3 posts de diciembre 2009

Ferguson, cuerda para rato

Este martes Sir Alex Ferguson cumplía 900 partidos de liga como entrenador del Manchester UnitedSir Alex Ferguson cumplía 900 partidos de liga como entrenador del Manchester United. ¡900 partidos! Casi nada al aparato. Una cifra que se dice rápido, y que tardaría días en explicarse, o más bien años, los más de 24 que este ilustre escocés lleva al frente de uno de los clubes más importantes del mundo.

Tan grande es su huella, que resulta inevitable contar la historia de Sir Alex para explicar el devenir de los Red Devils en su cuarto de siglo más glorioso.

En este tiempo, Ferguson ha sido partícipe más que activo del renacer de un equipo que primero arrebató a Liverpool la supremacía en las islas, dominando la Premier con mano de hierro, y después ha reverdecido los laureles que adornaron a este equipo en Europa…

Con sus luces y sus sombras (que las tiene y muchas) la figura de Ferguson es ya parte de la historia más grande del fútbol europeo, y por lo que cuentan quienes le conocen, aun parece que le queda cuerda para rato. La cifra, cinco años más, es lo que se ha atrevido a aventurar en estos días un hombre que quizá sea de los que mejor le conoce, Ryan Giggs 36 años, que debutó de la mano de este entrenador hace 17 años y que ha disputado a su lado todas las temporadas Premier, decía recientemente que ve a su entrenador llevando las riendas del United al menos durante otro lustro.

Sir Alexander Chapman Ferguson, es el vivo ejemplo de la máxima que reza "el que resiste, vence". En estos 24 años al frente de uno de los grandes del fútbol europeo, muchas han sido las ocasiones en las que su continuidad parecía peligrar. Pero de todas y cada una ha sabido sobreponerse, aprender y salir fortalecido. Hasta tal punto ha llegado a engrandecerse su figura, que nadie en la actualidad se atrevería a decir que existe algún elemento exógeno capaz de quitar a Fergie del lugar que ocupa. Habiendo alcanzado hace años, este rango institucional, las quinielas sobre su posible adiós, sólo aluden a una decisión personal del entrenador. Tras haberlo ganado todo, toca sólo pensar cuándo llegará el momento en que el mismo tome la decisión de dejarlo.

De momento parece, a la luz de los acontecimientos, que ese día no esta próximo y que restan algunas campañas más con Sir Alex capitaneando el gigante de Manchester. Años en los que seguro volverá a remodelar el proyecto futbolístico de un equipo, donde de su mano han jugado algunos de los mejores jugadores que ha visto el viejo continente en el último cuarto de siglo… Valgan sólo algunos nombres: Cantoná, Keane, Giggs, Hugues, Ince, Beckham, Cole, Van Nistelrooy, Giggs, Scholes, Schmeichel o el galáctico Cristiano Ronaldo…

Si algo queda claro tras todos estos años, es que en el vestuario de Old Trafford su autoridad no se discute, sin excepciones, aunque estas vengan de la mano de megaestrellas o ídolos de la afición. Esta forma de obrar, "a mi manera o carretera" forzó en su momento la salida de algún ego descontento, pero al final siempre los resultados volvían a avalar su gestión al frente del equipo.

No será un servidor el que defienda ahora su forma de actuar al margen de lo estrictamente deportivo. Por todos conocidas son sus muchas e impertinentes declaraciones, en las que ha guardado en un cajón la flema británica y el título de Sir. Fergie se sabe un grande, y ha cometido errores igualmente mayúsculos. Pero hoy no toca contarlos, pues todos y cada uno reposan negro sobre blanco. Hoy toca felicitarle porque su leyenda sigue creciendo, y querido o no, seguro que cuando decida dejarlo con él se jubilará también una de las grandes historias que el fútbol seguirá recitando durante generaciones.

PD: Partido 900 con victoria 3 a 0 al Wolves, y los Red Devils ya están ahí al acecho de Chelsea.

La desgracia persigue a Bullard

Permitidme hoy hablar sobre un asunto, que seguro, al menos en España, no será objeto de grandes titulares ni tampoco de una intensa atención por parte de los medios. Me refiero a la nueva lesión de rodilla de un futbolista llamado Jimmy Bullard.

El centrocampista del Hull City, caía lesionado este domingo en el encuentro que medía a los hombres de Phil Brown ante el Aston Villa y que los Tigers perdieron por 3 a cero. 2 meses en el dique seco. Hasta aquí todo normal, o por lo menos no demasiado significativo si no se está muy al tanto de la actualidad de la Premier…

Pero si miramos atrás resulta que Bullard, en su momento el fichaje más caro en la historia del Hull City, viene de una lesión que le ha tenido en el dique seco durante los últimos ocho meses… Justo cuando este talentoso futbolista había vuelto al equipo marcando y ayudando a los Tigers a salir de la zona de descenso, aparece de nuevo la desgracia… La otra rodilla (menos mal) nos vuelve a privar de uno de los jugadores con mejor golpeo de balón de Europa.

Tras la resonancia dos conclusiones, primera: podía haber sido peor, y segunda: esto sobrepasa la mala suerte normal.

Mala noticia para el Hull, para su técnico Phil Brown, y para todos los amantes de su juego entre los que me encuentro. Como se encuentra también mi compañero y amigo de esta casa Paco Caro.

Desde sus días en el Fulham de Roy Hogdson al que salvó de la quema hace dos años, tanto Caro como un servidor no nos cansábamos de repetir viendo y sonorizando los resúmenes de la premier: "qué bueno es este tio, cómo tira las faltas, mira mira como patea el balón"… Así es Jimmy "El Mago" Bullard, como mejor lo define Caro un "héroe anónimo" un hombre que imprime combas imposibles al balón… Un delineante del fútbol, que siempre bajo el radar de los medios sueña parábolas imposibles.

El fútbol, como pasa muchas veces en la vida, resulta a veces ingrato con algunas personas, y con Bullard lo está siendo el fútbol. Esperamos verle pronto, porque el fútbol que nos gusta, no tiene porque llevar siempre el sello de una multinacional ni estar abrazado a los oropeles del marketing. Serán dos meses largos… Dos meses sin el Mago…

Arsenal, ¿cuestión de altura?


Después de la clara derrota en el Emirates frente al Chelsea , las dudas vuelven a cernirse sobre este Arsenal de Arsene Wenger. La nueva decepción ante uno de los grandes vino además seguida de una tropiezo en el Estadio de la Luz frente al Sunderland… Las esperanzas depositadas en el enésimo proyecto Wenger se desplomaban… Antes de este último 0 a 3 hasta el propio Ancelotti reconocía sus temores con respecto a la amenaza de los gunners con respecto a la lucha por el título liguero. Incluso algunos, los más pacientes, parecían ver recompensados sus aciagos años de espera sin títulos, porque como aseguraba el club, se trataba de un grupo en formación, un proyecto de transición o una apuesta de futuro, como gusten.

Pero toda la fe aquí depositada se torna en desconfianza cuando este equipo no da la talla ante los grandes. La paciencia tiene un límite, y ya ni siquiera la juventud e inexperiencia del bloque sirve de excusa ni para Wenger que dijo:

“YA NO SE NOS PUEDE CONSIDERAR UN EQUIPO JOVEN. PARA NOSOTROS, PARA MI EQUIPO, HA LLEGADO EL MOMENTO”

Tampoco explica esta circunstancia la ausencia de Van Persie: “EN UN EQUIPO SIEMPRE HAY UN PERIODO DE ADAPTACIÓN CUANDO FALTA UN JUGADOR TAN IMPORTANTE, PERO EL EQUIPO NECESITA ENCONTRAR UN NUEVO EQUILIBRIO Y A VECES ESE PERIODO PUEDE SALIR CARO. PERO NO TENEMOS ELECCIÓN. AÚN ASÍ ESTOY CONVENCIDO QUE HAY SUFICIENTE CALIDAD EN EL EQUIPO Y EN LOS PRÓXIMOS PARTIDOS TENDREMOS LA OPORTUNIDAD DE DEMOSTRARLO.”

Con esta aclaración asumía el galo la responsabilidad de aquí hasta el final del año, pero parece que demasiado tarde porque en el anímico parece que la frustración ya ha calado hondo en el seno de la plantilla. Para muestra un botón, las palabras de Andrei Arshavin, que no dudó en reclamar los fichajes de jugadores altos y más físicos para su equipo a la par que expresaba así su frustación…

"Lo que siento es algo amargo porque perdemos en todos los partidos importantes. Esto es decepcionante y deja dudas en mi cabeza. El Chelsea está ahora a 11 puntos de nosotros aunque hemos jugado un partido menos y ellos parecen el equipo más fuerte”

"Arsene Wenger necesita comprar nuevos jugadores y se va a tener que gastar bastante. ¿Por qué? Porque todos los jugadores de talento y de bajo costo ya están con nosotros en el Arsenal y necesitamos otros”.

Ante esto sólo caben dos preguntas:

¿Qué jugadores altos? ¿los necesita un equipo para ser más competitivo? ¿Es este el giro que puede cambiar la suerte del “estilo Wenger”?

O mucho cambian las cosas o nos encontramos ante otra temporada yerma de trofeos para los gunners. ¿Será el fin de modelo Wenger?. Desde luego suenan tambores de cambio y no hay más que leer la prensa española y los posibles fichajes para verlo.

Lalo Alzueta


La apuesta de TVE por la Premier League va más allá de la emisión de los partidos.
Ver perfil »

Síguenos en...

Últimos comentarios