Bulos sobre el queso- Esto me suena

    viernes 11.may.2018    por Aitor Sánchez    0 Comentarios

Uvas_con_queso_saben_a_beso

  • ¿Hay razones para decir que el queso es el nuevo enemigo público número uno?

 

  • A nivel nutricional, ¿cómo consideramos el queso? ¿es interesante?

 

  • ¿Qué quesos sería conveniente o más recomendable tomar?

 

  • ¿Por qué los lácteos son un tema tan polémico? 

 

 

También hemos analizado la noticia de la semana, "La Arrixaca impulsa el consumo de fruta y verdura ecológica en los menús de los pacientes"Es importante que los hospitales quieran mejorar su perfil nutricional, eso no se consigue a base de ecológicos, sino con más fruta, verdura, horatalizas… y reduciendo la oferta de alimentos malsanos.

Además, la nutrichorrada de la semana es...  "Estas son las frutas que debes evitar si quieres perder peso"

 

 

Categorías: Actualidad , Ciencia , Gastronomía , Weblogs

Aitor Sánchez   11.may.2018 12:04    

Cómo crear tu burbuja de salud

    lunes 7.may.2018    por Aitor Sánchez    0 Comentarios

 

 

Durante la firma de libros durante Sant Jordi, en Barcelona, hablamos con Planeta de Libros sobre la alimentación saludable y cómo Mi dieta ya no cojea puede ayudarnos a crear una burbuja de salud, con buenas elecciones, sabiendo identificar alimentos saludables, etc. 

Consecuencia lógica que debería pasar al terminar este segundo libro, en Mi dieta cojea desmentimos todo lo que nos han hecho creer, ahora proponemos cómo iniciar un cambio de hábitos y poder alimentarnos mejor. Todo el mundo sabe cómo es una dieta insana, en cambio seguimos manteniéndola, porque en materia de salud perpetuamos ciertas cosas porque el entorno no predispone el cambio. 

Normalmente comenzamos el día con galletas, cereales azucarados, bollería, etc. porque nos han vendido durante mucho tiempo que "tenemos que coger energía", depende, si es en base a galletas, compuestas principalmente por harinas refinadas, azúcar blanco y grasas malsanas como el aceite de palma, pues mejor no desayunar. En el supermercado no encontramos galletas saludables, podemos hacerlas en casa a partir de alimentos saludables si realmente queremos comerlas.

Comer pasta con tomate "porque no tengo tiempo" tampoco es real. Cocer la pasta, hacer el sofrito con el tomate, etc no es rápido, es mucho más fácil abrir una lata de pimientos y un bote de garbanzos cocidos. El escenario cambia completamente. 

Merendar un bocadillo de fiambre no es la mejor opción ni la más saludable. Habría que prestar atención a la calidad de los componentes de ese bocadillo. Cabría preguntarnos: ¿de qué tipo de pan está hecho? ¿qué ingredientes saludables he incluido? Con pan integral, brotes verdes, tomate y hummus sí sería una buena elección.

Podéis leer las reseñas que han escrito Silvia Tinoco, José María Capitán y Lucía Martínez

Es un placer poder ayudar a la población a tomar buenas decisiones en el día a día y estar entre los libros más vendidos de estas últimas semanas. 

 

 

Categorías: Actualidad , Ciencia , Gastronomía , Weblogs

Aitor Sánchez    7.may.2018 13:24    

Lo mejor sobre nutrición en la red (abril)

    lunes 30.abr.2018    por Aitor Sánchez    0 Comentarios

Vegetariana_0

 

 

 

  • Paloma Quintana ha estado en Saber Vivir hablando sobre algunos productos del supermercado como las bebidas vegetales y qué debemos tener en cuenta para echar un producto a nuestro carro de la compra.

 

 

Categorías: Actualidad , Ciencia , Gastronomía , Weblogs

Aitor Sánchez   30.abr.2018 23:17    

¿Engordo por mi metabolismo?

    lunes 30.abr.2018    por Aitor Sánchez    0 Comentarios

24-Ago-2016_actividad

Al metabolismo siempre se refiere la cultura popular a algo que pasa dentro de mi cuerpo, y que se relaciona siempre con el aumento de peso… también se le ha solido echar la culpa de que la gente engorde. Vamos a matizar:

El metabolismo lo que es en realidad es el conjunto de reacciones químicas que se dan en nuestro cuerpo que nos permiten obtener energía, construir nuestras estructuras, y eliminar los desechos.

Es por tanto el responsable de que cuando nos tomamos una paella, podamos obtener su energía e incorporar sus ingredientes al organismo. Pero también es la que se encarga de movilizar nuestras reservas de energía cuando estamos haciendo deporte.

¿Se puede tener "mejor metabolismo" que otra persona?

Si lo miramos desde la perspectiva de que es variable, sí que podríamos decir que hay personas que tienen mejor metabolismo que otras. Lo que hay que matizar es lo de ¿mejor para qué?

Para que los oyentes lo entiendan, es como el aspecto físico. Hay cosas que nos vienen dadas, y otras que son variables. No podemos cambiar el color de nuestros ojos, la cantidad de pelo que tenemos… pero sí por ejemplo cuánta grasa y músculo hay.

Si lo pensamos, no es nada extraño ni del otro mundo. Cuando entrenamos nuestros músculos, por ejemplo, hacemos precisamente eso: provocar un estímulo, un esfuerzo, para que luego nuestro cuerpo tenga que fabricar más músculo.

Con el metabolismo sucede lo mismo. Nunca vamos a cambiar las rutas metabólicas para obtener energía o para almacenarla. Pero sí que hay personas que serán más eficientes obteniendo energía, otras almacenándola

¡Incluso se puede entrenar! Podemos exponer nuestro cuerpo a ciertas situaciones para que se acostumbre a trabajar en esas circunstancias, de modo que el día de mañana pueda responder mejor.

Hay aspectos del metabolismo que nunca podremos cambiar, porque vienen dadas por la genética. Pero otras tantas que sí que son variables.

 

Cómo entrenamos ese metabolismo

Es conocido que las condiciones de nuestro entorno, como la exposición al frío, pueden cambiar la cantidad de energía que la persona gasta en su metabolismo basal o, incluso, que entrenar bajo ciertas condiciones de ayuno o con menos reservas energéticas puede provocar adaptaciones.

Eso no quiere decir que todo el mundo tenga que entrenar en ayunas. Es más, para gente amateur no es la mejor manera de empezar. Sino que, en una persona ya entrenada, puede ser una opción a entrenar, para que cuando durante la carrera tenga esa carencia de nutrientes para obtener energía rápida, recurra más al depósito graso, que es casi infinito.

 

Prácticas que perjudican el metabolismo

Por ejemplo la privación de sueño o la falta descanso afecta de forma notable al gasto energético de las personas. Hace que ralenticemos nuestro organismo y no gastemos la misma cantidad de energía que durante uno día en el que hemos dormido bien.

De ahí que nos encontremos fatigados, apáticos y que no rindamos bien un día.

También acciones como modificar el peso tienen repercusiones hormonales (en el tejido adiposo o en las hormonas tiroideas).

 

¿Es el responsable de nuestro sobrepeso u obesidad?

Puede ser un factor que contribuya, pero ni mucho menos el factor principal como tal.

Existen algunas condiciones como por ejemplo el hipotiroidismo, en el que las personas están en una especie de letargo metabólico, básicamente gastan menos energía. Pero aún con esas podríamos tener una alimentación acorde. Por lo tanto se trataría solo de una dificultad.

Todos conocemos a gente a nuestro alrededor que se puede “permitir” comer más, o comer peor. Eso no quiere decir ni que estén sanos, ni que deban cometer esos excesos.

Tampoco significa que nosotros engordemos por no ser esas limas energéticas que lo queman todo. Si seguimos una dieta saludable no ganaremos peso.

Por tanto, la frase de “engordo por mi metabolismo” no es cierta, y es más uno de esos distractores que nos aleja de la verdadera prioridad: cuidar nuestra alimentación.

 

Categorías: Actualidad , Ciencia , Gastronomía , Weblogs

Aitor Sánchez   30.abr.2018 20:37    

Recopilación: la actividad de las últimas semanas (abril)

    domingo 29.abr.2018    por Aitor Sánchez    0 Comentarios

Captura

  • Hemos hablado sobre cuáles son los productos procesados que podemos encontrar en un supermercado pero sí podemos incluirlos en nuestra alimentación, por ejemplo: legumbres de bote, verdura cortada congelada, pasta de harina integral, etc.

 

  • Desmentimos de nuevo el importante papel que se le atribuye al desayuno en la vida de las personas, sin dar una buena alternativa de desayuno. Lo que nos está llevando a perpetuar el patrón actual de desayuno: galletas, cereales de desayuno, bollería, cacaos azucarados.

 

  • ¿Los impuestos al azúcar sirven para algo? Lo hemos analizado tras que Cataluña cumpliera un año de la entrada en vigor del impuesto al azúcar, como dato, se ha experimentado una reducción en el consumo de bebidas azucaradas de más del 20%.

 

Categorías: Actualidad , Ciencia , Gastronomía , Weblogs

Aitor Sánchez   29.abr.2018 10:59    

Cómo identificar un buen libro sobre nutrición

    jueves 26.abr.2018    por Aitor Sánchez    1 Comentarios

Rose-2101475_960_720

Vamos a hacer un repaso a qué deberíamos buscar en un libro de nutrición, y qué aspectos nos deberían alertar que quizás estemos comprando

El nivel de los libros de nutrición es muy mejorable en general. Es una sección que suele estar infestada de pseudociencia, de gurús, de ideas descabelladas para corregir problemas alimentarios de golpe.

Llevamos décadas viendo libros sobre nutrición, revistas con dietas, sanitarios entregando dietas sacadas de un cajón… parece que no queremos renunciar a una realidad, y es que las dietas genéricas no funcionan.

El mayor error puede que esté en vender una expectativa que no se puede cumplir. Las dietas de libros o revistas le “funcionan” a muy pocas personas (y digo funcionan entre comillas porque perder peso no tiene por qué ser un buen indicador, hay que preguntarse a costa de qué).

El caso es que las propuestas en caso de que tuvieran fundamentación vienen escritas, son estáticas, no tienen ningún tipo de adaptación a nuestra realidad, y por tanto, la gente las acaba abandonando.

¿En qué nos deberíamos fijar?

Que adquiera obras que le permitan ser más independientes, que les otorguen ideas y recursos para el día a día.

Es decir, si vas a comprar un libro que ya claramente te indica que tienes que seguir cuatro periodos, en los que necesariamente tienes que comer con unos alimentos, y que luego te tienes que cambiar a otros diferentes… no te está dando independencia, te está dictando cómo comer.

La idea es precisamente lo contrario, abrir el abanico para que tengas opciones saludables por tu cuenta. Que te dé ideas, que te dé posibilidades…

Y sobre todo que te permita comprender, porque la alimentación está en constante cambio, y el día de mañana surgen alimentos nuevos, modas y productos diferentes… y no podemos estar desmintiendo bulo a bulo. Sino que la gente tiene que tener esa capacidad de identificar lo que es saludable y lo que no.

¿Cuáles mejor desechar directamente?

En el área de alimentación hay una gran cantidad de títulos que tienen poco rigor y que prometen solucionarnos nuestra dieta, adelgazarnos para siempre… ese tipo de promesas que no pueden cumplir. Si suena demasiado bonito… ¡ojo!

Pero sobre todo creo que hay dos grandes alertas que nos avisan de que estamos ante un libro vendehumo.

  1. Aquellos que simplifican para centrar el problema en un gran enemigo o un gran error.

Por ejemplo, tenemos títulos que dicen que el problema son únicamente los hidratos de carbono, o que el problema es la proteína animal… tienen una visión muy simplista y justifican todo alrededor de esa afirmación, como:

“El problema son los hidratos, así que te vamos a quitar todo tipo de hidratos para que adelgaces”

Y puede que lo hagas, pero no porque las premisas o sus bases sean ciertas. Sino porque a lo mejor ahora comes mejor.

Ojo con...

  1. Los que te dicen que tienes que introducir una pauta sí o sí en tu dieta

Por supuesto también aquellos que nos vienen con el metodillo bajo el brazo, como “mi forma de comer es la mejor en toda circunstancia”.

Esas pautas como:

“Los hidratos de carbono mételos por la mañana”

“O no tomes nunca hidratos de carbono solos”

“No mezcles estos dos nutrientes”

Toda esta clase de pautas arbitrarias lo único que buscan es crear una pauta, una rutina, pero no tienen lógica. Como si tomar por la noche fresas fuese perjudicial.

Estas directrices no son prioritarias, no atienden a las verdaderas necesidades de la gente que son incorporar más alimentos saludables, y retirar alimentos malsanos de su dieta.

Los libros de recetas

Sin duda, las recetas son como una unidad básica para comer saludable.

Nos dan ideas de qué hacer para diferentes momentos y también aprendemos, cosa que está más que bien.

Yo matizaría especialmente dos cuestiones dentro de las propuestas que son únicamente de recetas:

Huiría de aquellos libros que nos obliguen a incorporar recetas o preparaciones con calzador: limón con agua, caldos de huesos, batidos détox… o incluso ingredientes sobrevalorados, como salvado de avena… En fin, todo aquello que parezca girar alrededor de cosas muy concretas. Las recetas de los gurús.

Y por supuesto también hay que tener en cuenta que las recetas son prepaciones meramente culinarias, que yo puedo tener varias ideas de desayuno, pero que nutricionalmente no tiene nada que ver tomarme unos huevos revueltos, a un porridge de avena, o una macedonia de frutas.

Tenemos qué comprender qué nos aporta cada receta y poder construir una alimentación coherente para nuestro caso. No un mosaico de recetas sin sentido que a lo mejor nutricionalmente no son coherentes. Eso es lo que más se echa de menos.

Podéis llenar vuestra biblioteca con estos libros...

Sobre nutrición infantil los mejores títulos son de Julio Basulto, Marián García, Lidia Folgar, Griselda Herrero.

También tenemos libros más narrativos para mejorar nuestros hábitos en general podríamos destacar los de Victoria Lozada, Sara Garcés, Juan Revenga

Y luego también los míos y los de Lucía Martínez, aunque esos ya los conocéis mejor.

Categorías: Actualidad , Ciencia , Gastronomía , Weblogs

Aitor Sánchez   26.abr.2018 17:52    

Confusiones y engaños con el chocolate

    miércoles 18.abr.2018    por Aitor Sánchez    0 Comentarios

Pasion_chocolate_1310_26080242

LO PRIMERO QUE NOS TENEMOS QUE PREGUNTAR ES BÁSICO: ¿QUÉ ES EL CHOCOLATE?

El chocolate es un producto alimentario que se hace básicamente a partir de dos materias primas: cacao y azúcar.

Para que algo sea “chocolate” el 35% de su materia seca total (es decir, sin tener en cuenta el agua) tiene que ser cacao. Que por lo general se corresponde a dos partes: la manteca del cacao y su materia seca.

Y como todo el mundo sabe, el chocolate también puede llevar otros productos, como materias lácteas (no más del 5%), frutos secos (no más del 60%)

 

Los hay buenos, los hay malos y también versiones que intentan imitar... 

Así es, hay muchas clases de chocolate, y también esas versiones que comentas, los sucedáneos de chocolate que imitan al chocolate. Son preparados a los que se les ha cambiado el formato o se han moldeado de una forma especial, pero por su presentación son confundidos con el chocolate. Preparados en los que se sustituya total o parcialmente la manteca de cacao por otras grasas vegetales.

 Además, desde hace un tiempo se permite que los chocolates puedan tener también adicionados aceites vegetales.

Unos 20 años atrás solo se permitía usar manteca de cacao, pero una Directiva Europea aprobó que se pudieran usar otros aceite, por eso nos encontramos chocolates o bombones que tienen actualmente otros aceites vegetales en su formulación, como el aceite de palma.

Al chocolate con leche se le pide por ejemplo menos cantidad de cacao, un 25% al menos. Y ya sabemos que mínimo, mínimo lleva un 14% de extracto seco de leche.

Al chocolate a la taza se le puede añadir hasta un 8% de harinas o almidones

 

"El chocolate negro es el que debemos comprar"  

Lo dicen con buena intención, pero desgraciadamente la mención “negro” dice muy poco.

Solo es una nomenclatura comercial, que hace énfasis un poco en “no soy chocolate blanco” o “no soy chocolate con leche”. Chocolate “negro” lo que nos viene a decir es que soy simplemente chocolate, pero puede ser en proporciones muy variables.

Hay chocolates negros que tienen menos del 50% en cacao, y otros que pueden tener el 99%. Esto es uno de los mayores coladeros, porque asumimos que chocolate negro es = chocolate con mucho cacao.

O que nos pongan 100% chocolate negro solo quiere decir que todo el producto es chocolate, cosa bastante normal. Pero no que todo sea cacao.

 

¿Entonces, mejor el chocolate "puro"? 

Tampoco, la terminación puro tampoco está bien definida, se asume como que puro es parecido a chocolate negro, es decir, que hace énfasis en que no es chocolate con variantes: Ni con frutos secos, ni con base láctea.

Eso no quiere decir que sea sano. Hay chocolates “puros” que tienen hasta un 47% de azúcar.

Es que claro, que sea “puro” o “negro” solo te dice que lleva:

Cacao y azúcar. Pero eso puede ser en proporciones muy dispares.

El chocolate que no es chocolate

El chocolate blanco técnicamente no es un chocolate, pero se permite el uso de esa palabra.

Es como algunas excepciones como “leche de almendra” o “leche de coco”, que no son leches pero se permiten la nomenclatura. Pues bien, el chocolate blanco está hecho solo con la manteca de cacao, no incluye otros sólidos del fruto.

 

En qué deberíamos fijarnos a la hora de comprar un chocolate desde el punto de vista de la salud

Lo más interesante en un chocolate y también lo más justo por el producto que estamos comprando es que la mayoría de su composición sea cacao.

Por lo tanto, lo que hay que buscar es el % de cacao con el que está hecho.

Por norma general, si un chocolate no dice nada sobre su % de cacao va a tener entre el 50-60% de cacao, y seguramente va a evitar mencionarlo. Así que nos distraerá con otras nomenclaturas o reclamos.

Los chocolates que tienen alto contenido en cacao lo suelen decir: por encima del 75% nos encontramos el aviso. Y son chocolates aceptables nutricionalmente hablando. Podemos tomar onzas de manera regular.

 

Choco

Infografía de Alex Oncina del blog Palmeras de Fruta

 

 

Categorías: Actualidad , Ciencia , Gastronomía , Weblogs

Aitor Sánchez   18.abr.2018 16:50    

Actualidad alimentaria con Gente Sana- Gente Despierta

    miércoles 18.abr.2018    por Aitor Sánchez    1 Comentarios

 

Comer sano es complicado, eso es lo que nos han hecho creer durante mucho tiempo. Parece que tenemos que recurrir a un producto o a una industria o marca concreta para poder estar sanos. Pero no es así, no es necesario recurrir a ningún producto mágico de los que nos podemos encontrar publicitado en televisión o reseñado en los lineales del supermercado. 

La confusa información que se vierte en los medios de comunicación hace que esta creencia se perpetúe en la población y que seamos casi incapaces de quitarnos esas gafas que nos han puesto en los ojos y comenzar una alimentación saludable basada en materias primas. 

 

¿Tenemos una mala relación con la comida?

Estamos dicotomizando mucho con el tema de la alimentación, por un lado hablamos de que "hay personas que están más concienciadas con su alimentación" se preocupan más por la calidad de lo que ingiere, y por otro lado existen personas que disponen de menos recursos y acceden a alimentos más baratos, que se creen que deberían ser de consumo diario, tipo galletas, bollería, panes refinados, aceites de mala calidad, etc... Esto nos lleva a una paradoja social, en la que teniendo alimentos más seguros, estamos tomando peores decisiones alimentarias, consumiendo productos procesados. Existen personas con más recursos que son capaces de acceder a una mejor información y ser capaces de elegir de manera saludable y otra parte que no accede a ese tipo de alimentación.

Hemos dejados las altavocías de la salud a manos de ciertas industrias con unos conflictos económicos detrás, que no siempre se rigen por la evidencia científica disponible y a veces, comunican en pro de los beneficios para sus productos y no de la salud.

 

Un zumo de fruta no equivale a una pieza de fruta

No es cierto y viene alimentado de esa creencia de basar la alimentación en nutrientes, cuando realmente importa la calidad y la matriz del alimento. Conforme transformamos la fruta, transformamos también los efectos que ejercerá en nuestro organismo y debemos afrontar que este procesamiento nos afectará de una manera positiva o no. 

Cuando exprimimos una fruta estamos separando la fibra del agua y las vitaminas, que no van a ser absorbidas de la misma manera que una fruta, ni va a ser masticada, ni el grado de saciedad que nos aporta será igual. 

Los productos del supermercado 

Sí, podemos afirmar que hay zonas en el supermercado que es mejor evitar. Para acceder a la sección de frutas y verduras, muchas veces tienes que sortear varios stand de bollería a precio reducido, cereales refinados, panes de mala calidad, precocinados, etc. Lo ideal es que esas gafas que nos han puesto sirvieran para emborronar aquellos alimentos procesados o malsanos que no van a prevenir ningún tipo de enfermedad no transmisible y que en muchas ocasiones hasta pueden ser un factor de riesgo para la misma. 

Bodegon_2

Si acabo de descubrir que las galletas son malsanas, además lo hago a diario y tiene una alta importancia para mí, igual probando a cambiar esas galletas, de manera progresiva durante dos semanas, un mes, etc, por ejemplo, sustituyéndolas por un yogur con fruta y frutos secos, iremos incluyendo alimentos más saludables en nuestra alimentación, y de realizar un mal desayuno iremos cambiando poco a poco hacia un abanico de posibilidades de desayuno mucho más sano. A pesar de todo, debemos tener en cuenta que lo que más importa es no consumir alimentos malsanos. 

De alguna manera, tenemos una cultura que enfatiza ciertas conductas malsanas: "vamos a ver quién bebe más", "quién come más pizza", "si eres una mujer y no bebes igual estás embarazada", etc. Quizá debemos replantearnos este tipo de ocio que estamos realizando y cambiar nuestra conducta para realizar un consumo distinto, comenzando en otro tipo de actividades más saludables como un partido de padel, baloncesto o cualquier otro deporte de equipo, saliendo a museos o teatros, actividades al aire libre, etc. Muchas veces da la impresión de que los más jóvenes únicamente salen con sus amigos a beber alcohol y realizar actividades nocivas para su salud. 

Hay que animar a las personas a realizar un consumo responsable acorde a sus valores, repensar si lo que estamos comprando está ejerciendo algún tipo de daño a las personas, que no cumplen los Derechos Humanos, que están ejerciendo en su producción un impacto medioambiental alto, sufrimiento animal, etc. 

Categorías: Actualidad , Ciencia , Gastronomía , Weblogs

Aitor Sánchez   18.abr.2018 11:07    

¿Son saludables las legumbres de bote?

    martes 17.abr.2018    por Aitor Sánchez    0 Comentarios

En los últimos días hemos podido escuchar y leer cierto tipo de comentarios sobre las legumbres en bote, algunos bloggers advirtiendo que no son saludables porque contienen conservantes perjudiciales para la salud. Bien, vamos a aclarar este tipo de comentarios y mensajes alarmistas.

En el supermercado podemos encontrar distintos tipos de legumbres en bote, aquellas conservadas en agua y sal y otras a las que se les adicciona algún conservante como el EDTA, vitamina C o ácido cítrico, etc. Se hace concretamente para aumentar la vida útil o el color de este alimento cocinado, que ha sufrido simplemente un proceso de cocción, y que pueda ser usado como recurso en cualquier casa sin la necesidad de remojar, hervir y cocinar la legumbre seca. 

 

¿Sigue siendo un alimento saludable?

Sí,  a menos que elijamos aquellas latas preparadas tipo fabada, con ingredientes que no son saludables, ya que lo que vamos a ingerir es un plato precocinado a base de legumbre, algo de verdura y cárnicos procesados, lo cual no debe ser prioritario en nuestra alimentación y menos, previamente preparado.

Conservas-de-legumbres

Deberíamos elegir aquella legumbre que simplemente esté cocinada y contenga algunos conservantes como los comentados anteriormente. Podemos incluirlas en cualquier tipo de guiso, ensaladas rápidas, patés vegetales e incluso postres. 

No debemos olvidar que son un recurso que podemos tener en casa todas las familias y así aumentar el consumo de alimentos vegetales. 

 

¿Podemos reutilizar el líquido en el que están inmersas?

Sí, este líquido llamado aquafaba podemos utilizarlo para hacer repostería sin huevo o vegana. Se utiliza de manera similar al huevo, por ejemplo batiendo el líquido hasta el punto de nieve, dando consistencia a los preparados. 

Aquí, tenéis una receta de helado de chocolate y frutos secos de la chef vegana Virginia García (Creativegan) en la que utiliza el líquido de los garbanzos para preparar este plato. 

 

Categorías: Actualidad , Ciencia , Gastronomía , Weblogs

Aitor Sánchez   17.abr.2018 10:02    

¿Cómo influye el orden en el que consumimos los alimentos?

    lunes 16.abr.2018    por Aitor Sánchez    0 Comentarios

Ideas-para-comer-legumbres-cada-día-de-la-semana
Algunos alimentos que si los tomamos combinados pueden ser más beneficiosos, el ejemplo clásico es el de la proteína incompleta.
 
Existen alimentos que tienen proteína incompleta, como es por ejemplo los cereales. A su proteína le faltan "trozos" para poder ser completa. Pues consumir esos alimentos junto con otros nos permite que su proteína compute como una de total calidad.
 
Por ejemplo, tomar arroz (incompleto porque es cereal) junto con pescado, garbanzos, o huevo (arroz a la cubana) permite que la proteína de estos alimentos complete la del arroz.
 
También tenemos alimentos que facilitan la abosrción de otros nutrientes. Como es el caso de la vitamina C y el hierro. Si consumimos alimentos ricos en vitamina C como verduras o fruta se potencia la absorción de este mineral. O también si lo tomamos con vinagre.
 
El vinagre aumenta la absorción del hierro porque es ácido, y el hierro en medio ácido tiene una forma que se absorbe más fácilmente.
 
Hay también alimentos que permiten amortiguar el impacto negativo de otros. Por ejemplo, el caso de la verdura, que si se consume en conjunto con otros alimentos impactantes, como puede ser en un barbacoa, ayuda con su fibra y sus compuestos antioxidantes a que no sea tan perjudicial.
 
El vinagre no solo tiene esta capacidad al mezclarse con una fuente de hierro. Si no que cuando se junta con otros alimentos (verduras, por ejemplo en los encurtidos), los hace más saciantes. O por ejemplo junto con comidas ricas en hidratos de carbono modula la respuesta de la glucemia (nos sube menos el azúcar).
 
Hace una función parecida a la canela, que también impide que nos suba tanto el azúcar. Pero ojo, ¡eso no justifica consumir dulces con canela!
 
 
¿Consumir un alimento antes que otro puede influir en cuán saludable es?
 
El orden de los alimentos sí altera el producto. Existe por ejemplo un estudio que refleja esto muy bien. En él, se le ofrecían a dos grupos de personas el mismo menú: ensalada con espaguetis.
 
Pero a la mitad de los participantes se les daba de primero ensalada, espaguetis de segundo. A la otra mitad justo al revés: primero la pasta, y luego la ensalada.
 
El resultado y la respuesta fisiológica era muy diferente. Era mejor consumir antes la verdura. La ensalada hacía una especie de cama/esponja para amortiguar la absorción de la pasta, y la glucemia no subía tanto después de la ingesta.
 
También sabemos por ejemplo que introducir fruta antes de las comidas puede hacer que estemos más saciados, o también beber agua. No son "adelgazantes", pero sí influyen en la cantidad que podríamos tomar más adelante.
 
 
¿Los guisos se dejan reposar por esto? 
 
Sí, aunque ha respondido más a cuestiones culinarias y tecnológicas. Por mejor textura y sabor básicamente.
 
Pero es cierto que dejar reposar los alimentos, especialmente a bajas temperaturas puede cambiar lo que nos generan los mismos. Por ejemplo, sabemos desde hace no mucho que introducir arroz o patata ya cocidos a la nevera genera almidón resistente. Un tipo de almidón algo diferente al que tienen en su origen patata y arroz, que actúa como fibra.
 
Por tanto, una patata cocida en el frigo, o el arroz de un día para otro, tienen menos capacidad de subirnos la glucemia, y también actúan como prebiótico, porque esa fibra se la comen las bacterias de nuestro intestino.
 
 
Existen pautas o dietas que se basan en el orden en el que se comen los alimentos 
 
Sí, siempre tenemos pautas extrañas que nos dicen alimentos que no debemos mezclar nunca, o alimentos que no se pueden tomar por la mañana, o de postre.
 
Estas pautas son poco rigurosas y digamos que no son verdaderamente trascedente.
 
Lo importante de una alimentación es que está compuesta por alimentos saludables, porque si tu dieta no es sana no la vas a corregir con gestos tan minúsculos como meter una patata al frigo, añadir vinagre a la ensalada o canela auna receta. Son anécdotas, herramientas, nunca el pilar sobre el que construir tu alimentación
Categorías: Actualidad , Ciencia , Gastronomía , Weblogs

Aitor Sánchez   16.abr.2018 10:58    

Aitor Sánchez García

Bio El blog de Aitor Sánchez #NutriciónRTVE

Creo que la alimentación es la manera más placentera de ayudarte a estar sano y disfrutar. Desgraciadamente lo que nos dicen que es saludable no siempre se corresponde con lo que realmente lo es. En este blog aprenderás a identificar qué comida es realmente saludable con un punto de vista global y sentido común. Las dietas aburridas son un insulto a lo que hacemos los dietistas-nutricionistas, que es acercarte a un disfrute sano de esta maravilla que es la alimentación. Me puedes encontrar también en @Midietacojea
Ver perfil »

Síguenos en...