7 posts de octubre 2009

Cita con la Premier

Para todos los telespectadores este fin de semana tenemos un menú futbolístico de lo más apetecible. Así que vayan cogiendo sitio frente a su televisor porque hay mucho y bueno que ver…

El sábado las 16h en La 2, Fulham – Liverpool, Craven Cottage será el escenario que mida si los reds han despertado o si por contrario la victoria frente al Manchester United ha sido flor de un día. Volverá a estar Torres, Gerrard está casi ok y lo mejor es que por fin y siempre que Benítez lo considere oportuno podremos ver el debut (o al menos unos minutos) de Aquilani… Como para no perdérselo…

El domingo a las 17h en Teledeporte Birmingham – Manchester City… St Andrews no es un campo complicado y además los equipos que entrena Alex McLeish son siempre duros, rocosos e incómodos… Vamos que es uno de esos campos donde no se ganan las ligas pero donde se pueden perder con total facilidad. Si el City quiere demostrar que la barbaridad de dinero invertido sirve para estar entre los de arriba, tienen que ganar. Fuerza, tensión y un montón de jugadores de gran calidad…

Lo dicho a disfrutar con el fútbol de las islas os esperamos.

Hay Liga

Pasó el gran partido y otra vez Benítez demostró que en esto del fútbol tiene 7 vidas… Con todo en contra, con bajas y con muchas dudas sobre el juego de su equipo logró vencer al United…

Puede que sin un juego vistoso, puede que este fin de semana vuelva a dar la de arena, pero “que les quiten lo bailao” (pensarán los seguidores de los reds que están a seis puntos de los lideres del Chelsea). Así las cosas ya no hay quien se atreva a dar por descartado al Liverpool, aunque ojo que esto es sólo un paso, falta por demostrar que se puede en Champions y que no se cometen los mismos errores en la liga contra equipos que a uno le motiven menos.

Ya lo dijimos aquí hace semanas, el Chelsea otra vez líder porque este equipo va a cometer muy pocos fallos de aquí hasta el final de la liga, la experiencia de años anteriores y una plantilla temible juega a su favor. La única nube en el horizonte de los Blues será la Copa de Africa, un mes sin Drogba, Essien, Kalou, Obi Mikel… puede ser mucho incluso para un equipazo de tal calibre…

Entretanto y como tapado tenemos al Arsenal de Fábregas, quizá sea así, volando bajo el radar, como mejor se desenvuelven los gunners. Sin la presión de estar ahí, los chicos de Wenger están en la pomada, al contrario que al Liverpool, los problemas para los londinenses han llegado cuando enfrente tienen a uno de los equipos llamados a estar arriba… Si las lesiones respetan a este equipo tampoco se les puede descartar…

Otro de los invitados a esta fiesta puede ser el City, (al que veremos este domingo en Teledeporte) si Huges logra mejorar en defensa, nadie puede negar que lo que le sobra es pegada, con o sin el díscolo Robinho. Un punto de inflexión puede ser el mercado de invierno donde se dice están dispuestos a reventar el mercado.

Pero para eso hay que llegar a los turrones al menos con una distancia razonable de puntos hacia la cabeza. A su favor juega una menor presión pese al dinero gastado y que no tienen que disputar la siempre exigente liga de campeones…

No quisiera acabar sin hacer mención al enorme trabajo del catalán Roberto Martínez, él y su Wigan de momento están haciéndolo de cine. Con menos medios y presupuesto que en años anteriores los Latics están décimos en la zona templada de la tabla… No hay que relajarse pero ¡Enhorabuena!.

Esto esta que arde y no hemos llegado ni a la mitad.

La hora de los 'Reds'

Desde su llegada a las islas no pasa temporada alguna en la que no se ponga en el disparadero a Rafa Benítez debido a las dudas que despierta el Liverpool. Este año no iba a ser menos. Servidor, que tampoco puede declararse defensor a ultranza del madrileño ha de reconocer que de casi todas ha terminado saliendo Rafa. Pero lo cierto es que este año la cosa pinta peor, porque en otras campañas el buen rendimiento en Champions servía para mitigar las miserias de la liga.

Pero este año Europa no hace sino echar más sal en la herida, la cosa no marcha en liga y ya hay algunos que pese a lo poco que llevamos descartan a los reds para la lucha por el título.

En estas se presenta el derbi ante el United, puede ser este partido una tabla de salvación o una losa que sepulte definitivamente el ánimo de una afición que esta hastiada del "casi", quemada del "por poco" y desconfiada del famoso "estamos ahí". Por eso ganar al United, es más que tres puntos, es más que evitar que se marchen a diez en la liga. Es ganarle la batalla a la fe de un equipo, a día de hoy ramplón, por el que pocos apuestan.

Esta claro que para volver a ganar una liga, no sólo basta con ganarle a los grandes o hacer que los de Fergusson caigan en el duelo en primera persona. Falta no empatar en casa tantas veces o que equipos menores no te pinten la cara.

Pero si se gana al United volverá la confianza y tiempo habrá de pensar si el equipo no juega ni a las tabas, o si con esta plantilla alcanza para estar arriba. La fe habrá vuelto, ese elemento capaz de mover montañas y ganar hasta ligas de campeones.

Yo medio ateo medio cristiano no me fio ni de unos ni de otros, pero el aval lo tiene el United y eso en malos tiempos como los que corren hacen que de más crédito a los de Fergusson. El tiempo dirá si termino o no desahuciado…

Por cierto este fin de semana damos Tottenham – Stoke y por supuesto el Liverpool United. Os esperamos

Chilaba's League

En la Costa Sur de Inglaterra parecen atisbar estos días un rayo de esperanza… Su equipo, el Portsmouth es último en la tabla de la Premier League con sólo una victoria en toda la campaña. Atrás quedaron los tiempos de Harry Redknapp al frente de un Pompey que hace menos de un año hacía historia con el título de la FA Cup…

Pero la crísis obligó a la salida de algunos de los jugadores con más talento del plantel que con tanto esfuerzo había conseguido reunir este modesto equipo (Lass, Kranjcar, Crouch o Benjani por poner algún ejemplo). Como es lógico con esos mimbres poco se podía hacer. Pero recientemente se ha producido un cambio en la propiedad del club que podría ser la tabla de salvación del Portsmouth.

Sulaiman Al Fahim le ha vendido el 90% de sus acciones al empresario saudí Ali Al Faraj. El nuevo dueño se ha apresurado en asegurar que habrá dinero para fichajes en el mercado de invierno… Un clavo ardiendo al que se aferran los aficionados del club y hasta su entrenador Paul Hart…

Y otra nueva incorporación es el regreso de Avram Grant a la Premier League, el ex técnico del Chelsea será ahora el nuevo director deportivo del equipo. La pregunta ahora es: ¿llega el último jeque a tiempo para evitar el desastre?. Recuerden que hasta la Navidad no se abre el mercado invernal y que los posibles nuevos fichajes no podrán jugar hasta 2010…

Cabe también pensar en lo siguiente; ¿Qué jugador de nivel querrá recalar en un club cuyo objetivo es evitar el descenso de forma irremediable?

Resta por saber cuán grueso es el talonario del último jeque en llegar a Inglaterra. Aunque este viernes el técnico aseguraba que no van a tirar la casa por la ventana. Comentario no sé si en exceso prudente o del todo fallido, hace falta, esto es indudable, un cambio radical.

Pues mira Paul, permíteme un consejo: ¡Tírala! Sobre todo si puedes, porque es muy probable que si no lo haces, seas tú el que salga de forma abrupta de un club que se ha convertido en el último bastión del petrodólar.

Ahora sólo queda esperar para ver la magnitud de este nuevo proyecto y sobre todo si es suficiente para evitar que el simpático Pompey se pierda en la first division.

Esperando a Aquilani

Una de las virtudes que sin duda avalan en su gestión al frente del Liverpool a Rafa Benítez, es su capacidad de adaptarse a los imponderables y problemas que asaltan a sus equipos cada temporada. Con mejor o peor resultado, el madrileño ha sido capaz de exprimir las virtudes de una plantilla que no por extensa (que lo es y lo ha sido) ha tenido y tiene carencias en determinadas parcelas. Así, Rafa ha inventado centrales, reconvertido laterales e incorporado volantes al medio del campo cuando las lesiones mermaban determinadas demarcaciones del equipo.


Ahora bien, lograr que la salida rumbo a Madrid de Xabi Alonso no se note, ya es harina de otro costal. Y es que como podemos comprobar cada domingo, en el fútbol actual no abundan los medios centros organizadores con criterio en la creación y entrega en lo físico. Sin resultar, como es palpable, una apuesta por el fútbol de toque y posesión, el modelo Benítez funciona mucho mejor si junto a Mascherano (o al 'stopper' de turno) milita un futbolista con capacidad de generar más fútbol, abrir el campo y jugar al espacio donde brilla Torres y se muestra intratable un Gerrard con libertad de movimientos.

Casi 21 millones de euros fueron necesarios para buscar un sustituto de Alonso. En Agosto y tras muchos rumores sobre su destino, los Reds firmaban a un italiano de 25 años llamado Alberto Aquilani. Sobre este internacional italiano de 25 años recae ahora una gran responsabilidad.

Sobre el papel, todo apunta a que el candidato reúne las condiciones necesarias para llenar ese hueco. El Aquilani que tanto ha gustado en la Roma es un medio con buen trato de balón, llegada con solvencia a los tres cuartos, una buena capacidad de pase y como buen italiano mantiene un gran orden táctico y despliegue físico. La realidad es que Aquilani todavía no ha podido debutar con su nuevo equipo por una larga lesión de talón.

Crecen por lo tanto las dudas sobre su rendimiento a corto plazo. Varios meses sin tocar balón, la adaptación a un nuevo equipo, una nueva liga y un nuevo papel en el equipo. Desde que arrancó la liga en agosto, no ha faltado la pregunta sobre el estado de Aquilani en cada rueda de prensa. Y la respuesta siempre ha tenido como coletilla final "hemos de ser pacientes", frase que resume también el mimo con el que Benítez lleva este espinoso asunto.

El Liverpool puede ser el mejor lugar del mundo para volver a escena por la puerta grande. Pero cuidado, tampoco es el primer jugador de talento devorado por las circunstancias. Dependerá de Alberto y su técnico Rafa Benítez el rumbo que tomen las cosas y qué historia terminemos contando o no contando, "depende".

Un equipo de lo más obstinado

Si miramos detenidamente las estadísticas de la liga en los últimos 6 años, comprobaremos como además del reparto de poder entre los cuatro grandes de Inglaterra, aparece una tónica general, que persiste cada temporada. No importa si el Arsenal funciona, si ¡este año sí! del Liverpool o si el Manchester esta más intratable que nunca. Si algo parece no cambiar es que el Chelsea siempre está ahi. Tras dos ligas seguidas con Mourinho parecía que los fracasos europeos mermarían con el tiempo la capacidad competitiva de un equipo concebido para ganar la Champions...

Ni siquiera el ocaso financiero (para mi lo quisiera) del sr Abramovich, parece haber restado carácter a un equipo que sigue estando ahi. En los últimos dos años, tras la salida de "Mou", por el banquillo de S. Bridge han pasado Scolari, Grant, Hiddink y ahora Ancelotti. Los títulos no han llegado pero los Blues siguen ahi...

Resulta paradójico que tras tantos millones invertidos y después del vaivén de técnicos en Londres, de este equipo, siguen tirando del carro los mismos. Treintañeros como Drogba, Terry, Ballack... Jugadores como Lampard representan muy bien el carácter de un bloque que pese a las adversidades ahi está.

Sin grandes nombres en la lista de fichajes de verano, pero con un bloque rocoso, los Blues lideran la liga. No juegan bonito (¿cuándo lo han hecho?) pero nunca lo hicieron. El Chelsea gana, empuja y resuelve. Así ganó al Liverpool y así es como lidera la liga. A este equipo le sigue bastando con un centro del campo fuerte y serio y el talento arriba de Anelka, Malouda y Drogba...

Queda mucha liga, pero a ver quien es el listo que ahora los saca de una quiniela por la liga o la Champions. Pueden apostar a un valor seguro, la raza de 11 tios que quieren levantar como sea una copa este año. Mucho ojo con los blues...

Sale el sol de nuevo para Owen

Ha llovido mucho desde aquella tarde del 6 de mayo de 1997. Situamos la historia: Penúltimo partido de Liga, en la cancha del Wimbledon, el estadio de Selhurst Park, en el minuto 57 al terreno de juego salta con la camiseta del Liverpool un niño de apenas 17 años llamado Michael James Owen. 17 minutos le bastaron para marcar su primer gol con los 'reds'. El primero de los 158 que marcaría con el Liverpool en las siguientes siete temporadas…

Owen, pronto conocido como "The wonder boy" (el chico maravilla) fue coleccionando récords y premios al mismo ritmo al que jugaba. Eléctrico, genial, descarado, fresco y comprometido ascendió a la cúspide del fútbol…

La enorme sed de ídolos y títulos que tenía la vetusta y docta grada de Anfield, se dio la mano con una irrupción fulgurante en el Mundial de Francia'98. Owen no sólo era el emblema de Anfield, había sido declarado "patrimonio nacional".

Aquel chaval menudo nacido en Chester, había ollado la cumbre del orbe futbolístico con el Balón de Oro 2001, que ponía el broche a una campaña plagada de títulos con el Liverpool de Houllier.

Sin lograr la liga con su club, sólo un canto de sirena como el del Real Madrid de Florentino Pérez, logra sacar a Owen de las islas. Pero en Madrid las cosas no cuajan, otra campaña más en blanco, la titularidad se le hace imposible y eso que marca casi siempre que sale. Pero la superpoblación de egos, galácticos y balones de oro relega a Owen a un papel secundario. Su estrella se apaga, y el Madrid fuerza su salida a un Newcastle, convertido desde hace años en un agujero negro futbolístico.

Es en el club Geordie donde las lesiones empiezan a cebarse con él y donde los malos resultados, las decepciones y los sinsabores vuelven a su vida. Pese a todo Michael sigue siendo internacional, pues no hay muchos con su talento en Inglaterra. El drama parecía consumarse este verano con el descenso de categoría de los urracas, un triste final para quien tuvo el mundo a sus pies.

Pero el fútbol como la vida, tiene a veces guardado un "plan B" para algunos elegidos. El sello del plan venía con membrete de Manchester.

De forma paralela, este verano en Old Tradfford el "7" volvía a quedar huérfano y Ferguson tenía ante sí la complicada tarea de darle dueño de nuevo. Eso sí, antes de dar ningún paso, el escocés se cercioró de acertar con el perfil del candidato…

Sir Alex llamó entonces a un ex jugador de los 'red devils', como Nicky Butt, compañero de Owen en Newcastle para recabar informes de primera mano sobre el delantero. Nicky, no tardó en llamar a Owen para contarle la pesquisa del escocés y ponerle en antecedentes de lo que terminó pasando.

Michael no se lo podía creer, y a gritos le dio la noticia a su mujer. El Manchester es el último gran tren que no perdió.

Con algunos problemas de lesiones, poco a poco, sin hacer ruido pero con una clase innegable, Owen se está haciendo sitio en Manchester. Su fútbol y sus goles dan la razón a los que apuestan por él.

Recientemente Owen proclamaba a los cuatro vientos en las páginas de 'The Times': "Todavía no estoy acabado". Y a fé que tiene toda la razón. Quizá sea cierto que no es aquel relámpago de 1'67 con borceguíes diminutos, pero la clase la conserva intacta y su edad (pese a lo que pueda parecer no ha cumplido los 30) invita a pensar que no lo hemos visto todo de Owen aún.

Así pues, congratulémonos los amantes del genio, la inventiva y el fútbol, porque el United nos ha brindado un bis, un último baile con el último gran genio que dio Inglaterra. God save you Michael!!!

Lalo Alzueta


La apuesta de TVE por la Premier League va más allá de la emisión de los partidos.
Ver perfil »

Síguenos en...

Últimos comentarios