« Aclaración. Euros y no rublos. | Portada del Blog | El almirante invierno »

¿Por qué esta gente no sonríe?

Al principio me sorprendía. Luego me acostumbré. Al principio no entendía porqué mis vecinos no me devolvían mi saludo al encontrarnos en el ascensor. Luego dejé de saludar.

Es la costumbre, me informaron amigos y conocidos. Ahora lo encuentro normal.

En esos primeros meses encontraba extraño que camareros o vendedores no sonrieran nunca. Estaba acostumbrado a todo lo contrario. Así son las cosas en este país, volvieron a decirme.

Por fin me he enterado de porqué los rusos no sonríen de buenas a primeras.

Hay estudios universitarios al respecto. No tantos como para explicar el enigma de la sonrisa de Mona Lisa, pero los hay.

Acabo de encontrarme con uno que firma el profesor Sternin de la Universidad de Voroniezh.

En Rusia no existe la tradición de sonreir. Aquí no es un gesto de cortesía, sino una muestra falsa. Sólo se usa con los amigos, los conocidos o los compañeros del trabajo. La dependienta no sonríe porque no conoce al cliente.

La gente rusa necesita una buena razón para sonreir. Tiene que encontrarse en un buen estado de ánimo o en medio de una conversación agradable.

En este país es la máxima expresión de la simpatía. Por eso no la gastan en vano, explica el profesor Sternin.
Así que no se extrañen cuando viajen a este país que ni el taxista, ni el recepcionista del hotel, ni en el restaurante... ni nadie en ningún lugar, les sonría. No es costumbre...

Además en Rusia no se diferencia entre la risa y la sonrisa. Quizá un proverbio lo explique un poco mejor. Dice que la risa sin razón es una señal de estupidez.

15 Comentarios

Hace unos cuantos años que fui a Rusia por primera vez. Lo hice para trabajar, e iba acompañado de unos cuantos colegas, todos británicos. Nos llamó mucho la atención este hecho de que nadie sonreía, sobre todo las chicas que eran en su mayoría encargadas de recepciones, tiendas, centralitas, y después también las responsables de mantenimiento, limpieza y cocinas de los centros de trabajo. Como además no estábamos en Moscú, sino en zonas muy remotas, con poca presencia de extraños habitualmente, y en una situación en la que debíamos parecerles poco menos que extraterrestres millonarios que al poco tiempo despareceríamos, imagino que la situación no contribuía a que vieramos más sonrisas.
La opiniòn de los británicos era entonces, como ha seguido siendo a lo largo de todos los años en que he trabajado en Rusia, que están todas deprimidas por vivir en uns mierda de país así, y frustradas porque sus maridos las matan a palizas y no pueden echarse un novio extranjero para que las saque del país. Un poco triste quedarse en esa conclusión, y no intentar profundizar un poquito más allá, ya que estás en otro país, intentar conocer a la gente de allí, ya que el extraño eres tú. Actitud muy británica por otro lado.
No fue fácil, pero al final llegué más o menos a la misma conclusión que tú, Carlos. También me costó entender por qué ellos no comprendían que yo fuera, o intentase, ser amable en el trato diario, sin necesidad de querer conseguir nada a cambio. La pregunta "¿Qué quieres de mí?" la escuché muchísimas veces.

No sé donde vive Ud, Miguel Angel, en una mierda o no. Por lo menos en Rusia la gente no vive en ella.

Ha vivido tanto, Carlos, pero tampoco consiguíó enteder le enigmatica alma rusa. Entiendo, no es facil cuando hay tanta cantidad de prejuicios.

Los psicólogos comparan el caracter de la gente con la casa dondo uno vive. En los paises del sur las casas son abiertas, no hay dobles ventanas, son ligeras. Entrar cuesta poco.
En el norte hay dobles ventanas, las puertas tambien son dobles, el hogar está muy alejado. Entrar en estas casas cuesta mucho mas. Pero si uno ya esta dentro. Ya es un amigo para siempre.
Si en el sur las relaciones se establecen rapidamente y asi de prisa se rompen, en el norte se establecen durante mucho tiempo. Pero son verdaderas, y para toda la vida. Una sonrisa rusa no es ninguna sonrisa falsa norteamericana. Si te sonrien en Rusia te sonrien de verdad.

Durante un tiempo había pensado no responder nada a este comentario, pero bueno, tampoco pasa nada por hacerlo con educación.
Creo que cualquiera que lea en primer lugar las entradas de Carlos, y después los comentarios que deje yo, que son mucho menos interesantes, sólo saca una conclusión: Que los dos estamos fascinados por Rusia, que nos encanta, y que nos esforzamos por entender a sus gentes aunque nos cueste.
Y respuestas como la que han dejado a mi comentario, sólo acrecientan mi perplejidad. No parece ser el idioma el problema ya que la respuesta está escrita en un castellano perfecto. Carlos, ¿transpira acaso mi comentario el más mínimo prejuicio? ¡Si es todo lo contrario! A lo mejor no me he expresado con claridad. Tu comentario desde luego es correctísimo De hecho, la conclusión que saco de tu entrada en el blog, es la misma que creo que nuestro amigo Pedro ha descrito en su último párrafo, ¿no crees? Que al principio la gente parece muy cerrada, pero cuando te dan su confianza, te la dan de verdad. De haber una crítica en mi respuesta es a los trabajadores británicos y su actitud arrogante e imperialista.
Esto es el cuento de nunca acabar, da igual lo que digas, bueno o malo, todo está mal. Esta último, ¿es un prejuicio o un hecho?


Lo de sonreir o no es cosa del carácter (ni mejor ni peor, por supuesto), de una costumbre como explica Carlos siguiendo a Sternin o, en un momento dado, de unas determinadas circunstancias, porque no nos sale y no ponemos "al mal tiempo, buena cara".
A mi me cuesta también sonreir, la verdad: tiro a cardo setero, a algo seca, vamos, muchas veces y a no optimista. Pero no creo que la risa sin razón sea estupidez.
Miguel Ángel, tu comentario primero se entiende perfectamente (no sé por qué se ha encendido Pedro) y es una pena que haya quien piense que si uno es amable es porque quiere algo. Pero haberlos, haylos y, por lo visto, se debe a que nos da por reflejar en los otros éso en lo que nosotros no tenemos la cosa muy clara (un más menos lo de "se cree el ladrón, que todo el mundo es de su condición").
Un saludo.

El articulo me ha parecido muy interesante, pero ciertos comentarios que han puesto tambien son interesantes cuanto menos.

Soy estupida..no sé porque sonrio.

Hola, Carlos. A ver si me mandas una buena dirección de correo electrónico a la que pueda enviarte una foto que te interesa. Ahora mismo estaba citándote en un artículo para hablar de nuestro pasado común en 1983. Necesito tu permiso. ¿Sigues bien? M'alegro. Me puedes localizar en cor.vi.tve@rtve.es

Hola, muy interesante el post, gracias. Soy rusa, y si me permiten, les doy mi opinion, de primera mano, sobre el tema. Es verdad que los rusos sentimos que nada es gratis y por ende hasta la sonrisa "porque sí" es a priori falsa, con lo cual, el hecho de que no las regalemos a cualquiera, sólo demuestra que somos sinceros y frontales. La ausencia de la sonrisa es simplemente la declaración de la neutralidad... A nosotros nos resulta difícil fingir, hasta tan poquita cosa como una sonrisa. Nuestro rasgo nacional es que necesitamos creer en lo que hacemos y en lo que somos. El lado positivo del problema es que recibes muchas menos puñaladas por la espalda en Rusia que en cualquier otro lugar. Al menos ves venir a "los malos", y no como aquí que hoy te sonríen, y mañana te la clavan. Eso a mí personalmente me sigue confundiendo muchísimo, y llevo 15 años viviendo en España. "Aquí te apuñalan con un hilo de seda" - esa frase es española. No os juzgo, es la diferencia de culturas y la entiendo. Sólo recordad que la sonrisa de un ruso es siempre verdadera. Os dedico una muy grande. Que seáis muy felices.

Hola Arenita_75
Quería comentarte que esa actitud un tanto falsa la he podido observar más en ciertas zonas de España, desde mi punto de vista, hay que saber ser más observador para impedir que esa mala gente mostradora de falsas sonrisas y muestras de afecto no penetren en tu, se sorprendería de la diferencia que hay entre las zonas norte y sur de España. Un fuerte abrazo y una leal sonrisa de las tierras vascas. ;)

Hay que dejar claro que una cosa es ser risueño, otra cosa es ser alegre otra cosa es ser falso(deshonesto-mentiroso-incumplido o mala gente) otra cosa es ser amable,otra cosa es ser avaro, otra cosa es ser amplio o carismático. Son aspectos humanos diferentes que muchas veces se relacionan pero que frecuentemente el común de la gente tiende a confundirlos o mezclarlos en sus definiciones,principios e identificaciones.Son rasgos cualidades o defectos característicos de los seres humanos,de su comportamiento social que se dan en eventos complementarios o/y mutuamente excluyentes.
Pondré un ejemplo: Hace años conocí al consul de Suecia aqui en Colombia, un hombre de muy buenos modales amable,buena hurbanidad,etc...PERO....a la hora de pagarles a sus trabajadores era totalmente diferente... avaro en extremo no se le pasaba ni un penique en sus cuentas monetarias, nunca le vi un gesto diferente hacia la gente que le trabajaba.Sus trabajadores se quejaban de eso, entonces comentaban que preferian trabajarle a una persona de pocos modales o poca educación pero que pagara bien; para ellos los trabajadores; no es "buena gente" un señor de modales,eso es apariencia social,para ellos significa mas su bienestar traducido en buen salario.Eso es buen trato,y eso para la gente a la hora de la verdad es ser buena gente independiente de que esa persona tenga o no tenga los otros rasgos positivos de la personalidad que reseño arriba.
Tampoco digo con este ejemplo que nos pasemos a un extremo de la cuerda y que nadie tenga buenos modales, eso sería otro absurdo, y un absurdo es otro extremismo social que trae o acarrea otros problemas por ley de causa y consecuencia.

La sonrisa, sea verdadera o falsa (cuando es falsa ya lo ves y así la interpretas y no le das más importancia), alegra el corazón e invita a sentir pequeños momentos de distensión.

Es triste andar con temor a la sonrisa y pensando que quien te sonría siempre es porque quiere algo de ti. Será una cosa cultural, pero la veo tan antinatural y forzado en las relaciones humanas como digno de compasión.

Y las razones "históricas...", es como si aquí dijésemos que los españoles hemos dejado de sonreir e invitar a la gente a nuestras casas porque durante la guerra civil los vecinos que te tenían ojeriza y te sonreían te denunciaban a los nacionales como rojo y te llevaban a fusilar...

Los rusos deberían de aprender a sonreir a la gente alrededor en lugar de gruñirles y quizás descubrirían que pueden calentar el corazón más con una sonrisa "estúpida" agradeciendo al camarero que le ha traido diligentemente un café que atascándose de vodka al llegar a casa y "sonriendo en la intimidad".

Más miedo me da la gente hosca que la que sonríe, sinceramente, aunque ambos lleven las mismas malas (o buenas) intenciones. Un país frío con gente fría es lo último en la escala de la convinencia...debe de ser que lo veo así porque soy mediterráneo, y si me presentan a un ruso, aunque tenga cara de ajo porro y no me devuelva la sonrisa, yo le voy a sonreir aunque no pretenda ser su amigo hasta la muerte o denunciarle al KGB o robarle la cartera.

Yo soy venezolano, y nací frente al mar caribe. En esa region de islas, sol, mucha luz, calor, salsa y merengue, en el norte de sudamerica. Les puedo decir que la gente sonrie continuamente. Y rie. No como los europeos que son mas frios y antipaticos, y no solo los rusos no sonrien. Lo he visto en España tambien en ciertas regiones. Solo les puedo decir que el sonreir no significa ni que la gente sea falsa ni estupida. Sonreimos porque nos gusta. Es nuestra forma de ser, no solo por educacion o cordialidad, sino porque somos alegres y optimistas por naturaleza y lo expresamos asi. Vean la situacion tan terrible de mi pais, y de muchos otros en latinoamerica, pero a pesar de estar 10 veces peor que cualquier pais de europa, nos gusta sonreir, bailar, bromear ser optimistas y no vivir amargados con lo del paro, inflacion, corrupcion, o sobre lo que no podemos ser. Los que no lo hacen, sea por las causas que sean, se pierden de mucho de la vida, que de paso es una sola. Lo lamento por lor rusos que lo practican poco y por muchos otros arrogantes europeos, pero cada quien decide como pasar su vida.

muy buena , la intervencion de cada uno , asi podre saber los rasgos cuando me vaya de vacacion a rusia,.

No solo pasa en rusia, tambien en varias comunidades indigenas de bolivia o peru, ni los niños sonrien

Yo soy de Costa Rica y soy sancarleña
En mi país sonreír quiere decir pura vida..
Aquí no se basan en que como no te conozco no te sonrio.
Aquí se le sonríe a el señor de la verdura se le sonrie a la vecina a el chofer que va pasando se le sonríe a todos yaque la sonrisa quiere decir cortesía, respeto, humildad y buenas costumbres.
Por eso amo mi país centroamericano
❤❤❤❤🇨🇷CR🇨🇷❤❤❤❤❤

Esto es solo una previsualización.Su comentario aun no ha sido aprobado.

Ocupado...
Your comment could not be posted. Error type:
Su comentario ha sido publicado. Haga click aquí si desea publicar otro comentario

Las letras y números que has introducido no coinciden con los de la imagen. Por favor, inténtalo de nuevo.

Como paso final antes de publicar el comentario, introduce las letras y números que se ven en la imagen de abajo. Esto es necesario para impedir comentarios de programas automáticos.

¿No puedes leer bien esta imagen? Ver una alternativa.

Ocupado...

Mi comentario

Carlos Salvador


Creo que llego con retraso. Es algo que me pasa con frecuencia. Creo que debía haber explicado el título del blog al inicio. Pero, bueno, más vale tarde que...
Ver perfil »

Síguenos en...

Últimos comentarios