« Gominolas adelgazantes | Portada del Blog | Lo mejor sobre nutrición en la red (noviembre) »

Pan y barritas de insectos

    martes 28.nov.2017    por Aitor Sánchez    0 Comentarios

Grasshopper-63174_1920
Ha sido
noticia esta semana la comercialización de un pan fabricado con una mezcla de harina de trigo y harina de grillo. Este producto de momento solo se puede adquirir en panaderías de la capital finlandesa, Helsinki, y cuesta 4€.

Dicen que sabe igual que el pan convencional y que cada pieza contiene 70 bichitos molidos.

¿Por qué el uso de insectos?

Los argumentos que se usan para apoyar este ingrediente son varios:

  • Primero, por sostenibilidad: criar insectos consume mucho menos recursos (agua, alimento, tierra) que criar mamíferos o aves. Y también reduce muchísimo los residuos que se producen.

 

  • Contenido nutricional: además, salen muy rentables nutricionalmente hablando, porque su contenido en proteína es alto y también en otros nutrientes como la B12, el hierro o el calcio. Además, son animales de los que se aprovecha todo, ya que por lo general se secan enteros y se muelen, no se desechan partes como sí que sucede con los animales de granja convencionales.

 

  • Todo ello implica el motivo principal: economía: su cría es muy barata, con lo que el rendimiento económico es elevado. Si vendes los productos, claro.

 

¿Y por qué en forma de harina?

Parece que responde a un tema cultural, sobre todo en Europa. En nuestro entorno causa menos rechazo una barrita o un pan, que una bolsa llena de insectos desecados para añadir al estofado, o para hacerse una brocheta.

Además, estos alimentos, se encuentran en Europa con una legislación con muchos vacíos legales al respecto, y con problemas para garantizar la salubridad e inocuidad de dichos preparados, ya que no existen aún demasiadas leyes ni reglamentos que rijan ni el modo de cría, ni el control de calidad o seguridad alimentaria.

En enero de 2018 entra en vigor un cambio legislativo que facilitara la comercialización de estas preparaciones.

 

¿Sólo se comercializa pan?

En realidad no es la primera vez que se vende un producto que lleva como ingrediente harina de insecto, ya teníamos marcas de barritas, aunque parece que en España no han terminado de cuajar.

Vamos, que parece una tendencia en alza. Por eso ahora mismo a nivel europeo, la EFSA está calibrando los riesgos que esto puede tener en el modelo de producción.

Cuando hablamos de evaluar riesgos, no quiere decir necesariamente que comer saltamontes sea peligroso, no lo es. Sino más bien, estudiar cómo su producción a gran escala podría afectarnos. Los piensos, residuos… potenciales riesgos como que se te escapen un millón de saltamontes…

¿No hay otra alternativa?

Aunque las ventajas de la cría de insectos respecto a la cría de animales tradicionales es evidente, y aunque sus propiedades nutricionales son ciertas, estamos, de nuevo poniendo el foco fuera del verdadero problema.

La producción de alimentos de origen animal no necesita una fuente proteica o nutricional alternativa. Principalmente porque ya existe.

Lo razonable, además de reducir el consumo (y por tanto la producción) de productos animales de granja, sería aumentar el consumo de un producto cuyos beneficios para la salud y para el medio ambiente están probados, que está implantado en prácticamente todas las culturas en alguna de sus variedades, que se conserva muy bien, tiene un coste bajo y un perfil nutricional excelente: las legumbres.

Los insectos pueden ser un recurso a tener cuenta como posible solución a los problemas de falta de alimento de zonas más desfavorecidas. Eso sin considerar que, en muchas de esas partes del mundo, culturalmente el consumo de insectos puede suponerles el mismo rechazo que a nosotros. Pero también puede ocultar otro de los verdaderos problemas, que es el injusto reparto de riqueza entre distintos países, y la evitación de asumir que esa hambre podría paliarse si el primer mundo tuviera que alimentar a menos ganado.

Por eso el año pasado, el 2016, fue el Año Internacional de las legumbres, por la FAO-ONU las considera una solución a los problemas de alimentación y sostenibilidad.

Así que más allá de promover barritas y panes de grillo caros y exclusivos, las acciones que nos permitirían conseguir más fácilmente esos objetivos serían:

-Reducir el consumo de carne (especialmente de vacuno)

-Aumentar el consumo de legumbres

Categorías: Actualidad , Ciencia , Gastronomía , Weblogs

Aitor Sánchez   28.nov.2017 19:43    

0 Comentarios

Esto es solo una previsualización.Su comentario aun no ha sido aprobado.

Ocupado...
Your comment could not be posted. Error type:
Su comentario ha sido publicado. Haga click aquí si desea publicar otro comentario

Las letras y números que has introducido no coinciden con los de la imagen. Por favor, inténtalo de nuevo.

Como paso final antes de publicar el comentario, introduce las letras y números que se ven en la imagen de abajo. Esto es necesario para impedir comentarios de programas automáticos.

¿No puedes leer bien esta imagen? Ver una alternativa.

Ocupado...

Mi comentario

Aitor Sánchez García

Bio El blog de Aitor Sánchez #NutriciónRTVE

Creo que la alimentación es la manera más placentera de ayudarte a estar sano y disfrutar. Desgraciadamente lo que nos dicen que es saludable no siempre se corresponde con lo que realmente lo es. En este blog aprenderás a identificar qué comida es realmente saludable con un punto de vista global y sentido común. Las dietas aburridas son un insulto a lo que hacemos los dietistas-nutricionistas, que es acercarte a un disfrute sano de esta maravilla que es la alimentación. Me puedes encontrar también en @Midietacojea
Ver perfil »

Síguenos en...

Últimos comentarios