« Palabras que no significan nada en nutrición | Portada del Blog | Los alimentos afrodisíacos y sus mitos »

Cuando se visten de saludables y no lo son

    miércoles 7.feb.2018    por Aitor Sánchez    0 Comentarios

BBFxiAZ

 

Estos días pasados hemos vivido un fenómeno en RRSS, que ha conseguido un cambio importante en una de las principales cadenas de supermercados del país: Alcampo. La iniciativa nació del dietista-nutricionista Carlos Ríos que se quejó de la baja calidad nutricional de los productos que Alcampo marcaba como "la vida azul", haciendo alusión a sus propiedades saludables.

 

¿Qué es eso de la “VIDA AZUL”? ¿Una nueva sección en el supermercado?

Pretendía ser una gama de productos "healthy", con más de 500 opciones que se anunciaban como más saludables, y que prometían que “comer bien se hacía más sencillo” gracias a esas elecciones.

Algunos ejemplos para echarse las manos a la cabeza eran:

  • Delicias de jamón y pollo, congeladas
  • Leche condensada
  • Cacao en polvo (sí, el que lleva azúcar)
  • Ositos de gominola
  • Helados
  • Lasañas congeladas
  • Flan de caramelo

 

¿Cómo reaccionó el supermercado?

La tienda contestó que los elegía en base a un algoritmo según su contenido en GMO, azúcar y grasa, claramente este argumento no coló, porque en casi todas las categorías había alguno o varios de calidad nutricional mucho mejor que el elegido. Y la mayoría de veces eran productos de “marca”.

La presión en RRSS hacia Alcampo, que fue seguida por cuentas con mucha repercusión, así como el eco que se hizo la prensa, consiguió que la cadena replanteara su estrategia y lanzara un comunicado con sus propósitos de enmienda.

 

Este supermercado es una excepción, ¿o hay más que hagan lo mismo?

No es el único, puede que haya sido el que lo ha anunciado más y con una peor selección, pero no se queda solo al hacer campañas para promocionar supuestos productos saludables. Es muy frecuente que en folletos hagan alguna selección de productos sanos, que tengan alguna línea "saludable" o que hagan promociones similares. Lo raro es que en esas acciones siempre están implicados productos procesados o ultraprocesados.

Nunca vemos en ellas la fruta y verdura, o las legumbres sino galletas con fibra, yogures desnatados, leches con omega 3 o embutidos bajos en sal.

Muchos supermercados incluso incorporan una sección que parece un herbolario o una tienda de dietética, con una frecuente sección de suplementos nutricionales. En ella podemos encontrar desde pastillas de vitaminas y minerales, a sustitutivos de comidas para perder peso, infusiones quema-grasas, sobres de fibra... todo ello mezclado con semillas, levadura de cerveza o polen. Todo también envuelto en un halo de producto saludable o para cuidarse.

También se está popularizando tener una sección de suplementos deportivos: proteínas, barritas energéticas, geles... cuya composición suele dejar bastante que desear. Y por supuesto la zona ECO, donde tenemos los mismos ultraprocesados de siempre, pero con sello de agricultura ecológica. Porque que algo sea ECO no quiere decir tampoco que sea saludable.

Está claro que la "salud" vende, y que es un buen reclamo. Pero no se está usando en los productos adecuados.

 

Hagamos una selección de los "falsos saludables" más frecuentes en un supermercado

Tomando como referencia una magnífica selección de Lucía Martínez, que hizo uno de los post más vistos en El País el año pasado “Cuatro falsos saludables en el supermercado

  • Los yogures y postres desnatados. Porque bajo esa capa de salud que nos hace ver el “desnatado” esconden muchas veces una gran cantidad de azúcar o edulcorantes. Además, está injustificado tomar lácteos desnatados por motivos de
  • La bollería y dulces sin azúcar, que no tendrán azúcar pero tienen harina refinada, grasas de mala calidad… vamos, que no son sanos.
  • El fiambre bajo en grasa o bajo en sal: que un fiambre tenga menos grasa y menos sal no lo transforma en un producto sano. Pero nos lo ponen de color rosa, con nombres así en cursiva del estilo “finssimas” o “buenissimas” y nos creemos que es sano. La formulación de estos alimentos sigue siendo rica en sal, en carne procesada y a veces incluso pagamos por menos materia prima, ya que sustituyen parte de carne por almidones o féculas.
  • Los cereales para cuidar la línea o sus barritas, que parecen incluso adelgazantes. La realidad es que siguen teniendo un gran contenido de azúcar, un 15-20%. La mayoría son cereales refinados. Lo lógico sería comprar cereales sin azucarar, muesli, copos de avena, copos de trigo, espelta, kamut… hay alternativas mucho mejores. O sin complicaciones, simplemente pan integral.

 

Aitor Sánchez    7.feb.2018 09:33    

0 Comentarios

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Aitor Sánchez García

Bio El blog de Aitor Sánchez #NutriciónRTVE

Creo que la alimentación es la manera más placentera de ayudarte a estar sano y disfrutar. Desgraciadamente lo que nos dicen que es saludable no siempre se corresponde con lo que realmente lo es. En este blog aprenderás a identificar qué comida es realmente saludable con un punto de vista global y sentido común. Las dietas aburridas son un insulto a lo que hacemos los dietistas-nutricionistas, que es acercarte a un disfrute sano de esta maravilla que es la alimentación. Me puedes encontrar también en @Midietacojea
Ver perfil »

Síguenos en...

Últimos comentarios