creo que la alimentación es la manera más placentera de ayudarte a estar sano y disfrutar. Desgraciadamente lo que nos dicen que es saludable no siempre se corresponde con lo que realmente lo es. En este blog aprenderás a identificar qué comida es realmente saludable con un punto de vista global y sentido común. Las dietas aburridas son un insulto a lo que hacemos los dietistas-nutricionistas, que es acercarte a un disfrute sano de esta maravilla que es la alimentación. Me puedes encontrar también en @Midietacojea
Ver perfil »

Síguenos en...

Últimos comentarios